Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Santos Román, fotógrafo de mascotas

Carola Melguizo

Foto: Santos Román

Trabajar con animales no es fácil. Ya lo advertía Hitchcock en su célebre «Nunca trabajes ni con niños, ni con animales, ni con Charles Laughton». Y aunque son muchas las cosas que se le pueden achacar al director, experiencia tenía de sobra, así que por algo lo diría. Si vives con un perro, lo más probable es que tengas el móvil lleno de fotos suyas. Entrañables y muy significativas para ti, sí, sin duda, pero malas para el resto de los mortales. Fotos movidas, sin ninguna gracia y en las que, seamos honestos, tu perro no sale muy favorecido. Los verdaderos profesionales, como en todo, hacen que parezca fácil pero no lo es. No es casualidad que la mayoría pensemos que nuestro perro gana en persona y no es porque no sean animales fotogénicos, no, es porque nosotros no somos fotógrafos de mascotas. Así de simple. Nótese que digo fotógrafos de mascotas, no sólo fotógrafos, porque la verdad es que por muy buenos que sean, no todos los fotógrafos profesionales son capaces de hacer un buen retrato a un perro. Para capturar su esencia y transmitir su energía, su personalidad, eso que lo hace único en su especie, hace falta una habilidad especial y mucha, pero mucha, experiencia.

Santos Román, fotógrafo de mascotas 8

Para quienes disfrutamos de la compañía de estos maravillosos seres de cuatro patas, suena como el trabajo perfecto. Exigente, por supuesto, como todos los que se asumen con responsabilidad. Pero con una dosis de ternura y diversión altísima. Para saber un poco más de la realidad, hablamos con un experto: Santos Román, fotógrafo de mascotas. Todo un referente en el sector, este profesional de la fotografía con más de diez años de experiencia, se ha dedicado de forma exclusiva al mundo de las mascotas los últimos seis. Tiempo en el que ha podido fotografiar a más de 200 perros.

Santos Román, fotógrafo de mascotas 9

¿Cómo llegaste a la fotografía de mascotas?

Cuando estaba trabajando de asistente en un estudio fotográfico en Barcelona especializado en fotografía de alimentación, descubrí a Tim Flach. Es un fotógrafo británico que combina retratos en estudio con fotografía animal. La combinación me pareció perfecta y decidí probar a realizar algunos retratos. Recuerdo la primera fotografía que hice. Fue un perro negro y al ver la fotografía, literalmente “aluciné” con lo precioso que era el brillo que desprendía el perro. Desde entonces no he parado de fotografiarlos.

¿Cuál crees que es la principal diferencia entre fotografiar animales y fotografiar personas?

La diferencia fundamental es que los primeros son más espontáneos y no necesitas darles muchas indicaciones. Simplemente han de ser ellos mismos y esperar al momento oportuno para realizar la fotografía.

Santos Román, fotógrafo de mascotas 5

Explícanos cómo se desarrolla una de tus sesiones fotográficas.

Lo primero es ganarte la confianza del animal. Has de dejarlo a su aire y que investigue el estudio, que se sienta cómodo. Para ello, puedes darle alguna chuche y así ya empezarás a caer bien. Cuando ya está relajado, comienza la sesión. Se hacen varias fotografías con diferentes fondos y luego la persona elige aquellas que más les gusten.

Para ti, ¿Qué debe tener una buena fotografía?

Para mí, una buena fotografía, a parte de los detalles técnicos en cuanto a iluminación, enfoque, ángulo, etc ha de transmitir la personalidad de la mascota retratada. Es importante que los clientes reconozcan a su mascota en mis fotos, que sientan que he captado su esencia.

¿Hay perros que son más fáciles de fotografías que otros? ¿Por qué?

A mí me resulta más cómodo fotografiar perros pequeños. Los puedes subir encima de una pequeña tarima o mesa y así acotas bastante el espacio para que no se disperse mucho.

Santos Román, fotógrafo de mascotas 3

¿Recuerdas alguna anécdota divertida durante estos seis años como fotógrafo de mascotas?

Recuerdo estar trabajando en una ocasión en una pequeña habitación con dos gatos, dos hurones y un perro. Mientras le hacía la foto al perro, uno de los gatos jugaba con el cable del flash y el otro trepaba por mi espalda. Comencé luego con los gatos. Ahora era el perro el que daba saltitos intentando coger la correa de la cámara. Entonces llegó el momento de los hurones. Los subimos a una pequeña mesa para tener algo de altura y comenzaron a pelearse.  ¿Habéis visto alguna vez dos hurones cabreados? Impresiona mucho, así que me fui a una esquina de la habitación y esperé a que se calmara la situación. Ese día lo viví como una de las primeras pruebas de fuego y cuando lo revivía contándoselo a mis amigos, me daba la risa. Había sido una situación bastante surrealista pero al fin y al cabo los animales son así, espontaneidad en estado puro. mascota retratada.

Un consejo para tomarle una buena foto a nuestra mascota:

El mejor consejo es tener paciencia y estar siempre listo para realizar la fotografía. Un animal pocas veces repite la misma postura o gesto, así que hay que estar muy atento.

Santos Román, fotógrafo de mascotas 4

Santos Román trabaja en Barcelona, Madrid, Asturias y en definitiva, en cualquier parte del mundo donde precisen sus servicios empresas o particulares. Si te interesa la fotografía de mascotas, quieres aprender de un gran profesional y estarás en Madrid a finales de mayo estás de enhorabuena porque Santos Román ofrecerá en el Workshop Experience un microcurso de fotografía de mascotas.

Save

Save

Continúa leyendo: Los cinco mejores restaurantes para tomar el brunch con tu perro en Madrid

Los cinco mejores restaurantes para tomar el brunch con tu perro en Madrid

Carola Melguizo

Foto: Cortesía de Perrachica

El brunch, esa mezcla perfecta entre el desayuno (breakfast) y la comida (lunch) ideada para satisfacer las necesidades de aquellos que no madrugan, pero que valoran la importancia de comenzar el día con una buena comida, ha encontrado en Madrid muy buenos representantes. Y es una costumbre que cobra cada vez más fuerza. Puede haber comenzado como una moda, pero sin duda, llegó para quedarse.

En verano es fácil salir a pasear con tu perro y luego buscar una terraza bonita para brunchear, son muchas las opciones. Pero en invierno el tema se complica. Siempre existe la posibilidad de llevarlo a casa después del paseo, lógicamente, pero seamos honestos, la vida con ellos es mucho mejor. Como dijo Rühmann: “Se puede vivir sin perro, pero no merece la pena.” Afortunadamente, en España cada vez son más los establecimientos en los que los perros son bienvenidos. Todavía queda mucho camino por recorrer en este sentido, pero poco a poco se va consiguiendo.

En estos cinco restaurantes, listados en orden alfabético, podéis disfrutar de una comida deliciosa y vuestro perro se sentirá como en casa ¿Qué más se puede pedir para cerrar bien la semana?

Los cinco mejores restaurantes para tomar el brunch con tu perro en Madrid 13
Foto vía El Federal.

1. Federal Café

Un local amplio y con mucha luz en el céntrico barrio de Conde Duque que invita a pasar el rato conversando tranquilamente y disfrutando de una variada oferta gastronómica.
Dirección: Plaza de las Comendadoras, 9
Horario del brunch: De lunes a viernes de 9h a 13h y sábados y domingos de 9h a 16h
Recomendación de la casa: Tostada de pan de centeno, con aguacate, nuez moscada y lima, morning hamburger, huevos benedict, café natural con leche fresca, postres y dulces caseros.

Los cinco mejores restaurantes para tomar el brunch con tu perro en Madrid 14
Foto vía Frida.

2. Frida

La atmósfera desenfadada hacen de este rincón del emblemático barrio de Chueca el lugar ideal para saborear una buena comida junto a la mejor compañía.

Dirección: Calle San Gregorio, 8
Horario del brunch: Todos los días de 11h a 14h
Recomendación de la casa: Cualquiera de las modalidades de eggs benedict, de crepes o de pan cakes.

Los cinco mejores restaurantes para tomar el brunch con tu perro en Madrid 12
Foto de Carola Melguizo / La Guía del Perro.

3. MEAT

Restaurante ubicado en la zona de Alonso Martínez con un marcado estilo industrial y un ambiente cuidado y acogedor en el que podrás cargar las pilas a base de buenos sabores.
Dirección: Calle Santa Teresa, 4
Horario del brunch: Sábados y domingos de 11h a 17h
Recomendación de la casa: Tortitas, tacos, granola y la tostada de aguacate con huevo.

Los cinco mejores restaurantes para tomar el brunch con tu perro en Madrid 9
Foto vía Mür Café.

4. Mür Café

Una cafetería en Conde Duque con espíritu inclusivo, opciones para vegetarianos y repostería artesanal, donde comer será una experiencia excelente.
Dirección: Plaza Cristino Martos, 2
Horario del brunch: viernes de 11h a 16h y sábados y domingos a las 11h, a las 13h y a las 15h
Recomendación de la casa: Cualquiera de las versiones del brunch y de las tartas, toda caseras.

Los cinco mejores restaurantes para tomar el brunch con tu perro en Madrid 8
Foto vía Vailima.

5. Vailima

Situada muy cerca de la Puerta de Alcalá, esta tetería es el lugar perfecto para desconectar y relajarse después de una dura semana de trabajo.
Dirección: Calle Salustiano Olózaga, 18
Horario del brunch: Sábados, domingos y festivos de 11:30h a 16h
Recomendación de la casa: Cualquiera de los platos de huevos: Benedict, a la florentina, estrellados… El proveedor de huevos ecológicos es Pedaque, una pequeña empresa familiar dedicada a la producción ecológica de huevos en la que NO utilizan ni abonos en los cultivos de las plantas, ni aditivos en los piensos. Las gallinas se alimentan libremente en su finca de Fuentemilanos, Segovia, de esta manera consiguen que las características organolépticas se mantengan, logrando que sus huevos sepan a los de toda la vida.

Para finalizar, una recomendación extra. Lo perros únicamente pueden acceder a la terraza, no a la totalidad del restaurante, pero no pasa nada porque es cerrada y climatizada:

Los cinco mejores restaurantes para tomar el brunch con tu perro en Madrid 1
Foto vía Perrachica.

6. Perrachica

Restaurante ubicado en el céntrico barrio de Chamberí, muy cerca de la glorieta de Quevedo, con una decoración de estilo colonial-industrial y un ambiente desenfadado perfecto para pasar un buen rato.
Dirección: Calle Eloy Gonzalo, 10
Horario del brunch: Sábados y domingos de 11h a 14h
Recomendación de la casa: Cualquiera de las modalidades de eggs benedict o de los crepes y el French toast.

Continúa leyendo: ¿Cómo actuar ante un perro guía? Consejos para no interferir en su trabajo

¿Cómo actuar ante un perro guía? Consejos para no interferir en su trabajo

Carola Melguizo

Foto: Fundación ONCE del Perro Guía (FOPG)
Fundación ONCE del Perro Guía (FOPG)

Si te gustan los perros, lo más probable es que vayas por la vida saludando a todos los que te encuentras por la calle y que incluso llames por su nombre a algunos de los que viven en tu barrio. Normal. No es fácil resistirse a ciertas miraditas perrunas. La mayoría incluso sentimos la necesidad de ir más allá y nos acercamos al animal para acariciarlo y demostrarle nuestro cariño. En términos generales podríamos decir que no hay problema. Sin embargo, cuando hablamos de perros guía la cosa cambia. Por llamativo e interesante que parezca, no podemos olvidar que se trata de un perro de trabajo y que por lo tanto debemos seguir ciertas normas para no interferir.

¿Cómo actuar ante un perro guía? Consejos para no interferir en su trabajo 6
Perro guía trabajando | Foto via Fundación ONCE del Perro Guía (FOPG).

Como establece la Fundación ONCE del Perro Guía (FOPG): “Un perro guía es un perro adiestrado específicamente para ayudar a una persona ciega o con una deficiencia visual grave en sus desplazamientos, mejorando su autonomía y movilidad.” Se trata, por lo tanto, de un trabajo concreto que amerita una altísima concentración. Para no interferir, cuando nos encontramos con un perro que está de servicio debemos seguir ciertas normas. Desde la ONCE nos dan las claves:

  1. Nunca se debe distraer a un perro guía cuando está trabajando
  2. Nunca se debe ofrecer comida
  3. Nadie debe sentir temor ante un perro-guía: Son animales dóciles y muy bien educados
  4. No deje suelto a su perro cuando se acerque a una persona con discapacidad visual con su perro guía. Los perros se saludan, con mayor o menor efusividad, y pueden provocar algún accidente
  5. Nunca toque el arnés de un perro guía. Sólo debe hacerlo el usuario
  6. La salud de un perro guía es excelente y su control veterinario exhaustivo
  7. Todas las personas con discapacidad visual acompañadas de perros guía tienen garantizado, mediante disposiciones legales, el acceso a los lugares, alojamientos, locales y transportes públicos
¿Cómo actuar ante un perro guía? Consejos para no interferir en su trabajo 5
Los perros guías son entrenados desde cachorros | Foto via Fundación ONCE del Perro Guía (FOPG).

El perro guía sabe exactamente lo que tiene que hacer y no es poco. Tal y como explica la FOPG: “Está entrenado para reconocer y evitar obstáculos, tanto estáticos como en movimiento, a nivel del suelo o en altura. Marca a su usuario la llegada a bordillos, escaleras o desniveles del pavimento, busca puertas de acceso, asientos libres en transportes públicos y tiene iniciativa para encontrar la mejor alternativa de paso en situaciones comprometidas.” Fascinante. Lo mínimo que podemos hacer por estos héroes de cuatro patas es no interferir en su trabajo y ayudarlos así a cumplir con su misión.

Si por alguna razón fuera necesario establecer contacto, es importante comunicarse siempre con la persona, no con el perro, que mientras esté de servicio debe atender solo a su humano. Pero en esta vida no todo puede ser trabajo, por eso desde la ONCE nos recuerdan: “Los perros guía son animales amistosos. Requieren atención y afecto y si no están trabajando, agradecerán cualquier muestra de simpatía y cariño.” Actualmente en España hay más de mil perros guía en activo. Cuando te encuentres con uno ya sabes cómo actuar.

Save

Save

Continúa leyendo: ¿Por qué los bosques solo están creciendo en los países ricos?

¿Por qué los bosques solo están creciendo en los países ricos?

Redacción TO

Foto: Paul Summers
Unsplash

Los bosques de Sudamérica y del África subsahariana están desapareciendo. El planeta pierde cada año casi cinco millones de hectáreas netas. El precio de la deforestación se ve con claridad en países como Brasil o el Congo. Los bosques en los países occidentales ricos también están sufriendo cambios, pero justo al contrario: cada vez están creciendo más, ocupan más tierra como y sus árboles son más grandes.

Mientras en la zona brasileña del Amazonas la tala de árboles aumentó en 2015 por primera vez en una década, la demanda de soya y otros productos sembrados en la selva ha provocado una deforestación similar en Bolivia, y las tasas anuales de deforestación bruta en la cuenca del Congo se han duplicado desde 1990, los bosques se están extendiendo en casi todos los países occidentales.

En 1990, el 28% de España tenía bosques, ahora ese porcentaje ha aumentado al 37%. Tanto en Grecia como en Italia, el crecimiento fue del 26% al 32% durante el mismo período. Los bosques también están expandiéndose gradualmente en Norteamérica y Australia. Pero, además, los bosques están teniendo un crecimiento muy rápido en lugares que históricamente tenían muy pocos árboles. Uno de los casos más sorprendentes es el de Irlanda. Aproximadamente el 1% de ese país estaba cubierto de bosques cuando se independizó en 1922. Ahora los bosques cubren el 11% de la tierra y el Gobierno quiere aumentar la proporción al 18% para 2040.

¿Por qué los bosques solo están creciendo en los países ricos? 1
Foto: Mr.Marco/Unsplash

¿A qué se debe esta tendencia? Los expertos de The Economist apuntan a dos principales factores para explicar este crecimiento. El primero es el abandono de las tierras de cultivo, especialmente en lugares altos y secos donde son más difíciles los cultivos. Cuando los agricultores dejan de intentar ganarse la vida con aceitunas u ovejas, los árboles vuelven a esas tierras.

Bosques contra el cambio climático

El segundo es la política y el subsidio de los Gobiernos. Los países han protegido y promovido los bosques por diversas razones a lo largo de la historia: desde la necesidad de construir buques de guerra de madera hasta el deseo de promover la construcción de viviendas suburbanas. Ahora, los árboles tienen cada vez más importancia en la lucha del planeta contra el cambio climático. Estos grupos de árboles son sumideros de carbono por su conversión de CO2. En algunas zonas del planeta, como en Louisville (Estados Unidos), se está apostando por la plantación de millares de árboles para comprobar que pueden tener un beneficio directo en la mejora de nuestra salud y en la lucha contra las enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, el enverdecimiento de occidente no ha sido bien recibida por todos. Los agricultores se quejan de que se está dejando de usar tierra para plantaciones de árboles que reciben subsidios muy generosos y, en ocasiones, superiores a los que reciben las tierras para agricultura y ganadería. Partes de España y Portugal están afectadas por incendios forestales terribles, como el que hace unos meses azotó a Galicia. Estos incendios en parte se producen en áreas replantadas con eucaliptos, una especie de importación australiana que se plantó para su pulpa pero que se ha extendido por sí misma.

Pero a pesar de las críticas, el crecimiento de los bosques occidentales se ha convertido en un fenómeno inexorable, tanto como la deforestación imparable en otras partes del mundo debido a la tala comercial y a la utilización de estas tierras para cultivar y para ganado. Son las dos caras del mismo globo.

Continúa leyendo: Okuda: “Me gusta tratar conceptos como la multiculturalidad”

Okuda: “Me gusta tratar conceptos como la multiculturalidad”

Saioa Camarzana

Foto: Okuda
Okuda

El artista urbano Óscar San Miguel, conocido como Okuda, sigue vistiendo edificios e iglesias con sus geometrías multicolor. Sus últimos trabajos han sido, sin embargo, en formato pequeño y en forma de joya. Ha lanzado, junto a la firma Suárez, una colección de anillos, un cambio de registro y lenguaje que siempre sienta bien. Pero no abandona los grandes proyectos que le llevan a diferentes países del mundo.

Para 2018 tiene ya cerradas cuatro exposiciones individuales en México, Manila, San Francisco y Sevilla y es casi seguro que se le pueda ver en un festival de arte público en Boston. Para este proyecto vuelve a cambiar de lenguaje para llevar sus figuras animales y humanas a esculturas. Okuda en 3D, se podría decir. Como el proyecto que le lleva a las Fallas de Valencia. Sí, una escultura de 30 metros de altura será la falla central de las fiestas.

El artista ya está inmerso en viajes a la ciudad para idear su proyecto que, como todos ese día, será dinamitado. No sabe cómo será ver su obra destruida de esa manera pero antes de todo esto a Okuda se le podrá ver en la feria ArtMadrid el próximo mes de febrero donde, como artista invitado, realizará una obra de 5×3 de dimensión.

Okuda: “Me gusta tratar conceptos como la multiculturalidad” 2
Okuda junto a una de sus obras | Imagen concedida por el artista

Cuando abordas un nuevo proyecto, ¿cuáles son tus principales fuentes de inspiración?

Me inspiro en lo que vivo cada día y necesito música pero lo que más me inspiran son los viajes. Casi cada semana cambio de país y durante ese tiempo genero nuevos proyectos porque estás metido de manera constante en la creación y resulta desafiante.

Cuando viajas a un país para realizar un proyecto, ¿adaptas tu obra al sitio con las influencias de allí?

Mi obra tiene mucha relación con culturas ancestrales o indígenas de México, África, Asia e India sobre todo. No es que sean cosas exactas pero tienen más relación con ellas que con el street art o el arte moderno.

Tengo entendido que empezaste a pintar letras en edificios abandonados. ¿Cómo fueron esos inicios? ¿Tuviste algún percance con la policía local?

El hecho de pintar en fábricas abandonadas era precisamente para no tener problemas y no he tenido grandes problemas porque esos sitios, entre comillas, no son de nadie. Pero sí recuerdo alguna vez cuando era pequeño pero nada remarcable.

Okuda: “Me gusta tratar conceptos como la multiculturalidad” 4
Iglesia Santa Bárbara en Asturias transformada por Okuda | Foto: El Chino Po

Resulta curioso que de pintar de manera clandestina en edificios abandonados terminaras pintando la iglesia de Santa Bárbara, en Asturias. ¿Cómo surgió ese proyecto?

Normalmente para este tipo de proyectos me llaman pero este fue al revés. Vi una foto de la iglesia con las cúpulas arriba y las rampas en forma circular abajo y vi una simetría perfecta. Al ver las rampas pensé que se estaba haciendo algo así que me puse en contacto con los chicos que gestionaban el espacio por medio de un amigo en común. Allí conocían mi trabajo y me dieron vía libre para pintarla así que primero hicimos un crowdfunding y luego se unió Red Bull, Montana, etc.

El resultado, sin duda, es espectacular y además originó nuevos proyectos de este tipo. Cuéntanos a dónde te ha llevado este proyecto.

Ese fue el punto de inflexión de mi carrera porque a partir de ahí surgieron otros proyectos y dos iglesias más. Una en Marruecos, que estaba abandonada y me pidieron que la pintara por fuera. Cuando acabé la gente empezó a acercarse para hacerse fotos y ahora es un sitio cool del pueblo. Para mí detrás de todo esto está la idea de cómo el arte rompe fronteras religiosas y culturales. Eso es lo que me interesa.

Okuda: “Me gusta tratar conceptos como la multiculturalidad”
Mural de Okuda en Hamburgo | Foto: Stefan Groenveld

También te han llamado para pintar un castillo en París. ¿Te proponen muchos proyectos de este tipo?

A partir de la iglesia las propuestas que me llegan son de intervenir en edificios clásicos y con mi pintura multicolor el contraste es genial. Me gusta ver formas en la arquitectura y dejarme llevar por ello. Hago calaveras grandes usando las ventanas como ojos. Es interesante mezclar mi iconografía con arquitectura clásica.

¿Cuánto tiempo te lleva realizar este tipo de trabajos?

Los interiores y los techos llevan más tiempo pero con la ayuda de mis asistentes no más de 7 días. El de Asturias nos llevó siete y el de Marruecos cuatro o cinco. En Denver, sin embargo, no pudimos meter las grúas porque había escaleras y era un segundo piso. Tuvimos que hacerlo con andamios, que .es más costoso porque tienes que bajar para ver las dimensiones, que esté todo bien marcado, etc pero fueron otros cinco o seis días.

De pintar letras en la calle tu obra ha pasado a estar dominada por los colores vivos y las formas geométricas. ¿En qué momento se vuelve esta tu marca y qué significan para ti?

Llevo pintando 20 años pintando por lo que no fue algo de golpe. En el estudio llevaba tiempo haciendo trabajos de surrealismo clásico a nivel de degradados, con paisajes grises y letras en la calle desde 2005. Casi siempre las geometrizaba. De repente Okuda eran rombos, círculos y triángulos. Decidí mezclar ambas cosas, el estilo del estudio con el de la calle así que empecé a hacer más geometría en la calle. Estos cuerpos grises sin cabeza deambulaban en arquitecturas efímeras que hacía en los cuadros y poco a poco apliqué el lenguaje geométrico a las figuras humanas y animales. Lo que simbolizan esas formas geométricas y multicolor en una figura humana son todas las razas que existen, la igualdad, la multiculturalidad. Son conceptos que me gusta tratar en mi obra.

Okuda: “Me gusta tratar conceptos como la multiculturalidad” 1
Okuda en su taller de trabajo | Imagen cedida por el artista

Hay a quien tu obra le puede resultar llamativa y atractiva por sus colores y formas. Pero hay más profundidad en ella. ¿Qué es lo primordial en el arte?

El arte te tiene que enamorar. Hay muchas corrientes como el arte conceptual, que te puede llegar pero lo primero es que te diga algo a través de la imagen. Aunque luego te cuenten la historia que hay detrás y sea genial pero para mí es la primera impresión la que te tiene que enamorar. Hay cuadros que no son tan fáciles de entender pero esa primera impresión, que es el positivismo, el color y la energía creo que llega a todos. Luego, dependiendo de lo que cada uno haya vivido, se interpretan unas cosas u otras: la naturaleza, el radicalismo, libertad. Lo más importante además del flechazo es tener una identidad única, que se vea  una obra y se sepa que es un Picasso. Eso es lo complicado. Tienes que buscar tu camino sin etiquetas, que a mí no me interesan y así es como, creo, se hace un camino único y personal.

En ocasiones se te ha calificado de graffitero pero creo que tu obra más allá de dibujos en una pared. ¿Qué diferencia a un graffitero de un artista urbano?

El arte urbano es cualquier manifestación artística en el espacio público y un graffitero es quien pertenece al graffiti que, sobre todo, se basa en hacer letras o iconos. Yo pintaba letras pero con composiciones que han desembocado en los cuadros. Ahora ya no necesito hacer letras porque la identidad está por encima de las palabras.

Poco a poco, en España con artistas como tú o como el colectivo Boa Mistura, el arte urbano se empieza a ver de otro modo, la gente está entrando en él y deja de verse como vandalismo. ¿En qué momento empieza a cambiar?

Depende del país porque en Ucrania llevan años pintando edificios. En parte porque en la época de Stalin se hacían edificios de 25 pisos y una o dos caras se dejaban sin ventanas. Esos edificios piden a gritos un poco de color. En Barcelona hubo un gran boom hacia los años 2000, aunque ahora ha retrocedido. Creo que actualmente se ha mediatizado y todo tipo de gente conoce mi trabajo. Hay proyectos que he hecho que pueden interesar no solo a quien le gusta el arte, como por ejemplo la estación de Paco de Lucía o la intervención en la plaza de toros. Este tipo de acciones normalizan el arte urbano y es normal porque todo lo que sea positivizar el elemento gris es bueno para todos y crecer con una obra de así puede llegar a repercutir en los niños que van al cole en esa determinada zona.

Okuda: “Me gusta tratar conceptos como la multiculturalidad” 5
“Metamorphosys of a Star”. Plaza intervenida en Tennesse, EUA. | Imagen cedida por el artista

Cada vez hay una mayor cantidad de galerías dedicadas a ello. ¿Cómo se da el salto de la calle a la galería?

Llevo desarrollando el trabajo en el estudio en paralelo a la calle cerca de 15 años. Lo que pasa es que he trabajado con galerías extranjeras, sobre todo de Estados Unidos porque el coleccionismo del tipo de arte que hago allí funciona muy bien. Llevo varios años asistiendo a Scope y Contest que son las ferias paralelas a Art Basel en Miami y Basilea. Ahora parece que está llegando aquí pero fuera este movimiento es popular desde hace tiempo.

En ocasiones hay ferias paralelas que resultan más interesantes que las matrices que han dado lugar a ellas. ¿Qué opinas?

Creo que hay cosas muy interesantes dentro del arte contemporáneo, no solo el street art sino la ilustración contemporánea, por ejemplo. En ARCO, por ejemplo, ha habido un cambio pero en los últimos años. Antes no me sentía partícipe de ese punto de vista de arte contemporáneo. Esas ferias más pequeñas a veces tienen cosas más interesante. En Miami Scope mola mucho y casi todos nos conocemos de haber trabajado juntos.

¿Una de las razones puede ser por el hecho de que sean más accesibles?

Creo que es porque plantean algo diferente, una parte más joven del arte contemporáneo y no solo cerrado a los nombres que ya venden. No hay que olvidar que una cosa es el arte y otra el mercado del arte. Las grandes ferias venden producto y las pequeñas ambas cosas. Además, creo que en las ferias grandes no hay tanta apuesta por artistas diferentes.

Has viajado por muchísimos países y en todos ellos has dejado tu marca. ¿En qué país te gustaría ver tu obra?

Tenía muchas ganas de trabajar en Filipinas y hace poco recibí un email en el que me proponían hacer una exposición individual en Manila. Hay muchos países donde ir pero me apetece volver a Mali, a Sudáfrica, a Cabo Verde y me apetece por la retroalimentación cultural que me llevo de allí. Pero además de esto y de hacer macroproyectos de mucho presupuesto también me gusta combinarlo con dejar parte de mí en lugares como África, donde cuento con presupuesto cero pero lo que me llevo a nivel de sentimiento y experiencia es mayor. Me gusta estar en ese equilibrio.

TOP