Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Vídeo | Así es Elon Musk, el hombre que quiere colonizar Marte

Jorge Raya Pons

Elon Musk es el hombre de la semana: le llamaron loco por aspirar a construir vehículos espaciales que puedan conducirnos a Marte, pero su realidad ha terminado por imponerse. Hace unos días envió el Falcon Heavy -y un Tesla Roadster- al espacio y demostró que más que un loco -parafraseando al astronauta Scott Kelly-, es un hombre ambicioso. Esto es posible porque Musk invierte todo su tiempo en sus compañías y en un objetivo concreto: transformar la sociedad en la que vivimos a través de la tecnología, dar un salto de gigante hacia el futuro.

Continúa leyendo: "Hay un coche orbitando la Tierra": Musk deja al mundo sin palabras con el Falcon Heavy

"Hay un coche orbitando la Tierra": Musk deja al mundo sin palabras con el Falcon Heavy

Redacción TO

Foto: SpaceX
Youtube

El sudafricano Elon Musk captó –una vez más– todas las miradas: su compañía aeroespacial SpaceX lanzó el martes al espacio su Falcon Heavy, que presume de ser el cohete más potente del mundo y el más barato –90 millones de dólares–, con una capacidad de carga de 64 toneladas y el objetivo claro de transportar ciudadanos terrestres a Marte. El ensayo fue un éxito absoluto, empañado por pequeños matices. La misión planteaba diferentes desafíos. En su primera parte debía conseguir que los cohetes aceleradores, ubicados en los laterales, lograran propulsar el módulo central en la inmensidad del espacio. Luego debían regresar a la Tierra, hasta su base en Cabo Cañaveral, sin sufrir daños irreparables y con la capacidad de ser reutilizables. Lo lograron. El cohete central, en cambio, no pudo volver en las mismas condiciones: sufrió una terrible caída en el Atlántico a menos de 100 metros de distancia respecto a la plataforma preparada y a casi 500 kilómetros por hora por el fallo de dos de sus tres motores. Esto se produjo, según Elon Musk, tras quedarse sin combustible. Con todo, el módulo central, antes de su viaje de retorno a la Tierra, dejó navegando en el espacio un espectacular coche deportivo rojo –el Tesla Roadster de Elon Musk– pilotado por un maniquí vestido por el traje espacial diseñado por Space X para los futuros turistas con dirección a Marte. Parece una simple extravagancia del magnate, pero es algo más. Musk publicó en sus redes sociales algunas de sus pecualiaridades: en una placa del circuito del coche lleva una inscripción donde se puede leer: “Made on Earth by humans” (Fabricado en la Tierra por humanos).

Printed on the circuit board of a car in deep space

Una publicación compartida de Elon Musk (@elonmusk) el

También dejó una réplica de juguete del modelo del Tesla, varios libros de Isaac Asimov, tres cámaras que graban el viaje por el espacio del coche –puedes verlo en YouTube–, un letrero donde se lee “Don’t panic” (una referencia al consejo a los terrícolas que el escritor Douglas Adams introduce en su obra Guía del autoestopista galáctico, de 1979) y una divertida anécdota: el coche reproduce a todo volumen y en bucle la canción Starman, de David Bowie. Pero en el espacio no se puede apreciar.

Musk celebró desde el primer instante el éxito de su proyecto y lo hizo con un comentario satírico: “Al parecer, hay un coche orbitando la Tierra”.

En las redes sociales, el seguimiento y la expectación fue enorme y miles de usuarios siguieron de cerca la misión, que duró apenas nueve minutos desde su despegue hasta salir de la Tierra, y entre el asombro y el humor compartieron sus opiniones.

Algunos incluso plantean una posibilidad incómoda.

Continúa leyendo: Por qué la lucha de Zuckerberg y Musk por la inteligencia artificial es una lucha de egos

Por qué la lucha de Zuckerberg y Musk por la inteligencia artificial es una lucha de egos

Jorge Raya Pons

Foto: AP Photo

Existe un debate feroz y llamativo que aborda la cuestión de la inteligencia artificial como un todo benigno o un todo malicioso, nunca equilibrado, donde las máquinas no solo serían eficientes, sino conscientes de su propia eficiencia. Y, en un paso más hacia el futuro, serían capaces de tomar decisiones por sí mismas y, quién sabe, comprender emociones como el amor o el miedo. Pues bien, Mark Zuckerberg y Elon Musk, que no solo conocen el tema sino que persiguen la forma de sacar rendimiento económico de este, se han enzarzado recientemente en un reparto de golpes en el que nada está improvisado.

Elon Musk, conocido por su capacidad creativa, avivó el fuego al describir un mundo de la robótica donde la inteligencia artificial podría volverse contra los hombres. “Sigo haciendo sonar la señal de alarma”, dijo en un encuentro organizado por la National Governors Association. “Hasta que la gente no vea robots recorriendo la calle y matando a personas, no sabrán cómo reaccionar”. El disparo de cerbatana fue directo contra las autoridades, a quienes responsabiliza de vivir despreocupados y sin legislar ante un peligro que se acerca a toda velocidad.

Por qué la lucha de Zuckerberg y Musk por la inteligencia artificial es una lucha de egos 2
Mark Zuckerberg, fundador de Facebook. | Foto: Jonathan Ernst/Reuters

Aquellas palabras retumbaron en los oídos del alma máter de Facebook, Zuckerberg, que con un tono sereno y sin levantar la voz acusó a Musk de ser un “pesimista” y un “irresponsable”. Musk devolvió el golpe directamente a la mandíbula: “He hablado con Mark sobre el tema. Su comprensión de la materia es limitada”.

El cruce de reproches fue espectacular y revelador y dejó a las claras que existen dos personalidades opuestas y enfrentadas y dispuestas a ganarse el terreno o a retroalimentarse con su existencia. Resulta sorprendente que dos grandes empresarios –tradicionalmente, los empresarios han preferido mantenerse alejados de los focos y construir su influencia más allá de los micrófonos- expongan sus planteamientos tan abiertamente, y además que lo hagan sin profundizar en absoluto. A fin de cuentas, todo se debe a un moldeamiento de la imagen, a un atiborramiento del ego.

Varios expertos han comparado a Elon Musk con Tony Stark, protagonista de Iron Man

El profesor Ian Bogost supo caricaturizarlo con acierto en un artículo de The Atlantic; en este queda patente que la inteligencia artificial queda en un segundo plano cuando hablamos de imagen y de marca. Debemos tener en cuenta que nuestra imaginación se ha nutrido de las historias de ciencia ficción, de las películas fatalistas, de los cómics de Marvel. También la de los magnates. Bogost se esfuerza por encontrar paralelismos y acaba dando en la diana: hay mucho que ver entre Tony Stark y Elon Musk.

Para quien no conozca los libros –o las películas- de Iron Man, Stark es un ingeniero que aprovecha una herencia económica generosa para desarrollar todo tipo de inventos innovadores. Un día, un grupo de terroristas lo secuestra para que fabrique un arma de destrucción masiva y, durante su cautiverio, Stark crea una coraza de metal que incorpora las armas de las que se vale para escapar y convertirse en un superhéroe. El paralelismo con Musk, aunque hiperbólico, tiene su explicación: Musk tenía 28 años cuando vendió su primera compañía, Zip2, por 307 millones de dólares a Altavista; y 31 cuando hizo lo propio X.com –rebautizada como PayPal– por 1.500 millones de dólares a eBay. El dinero de la última operación lo repartió con su socio Peter Thiel, quien decidió convertirse en un inversor de riesgo.

Por qué la lucha de Zuckerberg y Musk por la inteligencia artificial es una lucha de egos 1
Elon Musk, ante una pieza de Hyperloop. | Foto: Mónica Almeida/Reuters

A diferencia de Thiel, Musk apostó por crear una compañía que liderara la carrera aeroespacial (SpaceX), una compañía de coches eléctricos y autónomos (Tesla), una compañía que produjera energía solar (SolarCity) y una compañía que diseñara y construyera el medio de transporte más rápido y revolucionario hasta la fecha (Hyperloop). El estadista norteamericano Mark Palko llegó a llamar a Musk el “Tony Stark real”.

Por otra parte, encontrar paralelismos con Zuckerberg resulta más complicado, incluso para el imaginativo Bogost. Si lo trasladaran al cómic, ¿quién sería? ¿Peter Parker? ¿Reed Richards?

Cuando Musk y Zuckerberg hablan de inteligencia artificial, lo hacen construyendo templos: posicionándose políticamente, creando el personaje público. También incorporando sus deseos como padres espirituales de las empresas que están transformando el mundo. En este sentido, quizá Musk tenga la capacidad de conectar de un modo más intenso con los usuarios; mientras Facebook trata de tomar el sistema y extender su poder a todos los sectores –la influencia de la red social en las últimas elecciones de Estados Unidos así lo evidencia–, Musk habla de buscar vida más allá de la Tierra, de colonizar planetas, de crear túneles supersónicos, de producir energía barata e infinita. Musk es el hombre que construye sueños.

Continúa leyendo: Estas son los lugares que más turistas reciben del mundo

Estas son los lugares que más turistas reciben del mundo

Whitney Leach

Foto: Kin Cheung
AP

Asia lidera de nuevo la recepción de turistas a lo largo del año con ciudades como Hong Kong, Bangkok o Singapur entre las más visitadas del mundo. Hong Kong mantiene por noveno año consecutivo el título de ciudad más visitada del mundo según el Top 100 City Destinations Ranking, seguido de Bangkok, que en 2017 superó a Londres.

Estas son las ciudades que más turistas reciben del mundo 1
Estas son las ciudades más visitadas del mundo. | Foto: Euromonitor International

Asia lidera la lista 

Las ciudades asiáticas dominan el ranking: hay 41 ciudades de la región de Asia y el Pacífico en la lista de 2017, en comparación con las 34 que había en 2010. Y se espera que esta cifra aumente a 47 en el año 2025.

Un factor importante del boom de turistas en esta región es el “aumento inexorable” del mercado de turismo emisor de China, que es el más grande del mundo, dice el informe.

Se predice que el número de visitantes internacionales de Hong Kong caerá a 25,7 millones durante 2018, debido al aumento de las tensiones con China continental. Pero se espera que la ciudad se recupere, y las visitas llegarán a los 45 millones en 2025.

“Esperamos que la región continúe creciendo en la próxima década, con Singapur superando a Londres como la tercera ciudad más visitada del mundo para 2025, otorgando el podio por completo a Asia”, dijo en un comunicado de prensa un analista senior de viajes de Euromonitor International.

El futuro de Europa 

Euromonitor dice que las recepción de turistas de las ciudades europeas se ha visto afectada por acontecimientos recientes como la crisis de la zona euro, la afluencia de refugiados, el brexit y los ataques terroristas.

Sin embargo, los imanes turísticos como Londres y París siguen siendo resistentes. Y algunos destinos en Grecia, Italia y España experimentaron un crecimiento durante 2016 como resultado de los disturbios en Medio Oriente y norte de África.

Estas son las ciudades que más turistas reciben del mundo 2
Ciudades como París siguen atrayendo a un gran número de turistas. | Foto: Kamil Zihnioglu/ AP

A pesar de sufrir ataques terroristas y la turbulencia política provocada por el Brexit, Londres fue la ciudad más visitada de Europa en 2016 con 19,2 millones de visitantes. De hecho, una libra más débil como resultado del Brexit ha ayudado a atraer más visitantes al Reino Unido.

A largo plazo, sin embargo, las perspectivas para Londres son más sombrías, con Euromonitor prediciendo una caída hasta el sexto lugar para el año 2025 a medida que el turismo se eleve más rápido en las ciudades asiáticas.

La ciudad mejor posicionada de Estados Unidos en el ranking es Nueva York, que se mantiene en la octava posición con 12.7 millones de visitantes, justo por delante de Shenzhen con 12.6 millones.

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

Continúa leyendo: Estos son los sectores laborales más prometedores del futuro

Estos son los sectores laborales más prometedores del futuro

Rob Smith

Foto: Mel Evans
AP Photo, File

La Inteligencia Artificial (IA) y los robots, han llegado para quedarse y automatizar el trabajo. Los trabajadores del futuro tendrán que adaptarse rápidamente y adquirir un amplio conjunto de habilidades si quieren sobrevivir al gran cambio que experimentará el mercado laboral mundial durante los próximos 10 años. Para ayudar a preparar a la fuerza de trabajo futura, un nuevo informe del World Economic Forum (WEF) y Boston Consulting Group ha analizado 50 millones de ofertas de trabajo online de Estados Unidos. Basándose en el trabajo actual de una persona, el conjunto de habilidades, la educación y la capacidad de aprender, los investigadores establecen caminos desde los trabajos que existen hoy hasta los nuevos trabajos que se espera que existan en el futuro.

La resolución de problemas, el pensamiento crítico y la creatividad, además del hábito de aprendizaje permanente, son solo algunas de las nuevas capacidades que los trabajadores deberán lograr para adaptarse al nuevo mercado laboral. WEF evalúa a continuación el trabajo que se desea realizar en función de la similitud que existe con el trabajo existente y con la cantidad de oportunidades laborales que es probable que ofrezca en el futuro.

Estos son los sectores laborales más prometedores del futuro 1
David Hanson, el fundador de Hanson Robotics, trabaja en el robot insignia de su compañía, Sophia. | Foto: Kin Cheung/AP Photo

Los sectores con más oportunidades

Para evaluar la compatibilidad de diferentes trabajos, el informe utiliza “puntajes de similitud”, que muestran la superposición entre educación, experiencia, capacitación, habilidades y conocimiento con un valor numérico entre 0 y 1. Los puntajes altos de similitud se describen en el informe como 0,9 o superior, mientras que los trabajos de baja similitud son los que están por debajo de 0,85. Así que los programadores, por ejemplo, se consideran aptos para trabajos en desarrollo web (0,92), pero no en antropología (0,82).

Según un análisis reciente, los trabajadores de la línea de ensamblaje, que se encuentran entre los que se consideran en mayor riesgo de perder sus empleos por la automatización, tienen 140.000 oportunidades de transición en total, la mayoría de cualquier grupo de trabajadores.

Los que tienen menos oportunidades – alrededor de 5.000 -, incluyen fabricantes de herramientas y operadores de máquinas de procesamiento, según el informe.

Estos son los sectores laborales más prometedores del futuro 3

Es probable que los trabajos de las mujeres se vean desproporcionadamente afectados por la automatización, al menos a corto plazo. De los 1,4 millones de empleos en EE.UU. que se prevé serán interrumpidos entre ahora y el 2026, más de la mitad (57%) son realizados por mujeres, un problema que también se refleja en el informe de Global Gender Gap Report 2017 del World Economic Forum.

Si bien se prevé que los empleos disminuyan en algunos de los sectores analizados en el informe, se espera que haya un aumento neto de empleos para el 2026 en todas las industrias, excepto en la producción, donde se pronostica que más de 360,000 empleos desaparecerán.

En la categoría de educación y capacitación, por ejemplo, se espera generar alrededor de 790,000 puestos de trabajo para el año 2026, mientras que en la sanidad habrá hasta 2,3 millones. En general, el informe predice que en los próximos años se crearán alrededor de 11 millones de empleos solamente en los Estados Unidos.

Estos son los sectores laborales más prometedores del futuro 2
Trabajadores en la sección de empaquetado de una fábrica en Ohio, EEUU. | Foto: John Minchillo/AP Photo

Para coincidir con el informe, el Foro publicó un estudio complementario – Ocho futuros del trabajo: escenarios y sus implicaciones – que imagina varios escenarios sobre cómo sería el futuro del trabajo para el año 2030, y cuáles son las principales implicaciones hoy.

Como era de esperar, la necesidad de anticipar los cambios en el mercado laboral y prepararse para volver a capacitar a los trabajadores, así como para ayudarlos en la transición a nuevos empleos, son las principales prioridades.

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

TOP