Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Gwyneth Paltrow y Angelina Jolie se suman a las acusaciones de acoso contra Weinstein

Foto: Chris Pizzello / Invision / AP

Las actrices estadounidenses Gwyneth Paltrow y Angelina Jolie se han sumado este martes a las acusaciones de acoso y abuso sexual contra el productor de cine Harvey Weinstein que han destapado recientemente varias publicaciones y que se habrían producido supuestamente a lo largo de dos décadas.

Paltrow ha relatado al diario The New York Times que antes de rodar la película ‘Emma’ (1996), cuando tenía 22 años y comenzaba su carrera, Weinstein la convocó en su hotel y le sugirió ir a su habitación a hacerle masajes, algo que rechazó.

“Era una niña, iba a participar (en la película), estaba petrificada”, ha asegurado al diario Paltrow, cuya pareja de entonces, el también actor Brad Pitt, se enfrentó al productor a raíz de ese avance no deseado. Según la actriz, Weinstein la amenazó para que no lo contara. “Pensaba que me iba a despedir”, ha añadido.

Angelina Jolie, en un correo electrónico, ha señalado que a finales de la década de los 90, durante el lanzamiento de la cinta ‘Playing by heart’, también rechazó avances del productor de cine en una habitación de hotel, el denominador común de varias de las alegaciones que han salido a la luz estos días.

“Tuve una mala experiencia con Harvey Weinstein en mi juventud y como resultado elegí no trabajar nunca con él de nuevo y advertir a otros cuando lo hacían”, ha declarado Jolie, quien ha calificado dicho comportamiento hacia las mujeres “en cualquier campo, en cualquier país, inaceptable”.

Este martes, la revista The New Yorker publicó un reportaje que se suma a las alegaciones de acoso y abuso sexual hacia Weinstein que hizo el periódico The New York Times el jueves pasado, citando a “docenas” de antiguos y actuales empleados.

De acuerdo a la información de The New Yorker, tres mujeres alegan que fueron violadas por Weinstein, entre ellas la actriz italiana Asia Argento, cuatro hablan de tocamientos no deseados que se pueden considerar abuso y otras cuatro de exhibicionismo.

Continúa leyendo: James Levine, director musical del Met, acusado de abuso sexual

James Levine, director musical del Met, acusado de abuso sexual

Foto: MIGUEL MEDINA
AFP

James Levine, el afamado director musical de la Metropolitan Opera de Nueva York, es el nuevo personaje de primer plano en ser implicado en el escándalo de denuncias de acoso y agresiones sexuales que recorre Estados Unidos. A Levine lo han acusado de haber abusado de un adolescente en la década de 1980.

La presunta víctima, cuya identidad no ha sido revelada, declaró a la policía que los abusos comenzaron en 1985, cuando él tenía 15 años y el director de orquesta 41, y continuaron hasta 1993, según los diarios New York Post y The New York Times.

“Estamos profundamente perturbados por los artículos que están siendo publicados sobre James Levine”, dijo el sábado el Met, que anunció que ha abierto una investigación “para determinar si las acusaciones de mal comportamiento sexual en los 80 son ciertas para tomar las acciones apropiadas“.

Estas acusaciones no pueden ser objeto de procesos judiciales, ya que los delitos contra menores prescriben al cabo de nueve años en Illinois, estado del centro-norte de Estados Unidos, donde ha declarado la víctima.

El primer informe se conoció el año pasado

El informe de la policía sobre este caso es de 2016. “En ese momento, el Sr. Levine dijo que las acusaciones eran completamente falsas, y confiamos en las investigaciones exhaustivas de la policía”, añadió el Met. Levine, ahora de 74 años, ha continuado trabajando allí. De hecho, dirigió una presentación del “Réquiem” de Verdi en el Lincoln Center el sábado.

Los abusos comenzaron, según el denunciante, cuando Levine lo llevó en su coche para dejarlo en casa y detuvo el vehículo en la entrada. El denunciante, que tiene ahora 48 años y aspira a convertirse en director de orquesta, declaró que los abusos de Levine continuaron hasta 1993 y que lo llevaron al borde del suicidio.

Desde que las acusaciones contra el productor de Hollywood Harvey Weinstein por agresiones sexuales empezaron a comienzos de octubre, una avalancha de denuncias ha empañado las carreras de una creciente lista de prominentes hombres, como el ganador del Oscar Kevin Spacey, el comediante C.K. Louis y los presentadores de la televisión estadounidense Matt Lauer y Charlie Rose.

Continúa leyendo: Ocho trabajadores de 'House of Cards' acusan a Kevin Spacey de abusos sexuales

Ocho trabajadores de 'House of Cards' acusan a Kevin Spacey de abusos sexuales

Foto: Jordan Strauss
Invision/AP

Varios trabajadores y extrabajadores de House of Cards han acusado este jueves al actor Kevin Spacey de agresiones y abusos sexuales durante la producción de la serie, ha informado la cadena CNN.

Ocho personas que han hablado bajo la condición de mantener el anonimato aseguraron haber sido víctimas de acoso o abuso sexual del actor o haber presenciado comportamientos de esa clase por parte de Spacey, quien desde la pasada semana se encuentra en el punto de mira de Hollywood después de que el intérprete Anthony Rapp le acusara de agresión sexual en un episodio que tuvo lugar en 1986.

Un antiguo asistente de producción de House of Cards, serie que ha suspendido indefinidamente el rodaje de su sexta y última temporada tras conocerse la polémica que rodea a su protagonista, dijo que Spacey le agredió sexualmente cuando ambos viajaban en un vehículo, informa EFE.

Spacey conducía cuando introdujo su mano en los pantalones del asistente, quien ha asegurado que fue un gesto no consentido por él. “Me quedé en estado de ‘shock’. Él era un hombre en una posición muy poderosa en la serie y yo era alguien que estaba muy abajo en la cadena alimentaria (del show)”, ha afirmado.

Poco después, y mientras colocaban las pertenencias de Spacey en su tráiler personal, el actor arrinconó al trabajador, bloqueó su paso y le manoseó, según el testimonio.

“Le dije: ‘No creo estar de acuerdo con esto, no estoy cómodo con esto'”, ha recordado el asistente, quien ha asegurado que el actor, “visiblemente agitado”, salió del tráiler, se metió en un coche y abandonó el lugar.

“Era un ambiente muy tóxico para hombres jóvenes que tenían que interactuar con él dentro del equipo, el reparto o los actores extra”, ha apuntado el trabajador.

Otro miembro del equipo de House of Cards, que ha trabajado en todas las temporadas de la serie, ha afirmado que Spacey le tocaba y acosaba de manera constante.

“Venía y masajeaba mis hombros o ponía sus manos alrededor de mí o tocaba mi tripa a veces de manera extraña que, en una conversación cotidiana y normal, no sería apropiada”, ha indicado este empleado.

Un antiguo asistente de cámara ha afirmado haber visto ese tipo de comportamientos por parte de Spacey en espacios abiertos y “donde todo el mundo lo veía”.

“¿Quién va a creer a un trabajador del equipo? Eres despedido”, ha apuntado esta persona acerca de la ley de silencio que imperaba en el set.

Una exasistente de producción ha asegurado que era conocido que Spacey se comportaba de manera inapropiada y ha afirmado haber presenciado cómo el actor, simulando que se trataba de un juego, le daba la mano a los hombres y luego arrastraba el saludo hasta tocarles la entrepierna.

Media Rights Capital, productora de House of Cards, ha dicho estar “profundamente preocupada” tras conocerse las nuevas alegaciones contra Spacey.

Por su parte, la plataforma Netflix, que emite la serie, ha dicho que conocía un incidente que involucraba al actor, y que había sido solucionado “rápidamente”, pero que no tenía constancia de otros episodios del mismo estilo.

Spacey, ganador de dos premios Óscar, ha asegurado a través de su representante que se tomará un tiempo para “buscar evaluación y tratamiento”.

Continúa leyendo: Theresa May nombra a Gavin Williamson ministro de Defensa en sustitución de Fallon

Theresa May nombra a Gavin Williamson ministro de Defensa en sustitución de Fallon

Foto: Peter Nicholls
Reuters

La primera ministra británica, Theresa May, ha nombrado este jueves a Gavin Williamson, un cercano aliado suyo sin experiencia ministerial, como nuevo titular de Defensa después de que el veterano Michael Fallon dimitiera el miércoles por su implicación en un caso de acoso sexual.

El hombre al que May ha designado al frente de ese departamento tiene 41 años y ocupaba un papel destacado en el grupo parlamentario del Partido Conservador al ocuparse de temas relacionados con la disciplina del grupo,  ha informado un portavoz de Downing Street.

En los últimos días, además del caso del ya ex ministro de Defensa, acusado de tocar la rodilla a una periodista, los medios locales han destapado decenas de casos de supuestos abusos de carácter sexual cometidos por diputados y políticos de todos los partidos del país. Entre ellos, el de una activista laborista que denunció haber sido violada hace seis años por otro colega en un evento del partido y que, según aseguró, desde su propio grupo le desaconsejaron denunciar los hechos.

Tras la marcha de Fallon en medio de este clima de acusaciones, el nuevo responsable de Defensa se ha hecho un hueco en el círculo más estrecho de May tras haber dirigido su campaña cuando presentó candidatura para liderar a los tories.

May se ha movido con rapidez después de que Fallon, uno de sus grandes confidentes, admitiera haber protagonizado hace quince años un caso de conducta inapropiada, de carácter sexual, con una periodista, amiga personal. En concreto, el político pidió disculpas a la reportera Julia Hartley-Brewer por haberle puesto la mano sobre su rodilla durante una cena celebrada en 2002 y dijo que ambos consideran ese episodio un “asunto cerrado”.

Ante la nueva corriente de denuncias en el Parlamento, el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, solicitó esta semana medidas a los partidos contra el acoso tras revelarse que varias trabajadoras del legislativo habían elaborado una lista con nombres concretos de políticos y parlamentarios.

Continúa leyendo: Francia quiere multar a los hombres por piropear en la calle

Francia quiere multar a los hombres por piropear en la calle

Foto: Gonzalo Fuentes
Reuters

Hay ciertos piropos o actitudes machistas en las calles que se podrían considerar directamente acoso. Al menos eso piensa el ejecutivo galo, que está desarrollando una nueva legislación después de que decenas de miles de mujeres detallaran sus experiencias vitales con el acoso sexual en las redes sociales.

Desde que el establishment de Hollywood se tambaleara al conocerse los casos de acoso de uno de sus más grandes productores, Harvey Weinstein, las redes se han inundado de mensajes de solidaridad con las víctimas de los abusos. A través del hashtag #MeToo las usuarias han relatado sus propias vivencias de acoso, algo que ha roto un tabú que parecía impuesto por la sociedad. En el caso de Francia, la etiqueta que proliferó en Twitter fue #BalanceTonPorc (algo así como “expón a tu cerdo” en castellano). A raíz de esta denuncia de abusos viral, el debate sobre cómo tratar los casos de acoso sexual se ha reabierto en el país galo.

Por ello, el gobierno presidido por Emmanuel Macron, ha propuesto multar a los hombres que piropeen o tengan un comportamiento lascivo hacia las mujeres en público. Es decir, que va a perseguir aquellas situaciones de acoso a las que la mayoría de las mujeres se enfrenta a diario.

Esta anticuada práctica del piropo no solicitado en la vía pública se está empezando a combatir con fuerza. Una iniciativa viral es la de Noa Jansma (@DearCatcallers), una joven veinteañera que ha decidido retratarse con los acosadores con los que se encuentra en la calle y subir las fotos a Instagram.

TOP