Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Un geolocalizador para perros 100% hecho en España

Carola Melguizo

Foto: Gosi
Gosi

Cuando se trata de la seguridad de nuestro mejor amigo, todas las precauciones son pocas. Por desgracia, cada año son miles los perros que se pierden en España. En el mejor de los casos, el animal está debidamente identificado y la persona que lo encuentra puede localizar a sus propietarios en cuestión de horas. Lamentablemente, no todos corren con la misma suerte. El principal consejo para evitar esta pesadilla es, por supuesto, la prevención. Y en este sentido, cualquier ayuda es buena.

Bajo este principio nace Gosi, una startup valenciana que ha desarrollado un dispositivo que te permite tener localizado a tu perro en todo momento a través de la última tecnología GPS. Se trata de un geolocalizador, sumergible y a prueba de golpes, que se sujeta al collar o al arnés del perro a través de una funda y que, una vez activado, transmite los datos de ubicación del animal del dispositivo al satélite y del satélite al teléfono móvil del propietario, quien puede acceder toda la información a través de una App de descarga y uso gratuito.

Un geolocalizador para perros 100% hecho en España 2
Uno de esos productos que pueden, literalmente, salvarle la vida a tu perro | Imagen vía Gosi

“El producto está 100% hecho en España, entre Valencia y Barcelona, por lo que controlamos todo el proceso productivo, asegurando un producto excelente y con una capacidad de servir pedido en pocos días.” Asegura María Jorques, CEO de Gosi. La idea surgió después de que pasara por la angustiosa experiencia de perder a su perro Martín, que entonces tenía un año, cuando paseaba por el río en Valencia. Afortunadamente, el perro apareció en perfectas condiciones a los tres días. Desde entonces, Jorques se puso como meta diseñar, junto a su equipo, un dispositivo que evitara que se volviera a perder y que permitiera cuidar de su salud de una manera innovadora.

La tecnología al servicio de tu perro

El resultado es un geolocalizador por satélite que pesa sólo 55g. “Somos el único GPS del mercado sin cuotas mensuales al no trabajar con redes de telefonía móvil, sino con una red IOT que nos permite mayor cobertura y además optimizar el uso energético”. Asegura Jorques. Los dispositivos que funcionan por Bluetooth tienen un rango de alcance máximo de 40m. En el caso de Gosi, la cobertura es prácticamente ilimitada, con un rango de precisión de 3m y funciona muy bien tanto en ciudad como en campo abierto. Exceptuando zonas de alta montaña y zonas de subsuelo en las que no hay ningún tipo de cobertura.

Un geolocalizador para perros 100% hecho en España
La tecnología en pro de la #TenenciaResponsable | Imagen vía Gosi

Además, Gosi monitoriza la actividad diaria del animal en función de su raza, edad y peso y tiene un calendario veterinario con alertas e información sobre lugares en los que los perros son bienvenidos. En una misma App se pueden tener varios perros localizados, cada uno con su correspondiente dispositivo, y se pueden también compartir los códigos de cada Gosi para tenerlos localizados desde varios teléfonos móviles. Por otra parte, la batería también es pionera. Con una duración de hasta 1 mes y medio en activo, es la más larga del mercado y se recarga al 100% de forma inalámbrica en aproximadamente 4 horas. Realmente cómodo y sencillo.

La startup valenciana está ubicada en Lanzadera, una aceleradora e incubadora de empresas y ahora mismo se encuentra en pleno proceso de producción. La previsión es que los primeros envíos se hagan durante el mes de septiembre.

Save

Save

Continúa leyendo: Dormir con tu perro... ¿sí o no?

Dormir con tu perro... ¿sí o no?

Carola Melguizo

Foto: Y Nakanishi
Flickr bajo Licencia Creative Commons

El sofá es territorio de las mascotas. No nos vamos a engañar. Pero la cama, es otra historia. La higiene y la necesidad de asegurar un buen descanso son dos de los principales motivos por los que las camas de los humanos suelen ser territorio prohibido para los perros. Y, en consecuencia, el mejor lugar del mundo para descansar. Por muy educado que sea, no hay perro que se resista a un colchón enorme y unas sábanas suavecitas.

Si eres de los que mantiene una política de “perros en la cama no” porque piensa que durmiendo así no podrá descansar lo suficiente, te interesará saber que según un estudio realizado por el Centro del Sueño de la Clínica Mayo, en Scottsdale, EEUU, el hecho de dormir en compañía de nuestro perro mejora la calidad del sueño, ya que nos genera una mayor sensación de descanso, seguridad y tranquilidad.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores encuestaron a 150 personas, 74 de las cuales tenían al menos una mascota, la mayoría perros. En base a sus respuestas, se determinó que un poco más de la mitad de los participantes, el 56% para ser exactos, permitía que sus mascotas durmieran con ellos. De estos, el 41% destacó que no sólo no les incomoda dormir con su perro sino que sienten que les ayuda a dormir mejor. “Los profesionales de la salud que trabajan con pacientes con problemas de sueño deberían preguntar sobre el ambiente a la hora de dormir en casa y, en concreto, la presencia de animales de compañía, para ayudarles a encontrar soluciones y optimizar su sueño”, recomienda Lois Krahn, líder del equipo de especialistas de la Clínica Mayo.

Dormir con tu perro... ¿sí o no?
Dormir con tu perro… ¡sí! Foto: Alan Levine vía Flickr bajo licencia Creative Commons.

Otros datos

Aunque el tema todavía no ha sido muy investigado, el estudio de la Clínica Mayo no es el único. Una encuesta publicada por el portal Psychology Today, por ejemplo, aporta datos interesantes y asegura que por lo menos la mitad de las personas que conviven con un perro duermen con él. El resto de los porcentajes son un poco más complejos. Edad, sexo y estado civil son factores determinantes. El porcentaje más alto de personas que duermen con sus perros, por ejemplo, corresponde a mujeres solteras de entre 18 y 34 años. En cambio, el grupo con mayor probabilidad de bajar al perro de la cama corresponde a hombres casados mayores de 45 años.

En cuanto a los beneficios, este estudio coincide con el anterior. Los perros aportan seguridad y calma, lo que se traduce en un mejor descanso. Por otra parte, la misma encuesta reflejó que en el 13% de las parejas estudiadas uno de los miembros se objeta a que el perro esté en la cama. Situación que puede incluso llegar a convertirse en un punto de controversia y de tensión emocional en la relación, por lo que debe ser analizada y tratada con responsabilidad. En cualquier caso, es evidente que los resultados de los estudios no son del todo concluyentes. Las muestras son pequeñas y se han dejado por fuera numerosas variables. Pero, lo cierto es que los resultados son interesantes y pueden ayudar a muchos. Habrá que esperar a futuras investigaciones.

Continúa leyendo: Los efectos de desactivar las notificaciones del móvil

Los efectos de desactivar las notificaciones del móvil

Néstor Villamor

Foto: Eduardo Munoz
Reuters

Una persona recibe cada día una media de 63.5 notificaciones en sus dispositivos, según un estudio presentado en el MobileHCI, la conferencia Internacional de Interacción Humano-Ordenador con Servicios y Dispositivos Móviles, de 2014. Es decir, una cada 22 minutos. Si bien estas alertas (la mayoría de mensajes instantáneos y de correos electrónicos) proporcionan un servicio tan básico como estar comunicado con el mundo y sirven de sana distracción en momentos puntuales, la cantidad de atención que demanda la tecnología de sus usuarios llega a ser abrumadora y tiene efectos negativos sobre sus dueños. Desactivar las notificaciones es un gesto sencillo que, según un estudio elaborado por la universidad estadounidense Carnegie Mellon y por la compañía española Telefónica, tiene beneficios a tener en cuenta.

“La gente lidia con docenas de notificaciones al día y típicamente las atienden en cuestión de minutos, lo que significa que interrumpen actividades simultáneas de forma rutinaria”, explica el estudio. “Tales interrupciones han mostrado tener efectos negativos en el desempeño de actividades en el ámbito laboral“, advierten los investigadores, que citan también un estudio anterior que “ha encontrado que las notificaciones tienen efectos negativos también en el bienestar”. Y son precisamente esos efectos los que han decidido estudiar en un proyecto que se presentará en el MobileHCI de este año, que se celebrará entre el 4 y el 7 de septiembre en Viena.

Los propios investigadores explican en qué consistió la prueba. “Para crear un estudio experimental sobre los efectos de las notificaciones en los distintos dispositivos, pedimos a la gente que se participaran en una desintoxicación de notificaciones: inhabilitar las notificaciones durante un día en todos los dispositivos (condición experimental) y comparar esto con un día base normal (condición de control).

Un “dilema”

Los resultados mostraron que prescindir de las alertas supone, en palabras de los propios investigadores, “un dilema”. Lo explican ellos mismos en su estudio. “Las pruebas indican que las notificaciones nos han encerrado en un dilema: sin notificaciones, los participantes se sintieron menos distraídos y más productivos. Pero también sintieron que ya no eran capaces de responder [a los mensajes] tanto como se esperaba, lo cual creó ansiedad en algunos participantes. Y se sintieron menos conectados con su grupo social. En contraste con anteriores estudios, alrededor de dos tercios de los participantes expresaron intención de cambiar la forma en que gestionan las notificaciones”.

Los efectos de desactivar las notificaciones del móvil 1
Desactivar las notificaciones aumenta la productividad en el trabajo. | Foto: Nick Morrison / Unsplash

Y para comprobar si los participantes habían cumplido su palabra, se pusieron en contacto con ellos dos años más tarde y descubrieron que “la mitad de los participantes todavía siguen adelante con sus planes”. Es decir, tienen configurado su teléfono de forma que las notificaciones no sean tan invasivas. Pero la búsqueda de los participantes fueron precisamente uno de los principales problemas con los que se encontraron los investigadores a la hora de realizar su estudio. Inicialmente, su idea era que los sujetos investigados pasaran toda una semana sin notificaciones. ¿Resultado? No encontraron voluntarios. Así que decidieron ser menos ambiciosos y reducir el periodo a un solo día. Encontraron 30. Eso sí, “todos participantes completaron con éxito el desafío No Molestar”, como han nombrado los investigadores a la prueba a la que sometieron a esas tres decenas de personas.

Pese a los resultados positivos que tiene en general gestionar de manera más controlada las notificaciones, los investigadores insisten en que la prueba “ha revelado reacciones fuertes y polarizadas“, ya que, “para algunos participantes, estar sin notificaciones fue una experiencia positiva” al sentirse “más relajados, menos estresados y más productivos en el trabajo”. Pero, “para otros, el miedo a perderse información y a no cumplir las expectativas de los demás [al no responder de forma tan inmediata a los mensajes] convirtieron la experiencia en negativa”.

Continúa leyendo: El Airbnb para artistas en el que se paga con cuadros y esculturas

El Airbnb para artistas en el que se paga con cuadros y esculturas

Bea Guillén Torres

Foto: Luanna Lee

Se busca un artista que pueda pintar un tríptico en la pared de un apartamento en Montreal (Canadá). A cambio, se ofrece alojamiento y comida durante todo el tiempo que dure la obra. En la otra costa del Atlántico, el dueño de un hotel en Lisboa (Portugal) necesita graffiteros que puedan “llevar a otro nivel” la decoración de algunas habitaciones. El pago es la vida en la capital lusa. Y en la jungla urbana de Bangkok, en Tailandia, una residencia de artistas mantiene su esencia con la creatividad de sus visitantes, a los que además de un dormitorio les facilita los materiales. No hay dinero, ni tarjetas, no hay más pago que la creación. Es un Airbnb para artistas.

Los propulsores de estos tres proyectos no se conocen, entre ellos hay océanos y millones de kilómetros, pero todos comparten una idea común y una aplicación web: Artvl. Detrás de estas siglas, cuyo significado es art travel (arte viajero), está Luanna Lee, una joven china de 32 años que quiere cambiar la forma en la que viven y viajan los artistas.

El Airbnb para artistas en el que se paga con cuadros y esculturas 3
La creadora de la ‘app’, Luanna Lee pintando una de sus obras en una residencia en Tailandia a cambio de alojamiento. | Foto: Hikki10/Luana Lee

Artvl es lo más parecido a un Airbnb para pintores, escultores, fotógrafos, músicos, grafiteros, muralistas, retratistas… Es una aplicación para aquellos que no necesitan dinero porque pueden aportar algo distinto. La idea es que los artistas puedan ofrecer sus creaciones a cambio de alojamiento, comida o materiales en cualquier parte del globo y así llenar el mundo de más arte, según explica Lee en una entrevista con The Objective.

Una idea africana

La idea surgió hace apenas unos meses. En febrero, Lee terminó un viaje de recorrido por varios países de África. Uno de ellos fue Angola. Lee estaba en Luanda esperando que le concedieran los visados para viajar a otras regiones y ya no tenía los recursos para quedarse en la ciudad, que es la más cara del mundo. “Un día compartiendo un taxi con la responsable de un hotel, le enseñé mi trabajo y bromeando le dije: ‘¿Me alojarías un mes mientras pinto un mural en tu hotel?’. Me esperaba un no como respuesta, pero me dijo ‘¡claro, hagámoslo!”, cuenta Lee.

Ahí empezó todo. La joven llenó tres paredes de grandes graffitis: “Ni siquiera me pidió un borrador, me dejó pintar en mi estilo”. Durante un mes vivió y comió allí gratis. Hasta que le llegaron las visas. Después siguió su viaje. Solo se dio cuenta de la importancia de la idea una vez de vuelta en Shangái. Allí trató de montar su propio negocio como agencia de publicidad. “Lo hacía mientras buscaba una idea que hiciera ‘click’ con mi corazón. Entonces, en mayo recordé mi experiencia con la responsable del hotel”, explica.

El Airbnb para artistas en el que se paga con cuadros y esculturas 2
Uno de los murales que Lee pintó en el hotel de Luanda. | Foto: Hikki10/Luanna Lee

Cuando se lo comentó a sus otros amigos artistas, todos coincidieron en que habían pasado por experiencias similares. “Me inspiró para empezar Artvl, que toda la gente creativa que ama viajar y toda la gente que aprecia el arte pudieran disfrutar de esta maravillosa experiencia”.

¿Cómo funciona Artvl?

De momento, la aplicación se lanzó para la web a principios de julio, ya hay 800 usuarios activos. Pero la mayoría de ellos son artistas, en vez de anfitriones, reconoce Lee. “Necesitamos encontrar la manera de equilibrar los números, para que artistas muy talentosos puedan ser alojados mientras viajan, y los amantes del arte puedan ver más creaciones haciéndose”, confiesa la fundadora.

Una vez se encuentran la simbiosis es increíble. Lee ha plasmado en un vídeo el encuentro que tuvieron en Tailandia un tatuador, dos fotógrafos, cuatro grafiteros, un grupo de música, un documentalista y un pintor. Todos ellos fueron invitados a dos hoteles en Bangkok y Chiangmai. Pintaron murales, hicieron tatuajes y fotografiaron para los dueños.

Artrvl in Thailand from Artrvl on Vimeo.

Aunque Artrvl sigue estando muy, muy lejos de los números del Airbnb porque su público también es más reducido. La reacción de los artistas muestra el verdadero porqué del proyecto: “¿Por qué pagar por el alquiler de un estudio cuando puedes tener el mundo como un estudio portátil?”.

Continúa leyendo: Binky, la red social que te desengancha de las redes sociales

Binky, la red social que te desengancha de las redes sociales

Redacción TO

Foto: Unsplash

El FOMO (Fear Of Missing Out, en inglés “miedo a perderse algo”) se apodera de nuestras vidas digitales. Para calmarlo, las redes sociales hacen las veces de la droga más extendida en el planeta, la que causa la adicción al móvil. No importa en qué situación estemos que el móvil está siempre con nosotros. Bueno, excepto en la ducha, pero quién sabe qué será de eso dada la proliferación de dispositivos resistentes al agua.

La adicción al móvil, que se revela en la fobia conocida como “nomofobia”, es definida como “el miedo irracional a salir de casa sin el teléfono móvil”. Pero es mucho más que eso. Es sentir el vacío al no mirar un feed, no dar un like, no comentar una foto o no contestar a un mensaje de WhatsApp. Un contacto inexistente con un dispositivo móvil puede generar verdaderas situaciones de estrés e incluso episodios de ansiedad en los casos más extremos.

Este no es un problema aislado, sino uno que empieza a tornarse en pandemia. Según datos del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA), el 96% de los españoles tiene móvil (muchos más que en grandes países como Estados Unidos, China o Francia); entre ellos, más del 26% tiene incluso dos móviles y el 2% de la población llega a tener hasta tres. Y muchos de ellos no escapan a la nomofobia.

Tiempo ocupado y ningún contenido generado

Uno de los grandes problemas de esta adicción es que generamos más contenido del que muchos quisiéramos. Un solo ‘me gusta’ o un tuit pueden ser un pasatiempo pero quedan como contenido generado en la red para siempre. Aunque lo borres, cualquier contenido vertido sobre una red social pertenecerá a ésta durante una eternidad. Binky es la app para pasar el tiempo y saciar esa ansiedad de móvil sin generar un solo contenido. Si lo pensamos bien, muchas veces cuando cotilleamos Facebook o Instagram no buscamos nada en especial, ni siquiera prestamos demasiada atención a lo que vemos. Lo hacemos como por inercia. Binky puede darnos una alternativa a esos ratos muertos y sin aportar un solo dato sobre nosotros.

En la App Store de Apple -en la de Android estará disponible próximamente- se puede encontrar esta aplicación, cuyo lema reza Satisfy your phone cravings (algo así como “satisfaz tus antojos telefónicos”). Según su creador, Dan Kurtz, la aplicación nació como una sátira de las grandes redes sociales, pero su utilidad ha ido cobrando mayor relevancia. “Empezó como una broma”, asegura su desarrollador, pero ahora es mucho más que eso. “Facebook supone demasiada ira, estrés y tristeza, pero quieres hacer algo con tu teléfono. Binky resuelve este problema, es el lugar donde puedes hacer scroll down por algo, pero nada en particular”, defiende Kurtz.

Binky, la red social que te desengancha de las redes sociales
“Esta app te hace sentir que estás usando tu teléfono”, dice la presentación de la aplicación. “¡Nada de lo que hagas aquí hace nada real. Nada importa. ¡Experimenta la libertad!”, añade. | Imagen: Binky

Básicamente, Binky no hace nada. Es un espejismo de red social, en la que puedes hacer casi todo lo que haces en otras, como favear contenidos, comentar (de una forma muy curiosa), e incluso deslizar a izquierda y derecha si te gusta un contenido al más puro estilo Tinder. Lo tiene casi todo: sólo falta la parte en la que nosotros, usuarios, compartimos con una megacorporación nuestros datos, ideas, fotos, vídeos y casi el alma.

Binky, la red social que te desengancha de las redes sociales 2
Binky será tu aplicación favorita. | Imagen: Binky / The Objective

Su feed es una aleatoria colección de imágenes libres de derechos, sin relación aparente entre ellas, y con títulos sencillos. Algunas son muy curiosas, por lo que puede ser más divertido que dar un paseo por Tumblr. Sacia tus ganas de ver y tocar contenidos sin venderte y pasa el rato con Binky, la aplicación que no hace nada y no pasa nada.

Binky, la red social que te desengancha de las redes sociales 3
Cualquier función de las redes sociales más famosas está presente en Binky. | Imágenes: Binky

TOP