Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Saint Patrick también se vive en Madrid

Verónica F. Reguillo

Foto: Verónica F. Reguillo
The Objective

Este viernes no es un viernes cualquiera. En la hora del lunch no serán pocos quienes opten por la ternera en salsa de Guinness o por el típico Fish and Chips irlandés que te traslada, aunque solo sea a través del paladar, a la isla ‘Esmeralda’.

El pub James Joyce lo tiene todo preparado. Menú especial totalmente irlandés, música en directo a partir de las cinco de la tarde y, sobre todo, reserva de cerveza Guinness, que será la más demandada en este pub irlandés situado en pleno corazón madrileño. “Este viernes se consumirán unos 40 barriles de Guinness” (cada barril tiene 30 litros de cerveza, es decir, que se consumirán unos 1.200 litros en total), nos cuenta Liam, el encargado que lleva trabajando en el James Joyce siete años. Es inglés pero siente la cultura irlandesa como suya y por eso afina detalles para este 17 de marzo. Un inciso: la Guinness, sin ninguna duda, la tirarán despacio, dejándola reposar para luego rellenarla y adornarla con la espuma blanca.

Saint Patrick también se vive en Madrid 4
El fútbol gaélico también se juega en la capital con el equipo Madrid Harps. | Foto: Verónica F. Reguillo / The Objective

Saint Patrick también se vive en Madrid 10
Pintas para todos. | Foto: Ana Laya / The Objective

Saint Patrick también se vive en Madrid 7
La música en directo no faltará en el James Joyce. | Imagen: Pub James Joyce

Y hasta aquí, hasta el James Joyce, irá Paul Gallagher, un irlandés de Sligo que lleva más de tres años viviendo en Madrid. Llegará al pub temprano, “sobre la una o las dos de la tarde para coger sitio y poder comer la comida típica irlandesa”.

Nos dice que no echa de menos las calles repletas de Dublín y la música en vivo que resuena sin descanso en todo Temple Bar, especialmente en cada San Patricio. “Prefiero vivirlo un poco desde la distancia, aunque aquí en Madrid también habrá mucha gente porque la comunidad irlandesa es muy grande”. Así, la atmósfera será la misma o al menos muy parecida: mucha gente, mucha cerveza y la alegría que caracteriza las fiestas irlandesas y a los propios irlandeses allá donde van.

Saint Patrick también se vive en Madrid 8
San Patricio llega a Madrid de la mano del James Joyce. | Foto: Ana Laya / The Objective

Saint Patrick también se vive en Madrid 9
Let’s get together! | Foto: Ana Laya / The Objective

Más celebraciones

Pero esta gran comunidad no solamente llega a Madrid desde la isla ‘Esmeralda’. Muchos estadounidenses también viven la festividad como propia ya que sus padres o abuelos fueron irlandeses que emigraron a norteamérica hace años. Y es que este 17 de marzo la #OlaVerde iluminará medio mundo. Madrid también. La Cibeles, la Puerta de Alcalá, el Palacio de Comunicaciones…, y el espíritu de todos aquellos que quieran sentir más cerca Irlanda, al menos por un día.

Saint Patrick también se vive en Madrid 11
San Patricio tiñe de verde las calles de Madrid. | Foto: Ana Laya / The Objective

La música y la comida típica no solo se servirá en los pubs. Hay un evento preparado para seguir con la fiesta también este sábado 18 de marzo. La Embajada irlandesa ha preparado el Family Fun Day que se celebrará en el Parque Deportivo Puerta de Hierro, desde las 12 de la mañana. “Todo el mundo es bienvenido a unirse a la fiesta con la mejor música, deporte, baile y comida irlandesa” e impregnar Madrid de una cultura que alegra y acoge como pocas.

Saint Patrick también se vive en Madrid 2
El disfrute de la comida, bebida y música irlandesa, también este sábado, en Madrid. | Imagen: Embajada irlandesa

Continúa leyendo: El jardín de cactus más grande de Europa está en Madrid

El jardín de cactus más grande de Europa está en Madrid

Rodrigo Isasi Arce

Foto: ImagenSubliminal (Miguel de Guzman+Rocio Romero)

Si tu pasión son los cactus y te encuentras en Madrid, estás de suerte. Cerca del municipio de San Sebastián de los Reyes se encuentra Desert City, el jardín de cactus más grande de Europa, con 5.000 metros cuadrados de jardines botánicos experimentales y más de 400 especies xerofíticas. Desert City es un vivero biotecnológico especializado en Xeropaisajismo que se dedica al cultivo, exposición, investigación y divulgación de cactus y otras plantas xerofíticas, muchas de ellas autóctonas de la misma Comunidad de Madrid. Se puede visitar gratuitamente.

Todo surgió gracias a la ideóloga del proyecto, Mercedes García, licenciada en Farmacia y en Ingeniería Agronómica, y con más de 30 años de experiencia en el cultivo de cactus. “Desert CITY es mi sueño, mi pasión. Siempre quise poner en marcha un proyecto como este, crear una nueva estética de jardines basada en el mundo de las plantas xerofíticas. Crear un nuevo concepto de modelar el paisaje con plantas que necesitan poco consumo de agua, un uso responsable de la misma, tan importante para la sostenibilidad del planeta”.

Desde la organización, sus responsables aseguran que investigan, desarrollan y promueven un paisajismo sostenible utilizando plantas y técnicas de cultivo respetuosas con el medio ambiente. “Nuestra vocación más profunda es ensalzar lo que más nos gusta en este mundo: los cactus, y para ello proponemos diversidad de formas de disfrutarlos, ya sea paseando por nuestro recinto o poniéndolos en nuestro jardín”. El complejo cuenta con un jardín botánico, un vivero, un restaurante, una tienda y un área de oficinas. El lugar puede albergar presentaciones, convenciones, talleres y exposiciones, y destaca por contar con elementos prefabricados y modulares que ahorran energía, mediante cristales fotovoltaicos, recuperación de aguas o energía geotérmica. El edificio ha sido diseñado por García Germán Arquitectos.

Jardín Botánico

Se trata de un jardín exclusivo que aúna los elementos estéticos de los paisajes naturales de las zonas áridas y semiáridas del planeta como los cactus con plantas autóctonas de clima mediterráneo (lavanda, romero, etc.) que sorprenden por su frescor y densa vegetación. “Un verdadero placer para todos los sentidos”. El jardín se divide en cuatro áreas:

Arizona: Es el escenario del jardín, el patio de Desert City y centro de atención de las miradas del público. En Arizona se pueden encontrar reunidos cactus de diversas formas, colores y texturas. Un conjunto de tres colinas dominan este espacio, que está atravesado por el gran “Cañón del Colorado”, integrado entre las terrazas de piedra y la vegetación xerófita existente a ambos lados del camino. El efecto de cañón nos sumerge en una experiencia única que centra nuestra atención en los elementos presentes e impide la distracción con otros estímulos.

Oasis: “el bosque de palmeras, los pájaros anidando en sus copas y el agua resbalando por las piedras nos transportan hacia un viaje de deleite y relajación”. El llamado “rincón de los olores” desprende por el ambiente sus intensos aromas a melisa, menta y hierba luisa. Como telón de fondo, se puede ver el xeropaisaje de Arizona. Los colores pardos de la tierra y los amarillos de las espinescencias, contrastan con los verdes vivos de la rivera del estanque produciéndose un curioso maridaje vegetal.

Tabernas: este curioso espacio de paisajismo minimalista rompe con la estética orgánica del resto del jardín. La lámina de agua de líneas ortogonales limita el espacio del jardín y crea un vínculo de transición entre los dos conceptos de diseño. Los reflejos de las plantas en la lámina permiten observar los efectos fugitivos de la luz al amanecer. “El misticismo de la proporción áurea acompaña al caminante a lo largo del paseo y le añaden simbología a este espacio de bienvenida”.

El jardín de cactus más grande de Europa está en Madrid 7
Una parte del jardín botánico de Desert City | Foto: ImagenSubliminal (Miguel de Guzman+Rocio Romero)

Toscana: este conjunto es una reinterpretación del jardín señorial italiano. En él se pueden observar especies típicas como el olivo, el granado, el mirto, el taray o la lavanda entremezcladas con otras de origen mejicano como las yucas, los sotoles, las opuntias o los agaves, así como muchas otras especies de variados orígenes. Este espacio se caracteriza por la abundancia y diversidad de floraciones, los fuertes aromas y por una singular belleza que produce el mestizaje de especies xerófitas de diferentes entornos. “Como cobertura utilizamos una gravilla pálida que se complementa con los verdes oscuros del mediterráneo”.

Guajira: localizado bajo la pasarela que atraviesa el jardín, este entorno cuenta con diversidad de especies cactáceas, xerófitas del mediterráneo y plantas de la jardinería clásica. “En la penumbra de la pasarela se erigen unas singulares esculturas con forma de hitos alpinos: los amores encontrados”. A su lado se desarrollan especies adaptadas a la sombra, creando un espacio de intimidad que invita al reposo y la contemplación. Visto desde la calle de acceso, las masas de palmeras acotan las puertas ficticias permitiendo adivinar el espacio central de cactus de Arizona e invitando a su descubrimiento.

Vivero

Desert City dispone de un gran vivero donde expone, cultiva y vende más de 400 especies de plantas xerofíticas. No solo cactus sino también suculentas y otras especies, incluso muchas autóctonas de la región mediterránea.

La exposición se complementa con carteles informativos de las plantas originarias de distintas regiones: Norteamérica, Sudamérica, África y Oceanía. Los profesionales que trabajan allí también asesoran a los clientes en el cultivo de los cactus y los productos más adecuados para su tratamiento.

El jardín de cactus más grande de Europa está en Madrid 5
En el vivero se pueden encontrar más de 400 especies de plantas xerofíticas | Foto: ImagenSubliminal (Miguel de Guzman+Rocio Romero)

Xeropaisajismo

Además del vivero y del jardín botánico, Desert City también se dedica al paisajismo, concretamente al xeropaisajismo, que consiste en “aunar el arte y la técnica de utilizar en nuestro entorno especies vegetales que necesitan poca agua, recreando la misma naturaleza, aportando texturas y relieve”. La intención es crear entornos bellos que no solo sean autosuficientes en cuanto a su mantenimiento, sino también más eficientes económicamente hablando.

“En Desert City desarrollamos proyectos de escalas y temáticas diversas. Nuestro espectro abarca desde jardines en viviendas unifamiliares hasta paisajismo para grandes corporaciones, pasando por ajardinamiento en hoteles, parques empresariales y centros comerciales, urbanizaciones o espacios de superficie reducida como terrazas o áticos”.

Puedes encontrar Desert City en:

Autovía A1, km. 25 (Vía de servicio dirección Madrid) 28708 San Sebastián de los Reyes, Madrid.

HORARIOS:

De Lunes a Viernes: 10:00 a 20:30 horas

Fines de semana y festivos:  10:00 a 21:30 horas

Cerrado: los días 24, 25 y 31 de Diciembre y 1 y 6 de Enero.

Continúa leyendo: Playa liberada

Playa liberada

José María Albert de Paco

El pasado domingo día 23 de julio, no bien dio las doce el campanario de Calella de Palafrugell, los poco más de cien bañistas que, provistos de silbatos y a pie derecho, se concentraban en la playa del Canadell, dieron inicio a lo que parecía una protesta.

Renuente a aceptar que a los pijos (también) les sobran los motivos, fui por una octavilla (fantaseé con la posibilidad, lo admito, de unas octavillas en blanco hueso satinado, a lo American Psycho). Según decía el panfleto, un funcionario obviamente anodino, en un remoto despacho ministerial, había proyectado una reordenación del área destinada al baño que, en la práctica, vetaba la zambullida desde una roca llamada la Trona, en lo que para los veraneantes supone todo un rito de paso.

¡Qué sabrán en Madrid de nuestras necesidades!, clamaban los amotinados. O acaso he de decir clamábamos, pues al punto me convertí en un simpatizante de tan noble causa; qué digo simpatizante: ¡un activista! En mi flamante militancia influyeron mis hijas, dignas usuarias del peñasco por más que el tronismo que de verdad las moviliza sea el de Tele 5. Sea como sea, me encandilaba la idea de manifestarme cada domingo a la hora del vermut hasta doblarle las rodillas al Estado. Incluso me veía acampando una noche en la playa, cantando en torno a una hoguera ‘Nos ocupamos del mar’, de Alberto Pérez, mi brazo rodeando a alguna milf de La Bonanova persuadida de la necesidad de plantar cara al poder. ‘Y tenemos dividida la tarea / ella cuida de las olas, yo vigilo la marea…’  De ahí que hoy, la noticia de que la Capitanía Marítima de Palamós había aceptado la petición de desplazar el canal de paso de las embarcaciones para dejar La Trona a los bañistas, me haya sumido en el desconsuelo. Yo, que tan felices me las prometía, ni siquiera he tenido ocasión de estrenar mi silbato.

Continúa leyendo: Rubén Blades se despide de Madrid con dos horas y media de música y anécdotas

Rubén Blades se despide de Madrid con dos horas y media de música y anécdotas

Ana Laya

Foto: Noches del Botánico

Rubén Blades no hará más giras de salsa. El cantante que acaba de cumplir 69 años (el 16 de julio) y quien ha destacado en el mundo entero tanto por la maestría de su música y de sus letras provocadoras y poéticas, como por su compromiso y activismo político, sobre todo en su natal Panamá y en Latinoamérica en general, anuncia que Caminando, adiós y gracias, será su última gira, y se despide de España en los escenarios de Vitoria, Madrid, Barcelona y Canarias.

El concierto en Madrid, en el marco de las Noches del Botánico, junto a la Big Band de 16 miembros encabezada por Roberto Delgado con quienes grabó su último disco, fueron dos horas y media enérgicas de música y baile, como era de esperar, pero también de anécdotas, recuerdos y homenajes.

Rubén Blades se despide de Madrid con dos horas y media de música y anécdotas 3
Con Coque Malla y Jorge Drexler. | Foto: Noches del Botánico.

“Nacimos de muchas madres, pero aquí solo hay hermanos… “

Comienza la noche y la promesa de despedirse como se debe, todos bailando, todos felices. Cuatro canciones (Las calles, Pablo Pueblo, La canción del cazanguero y Arayué) y cuatro anécdotas más tarde, el público confirmaba que Rubén Blades no venía solo a cantar, venía a conversar con los más de 3.000 amigos presentes, a “echar cuentos”, a confesar motivos, nostalgias, dudas y esperanzas.

Ojos de perro azul fue el quinto tema de la noche, adaptado de un cuento de García Márquez que en la época fue recibido con malas críticas: “Me pegaron los salseros porque no era salsero, y los intelectuales porque había destruido los cuentos cortos de García Marquez”. “Yo no quería hacer adaptaciones de los cuentos cortos de Gabo”, sigue Blades, “yo quería interpretarlos, y eso fue lo que a él le interesó, y por eso el disco nos gustó a los dos y por eso esas eran las únicas dos copias que se vendieron.”

Lleno total y dos horas y media de música y anécdotas para la despedida de Rubén Blades en Madrid 6
Rubén le dedica este tema a Venezuela. | Foto: The Objective.

Entramos en calor, la gente que está de pie ha dejado ya de moverse tan tímidamente y le va soltando más la rienda a las caderas, cuando para empezar el quinto tema Blades dice: “A Venezuela”, comienza Prohibido olvidar y el Botánico complutense estalla.

“Prohibido esperar respuestas. Prohibida la voluntad. Prohibidas las discusiones. Prohibida la realidad. Prohibida la libre prensa y prohibido el opinar. Prohibieron la inteligencia con un decreto especial. Si tú no usas la cabeza, otro por ti la va a usar. ¡Prohibido olvidar!” La vigencia y la universalidad de la letra es emocionante y triste. Pero hey, ¡a secarse las lágrimas que la fiesta sigue!

Rubén Blades se despide de Madrid con dos horas y media de música y anécdotas 7
Cae la noche en el Botánico complutense. | Foto: Noches del Botánico.

Cuentas del almaApóyate en mi alma un bolero de Santos Colón y Juan Pachanga, el segundo tema que grabó con las estrellas de Fania, precedieron al clásico de 1981 Ligia Elena, canción que Blades dedica a las víctimas del racismo. A la cándida niña de la sociedad le sigue una adaptación del vals del poeta peruano César Miró “que en español se titula Todos vuelven, y en inglés se titula… Todos vuelven.”

El poeta de la salsa ha decidido pasearse por toda América Latina rindiendo homenaje a sus artistas e intelectuales, desde Ray Barreto y Tito Puente a los dos Carlos, Fuentes y Monsiváis. Y ahora llega el turno, cómo no, del gran Héctor Lavoe. “La muerte comienza solo por el olvido, así que mientras recordemos a Héctor, Héctor sigue vivo”. Vamos cantante comienza. La versión de Blades es sublime y los metales de la banda se lucen.

“Como en una novela de Kafka…”

Entre las muchas cosas que probablemente los asistentes desconocían era la influencia de Mack the Knife de Bobby Darin en la creación de Pedro Navaja. Blades, tan didáctico como casual nos abre la puerta una vez más a su proceso. ‘La ópera de los vagabundos’ y ‘La ópera de los 3 centavos’, cuenta, le ayudaron a crear a Pedro y el arreglo de Darin le dio su estructura progresiva. Acto seguido la big band se lanza a interpretar su versión de Mack the Knife, a la que seguiría un Pedro Navaja épico que mezcló nuevos arreglos con ese sonido emblemático de los 70 -casi se podía distinguir a la aguja rayando el vinilo- y hasta un toque de Michael Jackson (minuto 5’20” en el vídeo).

Despuéd de Pedro Navaja probablemente todo el mundo podría haberse ido a casa feliz, con la seguridad de haber visto uno de los mejores conciertos de salsa de su vida, pero la noche estaba lejos de acabarse y siguieron clásicos como Plástico, Buscando América, Sin tu cariño y Maestra vida, esa obra maestra que escribió cuando tenía apenas 32 años y que como dijo, ahora a los 69, la canta y la siente distinta.

La ecléctica y espectacular selección de esta especial noche en la que se entrelazaron música e historias, terminaría con Patria, un regalo de todos los panameños “para todo Madrid y todos los que están aquí”. Dos horas y media más tarde nadie está cansado, nadie quiere dejar de bailar. Ojalá fueran así todas las despedidas. Quedan tres fechas y tres escenarios para ver a Rubén Blades, hoy 19 en Barcelona, el 21 en Santa Cruz de Tenerife y el 22 en Las Palmas de Gran Canaria. Si aún no se deciden recuerden que aunque todo es pasajero -y tal vez esta despedida también lo sea-  estas son dos horas y media que definitivamente valen la pena.

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Save

Continúa leyendo: 7 planes para disfrutar de Madrid en verano

7 planes para disfrutar de Madrid en verano

Redacción TO

Foto: SERGIO PEREZ
Reuters

En Madrid en verano hace calor, sí. Y no hay playa, es cierto. Un amigo con piscina se convierte en un verdadero tesoro en estos días calurosos y las fotos en las redes sociales de aquellos que han podido irse de vacaciones a cualquier lugar más fresco que Madrid son una gran fuente de envidia.

Pero quedarse en Madrid en verano no es tan malo, y no tener vacaciones en estos meses tampoco. Madrid ofrece un sinfín de posibilidades para los ratos de ocio que nos dejen nuestras obligaciones.

Desde terrazas con vistas increíbles hasta escapadas para pasar un día en plena naturaleza, los días de verano en Madrid pueden convertirse en unas mini vacaciones con las que también se puede dar envidia a través de las redes sociales.

Una película al aire libre

Se puede ir al cine durante todo el año, pero los cines de verano tienen algo especial. Esa sensación de ver una película al aire libre, con las palomitas en una mano y el refresco, o la cerveza, en la otra, no la da un cine tradicional.

7 planes para disfrutar de Madrid en verano
El mayor autocine de Europa se encuentra en Madrid. | Foto: Lucas Jackson/ Reuters

Además, los cines de verano ofrecen a menudo la posibilidad de ver clásicos del cine que normalmente solo revivimos en la pequeña pantalla.

Madrid cuenta con numerosos cines de verano, algunos en pleno centro de la ciudad, para poder alejarse de la rutina durante un par de horas con un plan fresco y tranquilo. Uno de ellos es el que el Ayuntamiento de Madrid ha apostado por establecer en su patio central. Cibeles de cine cuenta con una película cada día hasta el 7 de septiembre.

También hay un autocine en la capital, en Chamartín, que ha abierto recientemente y es el más grande de Europa. El Autocine Madrid RACE es la opción para los que prefieran los cómodos asientos de sus coches para disfrutar de las películas en la gran pantalla.

Las ‘playas’ de Madrid

Vaya, vaya, aquí sí hay playa. Vale, no hay mar, pero sí hay pantanos y piscinas naturales en los que darse un buen baño refrescante y tomar el sol alejados del ruido y la contaminación de la ciudad.

Un clásico del veraneo madrileño es el Pantano de San Juan. Con 14 kilómetros de playas, es el único embalse de Madrid donde está permitido bañarse, y cuenta además con zonas específicas para practicar deportes acuáticos.

7 planes para disfrutar de Madrid en verano 4
El pantano de San Juan es el único embalse de Madrid donde está permitido bañarse. | Foto: Dani Oliver/Flickr

Como en toda buena playa familiar, escasean los huecos para colocar la toalla y la sombrilla, así que en los meses de verano más vale llegar temprano para encontrar un sitio en el que secarse al sol.

Otra opción son las piscinas naturales de Rascafría, o las de Riosequillo. Ambas cuentan con zonas donde comer o practicar deporte y permanecen abiertas durante todo el verano.

Si lo que buscamos es un día de ‘playa’ en Madrid, solo hay que saber bien dónde buscar y confiar en las recomendaciones de los que llevan muchos años luchando contra el calor lejos de la costa.

Los jardines de Madrid

Los atascos, la contaminación, las aglomeraciones… todos los defectos de una gran ciudad desaparecen en sus rincones más verdes. Madrid no podía ser menos y esconde en plena ciudad algunos jardines que verdaderamente nos permiten alejarnos del ajetreo urbano.

Un ejemplo de esto son los jardines de la Casa Sorolla. Un museo con la obra de Joaquín Sorolla, situado en la casa donde vivió el artista cuenta, además de con 250 obras, con un bonito jardín para pasar un rato entre arte y naturaleza.

7 planes para disfrutar de Madrid en verano 5
Los jardines de Sorolla se encuentran en el museo del artista. | Foto: Jose Luis RDS/Flickr

La Rosaleda del Parque del Oeste es también un buen lugar para pasear entre la vegetación. Flores, fuentes y arbustos construyen un bonito paisaje en medio de los grandes edificios y carreteras de la capital española.

Las azoteas de Madrid

Las tardes y noches de verano son para pasarlas en buena compañía, y si además hay buenas vistas, mejor que mejor. Madrid cuenta con numerosas terrazas en las azoteas de hoteles y edificios más emblemáticos desde donde se puede disfrutar de las vistas al centro de la ciudad y, en algunas de ellas, incluso de un buen cóctel.

El Círculo de Bellas Artes es quizás la más conocida entre quienes vienen de visita a Madrid e incluso entre los propios madrileños. Por 3 euros se puede subir a su azotea, donde a veces hay alguna exposición fotográfica para acompañar a las ya de por sí bonitas vistas.

7 planes para disfrutar de Madrid en verano 8
Las vistas desde el Círculo de Bellas Artes de Madrid. | Foto: David Hurt/Flickr

Un clásico de la noche madrileña es The Roof, en la Plaza de Santa Ana. Conocido por sus vistas pero también por sus cócteles, una combinación perfecta para las noches veraniegas.

Una visita al Ice Bar

Salir a tomar algo con los amigos a una terraza está muy bien por la noche, pero las temperaturas diurnas a veces no permiten hacer de esta actividad algo agradable. Pero si eres más de salir de día, el Ice Bar es la solución.

Este bar de hielo, junto al metro de Tirso de Molina, abre a las 17:00 horas para todo aquel que quiera no solo escapar del calor, sino tener que protegerse del frío.

7 planes para disfrutar de Madrid en verano 7
El Ice Bar ofrece cócteles y otras bebidas en un ambiente helado. | Foto: Jesús Pérez Pacheco

La entrada cuesta 15 euros e incluye una consumición. Pero también es posible conseguir una entrada a un precio mucho menor si estamos atentos a las ofertas que páginas como Groupalia o Groupon lanzan todos los veranos para los que quieran probar un cóctel bien helado.

Wakeboard

¿Quién ha dicho que los deportes acuáticos se practican solo en la costa? Madrid cuenta con varias escuelas en las que se pueden practicar todo tipo de deportes de agua, como el surf, el esquí acuático, o el wakeboard.

Quizá este último es el menos conocido y por tanto, la mejor opción si lo que buscamos es probar algo nuevo y diferente para aprovechar nuestro día libre. El wakeboard es similar al esquí acuático, pero se practica sobre una tabla. En otras palabras, es como hacer snowboard pero sustituyendo la nieve por agua.

7 planes para disfrutar de Madrid en verano 2
El wakeboard se puede practicar en varios lugares de Madrid. | Foto: Sergei Grits/AP

En el Pantano de Entrepeñas hay una empresa que enseña a hacer wakeboard, pero si solo quieres ir de acompañante, también puedes dar un paseo en barco y disfrutar del buen tiempo.

El Club de Esquí Náutico de Madrid, situado en Valdemorillo, también ofrece clases y cursos de este y otros deportes acuáticos, tanto para particulares como para empresas.

Turismo y fiestas locales

Por muy madrileño que seas, seguro que no conoces toda la historia de los lugares más importantes de la ciudad. Y si llevas poco tiempo en la capital, más motivo aún para dedicar uno de los días libres de verano para hacer un poco de turismo.

Además, el verano es la época perfecta para visitar los monumentos de Madrid que, aunque nunca están vacíos, están bastante menos concurridos durante los días más calurosos del año.

7 planes para disfrutar de Madrid en verano 6
El autobús turístico es una buena opción para visitar la ciudad sin pasar mucho calor. | Foto: Bombman/Flickr

Pero como tampoco queremos andar durante todo el día bajo los rayos del sol, el autobús turístico es una muy buena opción para conocer la ciudad sin demasiado esfuerzo. Un tour por los principales enclaves de la ciudad, acompañado de la explicación de un guía, puede ser un buen plan para una tarde de verano.

También el Área de Gobierno de Cultura y Deportes Ayuntamiento de Madrid como cada año ha planeado una serie de actividades que se engloban en los Veranos de la Villa, una programación variada que incluye a todos, “como los juegos Educa, de 0 a 100 años“. Entre las actividades hay bailes, fiestas en piscinas, conciertos, teatro, parkour, circo, milongas, juegos tradicionales e incluso una lluvia de estrellas.

Save

TOP