Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Verde esperanza desde el Monte Qasioun: la destrucción del patrimonio sirio

Rodrigo Isasi Arce

Foto: Rodrigo Isasi
The Objective

Cuenta la leyenda que el día del Juicio Final Jesús descenderá del Cielo y desde lo más alto de uno de los minaretes de la Gran Mezquita de los Omeyas de Damasco proclamará el advenimiento del Reino de los Cielos y el fin del mundo tal y como lo conocemos. Puede que para muchos sirios el fin del mundo comenzara hace ya seis años, un 15 de marzo de 2011, cuando el conflicto estalló en el país. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (Osdh) ha asegurado que desde entonces 321.358 personas han muerto y 145.000 están desaparecidas. De todas ellas, más de 96.000 eran civiles.

Hace apenas seis años, cuando te adentrabas en la ciudad antigua de Alepo o Damasco y deambulabas por sus calles, iluminadas de noche por las luces amarillas de las farolas y las verdes de los minaretes de las mezquitas, tenías una enorme sensación de paz. Actualmente el escenario ha cambiado y todo aquello se ha convertido en vagos recuerdos. La guerra siria no distingue de credos ni edades; de objetivos militares ni edificios civiles; de aquello que es patrimonio de interés cultural de lo que no lo es. Algunos de los edificios históricos más emblemáticos, hoy se encuentran dañados o en ruinas. Los constantes bombardeos, los actos vandálicos del autoproclamado Estado Islámico y los expolios, están acabando con parte del patrimonio de Siria. Alepo, junto con Palmira, son dos de las ciudades más afectadas por este problema.

¿Por qué el grupo Estado Islámico destruye el patrimonio?

La actuación del grupo terrorista Estado Islámico no se trata tanto de una cuestión religiosa -que lo es en cierto modo- como de una estrategia propagandística. La instrumentalización de la religión se convierte en un arma perfecta para lograr unos objetivos muy concretos: sembrar miedo, terror, superioridad o provocación.. Destrozar e incluso conquistar asentamientos arqueológicos es una manera de demostrar su poderío y de intentar desacreditar la labor y la autoridad de las fuerzas de seguridad locales.

El patrimonio cultural en todos sus ámbitos (material e inmaterial) es indispensable para construir la identidad de un pueblo o una región; es un elemento clave para construir la identidad pasada presente y futura de una sociedad y para construir un espíritu de unión nacional. Algunos de los principales sitios dañados por el conflicto son:

La ciudad monumental de Palmira

La ciudad monumental de Palmira se sitúa en el desierto sirio, a tres kilómetros de la ciudad de Tadmir. Durante su época de pleno apogeo fue la capital del Imperio de Palmira, bajo el   efímero reinado de la reina Zenobia, entre los años 268 a 272. Este monumento fue declarado patrimonio de la humanidad en 1980 por la Unesco.

Los yihadistas del grupo Estado Islámico han acabado con parte de la arquitectura y las artes de Palmira que fusionaron en los siglos I y II las técnicas grecorromanas con las tradiciones artísticas autóctonas y persas. Entre los elementos destruidos o dañados se encuentran el arco monumental de la ciudad, el teatro romano  y el templo de Bel, entre otros.

El teatro romano en 2010:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio
Teatro romano de Palmira (Siria) en 2010 | Foto: Rodrigo Isasi

El teatro romano en 2017:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 3
El teatro romano el 3 de marzo de 2017 | Foto: AFP PHOTO/STRINGER

El templo de Bel en 2010:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 1
Templo de Bel en 2010. | Foto: Rodrigo Isasi

El templo de Bel en 2016:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 4
Restos del templo de Bel el 1 de abril de 2016 | Foto: REUTERS/Omar Sanadiki

El Arco Monumental en 2010:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 9
Arco Monumental de Palmira el 5 de agosto de 2010 | Foto: REUTERS/Sandra Auger

El Arco Monumental en 2016:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 8
Arco Monumental de Palmira el 1 de abril de 2016 | Foto: REUTERS/Omar Sanadiki

La gran mezquita de Alepo

La Mezquita Omeya de Alepo fue la mezquita más grande de la ciudad hasta 2013, cuando fue devastada por los bombardeos. El centro religioso fue construido por el califa Walid I en el siglo VIII sobre los restos de un templo romano y de una iglesia bizantina, y tuvo que ser reconstruido tras un incendio que le destruyó completamente en 1169, momento en el que se aprovechó para incorporar un minarete de 45 metros de altura, totalmente destruido en la actualidad. La mezquita era conocida por albergar los restos del profeta Zacarías.

Mezquita Omeya en 2010:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 6
Patio de la mezquita Omeya de Alepo en 2010 | Foto: Rodrigo Isasi

Mezquita Omeya en 2016:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 7
Patio de la mezquita Omeya de Alepo el 13 de diciembre de 2016 | Foto: REUTERS/Omar Sanadiki

La ciudadela de Alepo

La ciudadela de Alepo es una fortaleza medieval del siglo XIII considerada uno de los castillos más grandes y antiguos del mundo.

Ciudadela en 2010:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 2
La ciudadela de Alepo en 2010 | Foto: Rodrigo Isasi

Ciudadela en 2016:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 5
La ciudadela de Alepo el 13 de diciembre de 2016 | Foto: REUTERS/Omar Sanadiki

La pérdida de identidad

La destrucción del patrimonio supone también una pérdida de identidad personal (documentos de identidad) y nacional. El patrimonio inmaterial tiene una importancia muy grande en lo referente a la construcción del concepto de identidad nacional. La destrucción del mismo tiene unas consecuencias futuras nefastas en la cohesión social de un pueblo una región. En Siria algunos de los elementos más afectados por el conflicto y que pueden acabar desapareciendo son:

  • El uso de la lengua aramea en la liturgia de la iglesia siriaca en las regiones próximas a Damasco.
  • Los empleos tradicionales y artesanales como el soplado de vidrio, los damasquinados, la taracea o los tejidos naturales. El encarecimiento de los materiales por el conflicto bélico, y la pérdida de clientela y turismo, obliga a muchos artesanos a dejar su trabajo e incluso a abandonar su país. Estos trabajos son principalmente transmitidos de forma oral de generación en generación, por lo que una vez abandonados, son difícilmente recuperables.
  • Algunas fiestas católicas u ortodoxas, principalmente en la región de Raqqa, donde miles de ciudadanos de esta corriente religiosa se han visto obligados a abandonar el país.

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: seis años de destrucción del patrimonio sirio
Beduina siria cerca de Palmira en 2010 | Foto: Rodrigo Isasi

La Siria de ayer

Todavía recuerdo, como si fuera ayer, aquella noche del 6 de agosto de 2010, recorriendo la Vía Recta del casco antiguo de Damasco en dirección a la ciudadela, donde el músico libanés Marcel Khalife tañía su laúd árabe ofreciendo el último de sus conciertos en el país gobernado por Bashar Al Assad. “Añoro el pan de mi madre, el café de mi madre, las caricias de mi madre… Día a día, la infancia crece en mí y deseo vivir porque si muero, sentiré vergüenza de las lágrimas de mi madre…”, así reza una de sus canciones basada en un poema del palestino Mahmoud Darwish.

Por suerte, el patrimonio de Damasco aún se conserva en pie y todavía es posible subir al Monte Qasioun, donde se puede contemplar la inmensidad de una de las ciudades habitadas más antiguas del mundo, donde se respira un poco de paz y donde es posible ver el anochecer mientras las luces verdes de las mezquitas, que llaman al unísono a la oración, y las amarillas de las casas, hacen su aparición en la ciudad del Sham, como se refieren a ella algunos lugareños. Hoy las luces que alumbran algunos barrios son las provocadas por los destellos de los morteros, por el fuego de las explosiones y por los disparos de los fusiles pero, mientras haya una luz encendida en las faldas del Monte Qasioun, aunque solo sea la de una casa o la de una mezquita, no estará todo perdido, aún habrá un pequeño atisbo de esperanza para el pueblo sirio y su patrimonio.

¿Llegaremos a una guerra nuclear? Los satélites nos dan pistas

Redacción TO

Foto: KCNA KCNA
Reuters/Archivo

Cuando Kim Jong-un lanzó el 14 de mayo un misil a unos 2.000 kilómetros de altitud, logró demostrar que el país más aislado del mundo sigue trabajando, y parece que con éxito, en el desarrollo de armamento nuclear cuyo objetivo son las bases estadounidenses.

Las preguntas que podríamos hacernos son muchas, ya que está en juego la paz mundial y la estabilidad del planeta, pero concretamente, estaría bien saber cuándo podrían llegar estos misiles de largo alcance a Estados Unidos, y si realmente es posible que Corea del Norte pueda llevar a cabo este ataque como respuesta, según justifica Pyongyang, a las amenazas estadounidenses.

Bien, vayamos por partes. El país que gobierna Kim Jong-Un está desarrollando un misil que transportaría una cabeza nuclear para alcanzar la parte continental de Estados Unidos. Para lograr que el ataque tenga éxito, este misil necesitaría llegar a los 8.000 kilómetros de altitud o más, y contar también con la tecnología necesaria para asegurar la estabilidad de reingreso en la atmósfera de la cabeza nuclear.

Esta prueba “representa un nivel de desempeño nunca visto antes en un misil norcoreano”, asegura el experto en aeroespacio John Schilling en un análisis en el sitio web estadounidense 38 North, según cita Reuters. “Parece que no sólo ha demostrado que tiene un misil balístico de alcance intermedio (IRBM) que podría permitirle atacar de forma fiable la base estadounidense situada en Guam, una la isla del Pacífico; sino que también, y esto es lo más importante, puede representar un avance sustancial en el desarrollo de un misil balístico intercontinental (ICBM)”. La agencia oficial de noticias norcoreana, KCNA, resalto la precisión en la detonación y cómo el misil logró sobrevivir “bajo la peor situación de reingreso” en la atmósfera.

¿Llegaremos a una guerra nuclear? Los satélites nos dan pistas
Kim Jong-un asiste a todos los ensayos nucleares. | Foto: KCNA

Con todo ello, podríamos decir que Corea del Norte sí avanza en lo que se refiere a armas nucleares y, por supuesto, Estados Unidos ya las tiene, así que si alguno de los dos países en discordia decidiera atacar ¿podríamos saberlo con antelación? Los satélites nos podrían dar pistas, según se explica en Quartz.

Durante los últimos años, compañías satelitales como DigitalGlobe y Planet han ofrecido una gran cantidad de datos a analistas de seguridad o grupos de pensadores para analizar los programas de ingeniería a gran escala, utilizados en la construcción de armas de destrucción masiva. El director del programa ‘East Asia Non-proliferation’ en el Instituto de Estudios Internacionales Middlebury, Jeffrey Lewis, asegura que “los analistas tienen más información hoy de la que podían tener en los años 60 y 70, incluso aquellas personas que tenían acceso a la información clasificada”.

Así, durante la Guerra Fría, los analistas independientes basaban su información, esencialmente, en lo que podían obtener de los amigos que tenían el los gobiernos, en los periódicos o en los documentos desclasificados, y hoy la situación es distinta. Aunque aún se cree que los satélites gubernamentales sobrepasan el poder de la tecnología de aquellos que son comerciales, gracias a los datos que ofrecen y gracias también a Internet, analistas como Lewis pueden rastrear la construcción de estas armas, e incluso rebatir la información que dan las fuentes oficiales.

Por ejemplo, el año pasado, Corea del Norte llevó a cabo un intento de prueba de misiles de alcance medio que resultó fallido y no pudo llegar a Estados Unidos, según analistas de la inteligencia norteamericana. Como las pruebas fallaron, el radar militar no pudo identificar la capacidad de los misiles norcoreanos, sin embargo, gracias a las fotografías de la compañía de satélites Planet, Lewis y sus colegas pudieron comparar los daños causados por los misiles y estimar que eran más grandes de lo que pensaban y que, por tanto, la capacidad de recorrido de dichos misiles era mayor de lo que afirmaban las estimaciones oficiales.

El arsenal de misiles de Corea del Norte está diseñado para que se pueda dar la orden de despegue desde un teléfono móvil, y así ocultar mejor la información a todos los adversarios. Todo esto hace que reunir pistas desde el espacio sobre las pruebas que realiza el país sea aún más complicado. Sin embargo, los analistas pueden combinar las visiones que puedan obtener desde el espacio, con el análisis minucioso de las fotos de propaganda que ofrece Corea del Norte y así lograr una comprensión técnica de cómo se están desarrollando los misiles y las armas nucleares. Lewis compartió en las redes que el misil más reciente que lanzó el régimen de Pyongyang fue el que se presentó en un desfile militar el mes pasado.

Para entender los ensayos nucleares subterráneos realizados por el régimen norcoreano se utilizan mediciones de satélite que permiten construir un mapa tridimensional de la montaña donde se realizan, en un esfuerzo por comprender mejor el rendimiento de las explosiones.

Desde Estados Unidos se ha intentado localizar los movimientos del dictador norcoreano, ya que asiste personalmente a cada ensayo nuclear. El equipo de Kim Jong-un podría sospechar que están intentando traquear al líder, ya que Lewis y sus colegas han notado un esfuerzo mayor por parte de los norcoreanos para camuflar la ubicación de Jong-un. Sin embargo, otro analista de Middlebury, David Schmerler, logró frustrar un intento de ocultar la ubicación de Kim, mediante la comparación cuidadosa de señales de tráfico en fotos de propaganda, con las películas subidas a YouTube por turistas chinos.

¿Llegaremos a una guerra nuclear? Los satélites nos dan pistas 1
Cada vez son mayores los esfuerzos para intentar ubicar al líder norcoreano. | Imagen: Planet

Sin duda, la información (llegada desde el espacio o no) es poder y puede servir para prepararse, para prevenir sobre situaciones límites, pero también para generar más guerra. Lewis cita en Quartz la ocasión en la que la administración de Barack Obama utilizó las imágenes obtenidas desde el cielo, para pedir apoyo al bombardeo sobre Siria, después de que el régimen utilizara armas químicas. “Creo que los sirios lo hicieron, pero una cosa que noté fue que los expedientes publicados por los Estados Unidos, Reino Unido y Francia con el fin de hacer público el caso, se parecieron mucho a los expedientes de guerra pre-Irak”.

La generación dispuesta a parar la gran ciberguerra global

Cecilia de la Serna

Foto: Kacper Pempel
Reuters

Los expertos coinciden ya en que estamos inmersos en un gran conflicto global -¿Tal vez la Tercera Guerra Mundial?- y que sus trincheras están en Internet. Esta ciberguerra ha tenido su mayor exponente en el reciente y mediático ataque masivo sufrido por entidades de todo el mundo. El virus informático WannaCry desnudó en pocas horas las vulnerabilidades de una sociedad hiperconectada y cada vez más dependiente de la tecnología. En España, por ejemplo, logró penetrar en el sistema de Telefónica, mientras que en el Reino Unido logró paralizar numerosos hospitales públicos, y en otros países entró en los sistemas de entidades críticas y bancos. Parece que WannaCry ya empieza a remitir, pero los expertos alertan de un segundo ciberataque mundial por otro virus: el Adylkuzz.

Espionaje, contraespionaje, mero chantaje económico, o acciones de sabotaje masivo están a la orden del día en este clima de ciberguerra. Forman parte de auténticas mafias ciberdelictivas, e incluso de la estrategia de los gobiernos. Esta ciberguerra también se revela en recientes episodios en las urnas, con los hackeos denunciados en Francia y en los expuestos en la elección que terminó con el republicano Donald Trump en la Casa Blanca.

Dos veinteañeros al rescate

El ciberataque que propagó este software malicioso por todo el mundo fue frustrado por un joven investigador británico con la ayuda de otro ingeniero de seguridad de veintitantos años en Estados Unidos. Ambos pertenecen a la generación de hackers dispuesta a parar la gran ciberguerra global.

Los ‘hackers de sombrero blanco’ usan sus amplios conocimientos informáticos para encontrar los fallos en la seguridad de los sistemas 

Antes de continuar, no está de más recordar que ‘hacker’ no es necesariamente un término peyorativo. Existen hackers buenos, como aquellos que trabajan día a día por preservar la privacidad de millones de usuarios o aquellos que ayudan con su labor a proteger la seguridad nacional de sus países. Estos individuos, conocidos en el entorno digital como ‘hackers de sombrero blanco’, hacen uso de sus amplios conocimientos informáticos para encontrar los fallos en la seguridad de los sistemas y prevenirlos de los ataques malintencionados de los otros hackers, los malos. A veces trabajan con ejércitos y cuerpos y fuerzas de seguridad de los estados, a veces para empresas privadas y en otras ocasiones lo hacen por su cuenta.

La generación dispuesta a parar la gran ciberguerra global 1
Marcus Hutchins es el héroe accidental de los últimos días. | Foto: Frank Augstein / AP

Marcus Hutchins es un hacker de sombrero blanco. Británico, de 22 años, aficionado a los videojuegos y un jovencísimo especialista en ciberseguridad, es el perfil que está detrás del hombre que logró bloquear el pasado viernes la extensión del virus WannaCry. Lo hizo desde un ordenador en su pequeña habitación en la casa de sus padres, en Devon, en el suroeste de Inglaterra. Este joven, que responde al alias (ya no) anónimo de ‘MalwareTech’, se convirtió en el héroe accidental de este “ciberdrama” global. Hutchins descubrió la kill switch -la forma de apagar el virus- al darse cuenta de que los responsables del WannaCry habían creado un dominio oculto en el software que hacía las veces de tecla de desactivación interna para los propios piratas. Para ejecutar el bloqueo del virus, primero infectó su propio ordenador con el ransomware. Consiguió, con la ayuda de un amigo, una muestra del malware y al ejecutarlo se dio cuenta de que llamaba a un dominio, gwea.com, no registrado. Hutchins registró este dominio por 10 euros y redirigió el tráfico a un servidor de Los Ángeles. La propagación se paró inmediatamente y sin que nadie lo esperara. El propio Hutchins contó en su página web cómo descubrió, casi sin querer, esa vulnerabilidad del virus, convirtiéndose en un héroe a escala global.

Otro veinteañero también reparó en el interruptor que bloqueaba el virus. Se trata de Darien Huss, un ingeniero de investigación de 28 años que trabaja para la firma de ciberseguridad Proofpoint. Desde el otro lado del Atlántico, Huss estaba haciendo su propio análisis y se puso en contacto con Hutchins para colaborar en el bloqueo. Huss hizo una captura de pantalla que mostraba su descubrimiento, y la compartió en Twitter.

Hutchins responde como nadie al perfil típico de la Generación Z: no fue a la Universidad y aprendió por sí mismo 

La vida de Marcus Hutchins ha cambiado radicalmente tras su accidental descubrimiento. En estos momentos está trabajando con el gobierno británico, concretamente para el Centro Nacional de Seguridad Cibernética, en la labor de evitar un posible nuevo ataque del virus. Además, ha recibido una multitud de ofertas de trabajo. Actualmente trabaja para la firma estadounidense de inteligencia privada Kryptos Logic, según publica el británico The Daily Mail. Hutchins responde como nadie al perfil típico de la Generación Z: no fue a la Universidad y aprendió por sí mismo las más sofisticadas técnicas de hacking.

Un ejército de jóvenes hackers

El ataque masivo de la pasada semana provocó un auténtico revuelo mediático. No era para menos ya que era una agresión sin precedentes en la red. Tanto es así, que los propios gobiernos se vieron obligados a explicar algunas de sus estrategias en la lucha contra el cibercrimen, e incluso a impulsar nuevas medidas.

El Estado podría aprovechar los recursos y conocimientos de ciudadanos anónimos para proteger al resto

El Partido Popular, actualmente en el gobierno de España, anunció la realización de un borrador para la creación de una milicia de voluntarios civiles, en su mayoría hackers, que en cuestión de minutos pueda combatir codo con codo con los ciberguerreros del Estado, en el caso de que se produjese una agresión informática que pusiera en peligro una infraestructura crítica del país o a una empresa estratégica.

De esta forma, el Estado aprovecharía los recursos y conocimientos de ciudadanos anónimos -en su gran mayoría gente muy joven- para proteger al resto de los mortales sin esa sabiduría informática.

¿De qué lado estás?

En cuestiones informáticas los más jóvenes parece que siempre tienen las de ganar. Los más pequeños ya aprenden el lenguaje de programación a muy temprana edad, como quien aprende inglés o francés. Los adolescentes de la Generación Z son nativos digitales, por lo que términos como malware o ransomware no son inescrutables para ellos. Ahora se les presenta ante sí la disyuntiva que toda generación ha tenido que dilucidar: estar en el lado del bien o en el del mal. En la ciberguerra que no se avecina, sino que se da en estos precisos instantes, es necesario escoger un lado.

Arabismos. Festival de Jóvenes creadores en Madrid

Redacción TO

Foto: Amr Dalsh
Reuters/File

Si no tienes planes para la próxima semana, desde The Objective te proponemos Arabismos. Festival de Jóvenes creadores, que Casa Árabe de Madrid organiza del 18 al 21 de mayo, en el marco de la programación especial de su décimo aniversario. La institución cumple diez años acercando España al mundo árabe y viceversa. Con este evento, Casa Árabe abre sus espacios para acoger diferentes manifestaciones culturales de la mano de jóvenes interesados y comprometidos con el mundo árabe, con sus tradiciones, su cultura y su devenir actual. Durante los cuatro días se presentarán eventos de muy diversa índole: conferencias sobre la actualidad del mundo árabe y la creación poética, un concierto, una exposición, dos obras de teatro, un taller gastronómico y otro de percusión.

Como la propia organización indica “de la misma manera que en nuestro idioma encontramos infinidad de giros provenientes del árabe, denominados ‘arabismos’, este festival pretende visibilizar esta misma impronta en nuestra cultura contemporánea, mostrando la interesante contribución de jóvenes árabes y españoles a la sociedad española y europea con su trabajo creativo o intelectual”.

Idénticos

La compañía “Entre dos orillas” presenta esta obra de teatro dirigida y protagonizada por Ibahim Ibnou Goush. Tras la representación habrá un debate con el director. Ibnou Goush define su obra con esta cita extraída del libro “León el Africano” de Amin Maalouf: “Por mi boca oirás hablar el árabe, el turco, el castellano, el bereber, el latín y el italiano vulgar, pues todas las lenguas, todas las plegarias me pertenecen. Mas yo no pertenezco a ninguna. No soy sino de Dios y de la tierra, y a ellos retornaré un día no lejano…”. El 20 de mayo a las 19:00 en el auditorio de Casa Árabe, por un precio de cinco euros (cuatro si se compra online).

Círculo de percusión afroárabe

El músico Samir Elturky impartirá este taller de improvisación, al que los asistentes pueden traer su propio instrumento o utilizar uno suministrado por Casa Árabe. En el taller, que es gratuito y se llevará a cabo el 20 de mayo de 17:05 a 18:45 horas, los asistentes podrán crear música en grupo con cualquier instrumento de percusióndjembé, darbouka, conga, bongos, cajón…

Exposición “El país que me habita”

Los artistas Dar Al Naim, Bilal Dadou, Bashem Pablo y Kinda Youssef exhibirán sus obras en esta muestra desde el 20 de mayo y hasta el 29 del mismo mes. Los trabajos de los artistas hablan de temas como el drama de los refugiados sirios, la irracionalidad de las fronteras, la nostalgia del exiliado y la reivindicación de su identidad poliédrica. Durante la inauguración tendrá también lugar un encuentro con todos los participantes en el festival y con el diseñador de la imagen del festival, el ilustrador Nader Sharaf.

Cocinar Madrid. Cocinar Beirut: Poéticas del Gusto

Taller de cocina a cargo de Suraia Abud y Susana Moliner en el que se pondrán en juego la antropología alimentaria y audiovisual junto con  la cocina, con el fin de investigar en torno a lo que se cuece y las historias que bullen entre Madrid y Beirut.  “Una propuesta para poner mesa y mantel al Mediterráneo y de esta forma escuchar, ver y probar sabores que resuenan entre las gentes que cruzan y habitan esa región, poniendo en valor la diversidad de las identidades y las memorias culinarias”.

Arabismos. Festival de Jóvenes creadores en Madrid 2
Pintura en una calle cerca a la Plaza de Tahrir en El Cairo | Foto: Rodrigo Isasi

Los participantes pueden llevar un ingrediente, si así lo desean, para aportar su sabor y su memoria a los platos cocinados durante el taller, que se celebra el 21 de mayo de 11:00 a 14:00 horas de manera gratuita, previa inscripción.

“Cocinar Madrid Poéticas del Gusto es un proyecto culinario-cultural itinerante donde se busca poner en valor la vida y las historias de los mercados y de los barrios, así como  conocer distintos significados de la alimentación, de cocinar y de comer”, asegura la organización.

Poesía al aire

Recuperando la idea de los antiguos diwan de bagdad –colección de poemas islámicosOsama Cheikh, Yasser Dutroi y Youssra El Otmany debatirán sobre diversas cuestiones y mostrarán al público asistente cómo está presente la poesía clásica y contemporánea en su vida y hablarán de los poemas de autores españoles y árabes que les han acompañado en los últimos años. El evento se realizará el 21 de mayo a las 18:00 horas.

Arabismos. Festival de Jóvenes creadores en Madrid 1
Una mano de una joven de Cachemira, con tatuajes de henna tradicionales musulmanes | Foto: Yannis Behrakis/Reuters

Tres reflexiones escénicas sobre estética

El Festival Arabismos concluirá el 21 de mayo con esta conferencia escénica que tendrá lugar a las 20:00 horas, y estará a cargo de Nadia El Kastawi y Ahmed Benattia, con música pinchada en directo a cargo de Carlos Alcántara. La pieza reflexiona sobre algunos de los conflictos que median en la construcción de la estética contemporánea en el Magreb: la concepción de Dios, la hegemonía cultural occidental, la sexualidad, etc…

Pero todos estos eventos no serán los únicos que Casa Árabe lleve a cabo este 2017 para conmemorar sus diez años de existencia.  Con la llegada del verano y del festival PhotoEspaña, se podrá disfrutar a partir de junio en esta institución de la exposición “Un impulso extraño” (An Uncanny Impulse) de la Fundación Árabe para la Imagen de Beirut, que explora el arte de coleccionar fotografía a través de los ojos del coleccionista libanés Mohsen Yammine. En esta exposición se podrá ver una selección de fotografías de su archivo de más de 1400 imágenes que hablan de los modos de vida y gustos sociales de principios de siglo en Oriente Medio.

La guía definitiva para dormir en época de exámenes


Redacción TO

Foto: nomao saeki

Como cada mes de mayo, los estudiantes se enfrentan a uno de los periodos del año más temidos: los exámenes. Interminables horas de estudio, cambio de hábitos, mala alimentación y muy, pero que muy a menudo, escasas horas de sueño. Los expertos coinciden en que un descanso correcto es fundamental para que el tiempo de estudio sea efectivo y, por tanto, obtener buenos resultados académicos.

Estos son algunos consejos a seguir para estudiar, dormir bien y no caer en el intento.

1. Organiza tu tiempo

Lo fundamental a la hora de mantener un buen descanso en época de estudios es tratar de alterar lo mínimo posible los hábitos de vida. Por ello, la organización del día debe ser lo más eficiente posible, concentrando los tramos de estudio en las horas de luz y evitando las noches. Aunque algunos prefieran estudiar de noche, siempre es recomendable hacerle caso al cuerpo y dormir durante la noche.

2. No te pases con las bebidas energéticas

Las bebidas energéticas, sean frías o calientes, con o sin azúcar, son muy socorridas cuando las horas se pasan volando y las materias a estudiar parece que aumentaran. Aunque no son del todo desaconsejables, es importante controlar la cantidad consumida, y sobre todo el horario en que se consumen. A menudo, una buena siesta es más revitalizadora que un café.

3. Echa siestas cortas de 30 minutos

Es complicado cuadrar el tiempo cuando los conocimientos a adquirir se amontonan por fascículos encima de la mesa. No obstante, se ha comprobado que resulta más eficaz realizar el estudio en varias sesiones que intentar aprendérselo todo de una sola sentada. Una buena forma de rellenar el tiempo entre sesión y sesión es dormir una siesta corta. Los reposos de 30 minutos mejoran la memorización, y están en boga. En el mundo anglosajón las denominan power naps, y muchas empresas las ponen en práctica con sus empleados para optimizar la productividad.

4. Concibe tus noches en ciclos, no en horas

Tendemos a creer que lo ideal es dormir entre 7 y 8 horas, aunque esa creencia es desmontada por cada vez más expertos. Según publica Nick Littlehales, el hombre que consiguió mejorar el sueño de Cristiano Ronaldo, el descanso correcto se mide por ciclos. Cada ciclo dura 90 minutos, el tiempo necesario para completar todas las fases del sueño. Por tanto, debemos concebir las noches en ciclos: fijar una hora para despertarse, y de ahí contar de 4 a 5 ciclos de 90 minutos para determinar la hora de marchar a la cama.

5. Crea un ambiente de recuperación mental y física

Según defiende también Littlehales en Dormir, “los dormitorios se han convertido en salones poco aptos para el descanso”. Para ponerle remedio, es esencial crear un ambiente de recuperación mental y física, por ejemplo pintando las paredes de blanco y prescindiendo de elementos superfluos o que capten demasiado tu atención.

6. Saca los dispositivos electrónicos de tu habitación

Como han demostrado numerosos estudios científicos, la luz de los dispositivos móviles afectan directamente a la producción de melatonina, la hormona que ayuda a provocar el sueño. Incluso la propia luz de stand by de dispositivos como televisiones o cadenas de música pueden afectar a la hora de conciliar el sueño.

7. Duerme solo

Si es posible, claro. Buscar una cama grande y dormir solo puede optimizar exponencialmente la calidad del sueño y, por tanto, el tiempo de estudio será más efectivo.

8. Adopta una posición fetal

Según Littlehales, el cerebro prefiere que descanses en posición fetal porque de esta postura emana una sensación de protección de todos los órganos, “incluidos los genitales”.

9. Haz ejercicio físico

Cansa al cuerpo. Sal a correr, aunque sean 10 minutos, o camina un rato cada día. Así dormirás mejor y limpiarás el cuerpo de todo tipo de toxinas.

10. Sé constante con estos hábitos

Nada de esto sirve si se hace “de pascuas a ramos”. Mantener un calendario fijo, en época de exámenes o regular, es decirle al cuerpo que los buenos hábitos son constantes y acostumbrarlo a unas normas llenas de energía.

TOP