Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

La depresión, una compañera invisible que puede acabar con tu vida

Verónica F. Reguillo

Foto: Edgar Su
Reuters/Archivo

Es la principal causa asociada a la muerte de jóvenes entre 15 y 29 años. El 10% de la población mundial la padece, pero aún así está estigmatizada, es un tabú. Produce sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana. En definitiva, no deja vivir. Este viernes, en el Día Mundial de la Salud, la Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de ella, de la depresión.

“Lo que hace la OMS es señalar que esto es importante, que es una enfermedad, que hay que hacer investigación sobre esto y que hay que intentar trabajar para disminuir el estigma”, afirma para The Objective, Ana González-Pinto Arrillaga, presidenta de la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica (SEPB). “La depresión es la causa más importante asociada al suicidio, y el suicidio es la principal causa de muerte entre los jóvenes. Además, la depresión es la segunda causa de discapacidad a nivel mundial”.

Una compañera invisible que puede acabar con tu vida
El suicidio del actor Robin Williams aún perdura en la memoria de muchos. | Fotos: Lucy Nicholson / Reuters Archivo

Probablemente, casi todos nos hemos sentido deprimidos en algún momento de nuestra vida, de manera más o menos frecuente, pero la doctora González-Pinto marca claramente la diferencia entre un sentimiento de tristeza y lo que es, propiamente, un trastorno depresivo. “Encontrarse triste es un sentimiento normal, humano, que muchas veces es hasta defensivo y que te permite reflexionar, parar, y eso no tiene nada que ver con la enfermedad depresiva que es un conjunto de síntomas que se dan en un momento determinado de la vida de alguien, que tienen una duración determinada, y que son síntomas intensos que dificultan para la realización de una vida normal”.

“El riesgo de la mujer es superior al de los hombres”

Los expertos aseguran que el riesgo de padecer depresión está presente en todas las fases de la vida y que una de cada cuatro personas sufrirá depresión en algún momento. Para acotar las causas que pueden producir un trastorno depresivo podríamos hablar de una interacción entre la vulnerabilidad interna, que incluso viene condicionada genéticamente, y un “componente ambiental”.

González-Pinto enumera algunos de esos componentes ambientales: “El bullying es un factor de riesgo para depresión, el maltrato en la infancia, el consumo de algunas sustancias como por ejemplo el alcohol, el nivel socioeconómico bajo…”. Dichos factores ambientales influyen más que los internos; así, se estima que el 30% de las causas de una depresión radican en estos factores internos o biológicos, mientras que el 70% radica en las circunstancias que nos rodean. Un dato más: el riesgo de la mujer es superior al de los hombres. “No se conoce exactamente el porqué, pero se piensa que hay factores biológicos, hormonales que probablemente tienen algo que ver y también, por supuesto, se cree que hay factores ambientales que están influyendo mucho porque realmente la mujer tiene más dificultades a muchos niveles. Por ejemplo, el maltrato o la pobreza son más frecuentes en la mujer que en el varón”.

Una compañera invisible que puede acabar con tu vida 2
El suicidio es la primera causa de muerte entre los jóvenes. | Foto: Ulises Rodríguez / EFE

MasterMind, y los nuevos tratamientos online

El tabú a la hora de hablar de la depresión aún es fuerte, sin embargo, se van rompiendo barreras. “Ahora se conoce más y se trata más, y las personas al conocerlo acuden a tratamiento psicológico o psiquiátrico”. Según cuenta la presidenta de la SEPB es probable que el número de casos también haya aumentado en los últimos años, aunque es imposible saberlo con certeza.

El tener depresión no quiere decir, necesariamente, que se tengan que tomar fármacos; a veces es suficiente con aplicar técnicas psicológicas. La buena noticia es que llegar a los tratamientos cada vez es más fácil ya que se están desarrollando en el mundo, y específicamente en Europa, varias técnicas de tratamiento online de la depresión. El objetivo de esto, asegura la doctora González-Pinto, es que “alguien que tenga una depresión leve o moderada y que aún pueda trabajar aunque sea con dificultad, y que no quiera dejar el trabajo, o que no pueda acceder a un tratamiento porque vive lejos o tiene hijos y no puede desplazarse…, tenga la posibilidad de acceder a los tratamientos online“.

Una compañera invisible que puede acabar con tu vida 3
Tras 36 meses de trabajo, los resultados del proyecto MasterMind se presentaron en Barcelona hace unas semanas. | Foto: MasterMind

Hace unas semanas, Barcelona acogió la presentación de los resultados del proyecto europeo MasterMind. Este proyecto comenzó en 2014 con la finalidad de desarrollar e implementar la Terapia Cognitivo Conductual (TCC) online para pacientes con depresión, y de momento, dicha implementación se ha producido en 15 regiones europeas. “Al final de lo que se trata es de que todo el desarrollo tecnológico que hay en el mundo se aplique también a la salud“, nos dice la presidenta la Sociedad Española de Psiquiatría Biológica, Ana González-Pinto Arrillaga.

Este viernes el foco se pone en una enfermedad de la que aún cuesta hablar, y a la que no se dedican los recursos necesarios a pesar de afectar de manera más o menos grave a una buena parte de la población mundial. “Hay una inversión mucho menor en el tratamiento o en la investigación de la depresión que en enfermedades de otro tipo que, a lo mejor, tienen mucho menos impacto en la salud global, pero de las que se habla más porque no están estigmatizadas”. Eso: hablar, contarlo y buscar ayuda son elementos básicos para sobreponerse a una dolencia que puede complicar tanto la vida.

Continúa leyendo: El perro como elemento humanizador del juzgado

El perro como elemento humanizador del juzgado

Carola Melguizo

Foto: Mari Junnola
Flickr bajo Licencia Creative Commons

El lazo afectivo que existe entre perros y humanos es tan fuerte que no extraña que recurramos a ellos, nuestros mejores amigos, con fines terapéuticos. Está científicamente demostrado que acariciar a un can, aunque sea un minuto, estimula la producción de oxitocina, hormona que juega un papel fundamental en la regulación del estrés, y libera endorfinas, que son las que nos ayudan a atenuar el dolor y producen sensación de bienestar. En resumen, los perros tienen un efecto calmante sobre las personas. Ayudan a reducir la ansiedad y a conseguir un estado emocional más equilibrado.

El perro como elemento humanizador del juzgado 1
Los perros de asistencia judicial son animales entrenados por profesionales | Imagen vía André Chivinski/Flickr Commons

Para muchos, asistir a juicio puede resultar altamente estresante. Aquí es donde entran en juego los perros de asistencia judicial, que son animales entrenados por profesionales específicamente para acompañar emocionalmente a niños, adolescentes y adultos que han sido víctimas de delitos violentos cuando deben testificar o someterse a cualquier entrevista durante el proceso judicial. La idea es brindar apoyo y atenuar la victimización secundaria.

La iniciativa de llevar a perros de asistencia a los juzgados nace en 2003 en Seattle, Estados Unidos, de la mano de la fiscal Ellen O’Neill-Stephens para casos de la corte de drogas. Tras el éxito de la propuesta, el programa se amplió a víctimas de abuso sexual y violencia intrafamiliar en menores. Poco a poco se fueron sumando estados y un par de años después comenzaron a emplearse, también con mucho éxito, programas similares en Chile y Canadá. Los expertos aseguran que la sola presencia del perro en la sala resulta tranquilizadora para las víctimas.

Perros en juzgados españoles

En 2014, comenzaron a trabajar en los Juzgados de Familia de la Comunidad de Madrid los perros de apoyo judicial de Dogtor Animal. Un servicio pionero en España que obtuvo excelentes resultados y que ya ha ayudado a más de cien niños. Con la presencia de Perros de Apoyo a Menores en Juzgados, se busca tranquilizar a los pequeños y humanizar el complejo proceso en el que se encuentran inmersos. Actualmente, el programa se desarrolla también en los Juzgados de los Penal de la Comunidad de Madrid.

El perro como elemento humanizador del juzgado
Los perros son ideales para Terapias Asistidas | Imagen vía: Leo Rodman/Flickr Commons

En el caso de los adultos, la Fundación Affinity y el Departamento de Justicia de la Generalitat de Catalunya pusieron en marcha en 2015 un programa de terapia asistida por perros, dirigido a las víctimas de violencia de género y/o delitos contra la libertad sexual. La prueba piloto se desarrolló en la Audiencia Provincial de Tarragona y contó con la participaron de 20 mujeres voluntarias. 10 fueron acompañadas por un perro y las otras 10 formaban parte del grupo de control. El objetivo era comprobar que la presencia del perro ayudaba a reducir la ansiedad y el estrés de la víctima antes de entrar a declarar en la sala de juicios donde, probablemente, se encontraría con su presunto agresor.

Los primeros resultados, basados en los test Escala analógica visual de ansiedad y Escala Hamilton de medida de ansiedad (Harsin), han demostrado que los niveles de ansiedad son más bajos en las mujeres que han tenido la compañía del perro. En este caso se trataba de Bob, un golden retriever con una historia de maltrato también muy dura que ahora ya está totalmente recuperado y que forma parte del proyecto Tan Amigos. Maribel Vila, encargada del área de Terapias Asistidas con Animales de Compañía de la Fundación Affinity, asegura: “Lo que hace que los perros sean ideales para llevar a cabo este tipo de intervención es que no juzgan, aceptan a la persona tal como es y sobretodo, ofrecen a la víctima confort a nivel emocional, la tranquilizan y le dan seguridad.”

Continúa leyendo: Vídeo | "Gracias, Harvey Weinstein"

Vídeo | "Gracias, Harvey Weinstein"

Redacción TO

Harvey Weinstein es un nombre habitual en las retahílas de personas a quienes las estrellas de cine daban gracias en sus discursos cuando recibían un Oscar. Lee la historia completa aquí.

Continúa leyendo: Flores de Bach, 38 esencias que pueden ayudar a tu perro

Flores de Bach, 38 esencias que pueden ayudar a tu perro

Carola Melguizo

Foto: elianaalbasetti
elianaalbasetti

La terapia con flores de Bach se basa en un sistema de esencias naturales, treinta y ocho, para ser exactos, que se utiliza para tratar diversas afecciones emocionales. Para Edward Bach, médico e investigador inglés y descubridor del sistema, la enfermedad es el resultado de un desequilibrio emocional que se produce en el campo energético del ser vivo, que al prolongarse en el tiempo, tiene repercusiones en el plano físico. Por lo tanto, al restaurar el equilibrio emocional, se resuelve la enfermedad física.

Se trata de una terapia natural complementaria que actúa por energía vibracional. “Las flores absorben energía del sol a través del aire y de la tierra y cuando se introducen en agua, los principios energéticos específicos de cada flor se transmiten a ella. Al ingerirse esa disolución, sus propiedades energéticas se distribuyen por el sistema nervioso, llegando a los órganos enfermos, es decir, afectados por un desequilibrio emocional, armonizándolos.” Explica Esther García Pérez, Directora del Herbolario para animales Sol de Invierno. No extraña, por tanto, que animales y plantas puedan también beneficiarse del uso de las flores de Bach. De hecho, en el caso concreto de los animales, Esther asegura que las esencias florales “suelen tener un efecto muy rápido.”  

Flores de Bach, 38 esencias que pueden ayudar a tu perro 1
Las flores de Bach para evitan los mareos durante los viajes con tu mascota | Imagen vía PetTribe/Flickr

Aunque parece obvio, es importante recordar que ante cualquier problema con nuestro perro lo primero que hay que hacer es acudir a un especialista. En este caso, un veterinario o un etólogo, según corresponda. Una vez que tenemos un diagnóstico firme y hemos comenzado el tratamiento, podemos recurrir a las flores de Bach como terapia complementaria. En este sentido, Esther aconseja: “Lo más efectivo es que un especialista teste la mezcla floral más adecuada para cada animal en concreto, al igual que se realiza en consultas para humanos.” Y agrega: En la consulta se analizan los comportamientos y dolencias del animal de forma directa y también a través del testimonio de su cuidador.”  

Sin embargo, también es cierto que para tratar algunos de los problemas más habituales, se pueden usar mezclas con las flores más efectivas para esos casos, sin necesidad de personalizar el preparado. Por ejemplo, para evitar los mareos durante los viajes, Esther recomienda “la mezcla de Scleranthus con el conocido Rescue Remedy.” Y añade: “Para asegurar su efectividad, hay que administrar a nuestro animal la mezcla floral al menos una semana antes de salir de viaje. La dosis general recomendada es de dos gotas, como mínimo, cuatro veces al día. Durante el viaje, se puede aumentar la frecuencia y una vez llegados al destino, hay que continuar dándole las flores para que se adapte mejor al hogar temporal.”

La terapia de las emociones

Noelia Pascual Pascual, Directora fundadora de Objetivo Emoción y terapeuta emocional con flores de Bach, las define como: Reguladores emocionales. Y explica que “un perro, como ser vivo que es, experimentará emociones a lo largo de su vida que será muy necesario trabajar para que no deriven en problemas de conducta. O si ya lo han hecho, será necesario equilibrar dichas emociones para eliminar la conducta.” Afortunadamente, las flores de Bach pueden usarse en todas las etapas de la vida del perro “desde que nace hasta el momento en que nos dice adiós.”

Flores de Bach, 38 esencias que pueden ayudar a tu perro
Dulces sueños, cero ansiedad para tu perro con la terapia de flores de Bach | Imagen vía Adam Lavine/Flickr

Por ejemplo, pueden resultar muy útil para tratar: Ansiedad, miedos, hiper apego, cambios de casa, pérdida de un compañero, ladridos excesivos, traumas o actitudes compulsivas. Y como apunta Noelia, “un montón de situaciones que nos pueden surgir a lo largo de nuestra vida junto a ellos.” Recordando en todo momento que se trata de una terapia complementaria y que, por supuesto, “bajo ningún concepto se debe dejar nunca un tratamiento recetado por un facultativo.”  

La terapia con flores de Bach tiene cada vez más adeptos y menos detractores. Muchos son los beneficios que se le atribuyen, mientras que en el peor de los casos lo máximo que puede pasar es que no funcionen. Las flores de Bach, como apunta Noelia, “trabajan de una manera energética, equilibrando emociones que se han visto alteradas por diferentes sucesos, potenciando en el organismo la auto curación y devolviendonos al equilibrio natural con el que todos nacemos.” Se trata de “una terapia natural, sencilla y sin riesgos, que cualquiera puede utilizar en su casa, no provoca efectos secundarios, no tiene contraindicaciones y se puede usar junto a cualquier otra terapia.”

Continúa leyendo: ¿Qué podemos hacer para prevenir el suicidio?

¿Qué podemos hacer para prevenir el suicidio?

María Hernández

Foto: Amr Dalsh
Reuters

El suicidio es un tema tabú en la sociedad. El miedo a hablar sobre el tema por la posibilidad de incitar a alguien que estaba pensando en suicidarse o el estigma que existe sobre las enfermedades mentales en la sociedad hacen que se evite hablar sobre esta forma de muerte, a pesar de que es una de las más frecuentes. Sin embargo, que no se hable de un problema no significa que este no exista.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cifra las muertes por suicidio en más de 800.000 al año en todo el mundo pero recuerda, sobre todo, que el suicidio se puede prevenir.

Es difícil, pero existen maneras de prevenir la que ya es la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años, explica la OMS. Solo en España, hay 10 suicidios al día, nos explica el psicólogo clínico y presidente de la Asociación de Investigación, Prevención e Intervención del Suicidio (AIPIS), Javier Jiménez.

En el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, que se celebra el 10 de septiembre, se fomentan en todo el mundo compromisos y medidas prácticas para prevenir los suicidios, y estos son algunos de los consejos de la OMS y la AIPIS para ayudar a erradicar este gran problema social.

Preguntar directamente sobre el suicidio

El primer paso para ayudar a prevenir el suicidio es preguntar directamente a esa persona por la que estamos preocupados tiene intención de suicidarse. Muchos piensan que preguntando directamente a alguien que está triste que si está pensando en suicidarse, le estará dando la idea o incitando a esa persona a hacerlo. Sin embargo, Javier Jiménez nos explica que lo primero que hay que hacer es preguntarle a esa persona si ha pensado en el suicidio.

Pero no basta con preguntar, sino que hay que saber cómo actuar según la respuesta. Si contesta que sí, no responde o incluso empieza a llorar al mencionarle la idea, no basta con intentar disuadirlo. “La familia o los seres queridos tienen que saber y entender por qué, cómo está funcionando su mente”, explica Jiménez.

¿Qué podemos hacer para prevenir el suicidio? 2
Estos son los últimos datos recogidos por la OMS sobre el suicidio. | Foto: OMS

Por tanto, si pensamos que la persona contempla la posibilidad de suicidarse, no debemos dejar pasar el tema. No es suficiente con frases como “espero que no estés pensando en hacer una tontería” o “quítate eso de la cabeza”, pues estaremos restando importancia a un asunto muy serio y no estaremos ayudando a acabar con el sufrimiento que lleva al suicidio, explica Jiménez.

Dar importancia a los intentos de suicidio

“Con diferencia, el principal factor de riesgo de suicidio es un intento previo de suicidio”, explica la OMS. Coincide en esta afirmación el presidente de AIPIS, que asegura que la concepción popular de que “si ha intentado suicidarse y no lo ha hecho, es que no quiere suicidarse” es errónea. Según informa la guía de AIPIS para la prevención del suicidio dirigida a los familiares, entre el 30% y el 40% de los suicidios son precedidos por uno o varios intentos.

Jiménez explica que siempre que una persona intente suicidarse, no debemos pensar que es un intento de llamar la atención o de manipular a sus seres queridos pues, aunque en un primer momento lo haya pensado así, puede que el siguiente intento sea real.

Lo primero que debemos pensar es que una persona que recurre al suicidio, aunque solo sea como una táctica para llamar la atención, tiene serios problemas y necesita ayuda.

Sin embargo, Jiménez señala que no es cierto que muchas de las personas que no consiguen suicidarse es porque no quieren, sino que en muchos casos realmente no consiguen quitarse la vida. Por ejemplo, es posible equivocarse con la dosis de fármacos necesaria para morir de sobredosis.

Formación y coordinación de profesionales

Otro aspecto realmente importante y necesario para prevenir los suicidios es la formación de profesionales de la salud mental. “Muchas veces los propios profesionales no están lo suficientemente formados para tratar la conducta suicida”, explica Jiménez, que critica el hecho de que en ninguna universidad española haya una asignatura dedicada a este tema o una formación específica para ayudar a prevenir el suicidio.

Por este motivo, muchos profesionales rechazan casos de este tipo debido a su falta de formación y los remiten a otros profesionales.

Pero no basta con formar a los profesionales de la salud, sino que también hay que coordinar a muchos sectores de la sociedad para lograr que la prevención sea efectiva. “Las actividades de prevención exigen la coordinación y colaboración de múltiples sectores de la sociedad, incluidos los de salud, educación, trabajo, agricultura, comercio, justicia, derecho, defensa, política y medios de comunicación”, señala la OMS, que considera que ningún enfoque individual “puede tener efecto en una cuestión tan compleja como el suicidio”.

Formación de familiares

“Es vital que los familiares tengan unas nociones básicas en cuanto a las conductas suicidas”, considera Jiménez, que señala que muchas veces el peso de la ayuda a la persona que quiere suicidarse recae sobre sus familiares y seres queridos, que no están preparados para tratar una situación de este tipo.

Es común que los pacientes decidan no acudir a las terapias psicológicas o psiquiátricas recomendadas para solucionar el problema, por lo que es necesario que las familias tengan unos conocimientos mínimos que les permitan abordar el tema del suicidio sin miedo a provocarlo.

¿Qué podemos hacer para prevenir el suicidio? 1
El apoyo y comprensión de los familiares es fundamental para prevenir el suicidio. | Foto: Eliana Aponte/ Reuters

Por esta razón, AIPIS ha participado en la creación de una guía para familiares sobre la detección y prevención de las conductas suicidas. En ella, muestra algunas de las señales a las que los familiares deben estar atentos, como las expresiones verbales sobre acabar con la propia vida o los cambios de actitud repentinos, y algunas estrategias a seguir en caso de sospechar que exista el riesgo de que un ser querido se suicida.

Entre estas estrategias que las familias deben adoptar se encuentra la de tener disponible algún teléfono de emergencia o ayuda o la de mejorar las habilidades sociales para saber escuchar y entender a nuestros familiares.

Pero no solo los familiares cumplen un papel importante en la prevención del suicidio, sino que los amigos, profesores e incluso la propia persona afectada deben conocer qué pueden hacer en una situación de este tipo. Por ello, la AIPIS ha creado también una guía de prevención del suicidio en adolescentes dirigida a familiares y profesores y una guía de autoayuda.

La involucración de las autoridades

También es muy importante que se creen asociaciones y otro tipo de ayudas públicas para solucionar un problema de tal magnitud como el suicidio. Jiménez considera que son realmente necesarios unos “programas de prevención a nivel nacional, pero parece que el tema no preocupa a la sociedad o a las autoridades”.

Jiménez critica que la AIPIS es la única asociación dedicada a la prevención del suicidio en España que orienta a familiares y que está formada por voluntarios, y considera que el suicidio es un tema que debería llevarse al nivel público y crear métodos de ayuda como un teléfono de atención 24 horas gestionado por profesionales, que trabajen a cambio de un sueldo como los profesionales de la salud, y no por voluntarios.

Otras formas de prevención

Además de estas recomendaciones, existen otras medidas para ayudar a prevenir el suicidio en muchos casos. La OMS centra su atención especialmente en la restricción al acceso a los medios de suicidio, como las armas de fuego o algunos medicamentos; la información responsable por parte de los medios de comunicación; la introducción de políticas orientadas a reducir el consumo nocivo de alcohol; la identificación temprana y el tratamiento de los problemas de salud mental, de abuso de sustancias y los dolores crónicas, además de las ya mencionadas anteriormente.

Implementando estas medidas, el Plan de Acción de Salud Mental de 2013-2020, de la OMS y la Organización Panamericana de la Salud, pretende reducir un un 10% los índices de suicidio.

TOP