Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Salud y Realidad Virtual: compatibles, con sus riesgos

Verónica F. Reguillo

Foto: Charles Krupa
AP Foto

Hace tan solo unos meses desde que Mark Zuckerberg se puso sus Oculus Connect para mostrarnos hacia adónde se dirigía (y se dirige) la red social más potente del mundo. Una tendencia que también hemos visto hasta la saciedad en el Mobile World Congress de Barcelona de este 2017. Puede que la realidad virtual sea una nueva forma de inmersión y cercanía a vivencias que se nos antojan imposibles de otra manera, pero ¿qué sabemos de sus posibles riesgos? De momento, solo se habla del llamado cybersickness.

Los expertos en este tema son cautos: insisten en que hay que seguir investigando, pero a la vez afirman que no se han encontrado riesgos para nuestro cerebro más allá de los mareos, las nauseas momentáneas, la palidez o el dolor de cabeza que pueden provocar determinados ‘mundos virtuales’, y que algunos denominan como cybersickness . “Por ahora nadie ha comentado ningún daño a largo plazo, solo a corto plazo. Mareos, cosas así. Sí que es bueno seguir estudiándolo, pero en principio no hay nada que haga pensar que podrían causarse daños a largo plazo”, asegura Pedro Fernández, desarrollador de Realidad Virtual.

Salud y Realidad Virtual: compatibles, con sus riesgos
Mark Zuckerberg muestra sus ‘Oculus’ al presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, en el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, en noviembre de 2016. | Foto: Pablo Porciuncula / Reuters Archivo

Estos mareos los producen los contenidos que vemos y no las gafas que usamos, nos cuenta Fernández. Así, para evitar estas sensaciones se están generando contenidos mucho más cuidados. Al principio, se tendía a construir escenarios más espectaculares, con mucho movimiento, que provocaban un conflicto en nuestro cerebro: los sensores visuales y auditivos nos dicen que nos estamos moviendo a través del espacio, mientras que el oído interno no detecta el movimiento correspondiente. Poco a poco caminamos hacia escenarios más cómodos para el cerebro y se trabaja para controlar mejor todo lo que tiene que ver con la sensación de movimiento.

“Estaría bien hacer descansos cada 15 minutos”

Pedro Fernández también incide en la importancia de los descansos cuando estemos usando estas gafas. “Si no estás acostumbrado a la realidad virtual estaría bien hacer descansos quizás cada 15 minutos; si estás acostumbrado, quizás cada hora, porque es algo que requiere mucha atención”.

Además, expertos en el cuidado del ojo mencionan la fatiga ocular como otro efecto temporal. “Todo lo que he visto sugiere que el impacto es a corto plazo y que el ojo se ajusta después de quitar el auricular”, aseguraba Marty Banks, profesor de optometría de la Universidad de California, en un reportaje del diario británico The Guardian. “Sin embargo, no creo que sería prudente por nuestra parte decir que no hay problema”.

Riesgos para los niños

La mayoría de las empresas que vende este tipo de gafas no recomienda su uso para niños menores de 13 años. No hay ningún estudio que alerte de los riesgos en los menores, sin embargo, sí se invita, de nuevo, a la precaución. “El problema es que un niño todavía está desarrollando su sistema para percibir el mundo. El tipo de gafas de realidad virtual que hay ahora aún no replica, exactamente, cómo se percibe el mundo real. La distancia donde enfocas está fija, a uno o dos metros, y esto, aunque no hay nada que lo demuestre, podría influir en su sistema de visión”, nos cuenta el desarrollador de Realidad Virtual. Otro motivo para evitar el uso de esta tecnología en un niño es que la distancia entre sus ojos no se adapta a la mayor parte de las gafas que existen.

Salud y Realidad Virtual: compatibles, con sus riesgos 1
Se aconseja que los niños menores de trece años no utilicen gafas de realidad virtual. | Foto: Ralph Orlowski / Reuters Archivo

Fernández, al hablar de los niños, también alerta de otros posibles riesgos. “La realidad virtual trasmite sensaciones de una forma mucho más potente que un vídeo. Hay que pensar mucho en qué tipo de sensaciones se le quiere transmitir a un niño. Se necesita, y se está haciendo, un sistema de calificación de realidad virtual”.

Sin duda, cuando hablamos de este mundo digital, es inevitable pensar en los videojuegos y en cómo influye a la hora de implicarnos en la partida. Es una inmersión total que mal utilizada también puede provocar problemas, en este caso, psíquicos. Una de las preocupaciones clave del uso de esta tecnología es cómo el usuario maneja el retorno al mundo real después de vivir intensas experiencias virtuales. “Como toda tecnología, hay que utilizarla con cabeza”, zanja Fernández.


Ventajas de la nueva tecnología

Hasta el momento, los videojuegos son el campo en el que más se aplica la realidad virtual; “hay gente que se está poniendo en forma jugando”. Pero además, Fernández destaca que con esta tecnología se conseguirán avances en comunicación social, medicina o educación.

Salud y Realidad Virtual: compatibles, con sus riesgos 2
La realidad virtual podría servir para implementar la educación en un futuro. | Foto: Odd Andersen / AFP

“Va a permitir que la gente pueda estudiar de una manera más fácil, entender mejor las cosas y casi transportarse a sitios de los que aprender”. Con respecto a la comunicación social, nos recuerda que Facebook está apostando por esta tecnología, y que se logrará una comunicación mucho más expresiva y emocional que la que nos aporta, por ejemplo, un mensaje de WhatsApp. Además, en medicina, en un futuro cercano, esta tecnología podría utilizarse para el diagnóstico de enfermedades, para ayudar a los médicos en el aprendizaje, e incluso “ayudar en las intervenciones”. Pedro Fernández insiste en que “la realidad virtual es un nuevo medio y solo estamos empezando a vislumbrar sus posibilidades”.

Continúa leyendo: ¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro?

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro?

Cristina Casabon

Foto: YVES HERMAN
Reuters

Crear interés global es uno de los principales potenciales del periodismo, pero debemos distinguir entre lo que podríamos hacer con internet y para lo que se usa la mayoría de veces. “Hay asuntos que afectan nuestras vidas, y estos asuntos son, cada vez más, globales. Existen fuera de nuestro propio interés inmediato o personal” dice Eli Pariser en El filtro burbuja (Ed. Taurus).

Debemos, como periodistas, ser conscientes de que el periodismo puede resquebrajarse desde dentro por el fenómeno de las fake news. Este tipo de noticias generan una reacción en cadena en redes sociales, una espiral negativa que se retroalimenta.

Pero a su vez, y como indica el Digital News Report de Reuters, se ha demostrado que, en promedio, la digitalización expone a más diversidad que a la que se exponen los lectores de papel. Gracias a Internet y a las redes sociales, el periodismo – bien hecho – puede ser un poderoso ingrediente en el antídoto contra los problemas a los que nos enfrentaremos en las próximas décadas: escasez de energía, terrorismo, cambio climático, superpoblación, conflictos bélicos… Éstos requieren de una red global, una comunidad global informada e identificada con problemas a escala global.

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro? 3
Los periodistas se tienen que adaptar a una era digital. | Foto: Yuri Gripas/ Reuters

Para ello debemos seguir apostando por temas interesantes pero complicados. Es una cuestión ética priorizar la importancia por encima de la popularidad o la relevancia personal de un tema, de una noticia. ¿Puede seguir un medio competitivo apostando por estos temas y crear una mayor conciencia ciudadana?

En tiempos de la cultura digital, de la información en tiempo real, de los blogs y las redes sociales, se lee a veces, equivocadamente, que hay tantos periodistas como internautas.

En un momento en el que cualquiera puede “ser periodista”, un profesional de la información debe preguntarse cuál es el valor añadido que puede proporcionar. Y este valor se encuentra en la capacidad de introspección y de análisis. El periodismo consiste en investigar, verificar datos, situar en un contexto, jerarquizar, dar forma, comentar y publicar una información, en sacar a la luz historias que tienen relevancia global.

Si miramos al futuro, es ser más digitales, tener mejores equipos y especialistas, mejor acceso a datos y mejor capacidad analítica. Esta información digital cada vez más procede de informes, de fuentes de datos, y ésta es una parte muy interesante de la labor del periodista hoy en día; cómo procesamos esta información y la ofrecemos de forma amena al público, y cómo abarcar con datos actuales información a escala global, presentarla de forma atractiva, con infografías, con vídeos, mapas interactivos y otras muchas herramientas.

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro?
El trabajo de los periodistas es cada vez más digital y está más ligado a las redes sociales. | Foto: Francois Mori/ AP

El mencionado informe de Reuters se basa en una encuesta de más de 70.000 personas en 36 mercados para revelar el futuro del consumo de noticias digitales. Algunos de sus resultados clave para ver por dónde se dirige el periodismo muestran que aunque las perspectivas económicas de la mayoría de las empresas de medios siguen siendo extremadamente difíciles, no todos los indicadores empeoran. Algunos muestran que en el futuro más personas estarán preparadas para pagar si el contenido es lo suficientemente valioso, conveniente y relevante, y es por ello que los medios no debemos de dejar de apostar por información de calidad.

Al mismo tiempo, las redes sociales están cambiando la forma en que interactuamos con las noticias, las conversaciones en redes sociales y los debates, que estimulan al lector a abrirse a nuevos puntos de vista y realidades. El futuro del periodismo es la interconectividad y la interactividad.

La crisis de las noticias falsas podría ser lo peor, o lo mejor que le ha pasado al periodismo. Ciertamente, es una historia fascinante para seguir como periodistas y como lectores, y si no acaba por destruir esta profesión, la hará más fuerte. Google y Facebook están respondiendo de diversas maneras. Las noticias falsas ahora son examinadas por fact checkers y el algoritmo News Feed o el filtro de búsquedas de Google están mejorando los resultados de búsqueda y el muro de Facebook, la red social que envía más tráfico a los medios (alrededor de un 80% de los usuarios de redes sociales se informan a través de Facebook).

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro? 2
Las redes sociales han empezado a luchar contra las ‘fake news’. | Foto: Elise Amendola/ AP

Solo queda apostar por un nuevo enfoque de los grandes medios hacia un compromiso con sus audiencias, hacia lo que se denomina “alcance de calidad” en lugar del contenido “quick bite”, aquel que busca más visitas sin tener en cuenta el valor de la información.

Más sensacionalismo, más bombo, o la opinión por encima de los hechos son los valores transmitidos del pasado que necesitan ser desaprendidos por los periodistas y medios. Si los profesionales de la información se aplican estos estándares, podremos hacer del periodismo una herramienta de influencia positiva, y podremos hacer que nuestra audiencia tenga mejor criterio en la selección de información e incluso que se suscriba a aquellos medios que ofrecen contenidos de calidad.

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

Continúa leyendo: Esalen Institute, el sitio que buscan los ejecutivos de Sillicon Valley para "reconectar con sus almas"

Esalen Institute, el sitio que buscan los ejecutivos de Sillicon Valley para "reconectar con sus almas"

Redacción TO

Foto: Esalen Institute
Pinterest

Los grandes techies que se reúnen en Sillicon Valley (Califronia) están buscando crear otros tipos de conexiones distintas a las que han logrado con sus importantes empresas de tecnología. No se trata de conseguir más amigos en Facebook, ni seguidores en Instagram o Twitter. Hay un boom entre los ejecutivos de “reconectar con sus almas” que, según han confesado algunos, se encuentran algo extraviadas por el exceso de trabajo e incluso de éxito.

Muchos se preguntan si sus compañías, que han revolucionado al planeta, están realmente “haciendo un mundo mejor”. Para encontrar una respuesta al respecto,  han identificado un lugar. Se trata de Esalen Institute que tiene como misión ser un sitio de introspección y de reflexión para estas personas. Se ubica a tres horas en coche desde San Francisco en Big Sur, una región muy poco poblada donde las montañas de Santa Lucia emergen del Pacífico.

Su director que ha estrenado recientemente el cargo, es un exgerente de Google y ex coach ejecutivo de start ups, Ben Tauber, y asegura que existe cierta frustración entre los CEO’s de las empresas tecnológicas exitosas. “Ellos, en su interior, están dolidos. No pueden dormir de noche. Se preguntan si están haciendo lo correcto para la humanidad y esa incógnita solo se puede responder puertas adentro”, ha dicho Tauber a The New York Times.  

¿Qué ofrece el centro? Hay hasta 600 tipos de talleres con clases de “integración con la vida”, de yoga, de mindfulness (meditación de conciencia plena), de arte y pintura, así como prácticas de compasión e incluso un curso sobre “adicción al internet”. Este último, fue dirigido por Tristán Harris, especialista en ética de Google. Dave Morin, empleado fundador de Facebook, estará encargado de un programa sobre “depresión y tecnología”.

También hay numerosos talleres coordinados por psicólogos como el de “autocompasión” que se realizará del 10 al 15 de diciembre. Entre sus objetivos está “entender la ciencia de la autocompasión”, dice la web del sitio que lo describe como “más que un centro de retiros o un instituto educativo. Esalen es una red mundial de personas que van más allá de los dogmas comunes y buscan explorar las posibilidades espirituales más profundas”. En el bar hay kombucha, cerveza y vino, entre otras cosas. Y en las mañanas hay dance awake o ‘baile para despertar’.  

El Esalen Institute fue creado en 1962 pero entonces era un hotel hippie donde se hacían terapias nudistas en grupo. De hecho, en 1968 ir desnudo en el sitio era la norma. Además, fue uno de los primeros lugares de Estados Unidos donde se impartió yoga y se ofreció comida orgánica. Ahora pasar allí un fin de semana puede costar entre $420 y $2.890. Caben hasta 120 huéspedes que se alojan en cómodas cabañas.

Esalen Institute, el sitio que buscan los ejecutivos de Sillicon Valley para "reconectar con sus almas" 2
En 1968 ir desnudo en el sitio era la norma. | Foto: Ralph Crane – LIFE Picture Collection / Getty Images

El instituto permaneció cerrado hasta octubre de este año porque había sido devastado por unos derrumbes producto de unas torrenciales lluvias en la primavera pasada. Los caminos fueron cerrados y sus dueños perdieron $1 millón. El centro salió en el episodio final de la serie Mad Men, cuando Don Draper acudió a meditar. Ahora espera recibir a aquellos atormentados que en Sillicon Valley sienten que la tecnología los aleja de sus centros espirituales.

Esalen Institute, el sitio que buscan los ejecutivos de Sillicon Valley para "reconectar con sus almas" 1
Se ubica a tres horas en coche desde San Francisco en Big Sur, una región muy poco poblada donde las montañas de Santa Lucia emergen del Pacífico. | Foto: Esalen Institute / Pinterest

Continúa leyendo: Menores y redes sociales: cómo resolver el dilema

Menores y redes sociales: cómo resolver el dilema

Cecilia de la Serna

Foto: Tim Gouw
Unsplash

Las redes sociales forman parte de nuestro día a día e, irremediablemente, también del de los más pequeños. Hace unos días Facebook anunciaba la creación de una versión para niños de su aplicación de mensajes Messenger en Estados Unidos, Messenger Kids. En esta novedosa aplicación, los menores podrán comunicarse tanto por mensaje como por videollamada con familiares y amigos y siempre bajo la atenta mirada de los padres, que podrán acceder a la lista de contactos de sus hijos. Para la compañía de Mark Zuckerberg, esta es una forma segura y divertida para que los niños usen las redes sociales.

No obstante, esta es también una respuesta a una problemática cada vez más extendida: el uso de las redes por parte de los menores, y cómo asegurarnos de que su privacidad y su integridad están a buen recaudo. La iniciativa de Facebook responde también a una estrategia comercial -es, a fin de cuentas, una compañía-, ya que lo que está intentando el gigante tecnológico es atraer al público más joven a la vez que asegura ofrecer a los padres un mayor control sobre el uso de las redes por parte de sus hijos.

Los datos arrojan un poco de luz en este tema: según la Asociación de Usuarios de Internet, en España el 32% de los menores pasa más de 3 horas diarias conectado a la red, casi 50.000 adolescentes padecen adicción a Internet, y más del 60% ha contactado alguna vez por Internet con alguien que no conoce.

Más del 60% de los menores españoles ha contactado alguna vez por Internet con alguien que no conoce

La Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria asegura que los menores de 14 años no deben tener redes sociales, algo que sin duda dista mucho de la realidad, ya que los niños y preadolescentes están cada vez más conectados a la red. Grooming, sexting, o ciberbullying son sólo tres de los muchos anglicismos que dan nombre a amenazas reales a las que se enfrentan los niños y adolescentes en Internet. La conciencia sobre este conflicto es cada vez mayor entre educadores, padres y los propios menores. No obstante, a menudo es difícil identificar los problemas y el debate sobre la privacidad de los menores, frente al control de los padres, es cada vez más frecuente.

A la recomendación de los pediatras se ha unido la legislación: en España, el Reglamento de Desarrollo de la Ley Orgánica de Protección de Datos (RLOPD) establece que será necesario obtener el consentimiento de los padres o tutores para el tratamiento de los datos de carácter personal de los menores de 14 años. Por ello, y según la Ley, los menores de 14 años no pueden crearse perfiles en las redes sociales sin el consentimiento de sus padres.

En Estados Unidos, la mayoría de redes -como Facebook, por ejemplo- se rige por la legislación de California, cuyo límite de edad para acceder a ellas se establece en los 13 años. Sin embargo, como estas herramientas no exigen ningún tipo de identificación que verifique que la edad real del menor, este límite carece de efectividad.

Menores y redes sociales: cómo resolver el dilema
La relación entre niños y tecnología es innegable. | Foto: Maxim Shemetov / Reuters

Ley y realidad están, en este caso, muy alejadas. La alarma social es prácticamente nula, ya que esta distancia entre lo legal y lo tangible es algo muy común en el entorno digital.

Espiar a los hijos: ¿es legal?

Ya que los menores sí están presentes en la red, una práctica que está cada vez más extendida consiste en espiar a los hijos. Lo hacen muchos progenitores que, preocupados por la seguridad de los más pequeños, e impotentes ante el inevitable uso de las redes sociales por parte de ellos, deciden ejercer un control férreo sobre éste, aunque pueda significar incurrir en delito.

Como recuerdan desde el blog especializado en la materia Menores en Red, según el artículo 4 de la Ley Orgánica 1/1996 el menor “tiene derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Y este derecho comprende también la inviolabilidad del domicilio familiar y de la correspondencia, así como del secreto de las comunicaciones”. Por ello, espiar a los hijos no es ningún caso una opción.

Esto deja indefensos a algunos padres, que ven en sus hijos un comportamiento preocupante relacionado con su vida digital y no saben cómo actuar. Los expertos coinciden en que una buena comunicación, con una sólida base de confianza, puede ser el mejor de los mecanismos de control. Por otro lado, con aplicaciones como la que ha lanzado Facebook -que permite a los progenitores acceder a la lista de contactos de los pequeños pero no a los mensajes que reciben- atisban una solución al problema.

La única certeza sobre el uso de las redes sociales por parte de los menores es que éste existe, y que autoridades, compañías tecnológicas, docentes, padres y niños deben establecer de una vez por todas las bases para que sea viable y seguro. A fin de cuentas, Internet es sólo un reflejo virtual de la realidad, y no habría que ponerle más límites que los que ponemos a la vida palpable.

Continúa leyendo: Estas son las 10 fotos que más han triunfado en Instagram en 2017

Estas son las 10 fotos que más han triunfado en Instagram en 2017

Redacción TO

Se acaba el 2017 y no podía faltar un fin de año sin las famosas listas sobre lo más popular del año. Instagram ha hecho un repaso a las fotografías, vídeos, personalidades, etiquetas y lugares que más han triunfado en 2017. Pocas sorpresas en las clasificaciones.

  1. Selena Gomez (@selenagomez): más de 130 millones de seguidores
  2. Cristiano Ronaldo (@cristiano): más de 116 millones de seguidores
  3. Ariana Grande (@arianagrande): más de 115 millones de seguidores
  4. Beyoncé (@beyonce): más de 108 millones de seguidores
  5. Kim Kardashian West (@kimkardashian): más de 104 millones de seguidores
  6. Taylor Swift (@taylorswift): más de 104 millones de seguidores
  7. Kylie Jenner (@kyliejenner): más de 99,5 millones de seguidores
  8. Dwayne Johnson (@therock): más de 96 millones de seguidores
  9. Justin Bieber (@justinbieber): más de 93 millones de seguidores
  10. Kendall Jenner (@kendalljenner): más de 84,3 millones de seguidores

Las 10 imágenes más populares de esta red social pertenecen solo a tres cuentas: Beyoncé, Cristiano Ronaldo y Selena Gómez. El posado embarazada de Beyoncé, ataviada con velos y flores, es la ganadora de este año: acumula más de 11,2 millones de ‘me gusta’ en Instagram. La posterior presentación de los gemelos, con un outfit muy similar, también se cuela en el top 5. El jugador del Real Madrid tiene tres de las 10 fotos más populares. Curiosamente, ninguna es jugando a fútbol sino en su faceta más familiar: con sus hijos y su pareja. En las fotos más populares no podían faltar las de la celebrity más famosa de la red: Selena Gómez recibiendo un trasplante con éxito, o con su nueva pareja, el también cantante de The Weeknd. Puedes ver la lista completa en nuestro vídeo.

Estas son las 10 fotos que más han triunfado en Instagram en 2017
Ocho de las 10 fotos que más ‘me gusta’ han recibido en 2017. | Fotos vía Instagram

Los vídeos no han dejado de ganar popularidad en Instagram en 2017, por lo que la red social ha publicado los 10 con más ‘me gusta’: seis de ellos son de Cristiano Ronaldo. Cristiano y sus coches, Cristiano y sus jugadas, Cristiano viendo a su hijo jugar al fútbol.

New animal in the building Bugatti Chiron 🎉🎉🎉✌️👌✈️

Una publicación compartida de Cristiano Ronaldo (@cristiano) el

El podium lo ocupan también Messi bailando en su boda y despidiéndose de Neymar, y la cantante Selena Gómez en una presentación de disco y con una de sus nuevas canciones.

Si ella sube yo también .. tirando pasos 🙈🙈🙈

Una publicación compartida de Leo Messi (@leomessi) el

La red social también ha revelado los hashtags más utilizados en 2017, en lo que ha llamado el año de la “amabilidad” por el significado de estas etiquetas, todas ellas en inglés: #love, #fashion, #photooftheday, #photography, #art, #beautiful, #travel, #happy, #nature y #picoftheday.

Las ciudades más populares en Instagram en 2017 han sido Nueva York, Moscú, Londres, Sao Paulo, París, Los Ángeles, San Petersburgo, Jakarta, Estambul, y, cerrando el top ten, Barcelona. Además, la red social también ha identificado las localizaciones exactas más instagrammeadas: cuatro parques de Disneyland, Central Park, Times Square y el puente de Brooklyn, en Nueva York, la Torre Eiffel, el museo del Louvre y la calle principal de Las Vegas.

TOP