Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Wonder Woman luchó contra sus orígenes para convertirse en icono feminista

Redacción TO

¿Sabías que los orígenes de Wonder Woman no son tan heroicos y feministas como creíamos? ¿Y sí el épico destino de Diana de Themyscira no fuera la suma de decisiones propias sino de la suerte? La superproducción de Hollywood que se estrena este viernes en los cines españoles es la primera que centra su historia en una heroína, ya que Catwoman y Elektra no cuentan por encajar más bien en el prototipo de antihéroe. Sin embargo, los cómics que vieron nacer a Wonder Woman no pueden alardear del feminismo que parece haber inundado la meca del cine, por eso, comparamos aquí las evolución de Wonder Woman a través de varios episodios decisivos de su historia.

En la primera aparición de Diana de Themyscira en los cómics de DC, la heroína no es una mujer independiente, como creemos ahora. Es más bien un retrato lejano y simplista de una mujer enamorada. La historia de 1941 muestra a una Diana deseosa de abandonar su hogar, no para salvar el mundo, sino para ir tras los pasos de su amor, el soldado Steve Trevor, quien aterriza en la mítica isla de Themyscira por accidente. Es más, compite con otras amazonas para tener el honor de acceder al Mundo de Hombres (Man’s World, en inglés). La heroína gana, y su madre, la reina Hipólita, aunque contraria a dejarla marchar, decide darle el sobrenombre de Wonder Woman.

Wonder Woman luchó contra sus orígenes para convertirse en icono feminista

Más allá de su encaprichamiento amoroso, Diana no tiene poderes por méritos propios o por accidente, como sí sucede con Superman o Flash, sino que un grupo de dioses se los concede el día de su nacimiento. Afrodita le regala “la belleza de una diosa”, Atenea “toda la sabiduría de los planetas” y Mercurio y Hércules le otorgan una fuerza y una velocidad superiores. Es decir, Diana es más guapa, inteligente y fuerte que nadie porque se lo han regalado. Si recordamos la competición mencionada anteriormente es fácil pensar que en aquel momento Diana abusó de sus poderes, como haría cualquier adolescente, para pasar más tiempo con su amado.

En 1986 otro autor, George Pérez, se hace cargo de Wonder Woman. Esta vez Diana compite no por abandonar la isla para perseguir a un hombre sino para combatir a Ares, que ha sumido al mundo en el caos absoluto. Aquí sí es posible apreciar la diferencia entre las dos Dianas; una es una caricatura de heroína, mientras que la otra emerge como una mujer con valores. Así y todo, el cómic no acaba de retratar a Diana como una heroína por méritos propios. Aparte de que sus poderes siguen siendo concesiones divinas, la competición por dejar la isla es una directa sugerencia de Atenea, es decir, que el destino de Diana no es una resultado de decisiones propias, sino de un juego de trivialidades.

Wonder Woman luchó contra sus orígenes para convertirse en icono feminista 1

Habrá que esperar 30 años más para encontrar a una Diana de Themyscira, verdaderamente feminista. Fue con la trama de Año Uno, de Greg Rucka y Nicola Scott, con la que Wonder Woman pudo por fin reclamar su puesto como heroína de altura junto a otros superhéroes masculinos.

Entre las páginas de este cómic, Wonder Woman se gana esos poderes a través de su firmeza, valor e inteligencia. Los dioses se los conceden, sí, pero solo después de que ella abandone la isla y de que se esfuerce por hacer lo que considera correcto. Por otro lado, ni el soldado Steve Trevor ni la diosa Atenea son la razón de que se presente para competir con otras amazonas, simplemente Diana quiere ser la mejor. Gana, pero no triunfa de cualquier manera, vence sin la necesidad de sus poderes. Por supuesto, tampoco hay que olvidar que su apodo no se lo concede su madre, de forma condescendiente, sino la prensa después de asistir a sus muchas e increíbles hazañas.

Esta última versión del cómic ha sido, según ha informado la productora, la inspiración de la actual  Wonder Woman, a la que podremos ver a partir del 23 de junio. Una versión que cuenta por fin con una heroína digna de admirar.

Continúa leyendo: Wonder Woman pierde su ‘trabajo’ como embajadora de la ONU

Wonder Woman pierde su ‘trabajo’ como embajadora de la ONU

Foto: Christy Radecic

La heroína de DC Comics ha perdido su puesto de embajadora honoraria de las Naciones Unidas tan solo dos meses después de haber sido nombrada por la organización. La elección de utilizar a Wonder Woman como imagen de una campaña para la igualdad de género desató una ola de críticas y protestas por su “imagen sexualizada”.

Casi 45.000 personas firmaron una petición online en la que pedían al Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, que reconsiderara la decisión. “Aunque los creadores originales de Wonder Woman pudieron pretender que representara a una fuerte e independiente ‘guerrera’ con un mensaje feminista, la realidad es que la reiteración actual del personaje es la de una mujer blanca con grandes pechos y proporciones imposibles”, se puede leer en la petición. El día del nombramiento, docenas de empleados de la ONU se manifestaron en contra de esta campaña.
El papel de Wonder Woman como defensora de los derechos de la mujer acabará este viernes. La organización no ha dado explicaciones sobre el porqué de esta fecha, pero el portavoz Jeffrey Brez ha dicho que las campañas que utilizan personajes de ficción normalmente duran solo unos pocos meses.

Continúa leyendo: La actriz israelí, Gal Gadot, dará vida a Wonder Woman en "Batman vs Superman"

La actriz israelí, Gal Gadot, dará vida a Wonder Woman en "Batman vs Superman"

Foto: Tim P. Whitby

La actriz israelí, Gal Gadot, es “perfecta para el papel” de Wonder Woman, asegura Zack Snyder, el director de “Batman vs Superman”. Sin embargo, para el público es el desconocido rostro que aparecía en dos entregas de “Fast and Furious”.

Continúa leyendo: Así ha cambiado 'Wonder Woman' a unos niños de guardería

Así ha cambiado 'Wonder Woman' a unos niños de guardería

Redacción TO

Foto: Warner Bros

No han pasado ni dos semanas desde su estreno en Estados Unidos y Wonder Woman ya ha recaudado más de 440 millones de dólares (más de 390 millones de euros) a escala mundial, según datos de Box Office Mojo. Ya tiene el récord de ser “el mayor estreno para un largometraje dirigido por una mujer”, según el mismo portal especializado.

Pero la heroína ha logrado un éxito inesperado que la realizadora de la cinta, Patty Jenkins, ha decidido compartir en Twitter. El mensaje, publicado el lunes y retwitteado más de 44.000 veces, contiene una carta enviada por una persona que trabaja en una guardería explicando cómo había influido Wonder Woman entre sus alumnos.

“Mi productor me acaba de enviar esto… ¡ABSOLUTAMENTE INCREÍBLE! Esto hace que cada día difícil haya merecido la pena. ¡¡Gracias a quien lo haya escrito!! ❤️❤️❤️❤️❤️❤️”

Y ¿qué es lo que ha alegrado tanto a Patty Jenkins? Pues que un pequeño fan de Iron Man le haya pedido a sus padres una fiambrera de Wonder Woman o que una niña diga que quiere aprender a hablar centenares de lenguas. La carta dice literalmente lo siguiente:

“Trabajo en una guardería y esto es una colección de momentos monos relacionados con Wonder Woman que han pasado a una semana de que se estrenara la película.

  • El lunes, un niño obsesionado con Iron Man me dijo que le había pedido a sus padres que le compraran una fiambrera de Wonder Woman
  • Una niña pequeña dijo: ‘Cuando sea mayor quiero hablar cientos de idiomas como Diana’
  • Esta niña hizo que sus padres rehicieran su fiesta de cumpleaños inspirada en La bella y la bestia en TRES DÍAS porque tenía que tener obligatoriamente una fiesta de Wonder Woman
  • Siete niñas que jugaban juntas durante el recreo el martes, diciendo que como todas querían ser Wonder Woman, acordaron ser Amazonas y no pelearse sino trabajar juntas para vencer al mal
  • Hay una niña que se niega a escucharte a menos que te dirijas a ella como Wonder Woman
  • Otra niña le preguntó muy seriamente a su profesora si podía cambiar su uniforme por la armadura de Wonder Woman porque ‘quería estar lista por si necesitaba salvar el mundo’. La profesora se rió y dijo que no pasaba nada y al día siguiente la niña vino vestida de Wonder Woman y ni un solo niño se inmutó
  • Están haciendo un espectáculo de baile y le preguntaron al profesor si podían ir vestidos de superhéroes; van a cantar una canción sobre conejos
  • Un niño se enfadó y tiró un coche de plástico al aire y una niña dijo: ‘COMO EN LA PELI’
  • Un niño tiró un envoltorio de caramelo al suelo y una niña de cinco años le dijo: ‘NO CONTAMINES, IDOTA, ESE ES EL MOTIVO POR EL QUE NO HAY HOMBRES EN TEMYSCIRA’
  • El miércoles, una niña vino con una lista impresa de todas y cada una de las superheroínas y sus poderes para evitar problemas a la hora de elegir qué papel interpretar en el recreo
  • Estaba hablando con una de las niñas que no había visto la película y al día siguiente llegó y me dijo muy seria: ‘Tenías razón, Wonder Woman es mucho mejor que Frozen

Considera esto un amable recordatorio de que si esta película ha cambiado completamente la forma en que estas niñas y niños se ven a sí mismos y al mundo, imagina lo que conseguirá la siguiente generación si les damos más películas como Wonder Woman”.

Continúa leyendo: Bechdel, la prueba del papel de la mujer en el cine

Bechdel, la prueba del papel de la mujer en el cine

Cecilia de la Serna

Foto: Fox 2000 Pictures

Estamos en periodo de galas de entregas de premios, y con ellas las reivindicaciones sobre la inclusión de las minorías en el cine. El año pasado fue el de los #OscarSoWhite, una demanda a la que se dio respuesta y que ha resultado con la amplia representación de actores y creadores afroamericanos entre los nominados en la presente edición de los premios Oscar. Tras haber superado esa barrera, se abren otros frentes en la industria. La reivindicación de la eliminación de la brecha de género en el Séptimo Arte no es nueva, ya son varias las personalidades que han levantado la voz contra este problema. La brecha de género no se reduce al dinero que reciben las actrices en comparación a sus compañeros masculinos, sino que va mucho más allá.

La representación de la mujer en el cine es un tema sociocultural que influye, como pocas industrias culturales, en el papel de las mujeres en la sociedad. El cine no sólo es entretenimiento, sino que es educación, por lo que su influencia en los patrones de conducta de las personas, especialmente en los más jóvenes, es muy extensa. Para medir la presencia femenina respecto a la masculina en las películas no hacen falta grandes tesis o conocimientos, sino un sencillo cuestionario de tres preguntas: el test de Bechdel.

Este sencillo método evalúa si un guión de una película o serie -aunque es extrapolable a los cómics u otras representaciones artísticas- cumple con los estándares mínimos para evitar la brecha de género. Las tres cuestiones que establece el test de Bechdel son:

1. ¿En la película salen al menos dos personajes femeninos?

2. ¿Dichos personajes se hablan la una a la otra en algún momento?

3. Dicha conversación tiene que tratar de algo más que no sea un hombre (no limitado a relaciones románticas, por ejemplo dos hermanas hablando de su padre no pasa el test).

El origen de Bechdel se remonta 1985, cuando la dibujante Alison Bechdel publicó la tira cómica Unas lesbianas de cuidado, en la que dos mujeres se disponen a entrar al cine cuando una de ellas comenta que solo accede a ver películas que cumplan tres requisitos: que incluyan al menos dos personajes femeninos, que estos compartan escena y hablen entre sí, y que la conversación no trate acerca de hombres.

El test de Bechdel original. (Imagen: Alison Bechdel)
El test de Bechdel original. (Imagen: Alison Bechdel)

Entre las nominadas a Mejor Película en los Oscar sólo dos pasan el test de Bechdel: La llegada y Figuras ocultas

Aunque parezca mentira, no abundan las películas que pasen el test de Bechdel. Por ejemplo, de las nominadas a Mejor Película en los Oscar de 2017 sólo dos pasan el test: La llegada y Figuras ocultas. Para salir de dudas, una página web recopila, película por película, las cintas que aprueban el test de Bechdel.

No faltan los detractores del test, que esgrimen que la mayoría de los grandes clásicos del cine, así como excelentes filmes contemporáneos, no pasan el test. Por lo tanto, dicen que no debería ser la vara de medir, en ningún caso, la calidad de las cintas. La propia autora del test, que se ha popularizado especialmente con la aparición de Internet y las redes sociales, invita a no tomarlo demasiado en serio. Para Alison Bechdel, el cuestionario no es en ningún caso una prueba definitiva de que la película en cuestión sea feminista o, por el contrario, sexista. Tampoco de que sea una buena o mala obra cinematográfica. Como ejemplo, podemos tomar la película Chicas malas, que pasa completamente el test de Bechdel (aprueba las tres preguntas), pero que para numerosas activistas éste no es un gran ejemplo de feminismo, especialmente para las más jóvenes.

Aunque controvertido, el test de Bechdel es un indicativo bastante fiable en torno a la representación de la mujer, por la mujer, y para la mujer en el mundo del cine.

TOP