Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Vídeo | "Nadie puede dar lecciones de democracia a España": el discurso de un eurodiputado se hace viral

Redacción TO

Foto: Geert Vanden Wijngaert
AP

Pasaban las dos del mediodía del 1 de octubre de 2017 cuando Europa empezó a pedir calma y diálogo para España. Acaban de dar la vuelta al mundo las imágenes de la policía utilizando la violencia para desalojar los colegios electorales donde se estaba intenta celebrar el referéndum de independencia, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional. Uno de los primeros líderes europeos en pedir que el Gobierno central y el catalán se sentaran a hablar fue Guy Verhofstadt, portavoz de la Alianza de Liberales y Demócratas de Europa (ALDE), el cuarto grupo político del Parlamento Europeo. Esta semana su nombre ha vuelto a estar en todas las redes sociales por su discurso en la Comisión Europea, porque Guy Verhofstad ha conseguido que sus palabras sobre el referéndum de Cataluña se compartan miles de veces.

El belga comenzó su discurso recordando el intento de golpe de Estado del 23-F, cuando el entonces presidente del Partido Comunista, Santiago Carrillo, el expresidente del Gobierno Adolfo Suárez y su vicepresidente Manuel Gutiérrez Mellado, no se lanzaron al suelo pese a los disparos del coronel Tejero y los golpistas. “Nadie puede dar ninguna lección de democracia a España“, señaló el político entre aplausos.

Aquí puedes ver el vídeo completo:

Continúa leyendo: '¿Hablamos?', la movilización ciudadana que saca banderas blancas para pedir diálogo con Cataluña

'¿Hablamos?', la movilización ciudadana que saca banderas blancas para pedir diálogo con Cataluña

Redacción TO

“Es hora de decir que España es un país mejor que sus gobernantes”. Así empieza el manifiesto que se ha propagado por todas las redes sociales durante los últimos días y que termina con una petición: “Parlem? ¿Hablamos?”. En un momento que España atraviesa una grave crisis política con Cataluña, una plataforma ciudadana conocida por el mismo nombre que su pregunta, Parlem, Hablamos (siempre en las dos lenguas), ha convocado el sábado a mediodía manifestaciones frente a los Ayuntamientos de toda España para pedir a nuestros gobernantes algo muy simple, pero que todavía no han sido capaces de hacer: dialogar.

“Por eso debemos dar un paso adelante toda la ciudadanía y salir el próximo sábado, con ropa blanca o lazos y carteles blancos, para mostrar que no queremos que nos utilicen, que nos enfrenten, que nos mientan, que somos muchos más y que esto no lo resuelven ellos, sino la gente, el diálogo y la convivencia“, dice el manifiesto, que ya ha sido compartido miles de veces en Facebook y en Twitter. Los promotores de esta iniciativa llaman así a dejar las banderas a un lado y a colgar sábanas blancas. “Vemos el blanco como el símbolo de la unidad y el rechazo al enfrentamiento de banderas”, ha dicho uno de los portavoces a Eldiario.es en relación a la pelea de balcones de los que cuelgan esteladas y rojigualdas.

A la convocatoria se han unido muchas caras conocidas, desde actores y actrices como Juan Diego Botto, Clara Lago, Macarena García, Martín Rivas, a presentadores como Paula Vázquez, Dani Mateo, y periodistas como Julia Otero. Además, de muchos otros escritores, artistas, cineastas y hasta la Unión Europa que llevan días pidiendo que Mariano Rajoy y Carles Puigdemont se sienten a hablar.

Después del referéndum de independencia del 1 de octubre, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, el Gobierno central y el catalán han iniciado una escalada de tensión y conflicto cuyo final hacía temblar a la sociedad española. Estaban haciendo posible lo que hasta hace solo unas semanas parecía muy improbable: la salida de Cataluña de España o la aplicación del artículo 155 de la Constitución, o ambas. Los dos malos finales para una película, que aunque también mala, los ciudadanos seguían confiando en que no terminara en desastre.

En ese espacio de esperanza ha entrado la plataforma Parlem. “Tenemos que decir basta ya a esta espiral, frenar, sentarnos y pensar en nuestro país. Es mediante la democracia, la escucha y el diálogo cómo se alcanzan pactos sociales sólidos y duraderos”, dice el manifiesto. Esta movilización ciudadana confía en que son la mayoría de los españoles los que rechazan la violencia del 1O y no quieren el odio que se ha instaurado en redes sociales y amenaza con crear conflictos en familias, amigos, grupos de trabajo.

Sabemos que la convivencia es posible. Es hora de estar juntos para mostrarles que han sido incapaces e irresponsables, y que existe otro modo de hacer las cosas. Sin bloques ni bloqueos, tenemos que apostar por la vía del diálogo, por el respeto y el entendimiento. Somos muchos y muchas, somos diversos, somos respetuosos y, sobre todo, queremos un país mejor y no uno infinitamente peor”, prosigue el manifiesto. Un modelo de país donde “quepamos todos y todas”, donde “frente a la violencia colguemos sábanas blancas en los balcones”, han dicho.

¿Quién está detrás de ‘Parlem’?

Han sido muchos los que se han preguntado quién está detrás de esta iniciativa. “Somos un investigador de la universidad, su hermano y amigos, conocidos, como por ejemplo una amiga que se exilió a Noruega para encontrar el trabajo que aquí nunca iba a tener, compañeras de universidad preocupadas por la situación actual y ahora, después de estos días, cientos de conocidos que se han ido sumando a una iniciativa que al principio era solo una buena idea y que ahora recoge las esperanzas de muchas gente. No cuenta con apoyo, ni lo quiere, de ningún partido político, por eso les pedimos respeto y que se mantengan a un lado. Aunque siempre nos parecerá perfecto que vengan, participen y ayuden quienes quieran, se identifiquen con unos o con otros. Garantizando que se comprometen con el diálogo y la democracia”, han contestado en Facebook. 

Como una iniciativa ciudadana apartidista tienen claro su objetivo: “En los últimos días hemos sentido rabia, y sobre todo, mucha tristeza. Cosas que nunca hubiéramos querido ver y que nos apenan profundamente están ocurriendo por culpa de dirigentes irresponsables que ni escuchan ni habla. Como ciudadanía debemos negarnos a que nos metan en un callejón sin salida. No en nuestro nombre”.

Continúa leyendo: Las 7 respuestas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor

Las 7 respuestas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor

Redacción TO

Foto: SUSANA VERA
Reuters

El referéndum de autodeterminación catalán ha sido el centro de las noticias en las últimas semanas y, especialmente, el domingo 1 de octubre, el día de su celebración. Las continuas tensiones entre el Gobierno de España y el de Cataluña, las órdenes de la Fiscalía General del Estado y del Tribunal Constitucional destinadas a impedir la celebración del referéndum y la división de opiniones entre los diferentes cuerpos de seguridad han sido los protagonistas del proceso.

Finalmente, el Govern trató de llevar a cabo el referéndum, que había sido declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, en un día marcado por los enfrentamientos entre los cuerpos policiales y los manifestantes, que dejaron más de 800 heridos causados directa o indirectamente por la acción policial y de diversa consideración.

Entre tanta información, recibida en tan pocos días, puede ser algo complicado entender por qué se ha llegado hasta aquí, cómo se ha hecho o qué consecuencias tiene todo lo ocurrido este domingo.

Estas son las preguntas y respuestas que explican de manera resumida cómo se ha llegado al referéndum y qué pasará después de su celebración.

¿Quién quería celebrar el referéndum?

El presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, ha repetido en numerosas ocasiones que celebrar el referéndum de autodeterminación era una promesa de su campaña electoral que iba a cumplir porque era el deseo de una mayoría de los catalanes.

Aunque no hay encuestas oficiales sobre el número de personas que apoyan o rechazan la independencia o la celebración del referéndum, pero el Govern asegura que un 80% de la población catalana quería que se celebrara la consulta, y que esa es una de las razones principales por las que se debía convocar.

Las 7 preguntas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor 3
Los manifestantes muestran las estiladas, la bandera secesionista catalana, para mostrar su aprobación al referéndum. | Foto: Susana Vera/ Reuters

Los ciudadanos de Cataluña, una región con 7,5 millones de habitantes, que están a favor de la independencia alegan razones económicas, culturales y lingüísticas para pedir la secesión de Cataluña.

La crisis económica de España y las críticas al sistema de reparto del dinero público entre las Comunidades Autónomas han aumentado cada vez más la polémica sobre el debate independentista.

El Govern asegura también que si Cataluña fuera independiente, sería más rica y tendría una mayor capacidad de proteger su idioma y su cultura.

¿Por qué fue declarado ilegal?

El Parlamento de Cataluña aprobó el día 6 y 7 de septiembre las leyes del referéndum y de transitoriedad, que permitían, en contra de la Constitución, la celebración del referéndum de autodeterminación y la declaración de independencia posterior.

Un día después, el Tribunal Constitucional, se reunió de urgencia para debatir las impugnaciones formuladas por el Gobierno contra el contenido de los textos legales, contra el decreto de convocatoria firmado por Puigdemont, y contra el nombramiento de los cinco miembros de la Sindicatura Electoral.

Tras la petición del Gobierno de declarar nulas estas leyes, el pleno del Constitucional admitió a trámite su recurso y declaró ilegal la Ley del Referéndum y la Ley de Transitoriedad al considerar que iban en contra de lo contenido en la Carta Magna, lo que supuso la suspensión de estas normas durante al menos cinco meses.

¿Cuál ha sido el papel del Gobierno de España en este proceso?

El Gobierno de España ha rechazado la celebración del referéndum de autodeterminación y ha anunciado diferentes medidas para tratar de impedir su celebración. En todo momento, el Ejecutivo ha insistido en que el referéndum del 1 de octubre no se iba a celebrar.

Una de las principales medidas para impedir el referéndum fue la legal. Es decir, la petición al Tribunal Constitucional de admitir a trámite su impugnación de la leyes del referéndum y de transitoriedad.

Las 7 preguntas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor 5
Mariano Rajoy comparece ante los medios para explicar la posición del Gobierno tras el referéndum catalán. | Foto: Sergio Pérez/ Reuters

Otra de las intervenciones del Gobierno estuvo relacionada con la economía. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció el 20 de septiembre que el Gobierno mantendría de forma indefinida el control del presupuesto de la administración regional de Cataluña para garantizar la estabilidad y el cumplimiento de la legalidad vigente. Este control suponía, entre otras cosas, la declaración de no disponibilidad de créditos a Cataluña.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido también en varias ocasiones que la ley se aplicará de forma “firme, proporcional y rigurosa” para impedir el referéndum catalán. Además, ha defendido la actuación de los jueces y cuerpos policiales. “Tanto el Ejecutivo, como las fuerzas de seguridad, la Fiscalía, los jueces, así como los tribunales, están defendiendo los derechos de todos los españoles”, dijo en una declaración institucional en La Moncloa.

Por su parte, el Govern ha acusado reiteradamente al Estado español de “declarar un estado de excepción”.

¿Cuál ha sido el papel de los cuerpos policiales?

Los Mossos d’Esquadra han sido el centro de atención durante muchos días debido a las dudas sobre cómo actuarían durante la celebración del referéndum.

La Fiscalía ordenó a los Mossos cerrar los colegios electorales y requisar todo el material que permitiera llevar a cabo el referéndum, como las urnas o las papeletas. Tras varias reuniones, el mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero, anunció que acatarían las órdenes de la Fiscalía, pero siempre aplicando los principios de “proporcionalidad y oportunidad”, sin alterar el orden y la paz social.

Las 7 preguntas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor 2
Los Mossos d’Esquadra vigilan un colegio electoral antes de la votación. | Foto: Adrià Ropero/EFE

A pesar de las peticiones de los Mossos para coordinar el operativo policial del 1 de octubre, la Fiscalía designó a Diego Pérez de los Cobos, coronel de la Guardia Civil y director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad para coordinar a la Guardia Civil, la Policía y los Mossos para impedir la celebración del referéndum.

El 1 de octubre hubo algunos enfrentamientos entre estos cuerpos policiales, que no estaban de acuerdo con las acciones de los otros cuerpos policiales. El Govern ha asegurado que más de 800 personas tuvieron que ser atendidas por los servicios médicos debido a los enfrentamientos entre los ciudadanos a favor del ‘Sí’ y los agentes de seguridad.

¿Tienen algún valor los resultados del referéndum?

Al final de la jornada del domingo, el portavoz del Govern, Jordi Turull, anunció que 2.262.424 personas votaron en la consulta de independencia, a la que más de cinco millones de personas estaban llamadas a participar.

Según los datos del Govern, el 90% de las personas han votado a favor del sí, mientras que el 7% ha votado a favor del no.

Las 7 preguntas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor 1
Los miembros de una mesa electoral cuentan los votos tras el cierre de los colegios electorales. | Foto: Enrique Calvo/ Reuters

Sin embargo, con 15.000 votos por contar todavía, los datos de la Generalitat no cuadran. La suma de los porcentajes es superior al 100% de los votos escrutados, un 100,88%. Además, a lo largo de la jornada se denunció que, debido a la falta de censo en la votación, varias personas votaron varias veces en el mismo colegio electoral, por lo que en algunas localidades había más votos que vecinos censados.

El Gobierno de España asegura que estos resultados no tienen ninguna validez porque el referéndum fue declarado ilegal, así como la ley que permite la desconexión de Cataluña.

Por su parte, Puigdemont considera que los catalanes se han ganado “el derecho a tener un Estado independiente en forma de república” y el Govern da por válidos los resultados de la votación, que según su criterio los autoriza a comenzar el proceso de independencia.

¿Qué pasará después del referéndum?

Todavía no está claro lo que ocurrirá en los días próximos al referéndum, ya que ni el Gobierno catalán ni el español han anunciado las medidas concretas que tomarán para impedir o declarar la independencia.

Sin embargo, Puigdemont insinuó en una comparecencia tras el cierre de los colegios electorales que presentará los resultados en los próximos días, abriendo la posibilidad de hacer una declaración unilateral de independencia a través de las leyes de desconexión aprobadas por el Parlament y declaradas nulas por el Tribunal Constitucional.

Las 7 preguntas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor 4
Puigdemont y Junqueras, tras una reunión extraordinaria un día después del referéndum. | Foto: Albert Gea/ Reuters

Por parte del Gobierno, los expertos políticos plantean que existe la posibilidad de que se aplique el artículo 155 de la Constitución, una de las medidas que contempla la ley. La aplicación de este artículo supondría que el Gobierno, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podría establecer mecanismos excepcionales para establecer dispositivos de control sobre la región para obligarla al “cumplimiento forzoso” de sus deberes.

¿Cómo afecta el referéndum a la economía? 

La consulta sobre la independencia de Cataluña no afecta solo a la situación política en Cataluña o en España, sino que también afecta a la economía.

Este lunes, los dos principales bancos catalanes, Caixa Bank y Banco Sabadell, han caído con fuerza, más de un 3%, en la bolsa de Madrid. Además, la bolsa de Madrid ha abierto con una fuerte bajada de 1,33%.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha mostrado la preocupación de los empresarios españoles por la situación en Cataluña. El presidente de la CEOE, Juan Rosell, dijo la semana pasada que la organización pide que se busquen soluciones a este problema cuanto antes, entre las que se encuentran la reforma de la Constitución. “Hay que buscar un pacto territorial entre entre todos, hay que hacer cambios y reformas a nuestra Constitución porque el problema es muy importante y no afecta solo a España, también a Europa”, dijo Rosell días antes de la celebración del referéndum.

La CEOE explicó en un comunicado su preocupación por los efectos que la situación política en Cataluña está creando en “la confianza del mundo empresarial en inversor en Cataluña y en el resto de España”.

Continúa leyendo: Las revoluciones de los ricos

Las revoluciones de los ricos

Ignacio Vidal-Folch

Foto: JAVIER BARBANCHO
Reuters

Mientras nos entretenemos en nuestras bagatelas, pasa de largo la vida de verdad. Luego con el correr de los años volvemos la vista atrás y nos decimos “¡cómo pudimos ser tan inconscientes, cómo pudimos estar tan ciegos!” Ahora, mientras arden en llamas Galicia y Portugal, como cada año, ahondando en la catástrofe ecológica y la desertización del territorio, según una dinámica que deberíamos haber afrontado hace décadas con un debate público serio, con una verdadera política de Estado… andamos ocupadísimos manejando el juguete del secesionismo en el otro extremo de la periferia nacional.

La juventud francesa de los años sesenta, seguramente la generación más inquieta, la mejor informada, la más intelectualizada de la historia, la que tendía las antenas de su interés hacia los fenómenos políticos más lejanos… sentía que la formidable prosperidad en la que vivía –desconocida hasta entonces, y que seguramente ya nunca volveremos a alcanzar—era una cárcel, y abrazaba el ideal, nada menos, que del maoísmo. No a De Gaulle, sí a la Revolución cultural del comunismo chino. Aquellos chicos tan leídos y cultivados, aquellos chicos tan libertarios, leían, en serio, el pequeño libro rojo de Mao y meditaban en sus estúpidas sentencias.

Pues si una generación tan cultivada derrapó tanto, si tuvo lemas tan pueriles, y tan inaceptables para un sujeto político como “Seamos realistas, pidamos lo imposible”, ¿por qué debería extrañarnos, por qué sorprendernos de que en una comunidad autónoma española, una de las regiones más prósperas y libres del mundo, unas masas de pánfilos se alcen clamorosamente para reclamar, para exigir, embutidos en camisetas amarillas, la democracia de la que ya disfrutan y la libertad de la que ya van sobrados?

Las revoluciones de los ricos tienen ese punto caprichoso del narcisismo delirante. Luego pasan los años pero no pasa la vergüenza, como pasan las llamas por el bosque y dejan el paisaje carbonizado.

Continúa leyendo: Arden los montes

Arden los montes

José Carlos Rodríguez

Foto: Brais Lorenzo
EFE

Arde Galicia, arde Asturias, y como cualquier otro fenómeno sobre el que se pose el ojo de mordor de la actualidad mediática, arde hasta consumirse la verdad sobre lo que ocurre. No es que la conozcamos con plenitud, sino que no importa en realidad cuál sea. Lo que cuenta no es lo que acaece, sino cómo recombinamos los elementos que nutren las noticias para trabar un relato que nos convenga.

Los incendios son todos provocados. Y parece que la práctica totalidad, de forma intencionada. La treintena de incendios que hay en Asturias más la gran mayoría del centenar que asolan Galicia responden, a lo que parece a estas horas, a los que se producen habitualmente en otoño e invierno en las zonas altas. Los ganaderos los queman para renovar los pastos. Esto se conoce de antiguo. El mal tiempo ha querido que el verano se extienda más allá del Pilar, la tierra está seca, los vientos juegan con los pobres esfuerzos humanos por acallar las llamas, y éstas encienden la noche y oscurecen el día, amenazantes, tiñen de rojo la luna y de negro el paisaje. El fuego ha bajado a pueblos y ciudades, amenaza las viviendas esparcidas en las cercanías de las poblaciones, y devora lo que encuentra a su paso.

Los economistas saben que cuando la acción de una persona, o grupo de personas, desborda su ámbito más inmediato, puede haber problemas. Externalidades, llaman a esas acciones desbordadas. Y han observado que lo que hay que hacer es vincular la acción a la responsabilidad por medio de una institución antigua como el neolítico, que es la propiedad privada. Esa institución no está ausente en Galicia, pero no está tan clara por lo que se refiere a los pastos. Y el resultado es que unos cuantos hacen con lo que no es de nadie, y con lo que sí es de alguien, lo que sólo les interesa a ellos.

Pero da igual. Lo importante del caso es crear un lema que sirva de ariete político, como NuncaMais y QuemanGaliza,que las redes también arden.

TOP