Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Verde esperanza desde el Monte Qasioun: la destrucción del patrimonio sirio

Rodrigo Isasi Arce

Foto: Rodrigo Isasi
The Objective

Cuenta la leyenda que el día del Juicio Final Jesús descenderá del Cielo y desde lo más alto de uno de los minaretes de la Gran Mezquita de los Omeyas de Damasco proclamará el advenimiento del Reino de los Cielos y el fin del mundo tal y como lo conocemos. Puede que para muchos sirios el fin del mundo comenzara hace ya seis años, un 15 de marzo de 2011, cuando el conflicto estalló en el país. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (Osdh) ha asegurado que desde entonces 321.358 personas han muerto y 145.000 están desaparecidas. De todas ellas, más de 96.000 eran civiles.

Hace apenas seis años, cuando te adentrabas en la ciudad antigua de Alepo o Damasco y deambulabas por sus calles, iluminadas de noche por las luces amarillas de las farolas y las verdes de los minaretes de las mezquitas, tenías una enorme sensación de paz. Actualmente el escenario ha cambiado y todo aquello se ha convertido en vagos recuerdos. La guerra siria no distingue de credos ni edades; de objetivos militares ni edificios civiles; de aquello que es patrimonio de interés cultural de lo que no lo es. Algunos de los edificios históricos más emblemáticos, hoy se encuentran dañados o en ruinas. Los constantes bombardeos, los actos vandálicos del autoproclamado Estado Islámico y los expolios, están acabando con parte del patrimonio de Siria. Alepo, junto con Palmira, son dos de las ciudades más afectadas por este problema.

¿Por qué el grupo Estado Islámico destruye el patrimonio?

La actuación del grupo terrorista Estado Islámico no se trata tanto de una cuestión religiosa -que lo es en cierto modo- como de una estrategia propagandística. La instrumentalización de la religión se convierte en un arma perfecta para lograr unos objetivos muy concretos: sembrar miedo, terror, superioridad o provocación.. Destrozar e incluso conquistar asentamientos arqueológicos es una manera de demostrar su poderío y de intentar desacreditar la labor y la autoridad de las fuerzas de seguridad locales.

El patrimonio cultural en todos sus ámbitos (material e inmaterial) es indispensable para construir la identidad de un pueblo o una región; es un elemento clave para construir la identidad pasada presente y futura de una sociedad y para construir un espíritu de unión nacional. Algunos de los principales sitios dañados por el conflicto son:

La ciudad monumental de Palmira

La ciudad monumental de Palmira se sitúa en el desierto sirio, a tres kilómetros de la ciudad de Tadmir. Durante su época de pleno apogeo fue la capital del Imperio de Palmira, bajo el   efímero reinado de la reina Zenobia, entre los años 268 a 272. Este monumento fue declarado patrimonio de la humanidad en 1980 por la Unesco.

Los yihadistas del grupo Estado Islámico han acabado con parte de la arquitectura y las artes de Palmira que fusionaron en los siglos I y II las técnicas grecorromanas con las tradiciones artísticas autóctonas y persas. Entre los elementos destruidos o dañados se encuentran el arco monumental de la ciudad, el teatro romano  y el templo de Bel, entre otros.

El teatro romano en 2010:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio
Teatro romano de Palmira (Siria) en 2010 | Foto: Rodrigo Isasi

El teatro romano en 2017:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 3
El teatro romano el 3 de marzo de 2017 | Foto: AFP PHOTO/STRINGER

El templo de Bel en 2010:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 1
Templo de Bel en 2010. | Foto: Rodrigo Isasi

El templo de Bel en 2016:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 4
Restos del templo de Bel el 1 de abril de 2016 | Foto: REUTERS/Omar Sanadiki

El Arco Monumental en 2010:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 9
Arco Monumental de Palmira el 5 de agosto de 2010 | Foto: REUTERS/Sandra Auger

El Arco Monumental en 2016:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 8
Arco Monumental de Palmira el 1 de abril de 2016 | Foto: REUTERS/Omar Sanadiki

La gran mezquita de Alepo

La Mezquita Omeya de Alepo fue la mezquita más grande de la ciudad hasta 2013, cuando fue devastada por los bombardeos. El centro religioso fue construido por el califa Walid I en el siglo VIII sobre los restos de un templo romano y de una iglesia bizantina, y tuvo que ser reconstruido tras un incendio que le destruyó completamente en 1169, momento en el que se aprovechó para incorporar un minarete de 45 metros de altura, totalmente destruido en la actualidad. La mezquita era conocida por albergar los restos del profeta Zacarías.

Mezquita Omeya en 2010:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 6
Patio de la mezquita Omeya de Alepo en 2010 | Foto: Rodrigo Isasi

Mezquita Omeya en 2016:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 7
Patio de la mezquita Omeya de Alepo el 13 de diciembre de 2016 | Foto: REUTERS/Omar Sanadiki

La ciudadela de Alepo

La ciudadela de Alepo es una fortaleza medieval del siglo XIII considerada uno de los castillos más grandes y antiguos del mundo.

Ciudadela en 2010:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 2
La ciudadela de Alepo en 2010 | Foto: Rodrigo Isasi

Ciudadela en 2016:

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: así era el patrimonio sirio 5
La ciudadela de Alepo el 13 de diciembre de 2016 | Foto: REUTERS/Omar Sanadiki

La pérdida de identidad

La destrucción del patrimonio supone también una pérdida de identidad personal (documentos de identidad) y nacional. El patrimonio inmaterial tiene una importancia muy grande en lo referente a la construcción del concepto de identidad nacional. La destrucción del mismo tiene unas consecuencias futuras nefastas en la cohesión social de un pueblo una región. En Siria algunos de los elementos más afectados por el conflicto y que pueden acabar desapareciendo son:

  • El uso de la lengua aramea en la liturgia de la iglesia siriaca en las regiones próximas a Damasco.
  • Los empleos tradicionales y artesanales como el soplado de vidrio, los damasquinados, la taracea o los tejidos naturales. El encarecimiento de los materiales por el conflicto bélico, y la pérdida de clientela y turismo, obliga a muchos artesanos a dejar su trabajo e incluso a abandonar su país. Estos trabajos son principalmente transmitidos de forma oral de generación en generación, por lo que una vez abandonados, son difícilmente recuperables.
  • Algunas fiestas católicas u ortodoxas, principalmente en la región de Raqqa, donde miles de ciudadanos de esta corriente religiosa se han visto obligados a abandonar el país.

Verde esperanza desde el Monte Qasiún: seis años de destrucción del patrimonio sirio
Beduina siria cerca de Palmira en 2010 | Foto: Rodrigo Isasi

La Siria de ayer

Todavía recuerdo, como si fuera ayer, aquella noche del 6 de agosto de 2010, recorriendo la Vía Recta del casco antiguo de Damasco en dirección a la ciudadela, donde el músico libanés Marcel Khalife tañía su laúd árabe ofreciendo el último de sus conciertos en el país gobernado por Bashar Al Assad. “Añoro el pan de mi madre, el café de mi madre, las caricias de mi madre… Día a día, la infancia crece en mí y deseo vivir porque si muero, sentiré vergüenza de las lágrimas de mi madre…”, así reza una de sus canciones basada en un poema del palestino Mahmoud Darwish.

Por suerte, el patrimonio de Damasco aún se conserva en pie y todavía es posible subir al Monte Qasioun, donde se puede contemplar la inmensidad de una de las ciudades habitadas más antiguas del mundo, donde se respira un poco de paz y donde es posible ver el anochecer mientras las luces verdes de las mezquitas, que llaman al unísono a la oración, y las amarillas de las casas, hacen su aparición en la ciudad del Sham, como se refieren a ella algunos lugareños. Hoy las luces que alumbran algunos barrios son las provocadas por los destellos de los morteros, por el fuego de las explosiones y por los disparos de los fusiles pero, mientras haya una luz encendida en las faldas del Monte Qasioun, aunque solo sea la de una casa o la de una mezquita, no estará todo perdido, aún habrá un pequeño atisbo de esperanza para el pueblo sirio y su patrimonio.

Continua leyendo: 7 planes para disfrutar de Madrid en verano

7 planes para disfrutar de Madrid en verano

Redacción TO

En Madrid en verano hace calor, sí. Y no hay playa, es cierto. Un amigo con piscina se convierte en un verdadero tesoro en estos días calurosos y las fotos en las redes sociales de aquellos que han podido irse de vacaciones a cualquier lugar más fresco que Madrid son una gran fuente de envidia.

Pero quedarse en Madrid en verano no es tan malo, y no tener vacaciones en estos meses tampoco. Madrid ofrece un sinfín de posibilidades para los ratos de ocio que nos dejen nuestras obligaciones.

Desde terrazas con vistas increíbles hasta escapadas para pasar un día en plena naturaleza, los días de verano en Madrid pueden convertirse en unas mini vacaciones con las que también se puede dar envidia a través de las redes sociales.

Una película al aire libre

Se puede ir al cine durante todo el año, pero los cines de verano tienen algo especial. Esa sensación de ver una película al aire libre, con las palomitas en una mano y el refresco, o la cerveza, en la otra, no la da un cine tradicional.

7 planes para disfrutar de Madrid en verano
El mayor autocine de Europa se encuentra en Madrid. | Foto: Lucas Jackson/ Reuters

Además, los cines de verano ofrecen a menudo la posibilidad de ver clásicos del cine que normalmente solo revivimos en la pequeña pantalla.

Madrid cuenta con numerosos cines de verano, algunos en pleno centro de la ciudad, para poder alejarse de la rutina durante un par de horas con un plan fresco y tranquilo. Uno de ellos es el que el Ayuntamiento de Madrid ha apostado por establecer en su patio central. Cibeles de cine cuenta con una película cada día hasta el 7 de septiembre.

También hay un autocine en la capital, en Chamartín, que ha abierto recientemente y es el más grande de Europa. El Autocine Madrid RACE es la opción para los que prefieran los cómodos asientos de sus coches para disfrutar de las películas en la gran pantalla.

Las ‘playas’ de Madrid

Vaya, vaya, aquí sí hay playa. Vale, no hay mar, pero sí hay pantanos y piscinas naturales en los que darse un buen baño refrescante y tomar el sol alejados del ruido y la contaminación de la ciudad.

Un clásico del veraneo madrileño es el Pantano de San Juan. Con 14 kilómetros de playas, es el único embalse de Madrid donde está permitido bañarse, y cuenta además con zonas específicas para practicar deportes acuáticos.

7 planes para disfrutar de Madrid en verano 4
El pantano de San Juan es el único embalse de Madrid donde está permitido bañarse. | Foto: Dani Oliver/Flickr

Como en toda buena playa familiar, escasean los huecos para colocar la toalla y la sombrilla, así que en los meses de verano más vale llegar temprano para encontrar un sitio en el que secarse al sol.

Otra opción son las piscinas naturales de Rascafría, o las de Riosequillo. Ambas cuentan con zonas donde comer o practicar deporte y permanecen abiertas durante todo el verano.

Si lo que buscamos es un día de ‘playa’ en Madrid, solo hay que saber bien dónde buscar y confiar en las recomendaciones de los que llevan muchos años luchando contra el calor lejos de la costa.

Los jardines de Madrid

Los atascos, la contaminación, las aglomeraciones… todos los defectos de una gran ciudad desaparecen en sus rincones más verdes. Madrid no podía ser menos y esconde en plena ciudad algunos jardines que verdaderamente nos permiten alejarnos del ajetreo urbano.

Un ejemplo de esto son los jardines de la Casa Sorolla. Un museo con la obra de Joaquín Sorolla, situado en la casa donde vivió el artista cuenta, además de con 250 obras, con un bonito jardín para pasar un rato entre arte y naturaleza.

7 planes para disfrutar de Madrid en verano 5
Los jardines de Sorolla se encuentran en el museo del artista. | Foto: Jose Luis RDS/Flickr

La Rosaleda del Parque del Oeste es también un buen lugar para pasear entre la vegetación. Flores, fuentes y arbustos construyen un bonito paisaje en medio de los grandes edificios y carreteras de la capital española.

Las azoteas 

Las tardes y noches de verano son para pasarlas en buena compañía, y si además hay buenas vistas, mejor que mejor. Madrid cuenta con numerosas terrazas en las azoteas de hoteles y edificios más emblemáticos desde donde se puede disfrutar de las vistas al centro de la ciudad y, en algunas de ellas, incluso de un buen cóctel.

El Círculo de Bellas Artes es quizás la más conocida entre quienes vienen de visita a Madrid e incluso entre los propios madrileños. Por 3 euros se puede subir a su azotea, donde a veces hay alguna exposición fotográfica para acompañar a las ya de por sí bonitas vistas.

7 planes para disfrutar de Madrid en verano 8
Las vistas desde el Círculo de Bellas Artes de Madrid. | Foto: David Hurt/Flickr

Un clásico de la noche madrileña es The Roof, en la Plaza de Santa Ana. Conocido por sus vistas pero también por sus cócteles, una combinación perfecta para las noches veraniegas.

Una visita al Ice Bar

Salir a tomar algo con los amigos a una terraza está muy bien por la noche, pero las temperaturas diurnas a veces no permiten hacer de esta actividad algo agradable. Pero si eres más de salir de día, el Ice Bar es la solución.

Este bar de hielo, junto al metro de Tirso de Molina, abre a las 17:00 horas para todo aquel que quiera no solo escapar del calor, sino tener que protegerse del frío.

7 planes para disfrutar de Madrid en verano 7
El Ice Bar ofrece cócteles y otras bebidas en un ambiente helado. | Foto: Jesús Pérez Pacheco

La entrada cuesta 15 euros e incluye una consumición. Pero también es posible conseguir una entrada a un precio mucho menor si estamos atentos a las ofertas que páginas como Groupalia o Groupon lanzan todos los veranos para los que quieran probar un cóctel bien helado.

Wakeboard

¿Quién ha dicho que los deportes acuáticos se practican solo en la costa? Madrid cuenta con varias escuelas en las que se pueden practicar todo tipo de deportes de agua, como el surf, el esquí acuático, o el wakeboard.

Quizá este último es el menos conocido y por tanto, la mejor opción si lo que buscamos es probar algo nuevo y diferente para aprovechar nuestro día libre. El wakeboard es similar al esquí acuático, pero se practica sobre una tabla. En otras palabras, es como hacer snowboard pero sustituyendo la nieve por agua.

7 planes para disfrutar de Madrid en verano 2
El wakeboard se puede practicar en varios lugares de Madrid. | Foto: Sergei Grits/AP

En el Pantano de Entrepeñas hay una empresa que enseña a hacer wakeboard, pero si solo quieres ir de acompañante, también puedes dar un paseo en barco y disfrutar del buen tiempo.

El Club de Esquí Náutico de Madrid, situado en Valdemorillo, también ofrece clases y cursos de este y otros deportes acuáticos, tanto para particulares como para empresas.

Un poco de turismo, pero sin cansarse

Por muy madrileño que seas, seguro que no conoces toda la historia de los lugares más importantes de la ciudad. Y si llevas poco tiempo en la capital, más motivo aún para dedicar uno de los días libres de verano para hacer un poco de turismo.

Además, el verano es la época perfecta para visitar los monumentos de Madrid que, aunque nunca están vacíos, están bastante menos concurridos durante los días más calurosos del año.

7 planes para disfrutar de Madrid en verano 6
El autobús turístico es una buena opción para visitar la ciudad sin pasar mucho calor. | Foto: Bombman/Flickr

Pero como tampoco queremos andar durante todo el día bajo los rayos del sol, el autobús turístico es una muy buena opción para conocer la ciudad sin demasiado esfuerzo. Un tour por los principales enclaves de la ciudad, acompañado de la explicación de un guía, puede ser un buen plan para una tarde de verano.

Continua leyendo: La muerte del califa

La muerte del califa

Ignacio Vidal-Folch

Foto: THAIER AL-SUDANI
Reuters

La confirmación por parte del Laboratorio Sirio de los Derechos Humanos de la muerte del califa Ibrahim (Abu Bakr Al Baghdadi), anunciado hace unas semanas por Rusia –parece que Ibrahim halló la muerte durante un bombardeo de la aviación rusa-, y precisamente en fechas en que Mosul, la capital en que se refundó el Califato el 4 de julio de 2014, ha sido liberada (sus ruinas, por lo menos) del poder del Estado Islámico, tiene una importancia simbólica grande, aunque sea cierto, como advierte la prensa, que ya haya sido discretamente nombrado un sucesor: lo de “discretamente” es aquí fundamental, pues el Califato existe, y acaso pronto se podrá decir “ha existido”, a partir del momento en que Al Baghdadi compareció y entonó la homilía de la refundación del Califato en la gran mezquita de Mosul: una entronización a la musulmana. Hace de esto exactamente tres años. Tres años ha durado la aventura imperial y conquistadora de Ibrahim. En cuanto a su sucesor, su entronización sin solemnidad, a escondidas, sin la Gran Mezquita de Mosul como escenario de pompa y circunstancia simbólicas, ya da la medida de su impotencia.

El Califato ha existido precisamente desde el gran momento retórico en el que Ibrahim, proclamándose Califa, sucesor del Profeta, insta a todos los creyentes del mundo a acudir en su socorro y someterse a su mando. Lo explica muy bien Philippe-Joseph Salazar en “Palabras armadas”. Es un error, o un tic, o quizá un recurso retórico para negar la existencia a una entidad que la ha demostrado de la forma más factual y sangrienta que pueda concebirse, insistir en calificar al Estado Islámico como “autoproclamado”; pues en realidad todos los Estados se autoproclaman, siempre y cuando dispongan de una fuerza que pueda “sostener con la espada” lo que afirman de palabra. Verdadero principio de legitimidad.

El EI ha existido, aunque brevemente. Adiós, hasta su próxima, guadianesca reencarnación: hasta la solemne entronización ritual del siguiente califa, en algún otro escenario propicio, que seguramente le será facilitado por la política exterior de los Estados Unidos, cuya contumacia en el error es asombrosa desde el Irán del Sha, pasando por el Afganistán, por Irak y Siria. Hasta entonces, con la venturosa caída de Mosul y la muerte de Al Baghdadi, mientras se deshilacha y asesta su agónicos coletazos terroristas en tres continentes, se incorpora como recuerdo tétrico a la larga lista de las Atlántidas que se hundieron y de los países que dejaron de existir. Inch’Alá.

Continua leyendo: 6 momentos que han marcado la cumbre del G20

6 momentos que han marcado la cumbre del G20

Redacción TO

Foto: LUDOVIC MARIN
Reuters/Pool

Hamburgo ha acogido una nueva reunión del G20, los países más ricos del mundo, con la canciller alemana Angela Merkel como anfitriona, y con todas las miradas puestas en Donald Trump, no sólo por ser la primera vez que el presidente de Estado Unidos asistía a esta reunión de los más poderosos, sino también por el esperado encuentro con su homólogo ruso, Vladimir Putin. Mientras en el interior los líderes debatían sobre cuestiones globales como el cambio climático, el terrorismo o el comercio, en las calles de la ciudad alemana las manifestaciones y protestas violentas contra la globalización volvían a dejar imágenes de enfrentamientos entre policías y ciudadanos antisistema.

Protestas y seguridad

Durante la cumbre, fuertes medidas de seguridad y protestas han ido de la mano. Manifestantes ataviados con pasamontañas y pertenecientes a grupos antisistema, protagonizaron desde la víspera del inicio de la cumbre y hasta el último día situaciones especialmente violentas, que obligaron al gobierno de Merkel a sitiar literalmente la ciudad alemana y pedir refuerzos a las policías de otros países. Los actos vandálicos incluyeron la quema de contenedores y coches, la rotura de lunas de numerosos comercios con piedras, y mobiliario urbano destrozado.

6 momentos que han marcado la cumbre del G20
Grupos antisistemas prenden fuego a las barricadas colocadas en las calles de Hamburgo con motivo del G20 | Foto: Hannibal Hanschke / Reuters

Un total de 213 policías resultaron heridos y 144 personas fueron detenidas entre el jueves y el sábado, según el balance final oficial que, sin embargo, no ha aportado datos sobre el número de heridos entre los manifestantes. El gobierno alemán criticó la actuación de estos grupos antiglobalización que empañaron la cumbre, comparándolos con yihadistas y nazis.

Donald Trump y Vladimir Putin

La asistencia de Donald Trump a esta cumbre ha acaparado la atención de los medios pero también la de los propios líderes mundiales asistentes. Era su primera vez en este foro y, lo que era más importante, su encuentro con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, creó una expectación inusitada. Más allá de si ambos hablaron o no de la crisis relacionada con la presunta implicación del Kremlin en los comicios presidenciales de EEUU del pasado noviembre y de las supuestas relaciones de miembros del equipo de campaña de Trump con altos cargos rusos, los dos mandatarios acordaron declarar un alto el fuego en el suroeste de Siria a partir del domingo 9. Los analistas han comentado que, al menos, la esperada entrevista tuvo un efecto positivo.

6 momentos que han marcado la cumbre del G20 1
El presidente de EEUU, Donald Trump y su homólogo ruso, Vladimir Putin, en su primer encuentro
en Hamburgo el 7 de julio de 2017 | Foto: Carlos Barria / Reuters

Cambio climático

Angela Merkel dijo que el cambio climático era uno de los principales temas de la cumbre del G20 y el objetivo de los líderes era evitar una ruptura con Estados Unidos, como ocurrió recientemente en la reunión del G7. En Hamburgo, los socios se esforzaron por acercar posiciones con Washington, que culminaron con concesiones a Donald Trump y su política contraria a los principios del Acuerdo de París sobre el clima, del que ha anunciado su marcha. En el comunicado final de la cumbre se indica que el grupo “toma nota” de la decisión de Estados Unidos anunciada en junio de retirarse de las políticas para luchar contra el calentamiento global, mientras que Washington se compromete a lograr una reducción de las emisiones, siempre y cuando sea compatible con el crecimiento económico del país.

Comercio 

La cuestión comercial, otro de los puntos de fricción de la cumbre, junto con la llegada de Trump y sus posiciones proteccionistas, pusieron patas arriba el statu quo que existía hasta ahora en el G20 a favor del libre comercio.

El comunicado final refleja este difícil equilibro entre las dos visiones, porque por un lado renueva su compromiso de luchar contra el proteccionismo, pero por primera incluye también una referencia a los “instrumentos legítimos de defensa comercial”.

Los gobiernos acuerdan aunar esfuerzos contra el terrorismo yihadista actuando sobre sus vías de financiación y compartiendo información

Terrorismo

Si en algún punto de la agenda de trabajo del G20 hubo un acuerdo unánime fue al referirse al terrorismo y la necesidad de aunar esfuerzos para luchar contra los yihadistas. En un documento, los países miembros del G20 se comprometieron a compartir información y a actuar sobre las vías de financiación de los grupos como el Estado Islámico, según se felicitó la canciller alemana, Angela Merkel, que recordó que el terrorismo islamista afecta a todos los países y no entiende de fronteras, como ha quedado patente en los atentados cometidos en los últimos años en muchos países del G20.

Venezuela 

La excarcelación por sorpresa de Leopoldo Lopez en la madrugada del sábado obligó a los presidente de los gobiernos de España, Argentina, México y Brasil a incluir en su agenda el tema de la crisis política y económica que vive Venezuela. Los cuatro coincidieron en pedir al Gobierno de Nicolás Maduro la “liberación de todos los presos políticos y la organización de elecciones libres y democráticas” en el país. López fue trasladado de la prisión de Ramo Verde en Caracas a su residencia donde permanece en arresto domiciliario.

6 momentos que han marcado la cumbre del G20 2
El opositor venezolano Leopoldo Lopez saluda desde su casa en Caracas tras ser excarcelado | Foto: Andres Martinez Casares / Reuters

Continua leyendo: 5 planes extremos para el verano

5 planes extremos para el verano

Rodrigo Isasi Arce

Foto: Thibault Camus
AP Photo

Cuando llega el verano muchas personas nos decidimos a coger la maleta y embarcarnos en un viaje, pero algunas veces, apenas nos paramos a pensar en nuevos destinos o alternativas. Si estas cansado de los planes convencionales de playa, tumbona y relax absoluto, te proponemos 5 experiencias totalmente distintas, solo aptas para los más intrépidos.

1-Secuestro exprés

Si has visto la mítica película The Game, sabes de lo que hablamos, si no, te lo contamos. Una empresa francesa ofrece la posibilidad de vivir en carne propia el drama de los secuestros a clientes que quieran probar sus límites o descargar adrenalina.

Al igual que en los casos reales, los raptos que propone Ultime Réalité, una firma basada Besançon, en el este de Francia, ocurren en un momento inesperado para el cliente, que es llevado a ciegas a un lugar inhóspito.

7 planes extremos para el verano 1
Ultime Réalité intenta ofrecer una experiencia lo más realista posible | Foto: Carlos Jasso / Reuters

La compañía asegura que debido a la naturaleza del servicio ofrecido, el equipo que participa está totalmente preparado y que se reserva el derecho de pedir a sus futuros clientes toda la documentación necesaria que le permita validar su aptitud física y psicológica.

Debido a la ley vigente y las obligaciones estatutarias de Ultime Réalité, el servicio solamente puede ser disfrutado por la persona que lo contrata, no se permite que sea regalado.

Tres son los paquetes que ofrece la empresa. El primero de ellos, apenas dura cuatro horas en las que el cliente será “secuestrado, encerrado, esposado y amordazado” y “soportará el miedo y la presión psicológica digna de un secuestro real”. La segunda opción consiste en un secuestro de 10 horas, “un choque psicológico que no olvidará en el corto plazo”, asegura la empresa francesa. Por último, el servicio más completo es un secuestro a la carta, en el que es posible incluir “un abuso físico y psicológico más extremo”.

Además del secuestro exprés, la empresa francesa ofrece actividades como cazarrecompensas y persecución. El cliente puede ponerse también en la piel de un fugitivo y tratar de eludir a sus perseguidores. “No se puede decir que esto se trate de un juego. Lo que proponemos son experiencias reales que permiten ir más allá en la visión personal de la vida, en las propias experiencias”, remarcan en Ultime Réalité.

2-Pilotar un caza de combate

Ascender a más de 5.000 metros de altura, alcanzar una velocidad supersónica y surcar las nubes como un auténtico piloto de combate ya es posible. La compañía suiza MiGFlug ofrece la posibilidad de pilotar un antiguo caza de combate soviético, eso sí, solamente mientras está en vuelo, nunca en el despegue y el aterrizaje.

Para participar no hace falta tener experiencia previa de piloto, ya que la empresa se encarga de dar un curso exprés al cliente y de ofrecerle vuelos en diferentes tipos de cazas de combate, que parten desde los 2.000 euros y que tienen una duración de 20 minutos. Es posible realizar los vuelos en Alemania, Italia, Francia, Reino Unido, Letonia, República Checa, Estados Unidos, Canadá, Rusia y Suiza.

El paquete más caro alcanza la friolera cifra de 17.500 euros, pero con él se llega hasta el  “borde del espacio” con un mítico caza ruso MIG-29 y se alcanza una velocidad supersónica de Mach 2. Dentro del precio viene incluido el transporte en limusina y un amplio reportaje de fotos y vídeo.

3-Nadar con tiburones en España

No hace falta irse a Sudáfrica para nadar con tiburones, a no ser que quieras hacerlo con “el gran blanco”, por supuesto. No obstante, en España es posible nadar con escualos de un tamaño más reducido, como el tiburón toro o el puntas negras, entre otros.

El Aquarium de Barcelona ofrece un curso que consta de una parte teórica sobre los escualos, una visita guiada por L’Aquàrium de Barcelona y la inmersión en el Oceanario, el mayor de España, donde es posible ver cómo se comportan más de 15 tiburones en un tanque de 4 millones de litros de agua y más de 5.000 organismos, como las morenas, meros, rayas, congrios, etc.

Por 300 euros, y teniendo una titulación de submarinismo en vigor, así como una buena condición física, es posible realizar esta actividad.

Para aquellos que no tengan licencia de buceo también hay otras posibilidades, ya que el Aquarium de Palma de Mallorca y el de Lanzarote, permiten sumergirse con tiburones sin tener dicha licencia.

El ‘Big Blue’ de Palma es uno de los tanques de tiburones más profundo de Europa, con 3,5 millones de litros de agua salada, y nadar con tiburones tiene un coste de 200 euros.

En Lanzarote, la actividad comienza con una primera inmersión en Playa Jablillo, para después realizar otra inmersión en el tanque central del acuario, llamado ‘Grandes Mares’, por un precio similar a los anteriores.

4-Un viaje a la guerra

Irak, Somalia, Sudán o Afganistan, si algo tienen en común estos países a día de hoy, es que todos están inmersos en conflictos bélicos. Son muchas las personas que huyen de estos lugares para encontrar una vida mejor pero, hay unas pocas que hacen el camino a la inversa. Compañías como War Zone Tours y Hinterland Travel, ofrecen viajes a estos países y a otros que se encuentran en condiciones similares de guerra.

Warzone Tours se promociona como una agencia de “viajes extremos”, que llega a lugares donde existen conflictos armados. Su fundador, Rick Sweeney, que ha trabajado para el ejército y empresas de seguridad, organiza viajes personalizados a los sitios más peligrosos, eso sí, el coste puede llegar a superar los 30.000 euros. Los miembros de la compañía estadounidense también realizan labores de contratistas privados para brindar protección a ejecutivos y políticos.

La compañía inglesa Hinterland Travel, por su parte, oferta viajes a destinos conflictivos, pero se centra más en visitas culturales y sitios arqueológicos situados en sitios mas recónditos.

5- Maraton Des Sables

Si lo tuyo es correr, la Maraton Des Sables (Maratón de las Arenas) es sin duda una gran opción. Tradicionalmente se celebra desde hace 19 años en Marruecos, y es una carrera a pie que se divide en seis etapas y cubre una distancia estimada de 250 kilómetros. Está abierta a todas las personas que deseen participar, siempre y cuando carguen consigo todo su equipo y alimento. La edición de este año se ha celebrado del 7 al 17 de abril pero, para aquellos que no han podido acudir a esta cita, este 2017 tienen otras dos ocasiones en Fuerteventura y Perú.

Fuerteventura acoge del 25 al 30 de septiembre la primera edición de la Half Maraton Des Sables. Con el mismo espíritu en mente que el de Maratón Des Sables, esta medio maratón cuenta con tres etapas y abarca una distancia aproximada de 120 kilómetros.

Perú, por su parte, acoge por primera vez su versión del Maratón Des Sables del 26 de noviembre al 6 de diciembre, un recorrido en seis etapas que permite descubrir Perú a lo largo de 250 kilómetros.

Para participar, el precio del dorsal es de 3.300 euros para la edición en Marruecos, 1.190 euros para la de Fuerteventura y 1.890 euros para la de Perú. Las inscripciones ya están abiertas

TOP