Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Ser un príncipe ‘moderno’ en Arabia Saudita

Redacción TO

Foto: Saudi Press Agency
Reuters

El pasado 4 de noviembre más de 200 personas fueron detenidas en Arabia Saudita sin acusaciones formales ni procedimientos jurídicos. Entre ellas, príncipes, ministros e importantes hombres de negocios cayeron en una operación anticorrupción lanzada por una comisión presidida por el príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, que ha tomado ciertas medidas para introducir cambios inéditos en el país como llevarlo de una economía dependiente del petróleo a una diversificada.

Al joven de 32 años no le titubeó la mano. Entre los nombres de los arrestados destacan el de uno de los inversores más poderosos del mundo: el príncipe Alwalid Bin Talal, quien tiene intereses en compañías como Citigroup, 21st Century Fox y Twitter, y el del príncipe Mutaib bin Abdalá, el hijo favorito del difunto rey Abdalá.  Poco antes de las detenciones, Mutaib bin Abdalá había sido retirado de su puesto como jefe de la Guardia Nacional.

Según apuntan medios locales, con esta acción el príncipe heredero y principal asesor del rey Salmán, logró poner bajo su control a los tres servicios de seguridad del país: el Ejército, los servicios de seguridad interna y la Guardia Nacional. Por décadas estos poderes se habían distribuido entre las ramas del clan de la casa de Saúd para mantener un equilibrio de poder.

Con la ‘purga’, Bin Salmán supuestamente intenta combatir uno de los principales problemas que sufre el país: la corrupción. Sin embargo, esta acción ha preocupado a observadores internacionales y a los propios ciudadanos que la han considerado como una “apuesta muy arriesgada”. Incluso algunos lo acusan de buscar “desestabilizar la región” y de pretender deshacerse de personas que no apoyan sus reformas e ideas.

En cambio, otros como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le han dado su apoyo. Un día después de la operación, Trump escribió en su Twitter: “Tengo mucha confianza en el rey Salmán y en el príncipe heredero que saben perfectamente lo que están haciendo”. “¡Algunos de los que son tratados duramente han exprimido a su país durante años!”, añadió.

Quebrantamiento de la línea de sucesión 

En junio de este año, el rey Salmán bin Abdulaziz designó a su hijo “preferido” Mohamed bin Salmán como príncipe heredero, relevando en el cargo y en la línea sucesoria a su sobrino y príncipe Mohamed bin Nayef, según un decreto real. Con esta medida, el rey quebró por primera vez la línea de descendencia aunque contó con el apoyo de 31 de los 34 miembros del Consejo de Lealtad, órgano creado en 2006 por el entonces monarca Abdullah Bin Abdulaziz al Saud para dirimir sobre cuestiones sucesoriales.

En aquel decreto, el rey también ordenó enmendar el segundo párrafo del régimen del Consejo de Lealtad, en el que se determina que el Gobierno debe ser ejercido por los hijos del fundador del reino, Abdelaziz bin Abdelrahman al Faisal al Saud, y agregó que pueden dirigir el país sus nietos.

Mohamed bin Salmán podría convertirse en una de las figuras más poderosas del mundo árabe. The New York Times destaca que, hasta el momento, ha bloqueado a la vecina Catar, ha acusado a Irán de actos de guerra y ha alentado la renuncia del primer ministro libanés. Y en Yemen, sus fuerzas armadas están luchando en el conflicto religioso de esa nación contra una facción de hutíes alineados con Irán. 

Al ser el principal asesor del rey, se dice que ha movido los hilos de sus drásticas decisiones, como la transformación de algunos ministerios, entre ellos el de Economía, y la destitución de algunos líderes de la vieja guardia. Como ejemplo, en mayo del año pasado, Alí al Naimi, que estuvo por dos década a la cabeza del Ministerio de Petróleo, fue relevado por el presidente de la petrolera estatal Aramco, Jalid al Falih, un estrecho aliado del príncipe.

¿Mayores posibilidades para las mujeres?

Mohamed bin Salmán antes de ser designado como heredero al trono,  ya contaba con el puesto de ministro de Defensa. Es el hombre más joven del mundo en ejercer ese cargo. Aunque pertenece a una de las corrientes musulmanas más conservadoras, el wahabismo, Bin Salmán ha elogiado un “islam moderado” en el que las mujeres tendrán mayores derechos.

De acuerdo a una medida que ya ha sido aprobada, las saudíes podrán conducir a partir de junio de 2018 en el único país en el mundo que todavía mantiene la prohibición. Otro de los cambios ‘aperturistas’ fue anunciado en octubre, cuando el Gobierno dijo que autorizará a las mujeres a asistir a estadios deportivos. De momento, el próximo año podrán ir a tres recintos pero solo junto a sus maridos.

Ser un príncipe ‘moderno’ en Arabia Saudita 2
Arabia Saudita es el único país que aún prohibe a las mujeres conducir| Foto: Faisal Al Nasser / Reuters

¿Una ‘Visión 2030’?

En el programa de Gobierno del príncipe Bin Salamán presentado en abril de 2016, llamado ‘Visión 2030’, se menciona explícitamente la intención de “empoderar a las mujeres y hacer efectivo su potencial” con el objetivo de elevar su participación en la fuerza de trabajo y la productividad nacional.

Para el monarca esto se traduce en aumentar la participación femenina en el mercado laboral de 22% a 30%, como lo recoge el documento. Esta cifra forma parte de los índices que el Foro Económico Mundial ha usado para situar a Arabia Saudí en el puesto 138 de 145 países respecto a las oportunidades y participación económica de las mujeres, a pesar de que el 60% de los estudiantes que se gradúan de carreras universitarias son chicas, según la OECD.

A pesar de las promesas, Human Rights Watch ha denunciado que no ha sido concretada la orden real de abril de este año en la que se autorizó suavizar la tutoría del hombre a la que están sometidas las saudíes. En el reino del Golfo ellas todavía deben contar con la autorización de un tutor hombre, que generalmente es su padre, esposo o hermano, para poder viajar, estudiar, sacarse el pasaporte, contraer matrimonio o incluso salir de la cárcel tras haber cumplido alguna condena. De modo, que hasta que las cosas no cambien en la práctica, las ofertas del príncipe serán palabras al viento.

Transformaciones económicas

Otro de los principales giros que busca el príncipe y que también está plasmado en ‘Visión 2030’ es convertir a Arabia Saudita en una economía diversa, no dependiente del petróleo, como lo ha sido hasta ahora. Para ello pretende privatizar la petrolera Aramco.  “En Arabia Saudita hemos desarrollado una adicción al petróleo”, expresó Salmán en una entrevista con la televisora estatal Al Arabiya. Por su parte,  la BBC señala que lograr que el país se sobreponga a esa dependencia no será fácil ya que obtiene más de 70% de sus ingresos por la venta de crudo. Además, entre otro de sus objetivos económicos, está aumentar la aportación del sector privado al PIB a un 65% en 2030 (actualmente es de 40%).

Más novedades

El llamado ‘príncipe detrás del trono’ ha anunciado la restricción de facultades de la policía religiosa llamada ‘Comité de la propagación de la virtud y prevención del vicio’, cuerpo de encargado de aplicar la estricta versión saudí de la sharia. Además de las anteriores, otra muestra de ‘modernidad’ que llamó la atención de los medios fue cuando Mohamed visitó al fundador de Facebook, Marck Zuckerberg, con vaqueros en vez de su túnica blanca, y su reciente encuentro con el co-fundador de Microsoft, Bill Gates.

Ser un príncipe ‘moderno’ en Arabia Saudita 1
El príncipe se reunió recientemente con el co-fundador de Microsoft, Bill Gates. | FOTO: Reuters Handout

Estas reuniones con los ‘reyes de la tecnología’ posiblemente forman parte de sus planes de modernizar la nación. El más ambicioso hasta el momento es el de construir una nueva metrópolis que se extenderá por tres países y costará 500.000 millones de dólares. El proyecto, llamado NEOM, fue anunciado en una conferencia de inversiones. 

De modo que ser un príncipe moderno en Arabia Saudita está lleno de matices. El joven abogado deberá enfrentar a algunos clérigos que no concuerdan con sus ideas ‘vanguardistas’, a una élite empresarial acostumbrada a subsidios estatales y tendrá que crear planes más concretos para la materialización de sus objetivos. Además, sus decisiones en cuanto a mejorar los derechos de la mujer aún están muy lejos de parámetros dispuestos por las organizaciones defensoras.

Continúa leyendo: El verdadero coste de tener una familia real

El verdadero coste de tener una familia real

Redacción TO

Foto: Matthew Childs
Reuters

Existen 14 monarquías activas en toda Europa. Algunas son más conocidas que otras. Sus fortunas varían, así como el lugar de origen de sus recursos, pero todas reciben, directa o indirectamente, dinero del Estado. ¿De qué viven los monarcas europeos?

Un príncipe “sin salario y sin país”

Business Insider UK destaca que incluso hay un príncipe multimillonario que no reina específicamente un país. Se trata de Alberto de Thurn y Taxis, un joven aristócrata alemán que apareció por primera vez en la lista multimillonaria de Forbes cuando tenía tan solo 8 años de edad.

Este joven, aunque no rige un monarquía específica, es técnicamente un príncipe alemán. Tras la muerte de su padre en 1990, se convirtió en uno de los milmillonarios más jóvenes del mundo. Para 2014, Forbes estimó su fortuna en 1.6 mil millones de dólares.

El máximo pontífice – Sin salario

El papa es jefe de la monarquía absoluta, electiva y teocrática que rige al Vaticano. Francisco, jefe de la Iglesia Católica, no recibe un salario mensual, sin embargo, está a cargo del presupuesto del Vaticano que tiene ingresos de alrededor de 257 millones de euros al año, según la revista Time. Con ese dinero, el pontífice cubre sus gastos de vida.

Ningún papa ha necesitado un plan de jubilación en 600 años porque el cargo es vitalicio. En el caso de Benedicto XVI, el primero en dejar el puesto desde 1415, recibe una mensualidad de 2.500 euros al. Además, vive en un convento del Vaticano. De modo que se encuentra bastante cómodo. Se estima que la riqueza del Vaticano está entre 10.000 y 15.000 millones de dólares.

El verdadero coste de tener una familia real
El papa Francisco saluda a los fieles católicos en el Vaticano. | Foto: Alessandro Bianchi / Reuters

El Gran Maestre de Malta – Sin salario

Isabel II de Inglaterra era la reina oficial de Malta hasta 1974, cuando el país se convirtió en una república. Sin embargo, desde 1048 el territorio contaba con un líder: el Gran Maestre de los Caballeros de Malta, jefe de esa fraternidad católica, según Business Insider UK. En la actualidad, ese cargo lo ostenta Frey Giacomo Dalla Torre. La Orden no tiene territorio, pero se considera una entidad soberana que imprime sus propios sellos postales y monedas.

El Gran Maestro gobierna como superior soberano y religioso de la Orden. Aunque no recibe un salario, tiene benefactores, tanto ciudadanos privados como organizaciones públicas, que hacen donaciones para apoyar el trabajo de caridad que hace su institución.

La página web oficial de la Soberana Orden de Malta señala que “es una de las más antiguas instituciones de la civilización occidental y cristiana”. Mantiene relaciones bilaterales con más de 100 Estados y con la Unión Europea, así como una misión permanente de observación ante Naciones Unidas. Se define como “neutra, imparcial y apolítica”.

Actúa a través de 12 prioratos, 47 asociaciones nacionales, 133 misiones diplomáticas, una organización de ayuda internacional y 33 cuerpos nacionales de voluntarios, así como numerosos hospitales, centros médicos y fundaciones especializadas. “No tiene ningún objetivo económico o político y no depende de ningún otro Estado o gobierno”, añade la página.

El verdadero coste de tener una familia real 1
Frey Giacomo Dalla Torre es el Gran Maestre de los Caballeros de Malta. | Foto: Remo Camilli / Reuters

Los copríncipes de Andorra – Desconocido

Andorra tiene dos copríncipes, uno que es nombrado por el papa y es el obispo del Ducado de Seo de Urgel (Monseñor Joan-Enric Vives Sicília), y otro que es el presidente de Francia. Actualmente, este cargo lo ocupa Emmanuel Macron. El tratamiento hacia los copríncipes es el de “Excelentísimo Señor”. Tienen varios poderes independientes del gobierno, como el indulto, aunque la mayoría de sus funciones requieren aprobación gubernamental.

Según Business Insider UK, antes de la Constitución de 1993, Andorra pagaba un tributo de 460 dólares al gobernante francés en años impares y otro tributo de aproximadamente 12 dólares al obispo español, más seis jamones, seis quesos y seis pollos vivos en años pares.

Ahora el Presupuesto general del Principado asigna una cantidad de igual de dinero a cada copríncipe para llevar a cabo sus deberes. No se menciona la cifra, pero los medios estiman que en 2016 el fue de 71,000 euros al año, reseña Todo Andorra.

El verdadero coste de tener una familia real 3
El actual presidente de Francia, Emmanuel Macron, durante una conferencia de prensa en Dubai. | Foto: Satish Kumar / Reuters

Un príncipe rico en un pequeño principado – Pequeña asignación

Hans-Adam II de Liechtenstein no recibe un salario, pero sí una asignación “simbólica” de 250.000 francos suizos (215.240 euros) al año. Además, no paga impuestos.

La casa principesca de Liechtenstein obtiene su riqueza de su exclusivo banco privado, LGT Group, y de extensas inversiones realizadas a través de la Fundación Príncipe de Liechtenstein, que se encarga de activos que incluyen bienes raíces, un bosque y una bodega, según Business Insider UK.

En 2008, Forbes estimó que la familia tenía un patrimonio neto de aproximadamente 4.290 millones de euros, mientras que el Índice de Bloomberg lo valoraba en 3.775 millones.

La BBC reseña que Hans-Adam II es el príncipe más rico de Europa, a pesar de ser el líder de una monarquía absoluta en un país de apenas 38.000 habitantes. En el año 2003, un 64% de la población votó a favor de darle amplios poderes políticos en un referendo constitucional. Una década después se llevó a cabo otro referendo para limitar sus poderes, que fue rotundamente rechazado.

El rey Felipe VI y reina Letizia – 7.8 millones de euros

La Corona española recibe una suma global de dinero del Estado que en 2015 y 2016 se ubicó en 7,8 millones de euros. Según lo dispuesto en el artículo 65.1 de la Constitución, “el rey recibe de los Presupuestos el Estado una cantidad global para el sostenimiento de su Familia y Casa, y distribuye libremente la misma”.

De esa cantidad, el rey recibió en 2015 una asignación de 234.000 euros y la reina de 128.000. En 2016 fue de 236 mil y 128 mil euros, respectivamente. A principios de este año, el Royal Central estimó la fortuna del rey Felipe en 17.33 millones de euros.

El grupo de Patrimonio Nacional de España gestiona los ocho palacios reales del país, cinco residencias del condado real y diez monasterios y conventos fundados por la corona. Muchas colecciones de arte de la casa están abiertas al público, pero también están a disposición de la familia.

El verdadero coste de tener una familia real 5
Los reyes de España esperan la llegada del presidente de Israel en Madrid. | Foto: Juan Medina / Reuters

Familia Gran Ducal de Luxemburgo – Asignación de 10 millones

Aunque la Familia Gran Ducal de Luxemburgo no recibe “un salario sino una asignación”, se le han otorgado 271.886 euros al año desde la revisión constitucional de 1948, para llevar a cabo sus funciones, según la web de esa Casa Real.

El presupuesto 2017 también destina 10.1 millones de dólares para los costes domésticos del Gran Duque Enrique. La propiedad, administración, control e ingresos de la fortuna privada de la Casa del Gran Duque pertenecen exclusivamente al titular de la corona que a la vez es el jefe de la Casa de Nassau, añade la página web de esa monarquía.

La afortunada reina de Dinamarca- 10 millones de euros

Desde el 1 de abril de 2017, la Lista Civil Danesa otorga a la familia real aproximadamente 900.000 euros al mes o 10 millones de euros al año. El príncipe Henrik, esposo de la reina Margarita II, obtiene el 10% de esto, mientras que la princesa Benedikte, hermana de la reina, un 1.5%.

El dinero cubre las actividades de la reina y las operaciones de la Casa Real.

Las colecciones de arte real pertenecen a Maragrita II en su calidad de soberana, aunque gran parte de las colecciones se exhiben en galerías y museos para que el público las vea. Algunos de los palacios reales son propiedad privada de la familia real, mientras que otros son del Estado, reseña Business Insider UK.

El verdadero coste de tener una familia real 6
La reina Margarita de Dinamarca durante una visita a Roma. | Foto: Tony Gentile / Reuters

Reino de Bélgica – 12 millones de euros

La Lista Civil de Bélgica cubre todos los gastos contraídos directamente por el rey Felipe, “incluidas actividades, recepciones, mantenimiento del Palacio Real en Bruselas y el Castillo de Laeken, el costo de los servicios públicos, la flota de vehículos y combustible, administración, seguros, regalos para celebraciones de aniversario, gastos de subsistencia”, entre otros.

En 2013, la cifra se estableció en 12 millones de euros según expone la página web de la monarquía belga. Desde julio de ese año, todas las compras de bienes y servicios han estado sujetas a la aplicación de los impuestos indirectos vigentes.

Desde el comienzo del reinado actual (2013) y “en aras de la transparencia”, la web destaca que todo el dinero usado por los reyes se ha agrupado en un programa que aparece en el Presupuesto General de Gastos del Estado Federal. Como resultado, es posible consultar los costes operativos totales de la monarquía en todo momento.

Las propiedades reales belgas son propiedad del Estado o de The Royal Trust. Por su parte, las propiedades de Trust nunca se pueden vender y algunas deben conservar su apariencia original y estar a disposición de la familia real.

El verdadero coste de tener una familia real 9
El rey Felipe de Bélgica juega cricket en India durante una visita para apoyar a Unicef. | Foto: Danish Siddiqui / Reuters

Monarquía sueca – 6.6 millones de euros

A la Corona sueca se le asignaron aproximadamente 6.6 millones de euros en 2015 por el Estado para cubrir el costo de los deberes oficiales del rey Carlos XVI Gustavo y los gastos de la Casa Real.

Por separado, a la Administración del Palacio, que se ocupa de su mantenimiento y de las colecciones de arte, se le asignaron 6.3 millones de euros y también genera ingresos de los visitantes de los palacios.

A principios de este año, el Royal Central estimó que la fortuna personal del rey Carlos XVI en aproximadamente 61 millones de euros.

El rey Harald I de Noruega – 1.25 millones de euros

En 2017, el gobierno noruego asignó 27 millones de euros a la Casa Real, para ser distribuidos entre los miembros de la familia real, así como una subvención de 1.25 millones de euros adicionales para que el rey Harald I y la reina Sonia cubran sus gastos personales, así como un millón de euros extra para el príncipe heredero, Haakon Magnus.

La casa real terminó el año fiscal 2016 con un excedente de alrededor de 714.000 euros, aunque el príncipe heredero y la princesa (Marta Luisa) gastaron un poco más de lo esperado: tuvieron un déficit de alrededor de 159.000 euros.

Las residencias reales son propiedad del Estado y están abiertas al público, pero están a disposición de la familia real. El rey posee el yate real, que está tripulado y mantenido por la Royal Norwegian Navy.

El rey Guillermo Alejandro de los Países Bajos – 40 millones de euros

En 2015, el presupuesto para el rey Guillermo Alejandro de los Países Bajos fue de 40 millones de euros. Incluía dinero para su esposa, la reina Máxima, y para la reina emérita Beatriz, su madre, que abdicó después de haber reinado durante 33 años. A partir de enero de 2014, el presupuesto del rey dejó de cubrir el costo de los vuelos privados.

Su asignación personal cubre los gastos de las visitas oficiales y giras en el extranjero, pero el rey también tiene una fortuna personal, compuesta de bienes raíces, inversiones y una participación en Shell Oil, según la web.

En 2007, Forbes estimó que la riqueza de la antigua reina era de alrededor de 300 millones de dólares.

Los reyes de Mónaco gastan 43.5 millones de euros

En 2015, la cantidad que Mónaco gastó en la realeza fue de 43.5 millones de euros, según las estadísticas publicadas por el pequeño principado. La cantidad ascendió con respecto a 2013, cuando los reyes obtuvieron 35.7 millones de euros. Ese dinero no se divide en salarios pero va dirigido a los gastos de funcionamiento.

Forbes estimó que la Casa de Grimaldi valía mil millones de dólares en 2010. Su patrimonio se compone de tierras y palacios, así como arte, automóviles antiguos, acciones en el complejo Société des Bains de Mer y una rara colección de sellos.

El príncipe Alberto II, según el Royal Central, es el tercero más rico del mundo, con una fortuna de entre 870 millones y 1.500 millones de euros.

En 2006 fundó la Fundación Príncipe Alberto II de Mónaco, que apoya proyectos sostenibles y éticos en todo el mundo. Esto no es sorprendente ya que el príncipe tiene participaciones en el Monte Carlo Casino, una importante colección de arte y una colección de coches antiguos.

La Corona Británica – 48.5 millones de euros

Entre 2016 y 2017, el Sovereign Grant calculó los beneficios del patrimonio de la Corona británica en 48.5 millones de euros. La reina Isabel II también recibió 16.8 millones de euros generados de fuentes que incluyen el alquiler de propiedades.

El Crown Estate, que incluye el Palacio de Buckingham y las joyas de la corona, no se considera propiedad personal de la Reina, sino que pertenece al Estado británico. Sin embargo, la Reina posee sus residencias en Balmoral Castle y Sandringham Palace. El Crown Estate es un organismo público del Reino Unido que gestiona una cartera de bienes de propiedad de la monarca en derecho de la Corona.

En 2011, Forbes calculó que el patrimonio neto de la familia real británica en 434 millones de euros, compuesto por propiedades e inversiones.

El verdadero coste de tener una familia real 7
Isabel II durante una visita al Museo Británico. | Foto: Daniel Leal-Olivas/Pool

Continúa leyendo: Cataluña para los catalanoparlantes

Cataluña para los catalanoparlantes

Ricardo Dudda

Foto: Bernat Armangue
AP

El debate lingüístico en Cataluña nunca ha tenido que ver con la lengua, sino con la cultura.
Un ejemplo es una frase como “Cataluña es el catalán”, que se ha usado en los debates
sobre la inmersión lingüística esta semana y que difícilmente puede defenderse como una
idea liberal (lo digo porque quien la ha usado es un liberal socialdemócrata, y porque un
partido progresista como el PSC es un gran defensor del monolingüismo en la escuela).

La defensa de una sola lengua en una sociedad plurilingüe va contra el pluralismo liberal, y
en cierto modo recoge el argumentario nacionalista, que considera la lengua uno de los
hechos diferenciales. Para los clásicos nacionalistas, como Herder, la lengua refleja un
modo de pensar y una forma de ser. La lengua es la esencia del nacionalismo: una nación
para cada lengua.

Uno puede usar argumentos pragmáticos para defender la inmersión lingüística, como la
idea de que es una manera de elevación social (los castellanoparlantes catalanes tienen
mayores cifras de fracaso escolar que los catalanoparlantes). También se suele decir que la
inmersión es el gran consenso de la sociedad catalana, pero un estudio de Roberto Gravia y
Andrés Santana muestra que es falso: “existe un alto nivel de consenso sobre el modelo
lingüístico de las escuelas, pero el rasgo definitorio de dicho consenso es la pluralidad
lingüística, no la posición hegemónica de ninguna de ellas: los votantes de todos los
partidos coinciden en que al menos un 28% de las clases deben ser en catalán, un 25 % en
inglés, y un 20 % en castellano; y difieren en cómo debe impartirse el 27% restante de
horas.” Gravia y Santana afirman que “la sociedad catalana está muy lejos del amplio
consenso a favor de la inmersión lingüística, que más parece ser un mantra que reflejo de
las preferencias de la sociedad catalana”.

Al defender el modelo monolingüe se defiende la idea nacionalista de que la lengua catalana
ha de preservarse per se, sin importar su número de hablantes (son más los
castellanoparlantes en Cataluña que los catalanoparlantes). La lengua se defiende porque es
un bien en sí mismo. De ahí a preservarla para que no se contamine de otras lenguas (que
es lo que hacen las lenguas y así es como se forman) hay muy poco.

Esto crea situaciones difícilmente explicables, como explica Félix Ovejero: “que la lengua
mayoritaria y común en Cataluña sea el castellano y que sin embargo no sea la que
proporciona identidad nos lleva a situaciones conceptualmente complicadas”. La lengua va
antes que la ciudadanía. Es un argumento nacionalista. Al defender la lengua se defiende
una especie de esencia y cultura inmutable. Es una lógica peligrosa, que los más radicales
han usado para defender su idea de “Cataluña para los catalanes”.

Continúa leyendo: Las miserables condiciones con las que los agentes combaten el narcotráfico en Cádiz

Las miserables condiciones con las que los agentes combaten el narcotráfico en Cádiz

Jorge Raya Pons

Foto: Ministerio de Interior

El pasado 18 de febrero saltó una noticia en los periódicos y las redes: la Policía intervino cuatro toneladas de hachís en el Campo de Gibraltar, comarca gaditana ubicada a 15 kilómetros de suelo africano en su punto más estrecho, y detuvo a 16 personas. La operación se celebró como un éxito y el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, visitó la zona un día después del anuncio para estrechar la mano de los agentes y convocar a los medios.

Allí, en la costa de Cádiz y con el mar a sus espaldas, informó a los periodistas sobre los recursos incautados –una estación de radar para controlar los movimientos físicos de los agentes, varios equipos de transmisiones, unos 100.000 euros en efectivo, tres escopetas, una pistola, dos embarcaciones neumáticas, dos tractores, 11 coches y dos motos– y celebró que en 2017 las intervenciones de cocaína aumentaron un 300%; las de hachís, un 40%. “Están desarrollando una gran labor”, felicitó a los agentes. “Debe quedar claro que esta no es una zona que va a estar dominada por los narcotraficantes. Esta es una zona donde el Estado de Derecho se impone y se va a combatir todo tipo de delincuencia. Van a tener la respuesta del Estado de Derecho”. Los sindicatos policiales recibieron el mensaje sin entusiasmo.

Las miserables condiciones con que los agentes combaten el narcotráfico en Cádiz 1
Zoido, en su visita el 19 de febrero a La Línea. | Foto: Ministerio de Interior

El narcotráfico se apodera de la costa gaditana. Las mafias ganan lentamente terreno, poder e influencia en el Campo de Gibraltar, particularmente en ciudades como la Línea de la Concepción –con algo más de 60.000 habitantes–, y lo hacen porque la Guardia Civil y la Policía Nacional no cuentan con los medios necesarios para combatirlos. La situación es particularmente alarmante si atendemos a que el 70% del hachís que entra en Europa lo hace por España y que Cádiz, por su proximidad con Marruecos –principal productor mundial de esta sustancia–, es el puerto de desembarco. Desde enero de 2017, se han incautado más de 183 toneladas de hachís y se ha detenido a 518 personas, según las cifras aportadas por Interior.

Estamos pidiendo al menos 500 agentes más de Guardia Civil [actualmente son 2.600, repartidos entre las comandancias de Cádiz y Algeciras; en la Policía Nacional, 2.200] para toda la provincia”, explica José Encinas, secretario general provincial de la AUGC (Asociación Unificada de Guardias Civiles) en Cádiz. “Y no se trata únicamente de agentes uniformados. Necesitamos grupos de investigación, es donde se debe hacer el mayor esfuerzo: solo así se puede descabezar a las mafias y bandas de narcotráfico. Pedimos que se refuerce y que se implante un aumento en la plantilla y que haya una renovación de nuestro medios materiales. Tenemos medios muy obsoletos”.

“No puede ser que tengamos siete embarcaciones cargadas de droga y una sola patrullera para intentar interceptarlas”

Encinas explica que los cuerpos están desbordados, que el trabajo es inmenso: “Hay veces que solo llega una embarcación en todo el día. Hay días que tenemos 7 ú 8 embarcaciones –hasta 15– en una sola tarde, todas ellas pendientes de paralizar en costa. Por ejemplo, el otro día había siete embarcaciones pendientes de alijar y cada una tenía 3.000 kilos. Esto quiere decir que había 21.000 kilos pendientes de llegar a costa”. Para detectarlas, la Guardia Civil utiliza el sistema SIVE, que emplea una tecnología de cámaras, antenas y radares monitorizados desde tierra. El primer lugar donde se instauró fue en Cádiz y el portavoz argumenta que su tecnología se ha quedado antigua, que necesita una renovación: los narcotraficantes van varios pasos por delante.

“Y por otro lado”, continúa Encinas, “si los operarios del SIVE detectan embarcaciones en las cuales transportan droga, necesitan personal en tierra para su interceptación. En tierra y en mar. No puede ser que tengamos siete embarcaciones cargadas de droga y una sola patrullera en alta mar para intentar interceptarlas. Esa patrulla es insuficiente. Más si tenemos en cuenta que la potencia de los motores que llevan las patrulleras de la Guardia Civil es totalmente inoperativa respecto a la potencia de los motores con las que están dotados las embarcaciones de los traficantes. Puede haber hasta una diferencia de 10 nudos de velocidad máxima (18 kilómetros por hora)”.

Las miserables condiciones con que los agentes combaten el narcotráfico en Cádiz 2
La distancia entre la costa gaditana y el continente africano es de 14 kilómetros en sus puntos más cercanos. | Fuente: Google Maps

El agente Javier López Morales conoce bien estas limitaciones. El portavoz del SUP (Sindicato Unificado de Policía) en la Línea de la Concepción recorre todos los días su ciudad con el coche patrulla. Las historias del narcotráfico parecen lejanas, pensamos en México y Colombia y quizá Bolivia, pero están en nuestras costas. “Aquí hay una escalada de violencia”, dice López Morales, con un tono preocupado. “Cada vez hay que estar más atentos, cada vez hay que ir más prevenido. Ya no se limitan a huir cuando los interceptamos: se defienden, se enfrentan a nosotros. Nos sentimos en desventaja porque ellos son más y porque no tenemos medios”.

El 6 de febrero, una veintena de hombres encapuchados irrumpió en el hospital de la Línea para liberar a un narcotraficante detenido por la Policía Nacional tras una larga persecución de la que salió herido. Los encapuchados llegaron en varios todoterrenos, los aparcaron en la puerta del hospital, se abrieron paso en los corredores, buscaron al narco y finalmente lo encontraron en una sala de espera, escoltado por dos agentes. Los encapuchados lograron liberarlo, montarlo en uno de los todoterrenos y esconderlo en un lugar que se desconoce. Los agentes apenas lograron retener a uno de los colaboradores.

El 19 de febrero, a escasas horas de la visita de Zoido, tres encapuchados asaltaron a punta de pistola el depósito judicial de Conil de la Frontera para recuperar una lancha de tres motores y 12 metros de eslora embargada a otro narcotraficante de la zona. Ninguno de ellos fue detenido y siguen en paradero desconocido, igual que la lancha. El ministro sostuvo públicamente que la Policía Nacional y la Guardia Civil cuentan con los recursos para abordar el escenario, más allá de los casos recientes.

“El siguiente paso es que se lleven a un detenido de los calabozos de la comisaría”

“Es que estamos en total desventaja”, reitera López Morales. “La sensación es de abandono total. Cada vez que pedimos algo, nos dicen que tenemos los medios adecuados. Luego ocurren cosas como lo del hospital o apedreamientos a compañeros o embestidas a nuestros coches. Nos embisten y los vehículos que tenemos no son todoterreno. Cuando nos quejamos nos dicen que son casos aislados, cosas puntuales. No hacen nada. Nosotros nos vemos abandonados porque les estamos avisando y esto está yendo a más. El siguiente paso es que se lleven a un detenido de los calabozos de la comisaría…”.

Encinas comparte su preocupación con López Morales y dice que los narcotraficantes “están subiendo un escalón” en la violencia de sus actuaciones. “Hace unos años el trato que teníamos con los narcotraficantes era relativamente correcto: ellos hacían su trabajo y nosotros el nuestro”, añade el portavoz. “Pero hoy en día eso se ha superado. Por un lado, porque ahora las mercancías son 10 veces más grandes que antes y, por tanto, la cantidad que pueden perder es mayor. Y, por otro, porque ha cambiado la generación y esta es más violenta”.

“Hay que declarar esta comarca como una zona con singularidad, con un juzgado específico contra el narcotráfico”

La Línea de la Concepción es una de las ciudades más deprimidas de España y el paro supera el 33%. El tráfico de drogas y el contrabando de tabaco están profundamente arraigados en la economía local: es difícil cuantificar el número de familias que subsisten –directa o indirectamente– por este negocio y la aceptación es notoria: se comprueba, en muchas ocasiones, en la propia forma en que reciben a los policías. “Es mucha gente la que come de esto”, cuenta López Morales. “Está bastante integrado en la sociedad. Te das cuenta incluso cuando pones en internet la noticia de la detención de un traficante. Ves un montón de comentarios en contra. La gente lo defiende. Le dan una justificación. Hay más gente en esto de lo que creíamos. Hay un sector importante de la Línea que lo defiende y que lo apoya. Es un peligro”.

Hay razones, entonces, para comprender que el desaliento se extienda en las filas. “Hay una falta de motivación…”, lamenta López Morales. “En esta comisaría no tenemos un complemento territorial que compense estas condiciones de trabajo. Todos los compañeros se quieren ir de aquí. La gente que viene es porque vive cerca, porque es natural de Sevilla o Jerez. Es una comisaría de paso y salen volando en cuanto pueden. Tenemos un problema de fuga de funcionarios; siempre hay plazas descubiertas en el catálogo. Y es normal: se gana lo mismo en la Línea que en Estepona, y te digo que Estepona no tiene nada que ver con esto”.

Las particularidades del escenario provocan que muchos funcionarios soliciten el traslado. Sin embargo, no impiden que los entrevistados conserven la esperanza de revertir la situación. López Morales tiene soluciones muy asequibles, como conseguir un furgón policial con rejas y protecciones para los días de registros en las calles más peligrosas, y otras más ambiciosas, únicamente posibles con “mucha ayuda y atención” del Gobierno central. “Si se implicasen de verdad, crearían un juzgado especial para los casos de narcotráfico”, dice. “Así agilizarían estos temas. Ahora mismo, los juzgados no dan abasto con todo lo que hay: narcotráfico, malos tratos, delincuencia común… Aquí hay muchísimo trabajo. No se iban a aburrir. Un juzgado especial despejaría mucho”.

Las miserables condiciones con que los agentes combaten el narcotráfico en Cádiz 3
La Línea de la Concepción, vista desde el Peñón de Gibraltar. | Foto: Jon Nazca/Reuters

Encinas sostiene que esta medida sería decisiva. “Hay que declarar esta comarca como una zona con singularidad, con un juzgado específico contra el narcotráfico para que no haya estas dilaciones por la carga de trabajo”, dice el portavoz. “Es que por estas dilaciones, a menudo, el narcotraficante queda absuelto o con penas muy bajas”.

Hace unas semanas, en el mes de diciembre, se produjo uno de los hechos más llamativos: la defensa del narcotraficante Abdellah El Haj Sadek –conocido con el apodo de Messi– negoció su libertad provisional con el fiscal jefe de Algeciras y llegó a un acuerdo ventajoso: con el pago de 80.000 euros esquivaría temporalmente la celda. Unos días más tarde, como relata ABC, cenaba en una marisquería de Palomares junto a su familia.

Con todo, Encinas recuerda que en la lucha contra el narcotráfico, es decisivo conseguir un cambio social verdadero, que con la acción policial no basta: hay que lograr que el tráfico de drogas no sea únicamente reprobable desde un punto de vista ético, sino innecesario en términos económicos. “Hay que implantar unas medidas sociales en las que se impliquen todas las administraciones, locales y estatales”, concluye. “Hay que fortalecer los puestos de trabajo en la comarca”. Sus palabras cobran sentido si atendemos al contexto socioecónomico de la zona: con una tasa de desempleo por encima del 30%, los salarios que las mafias del narcotráfico ofrecen a los peones –tal y como informa el diario malagueño Sur– son tentadores: un aguador [informador para la organización] puede cobrar mensualmente entre 1.000 y 2.000 euros y un paquetero [colaborador en el desembarco en costa], entre 2.000 y 3.000 euros.

A tenor de las denuncias, The Objective contactó con el Ministerio de Interior para conocer su postura. No obtuvo respuesta.

Continúa leyendo: Me llena de odio -y de satisfacción-

Me llena de odio -y de satisfacción-

Gonzalo Gragera

Foto: Sipi
EFE

Estrategia de comunicación: irritar al contrario. Lo vimos hace unos años en la acción política de Podemos, partido cuyo ejercicio de propaganda aprovechaba el odio visceral –como todos, supongo- que despertaba en sectores más o menos conservadores y liberales para introducir y difundir sus ideas en el conjunto de la sociedad española. De ahí, claro, que acudieran a tertulias de cadenas con público de derechas, donde de sobra sabían, y de manera inteligente, que el precio de lo viral era más asequible. De esas ya antiguas luchas dialécticas sacarían mucho más provecho que de mesas redondas de cualquier facultad o de ponencias académicas y eruditas de pasillos universitarios, e incluso más que de su capacidad de convocatoria en las redes sociales. Y es que nada como el odio, su impulso, para transmitir un mensaje; nada como la crispación del enemigo para alimentar una idea.  Rufián es otro que supo de la lección en los meses –pasados, creo, espero- más complicados de la secesión orquestada en los partidos independentistas catalanes. Mientras todos compartían, en actitud de desprecio, sus desvaríos y ocurrencias, tales desvaríos y ocurrencias circulaban, con notable éxito y acogida, por todo el país. Un diputado de un partido de escueta representación parlamentaria en el Congreso, principal imagen –discurso- de buena parte de la política española.

Y es que el público necesita –necesitamos- del odio para multitud de asuntos, pero quizá el principal es el hecho de afirmarse, el hecho de confirmarnos en nuestra propia personalidad. El odio nos aleja de aquello que no queremos ser, nos marca distancias respecto de aquello a lo que le tenemos fobia, lo que nos causa rechazo, aquello que consideramos malo incorrecto equivocado Un lector de tendencia izquierdosa necesitará compartir entre sus amigos virtuales las barbaridades que escriba un autor o periodista o columnista partidario de cualquier tesis histórica sobre –tema facilón- el franquismo y las cosas buenas que nos dejó. También al contrario, evidente: la autora de derechas se rasgará las vestiduras ante el párrafo de intención polémica de cualquier firma de izquierdas. Se intuye: en cuanto hay lucha de posiciones, o disparidad de criterios, además de argumentar el error ajeno, necesitamos, para quedar tranquilos con nuestra conciencia y con nuestro criterio, ridiculizarlo, denostarlo. Y es entonces cuando vamos a la búsqueda del odio, a ese interés por leer opiniones que consideramos irrisorias, infantiles, descabelladas; y también el interés en difundirlas, en hacer ver a los demás la estupidez en la que otros –siempre los otros- están inmersos. Un denunciar la estupidez del prójimo que es, más bien, un favor hacia este: lo vemos a diario en el periodismo sensacionalista, ahora llamado de clickbait.

Lo escribe Ricardo Dudda en Letras Libres: “Hay una parte de construcción del enemigo para justificar las propias acciones. Al elaborar un hombre de paja y luchar contra él, además, uno construye su identidad a medida. Uno puede moldear al enemigo para moldearse a sí mismo”. Necesitamos consumir el odio, y odiar, para convencernos de que no somos aquello que odiamos. El odio como bienestar narcisista de saberse distinto, seguro, cómodo –pleno convencimiento- en la idea propia. El odio como emoción para establecer la diferencia con el adversario. O con la actitud moralmente reprochable. El odio que nos llena de odio, y de satisfacción.

TOP