Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Series que los Emmy deberían tomar en cuenta... y tú también (Parte 2)

Nerea Dolara

Foto: FX
FX

Continuamos con el conteo de series que la Academia de Televisión debería tener en cuenta para su nominaciones a los Emmy, pero casi de seguro van a ser olvidadas por los miembros votantes en la vorágine de las series más populares. Puede que ellos no las vean, pero tu deberías. Aquí otros seis excelentes shows terminando la lista.

Series que los Emmy deberían tomar en cuenta... y tú también (Parte 2) 3
NBC continúa emitiendo buenas series. Good Place es un ejemplo de ello. | Imagen vía NBC

The Good Place

Esta comedia tiene detrás a escritores de Parks & Recreation y Brooklyn Nine Nine, cuenta con Kristen Bell y Ted Danson en el reparto y tiene una premisa como menos interesante, así que no es difícil imaginar por qué funciona también. El tipo de humor de Mike Schur es muy específico, lleno de guiños y con un buen equilibrio entre humor negro y corazón y aquí convive con un concepto complejo que ofrece la posibilidad de construir un mundo de cero. The Good Place es el lugar al que va la gente que, al morir, tiene un buen balance de acciones en su cuenta de vida. Eleanor (Bell) llega allí en el primer episodio, pero minutos después, durante una inducción hecha por el ángel/arquitecto Michael (Danson), se descubre que Eleanor era realmente una persona bastante detestable y que ha habido un gran error. La serie juega con el concepto de pez fuera del agua pero apuesta a mucho más. El reparto es excelente y el final de la temporada tiene un giro tan inesperado como brillante y un cambio de expresión que en sí mismo merece un Emmy.

Series que los Emmy deberían tomar en cuenta... y tú también (Parte 2) 4
You’re the worst, comedia romántica de FX | Imagen vía FX

You’re The Worst

El título de esta serie no miente. Sus personajes son lo peor. Una especie de comedia romántica directa y muy negra, esta serie logra convertir a estos desadaptados en personas tridimensionales por las que el espectador apuesta. Aunque hay mucho alcohol, sexo enloquecido y drogas, hay también una larga y muy bien manejada trama sobre la depresión, o sobre el PTSD en los veteranos de guerra y la poca ayuda que reciben del Estado o sobre las relaciones disfuncionales y las buenas y malas maneras de manejarlas.

Series que los Emmy deberían tomar en cuenta... y tú también (Parte 2) 6
The Americans, una serie de drama de la Guerra Fría acerca de espías soviéticos de la KGB | Imagen vía FX

The Americans

Vale, esta serie por fin apareció en el radar de los Emmy el año pasado, después de que los críticos gritaran a los cuatro vientos durante cuatro años sobre su calidad excepcional. Es posible que este año entre de nuevo -la Academia disfruta nominar a los que ya han sido nominados- pero eso no quita que sea una serie con poca audiencia que necesite que más gente la vea.

Elizabeth y Phillip son lo que podría parecer un normal matrimonio americano en los ochenta, pero en realidad son dos agentes encubiertos de la KGB. La serie está casi tan documentada como Mad Men (sus creadores son igual de obsesivos que Matthew Weiner) y cuando trata con los rusos lo hace con subtítulos, porque, a pesar de lo que nos han enseñado las películas, nadie habla con alguien de su propia nacionalidad en un idioma extranjero así porque sí. En cinco años la serie se ha expandido y mejorado y sus protagonistas, así como los demás miembros del reparto, especialmente la pobre Martha, se han merecido Emmys desde el día uno.

Series que los Emmy deberían tomar en cuenta... y tú también (Parte 2)
Comedia dramática, creada y protagonizada por Donald Glover. | imagen vía FX

Atlanta

Esta obra maestra acaba de ganarle a Donald Glover un puesto en la Academia de Cine. Sí, ellos dicen que es por sus créditos de cine (¿alguien se acuerda que sale 5 minutos en The Martian?), pero la realidad es que esta serie ha dejado claro en la industria que Glover, que también protagoniza, no es sólo buen actor, buen comediante y buen rapero sino un guionista con un estilo propio muy lleno de humor absurdista y emoción. La premisa es simple, el personaje de Glover es un chico pobre con una hija (no se sabe por qué, pero dejó una universidad de la Ivy League) que termina por dedicarse a manejar la incipiente carrera como rapero de su primo, un narcotraficante con aspiraciones musicales.

Series que los Emmy deberían tomar en cuenta... y tú también (Parte 2) 2
High Maintenance sigue a un repartidor de marihuana por la ciudad de NY | Imagen vía HBO

High Maintenance

Esta serie es una pequeña joya de narración observacional. La estructura no tiene mucho misterio: cada episodio sigue a un dealer por las calles de Nueva York a casa de sus clientes y luego explora la vida de estos. Una comedia delicada y que atrapa, y que en su última temporada cuenta con un episodio que llegó a la lista de mejores del año de muchos críticos, contado desde la perspectiva de un perro. Imaginativa, realista, cercana.

Series que los Emmy deberían tomar en cuenta... y tú también (Parte 2) 1
Better Things, es una comedia creada por Pamela Adlon and Louis C.K | Imagen vía Colleen Hayes/FX

Better Things

Pamela Adlon es conocida para quien haya visto Louie, pero esta serie es todo ella. La escribe, la protagoniza y está basada en su vida. Adlon interpreta a una actriz cuarentona, divorciada y con tres hijas (que varian entre la adolescencia y la niñez). Poco más hay que contar, salvo que Adlon logra pintar un retrato realista, sentido y complejo de una mujer en sus cuarentas e incluso de sus hijas adolescentes. Honesta, dura y muy graciosa esta serie se merece mucho más.

Save

Save

Continúa leyendo: Series que los Emmy deberían tomar en cuenta... y tú también (Parte I)

Series que los Emmy deberían tomar en cuenta... y tú también (Parte I)

Nerea Dolara

Foto: Netflix
Netflix

Este mes se anuncian las candidaturas a los Emmy y hay muchas series que sólo pueden calificarse como excelentes que no sólo no serán nominadas, sino que nadie, o casi nadie, ve. Queremos reparar eso. Aquí comienza la lista.

A mediados de julio se anuncian las nominaciones a los premios Emmy. Hay algunas series que tienen lugares ganados (casi de seguro) en la competencia, pero hay otras que, aunque buenas, es probable que no estén en el radar de los miembros de la academia. Y deberían. Y también tendrían que tener más audiencia. Así que desde aquí -aunque sea un esfuerzo fútil cuando se trata de los miembros de la Academia de Televisión- vamos a enumerarlas y recomendarlas. Puede que no se ganen un Emmy, pero son dignas de ver.

Series que los Emmy deberían tomar en cuenta... y tú también (Parte I) 8
Las protagonistas de The Good Fight: Rose Leslie, Christine Baranski y Cush Jumbo. | Foto via The Good Fight.

The Good Fight

The Good Wife vivió sus cinco años de existencia con amor de los críticos y con la ventaja de ser una de las únicas series de prestigio que se emitía en señal abierta. Cuando terminó, su tono crítico y su incorporación de la realidad política y social en sus tramas casi en el acto, parecían haberse perdido y haber sido suplantadas por fantasías políticas alla Frank Underwood y compañía… y luego llegó The Good Fight. La serie, que finalizó una excelente primera temporada, es un spin of que tiene a Diane Lockhart (los fans de The Good Wife saben quien es, los que no se enamorarán rápido de ella) como protagonista.

Originalmente, los creadores habían planificado una temporada en un país gobernado por Hillary Clinton… cuando Trump ganó tuvieron que hacer cambios. La primera escena ve a una liberal Diane en shock ante la juramentación de Trump. Y desde ahí The Good Fight no sólo se convierte en una serie actual, sino activamente activista… y excelente.

Series que los Emmy deberían tomar en cuenta... y tú también (Parte I) 6
Alia Shawkat protagoniza la comedia ‘Search Party’ | Imagen vía TNT España

Search Party

Inicialmente parece ser un relato sobre las vidas de un grupo de jóvenes hipsters -y bastante egoístas en algunos casos- pero Search Party sorprende llevando su premisa a caminos insospechados. Alia Shawkat (Arrested Development) es una joven sin rumbo, con un trabajo insatisfactorio y una relación… que es igual. Hasta que ve la noticia de la desaparición de una ex compañera de la universidad.

Sí, no la conocía mucho, pero le afecta y lo que empieza como una pequeña crisis existencial termina por convertirse en una descabellada búsqueda.

Series que los Emmy deberían tomar en cuenta... y tú también (Parte I) 2
Crazy Ex-Girlfriend una serie de TV dirigida por Rachel Bloom | Imagen vía The CW

Crazy Ex-Girlfriend

No es la primera vez que esta serie se menciona aquí y hay una razón, es genial. Genial en el sentido de que las personas que la escriben son genios, y que su co-creadora y protagonista es de otro mundo. Esta serie, que finalizó con un bang y una vuelta de tuerca impresionante y muy bien lograda su segunda temporada, es una olvidada. Tiene poca audiencia pero amor crítico. Tiene una sarta de canciones que podrían venderse en discos (merecen escucharse una y otra vez para captar los matices más sutiles de su humor y es posible porque están en Youtube) y un elenco diverso, excelente y perfecto.

Series que los Emmy deberían tomar en cuenta... y tú también (Parte I) 3
Superstore debutó en la NBC en noviembre de 2015 | Imagen vía NBC

Superstore

Esta es la típica sitcom de señal abierta, sólo que no lo es. La comedia, que protagoniza America Ferrara (Ugly Betty), tiene un extraño rango de humor, algo en el estilo de Arrested Development o The Office, mezclado con Friends. Es una serie centrada en una tienda al estilo de Wallmart, con empleados de todo tipo y situaciones que van desde lo más rutinario hasta lo más surreal. Al final de su segunda temporada Superstore se dio la oportunidad de empezar de nuevo (SPOILER ALERT: la tienda se destruye en un tornado) y las posibilidades son emocionantes.

Series que los Emmy deberían tomar en cuenta... y tú también (Parte I)
Casual una serie de Hulu | Imagen vía Hulu

Casual

Hay familias disfuncionales en televisión, siempre las ha habido. Pero estos dos hermanos podrían competir por un puesto en el top cinco. Val y Alex tienen una relación codependiente por decir poco, pero no sorprendente cuando al poco de comenzar la historia se descubre que sus padres eran una pareja poliamorosa (los niños tuvieron una infancia llena de gente desnuda caminando por sus pasillos) y completamente irresponsable en la crianza de sus hijos. El resultado es una ultra controlada Val, que al comienzo de la serie está en medio de un divorcio y se muda con su hija adolescente (otra joya de la disfunción) a casa de su hermano, y Alex, un hombre-niño incapaz de establecer límites e incapaz de establecer ninguna relación, salvo con su hermana.

A veces dura, Casual es una dramedia que merece la pena.

Series que los Emmy deberían tomar en cuenta... y tú también (Parte I) 1
Bojack Horseman | Imagen vía Netflix

Bojack Horseman

Sí, es animada. Sí, el protagonista es un caballo. Sí, ya hay muchas series sobre hombres hundidos en depresiones. Da igual, todos los peros que se pongan se desvanecen sólo con verla. Un mundo rico, la diseñadora de producción, Lisa Hanwalt, es capaz de crear un mundo detallado y lleno de un humor a veces negro y a veces tontorrón, que seduce de inmediato.

Y luego están sus personajes (con sus voces). Bojack (Will Arnett), el actor con un éxito en los ochenta sumido en una perpetua depresión y en el abuso de sustancias. Princess Carolyn (Amy Sedaris), su agente y a veces amante y también una gata rosa. Diane (Alison Brie), la periodista contratada para escribir una biografía de Bojack. Mr. Peanutbutter (Paul F. Tompkins), el actor competidor de Bojack que siempre está alegre y es medio tonto porque es… un labrador. Todd (Aaron Paul) un joven sin casa a quien Bojack invita a vivir en su casa -para no sentirse solo- y que tiene como asistente.

Así de primeras es simple, pero Bojack Horseman es todo menos simple. El final de su tercera temporada ha regalado uno de los momentos más desgarradores de la televisión actual y en su segunda trata con inteligencia y delicadeza el tema de la depresión. El aborto, las relaciones, el éxito, la soledad, todo está aquí acompañado por gags visuales hilarantes y hasta un episodio completamente silente que es una joya. Definitivamente una de las mejores series actuales.

Save

Save

Continúa leyendo: 'Grace and Frankie', icono televisivo de la tercera edad

'Grace and Frankie', icono televisivo de la tercera edad

Néstor Villamor

Las ancianas ya no son ancianas. Al menos en la televisión. Ya no hacen punto ni bizcochos. No están todo el día pendientes de sus hijos, que para algo son mayorcitos. Si ya de por sí las series protagonizadas por mujeres son minoría (aunque tampoco son excepciones: Sexo en Nueva York, Mujeres desesperadas…), Grace and Frankie, la aclamada comedia sobre dos septuagenarias cuya cuarta temporada se estrena este viernes en Netflix, es una propuesta que no solo desafía al sexismo, sino también al ageism, la discriminación por la edad.

Para hacerse una idea más o menos realista de cómo son Grace y Frankie basta con imaginar a las chicas de oro saliendo de farra, quemando la pista, tomando peyote, sufriendo los dolores post-masturbatorios generados por la artritis y poniendo verdes a sus exmaridos homosexuales. Porque la comedia arranca precisamente cuando a Grace (Jane Fonda) y Frankie (Lily Tomlin) les dicen sus respectivos cónyuges, Robert (Martin Sheen) y Sol (Sam Waterston), que se van a divorciar de ellas porque llevan 20 años liados y han decidido casarse. Tras el shock, ambas se van a vivir a una casa que habían comprado las dos parejas en multipropiedad. E intentan seguir con su vida como pueden: Grace crea un perfil en una página web de citas, Frankie intenta poner a la venta un lubricante vaginal orgánico creado por ella misma que además es comestible (“una no debería ponerse en la vagina nada que no se llevase a la boca”, razona) y entre las dos inventan un vibrador para mujeres de la tercera edad que no deje las manos agarrotadas y cuyas instrucciones estén en letra bien grande para poder leerlas sin gafas de cerca.

Señoras que practican sexo

Pero más allá de momentos más o menos divertidos, la serie refleja un cambio de tendencia que se va consolidando en el cine y la televisión mainstream: mostrar la sexualidad de las mujeres de cierta edad. Ocurrió en 2003 con Las chicas del calendario, una historia basada en hechos reales sobre señoras que posan desnudas para hacer un calendario benéfico para luchar contra la leucemia. Del mismo año es Cuando menos te lo esperas, en la que una madurita Diane Keaton se lía con un joven Keanu Reeves. Y también fue Keaton quien, aunque en un papel secundario, conseguía por fin su primer orgasmo en Porque lo digo yo (2007).

Y el avance social no es solo para ellas. Los gays de Grace and Frankie muestran una realidad nueva del colectivo, inequívocamente ligada a la aprobación del matrimonio homosexual en Estados Unidos en 2015, año en que se estrenó la primera temporada. La pareja que forman Martin Sheen y Sam Waterston es una de las pocas representaciones televisivas del colectivo LGTB de la tercera edad. Se suma así a la estela de Transparent, drama producido por Amazon sobre una anciana transexual.

Avance por fuera, retroceso por dentro

Pero los avances que la serie proyecta en la pantalla distan mucho de estar reflejados en las condiciones laborales de las actrices. Aunque son ellas las que llevan el peso narrativo (y el título) de la ficción, Fonda y Tomlin cobran lo mismo que los actores que interpretan a sus exmaridos, que si bien aparecen en todos los episodios, tienen un papel secundario. Según Fonda, fue Tomlin quien se enteró de que sus compañeros cobraban lo mismo que ellas. “No nos hace gracia”, se quejó la ganadora de dos Oscar. “El programa no es Sol and Robert, es Grace and Frankie“, lamentó a su vez la otra coprotagonista. Por su parte, Sheen y Waterston han salido en defensa de las actrices y han dicho en una entrevista televisiva que deberían “recibir un aumento” porque “son las que llevan la serie”.

Queda por descubrir si la discriminación salarial se ha solucionado para esta cuarta temporada. Lo que sí se sabe ya es que la nueva entrega contará con la participación de Lisa Kudrow, la inolvidable Phoebe de Friends.

Continúa leyendo: El hotel de Juego de Tronos abre sus puertas para amenizar la espera a los fans

El hotel de Juego de Tronos abre sus puertas para amenizar la espera a los fans

Redacción TO

Foto: Lapland Hotels

Juego de Tronos no vuelve hasta 2019, y 2018 acaba de empezar. Los fans de uno de los fenómenos de la ficción televisiva más importantes de los últimos años andan mordiéndose las uñas por una espera que se puede hacer muy larga. Para ellos hay un lugar en el mundo muy especial: el hotel ambientado en Juego de Tronos. Lapland SnowVillage, un hotel construido únicamente de nieve y hielo que reproduce de manera muy fidedigna el universo de la serie, está ubicado en Finlandia y es una auténtica delicia para los seguidores de GoT (por sus siglas en inglés). El complejo completo cubre un área de aproximadamente 20.000 metros cuadrados.

Imagen: Lapland Hotels

Imagen: Lapland Hotels

Imagen: Lapland Hotels

Imagen: Lapland Hotels

Diseñadas por escultores de hielo profesionales de todo el mundo, cada una de sus 24 habitaciones presenta una figura de hielo relacionada con la serie basada en los libros de George R.R. Martin.

Las temperaturas alcanzan los 5 grados bajo cero en el interior, por lo que se ofrecen bolsas para dormir térmicas y de alta calidad con el objetivo de mantener a los huéspedes calientes, así como un zumo de bayas calientes por las mañanas. Se recomienda que los huéspedes se alojen en el hotel durante como máximo una noche debido a las condiciones del hielo, hay cabañas de troncos calientes disponibles en el exterior si desean extender su estadía.

Imagen: Lapland Hotels

Imagen: Lapland Hotels

Imagen: Lapland Hotels

Imagen: Lapland Hotels

La experiencia es completa: los huéspedes reciben también una visita guiada dentro del complejo, un desayuno buffet en el restaurante y un diploma de Juego de Tronos para conmemorar su estancia.

El hotel fue construido en el año 2000, no obstante es el primero de hielo basado en la temática de Juego de Tronos y aprobado por la propia HBO, productora de la serie.

Los viajeros pueden reservar una noche en el hotel de nieve o simplemente visitarlo durante el día. Los precios son algo elevados: 65 euros por una visita guiada durante el día, de 165 a 450 euros por habitación y noche, dependiendo del tamaño y servicios de ésta. Sin embargo, para los verdaderos fans de la serie, esta será una experiencia irrepetible e impagable. Winter is coming, for real.

Continúa leyendo: Charles Forsman: “Es difícil escribir historias felices”

Charles Forsman: “Es difícil escribir historias felices”

Nerea Dolara

Foto: Charles Forsman

El autor del cómic The End of The Fucking World vio su oscura historia adolescente ser llevada con éxito a la pantalla y convertirse en fenómeno de Netflix. Hablamos con él.

No es una novedad que estamos en la era de oro de la televisión. En tiempos como estos es difícil dar con mucha de la excelente programación disponible, así como es grandioso el abanico de diversidad temática y de tono que ha terminado por poblar las series en los últimos años. Un buen ejemplo de este atrevimiento reciente es The End of The F***ing World (TEOTFW). La serie británica, que tiene sus ocho episodios en Netflix, tiene una premisa de esas que hace poco nadie habría financiado: un adolescente psicópata y una adolescente rebelde y suicida emprenden un viaje juntos, él planea matarla pero no todo sale como era esperado.

Violenta, dura y muy graciosa, la serie tiene como material de origen un cómic del mismo nombre escrito por Charles Forsman. Hablamos con el autor.

Charles Forsman: “Es difícil escribir historias felices” 6
Portada de The End of the Fucking World (TEOTFW) + Retrato de Charles Forsman vía Charles Forsman.

¿Cómo te convertiste en dibujante de cómics?

Mi hermano mayor me generó interés en dibujar superhéroes desde pequeño. Siempre quería dibujar mejor que él. En ese tiempo quería ser caricaturista pero luego perdí interés en la adolescencia y mis veintes. Vivía en Los Ángeles en el 2003 y comencé a ir a tiendas de cómics y volví a enamorarme del género. Apliqué a la que era una nueva escuela entonces, The Center for Cartoon Studies, y me aceptaron. Desde mi graduación en 2008 he hecho mis propios cómics y no he parado.

Tu estilo de dibujo es directo y duro. ¿Proviene de los personajes o viceversa?

Intento dibujar en un estilo que se ajuste a la historia. Si miras todos mis libros ves a un artista que no puede quedarse en un sólo estilo. Antes solía reclamarme esto, ahora lo acepto como algo positivo.

Charles Forsman: “Es difícil escribir historias felices”
Imagen cortesia: Charles Forsman

¿Quiénes son tus influencias?

Tengo muchas. Caricaturistas americanos tempranos como George Herriman y E.C. Segar son grandes influencias. También Charles Schulz. También me gustan Frank Miller, Klaus Janson, José Muñoz, que hizo los cómics de Alack Sinner. Hay muchos más pero no me vienen sus nombres.

En TEOTFW los personajes, como en muchas de tus historias, son adolescentes. ¿Hay una razón para que te centres en este tiempo de la vida adulta? ¿Qué te interesa de ese momento?

Sí, creo que sigo volviendo a los adolescentes porque era un tipo muy depresivo cuando tenía esa edad. Estaba frustrado y perdido. Quería crecer rápido y de alguna manera lo hice. Es un tiempo en que estás incómodo en tu propia piel y sólo quieres huir, crecer, y no siempre eres capaz de estar en el presente. Y al mismo tiempo tienes tanta pasión y experimentas lo que es sentir por primera vez y es tan intenso, precioso y frágil.

¿Cómo eras cuando eras adolescente?

Estaba deprimido. Perdí a mi padre cuando tenía 11 años y creo que eso afectó mi personalidad. Fumaba marihuana y trabajaba en un cine. Escuchaba música y tocaba en una banda. Nada especial.

Charles Forsman: “Es difícil escribir historias felices” 3
Imagen cortesía: Charles Forsman.

En TEOTFW tienes a un sociópata como protagonista. ¿Por qué tomaste esa decisión? ¿Cómo funciona un personaje sociópata en cuanto a narrativa e ideas?

Pensé que era una idea interesante para un personaje. Cuando comencé el cómic no tenía idea de a dónde iba. Pero me gusta poner reglas y parámetros en cuanto a personajes o prácticas, para ayudar a que el proceso se mueva. Y creo que James es sociópata porque era un reto interesante retratar un personaje así sin que fuese un monstruo.

En TEOTFW los adultos son básicamente horribles. ¿Son oscuras tus historias como forma de protesta contra la sociedad o un retrato de lo que ves?

Me preguntan mucho esto. Supongo que es como veía a los adultos de adolescente. Y creo que es un sentimiento muy común. Veía a los adultos como cuidadores corruptos. Pensaba que tenía todas las respuestas, ¿sabes?

¿Crees en los finales felices?

(Risas) Creo que sí. Pero es difícil escribir historias felices. La vida es impredecible y nunca se ajusta a una fórmula narrativa. Es como sale de mí. Tal vez algún día escriba una historia feliz. Ya lo veremos.

Charles Forsman: “Es difícil escribir historias felices” 2
Imagen cortesía: Charles Forsman

¿Cómo fue la adaptación con Netflix?

Hubo mucha libertad pero hablé con el co-director y creador de la serie, Jonathan Entwistle, durante todo el proceso. Así que a pesar de que no estaba involucrado oficialmente él recibía mis comentarios. Creo que era importante para él hacer algo que me gustase. Y no tenía que hacerlo. También nos llevaron a mí y a mi compañera, Melissa Mendes, al Reino Unido para ver parte del rodaje. Fue una experiencia increíble. Escuchar a los actores decir líneas que escribí hace años fue emocionante. 

¿Has visto la serie? ¿Te gusta?

La vi y la amé. Me sorprendió mucho lo que hicieron y ahora soy un seguidor de Charlie Covell. Ella cogió mi comic, lo trajo a la vida y lo reorganizó de una manera que es un honor verlo.

¿Cuáles son tus siguientes proyectos?

Estoy comenzando un nuevo cómic que aún no tiene título pero que publicaré con Patreon. Será como una suscripción. Los lectores pueden pagar 3 dólares al mes y recibir un capítulo en su email. Me gusta la serialización y es mi forma favorita de trabajar. También me han publicado tres libros en 2017: Slasher, Revenger & the Fog y I Am Not Okay With This, así que he estado ocupado.

TOP