Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

WhatsApp y las redes sociales se llenan de bulos sobre el atentado de Barcelona

Redacción TO

Foto: SUSANA VERA
Reuters

Cuando apenas habían pasado unos minutos desde que una furgoneta irrumpiera en Las Ramblas de Barcelona y la incertidumbre y la confusión se apoderaba de los ciudadanos, cientos de personas sacaban lo mejor de sí mismas para ayudar a víctimas, heridos y testigos del cruel y vil suceso. Cientos de ciudadanos acudieron a los hospitales a donar sangre, los taxistas hacían carreras gratis para sacar a la gente del centro de la ciudad, residentes en la capital condal ofrecían refugio y alojamiento a todo aquel que lo necesitase… Una avalancha de solidaridad se apoderaba de Barcelona en uno de sus peores días.

Sin embargo, hay quien aprovecha estos momentos de confusión para difundir bulos y falsas noticias. Por WhatsApp circulan diferentes mensajes falsos que alertan sobre un aumento en el nivel de alerta antiterrorista, pasando del nivel 4 al 5. Este mensaje es el mismo que ha circulado en otras ocasiones tras otros atentados, como los de Manchester o Inglaterra. La Policía, una vez más, desmiente la información y pide no difundirlos.

Mediante WhatsApp también han circulado varios mensajes de voz que posteriormente se han podido comprobar que son falsos y malintencionados. Como el de una chica que aseguraba que en esos momentos estaban “atropellando a gente en el Arco del Triunfo”. En otro audio, otra mujer decía: “Justo ahora en Paralelo hay un tío matando a peña con metralleta”.
“Tengo a una amiga en el Ayuntamiento y varios amigos que trabajan con ambulancias y enfermeros que me han confirmado que los han reunido a todos para que se preparen porque hay varias bombas por toda Barcelona”, decía otro chico a través de un audio que circula por WhatsApp.

Emergencias de Cataluña se pronunciaba en Twitter para intententar detener algunos de estos rumores falsos.

Twitter, arma infalible de dispersión debido a su gran uso, millones de usuarios y rápido poder de viralización, también se ha llenado de falsas informaciones. Como la que aseguraba otro incidente terrorista en Reus (Tarragona). Los Mossos d’Esquadra también desmintieron el bulo.

Y más delicados aún son aquellos falsos mensajes que se difundían a través de Twitter y Facebook en el que varias personas fingían estar buscando a un familiar o amigos desaparecidos en los atentados de Barcelona.
WhatsApp y las redes sociales se llenan de bulos por el atentado de Barcelona

Minutos después de esta publicación, algunos usuarios empezaron a dudar de su autenticidad y, el autor, en vez de retractarse, escribía en tono jocoso: “Ya se han dado cuenta de que soy un troll”. Su cuenta fue desactivada.

WhatsApp y las redes sociales se llenan de bulos por el atentado de Barcelona 1

Otra publicación similar también corría como la pólvora, aunque fue borrada minutos después de su publicación. En esta ocasión se buscaba a un joven llamado Alfonso, un chico mexicano que desde hace años, cada vez que hay un atentado, trolls fingen que el joven estaba entre los autores o las víctimas.

WhatsApp y las redes sociales se llenan de bulos por el atentado de Barcelona 2

Mientras tantos, las fuerzas de seguridad estatales y catalanas no se casan de repetirlo: “SEGUID LA INFORMACIÓN DE FUENTES OFICIALES”.

Continúa leyendo: Los Mossos afirman que los terroristas preparaban atentados con explosivos en Barcelona y Cambrils

Los Mossos afirman que los terroristas preparaban atentados con explosivos en Barcelona y Cambrils

Foto: EMILIO MORENATTI
AP

Josep Lluis Trapero, jefe de los Mossos d’Esquadra, ha confirmado que los terroristas preparaban un atentado con explosivos, “bombonas de butano o similares”, en Barcelona y Cambrils.

“Hemos encontrado una serie de material y de evidencias que nos hace pensar que la preparación de los atentados podría ir más allá del modelo que finalmente utilizaron ayer de arrollamiento, y en algún caso también de acuchillamiento, y que estaban pensando en algún tipo de atentado con algún tipo de explosivo, bombonas de butano o similares“, ha dicho Trapero en una conferencia de prensa.

Los terroristas prepararon estos ataques en una casa de Alcanar (Tarragona) que sufrió una explosión un día antes por una acumulación de gas. “Probablemente un accidente, en ese sentido proverbial, que se debió producir, ha evitado que el daño, a pesar del mucho logrado, fuera mayor. Posiblemente estaban buscando otro tipo de atentado con más víctimas”, ha afirmado el mayor de los Mossos. En su cuenta de Twitter, la policía catalana ha afirmado que han encontrado restos biológicos de un segundo muerto durante la explosión en esa residencia que están siendo investigados.

Los Mossos vinculan todos los escenarios: los atropellos de Barcelona, Cambrils, la casa en Alcanar y los vehículos abandonados. “El incidente con estas cinco personas (abatidas en la noche del jueves en Cambrils) lo relacionamos ya con los hechos de Alcanar, con el atentado en Barcelona y el vehículo que apareció en Cambrils y luego el atentado de Cambrils. Vinculamos los cuatro escenarios”, ha dicho Trapero.

El jefe de la policía catalana ha añadido que la investigación ahora se centra en la identificación de las personas que se desplazaban en el domicilio en Alcanar, de los atacantes de Cambrils  —tres de los cinco ya están identificados— y de los que gestionaron el alquiler de las tres furgonetas utilizabas.

Todos estos vehículos han sido recuperados y están bajo investigación, ha añadido. Sobre el conductor de la furgoneta que atropelló a cientos de personas en La Rambla de Barcelona, Trapero ha dicho que no se ha identificado todavía, pero que no se descarta que esté entre los abatidos en Cambrils. Algunos medios reseñan que el conductor es uno de los hombres abatidos pero los Mossos aún no lo han confirmado.

Ninguna de las personas, tanto las detenidas como las del ámbito de la investigación, tenía antecedentes vinculados a delitos de terrorismo“, ha señalado. Con esta tesis, Trapero ha explicado que se trataba de un grupo, que preparaban más atentados.

Así, el jefe de los Mossos ha pedido a los ciudadanos evitar realizar concentraciones de manera aislada: “No podemos permitir situaciones de inseguridad”.

En un tuit las fuerzas de seguridad han dicho que los terroristas llevaban un hacha y cuchillos en el coche, además de cinturones con falsos explosivos adheridos al cuerpo.

También han destacado que antes de ser abatidos, hirieron en la cara con un cuchillo a una persona que se encontraba en el lugar de los hechos.

Por su parte, el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona ha informado que ha atendido a 131 personas afectadas por los atentados y ha gestionado el alojamiento de 19 personas.

Continúa leyendo: Los Mossos identifican a los cinco terroristas abatidos en Cambrils

Los Mossos identifican a los cinco terroristas abatidos en Cambrils

Foto: JON NAZCA
Reuters

Los Mossos d’Esquadra han identificado este viernes a los cinco terroristas abatidos en Cambrils, según han confirmado en su cuenta de Twitter. La policía catalana no ha hecho público de momento los nombres de estos autores. Hasta este momento, los Mossos seguían trabajando en la identificación de todos los implicados en el doble atentado de Barcelona y Cambrils, según ha explicado Josep Lluís Trapero, jefe de los Mossos, en la última rueda prensa.

Según varios medios españoles, la Policía Catalana abatió la noche del jueves en Cambrils a Said Aallaa, Mohamed Hychami y Moussa Oukabir. Este último, de 17 años y hermano del ya detenido Driss Oukabir, es supuestamente el conductor de la furgoneta que atropelló a decenas de personas el jueves por la tarde en La Rambla de Barcelona. Los Mossos d’Esquadra no han confirmado esta información.

Por el momento los Mossos solo han confirmado que han detenido a otras cuatro personas por los sucesos y que han abatido a cinco otros implicados en la noche de este jueves en Cambrils, ya identificados.

En una rueda de prensa, Trapero también confirmó que los terroristas preparaban un atentando con explosivos, “bombonas de butano o similares”, en Barcelona y Cambrils y que aún no han identificado al conductor de la furgoneta que realizó el atropello en La Rambla. Tampoco dio los nombres de los fugitivos que presuntamente forman parte de la organización que preparó el ataque.

Continúa leyendo: Dolor, impotencia y rabia

Dolor, impotencia y rabia

José Antonio Montano

Foto: Stringer
Reuters

Dolor, impotencia y rabia. Por este orden. Y emoción y recuerdo.

Dolor nada más conocer la noticia. Me encontraba en mi casa de Málaga disfrutando de agosto, como las víctimas que paseaban por Las Ramblas de Barcelona. Me he enterado en uno de los vistazos a Twitter. La última vez que estuve en Barcelona me alojé cerca de donde ha salido la furgoneta, en un hotel de la calle Pelayo. El paseo por Las Ramblas lo iniciaba –como tantos barceloneses y turistas– en el lugar de los atropellos de hoy. No he necesitado ver las imágenes para imaginar el horror. La muerte en un lugar lleno de vida.

Impotencia por el atentado, por los crímenes. Ese mal segregado por el ser humano, que lo embadurna con religión e ideología: por lo que cuenta con cómplices, y con emisores de condenas con “pero”, y con equidistantes. Aquí lo hemos vivido hasta la náusea con el terrorismo etarra. Ahora lo vivimos con el terrorismo islamista. Asesinos con aparato retórico.

Rabia al ver lo que escribía Arnaldo Otegi (no he podido evitar asomarme): “Noticias muy preocupantes desde Barcelona. Prudencia y solidaridad con las víctimas de este ataque y con el conjunto de los Països Catalans”. El cómplice de tantísimos crímenes de ETA exhibiendo apestosamente una supuesta “preocupación”, y añadiendo el mojón nacionalista. Abyecto y repulsivo cinismo.

Emoción al leer lo que ha escrito Arcadi Espada en su blog de El Mundo: “Después de tantos años el kilómetro sentimental era esto. Ir tragando decenas y decenas de vídeos, mirando que no esté en ninguno tu hija, habitual por aquellos lugares, que salió por la mañana y ha tardado en responder al teléfono”. Y el recuerdo de que me pasó lo mismo el 11 de marzo de 2004 en Madrid: mi chica solía tomar temprano aquel tren de Atocha y también tardó demasiado en responder.

Y contra estos alivios íntimos se recorta el dolor (hay que volver al dolor) por los que no respondieron, por los que no han respondido esta tarde.

Continúa leyendo: La furgoneta y la fascinación tecnológica

La furgoneta y la fascinación tecnológica

Antonio García Maldonado

En el inicio de la película Body of Lies (2008), un oficial de inteligencia de Estados Unidos se dirige ufano a sus superiores, a los que pide un cambio de enfoque en la lucha contra el terrorismo islamista en plena ola de insurgencia tras la invasión de Irak. Les explica que, frente a nuestra fascinación por las tecnologías y los avances en el espionaje electrónico, el enemigo se mueve con costumbres de la Edad Media, se comunica con papelitos y con códigos culturales propios absolutamente ajenos a nosotros. De modo que, a su juicio, se impone una vuelta al terreno distinta, con un mayor esfuerzo por atenuar los sesgos analíticos occidentales y más conocimiento de la cultura y las formas de pensar, sentir y actuar del enemigo. Esa vuelta a lo rudimentario sería, según el analista, uno de los grandes movimientos estratégicos del yihadismo.

Sabemos que muchos yihadistas sí utilizan las nuevas tecnologías, y de hecho es Internet una herramienta básica de radicalización y captación. Pero el razonamiento del oficial no está exento de argumentos válidos tras el atentado de ayer en Barcelona, que se suma a los producidos en Europa estos años: se han utilizado camiones, cuchillos, martillos y armamento básico. De hecho, la película anticipa este escenario de atentados yihadistas permanentes en mercados y centros comerciales de las ciudades europeas.

Por razones comprensibles con el auge de Internet, la cibercriminalidad y el Big Data, en las labores de recogida de información ha primado un enfoque que prioriza perfiles tecnológicos o técnicos (ingenieros, matemáticos, estadísticos) frente a los perfiles más clásicos de la inteligencia, que provenían bien del ejército o bien de carreras humanísticas. En cualquier caso, perfiles en principio más acordes con una vuelta a ciertos orígenes en la inteligencia sobre el terreno que los nuevos tiempos parecen reclamar a criterio del protagonista de la película. En este sentido, la inteligencia ha recorrido un camino similar al de la sociedad en la relegación de antropólogos, filósofos o periodistas.

Las nuevas tecnologías y la información compartida son esenciales, nadie lo duda. Las fronteras clásicas entre inteligencia exterior e interior en las que se había dividido hasta hace pocos años el sector, se han difuminado. Y por tanto, las fronteras entre los distintos servicios cuando asumen retos globales. Fueron los servicios italianos quienes advirtieron de la peligrosidad de uno de los terroristas del puente de Londres, y según informaba ayer El Periódico, la inteligencia americana había avisado a los Mossos de un posible atentado inminente en Las Ramblas.

Pero en la época de la cibercriminalidad, los smartphones, los hackers y la fascinación tecnológica, el factor humano y humanístico, la cultura en su acepción más clásica, sigue siendo esencial, también para nuestra seguridad.

TOP