Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Sgt. Pepper's de los Beatles, una reliquia que agitar

Clara Paolini

Foto: Peter Blake, co-autor de la portada

Como una bola de nieve de juguete, de esas que conservan tras el cristal esférico una figura fija bañada en partículas danzantes. Así es el Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de los Beatles, el álbum que cambió la historia musical del siglo XX y que ahora cumple su 50 aniversario. Basta agitar el objeto, escucharlo, para encontrarse absorto ante la escena capturada y reactivar así la nostalgia de aquel pasado petrificado. En la bola, la figura esencial queda intacta, inmutable, pero a su alrededor, el movimiento de las variables motas insufla vida al homenajeado centro.

Ha pasado medio siglo desde el día que Sgt Pepper’s de los Beatles saliera a la venta en Reino Unido el 1 de junio de 1967, y hoy, aquella bola de nieve sigue agitándose en un lugar de excepción de la vitrina de reliquias musicales. Es sencillamente imposible escuchar sus canciones de la misma forma en la que lo hizo aquella primera generación de fans que desvelaría sus sonidos en la antesala del verano del amor, pero ni falta que hace. Desde el presente, en un contexto donde la fábrica del pop está ya sobreengrasada y los Beatles forman parte del elenco de mitos del siglo XX con omnipresente influencia, lo importante sigue siendo escuchar para, sino viajar el pasado, apreciar la joya cristalizada.

Sgt. Pepper´s de los Beatles, una reliquia que agitar 1
Los musicólogos siempre han debatido el género de Sgt. Pepper y las opiniones van desde clasificarlo de “proto-progresivo” o “síntesis clásico-psicodélica”.

¿Es Sgt. Pepper’s el mejor disco de rock de todos los tiempos?

Existen pocos álbumes que hayan sido analizados, estudiados, comentados y tan escrupulosamente diseccionados como el Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, y dado que la poderosa industria detrás de marca Beatle no se pierde un aniversario, las reediciones se han ido acumulando hasta llegar a esta última de 2017, con sonido en estéreo y con audio 5.1 surround. Bajo el cúmulo de efemérides diarias, ¿por qué es ésta relevante? Sencillamente, se trata de la publicación de un álbum que transformó el pop acercándolo al arte, apuntaló el mapa del rock, rompió con las reglas de lo establecido (al igual que la generación que pensaba que podría conseguir), marcó un punto de giro en la historia de la música y fue el mayor ejemplo del oxímoron de la contracultura de masas.

El que fue el octavo disco de la banda británica encabeza la famosa lista de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos publicada por Rolling Stone, ya que según los expertos musicales encuestados por la revista “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band es el álbum de rock and roll más importante jamás realizado, una aventura sin igual en concepto, sonido, composición, arte de portada y tecnología de estudio, creado por el mejor grupo de rock de todos los tiempos”. Es posible disentir de esta afirmación ya que aunque sobre gustos hay mucho escrito, los melómanos suelen ser amantes de llevar la contraria, muchos pensamos que el White Album supera al Pepper’s y a fin de cuentas, nadie puede dictar una afinidad musical global y estandarizada, pero lo que sí es posible afirmar con rotundidad es que se trata de una de las creaciones musicales no sólo más influyentes de la historia sonora del siglo XX, sino también de las apegadas a su contexto histórico.

En 1967, los babyboomers nacidos en la posguerra de la Segunda Guerra Mundial llegaban a la veintena viendo florecer el rock y la llegada de drogas psicodélicas que canalizaron el ansía de nuevos horizontes mentales. La inocencia y un abanico de posibilidades ante sus ojos, antes de la decadencia del sueño hippie marcaban el contexto, y allí, tal y como Lennon declaró en 1966, los Beatles “eran más populares que Jesús”.

Sgt. Pepper´s de los Beatles, una reliquia que agitar 2 

La banda municipal de un sargento revolucionario

 “Estábamos hartos de ser Beatles”, dijo McCartney décadas más tarde en la biografía de Barry Miles recordando aquella época. “No éramos muchachos, éramos hombres… artistas más que músicos”. El verdadero cumpleaños de Pepper es el 29 de agosto de 1966, cuando los Beatles tocaron su último concierto en vivo, en San Francisco. Hasta entonces, habían hecho historia en el estudio entre los tours de castigo, hasta que decidieron que no darían más conciertos, intentando descansar de la frustrante experiencia en directo provocada por la beatlemania, el mayor fenómeno fan de la historia. En sus conciertos, apenas podían escuchar la música entre los histéricos gritos de sus fans.

Querían ser otros, necesitaban salir de su propia etiqueta, así que en su obligatoria evolución inventaron alter egos vestidos con coloridos trajes de casaca de satén. Eran, de pronto, la banda municipal de un pueblo de ensueño dando un espectáculo. “Pretendíamos ser otra persona“, explicó McCartney en Anthology. “Nos liberó. Podías hacer cualquier cosa cuando llegabas al micrófono o a tu guitarra, porque no eras tú”.

Convertidos en “la banda de los corazones solitarios” engendraron el concierto imaginario de una grupo de ficción, interpretado por los Beatles al mando del Sargento Pimienta. El estudio se convirtió en un laboratorio, manipulando cada voz y sonido, añadiendo nuevos instrumentos, nuevos músicos e innovaciones que a día de hoy son ya un lugar común. No fueron los primeros, ya que los Beach Boys ya abrieron el camino hacia la experimentación, marcando un indiscutible engranaje sobre el que se apoyarían los de Liverpool. El productor George Martin aseguraría que “sin Pet Sounds, Sgt. Pepper’s no habría existido”.

Sgt. Pepper´s de los Beatles, una reliquia que agitar 3
Casi todos los tracks de Sgt. Pepper fueron grabados en el legendario estudio Abbey Road de Londres. | Foto: Jas Lehal / Reuters.

700 horas en el estudio y cinco meses después, veía la luz el álbum que incluiría en su paquete bigotes de pega, complementos de cartón, además, haciendo aparecer por primera vez en el reverso las letras de las canciones. Tres semanas después de que el álbum saliera a la venta, 25 de junio de 1967, la banda era la mayor atracción a nivel mundial durante la primera retrasmisión global de televisión vía satélite, cantando all you need is love para una audiencia de 350 millones de personas.

Agitar la bola, y que vuelva a sonar

En el último número de Mojo Magazine Paul McCartney insiste en que Sgt Pepper es sólo un disco, pero que ha ganado notoriedad con los años. Sin embargo, lo cierto es que puede que sea más eso y se acerque a la reliquia cristalizada más venerada jamás creada por músicos británicos, y por ello, merece la pena revisitarlo, una vez más.

Continúa leyendo: Toast Ale, la cerveza a base de pan que se rebela contra el despilfarro

Toast Ale, la cerveza a base de pan que se rebela contra el despilfarro

Redacción TO

Foto: Lindsey Parnaby
AFP

Cada año terminan en la basura toneladas de pan y una asociación británica ha tomado la determinación de poner fin al derroche con una solución sorprendente: son capaces de transformar el pan en cerveza.

En el condado de Yorkshire, al norte de Inglaterra, una fábrica está acostumbrada a ver cómo llegan kilos de pan duro procedentes de bares y establecimientos de la ciudad. Estos pasan a convertirse en ingredientes de una cerveza que han bautizado como Toast Ale, y que desde 2016 reduce el porcentaje de malta para sustituirlo por pan, todo por encargo de una asociación que lucha contra el despilfarro de alimentos y que se llama Feedback.

La idea nació de Tristram Stuart, fundador de esta asociación, quien se inspiró en los cerveceros belgas que lanzaron la cerveza llamada Babylon. Aquel nombre no fue una coincidencia.

“Me explicaron que los antiguos babilonios inventaron la cerveza para usar panes y granos que de otro modo se habrían perdido. Era el objetivo inicial de la cerveza”, explicó Stuart en una entrevista con la agencia AFP. “Hoy se tiran cantidades industriales de pan en todo el mundo, y las asociaciones de ayuda alimentaria no pueden repartir todo el pan que les ofrecen. Al mismo tiempo, hay esta fiebre en todo el mundo por las cervecerías artesanales”.

Esta circunstancia empujó a Stuart a crear una empresa que uniera a los suministradores con los cerveceros locales, y a su vez con organizaciones caritativas. Desde el primer momento dio una visión internacional al negocio, y el primer paso consistió en hacer de ‘Toast Ale’ un producto de calidad. La primera cerveza que se hizo nació en el programa de televisión del famoso chef británico Jamie Oliver, que se rindió en elogios. Ahora existen cuatro variantes, en función de los gustos de los consumidores. Tienen dos lagers, una Pale Ale y una India Pale Ale, y varios premios a sus espaldas.

Un trabajador de la fábrica, volcando el pan durante el proceso. | Foto: LINDSEY PARNABY/AFP

Su ejemplo ha servido para que otras cervecerías se hayan sumado a su iniciativa. Es el caso de Wiper and True, situada en Bristol, que creó la Bread Pudding, una cerveza fabricada con los mismos métodos y con un sabor que recuerda al famoso postre británico.

En el Reino Unido se han usado ya 9,75 toneladas de pan para producir más de 300.000 botellas de cerveza, vendidas a entre 2,5 y 3 libras la unidad –entre 2,80 y 3,40 euros–, un precio habitual en cervezas artesanales. Es un pequeño paso, pero queda mucho por hacer para reducir el problema del derroche: cerca de la mitad –el 44%– del pan que se produce en el Reino Unido anualmente acaba en la basura. El pan es el alimento que más se tira en ese país.

“Ver lo que ocurre en el mundo es verdaderamente deprimente”, estimó Tristram Stuart. Para ello ha encontrado una solución “deliciosa”. Tan deliciosa que su método se extiende con velocidad y ya se aplica en ciudades como Nueva York, Río y Ciudad del Cabo.

La receta para transformar fue publicada en Internet para que todos puedan iniciarse en la elaboración de cerveza con pan y contribuir a su manera a reducir el problema. “La han descargado ya 16.000 veces, mucha gente la usa”, dijo Tristram Stuart, entusiasmado. Pero ¿qué ocurrirá si se deja de derrochar pan? El fundador de Feedback responde tajante: “Entonces, no tendrá razón de existir”.

Continúa leyendo: 23 canciones para agarrarnos sin complejos, por Daniela Spalla

23 canciones para agarrarnos sin complejos, por Daniela Spalla

Redacción TO

Foto: Daniela Spalla
Daniela Spalla Website

Cantante, compositora e instrumentista nacida en la ciudad de Córdoba, Argentina, Daniela Spalla comparte con The Objective una ecléctica selección de canciones para que nos agarremos sin complejos. Una playlist que promete.

Daniela Spalla editó su primer EP, Magma, en 2010, después de haber estudiado canto y piano en Buenos Aires durante 5 años. Viajó a la ciudad de México a presentarlo junto a la artista mexicana, Ximena Sariñana, madrina musical de Daniela en tierras aztecas. En los años que siguieron, los viajes a México se volvieron cada vez más frecuentes, hasta que en 2013 se mudó a la Ciudad de México.

Ya desde sus últimos años en Buenos Aires, venía preparando lo que sería su disco debut, Ahora Vienen Por Nosotros. Con la colaboración de Rafa Arcaute en producción (Calle 13, Andrés Calamaro, Illya Kuryaki, Aterciopelados, entre otros), Daniela logró grabar 12 canciones que sintetizaban sus deseos de desplazamiento sentimental y geográfico. Ahora Vienen Por Nosotros se editó en 2014 y llevó a la artista a tocar por gran parte de la república mexicana, incluyendo festivales como Vive Latino, Pal Norte y Revolution Fest, y por países como Colombia, Estados Unidos, Argentina y Cuba. La placa también le valió una nominación al Grammy Latino como Mejor Nuevo Artista y fue elegida por iTunes México como el Mejor disco de un artista nuevo, también en 2014.

El último vídeo de Daniela Spalla pertenece a Costa Rica, canción con la además abre esta deliciosa y ecléctica playlist que incluye literalmente de todo un poco, desde las seductoras voces de Françoise Hardy o Adanowsky hasta una versión de Amparito por el grupo de merengue venezolano, Los Melódicos, pasando por el clásico de Nelson Ned: Déjenme si estoy llorando.

¡Disfrutad!

Continúa leyendo: Las intimidades literarias de Gabriel García Márquez, al descubierto

Las intimidades literarias de Gabriel García Márquez, al descubierto

Jorge Raya Pons

Foto: TOMAS BRAVO
Reuters

El archivo con todos los manuscritos que sobrevivieron de Gabriel García Márquez está en Estados Unidos. Él, que se rebeló contra todos sus gobiernos, nunca lo habría imaginado. Vendieron el fondo de documentos que había guardado durante años por más de dos millones de dólares a la Universidad de Texas –a través de la institución Harry Ransom Center–. Parece mucho dinero cuando Gabo –como le llamaron quienes le conocían– vivió con lo justo durante casi media vida. Aquella circunstancia cambió, sin embargo, cuando alguien quedó deslumbrado por Cien años de soledad.

Algunos días, García Márquez compartía con quienes le acompañaban la historia de cómo la idea del libro le alcanzó como un rayo, de cómo quedó prendido e incapacitado para hacer otra cosa que escribir. “A mis 38 años y ya con cuatro libros publicados desde mis 20 años, me senté ante la máquina de escribir y empecé: ‘Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo’. No tenía la menor idea del significado ni del origen de esa frase ni hacia dónde debía conducirme”, dijo en una ceremonia en Cartagena de Indias en 2007. “Lo que hoy sé es que no dejé de escribir ni un solo día durante 18 meses, hasta que terminé el libro”.

Gabo, que nació en el Caribe colombiano y siempre se reconoció periodista, escribió otras obras que son infinitas –como El coronel no tiene quien le escriba y El amor en los tiempos del cólera– y dejó miles de páginas que ahora pueden consultarse gratuitamente y en línea. Son folios y folios –unos 27.000– y artículos y fotografías y ficciones a medias que revelan sobre García Márquez tanto como sus memorias: en ellos están sus métodos de trabajo, sus anotaciones, sus vicios de escritura. La universidad tejana ha comenzado un laborioso y encomiable esfuerzo para digitalizar todo cuanto llegó a sus manos, y los resultados son verdaderamente estimulantes si uno es lector devoto del maestro de Aracataca.

Cómo consultar en línea todo el catálogo de Gabriel García Márquez
Gabriel García Márquez, en Monterrey en 2007. | Foto: Tomás Bravo/Reuters

La página tiene habilitados unos buscadores que permiten, incluso, filtrar por palabras clave, y también un mecanismo sorprendente con el que se pueden comparar simultáneamente borradores distintos de una misma obra. Entre los documentos hay pasaportes de sus abuelos, de él mismo, fotografías de su infancia, todo un torrente de información que desvela las facetas misteriosas de su vida, sobre las que tanto mintió a sus biógrafos.

Toda esta hazaña no habría sido posible –quién sabe– si García Márquez no hubiera publicado Cien años de soledad. Aquello fue una posibilidad real al menos en dos ocasiones, según sus recuerdos. La primera, cuando la mecanógrafa Esperanza Araiza (Pera) resbaló saliendo de un autobús, bajo la lluvia, y provocó que los papeles de su borrador final se empaparan todos en un charco. Luego tuvo que secarlos pacientemente y uno a uno para rescatar los 18 meses de trabajo de su amigo.

La segunda, cuando el escritor y su esposa, Mercedes, se dispusieron a enviar a la editorial Suramericana por correo las 590 cuartillas que entonces eran la novela. El trabajador de la oficina pesó las hojas y les dijo: “Son 82 pesos”. Pero ellos eran pobres y solo tenían 53. Tuvieron que enviar la mitad de la novela, con el escaso atino de escoger la segunda mitad y no la primera. Unos días después, les escribió el editor y les dio el dinero restante a cambio de que le hicieran llegar la primera parte. La historia de García Márquez –quizá distorsionada– viene a demostrar que la fortuna, a veces, es caprichosa. Ahora sus intimidades literarias y familiares quedan abiertas para los curiosos y los investigadores.

Continúa leyendo: Llega a Madrid el nuevo Paraíso de la música electrónica

Llega a Madrid el nuevo Paraíso de la música electrónica

Cecilia de la Serna

Foto: Unsplash

Tras más de dos décadas olvidada en la ruta festivalera patria, la capital parece estar al fin copando el protagonismo que muchos esperaban. A las ya consagradas citas musicales que suponen algunas, como el Mad Cool o el DCODE, se une una propuesta hasta ahora inédita en Madrid: la primera edición de Paraíso, un nuevo festival que tendrá lugar en un espacio verde muy próximo al centro de la capital. Concretamente, como el ya citado DCODE, Paraíso pisará la hierba del Campus de la Universidad Complutense, y durará dos días: el 8 y el 9 de junio de 2018.

El lema de Paraíso es “Música electrónica y otras artes”, que es -además de un eslogan prometedor- toda una declaración de intenciones. Este festival de nueva generación ha nacido, según sus organizadores, “para ofrecer al público la oportunidad de vivir una experiencia multisensorial”.

De uno de los creadores del FIB

Este proyecto tiene la solvencia que solo la experiencia de los que están detrás de él puede otorgar. Desde el festival recuerdan que “Paraíso nace de la mano de un colectivo de profesionales con más de dos décadas de trayectoria en la gestión cultural. A la cabeza del proyecto se encuentra José Morán, cofundador y codirector hasta 2009 del FIB (Festival Internacional de Benicàssim)”. Algo que cuidan especialmente desde la organización de Paraíso es la imagen gráfica, que han creado de la mano del estudio madrileño Serial Cut. El resultado final es onírico, con elementos relacionados con el sonido y la naturaleza, la música electrónica y otros conceptos del festival, unidos mediante texturas orgánicas y evocadoras.

Tres escenarios para una experiencia completa

La gran incógnita es su cartel, que próximamente anunciará la organización en un primer avance, así como el resto de contenidos y disciplinas artísticas que formarán parte de la primera edición de Paraíso. Lo que sí aseguran sus organizadores es que “Paraíso se estrenará con un cuidado cartel compuesto por artistas que exploran los nuevos territorios de la electrónica y su confluencia con otros géneros y expresiones artísticas”.

El recinto del festival contará con hasta tres escenarios diferenciados, intervenciones artísticas, un área recreativa, varias zonas de descanso y un espacio gastronómico. Siguiendo la tendencia impuesta por muchos festivales, este será sostenible, con aforo limitado a 15.000 personas diarias, en el que la comodidad y los detalles harán que los asistentes disfruten de una experiencia única.

Reserva anticipada

A partir de ahora se puede reservar sin compromiso, y a través de la web de Paraíso, el abono a un precio especial de 35 euros y el pase premium a 95 euros. El plazo para confirmar la compra de la reserva finalizará 15 días después de la presentación del primer avance del cartel. Los asistentes de esta primera edición tendrán prioridad para acceder a las siguientes.

TOP