Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Vídeo | "Nadie puede dar lecciones de democracia a España": el discurso de un eurodiputado se hace viral

Redacción TO

Foto: Geert Vanden Wijngaert
AP

Pasaban las dos del mediodía del 1 de octubre de 2017 cuando Europa empezó a pedir calma y diálogo para España. Acaban de dar la vuelta al mundo las imágenes de la policía utilizando la violencia para desalojar los colegios electorales donde se estaba intenta celebrar el referéndum de independencia, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional. Uno de los primeros líderes europeos en pedir que el Gobierno central y el catalán se sentaran a hablar fue Guy Verhofstadt, portavoz de la Alianza de Liberales y Demócratas de Europa (ALDE), el cuarto grupo político del Parlamento Europeo. Esta semana su nombre ha vuelto a estar en todas las redes sociales por su discurso en la Comisión Europea, porque Guy Verhofstad ha conseguido que sus palabras sobre el referéndum de Cataluña se compartan miles de veces.

El belga comenzó su discurso recordando el intento de golpe de Estado del 23-F, cuando el entonces presidente del Partido Comunista, Santiago Carrillo, el expresidente del Gobierno Adolfo Suárez y su vicepresidente Manuel Gutiérrez Mellado, no se lanzaron al suelo pese a los disparos del coronel Tejero y los golpistas. “Nadie puede dar ninguna lección de democracia a España“, señaló el político entre aplausos.

Aquí puedes ver el vídeo completo:

Continúa leyendo: '¿Hablamos?', la movilización ciudadana que saca banderas blancas para pedir diálogo con Cataluña

'¿Hablamos?', la movilización ciudadana que saca banderas blancas para pedir diálogo con Cataluña

Redacción TO

“Es hora de decir que España es un país mejor que sus gobernantes”. Así empieza el manifiesto que se ha propagado por todas las redes sociales durante los últimos días y que termina con una petición: “Parlem? ¿Hablamos?”. En un momento que España atraviesa una grave crisis política con Cataluña, una plataforma ciudadana conocida por el mismo nombre que su pregunta, Parlem, Hablamos (siempre en las dos lenguas), ha convocado el sábado a mediodía manifestaciones frente a los Ayuntamientos de toda España para pedir a nuestros gobernantes algo muy simple, pero que todavía no han sido capaces de hacer: dialogar.

“Por eso debemos dar un paso adelante toda la ciudadanía y salir el próximo sábado, con ropa blanca o lazos y carteles blancos, para mostrar que no queremos que nos utilicen, que nos enfrenten, que nos mientan, que somos muchos más y que esto no lo resuelven ellos, sino la gente, el diálogo y la convivencia“, dice el manifiesto, que ya ha sido compartido miles de veces en Facebook y en Twitter. Los promotores de esta iniciativa llaman así a dejar las banderas a un lado y a colgar sábanas blancas. “Vemos el blanco como el símbolo de la unidad y el rechazo al enfrentamiento de banderas”, ha dicho uno de los portavoces a Eldiario.es en relación a la pelea de balcones de los que cuelgan esteladas y rojigualdas.

A la convocatoria se han unido muchas caras conocidas, desde actores y actrices como Juan Diego Botto, Clara Lago, Macarena García, Martín Rivas, a presentadores como Paula Vázquez, Dani Mateo, y periodistas como Julia Otero. Además, de muchos otros escritores, artistas, cineastas y hasta la Unión Europa que llevan días pidiendo que Mariano Rajoy y Carles Puigdemont se sienten a hablar.

Después del referéndum de independencia del 1 de octubre, declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, el Gobierno central y el catalán han iniciado una escalada de tensión y conflicto cuyo final hacía temblar a la sociedad española. Estaban haciendo posible lo que hasta hace solo unas semanas parecía muy improbable: la salida de Cataluña de España o la aplicación del artículo 155 de la Constitución, o ambas. Los dos malos finales para una película, que aunque también mala, los ciudadanos seguían confiando en que no terminara en desastre.

En ese espacio de esperanza ha entrado la plataforma Parlem. “Tenemos que decir basta ya a esta espiral, frenar, sentarnos y pensar en nuestro país. Es mediante la democracia, la escucha y el diálogo cómo se alcanzan pactos sociales sólidos y duraderos”, dice el manifiesto. Esta movilización ciudadana confía en que son la mayoría de los españoles los que rechazan la violencia del 1O y no quieren el odio que se ha instaurado en redes sociales y amenaza con crear conflictos en familias, amigos, grupos de trabajo.

Sabemos que la convivencia es posible. Es hora de estar juntos para mostrarles que han sido incapaces e irresponsables, y que existe otro modo de hacer las cosas. Sin bloques ni bloqueos, tenemos que apostar por la vía del diálogo, por el respeto y el entendimiento. Somos muchos y muchas, somos diversos, somos respetuosos y, sobre todo, queremos un país mejor y no uno infinitamente peor”, prosigue el manifiesto. Un modelo de país donde “quepamos todos y todas”, donde “frente a la violencia colguemos sábanas blancas en los balcones”, han dicho.

¿Quién está detrás de ‘Parlem’?

Han sido muchos los que se han preguntado quién está detrás de esta iniciativa. “Somos un investigador de la universidad, su hermano y amigos, conocidos, como por ejemplo una amiga que se exilió a Noruega para encontrar el trabajo que aquí nunca iba a tener, compañeras de universidad preocupadas por la situación actual y ahora, después de estos días, cientos de conocidos que se han ido sumando a una iniciativa que al principio era solo una buena idea y que ahora recoge las esperanzas de muchas gente. No cuenta con apoyo, ni lo quiere, de ningún partido político, por eso les pedimos respeto y que se mantengan a un lado. Aunque siempre nos parecerá perfecto que vengan, participen y ayuden quienes quieran, se identifiquen con unos o con otros. Garantizando que se comprometen con el diálogo y la democracia”, han contestado en Facebook. 

Como una iniciativa ciudadana apartidista tienen claro su objetivo: “En los últimos días hemos sentido rabia, y sobre todo, mucha tristeza. Cosas que nunca hubiéramos querido ver y que nos apenan profundamente están ocurriendo por culpa de dirigentes irresponsables que ni escuchan ni habla. Como ciudadanía debemos negarnos a que nos metan en un callejón sin salida. No en nuestro nombre”.

Continúa leyendo: Las 7 respuestas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor

Las 7 respuestas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor

Redacción TO

Foto: SUSANA VERA
Reuters

El referéndum de autodeterminación catalán ha sido el centro de las noticias en las últimas semanas y, especialmente, el domingo 1 de octubre, el día de su celebración. Las continuas tensiones entre el Gobierno de España y el de Cataluña, las órdenes de la Fiscalía General del Estado y del Tribunal Constitucional destinadas a impedir la celebración del referéndum y la división de opiniones entre los diferentes cuerpos de seguridad han sido los protagonistas del proceso.

Finalmente, el Govern trató de llevar a cabo el referéndum, que había sido declarado ilegal por el Tribunal Constitucional, en un día marcado por los enfrentamientos entre los cuerpos policiales y los manifestantes, que dejaron más de 800 heridos causados directa o indirectamente por la acción policial y de diversa consideración.

Entre tanta información, recibida en tan pocos días, puede ser algo complicado entender por qué se ha llegado hasta aquí, cómo se ha hecho o qué consecuencias tiene todo lo ocurrido este domingo.

Estas son las preguntas y respuestas que explican de manera resumida cómo se ha llegado al referéndum y qué pasará después de su celebración.

¿Quién quería celebrar el referéndum?

El presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, ha repetido en numerosas ocasiones que celebrar el referéndum de autodeterminación era una promesa de su campaña electoral que iba a cumplir porque era el deseo de una mayoría de los catalanes.

Aunque no hay encuestas oficiales sobre el número de personas que apoyan o rechazan la independencia o la celebración del referéndum, pero el Govern asegura que un 80% de la población catalana quería que se celebrara la consulta, y que esa es una de las razones principales por las que se debía convocar.

Las 7 preguntas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor 3
Los manifestantes muestran las estiladas, la bandera secesionista catalana, para mostrar su aprobación al referéndum. | Foto: Susana Vera/ Reuters

Los ciudadanos de Cataluña, una región con 7,5 millones de habitantes, que están a favor de la independencia alegan razones económicas, culturales y lingüísticas para pedir la secesión de Cataluña.

La crisis económica de España y las críticas al sistema de reparto del dinero público entre las Comunidades Autónomas han aumentado cada vez más la polémica sobre el debate independentista.

El Govern asegura también que si Cataluña fuera independiente, sería más rica y tendría una mayor capacidad de proteger su idioma y su cultura.

¿Por qué fue declarado ilegal?

El Parlamento de Cataluña aprobó el día 6 y 7 de septiembre las leyes del referéndum y de transitoriedad, que permitían, en contra de la Constitución, la celebración del referéndum de autodeterminación y la declaración de independencia posterior.

Un día después, el Tribunal Constitucional, se reunió de urgencia para debatir las impugnaciones formuladas por el Gobierno contra el contenido de los textos legales, contra el decreto de convocatoria firmado por Puigdemont, y contra el nombramiento de los cinco miembros de la Sindicatura Electoral.

Tras la petición del Gobierno de declarar nulas estas leyes, el pleno del Constitucional admitió a trámite su recurso y declaró ilegal la Ley del Referéndum y la Ley de Transitoriedad al considerar que iban en contra de lo contenido en la Carta Magna, lo que supuso la suspensión de estas normas durante al menos cinco meses.

¿Cuál ha sido el papel del Gobierno de España en este proceso?

El Gobierno de España ha rechazado la celebración del referéndum de autodeterminación y ha anunciado diferentes medidas para tratar de impedir su celebración. En todo momento, el Ejecutivo ha insistido en que el referéndum del 1 de octubre no se iba a celebrar.

Una de las principales medidas para impedir el referéndum fue la legal. Es decir, la petición al Tribunal Constitucional de admitir a trámite su impugnación de la leyes del referéndum y de transitoriedad.

Las 7 preguntas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor 5
Mariano Rajoy comparece ante los medios para explicar la posición del Gobierno tras el referéndum catalán. | Foto: Sergio Pérez/ Reuters

Otra de las intervenciones del Gobierno estuvo relacionada con la economía. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció el 20 de septiembre que el Gobierno mantendría de forma indefinida el control del presupuesto de la administración regional de Cataluña para garantizar la estabilidad y el cumplimiento de la legalidad vigente. Este control suponía, entre otras cosas, la declaración de no disponibilidad de créditos a Cataluña.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido también en varias ocasiones que la ley se aplicará de forma “firme, proporcional y rigurosa” para impedir el referéndum catalán. Además, ha defendido la actuación de los jueces y cuerpos policiales. “Tanto el Ejecutivo, como las fuerzas de seguridad, la Fiscalía, los jueces, así como los tribunales, están defendiendo los derechos de todos los españoles”, dijo en una declaración institucional en La Moncloa.

Por su parte, el Govern ha acusado reiteradamente al Estado español de “declarar un estado de excepción”.

¿Cuál ha sido el papel de los cuerpos policiales?

Los Mossos d’Esquadra han sido el centro de atención durante muchos días debido a las dudas sobre cómo actuarían durante la celebración del referéndum.

La Fiscalía ordenó a los Mossos cerrar los colegios electorales y requisar todo el material que permitiera llevar a cabo el referéndum, como las urnas o las papeletas. Tras varias reuniones, el mayor de los Mossos, Josep Lluis Trapero, anunció que acatarían las órdenes de la Fiscalía, pero siempre aplicando los principios de “proporcionalidad y oportunidad”, sin alterar el orden y la paz social.

Las 7 preguntas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor 2
Los Mossos d’Esquadra vigilan un colegio electoral antes de la votación. | Foto: Adrià Ropero/EFE

A pesar de las peticiones de los Mossos para coordinar el operativo policial del 1 de octubre, la Fiscalía designó a Diego Pérez de los Cobos, coronel de la Guardia Civil y director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad para coordinar a la Guardia Civil, la Policía y los Mossos para impedir la celebración del referéndum.

El 1 de octubre hubo algunos enfrentamientos entre estos cuerpos policiales, que no estaban de acuerdo con las acciones de los otros cuerpos policiales. El Govern ha asegurado que más de 800 personas tuvieron que ser atendidas por los servicios médicos debido a los enfrentamientos entre los ciudadanos a favor del ‘Sí’ y los agentes de seguridad.

¿Tienen algún valor los resultados del referéndum?

Al final de la jornada del domingo, el portavoz del Govern, Jordi Turull, anunció que 2.262.424 personas votaron en la consulta de independencia, a la que más de cinco millones de personas estaban llamadas a participar.

Según los datos del Govern, el 90% de las personas han votado a favor del sí, mientras que el 7% ha votado a favor del no.

Las 7 preguntas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor 1
Los miembros de una mesa electoral cuentan los votos tras el cierre de los colegios electorales. | Foto: Enrique Calvo/ Reuters

Sin embargo, con 15.000 votos por contar todavía, los datos de la Generalitat no cuadran. La suma de los porcentajes es superior al 100% de los votos escrutados, un 100,88%. Además, a lo largo de la jornada se denunció que, debido a la falta de censo en la votación, varias personas votaron varias veces en el mismo colegio electoral, por lo que en algunas localidades había más votos que vecinos censados.

El Gobierno de España asegura que estos resultados no tienen ninguna validez porque el referéndum fue declarado ilegal, así como la ley que permite la desconexión de Cataluña.

Por su parte, Puigdemont considera que los catalanes se han ganado “el derecho a tener un Estado independiente en forma de república” y el Govern da por válidos los resultados de la votación, que según su criterio los autoriza a comenzar el proceso de independencia.

¿Qué pasará después del referéndum?

Todavía no está claro lo que ocurrirá en los días próximos al referéndum, ya que ni el Gobierno catalán ni el español han anunciado las medidas concretas que tomarán para impedir o declarar la independencia.

Sin embargo, Puigdemont insinuó en una comparecencia tras el cierre de los colegios electorales que presentará los resultados en los próximos días, abriendo la posibilidad de hacer una declaración unilateral de independencia a través de las leyes de desconexión aprobadas por el Parlament y declaradas nulas por el Tribunal Constitucional.

Las 7 preguntas sobre el referéndum que nos ayudan a entenderlo mejor 4
Puigdemont y Junqueras, tras una reunión extraordinaria un día después del referéndum. | Foto: Albert Gea/ Reuters

Por parte del Gobierno, los expertos políticos plantean que existe la posibilidad de que se aplique el artículo 155 de la Constitución, una de las medidas que contempla la ley. La aplicación de este artículo supondría que el Gobierno, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podría establecer mecanismos excepcionales para establecer dispositivos de control sobre la región para obligarla al “cumplimiento forzoso” de sus deberes.

¿Cómo afecta el referéndum a la economía? 

La consulta sobre la independencia de Cataluña no afecta solo a la situación política en Cataluña o en España, sino que también afecta a la economía.

Este lunes, los dos principales bancos catalanes, Caixa Bank y Banco Sabadell, han caído con fuerza, más de un 3%, en la bolsa de Madrid. Además, la bolsa de Madrid ha abierto con una fuerte bajada de 1,33%.

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha mostrado la preocupación de los empresarios españoles por la situación en Cataluña. El presidente de la CEOE, Juan Rosell, dijo la semana pasada que la organización pide que se busquen soluciones a este problema cuanto antes, entre las que se encuentran la reforma de la Constitución. “Hay que buscar un pacto territorial entre entre todos, hay que hacer cambios y reformas a nuestra Constitución porque el problema es muy importante y no afecta solo a España, también a Europa”, dijo Rosell días antes de la celebración del referéndum.

La CEOE explicó en un comunicado su preocupación por los efectos que la situación política en Cataluña está creando en “la confianza del mundo empresarial en inversor en Cataluña y en el resto de España”.

Continúa leyendo: Las intimidades literarias de Gabriel García Márquez, al descubierto

Las intimidades literarias de Gabriel García Márquez, al descubierto

Jorge Raya Pons

Foto: TOMAS BRAVO
Reuters

El archivo con todos los manuscritos que sobrevivieron de Gabriel García Márquez está en Estados Unidos. Él, que se rebeló contra todos sus gobiernos, nunca lo habría imaginado. Vendieron el fondo de documentos que había guardado durante años por más de dos millones de dólares a la Universidad de Texas –a través de la institución Harry Ransom Center–. Parece mucho dinero cuando Gabo –como le llamaron quienes le conocían– vivió con lo justo durante casi media vida. Aquella circunstancia cambió, sin embargo, cuando alguien quedó deslumbrado por Cien años de soledad.

Algunos días, García Márquez compartía con quienes le acompañaban la historia de cómo la idea del libro le alcanzó como un rayo, de cómo quedó prendido e incapacitado para hacer otra cosa que escribir. “A mis 38 años y ya con cuatro libros publicados desde mis 20 años, me senté ante la máquina de escribir y empecé: ‘Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo’. No tenía la menor idea del significado ni del origen de esa frase ni hacia dónde debía conducirme”, dijo en una ceremonia en Cartagena de Indias en 2007. “Lo que hoy sé es que no dejé de escribir ni un solo día durante 18 meses, hasta que terminé el libro”.

Gabo, que nació en el Caribe colombiano y siempre se reconoció periodista, escribió otras obras que son infinitas –como El coronel no tiene quien le escriba y El amor en los tiempos del cólera– y dejó miles de páginas que ahora pueden consultarse gratuitamente y en línea. Son folios y folios –unos 27.000– y artículos y fotografías y ficciones a medias que revelan sobre García Márquez tanto como sus memorias: en ellos están sus métodos de trabajo, sus anotaciones, sus vicios de escritura. La universidad tejana ha comenzado un laborioso y encomiable esfuerzo para digitalizar todo cuanto llegó a sus manos, y los resultados son verdaderamente estimulantes si uno es lector devoto del maestro de Aracataca.

Cómo consultar en línea todo el catálogo de Gabriel García Márquez
Gabriel García Márquez, en Monterrey en 2007. | Foto: Tomás Bravo/Reuters

La página tiene habilitados unos buscadores que permiten, incluso, filtrar por palabras clave, y también un mecanismo sorprendente con el que se pueden comparar simultáneamente borradores distintos de una misma obra. Entre los documentos hay pasaportes de sus abuelos, de él mismo, fotografías de su infancia, todo un torrente de información que desvela las facetas misteriosas de su vida, sobre las que tanto mintió a sus biógrafos.

Toda esta hazaña no habría sido posible –quién sabe– si García Márquez no hubiera publicado Cien años de soledad. Aquello fue una posibilidad real al menos en dos ocasiones, según sus recuerdos. La primera, cuando la mecanógrafa Esperanza Araiza (Pera) resbaló saliendo de un autobús, bajo la lluvia, y provocó que los papeles de su borrador final se empaparan todos en un charco. Luego tuvo que secarlos pacientemente y uno a uno para rescatar los 18 meses de trabajo de su amigo.

La segunda, cuando el escritor y su esposa, Mercedes, se dispusieron a enviar a la editorial Suramericana por correo las 590 cuartillas que entonces eran la novela. El trabajador de la oficina pesó las hojas y les dijo: “Son 82 pesos”. Pero ellos eran pobres y solo tenían 53. Tuvieron que enviar la mitad de la novela, con el escaso atino de escoger la segunda mitad y no la primera. Unos días después, les escribió el editor y les dio el dinero restante a cambio de que le hicieran llegar la primera parte. La historia de García Márquez –quizá distorsionada– viene a demostrar que la fortuna, a veces, es caprichosa. Ahora sus intimidades literarias y familiares quedan abiertas para los curiosos y los investigadores.

Continúa leyendo: ¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro?

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro?

Cristina Casabon

Foto: YVES HERMAN
Reuters

Crear interés global es uno de los principales potenciales del periodismo, pero debemos distinguir entre lo que podríamos hacer con internet y para lo que se usa la mayoría de veces. “Hay asuntos que afectan nuestras vidas, y estos asuntos son, cada vez más, globales. Existen fuera de nuestro propio interés inmediato o personal” dice Eli Pariser en El filtro burbuja (Ed. Taurus).

Debemos, como periodistas, ser conscientes de que el periodismo puede resquebrajarse desde dentro por el fenómeno de las fake news. Este tipo de noticias generan una reacción en cadena en redes sociales, una espiral negativa que se retroalimenta.

Pero a su vez, y como indica el Digital News Report de Reuters, se ha demostrado que, en promedio, la digitalización expone a más diversidad que a la que se exponen los lectores de papel. Gracias a Internet y a las redes sociales, el periodismo – bien hecho – puede ser un poderoso ingrediente en el antídoto contra los problemas a los que nos enfrentaremos en las próximas décadas: escasez de energía, terrorismo, cambio climático, superpoblación, conflictos bélicos… Éstos requieren de una red global, una comunidad global informada e identificada con problemas a escala global.

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro? 3
Los periodistas se tienen que adaptar a una era digital. | Foto: Yuri Gripas/ Reuters

Para ello debemos seguir apostando por temas interesantes pero complicados. Es una cuestión ética priorizar la importancia por encima de la popularidad o la relevancia personal de un tema, de una noticia. ¿Puede seguir un medio competitivo apostando por estos temas y crear una mayor conciencia ciudadana?

En tiempos de la cultura digital, de la información en tiempo real, de los blogs y las redes sociales, se lee a veces, equivocadamente, que hay tantos periodistas como internautas.

En un momento en el que cualquiera puede “ser periodista”, un profesional de la información debe preguntarse cuál es el valor añadido que puede proporcionar. Y este valor se encuentra en la capacidad de introspección y de análisis. El periodismo consiste en investigar, verificar datos, situar en un contexto, jerarquizar, dar forma, comentar y publicar una información, en sacar a la luz historias que tienen relevancia global.

Si miramos al futuro, es ser más digitales, tener mejores equipos y especialistas, mejor acceso a datos y mejor capacidad analítica. Esta información digital cada vez más procede de informes, de fuentes de datos, y ésta es una parte muy interesante de la labor del periodista hoy en día; cómo procesamos esta información y la ofrecemos de forma amena al público, y cómo abarcar con datos actuales información a escala global, presentarla de forma atractiva, con infografías, con vídeos, mapas interactivos y otras muchas herramientas.

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro?
El trabajo de los periodistas es cada vez más digital y está más ligado a las redes sociales. | Foto: Francois Mori/ AP

El mencionado informe de Reuters se basa en una encuesta de más de 70.000 personas en 36 mercados para revelar el futuro del consumo de noticias digitales. Algunos de sus resultados clave para ver por dónde se dirige el periodismo muestran que aunque las perspectivas económicas de la mayoría de las empresas de medios siguen siendo extremadamente difíciles, no todos los indicadores empeoran. Algunos muestran que en el futuro más personas estarán preparadas para pagar si el contenido es lo suficientemente valioso, conveniente y relevante, y es por ello que los medios no debemos de dejar de apostar por información de calidad.

Al mismo tiempo, las redes sociales están cambiando la forma en que interactuamos con las noticias, las conversaciones en redes sociales y los debates, que estimulan al lector a abrirse a nuevos puntos de vista y realidades. El futuro del periodismo es la interconectividad y la interactividad.

La crisis de las noticias falsas podría ser lo peor, o lo mejor que le ha pasado al periodismo. Ciertamente, es una historia fascinante para seguir como periodistas y como lectores, y si no acaba por destruir esta profesión, la hará más fuerte. Google y Facebook están respondiendo de diversas maneras. Las noticias falsas ahora son examinadas por fact checkers y el algoritmo News Feed o el filtro de búsquedas de Google están mejorando los resultados de búsqueda y el muro de Facebook, la red social que envía más tráfico a los medios (alrededor de un 80% de los usuarios de redes sociales se informan a través de Facebook).

¿Cuál es el potencial del periodismo y cuál es su futuro? 2
Las redes sociales han empezado a luchar contra las ‘fake news’. | Foto: Elise Amendola/ AP

Solo queda apostar por un nuevo enfoque de los grandes medios hacia un compromiso con sus audiencias, hacia lo que se denomina “alcance de calidad” en lugar del contenido “quick bite”, aquel que busca más visitas sin tener en cuenta el valor de la información.

Más sensacionalismo, más bombo, o la opinión por encima de los hechos son los valores transmitidos del pasado que necesitan ser desaprendidos por los periodistas y medios. Si los profesionales de la información se aplican estos estándares, podremos hacer del periodismo una herramienta de influencia positiva, y podremos hacer que nuestra audiencia tenga mejor criterio en la selección de información e incluso que se suscriba a aquellos medios que ofrecen contenidos de calidad.

Artículo publicado originalmente en el World Economic Forum en español.

TOP