Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Vídeo: ColorsXGood: Pulseras que ayudan a aliviar las crisis humanitarias

Anna Carolina Maier

Foto: Anna Carolina Maier
The Objective

ColorsXGood no es simplemente una marca de pulseras con colores de banderas, “es un movimiento que busca ayudar a comunidades necesitadas”, afirman los que forman parte de la iniciativa. Gracias a decenas de fotos shootings en distintos lugares del mundo, la campaña se ha vuelto cada vez más conocida y pretende ampliar sus fronteras. El 100% de las ganancias va a ONG’s sociales de países en crisis.

Lee el reportaje completo en el link.

Continúa leyendo: Estas son las cinco sustancias más adictivas del planeta

Estas son las cinco sustancias más adictivas del planeta

Redacción TO

Foto: ERIC VIDAL
Reuters

¿Cuáles son las sustancias más adictivas para el ser humano? Parece una respuesta de fácil respuesta, pero esconde complicaciones. Los investigadores difieren, en muchas ocasiones, sobre qué hace que una droga sea adictiva. Porque en este factor interviene, claramente, el componente físico, pero también podría atenderse al componente social: su accesibilidad y disponibilidad, por ejemplo.

Con todo, la revista científica The Conversation ha elaborado una lista a partir de un estudio desarrollado por David Nutt en 2007, más enfocado en los niveles de dopamina que producen. En este caso, se analizó el potencial de las drogas para crear dependencia física, y determinaron que estas cinco drogas son las más adictivas:

Cocaína

Esta sustancia interfiere en las transmisiones interneuronales y en el uso de dopamina por parte del cerebro, impidiendo que las neuronas apaguen las señales de dopamina. Los experimentos con animales han demostrado que los niveles de este neurotransmisor se multiplica hasta por tres con el consumo de esta droga, que toman entre 14 y 20 millones de personas en todo el mundo, según la Oficina contra la Droga y el Delito de las Naciones Unidas (UNODC). Una cifra que, sin embargo, podría ser mayor. Esto se debe a la facilidad con la que sus consumidores se habitúan a tomarla: un estudio de la Encuesta Epidemiológica Nacional sobre Alcohol y Condiciones Relacionadas norteamericana concluyó que una quinta parte de quienes prueban la cocaína termina siendo adictos.

Nicotina

Se trata del componente más adictivo del tabaco. Cuando el fumador consume un cigarrillo, esta sustancia se absorbe con velocidad en los pulmones y se dirige al cerebro. Es, al mismo tiempo, una sustancia presente en millones de personas de todo el mundo. La OMS asumió que hay más de mil millones de fumadores en todo el mundo y que más de ocho millones de personas morirán por ello cada año de aquí a 2030. En pruebas con ratones, la nicotina aumenta los niveles de dopamina entre un 25 y un 40 por ciento.

Un soldado abre una amapola para mostrar la savia que se usa para hacer opio en Coyuca de Catalan, México. | Foto: Henry Romero/Reuters

Heroína

Esta sustancia semisintética, derivada de la planta del opio, provoca el aumento de la dopamina –una activación de las vías de recompensa neurológicas– generada por el cerebro hasta un 200%, tal y como se ha podido comprobar en experimentos con animales. Además de ser la que más dependencia genera, es una de las más peligrosas y dañinas a nivel humano y social.

Barbitúricos

Los conocemos como medicamentos, tradicionalmente empleados para mitigar los síntomas de la ansiedad o para conciliar el sueño. Esto es posible porque su efecto consiste en apagar la actividad en algunas regiones del cerebro. Con todo, su uso es peligroso y debe ser controlado, pues una sobredosis puede detener las vías respiratorias e inducir a la muerte. Su consumo en otras décadas era muy elevado y la posibilidad de adquirirla sin prescripción en países como Estados Unidos creó a miles de adictos.

Alcohol

Esta sustancia tiene muchos efectos adversos sobre el cerebro, y también provoca el aumento de la producción de dopamina, entre un 40 y 360% en animales. De acuerdo con la OMS, más de 3 millones de personas murieron en 2012 por los daños causados por el alcohol. Hay estudios que sostienen que el alcohol es la sustancia más peligrosa de todas.

Continúa leyendo: Un museo pide ayuda a sus visitantes para encontrar un cuadro de Frida Kahlo perdido en 1955

Un museo pide ayuda a sus visitantes para encontrar un cuadro de Frida Kahlo perdido en 1955

Redacción TO

Foto: JANEK SKARZYNSKI
AFP

“¿Alguien puede decirnos lo que pasó con este cuadro desaparecido o dónde lo podemos encontrar?”, se lee en un cartel junto a una réplica de “La mesa herida“, una obra maestra del surrealismo pintada por la artista mexicana Frida Kahlo que desapareció misteriosamente en 1955 en Varsovia.

La exposición “Frida Kahlo y Diego Rivera: el contexto polaco”, que ocupará hasta el 21 de enero el centro cultural ZAMEK, en Posnania (Polonia), está pidiendo a los visitantes que colaboren para averiguar algún dato más sobre el paradero de esta obra de arte.

Para ayudar a identificarlo, el museo expone una fotografía de tamaño real del cuadro perdido, de 2,44 metros por 1,21 metros. Se trata de la pieza de mayores dimensiones jamás pintada por Kahlo y representa un doble autorretrato donde se ve a la artista sentada detrás de una mesa manchada de sangre, entre un Judas y un esqueleto, que tiene reminiscencias de “La última cena”.

Un museo pide ayuda a sus visitantes para encontrar un cuadro de Frida Kahlo perdido en 1955 1
Dos jóvenes observan la réplica a tamaño real de ‘La mesa herida’, el cuadro desaparecido pintado por Frida Kahlo. | Foto: JANEK SKARZYNSKI/AFP

Cerca de la réplica hay un libro abierto que deja un espacio para que los visitantes sugieran pistas para encontrar  la obra desaparecida y “entren en la Historia”.

Un precio de 20 millones de dólares 

“Tiene que estar en algún lugar. No pudo haber desaparecido sin más, es un cuadro tan grande. A menos que lo hayan quemado en una estufa en la década de 1950″, declaró a la AFP Helga Prignitz-Poda, la comisaria de la exposición Kahlo y Rivera. “Esta es una de las razones por las cuales hice esta exposición. Quizás un día, alguien en Polonia vio este cuadro, en algún lugar”, agregó.

Frida Kahlo, conocida por su expresivo rostro y sus atuendos tradicionales, pintó “La última cena” para la Exposición Internacional de Surrealismo, organizada en 1949 en México. Durante mucho tiempo la obra estuvo colgada en su propia casa, pero después la donó a la Unión Soviética para expresar sus convicciones políticas.

La obra fue enviada como parte de una exposición sobre arte mexicano que recorrió varios países socialistas, pero el cuadro nunca llegó a salir de Varsovia. Quizás por que mostraba “una representación surrealista absolutamente cruel de la doble Frida”, que iba en contra con el estilo realista del socialismo, considera la comisaría de la exposición.

Se estima que en la actualidad la obra alcanzaría un precio de 20 millones de dólares. En la época, “hubo declaraciones oficiales que decían que el cuadro no era susceptible de ser exhibido, que era horrible, que no valía el dinero destinado a su transporte. Es posible que sus propietarios rusos no quisieran recuperarlo”, planteó la responsable.

“Lo tiene Putin”

Para Prignitz-Poda, que acaba de escribir un libro sobre el tema, la desaparición es muy frustrante porque solo la mitad de las obras de Kahlo están disponibles al público, ya que las otras fueron destruidas, están perdidas o pertenecen a coleccionistas privados que no las prestan nunca.

Pero pese a los consejos de los visitantes, la obra sigue sin aparecer. “La gente escribe todo tipo de historias divertidas. Que la mesa está en el hospital porque estaba herida, que la tiene Putin o que está debajo de la alfombra en sus casas. Los niños dibujan mapas del tesoro“, contó a AFP Anna Hryniewiecka, directora del centro cultural ZAMEK.

Sin ninguna pista válida, de momento, solo queda la esperanza. En el año 2000 fue encontrado en los depósitos del Museo Pushkin de Moscú el mural de Rivera “Gloriosa victoria”.

Continúa leyendo: Los retos del Sida en España 30 años después de su aparición

Los retos del Sida en España 30 años después de su aparición

Marta Ruiz-Castillo

Foto: JUAN MEDINA
Reuters/Archivo

Han pasado algo más de 30 años desde que se diagnosticaron las primeras muertes relacionadas con el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida). Desde entonces se ha avanzado mucho gracias a los antirretrovirales, medicamentos específicos para el tratamiento de infecciones por retrovirus como el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), causante del Sida. Sin embargo, la comunidad científica aún no ha dado con una vacuna contra el Sida, en la que trabaja desde hace años, y aún hay retos pendientes en torno a esta enfermedad.

En 2016, 36,7 millones de personas vivían con el VIH en el mundo, 1,8 millones de personas se infectaron con el VIH y 1 millón murió por enfermedades relacionadas con el Sida, según datos de Cruz Roja Española y del Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA).

En el marco de la campaña ‘Mi salud, mi derecho’ (#yrighthealth), el 1 de diciembre se celebra el Día Mundial del Sida bajo el lema Transmite Respeto (#transmiterespeto). Esta fecha fue designada por la Organización Mundial de la Salud y de ONUSIDA con objeto de reforzar la respuesta frente a la epidemia; una fecha que cuenta con el apoyo de los gobiernos de todo el mundo.

En España viven entre 140.000 y 145.000 personas con infección por el VIH, de las que aproximadamente 1 de cada 10 (18%) no están diagnosticadas. El número de pacientes con VIH en tratamiento ascendía a 116.408 personas en 2016, según datos del Ministerio de Sanidad publicados a partir de la declaración de las Comunidades Autónomas e Instituciones Penitenciarias.

Durante el año 2016 se notificaron 3.353 nuevos casos de personas infectadas por el VIH. La mayoría fueron hombres (83,9%) y la edad media se situó en los 36 años.

En cuanto a las vías de transmisión, la más frecuente fue la sexual. El 53,1% de los diagnósticos fue en hombres homosexuales y el 26,5% en personas heterosexuales. Siguen descendiendo los casos de transmisión por vía intravenosa en personas drogadictas, situándose en un 3,6%, según los datos del ministerio.

Los jóvenes y las mujeres ante el Sida

Llama la atención el hecho de que el 25,9% de los casos afectados por el VIH tenía menos de 30 años en el momento del diagnóstico y un 16,4% tenía 50 años o más.

Además, el 46% de los nuevos diagnósticos se realizó de forma tardía y en mayor medida en los casos de transmisión heterosexual, aumentando con la edad, pasando de un 1,7% entre los 15 y 19 años, a un 51,1% en los mayores de 49 años.

El 33,6% de los nuevos diagnósticos fue entre personas nacidas fuera de España, destacando que en las mujeres este porcentaje en 2016 ascendió al 57,9%. Las regiones de origen más frecuentes fueron Latinoamérica y África Subsahariana.

Casi el 26% de las personas afectadas con el VIH en España en 2016 tenía menos de 30 años

El Servicio multicanal de información y prevención sobre el VIH y el Sida ha superado las 100.000 visitas en la Web, informa el Gobierno. La mayoría de quienes usan el canal son varones, aunque “se ha observado un incremento de la utilización del chat por parte de mujeres, que ha pasado de representar un 26,44% del total de consultas realizadas en 2016 a un 33,44% en lo que va de 2017″.

En cuanto a la edad, hay un aumento de consultas entre los jóvenes, especialmente a través del chat, donde “más de un 50% son realizadas por personas menores de 30 años, destacando cada vez más las que hacen los menores de 18 años, que el último trimestre de 2017 han supuesto un 38% del total”.

El servicio responde cada año en torno a 50.000 consultas relacionadas con el VIH y otras enfermedades de transmisión sexual. En este sentido, las principales consultas se refieren a la vías de transmisión y las dudas sobre la prueba del VIH.

Prevención

“Es necesario un mejor y mayor conocimiento de los aspectos básicos de la infección: mecanismos de transmisión, formas de prevención y tratamiento, etc”, comenta Carlos Cortés, Director Nacional de Cruz Roja Juventud.

Por eso, Cruz Roja Española y Cruz Roja Juventud han puesto en marcha la campaña ‘Objetivo Prevención ¡Abre tu enfoque!’ con la finalidad de minimizar el impacto del VIH y del Sida a través de promover conductas y actitudes saludables con acciones de información y sensibilización entre la población. Sensibilizar a la población en materia de prevención y reducción de las conductas de riesgo, así como sobre actitudes y comportamientos relacionados con el estigma y la discriminación hacia las personas infectadas, son otros objetivos.

La campaña, en la que participarán unos 600 voluntarios, se lleva a cabo en 51 provincias y 280 localidades entre el 27 de noviembre y el 10 de diciembre.

Retos globales

Entre los retos que se marcan cada año los gobiernos, ONGs e instituciones se incluyen recomendaciones para promover la igualdad de trato y la no discriminación de las personas con VIH, así como garantizar la igualdad en el acceso a la prevención y a la atención sociosanitaria de las personas infectadas, con la finalidad de “promover el disfrute efectivo de los derechos de las personas con VIH”.

Los retos del Sida en España 30 años después de su aparición 1
El lazo rojo se ha convertido en el símbolo de la lucha contra el Sida y el VIH. | Foto: Nacho Doce / Reuters archivo

El Plan de Acción 2017 contra el Sida en España dirigido por el Ministerio de Sanidad trabaja en la coordinación entre distintas instituciones para la “eliminación de barreras sociosanitarias y fuentes de discriminación”, además de en una encuesta de la situación laboral de las personas con VIH en España, y en una Pacto Social por la igualdad de trato y no discriminación.

Continúa leyendo: Las malas hostias caen El Jueves

Las malas hostias caen El Jueves

Andrea Daza

Foto: Andrea Daza
The Objective

Poca broma. El Ministerio de Interior abre un apartado en su web para denunciar delitos de odio en Catalunya. Se puede descargar en español, inglés, francés, rumano y árabe; pero no en catalán. Dos humoristas rusos se hacen pasar por letones y le juegan una broma telefónica a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. Y dos revistas humorísticas, El Jueves y Mongolia, se presentan ante la ley del mal humor del Estado español: los primeros, acusados de odiar a la Policía. Los segundos, de ridiculizar a un torero. Algo huele mal en España.

Las malas hostias caen El Jueves 16
Joan Ferrús y Modgi, en la redacción de El Jueves | Foto: Andrea Daza / TheObjective

El investigado tiene de foto de perfil a una niña pija llamada Piluca de la Berza. Su abogado, vive peligrosamente —al menos así lo declara en su estado de Whatsapp— y, en lugar de su cara —de abogado—, lleva una foto del Capitán Haddock, el sarcástico contrapeso de Tintín, con quien tiene un parecido más que razonable. No dejo de pensar en que hay algo absurdo en el intercambio de mensajes —absolutamente serios— con esta gente: sus fotos de perfil, sus estados —Coetáneo Veloso, pone el investigado—  y la injuria y el odio del que se les acusa. Al salir del juzgado 20 de instrucción de Barcelona, Guille Martínez-Vela, director de la revista satírica El Jueves, tuiteó: “Ya he prestado declaración. Seguimos”. El abogado Jordi Plana, dijo: “Estamos en el año 76” —Franco ha muerto— “y tenemos que explicar los chistes”.

Este caso, el de la denuncia de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Dirección General de la Policía contra una noticia falsa publicada en la sección de noticias falsas de la versión digital de El Jueves, terminó de afinar el cuadro médico de la democracia española: el paciente sufre de mal humor. Y empezaron a caer las hostias. Bueno, algunas ya caían, como a Dani Mateo y a El Gran Wyoming que, después de bromear sobre el tamaño de la cruz del Valle de los Caídos, —“el triple de lo que mide la torre de Pisa”, dijeron en antena—, fueron acusados de un delito contra los sentimientos religiosos. Aquello de que “Franco quería que esa cruz se viera de lejos (…) porque quien va a querer ver esa mierda de cerca”, puso de muy mala hostia a los querellantes, la Asociación en Defensa del Valle de los Caídos. Dos días antes de que a Guille Martínez-Vela le tocase declarar en la Ciutat de la Justícia, la causa contra El Intermedio entró en archivo: “Espero que lo vuestro se quede en nada”, tuiteó solidario Mateo, “porque nos merecemos poder decir todas las chorradas que queramos”. Puede que sí, pero va a ser que no.

A la Audiencia Nacional llegó el caso de la tuitera Cassandra Vera, condenada a un año de prisión y 7 de inhabilitación por trece tuits, publicados entre 2013 y 2016 —no, no era un hilo— sobre el asesinato del almirante Luis Carrero Blanco que, en los estertores de la dictadura, luego de ser la mano derecha de Franco, le sucedió en la Jefatura del Gobierno, hasta que ETA lo puso a volar por los aires. A Vera la acusaron de “humillación a las víctimas y enaltecimiento del terrorismo”. De hecho, en uno de los tuits, se preguntaba: “¿Ya no puedo hacer chistes de Carrero Blanco?”. A la familia del almirante le parece de mal gusto, pero no como para pedir cárcel por ello. Un caso similar —y similarmente mediático al de Vera— fue el de los dos titiriteros que acabaron en prisión, acusados de enaltecimiento al terrorismo y de delitos de odio, finalmente absueltos. Un año después, reestrenaron la obra de la discordia “La Bruja y Don Cristóbal”, en un acto donde participó el rapero César Strawberry, condenado a un año de prisión por seis tuits que hizo entre 2013 y 2014 —Carrero Blanco representing, por supuesto—, etc, etc. El patrón parece claro.

Las malas hostias caen El Jueves 3
Guille Martínez-Vela, director de El Jueves | Foto:  Andrea Daza / TheObjective

Quien sí que rompió el molde fue el ex torero, José Ortega Cano, al sentirse ridiculizado por un fotomontaje que hizo la revista Mongolia, donde vestido de marciano y sosteniendo un cartel que decía “¡Antes riojanos que murcianos!”, promocionaba un evento de la revista —El Musical— en la ciudad de Cartagena, donde el diestro es genio y figura. El juicio comenzó el 15 de noviembre y tanto las disculpas, como la pasta que pide Ortega —40.000 euros— pondría al equipo de la revista contra las cuerdas. Desde Madrid, Edu Galán, uno de los artífices del proyecto y citado a comparecer en calidad de testigo, es pesimista con el desenlace: “En principio, no parece que vaya a ser bueno. Como decimos en nuestro comunicado: ‘Al salir de la sala, pudimos confirmar que ni la sensación, ni el tinte de Ortega Cano, son buenos. Esperamos equivocarnos, pero nos pareció que la jueza no entendió la sátira sobre el matador”. En verdad, parece que nadie está entendiendo nada.

—¿Es el enemigo? ¡Que se ponga!

El jueves 9 de noviembre, el mismo día que Guille Martínez-Vela salió del juzgado, empezó a circular el manifiesto #HumorAmenazado que, firmado por más de un centenar de humoristas gráficos, tuvo gran difusión en las redes sociales —trending topic incluido: “Judicializar el humor no es cosa menor, eso lo sabía muy bien el gran viñetista y humorista Gila, encarcelado por republicano y multado por su trabajo bajo la censura del dictador Franco”.

Las malas hostias caen El Jueves 11
Portada de uno de los números más recientes de El Jueves | Imagen: El Jueves

Un pequeño grupo de los “abajo firmantes” ya se conocía, después de intentar rebautizar la calle del General Yagüe de Madrid como la calle Humor de Gila. Desde el verano pasado, la vecina Estrella Caso se puso en marcha y buscó que un grupo de humoristas gráficos la apoyara para conseguir que la solicitud llegase al pleno. Era, decía, una deuda de memoria histórica, sobre todo al descubrir que, por poco, las tropas de Yagüe fusilaban a Gila, en 1938. De momento, el pleno de la Junta de Chamberí ha aprobado instalar, en la calle Zurbano —donde se crió Gila—, una placa conmemorativa. Y ya está. Pero, del grupo que reunió Caso quedó una web y la red de contactos que se activó, ante los despidos de los viñetistas Ferran Martín, del digital Republica.com y Eneko Las Heras, de 20Minutos: “Cuando me echaron, y a Eneko, que también lo despidieron, comentamos que había este tema y que afectaba a otros dibujantes y bueno, quisimos hacer un toque de atención”. Así, listaron los inesperados despidos de varios viñetistas, las denuncias contra El Jueves y Mongolia, el antecedente de Wyoming y Mateo, los titiriteros, etc, etc, hasta concluir que: “En una democracia sana es síntoma preocupante que viñetas, tuits, gags o artículos satíricos indignen con tanta facilidad al poder, resultando muy llamativo que se tome la broma tan en serio”.

El mecanismo primigenio del humor está en la transgresión —dice Jaume Capdevila, mejor conocido como Kap. “El humor aparece cuando hay una transgresión en una cosa que te esperas que sea de una manera, y de repente, pam, es de otra”. Como la democracia. O, al menos, como la democracia en la actualidad: “En Estados Unidos es más difícil hacer humor que antes”, dice Martín, “en Francia también, mira el caso de Charlie Hebdo. Esto se suma un poco al tema de las libertades que hay en el mundo”. No sólo en España la democracia parece un mal chiste.

Las malas hostias caen El Jueves 1
Joan Ferrús en los juzgados | Imagen vía: Andrea Daza Tapia / TheObjective

Mecanismos del humor

El jueves 16 de noviembre, a las 12 de la noche, la hostia le cayó al subdirector Joan Ferrús, autor intelectual del presunto crimen en cuestión. El caso ya ha trascendido lo suficiente (o no), pero por si acaso, el jueves 5 de octubre, en la sección Las News de la versión digital de la revista, publicaron el impagable titular: “La continua presencia de antidisturbios acaba con las reservas de cocaína en Cataluña”. Subtítulo: “Los cárteles colombianos han advertido que son incapaces de abastecer tanta demanda”.

—Es la primera vez que piso un juzgado —dijo Ferrús, al terminar la instrucción.

Y le impuso, sí. Pero una vez dentro, menos de lo que pensaba: “Quieras que no, siempre tener que explicarle a una persona qué es el humor y cuáles son sus mecanismos, y cómo se debe leer un chiste, impresiona y da un poco de respeto. Pero bueno, aproveché la oportunidad e hice tarea didáctica. Espero que haga servicio”.

Las malas hostias caen El Jueves 5
El famoso titular por el que debieron presentarse en los juzgados | Foto: Andrea Daza / TheObjective

Lo siguiente es que la defensa pida el archivo. Ya ha venido el director de la revista. Ya ha venido el autor del chiste, quien ha ratificado la declaración del director de la revista. Ya Ferrús ha reconocido que la idea fue suya, ya le han preguntado cómo se le ha ocurrido, y ya ha dicho que leyendo la prensa —la otra, la seria—, donde el teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Asens, había ofrecido declaraciones que apuntaban en ese sentido: la evidencia de consumo de estupefacientes por algunos oficiales de la policía, para explicar las hostias del 1º de octubre, cuando las fuerzas del orden trataron de impedir un referéndum que no podía tener lugar en Cataluña y, que sin lugar a dudas, tuvo lugar. “Creo que hemos ido a declarar, tanto yo como el Guille, un poco en una estrategia de intimidación para evitar que se publiquen ciertas cosas”, dijo Ferrús. “Cualquier persona puede ver que todos los chistes que publicamos en El Jueves, no tienen una voluntad informativa y que están hechos a partir de recoger cierto estado de opinión que aprovechamos y tensamos, usando la hipérbole, que en este caso es un mecanismo humorístico del humor”.

No tengo nada más que añadir, su señoría.

Las malas hostias caen El Jueves 9
Anthony Garner viñetista de El Jueves | Foto: Andrea Daza / The The Objective

¡Amordázame,  Corcuera!

Anthony Garner llegó a Barcelona hace más de veinte años, más o menos el mismo tiempo que tiene dibujando de forma profesional. Es de un pequeño pueblo cerca de Reading, cerca de Londres, cerca de Inglaterra, cerca de Europa después del Brexit. Viñetista del diario ARA, desde hace pocas semanas colabora con El Jueves. Empezó garabateando en las Ramblas de Barcelona y ahora, a este inglés catalanizado, le cuesta creer todo lo que está pasando en 2017. Y enumera los casos antes descritos. Queda claro que firmó el manifiesto #HumorAmenazado: “Hay un gran miedo al sentido del humor en este país”, dice en su estudio, donde trabaja bajo el influjo de Ralph Steadman y Gerald ScarfeAnother Brick In The Wall— por mencionar dos referentes de su tierra.

“En general, escuchando los comentarios sobre El Jueves”, dice, “hay un gran miedo por parte de las autoridades. Es como si fueran un gran enemigo”. Un enemigo de papel, que combate ideas ante soldados de plomo —escribo en sentido figurado, su señoría. “El papel del humor gráfico es hacer pensar a la gente”, dice Garner. “Ese es el problema…”. Pensar. “Me parece increíble que el gobierno central enviara a la policía a machacar a la gente a porrazos”, dice Ant, como firma su trabajo. “Hacen un chiste sobre eso, y para ellos es eso, y no lo otro, lo ofensivo. Una policía que parecían gorilas, psicópatas”. Y me preocupo por si eso de gorilas y psicópatas, le traerá problemas a Ant. Su señoría, que dijo que se parecen, no que lo sean. El dibujante ha utilizado una figura retórica conocida como símil o comparación.

Las malas hostias caen El Jueves 7
Redacción de El Jueves en los ochenta | Imagen: Archivo El Jueves

Y ahora, procede con una distopía, o procedo yo: “Me parece una demostración de que el propio país está en marcha atrás, acercándonos a los años 40, a los años 30, de fascismo, reprimiendo mucho a la sociedad”. Ya lo había dicho el Capitán Haddock: “Estamos en el año 76” —Charles Manson ha muerto— y no hay nada más aburrido que explicar un chiste con el remate de una querella judicial. Acaso por eso, el 17 de noviembre, El Jueves publicó otra noticia relacionada (o no) con la del presunto crimen en cuestión: “La continua presencia de antidisturbios acaba con las reservas de caramelos en Cataluña”. Subtítulo: “Las fábricas de golosinas han advertido que son incapaces de abastecer tanta demanda”. Lástima que todo sea falso, lástima que la querella sea verdad. Ferran Martín se inquieta con la sucesión de casos, porque no deja ser inquietante que España pueda incluirse, por méritos propios, en una galería de humoristas perseguidos por hacer su trabajo.

“Ahora, parece que todo se engloba bajo la figura de delito de odio”, dice Martín, quien participa en el pool de viñetistas d’Els Matins de TV3. “Todo eso viene de la ley Mordaza”. Una ley que entró en vigor en mayo del año pasado, aprobada en el Congreso de los Diputados sólo con votos del Partido Popular: peor conocida como Ley de Seguridad Ciudadana. Multas administrativas en lugar de faltas, restricciones al derecho de manifestación. Democratización del miedo. “Lo que más me preocupa es que no hay ningún tipo de propuesta positiva o sólida”, dice Garner. “Se me ocurren mil chistes que hacer gracias a esta situación”. Y pienso que es mejor que no. Que piense antes de trazar alguna línea en vano: “Creo que es un error pensar en límites. No hay límites. El humor gráfico y el humor en general es una forma de expresión y de libertad”.

Las malas hostias caen El Jueves 6
Primer número de El Jueves | Imagen: Archivo El Jueves

A la salida del juzgado, Jordi Plana recuerda que, en el caso de El Jueves, estamos hablando de injurias y odio. El primero implica una pena económica y el segundo, puede ser una pena, no sólo económica sino también de privación de libertad. Y si estamos en el pasado o de regreso al futuro, Plana saca pecho con su jurisprudencia del mal humor: “Yo llevé el Por Favor, Muchas Gracias”. La primera, como escribe Jaume Capdevila en Història del Periodisme de Catalunya fue una de las grandes publicaciones satíricas de la Transición (1974-1978), impulsada por Jaume Perich y Manuel Vásquez Montalbán: “Por Favor es elegantemente contestataria, sutilmente subversiva, irónicamente discordante. Seguramente por eso también fue castigada con denuncias, multas y dos suspensiones, que intentó evitar confeccionando una nueva revista con la cabecera de Muchas Gracias”. No hay de qué.

“Defendí a Álvarez Solís”, dice todo orgulloso el Capitán Haddock, acusado en 1978 de un “delito de injurias graves” al publicar en la revista Interviú un reportaje sobre las relaciones de poder económico, social y político del senador de Alianza Popular Abel Matute. Y, en 1980, “de un supuesto delito de escándalo público (…) al permitir la publicación de unas fotos de Romy Schneider”, desnuda, claro está, en Interviú.

Hace muchos años, por aquella época, un magistrado le dijo, todo serio: “Explíquenos el chiste”. Y Plana, cejudo, le respondió: “No, señoría, los chistes se cuentan. Si hay que explicarlos, mal asunto”. Corrían los setenta: “Quiero decir, que da un poco la sensación de que volvemos atrás”. Le pregunto sobre el efecto de la Ley Mordaza en el estado general de las cosas, y suelta: “Antes de la Ley Mordaza hubo una Ley Corcuera. Que no es de hoy”. Mejor conocida como la ley de “Patada en la puerta”, esta iniciativa del ministro de Interior socialista José Luis Corcuera, derogó la ley franquista de Orden Público, pero no por ello fue menos polémica y, acabó siendo declarada inconstitucional a principios de los noventa. “Estamos donde estábamos”, dice Plana. Y todos nos quedamos tan panchos.

Spain no es Francia

En Cataluña, cuando algo está muy atravesado, se dice que está siempre en medio, como el jueves. Y, de hecho, esta fue la intención de la publicación que ha liderado la prensa satírica española desde que nació el 27 de mayo de 1977. “El Jueves nació como un punto medio entre dos revistas de la Transición: El Papus y Por Favor”, explica Kap, dibujante satírico e historiador de su sector. La primera, que sufrió un atentado en su redacción en junio del 77, era muy destripada y buscaba siempre la provocación. La segunda, más intelectual, se dirigía a unas élites, con un humor muy irónico y sutil, que apelaba antes a referentes literarios, que a los bajos instintos.

Las malas hostias caen El Jueves 15
Jaume Capdevilla, mejor conocido como Kap | Foto cortesía Kap

El Jueves, qué duda cabe, se inspiró en el Charlie Hebdo originario: “No este Charlie Hebdo”, apunta Kap, “sino el Charlie Hebdo anterior”, el que nació del Mayo del 68, el contestatario, el revolucionario, un Charlie Hebdo que inspiraría a muchas publicaciones en el mundo, incluso a la misma cabecera que recuperaría el nombre a principios de los noventa. Su filosofía, a la cual han jurado fidelidad, busca la provocación por la provocación, como apunta Kap. Buscan que su humor tenga una reacción: “Ese es su éxito. Todo el humor, toda la crítica política, toda la crítica social, en el fondo, debe tener también esta pretensión de que no te deje indiferente. Lo que pasa es que los mecanismos de Charlie Hebdo son realmente extremos”. Y a pesar de los atentados, y de las muertes que han sufrido, la geolocalización es importante: “Porque la sociedad francesa tiene unos valores democráticos totalmente consolidados, unos valores muy claros de Estado laico, de sociedad democrática. Una sociedad, política y socialmente muy consolidada. Por tanto, sus lectores también son más maduros y son capaces de entender perfectamente ese tipo de humor”.

Sin embargo, la provocación no es el único motor que mueve a El Jueves. También convive con la crítica: “Hay temas de corrupción política española, cosas que aparecen en El Jueves, que no aparecen en prensa escrita de papel, que circule en los kioscos, en los grandes diarios. Por lo cual, no es solamente destriparlo todo y trincharlo todo. Sino, crear una cierta conciencia social”.

Las malas hostias caen El Jueves 4
Una de las portadas de la Revista Mongolia | Imagen: Revista Mongolia

El referente francés de Mongolia sería el semanario satírico Le Canard Enchaîné. Al menos, según Le Figaró. “En el nacimiento de Mongolia no hay epopeyas”, escribió Sandra Lafuente para la revista Gatopardo: “Es la historia de un grupo de amigos o de amigos de amigos, todos vinculados con la música, el periodismo, el diseño, los cómics, los fanzines o el derecho”. No es hija de la Transición, pero quizás pueda reclamar la paternidad a su crisis: “Nació en un país en el que las deudas hipotecarias impagadas producen unos quinientos desalojos diarios y en el que varios se suicidan cuando llega la comisión judicial. Desempleo de 26%, pobreza de 21%, niños que se alimentan en los comedores sociales. Ya no hay prosperidad que disimule la corrupción política ni los manejos indebidos de dinero, que rozan hasta a la hija menor de los reyes, la infanta Cristina. La bonanza duró diez o quince años. España fue el norte entonces y ahora vuelve a ser el sur”. Ay.

Y aunque lo peor de esa crisis ya pasó, Edu Galán asegura que seguimos en la mierda: “Es que tenemos un Gobierno que está muy acostumbrado al autoritarismo y al uso de los mecanismos del Estado en su propio beneficio, tanto de forma legal, alegal como la ilegal”. No es un buen momento. “Yo vi a familias con discapacitados yendo a mítines de Rajoy en Valencia, cuando tendrían que escupirle. Un patriota que lo es para los que pagan: menuda basura. La derecha siempre ha querido la alabanza continua ante su ‘ordeno y mando’, de ahí la gran caterva de chupapollas que podemos ver, en su plena evidencia audiovisual, en los puestos directivos de TVE. ¡Cómo serán los que no vemos, en sus puestos grises y de mucho más poder!”.

Damas y caballeros, con ustedes, un humorista de mala hostia.

“Evidentemente, esto se ha exacerbado con el problema del que son corresponsables: la independencia de Cataluña. Tratan de callar al disidente con medidas represivas y con sus trapos. A la sátira, en tiempos convulsos, siempre se le dice ‘este no es el momento: pónganse serios’. ¡Pero si es todo una puta broma, una estafa que pagarán las clases bajas y medias! ¿Por qué no íbamos a reírnos si vamos a pagar?”.

Las malas hostias caen El Jueves 13
Portada secuestrada de El Jueves en 2007 | Imagen: El Jueves

Desde Barcelona y Madrid, El Jueves y Mongolia compiten por el pastel de la sátira y comparten los males de la indigestión. Lafuente decía en su nota que, a la revista El Jueves “le pasó, en julio de 2007, algo que a Mongolia aún no: un juez ordenó el secuestro de una edición con una caricatura en la portada en la que los príncipes de Asturias, Felipe y Letizia, aparecen teniendo sexo mientras él le dice: ‘¿Te das cuenta? Si te quedas preñada… eso va a ser lo más parecido a trabajar que he hecho en mi vida”. El periodista Pere Rusiñol decía entonces que tenían la voluntad “de hacer ruido, pero somos un medio pequeño, humilde, nadie nos quiere engordar porque nos hemos metido con pocos, somos muy periféricos desde el punto de vista oficial. Nadie se querella para no engordarte, nadie habla de ti porque están cabreados”.

—¿Qué ha cambiado? —le pregunto a Galán.

—Que a El Jueves le denuncia Casa Real y la Policía Nacional y, a nosotros, Ortega Cano. (Aparte de ese pequeño detalle) Seguimos siendo periféricos desde el punto de vista oficial, ¿no te parece?

En el Verkami que han hecho para afrentar los costos del juicio, dicen: “No podemos pactar con el que nos cita con la espada: si reconocemos que debíamos haber pedido permiso a Ortega Cano (un personaje público, asiduo de las revistas del corazón) para satirizarle, entonces no podríamos ni siquiera hacer nunca más Mongolia: no existiría margen en España para un proyecto satírico como el nuestro. En pleno jaleo con Cataluña, España se arriesga ahora a perder Mongolia”.

Las malas hostias caen El Jueves 14
Redacción de El Jueves | Foto: Andrea Daza / The Objective

Para Modgi, guionista y coordinador web de El Jueves —suerte de sidekick de Ferrús, al momento de generar chistes o contenidos digitales—, el mejor día de la semana es el miércoles. El lunes cierran, el martes descansan y en el tercer día, cuando una nueva edición sale a la calle, se encierran finalmente a pensar chistes y paridas, en serio. Desde diciembre de 2006, cuando el Grupo RBA compró El Jueves y trasladó su redacción al edificio de la Diagonal, un equipo reducido hace el milagro semanal del papel y alimenta la maquila diaria de la web, con el apoyo de una red de colaboradores externos. Todavía no saben si tendrán que abrir la hucha, pero están seguros de que al menos hay un día de la semana que no están dispuestos a perder.

TOP