Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Siete películas LGTB premiadas en la Berlinale que no te puedes perder

Néstor Villamor

Hoy es común, en los grandes festivales de cine, ver una sección dedicada a las películas de temática LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales): La Mostra de Venecia otorga desde 2007 el premio Queer Lion, el Festival de Cannes entrega desde 2010 la Queer Palm… Pero en 1987 dar un premio a los mejores filmes de temática homosexual no era pan de cada día. La Berlinale fue de los primeros certámenes generalistas en hacerlo. Hoy, 30 años más tarde, el Teddy Award es una referencia en la cultura LGTB (además de un impagable escaparate para las cintas premiadas). En esta edición, que se celebra entre el 9 y el 18 de febrero, algunas de las 37 obras que competirán por llevarse el osito en las distintas categorías son el documental estadounidense Bones of Contention (que explora la memoria histórica española a través de la figura de Federico García Lorca), la alemana The Misandrists, una película feminista del siempre polémico Bruce LaBruce, y la española Pieles, el primer largometraje de Eduardo Casanova, protagonizado por Ana Polvorosa, Candela Peña, Carmen Machi y Macarena Gómez. Para conocer a las ganadoras habrá que esperar hasta el 17 de febrero, pero, de momento, podemos disfrutar de las premiadas de las ediciones anteriores. Estas son algunas:

La ley del deseo (1987)

Con la movida madrileña dando sus últimos coletazos, Pedro Almodóvar se plantó en Berlín con La ley del deseo (un triángulo amoroso protagonizado por Antonio Banderas, Eusebio Poncela y Miguel Molina), que se llevó el premio al mejor largometraje en la primera edición de la Berlinale que entregó los Teddy. Imposible no acordarse de aquel “¡Riégueme!” que suplicaba Carmen Maura encarnando a una mujer transexual.

Poison (1991)

Drama, ciencia ficción, terror y homosexualidad. Uno de los ejemplos más tempranos y notables del llamado New queer cinema (corriente indie que intenta presentar una imagen del mundo LGTB alejada de la que proporciona el cine mainstream) . Todd Haynes, un nombre mucho más famoso después de rodar la multipremiada Carol, debutó en el largometraje con esta película de difícil clasificación pero clasificada, no obstante, en tres partes: “Hero”, “Horror”, “Homo”.

The watermelon woman (1996)

Cheryl (Cheryl Dunye) es una mujer afroamericana y lesbiana que trabaja en un videoclub pero cuya ambición es rodar un documental sobre una actriz que la impresionó en una película y que aparecía acreditada simplemente como “The watermelon woman” (“La mujer sandía”). Uno de los momentos cumbre de la película llegó a ser descrito por la crítica como “la escena de sexo entre bolleras más tórrida jamás rodada en el celuloide”.

Hedwig and the angry inch (2001)

Película de culto entre la comunidad LGTB, este musical rock cuenta la enrevesadísima historia de Hedwig, una drag queen que decide dar el paso definitivo y operarse. Pero la cirugía no sale como cabría esperar… El éxito del filme hizo que incluso tuviera su propia adaptación teatral protagonizada por Neil Patrick Harris en el mismísimo Broadway neoyorkino (premio Tony incluido).

Los chicos están bien (2010)

Una pareja de lesbianas interpretadas por Julianne Moore y Annette Bening acude a un banco de esperma para formar una familia. Años más tarde, los hijos (la mayor a punto de entrar en la universidad) deciden buscar a su padre biológico. Un éxito en Sundance, la película le valió a Bening un Globo de Oro e incluso recibió cuatro nominaciones a los Oscar (entre ellas, a la mejor película).

Keep the lights on (2012)

Una conflictiva relación abierta entre dos hombres que mezcla sexo, rupturas, cine y drogas (sobre todo, drogas) a lo largo de varios años. Su director, Ira Sachs, que estrenó esta película en Sundance, se basó en su propia relación con un exnovio que, a su vez, había publicado sus memorias con el joyceano título de Portrait of an Addict as a Young Man (Retrato del adicto adolescente).

A primera vista (2014)

Una entrañable historia adolescente entre dos estudiantes de instituto en Brasil. La rutina de Leonardo (Ghilherme Lobo), un joven ciego al que todos los días acompaña de regreso a casa una amiga, cambia ligera pero sustancialmente cuando llega a clase un chico nuevo, Gabriel (Fabio Audi), que será el nuevo encargado de llevarlo de vuelta a casa. Dirigida por Daniel Ribeiro, está basada en un cortometraje del mismo realizador, Eu Não Quero Voltar Sozinho (No quiero volver solo).

Continúa leyendo: La inteligencia artificial que detecta si eres homosexual con una foto

La inteligencia artificial que detecta si eres homosexual con una foto

Néstor Villamor

Foto: Toru Hanai
Reuters

¿Está depilado y se maquilla? ¿Está obsesionada con el fútbol y lleva el pelo corto? Ciertos estereotipos más o menos afortunados pueden permitir, a ojo de buen cubero, advertir si alguien es homosexual. Pero esta sabiduría callejera se ha quedado en la cuneta con la publicación de un estudio que expone que una herramienta de inteligencia artificial que utiliza técnicas de reconocimiento facial puede deducir si una persona es homosexual con solo una fotografía. Se trata de un programa informático que utiliza algoritmos que permiten reconocer ciertos rasgos faciales. El trabajo, elaborado por los investigadores Michal Kosinksi y Yilun Wang, de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, se ha publicado en el Journal of Personality and Social Psychology.

El programa, que no ha sido desarrollado por los científicos que firman el análisis -solamente lo utilizaron-, fue capaz de predecir con relativa precisión la homosexualidad de más de 35.000 personas utilizando fotos de perfil de una página de citas estadounidense. Con ver una sola imagen, la herramienta acertó en el 81% de los hombres y en el 74% de las mujeres. Con cinco fotos de cada persona, el programa acertó en un 91% de los casos masculinos y un 83% de los casos femeninos. Los humanos hacen un trabajo mucho peor a la hora de adivinar sexualidades ajenas, según el estudio. Cuando los investigadores pidieron a un grupo de personas que hicieran la misma tarea, con una sola fotografía, el resultado fue de un 61% de aciertos en el caso de los hombres y de un 54% de aciertos en el caso de las mujeres.

Diferencia fisiológica entre homosexuales y heterosexuales

Existen “rasgos faciales transitorios”, según los científicos que firman el proyecto, como distintos estilos de cuidado personal (dejarse barba o afeitarse, llevar el pelo corto o largo…) que distinguen a los homosexuales de los heterosexuales. Pero los investigadores también han encontrado también rasgos faciales “fijos”. En el caso de los hombres, los homosexuales tienen, según el estudio, “mandíbulas y mentones más pequeños, cejas más finas y frentes más grandes” que los heterosexuales. En el caso de las mujeres, las homosexuales tienen los rasgos opuestos.

El trabajo pone sobre la mesa el debate sobre el origen de la orientación sexual. ¿Es innata o adquirida? Actualmente, el consenso científico general es que la sexualidad es producto de una combinación de ambos factores, pero no existen pruebas concluyentes.

Dilema ético

“Estos descubrimientos hacen avanzar nuestra comprensión sobre los orígenes de la orientación sexual y los límites de la percepción humana”, consideran Kosinki y Yilun. Pero también presentan un problema: que alguien pueda utilizar esta tecnología para invadir la privacidad ajena. ¿Y si un marido receloso utilizara esta inteligencia artificial con una foto de su mujer, sospechando que es lesbiana? ¿Y si esa misma mujer la utilizara con su hijo adolescente para intentar corregir su orientación si resulta ser gay? ¿Y si ese mismo adolescente la utilizara con algún compañero de clase para hacerle bullying? Pero aparte de conflictos más o menos cotidianos, hay un dilema ético mayor, que los propios investigadores reconocen: “Dado que empresas y gobiernos están utilizando cada vez más los algoritmos de visión informática para detectar rasgos íntimos de la gente, nuestros descubrimientos exponen una amenaza para la intimidad y seguridad de hombres y mujeres homosexuales”.

Es lo que preocupa a diversas organizaciones LGTB estadounidenses, que han criticado duramente la publicación del estudio. Este martes, la Campaña por los Derechos Humanos (HRC, por sus siglas en inglés) y la Alianza de Gays y Lesbianas contra la Difamación (GLAAD), han emitido un comunicado en el que exponen distintos motivos por los que desacreditan la investigación. Son los siguientes:

  • “El estudio no tuvo en cuenta individuos no blancos
  • El estudio no verificó de forma independiente información crucial, incluyendo edad y orientación sexual, y le dio valor a información que aparece en perfiles de citas online
  • El estudio asumió que no había diferencia entre orientación sexual y actividad sexual, lo cual es incorrecto
  • El estudio asumió que solo había dos orientaciones sexuales -homosexual y heterosexual- y no tiene en cuenta a los individuos bisexuales
  • La investigación expone: ‘Fuera del laboratorio, la tasa de precisión podría ser mucho más baja’ (el laboratorio = ciertas páginas de citas) y es 10 puntos menos preciso para las mujeres
  • El estudio dice detectar a hombres gays a partir de una piscina de fotos de webs de citas con una precisión del 81%. Aunque esto fuera cierto dados los errores arriba mencionados, todavía significa que los hombres heterosexuales, por lo tanto, podrían ser identificados como gays cerca del 20% de las veces
  • El estudio revisó características superficiales en las fotos de hombres y mujeres heterosexuales en webs de citas, como el peso, el peinado y la expresión facial”

Sin embargo, GLAAD le da la suficiente credibilidad como para “aplaudir” la decisión de la Universidad de Stanford de someter el estudio a una “revisión ética” tras el revuelo generado por el posible uso negligente de esta tecnología. A fin de cuentas, la policía para e incluso dice que mata en función de la raza del individuo. ¿Qué ocurriría si utilizara esta herramienta la policía de Chechenia, donde se ha denunciado la existencia de campos de concentración para homosexuales?

Continúa leyendo: La red responde a la decisión de Trump de vetar a los trans del Ejército

La red responde a la decisión de Trump de vetar a los trans del Ejército

Redacción TO

Foto: Mike Blake
Reuters

Donald Trump ha anunciado inesperadamente y a través de su cuenta personal de Twitter que el Ejército de Estados Unidos ya no aceptará a personas transgénero. En tres tuits, Trump ha explicado que los “tremendos costes médicos” y los “trastornos que los transgénero pueden crear en el ejército” han sido los puntos que han derivado en esta decisión. El presidente ha justificado que los militares “deben estar concentrados en la decisiva y aplastante victoria”, por lo que “no pueden cargar” con los gastos que los tratamientos médicos podrían generar. El revuelo en la red ha sido comparable a sus vetos a musulmanes de hace unos meses.

Chelsea Manning ha sido, como era de esperar, una de las personalidades en contestar al veto del presidente. Manning, exsoldado estadounidense que filtró unos documentos clasificados a WikiLeaks, y que en 2013 reveló su identidad como mujer transgénero, ha dudado del argumento económico que Trump ha esgrimido en sus serie de tuits.

Pero no ha sido la única, y es que la red ha ardido en cuestión de minutos gracias a esta decisión tránsfoba. Algunos con humor, otros más en serio, pero una amplia mayoría se ha posicionado totalmente en contra de esta controvertida medida “ahorradora”.

“Todo americano patriótico que esté capacitado para servir en nuestro ejército debe ser capaz de servir.”

“Después de consultar con cualquier persona que piensa, los chicos con peluquines malos no podrán fingir ser presidentes. Gracias.”

“Este es Freddie Mercury vestido de Superman y si estuviera vivo te daría una patada en el culo.”

“Eres increíble. Tomar decisiones políticas importantes en Twitter. También va en contra de los valores estadounidenses. Igualdad para todos. Los militares están de acuerdo.”

“¿Sabes lo que es una persona transgénero?”

“¿Interrupción tremenda? ¿Cuántas personas en las fuerzas armadas están pidiendo cambiar de sexo? ¿Precisamente?”

“‘Gays Por Trump’ ¿Dónde estáis? ¡Mirad a quién apoyasteis!”

“Eres una desgracia para esta presidencia. Lo digo con gratitud y respeto por los veteranos transgénero que he tenido el honor de conocer.”

“Esta es la realidad: los estadounidenses transgénero ya están sirviendo de uniforme, con honor y eficacia.”

“Crecí en un ejército con personas LGTB sirviendo en la sombra. No podemos dejar que Donald Trump retrase el reloj para nuestros soldados valientes y trans.

La gente está calificando esto de promesa rota, pero creo que es probable que Donald Trump no tenga ni idea de lo que significa el “T” en LGTB.

Continúa leyendo: 'The L Word', la serie lésbica por antonomasia, volverá a nuestras pantallas

'The L Word', la serie lésbica por antonomasia, volverá a nuestras pantallas

Cecilia de la Serna

Foto: Showtime

Era un secreto a voces, a la par que una amplia demanda por parte del público. Desde que The L Word dejara la parrilla en 2009, la representación más queer de las mujeres en televisión estaba algo huérfana. A pesar de que grandes fenómenos como Orange Is The New Black aliviaran ese abandono, nada ni nadie podía reemplazar a las chicas de The L Word.

Ocho años después del final de la sexta temporada de esta serie de Showtime, la productora parece estar lista para revisitar The L Word. Lo hará en forma de secuela, incluyendo algunos de sus personajes más icónicos, y añadiendo nuevas caras y tramas. Algunos de los personajes de la serie que volveremos a encontrar serán Bette (Jennifer Beals), Shane (Katherine Moennig) o Alice (Leisha Hailey), entre otros.

En las últimas semanas los rumores se han disparado irremediablemente por los distintos movimientos de las creadoras y protagonistas de la serie en las redes. Por un lado, su directora, Ilene Chaiken, publicaba este misterioso tuit mencionando a la serie y a algunas de las actrices principales.

El mensaje provocó todo tipo de especulaciones en torno a una posible vuelta de esta ya mítica serie para el colectivo LGTB+ -especialmente para las lesbianas-. El interés mayúsculo que despertó un posible regreso ha terminado de convencer a la productora, que acaba de confirmar la vuelta de la serie. Algunas de sus actrices ya han celebrado la buena nueva en las redes.

It’s on. Think more rebel yell than reboot. 😉 #TheLWord @ilenechaiken @leisha_h @kateomoennig @showtime

Una publicación compartida de Jennifer Beals (@thejenniferbeals) el

Ilene Chaiken seguirá involucrada en este nuevo proyecto, aunque no al frente como en las entregas originales por razones de contrato con la serie Empire, donde trabaja como productora ejecutiva.

The L Word supuso, en su día, un gran hito inesperado para la representación de mujeres lesbianas, bisexuales y transexuales en la televisión norteamericana. Mientras que otras series como Queer as Folk ya llevaban un amplio recorrido dando voz a los hombres LGTB+, no existía ninguna historia seriada en torno a las vidas, amores, desamores y descubrimientos de las mujeres queer. Con ella crecieron, entre 2004 y 2009, millones de adolescentes que vieron su realidad reflejada en la pantalla. En varias ocasiones, sus creadoras han puesto de manifiesto su decepción al ver que ninguna otra historia llenaba ese hueco una vez desaparecida The L Word. Por ello, han decidido ellas mismas volver a llenarlo con una secuela cuyo estreno se prevé para 2018.

Continúa leyendo: Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos

Marienna García-Gallo

Foto: Marienna García-Gallo
The Objective

Mas de 55 carrozas fueron protagonistas este año durante las fiestas del World Pride en Madrid, pero solo una de ellas, quizás la mas divertida, se subvencionó por sus propios participantes: un grupo de amigos, liderado por Marchelli y Jesús Pelayo, quienes se encargaron de darle el toque mundial a este gran día de celebración en su carroza con el tema Gay World.

En su octavo año de participación, nos han dado la oportunidad de documentar mas allá de la carroza como tal, y meternos un poco en su intimidad para captar esos momentos previos. En una casa llena de luz, un grupo de amigos, diversas nacionalidades… allí estábamos todos y cabíamos todos.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 1
Los preparativos comienzan muchas horas antes de que la carroza parta.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 2
El tema de este año es Gay World… pero obviamente no pueden faltar los toreros…

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 3
…o la flamenca.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 5
Sombra aquí.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 6
Sombra allá.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 8
La delegación española… ¡casi lista!

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 9
Coordinando la llegada.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 10
¡Salida triunfal!

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 11
En camino a Atocha.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 12
Llegando. Casi todo listo.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 13
De Noruega al Gay World.

Gay World, la carroza independiente del World Pride 2017 en fotos 14
China, Escocia, Francia… la carroza Gay World está lista para salir.

Save

Save

Save

Save

Save

TOP