Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Vídeo: Un hombre se encara al atacante de Las Vegas

Redacción TO

Foto: STEVE MARCUS
Reuters

El tiroteo acontecido durante un concierto al aire libre en la ciudad de Las Vegas ha dejado al mundo boquiabierto por la crudeza de las imágenes que han trascendido. Un estadounidense considerado por las autoridades como “un lobo solitario” –aunque el Estado Islámico haya reivindicado el ataque– mataba este lunes a 59 personas y herido a más de 500. El suceso es ya el tiroteo más letal en la historia reciente de Estados Unidos.

Los asistentes al concierto se precipitaron al suelo en cuanto el atacante comenzó a disparar. No obstante, una reacción que hasta ahora ha pasado desapercibida ha sido la de un joven que se encara al tirador y empieza a gritarle e insultarle (“¡Vamos, cobarde!”) mientras el atacante sigue intimidando y disparando a la multitud. Algunos han atribuido esta reacción a un momento de pánico, otros a una posible embriaguez, no obstante la mayoría ha considerado que se trata de un auténtico acto de valentía y heroísmo.

Continúa leyendo: Las revoluciones de los ricos

Las revoluciones de los ricos

Ignacio Vidal-Folch

Foto: JAVIER BARBANCHO
Reuters

Mientras nos entretenemos en nuestras bagatelas, pasa de largo la vida de verdad. Luego con el correr de los años volvemos la vista atrás y nos decimos “¡cómo pudimos ser tan inconscientes, cómo pudimos estar tan ciegos!” Ahora, mientras arden en llamas Galicia y Portugal, como cada año, ahondando en la catástrofe ecológica y la desertización del territorio, según una dinámica que deberíamos haber afrontado hace décadas con un debate público serio, con una verdadera política de Estado… andamos ocupadísimos manejando el juguete del secesionismo en el otro extremo de la periferia nacional.

La juventud francesa de los años sesenta, seguramente la generación más inquieta, la mejor informada, la más intelectualizada de la historia, la que tendía las antenas de su interés hacia los fenómenos políticos más lejanos… sentía que la formidable prosperidad en la que vivía –desconocida hasta entonces, y que seguramente ya nunca volveremos a alcanzar—era una cárcel, y abrazaba el ideal, nada menos, que del maoísmo. No a De Gaulle, sí a la Revolución cultural del comunismo chino. Aquellos chicos tan leídos y cultivados, aquellos chicos tan libertarios, leían, en serio, el pequeño libro rojo de Mao y meditaban en sus estúpidas sentencias.

Pues si una generación tan cultivada derrapó tanto, si tuvo lemas tan pueriles, y tan inaceptables para un sujeto político como “Seamos realistas, pidamos lo imposible”, ¿por qué debería extrañarnos, por qué sorprendernos de que en una comunidad autónoma española, una de las regiones más prósperas y libres del mundo, unas masas de pánfilos se alcen clamorosamente para reclamar, para exigir, embutidos en camisetas amarillas, la democracia de la que ya disfrutan y la libertad de la que ya van sobrados?

Las revoluciones de los ricos tienen ese punto caprichoso del narcisismo delirante. Luego pasan los años pero no pasa la vergüenza, como pasan las llamas por el bosque y dejan el paisaje carbonizado.

Continúa leyendo: Arden los montes

Arden los montes

José Carlos Rodríguez

Foto: Brais Lorenzo
EFE

Arde Galicia, arde Asturias, y como cualquier otro fenómeno sobre el que se pose el ojo de mordor de la actualidad mediática, arde hasta consumirse la verdad sobre lo que ocurre. No es que la conozcamos con plenitud, sino que no importa en realidad cuál sea. Lo que cuenta no es lo que acaece, sino cómo recombinamos los elementos que nutren las noticias para trabar un relato que nos convenga.

Los incendios son todos provocados. Y parece que la práctica totalidad, de forma intencionada. La treintena de incendios que hay en Asturias más la gran mayoría del centenar que asolan Galicia responden, a lo que parece a estas horas, a los que se producen habitualmente en otoño e invierno en las zonas altas. Los ganaderos los queman para renovar los pastos. Esto se conoce de antiguo. El mal tiempo ha querido que el verano se extienda más allá del Pilar, la tierra está seca, los vientos juegan con los pobres esfuerzos humanos por acallar las llamas, y éstas encienden la noche y oscurecen el día, amenazantes, tiñen de rojo la luna y de negro el paisaje. El fuego ha bajado a pueblos y ciudades, amenaza las viviendas esparcidas en las cercanías de las poblaciones, y devora lo que encuentra a su paso.

Los economistas saben que cuando la acción de una persona, o grupo de personas, desborda su ámbito más inmediato, puede haber problemas. Externalidades, llaman a esas acciones desbordadas. Y han observado que lo que hay que hacer es vincular la acción a la responsabilidad por medio de una institución antigua como el neolítico, que es la propiedad privada. Esa institución no está ausente en Galicia, pero no está tan clara por lo que se refiere a los pastos. Y el resultado es que unos cuantos hacen con lo que no es de nadie, y con lo que sí es de alguien, lo que sólo les interesa a ellos.

Pero da igual. Lo importante del caso es crear un lema que sirva de ariete político, como NuncaMais y QuemanGaliza,que las redes también arden.

Continúa leyendo: Los incendios de Galicia y Asturias, en imágenes

Los incendios de Galicia y Asturias, en imágenes

Redacción TO

Foto: Miguel Riopa
AFP

Los fuegos arrasan Galicia y Asturias. La comunidad gallega registraba sobre el medio día del lunes unos 50 focos activos, 18 de ellos cercanos a núcleos de población. Más de 4.000 hectáreas han sido devoradas por las llamas y cuatro personas han fallecido como consecuencia de estos incendios que calcinan el noroeste de España desde el sábado de madrugada. El presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijoo, ha calificado los hechos de “homicidas” y de “actos terroristas”  y ha asegurado que “los criminales pagarán por lo que han hecho”.

Por su parte, en estos momentos hay 31 incendios activos en el Principado de Asturias y con las actuales condiciones meteorológicas los servicios de extinción no descartan que puedan producirse nuevos focos. La zona más afectada es la localidad de Gillón en Cangas del Narcea, donde 35 personas fueron desalojadas durante la noche.

Los bomberos y vecinos llevan desde la tarde de ayer luchando por controlar las llamas. Estas son algunas de las impactantes imágenes que dejó la lucha contra el fuego en Galicia y Asturias:

Los incendios de Galicia y Asturias, en imágenes 1
Un hombre camina entre el humo mientras va a ayudar a combatir uno de los incendios forestales desencadenados en Vigo. | Foto: MIGUEL RIOPA / AFP

Los incendios de Galicia y Asturias, en imágenes 2
Varias personas forman una cadena humana para transportar cubos de agua para ayudar a apagar los incendios de Vigo. | Foto: MIGUEL RIOPA / AFP

Los incendios de Galicia y Asturias, en imágenes 3
Varias personas forman una cadena humana para transportar cubos de agua para ayudar a apagar los incendios de Vigo. | Foto: MIGUEL RIOPA / AFP

Los incendios de Galicia y Asturias, en imágenes 4
Los bomberos de la Unidad de Emergencias Militares (UME) trabajan para apagar un incendio forestal cerca de Nieves, Pontevedra, Galicia. | Foto: Luismi Ortiz/Reuters

Los incendios de Galicia y Asturias, en imágenes 5
Varias personas caminan frente a un autobús quemado en Chandebrito, Pontevedra, Galicia. | Foto: Alba Sotelo/ AP

Los incendios de Galicia y Asturias, en imágenes 6
Durante la noche varios efectivos del BIE realizan ataques directos al fuego en defensa de la población en Asturias. | Foto: UME

Los incendios de Galicia y Asturias, en imágenes 7
Un efectivo de la Unidad Militar de Emergencias (UME) intentado controlar un incendio cercano a un establo en la población de San Salvador, Asturias. | Foto: UME

Los incendios de Galicia y Asturias, en imágenes 8
Un vehículo se da la vuelta cuando se ve sorprendido por uno de los incendios en una carretera de Vigo, Galicia. | Foto: Miguel Vidal/ Reuters

Los incendios de Galicia y Asturias, en imágenes 9
Los residentes intentan proteger a sus mascotas mientras las llamas avanzan hacia la localidad de Nieves, Pontevedra, Galicia. | Foto: Alba Sotelo/ AP

Continúa leyendo: Los selfis con animales están amenazando a especies en peligro de extinción

Los selfis con animales están amenazando a especies en peligro de extinción

Redacción TO

Foto: World Animal Protection
AFP

Detrás de esos selfis de vacaciones en los que el turista sujeta feliz a un cocodrilo, a una serpiente o a un perezoso, hay un vida de sufrimiento y maltrato para estos animales. Así lo ha advertido alto y claro la ONG Protección Animal Mundial. “Los turistas se preocupan por los animales, pero la mayoría no son conscientes de la cruel industria que están alimentando. Detrás de las cámaras, esos animales han sido arrebatados de su hábitat natural, muchos han sido arrancados de sus madres siendo bebés. Los están golpeando, manteniendo escondidos en condiciones pésimas y cebando con comida. Están sufriendo un severo trauma psicológico”, ha dicho el CEO de Protección Animal Mundial, Steve McIvor. “Muchas de estas especies están en peligro de extinción“, ha añadido.

La ONG ha centrado su última investigación en las especies protegidas del Amazonas, en concreto en dos puntos: Manao, en Brasil, y Puerto Alegría, en Perú, pero sus conclusiones se pueden extrapolar. El informe ha revelado cómo los animales son apartados de su entorno natural, normalmente de forma ilegal, para ser explotados por empresas e “irresponsables operadoras de viajes” que ofrecen a los turistas fotos con animales exóticos a cambio de un alto precio.

Los investigadores han encontrado signos de violencia y abusos tanto públicamente como “detrás de las cámaras”. Los perezosos son capturados en estado salvaje y son atados a árboles con cuerdas, por lo que no sobreviven más de seis meses en esas condiciones. Muchas aves, como tucanes, tienen heridas y cortes severos en las patas. Las anacondas verdes son heridas y deshidratadas antes de mostrarlas a los turistas. Los caimanes están reducidos con bandas de goma alrededor de sus mandíbulas. Además, han hallado un ejemplar de ocelote prisionero en una pequeña jaula, un manatí atrapado en un pequeño tanque en el patio de un hotel local y un oso hormiguero gigante maltratado y golpeado por su dueño.

Los 'selfies' con animales están amenazando a especies en peligro de extinción 1
Los caimanes son otra de las especies que están sufriendo maltrato. Los animales son limitados con bandas de goma alrededor de sus mandíbulas. | Foto: World Animal Protection/AFP

En los tres últimos años, los selfis con animales salvajes han aumentado en Instagram un 292%, según datos de esta ONG de origen británico. Protección Animal Mundial ha calculado también el porcentaje de estos selfis que son inapropiados para el animal: el 40%.

Este problema ha llegado a tal magnitud que hasta Tinder inició una campaña con la asociación animalista PETA para acabar con las fotografías con tigres en su aplicación de citas: “Con vez con más frecuencia de la deseada vemos fotos que muestran a estas hermosas criaturas que han sido arrancadas de su entorno natural. Los animales salvajes merecen vivir en la naturaleza”, manifestaron.

Los 'selfies' con animales están amenazando a especies en peligro de extinción 2
La investigación ha demostrado que las anacondas verdes, como la de la imagen, son heridas y deshidratadas para las fotos. | Foto: World Animal Protection/AFP

Como muchos de estos animales están protegidos, la ONG ha pedido a los Gobiernos que hagan cumplir la ley y a las compañías de viajes y a los turistas que la respeten. Sin embargo, aunque son muchas las empresas que sacan provecho y se lucran con el sufrimiento de estos animales, en otras ocasiones son los propios turistas los que los dañan con sus actos. Este año, varias crías de delfín han muerto en la costa porque los humanos las agarran y las sujetan para hacerse fotos con ellas. Los turistas también han interrumpido la anidación de las tortugas marinas en las playas de Costa Rica por buscar la mejor fotografía de estas criaturas.

Con motivo de este informe, Protección Animal Mundial ha presentado una guía de cómo hacerse selfis con animales salvajes, de manera que no los dañemos ni a ellos ni al medio ambiente. El llamado Código Selfi, establece que no te debes hacer un selfi con el animal si está siendo sostenido, abrazado o sujetado, si lo puedes atraer ofreciéndole comida o si puedes dañarle. En cambio, sí puedes hacerte un selfi si mantienes una distancia segura, está en su hábitat natural, si es libre de moverse y no está en cautiverio.

Los 'selfies' con animales están amenazando a especies en peligro de extinción 3
Los perezosos que son capturados en estado salvaje son atados con cuerdas en los árboles, por lo que la mayoría no supera los seis meses, según el informe. | Foto: World Animal Protection/AFP

TOP