Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

¿Quiénes son los 'traidores a la patria' de Nicolás Maduro?

Anna Carolina Maier

Foto: TOBIAS SCHWARZ
Reuters

“Cualquiera que, de acuerdo con una Nación extranjera o con enemigos exteriores, conspire contra la seguridad del territorio de la patria, conspire contra sus instituciones republicanas, o la hostilice por cualquier medio para alguno de estos fines, será castigado con la pena de presidio de veinte a treinta años”, reza el artículo 128 del Código Penal de Venezuela.

A esta pena podrían enfrentarse dos de las cabezas de la Asamblea Nacional de mayoría opositora. El presidente del Parlamento, Julio Borges, y el primer vicepresidente, Freddy Guevara, quienes forman parte de la lista de “traidores” del presidente Nicolás Maduro por haber, según la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) impuesta por el chavismo, alentado las sanciones financieras de Estados Unidos en contra del país sudamericano.

Aunque, hasta el momento, no se trata de una lista pública, líderes del oficialismo e integrantes de la ANC, han mencionado estos dos nombres de manera directa y reiterada.

La presidenta de la Constituyente, Delcy Rodríguez, ha advertido que Borges es indagado por la “comisión para la verdad”, una instancia del organismo de facto que documenta la “violencia política” desde que el chavismo llegó al poder en 1999.

Según la también ex canciller, el diputado forma parte de la investigación porque “activamente suscribió comunicaciones pidiendo bloqueo financiero contra Venezuela, rechazando inversiones internacionales contra el país”.

El proceso contra Borges fue solicitado por el presidente Nicolás Maduro, que lo responsabiliza de impulsar, en sus viajes al exterior, las sanciones del Gobierno de Donald Trump. Por esta razón, Maduro ha pedido enjuiciarlo por el delito de “traición a la patria”.

Borges llegó a la presidencia del congreso venezolano a comienzos de este año después de numerosos ataques. Morales y físicos. En abril de 2013 vivió en carne propia el coste de ser parte de la disidencia dentro del hemiciclo, cuando fue golpeado por sus colegas oficialistas, durante una encendida sesión en la que la oposición se negaba a reconocer a Nicolás Maduro como Presidente.

Asimismo, en junio pasado, recibió más golpes y porrazos en la esquina de Pajaritos -frente a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE)– por parte de presuntos colectivos identificados con el Gobierno. El diputado tuvo que ser operado, pues con palos le fracturaron la nariz.

A pesar de los ataques, el parlamentario no ha claudicado y como jefe de la Asamblea ha dedicado gran parte de su tiempo en denunciar en el extranjero la crisis que atraviesa Venezuela.

Por su parte, a Guevara se le acusa, de supuestamente fomentar la “violencia política” durante la ola de manifestaciones antigubernamentales que comenzaron el 1 de abril y que dejaron más de 120 muertos, la mayoría a manos de las fuerzas de seguridad del Estado.

Gira por Europa

Los “traidores a la patria” de Maduro, han estado esta semana haciendo una gira por Europa para denunciar la crisis de su país. Su salida de la nación latinoamericana fue más difícil que la llegada al viejo continente ya que, al menos Guevara, tuvo que tomar los “caminos verdes” e incluso disfrazarse para evitar que le impidieran hacer el viaje como le sucedió a Lilian Tintori, esposa del preso político Leopoldo López, fundador del partido en el que milita Guevara.

Ambos parlamentarios ya han sido recibidos por varios dirigentes europeos como Emmanuel Macron, Mariano Rajoy y Ángela Merkel. En el viaje, Guevara ha solicitado a los dirigentes europeos que las instancias de sus países cooperen en las investigaciones sobre la presunta corrupción en la cúpula chavista.

¿Quiénes son los ‘traidores’ a la patria de Nicolás Maduro? 2
Foto: Thibault Camus | Reuters

El político explicó a The Objective que la directiva de la AN habló con el jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, sobre el rol que pudiese jugar España en la solución de la crisis del país sudamericano.

¿Quiénes son los ‘traidores’ a la patria de Nicolás Maduro? 1
Foto: Susana Vera | Reuters

“Le dijimos que España puede ser el principal actor y protagonista para que Europa sea un elemento de presión en contra de la dictadura porque la mayoría de los corruptos chavistas, testaferros y familias de estos corruptos, están acá. Asimismo, la mayoría de los jerarcas del régimen tienen aquí sus propiedades o familias”, señaló en Madrid.

Guevara también confirmó que ha contactado con el Partido Popular (PP) para tratar los presuntos vínculos de finanzas entre el partido Podemos y el gobierno de Venezuela. Denuncias que, hasta ahora, han sido archivadas por los tribunales españoles por falta de base. A pesar de que los dirigentes de Podemos han negado haber recibido dinero ilegal por parte de Venezuela, Guevara asegura que es un caso que no está cerrado.

“Cuando era presidente de la Comisión de Contraloría abrí una investigación sobre el tema del financiamiento de Podemos y encontramos una serie de dudas que aún tenemos sobre una fundación (la Fundación del Centro de Estudios Políticos y Sociales). Estoy convencido de que hay documentos que prueban que hubo dinero que salió del gobierno venezolano a esta fundación que no se corresponde con la contraprestación que se dio. Ha sido la asesoría más cara del planeta”, aseveró Guevara.

¿Qué es ser un ‘traidor’ para Maduro?

Guevara, de 31 años, ha sido una de las cabezas visibles de las marchas y protestas contra Maduro de los últimos 3 meses. También fue uno de los políticos que llamó a desconocer al Gobierno y todas sus decisiones, apelando el artículo constitucional 350 sobre derecho a la rebelión. Es decir, todas las fichas para entrar en el tablero de traidores del sucesor del fallecido Hugo Chávez.

Aunque insiste en que “no se siente aludido” bajo el calificativo de traidor, para Nicolás Maduro, “que es un dictador”, la traición se da cuando “denuncias al régimen”.

“Los dictadores confunden la patria con el Estado, el Estado con el partido y el partido con el líder. Si hablas mal de Maduro eres un traidor a la patria. Como ellos son los líderes, ellos son el Estado, la nación y la Patria, que en realidad son conceptos distintos. Para ellos, ser traidor a la patria es denunciar a la dictadura de Nicolás Maduro, pedir sanciones a los corruptos y violadores de Derechos Humanos”, afirmó.

Los próximos pasos de la oposición venezolana

Borges y Guevara han dejado Madrid la mañana de este miércoles para el encuentro con Merkel. Luego de que las protestas en su país disminuyeran, sostienen que la oposición está centrada en dos caminos: ganar las elecciones regionales o de gobernadores y generar mayor presión internacional.

A pesar de la desconfianza que hay hacia el Consejo Nacional Electoral venezolano, los parlamentarios creen necesario conquistar más espacios de poder en las gobernaciones.

A pesar del fraude denunciado incluso por la empresa a cargo de las votaciones en Venezuela, Smartmatic, por parte del CNE, los opositores aseguran que la gente quiere salir a votar.

“Hay una parte de la oposición que lo siente como una claudicación y traición, pero es la minoría. Hay que explicar que no es una lucha distinta a la que estamos llevando sino que forma parte de otros métodos y herramientas. Todos los mecanismos que uses tienen desgaste. No puedes mantener a la gente en la calle permanentemente ni dedicarte solo al tema internacional”, señaló.

Expresó que –a pesar de la desconfianza- se puede ir a unas elecciones con ese CNE, como hicieron en 2016, cuando ganaron las parlamentarias.

“El CNE es un gran problema pero confío que como pueblo y partidos tengamos la capacidad de organizarnos para defender los resultados o en el peor de los casos demostrar que hubo fraude. Y aún habiendo fraude y pudiendo demostrarlo, sería un proceso de mayor deslegitimación de la dictadura”, concluyó.

Continúa leyendo: ¿Cómo logró escapar Antonio Ledezma de Venezuela?

¿Cómo logró escapar Antonio Ledezma de Venezuela?

Anna Carolina Maier

Foto: Anna Carolina Maier
The Objective

Entre Caracas y Cúcuta hay 679,09 km en línea recta, según Google Maps. Para el dirigente político de la oposición venezolana, Antonio Ledezma, fueron “1.200 kilómetros de día y de noche en los que no solamente pensaba en mi pellejo” sino también en su país, el que dejaba atrás. Comenta que pensaba a menudo en que si el Gobierno de Nicolás Maduro lo agarraba en el trayecto de la fuga, lo exhibiría “como un trofeo para desmoralizar a la oposición”. Pero esta vez Maduro no lo logró. Ledezma aporta su relato.

El 19 de febrero de 2015, el alcalde de Caracas, Ledezma, fue detenido por una comisión del Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN). Más de 100 agentes de la polícia política encapuchados, con las armas enfundadas y sin orden de detención, entraron en las oficinas privadas del dirigente y se lo llevaron. El pasado 17 de noviembre, 1.002 días más tarde, se dio a conocer a los medios que el dirigente opositor al Gobierno de Maduro estaba en Colombia tras haberse dado a la fuga.

Antonio Ledezma logró burlar los férreos controles a los que estuvo sometido durante su arresto domiciliario desde febrero de 2016, cuando le dictaron la medida de casa por cárcel, haciendo creer a sus vigilantes que se encontraba enfermo. Así consiguió que un día le dejaran de sacar la foto que diariamente le hacían como ‘fe de vida’ para los que él llama sus “secuestradores”: el Gobierno de Nicolás Maduro. Ese día, como él dice, “me la jugué”.

“Estudiamos los hábitos de los funcionarios y cuál era el momento más adecuado”. Confiesa que todo el tiempo que estuvo en su piso recluido, aplicó el “principio mandeliano” de: “No te líes con tus custodios”, lo que lo ayudó a establecer relaciones cordiales que luego facilitarían el análisis de las actitudes de los guardias. “A mi me hacían una fotografía todos los días en la que tenía que mostrar el periódico del día. Logramos, en estos últimos 15 días, que se bajara un poco la guardia diciéndoles que me sentía mal, que no podía dormir (…)”.

Relata que llevó adelante una estrategia evaluando cómo vestirse y lucir para hacer creer a la policía política que se encontraba muy enfermo. Dejó de arreglarse y de peinarse, hasta que logró evitar que le tomaran la fotografía correspondiente. El jueves a las 8:00am escapó. “Me la jugué para que no se repitiera la fotografía y fue cuando salimos a las primeras horas de la mañana”.

Añade que calcularon el tiempo que tardaba la unidad del SEBIN en hacer su cambio de guardia. A partir de allí, “lo que vivimos fueron 29 alcabalas (controles de la Guardia Nacional y de la Policía Nacional), además de otros puestos de vigilancia”.

¿Cómo logró escapar Antonio Ledezma de Venezuela? 1
El dirigente de Ciudadanos, Albert Rivera y el expresidente de Colombia, Andrés Pastrana acompañaron a Ledezma en la rueda de prensa de este lunes en Madrid. | Foto: Paul Hannah | Reuters

Reconoce que hubo colaboración de un equipo militar que se arriesgó a ayudarlo en su huida, “que no tiene nada que ver con colaboradores cercanos de Caracas”.

“Nicolás Maduro sabe que para poder pasar 29 alcabalas tuvo que haber colaboración de efectivos militares que hoy en día sienten vergüenza de lo que ocurre con la Fuerza Armada Nacional”, explica.

Los últimos 14 metros para llegar a la frontera con Cúcuta (Colombia) fueron los más tensos. Una señora que estaba en la cola de inmigración lo reconoció a pesar de que él llevaba un suéter y una gorra para disimular su apariencia. Ella le gritó emocionada: “Ledezma”, justo frente al guardia del último control en la frontera donde revisan las maletas.

“El guardia me reconoció, me hizo un guiño con el ojo y me dijo: ‘Siga adelante’”. “Quedan 14 metros”, fue la última frase que escuchó Ledezma antes de cruzar. Para el político, esos 14 metros parecieron 14 kilómetros.

Como documentación, Ledezma llevaba un carnet falso de inmigración colombiano con la foto de un hombre con rasgos similares. Al presentarlo al funcionario de la aduana del país vecino, este le respondió: “No hace falta”. Le dio una bandera de Venezuela y le dijo: “Usted es hombre libre; está en territorio colombiano”.

La escapada de Ledezma ha traído algunas consecuencias. Entre ellas, el allanamiento de algunos pisos del edificio donde vivía, así como la detención de varias personas com Ignacio Benítez, presidente de la junta de la comunidad de su edificio, quien está retenido en el Helicoide (sede del SEBIN en Caracas) y permanece incomunicado. También están detenidos el vigilante externo de la residencia, Jairo Atencia; Nelson Teixera, dueño de la empresa que presta el servicio de cámaras de seguridad de las residencias; Elizabeth Cardenas, exjefa de protocolo de la Alcaldía Metropolitana de Caracas (AMC); Carlos Luna, exjefe de protocolo de la AMC; y Carmen Catalina Andarcia, directora de administración de la AMC.

El dirigente venezolano ha aprovechado la rueda de prensa que ha dado en Madrid este lunes para denunciar estos casos. También ha prometido que trabajará desde el exilio para sacar a Venezuela de la crisis en la que está inmersa.

Sobre su situación legal ha dicho a los medios que no ha pedido asilo y que está estudiando con el Gobierno español la figura que le permitirá “actuar desde España y moverse por todo el mundo para denunciar la narcodictadura” y la situación de los 380 presos políticos que hay según el Foro Penal venezolano.

Continúa leyendo: Desmontar los espectros para reescribir el mañana: voces de jóvenes académicos sobre la Venezuela postchavista

Desmontar los espectros para reescribir el mañana: voces de jóvenes académicos sobre la Venezuela postchavista

Borja Bauzá

Foto: Carlos Garcia Rawlins
Reuters

El pasado viernes 3 de noviembre la Facultad de Letras de la Universidad de Lisboa acogió un congreso de académicos que se reunieron para analizar el periodo postchavista; el que comenzaría con la desaparición física de Hugo Chávez. Magdalena López, investigadora venezolana de la institución lusa, organizó el evento con la intención de hacer partícipe a Portugal del debate mundial que existe en torno al país latinoamericano. Al simposio acudieron investigadores afincados en Estados Unidos y Europa. Existía la intención de traer también a varios académicos radicados en Venezuela, pero el alto coste del traslado hizo imposible su presencia.

Corría el mediodía en una de las salas de la Facultad de Letras de la Universidad de Lisboa cuando el veterano periodista venezolano Tulio Hernández, sentado en una de las últimas filas del aula a medio llenar, levantó la mano para decir lo siguiente: “Estoy viendo un proceso de reflexión sosegado en lugar de opiniones cargadas de rabia”. Era su forma de aplaudir cómo se estaba desarrollando el seminario “Cultura, violencia y poder en la Venezuela (post)chavista”. Una rara avis en la que no se registraron interrupciones, cruces de acusaciones o la demonización del “otro”; la rutina habitual en los simposios que desde hace años se organizan en todo el mundo para tratar el caso venezolano.

Tulio escapó de Venezuela hace unos meses. Fue después de que el presidente Nicolás Maduro pidiera públicamente, en televisión, cárcel para él. Dice que lleva dos semanas sin escribir su columna dominical en El Nacional, uno de los diarios más críticos con el gobierno de Maduro. Es la primera vez en 20 años que se ausenta tanto tiempo. Se le percibe triste y cansado. O, como dicen allá, con el corazón arrugado. “En España estoy preparándome para vivir una vida nueva, pero no sé cuál va a ser”, explica. Tiene 61 años.

Desmontar los espectros para reescribir el mañana: voces de jóvenes académicos sobre la Venezuela postchavista 3
Portada de “Una nación a la deriva” de Tulio Hernández | Imagen vía Libros El Nacional

Su intervención va a ser la última de la jornada. También va a ser la más melancólica. Sin embargo, las conferencias de Lisboa le dan motivos para la esperanza. Cuando le toca el turno de bajar al estrado a exponer, Tulio comienza repitiendo la felicitación lanzada al mediodía desde la última fila del aula; qué bien que todo esté discurriendo por cauces analíticos y serenos. Y añade: “Está apareciendo un nuevo tipo de venezolano, gente joven que se está formando fuera con la intención de regresar”.

En efecto. La mayoría de los ponentes invitados al seminario son académicos venezolanos que no llegan a los 40 años y desarrollan proyectos de investigación en universidades solventes de Estados Unidos y Europa. Aunque proceden de áreas de estudio distintas –la literatura, el arte, la ciencia política o la música– todos comparten denominador común: están especializados en su país.

No ahorran en críticas al gobierno de Nicolás Maduro, ni al chavismo en general, pero las exponen sin visceralidad. No parecen interesados en trazar estrategias para derrocar a nadie ni chapotean en la amargura típica de las comunidades exiliadas. El tono imperante está exento del afán de venganza. Se esfuerzan en pensar la Venezuela de mañana y en cómo integrar dentro del relato nacional las dos últimas décadas sin que eso suponga un nuevo desastre para las generaciones futuras.

Desmontar los espectros para reescribir el mañana: voces de jóvenes académicos sobre la Venezuela postchavista 1
Poster promocional de las conferencias en Lisboa | Imagen vía Borja Bauzá/The Objective

Se habla de perdón, por ejemplo. “Los venezolanos van a tener que perdonar y tolerar a gente que no les gusta”, asegura Andrés Malamud, investigador en la propia Universidad de Lisboa y secretario general de la Asociación Portuguesa de Ciencia Política (APCP). Malamud se refiere principalmente a los actuales dirigentes del país. Los presentes asienten mientras el politólogo va citando precedentes: Alemania, Argentina, Sudáfrica, España, Chile. En algunos casos se condenó a los que daban las órdenes, en otros el perdón fue generalizado. El grado de misericordia en Venezuela dependerá –dice– de cuánto poder atesoren los que hoy mandan cuando abandonen las instituciones.

María Teresa Vera-Rojas, doctora por la Universidad de Barcelona y la University of Houston, y especialista en el estudio de la literatura y cultura contemporáneas del Caribe hispano, también interpeló a los opositores. En su ponencia, Vera-Rojas criticó el enfoque de Siete sellos: Crónicas de la Venezuela revolucionaria (Kalathos), un libro que se ha publicado recientemente y en el que se denuncian los atropellos cometidos por el régimen de Maduro. La académica no cuestionó la validez de la denuncia, o sea la existencia de esos atropellos, pero sí se refirió a “los síntomas alarmantes de una sociedad en descomposición”. El principal: la falta de empatía hacia los “otros” –los chavistas– en algunas de las crónicas recopiladas y la consiguiente falta de acercamiento para intentar comprender por qué todavía hay millones de venezolanos defendiendo el legado de Hugo Chávez.

Este es un tema que también abordó Rebeca Pineda Burgos, investigadora en la City University of New York (CUNY), al diseccionar la novela Patria o Muerte (Tusquets). En ella el escritor Alberto Barrera Tyszka aborda la enfermedad y muerte de Hugo Chávez y representa el chavismo como una multitud, un cuerpo colectivo en el que la individualidad brilla por su ausencia. ¿Hasta qué punto se puede empatizar con un cuerpo sin ojos?

Pero la mirada hacia el futuro pasa irremediablemente por el análisis del pasado. Irina Troconis, de la New York University, quiso llamar la atención sobre un hecho curioso: la omnipresencia de Hugo Chávez en las calles de Venezuela casi cinco años después de su muerte. En carteles, murales, pósteres, camisetas y tiendas de suvenires; el Comandante sigue acechando en cada esquina. “Venezuela es un país que ha renunciado al orden temporal; ya no hay pasado, presente o futuro. Todo lo ocupa el espectro de Chávez”, explica Troconis. A Chávez se le compara con el Che Guevara y con Simón Bolívar. El revolucionario argentino murió en 1967 y El Libertador algo antes: en 1830. El país que susurra a los muertos, pensaría un observador sarcástico. Pero las consecuencias son graves: “Al estar en todas partes, Chávez se convierte en algo obvio, y su obviedad le convierte en algo incuestionable; así permea y condiciona la vida de los venezolanos”. Sería, en palabras de la propia Troconis, un espectro con vida política. Un culto cuasi religioso. Esta es una realidad que los opositores no deberían perder de vista cuando acabe el ciclo chavista en Venezuela.

Quizás el momento más emotivo de la jornada se dio al reproducirse el documental El ocaso del socialismo mágico, del cineasta romano Michele Calabresi, presente en la sala. El filme, de 78 minutos de duración, trata de explicar el porqué del chavismo; el porqué de su llegada y el porqué de su éxito en las urnas. La crisis del sistema político (y económico) de entonces explicaría lo primero y las políticas sociales destinadas a empoderar a las clases bajas venezolanas explicarían lo segundo. Ninguno de los entrevistados en el documental, y eso incluye al famoso opositor Leopoldo López, niega que Chávez quiso atacar, y atacó, problemas endémicos de la sociedad venezolana. Sin embargo, conforme avanza la película y se comprueba el descalabro de la estructura económica puesta en marcha por Hugo Chávez, el espectador también comprende el porqué de la situación actual. Calabresi cierra el documental con imágenes de gente rebuscando comida en la calle. Al encenderse las luces en el aula se hizo evidente que varios asistentes habían llorado. “Somos un país dinamitado y en el que nadie cree ya en nadie, un país que está a las puertas de una tragedia cuyas dimensiones todavía desconocemos”, sentenció Tulio Hernández tras el visionado.

Desmontar los espectros para reescribir el mañana: voces de jóvenes académicos sobre la Venezuela postchavista 2
Poster de El ocaso del socialismo mágico | Imagen vía Borja Bauzá/The Objective

Sin duda. Pero no es menos cierto que, en ocasiones, las vanguardias surgen del peor contexto. Lo explicó Magdalena López, investigadora del Centro de Estudios Comparatistas de la Universidad de Lisboa y organizadora del simposio, en el discurso introductorio. Los efectos negativos de la crisis venezolana –dijo– son imponentes, pero, al mismo tiempo, esos efectos negativos han producido corrientes de pensamiento, obras y un ‘boom’ crítico y cultural sin precedentes en Venezuela. En opinión de esta investigadora, la convulsión intelectual generada por el chavismo al descubrirse como el falso heredero de la tradición guerrillera latinoamericana estaría dando paso a un renacimiento cultural de lo más prometedor.

Y, como me confesó el día después Magdalena López, uno de los objetivos del simposio era precisamente ese: poner en contacto a esa suerte de renacentistas para empezar a tejer un entramado intelectual y cultural dispuesto a explicar a los venezolanos, y de paso también al resto del mundo, qué futuro le espera a un país que nunca se soñó en ruinas.

Continúa leyendo: Las claves de las querellas contra el Govern y la Mesa del Parlament

Las claves de las querellas contra el Govern y la Mesa del Parlament

Redacción TO

Foto: IVAN ALVARADO
Reuters

La Fiscalía General del Estado ha presentado sendas querellas contra el presidente cesado de la Generalitat, Carles Puigdemont, y los demás miembros cesados del Govern y contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los demás miembros de la Mesa del Hemiciclo. La primera de las querellas ha sido presentada ante la Audiencia Nacional y la segunda, ante el Tribunal Supremo. En ambos casos, la Fiscalía ha presentado la querella contra ellos “por la posible comisión de los delitos de rebelión, sedición, malversación y conexos”.

Entre los hechos que señala la Fiscalía en sus querellas destacan los siguientes:

  • “Desde enero de 2016 hasta septiembre de 2017, los grupos parlamentarios Junts pel Sí y CUP (…) impulsaron y consiguieron la aprobación de leyes y resoluciones dirigidas a dotar de aparente cobertura normativa al proceso de separación del Estado español”
  • “El día 4 de octubre de 2016, la Mesa del Parlament (…) resolvió la admisión a trámite de dos propuestas de resoluciones (…) referidas, respectivamente, a la convocatoria de un referéndum vinculante sobre la independencia de Cataluña y al Proceso Constituyente Catalán”
  • “Los querellados promovieron actos, manifestaciones y proclamas abonando en la sociedad la idea de la existencia de un derecho de autodeterminación de Cataluña sobre el cual quedaba legitimada cualquier actuación del Govern y del Parlament al margen de las leyes y en contra de la Constitución”
  • “El día 9 de de junio de 2017, el President de la Generalitat acompañado de los miembros del Govern y de la mayor parte de los diputados de los grupos parlamentarios independentistas, anunció que el referéndum se iba a celebrar en fecha 1 de octubre de 2017″
  • “A última hora de la noche del día 6 de septiembre, reunidos la totalidad de los miembros del Consell Executiu del Govern de la Generalitat, aprobaron y firmaron el Decreto 139/2017 de convocatoria del referéndum” y “a primera hora de la madrugada del día 8 de septiembre de 2017 la proposición de Ley [de transitoriedad jurídica y fundacional de la república] fue aprobada
  • “El mismo día 1 de octubre, terminada la votación del inconstitucional referéndum independentista, la Asamblea Nacional Catalana y Òmnium Cultural (…) hicieron un nuevo llamamiento (…) para llevar a cabo una huelga general el día 3 de octubre
  • “En la mañana del día 27 de octubre de 2017, los diputados Lluís M. Corominas i Díaz y Marta Rovira i Vergés, presidente y portavoz, respectivamente, del Grupo Parlamentario de Junts pel Sí, y Mireia Boya i Busquet y Anna Gabriel i Sabaté, presidenta y portavoz, respectivamente, del Grup Parlamentari de la Candidatura d’Unitat Popular-Crida Constituent, presentaron a la Mesa del Parlament dos propuestas de resolución para su votación en el Pleno. La primera propuesta se inicia reproduciendo la declaración de independencia firmada el día 10 de octubre por todos los diputados de esos grupos parlamentarios, para a continuación señalar: ‘ASUMIMOS el mandato del pueblo de Cataluña expresado en el Referéndum de Autodeterminación del 1 de octubre y declaramos que Cataluña deviene un estado independiente en forma de República'”

Continúa leyendo: Bebe presenta ‘Diferentemente iguales’, una canción que suena a reguetón

Bebe presenta ‘Diferentemente iguales’, una canción que suena a reguetón

Anna Carolina Maier

Foto: Juan Carlos Hidalgo
EFE

“¿Me acompañas a fumar un momento afuera? ¿Podemos hacer allí la entrevista?”, me pregunta María Nieves Rebolledo, mejor conocida como Bebe, quien este lunes tenía una agenda repleta con la presentación del tema ‘Diferentemente iguales’.

La cantante y actriz española ha puesto voz a este proyecto que es parte de una campaña, impulsada por la Secretaría General Iberoamericana, que busca dar a conocer los resultados de la cooperación social, educativa, científica y cultural en Iberoamérica.

En el tema ‘Diferentemente iguales’, compuesto junto al productor Carlos Jean, se siente la influencia del reguetón. “Es un sonido muy latino, así como el flamenco, cuenta con ritmos muy básicos que te hacen volar si quieres”, dice Bebe antes de afirmar que lleva algunos años estudiando el género.

Hablamos en la acera del Paseo de Recoletos. Se preocupa por Venezuela. Cuenta que no ha podido visitar al país latinoamericano debido a la crisis que atraviesa. A pesar de esto, se muestra optimista ante la posibilidad de que este tipo de iniciativas ayuden a los países más necesitados a mejorar.

La campaña y la canción se han lanzado de manera simultánea en 22 países, a pocos días de la semana de la Cooperación Iberoamericana (del 30 de octubre al 5 de noviembre).

¿Qué significa para ti ser diferentemente iguales?

Está muy definido. Significa que en realidad somos muy básicos pero gracias a la vida y a la maravillosa naturaleza, somos diferentes y nos alimentamos de otros. Siempre somos mejores cuando somos equipo.

¿La canción está compuesta por sonidos de 22 países de iberoamérica, cuál es el sonido que más te toca?

El del corazón. Siempre que hago música, para mi está presente el sonido del corazón que es el que da la base rítmica. También el del bajo.

En este tema, la base rítmica parece un reguetón. ¿Puedes hablar un poco de ello?

Sí, sí (es un reguetón), esa es la idea. Llevo varios años estudiando mucho el género porque me encanta y me divierte. Es un ritmo muy básico que puede abarcar muchos tipos de letras. Además, es un sonido muy diferente y muy igual, como la canción.

Es un sonido muy latino,  así como el flamenco, cuenta con ritmos muy básicos que te hacen volar si quieres.

La campaña habla de las fronteras. Específicamente, dice que la música las trasciende. En tiempos como estos que atraviesa España, ¿qué mensaje darías al respecto a la sociedad española?

¡Qué difícil! Yo creo que no soy nadie para mandar mensajes. Pero el corazón tiene que sonar más y tenemos que templarnos.

Ya que esta campaña, de la que surge la canción, tiene como objetivo dar a conocer los proyectos de cooperación Iberoamericana a través de la música, ¿cómo defines la cooperación?

Cooperar es querer a la otra persona con lo que es y aportar tus cosas buenas y esa persona aportar las suyas. Así lograr cosas buenas, para ti y para los demás. De hecho es necesario que tengas que recibir algo del otro y a la vez dar. También se trata de no dar nada por hecho. Cuando te juntas con tus hermanos o amigos y vas a hacer una fiesta, cada quien aporta algo. Eso es cooperación y hacerlo con ilusión y hacer posible, como lo que ocurre con los proyectos que tiene la Secretaría General Iberoamericana, para llegar a gente que no tiene la facilidad económica de hacer ciertas cosas y unir a gente que vive aquí o allí. Hoy en día con internet hay muchas más posibilidades de alimentarnos.

¿Con qué artista latinoamericano te gustaría trabajar o cooperar?

Con muchos. Ahora me voy a Colombia a trabajar con Bull Nene.

(Bebe hace referencia a René Cano, uno de los escritores urbanos más codiciados por los artistas del género. Ha escrito éxitos como “Yo te lo dije” (J. Balvin), “Farandulera” (Maluma) y “Juegos prohibidos remix” (Nicky Jam ft Maluma), entre muchos otros).

Tenía muchas ganas de trabajar con él. Es verdad que tengo mucho interés en hacer algo con Caetano Veloso porque se me está haciendo muy mayor. Me da miedo que se pase el tiempo. Me pasó con Paco de Lucía (…).

La Cooperación Iberoamericana es el cauce por el que se plasman en acciones concretas los acuerdos y compromisos políticos asumidos por los Jefes de Estado y de Gobierno Iberoamericanos en las Cumbres.

TOP