Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Iglesias tiende la mano al PSOE para echar al PP en la moción de censura

Foto: Sergio Barrenechea
EFE

Tres horas y media después de arrancar el debate de la moción de censura contra el presidente del Gobierno, ha tomado la palabra el líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, que ha constatado en el inicio de su discurso que la iniciativa que lidera no saldrá adelante, ha apelado desde un principio al PSOE y a un entendimiento futuro: “Ojalá nos pongamos de acuerdo para sacar al PP del Gobierno más temprano que tarde”, y ha vinculado al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, con la corrupción.

Iglesias ha señalado que las bases del PSOE “han dado una lección democrática al establishment de este país”, en referencia a las recientes primarias que han devuelto a Pedro Sánchez a la Secretaría General del partido. “Señores del PSOE, está moción servirá para que el Gobierno rinda cuentas por la corrupción“, ha asegurado el líder de Podemos. “Está en su mano que sirva para sacarles del Gobierno”.

Iglesias, que previsiblemente tendrá unos ochenta votos de los 350 diputados del Congreso, dijo que Mariano Rajoy pasará “a la historia como el presidente de la corrupción”, el argumento con el que su grupo ha presentado la moción. “Se han rebasado todos los límites posibles en corrupción” ha dicho Iglesias, y ha añadido que “España no puede permitirse más que las instituciones estén copadas por corruptos, motivo por el que esta moción es una oportunidad de hacer algo por el bien de España: echarles y sacar al PP de las instituciones”.

En su discurso ha repasado la historia de España desde finales del siglo XIX para afirmar que el PP es heredero de un modelo de gobierno basado en “exigir a los ciudadanos lo que perdonan a los amigos” y en favorecer a las elites económicas y sociales.

Asimismo, Iglesias ha propuesto 11 medidas urgentes para combatir la corrupción, entre ellas una nueva Ley de financiación de partidos que limite al endeudamiento bancario, reforzar la independencia del Poder Judicial, acabar con el secreto bancario, la creación de una Unidad para recuperar el dinero defraudado por la corrupción y reformar el Código Penal para que recoja el delito de enriquecimiento ilícito.

“Los ciudadanos no se merecen desayunar cada día con un nuevo caso de corrupción. No es normal que el partido del Gobierno tenga más personas investigadas por corrupción que las que caben en el Congreso”, ha remarcado.

Rajoy responde a Iglesias

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy,  no ha cambiado el tono jocoso e irónico a la hora de responder al secretario general del Podemos, Pablo Iglesias, y ha asegurado que el líder de Podemos no puede gobernar. “Su concepción de la política como espectáculo le incapacita para ser gobernante”, ha dicho.

“Usted no es fiable, no inspira confianza. No puedo entender España ni su forma de ver el futuro de los españoles”, ha insistido el líder del PP, que no ha dudado en atacar al partido de Iglesias asegurando que “ustedes solo quieren revertir todas las reformas que han llevado al crecimiento económico más vigoroso y al crecimiento del empleo más alto de la eurozona. Solo serviría para volver a las andadas y poner en peligro al Estado del Bienestar”.

Rajoy ha acusado a Iglesias de “esconderse tras eufemismos” para simplificar el derecho de autodeterminación. “Lo que se quiere decidir es que una parte de España se separe del resto”, ha reiterado Rajoy, que ha incluido que “la Constitución no es intocable, incluso un proceso constituyente” como solución.

Reacciones del PSOE

Los socialistas no se creen la oferta de entendimiento de Podemos para acabar con el Gobierno de Mariano Rajoy. No confían en esa voluntad de acuerdo, de la que el líder del partido morado, Pablo Iglesias, ha hecho gala en su discurso en la defensa de su moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy. “Una cosa son las palabras y otra los hechos”, sostienen fuentes socialistas, que hacen hincapié en que Iglesias “no altera sus vetos de hace un año”.

El PSOE asegura que el Gobierno es censurable pero que esta moción no sirve: “Esta moción de censura no nos lleva a cambiar el Gobierno y eso lo sabe muy bien Pablo Iglesias y Podemos. Ni nos ha llamado”. Por eso, los socialistas se abstendrán. “La verdad es que tanto los apoyos que tiene y cómo se ha instrumentalizado la moción son muy escasos para dar esa imagen de alternativa”, ha señalado el portavoz del Grupo Socialista, José Luis Ábalos, en los pasillos del Hemiciclo, porque a la tribuna es previsible que no suba hasta este miércoles.

Reacciones de Ciudadanos

Al tertuliano y diputado de Ciudadanos Juan Carlos Girauta le han parecido insuficientes las medidas contra la corrupción propuestas por Iglesias y ha puesto un tuit en el que compara esas 11 medidas de Podemos con un folio en blanco.

Girauta, en los pasillos del Hemiciclo, ha declarado que “la señora Montero ha cumplido su papel, analizar la situación, pero el señor Iglesias, del que esperábamos poco, ha estado por debajo de las expectativas”. “El presidente del Gobierno sale beneficiado de este tipo de enfrentamientos, cuando se polariza”. Ya que tanto Rajoy como los representantes de Podemos pueden alargar sus discursos tanto como deseen, el diputado de Ciudadanos ha afirmado que ambas partes “se reotroalimentan y se benefician mutuamente, creando la apariencia de que solo hay dos opciones”.

Aunque las intervenciones de los demás grupos parlamentarios tienen los tiempos tasados, el portavoz de Ciudadanos ha indicado que el presidente de su partido, Albert Rivera, defenderá sus propuestas como una alternativa alejada tanto de Podemos como del PP e intentará “concentrar los mensajes”, algo que cree que “se va a agradecer mucho”.

Continúa leyendo: Nuevas acusaciones contra Manafort y Gates, altos cargos de la campaña de Trump

Nuevas acusaciones contra Manafort y Gates, altos cargos de la campaña de Trump

Foto: Alex Brandon
AP Images / Archivo

El fiscal Robert Mueller, encargado de investigar la presunta injerencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016, ha presentado nuevas acusaciones contra Paul Manafort, quien fue jefe de campaña del líder republicano entre mayo y agosto de 2016, y Rick Gates, su mano derecha, informa EFE.

Tanto Manafort como Gates están acusados de un total de 32 nuevos cargos vinculados al fraude bancario y de evasión de impuestos. Ambos se declararon no culpables en octubre de otros 12 cargos presentados en su contra dentro de la investigación de la trama rusa, entre los que destacaron los delitos de “conspiración contra Estados Unidos” y lavado de dinero.

De los nuevos 32 cargos presentados en esta ocasión, 16 de ellos están relacionados con declaraciones de la renta falsas, otros siete cargos por no documentar cuentas en bancos extranjeros; cinco cargos por conspiración de fraude bancario y otros cuatro por fraude bancario de facto.

Los nuevos cargos presentados por Mueller llegan en un momento de tensión sobre la estrategia legal de Gates, cuyos tres abogados han pedido abandonar el caso, una solicitud que el juez está considerando.

Nuevas acusaciones contra Manafort y Gates, altos cargos de la campaña de Trump 1
Alex van der Zwaan, abogado de Rick Gates. | Foto: Susan Walsh/AP/Archivo

Asimismo, el pasado martes, un abogado vinculado estrechamente con Gates, Alex van der Zwaan, se declaró culpable de mentir al FBI en el curso de la investigación rusa, una táctica que puede seguir el propio Gates después de declararse no culpable el año pasado.

En concreto, Van Der Zwaan no desveló al FBI que la última vez que se había comunicado con Gates por teléfono fue en agosto de 2016 y tampoco dijo que se vieron en persona por última vez en 2014. Van Der Zwaan tampoco explicó a los agentes del FBI que había grabado “secretamente” unas conversaciones que tuvo con Rick Gates y con un individuo cuyo nombre no ha desvelado el fiscal especial.

Continúa leyendo: Libertad sin fianza para Trapero pese a la petición de la Fiscalía

Libertad sin fianza para Trapero pese a la petición de la Fiscalía

Foto: Paul White
AP Photo

La juez Carmen Lamela ha dejado en libertad sin fianza al exjefe de los Mossos d’Esquadra Josep Lluis Trapero después de que la Fiscalía de la Audiencia Nacional pidiera que le impusiera 50.000 euros por su presunta responsabilidad en la inactividad de la policía autonómica para impedir la votación el 1-O, según fuentes jurídicas. El fiscal de la Audiencia Nacional Pedro Rubira había hecho esta petición a la juez tras tomar declaración a Trapero como investigado por dos delitos de sedición durante dos horas y media.

Lamela ha rechazado imponerle la fianza reclamada y le ha mantenido las mismas medidas cautelares que decretó para él la segunda vez que compareció ante ella el pasado 16 de octubre; la Fiscalía pidió su ingreso en prisión sin fianza, pero finalmente quedó en libertad con medidas cautelares: comparecencias quincenales, retirada del pasaporte, prohibición de salir de España y fijación de domicilio y teléfono.

Al dejarle en libertad con las citadas medidas, Lamela precisó que la investigación se circunscribía al asedio a la Guardia Civil del 20 de septiembre, a la espera de ampliarla al 1-O, y que su actuación en ese episodio no estaba aún “suficientemente perfilada” para vincularle directamente “a hechos tan graves como los que esos días sucedieron”.

Ahora, tras practicar diligencias, entre ellas la toma de declaración al coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, la juez ha concluido que la actuación de los Mossos ese día y el 1-O “fue dirigida a obstruir cualquier actuación que bloquease el plan estratégico hacia la independencia” y por eso “la policía autonómica también fue utilizada para controlar las acciones” de las otras Policías.

Con esa finalidad, se diseñó un “plan premeditado”, “que procedía de la cúpula policial de Mossos d’Esquadra, cúpula comandada por Josep Lluis Trapero y en conexión directa con los miembros del comité estratégico”, al que aludía el documento Enfocats.

Dos días después de que Lamela notificara este auto, la Fiscalía pedía ampliar la investigación a la cúpula de los Mossos para imputar también al entonces superior de Trapero, el exdirector de la Policía autonómica Pere Soler; y al ex secretario general de Interior César Puig, segundo del exconseller Joaquim Forn, que se encuentra en prisión junto a Oriol Junqueras y los “Jordis”.

Realmente -añadía el fiscal- actuaron de “correa de transmisión de las instrucciones” de los responsables políticos “ordenando ejecutar o abstenerse de las órdenes judiciales y del cumplimiento de la Ley”.

La juez cree que Trapero se encargó del diseño de “un sistema de comunicación entre los agentes” y “sus mandos superiores que supuso una ralentización de las comunicaciones, lo que produjo, aún más si cabe, una ineficacia en la actuación”, por lo que ha reclamado a los Mossos que identifiquen a las personas y los medios empleados en ese operativo.

Continúa leyendo: JxCat registra en solitario una resolución para "ratificar" a Puigdemont

JxCat registra en solitario una resolución para "ratificar" a Puigdemont

Foto: YVES HERMAN
Reuters

Junts per Catalunya (JxCat) ha registrado este viernes en solitario en el Parlament una propuesta de resolución en la que pide “ratificar la confianza” en Carles Puigdemont como “presidente de la Generalitat“. Elsa Artadi ha sido la encargada de registrar la propuesta en la institución catalana, que se ha hecho sin el apoyo de ERC, después de las dificultades experimentadas ayer en el último tramo de la negociación entre ambos partidos

“Hemos presentado esta propuesta de resolución, que es el kilómetro cero de la legislatura, el primer gran acto de dignidad que vamos a ejercer en el Parlament en esta legislatura” ha asegurado el portavoz de JxCat, Eduard Pujol Bonell, en la rueda de prensa celebrada tras la reunión de la Mesa del Parlament. “Queremos reivindicar los derechos del país y denunciar la situación en que se encuentran nuestras libertades (…) seriamente amenazadas por un Estado seriamente enloquecido en los últimos meses”, ha añadido.

ERC y JxCat no han logrado, por el momento, un acuerdo para formar Govern, precisamente por el papel de Puigdemont desde Bruselas y la estructura de Govern, sobre todo la Vicepresidencia que ocupaba Oriol Junqueras, que se encuentra en prisión preventiva.

Continúan las negociaciones con Esquerra pero con una reflexión de que esta sociedad debe escuchar este texto, debe sentirse identificada con él. Hemos decidido entregarla de manera rápida para que pueda ser debatida en el Parlament”, ha remarcado Pujol. “Las negociaciones con Esquerra son complicadas, pero llegarán a buen puerto“.

En este contexto, la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha registrado en el Parlament esta propuesta de resolución antes de la reunión de la Mesa y de la Junta de Portavoces.
Eduard Pujol ha despejado las dudas y ha asegurado que “Puigdemont continúa siendo el candidato a la investidura por parte de Junts per Catalunya” y que esta resolución es “la voluntad de legitimación, la voluntad de explicar que nuestro presidente va a ser votado, va a ser investido, va a tener la confianza de esta cámara”.

La propuesta remarca que la Cámara catalana “dispone de la mayoría parlamentaria para ratificar la confianza en Carles Puigdemont Casamajó como presidente de la Generalitat de Cataluña y exige que cesen las injerencias del Gobierno del Estado”.

Reacciones

La presentación en solitario de esta iniciativa no ha sentado nada bien en ERC, que ha reaccionado puntualizando que no la avala y que no apoyará iniciativas aisladas como esta sin antes haber alcanzado “un acuerdo global”. Dicho acuerdo global tiene que incluir, según han indicado fuentes republicanas, la investidura efectiva del presidente, el reconocimiento del presidente legítimo que permanece en Bruselas, Carles Puigdemont, el acuerdo de gobierno -que es el programa del nuevo Ejecutivo- y la estructura organizativa de este último.

ERC rechaza de plano la supresión de la vicepresidencia del Govern, que le corresponde a su partido proponer, por entender que implicaría que JxCat acumularía demasiado poder, en lo que ha denominado un “tres por uno”, los principales cargos: el de presidente legítimo, el de presidente efectivo y el de conseller de la Presidencia.

Los republicanos tampoco están de acuerdo en reducir las atribuciones del vicepresidente, como proponía JxCat, y no aceptan la pretensión de que Puigdemont se atribuya desde Bruselas la facultad de convocar elecciones o la de designar o cesar a los consellers. Por lo que respecta al reparto de consellerías, en las últimas horas han surgido nuevas discrepancias entre JxCat y ERC, por lo que esta cuestión aún permanece abierta ahora mismo.

Por su parte, el PSC ha presentado una propuesta de resolución en el Parlament mediante la cual reclama que se inicie el plazo de dos meses establecido para que tenga lugar la investidura del presidente de la Generalitat, y también para rechazar “cualquier propuesta unilateral”.

Esta propuesta de resolución del PSC, que ya ha sido admitida a trámite por la Mesa del Parlament, recuerda en la exposición de motivos los acontecimientos políticos que han llevado a la situación actual y, en la parte resolutiva, solicita que la cámara considere “abierto” el plazo de dos meses establecido” en la ley de la presidencia de la Generalitat y del Govern. En dicha ley se prevé que, si en el plazo de dos meses no se puede investir a un presidente de la Generalitat se proceda a convocar nuevas elecciones.

El PSC pide que la investidura se lleve a cabo “lo antes posible” a fin de que el nuevo presidente y Govern puedan ejercer las funciones normales que les corresponden, y esto conlleve “el levantamiento de las medidas autorizadas por el Senado en el despliegue del artículo 155”. En otro punto de la resolución se afirma que es necesaria “la normalización de las relaciones institucionales” entre el gobierno catalán y el del Estado mediante “los mecanismos bilaterales y multilaterales sin renunciar a abrir tantos ámbitos de diálogo y negociación como sean necesarios sin vetos ni exclusiones”.

El PSC reclama, en este sentido, que se emprenda el camino del diálogo, negociación y el pacto para llegar a una solución satisfactoria “capaz de conseguir el apoyo de grandes mayorías”, y que “se rechace de pleno cualquier imposición o propuesta unilateral o ilegal”. En el último punto de la propuesta se defiende “el cumplimiento de la ley, porque sólo hay democracia desde el respeto a la legalidad, incluido el respeto a los procedimientos de reforma de la ley que es lo que garantiza nuestra libertad frente a la arbitrariedad del poder”.

El líder de Catalunya en Comú-Podem en el Parlament, Xavier Domènech, ha calificado hoy de “intolerable” el “debate legitimista” que se está produciendo entre Junts per Catalunya (JxCat) y ERC sobre la figura de Carles Puigdemont: “El autogobierno de Cataluña es mucho más que la suerte de una persona”.

“Lo que están protagonizando ERC y JxCat en este momento es un debate legitimista que no aporta ninguna solución y lo que hace es mantener en espera las necesidades de Cataluña y el gobierno”, ha sostenido en rueda de prensa tras reunirse con miembros de la dirección de CCOO.

Domènech ha afirmado que los resultados electorales del 21D dan derecho a JxCat y ERC a formar un Govern en Cataluña pero no a “perpetuar” la intervención del autogobierno: “Tienen la responsabilidad de formar Govern, pero las necesidades de Cataluña no pueden quedar paradas por una negociación político-legitimista sobre cómo queda Puigdemont”.

Continúa leyendo: Montoro garantiza la equiparación salarial de todos los policías en tres años

Montoro garantiza la equiparación salarial de todos los policías en tres años

Foto: Daniel Ochoa de Olza
AP Images / Archivo

La equiparación de las nóminas de los policías nacionales y guardias civiles con las de la policía autonómica será real en tres años a partir de este ejercicio. Así lo ha garantizado el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, que ha afirmado que así constará en los Presupuestos Generales del Estado de 2018.

En declaraciones a los medios, antes de participar en un acto en Casa América junto con el ministro de Hacienda de Argentina, Nicolás Dujovne, Montoro ha insistido en que los Presupuestos de este año serán aprobados por el Consejo de Ministros antes de Semana Santa y se ha mostrado convencido de que tendrá apoyos suficientes para sacarlos adelante. Montoro ha puntualizado que el Gobierno homologará los salarios de todos las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado con las autonómicas para que no haya discriminación en las nóminas.

“Está garantizada que la nómina de un policía nacional o de un guardia civil, dependiendo obviamente de las actividades que desarrolla, estará completamente igualada a la del mosso d’esquadra y para eso hará falta una aportación presupuestaria que habilitaremos en los Presupuestos Generales del Estado”, ha recalcado.

El ministro ha dicho que está seguro de que “llegarán a buen puerto” las negociaciones que está llevando a cabo el titular de Interior, Juan Ignacio Zoido, con los sindicatos y representantes de las fuerzas de seguridad. “En tres años la homologación será completa y estaremos con el objetivo conseguido“, ha dicho tras afirmar que habrá capacidad presupuestaria y que la equiparación comenzará en 2018 y terminará en 2020.

Montoro ha avanzado también que en las próximas semanas se despejarán definitivamente las dudas con Ciudadanos en torno a los Presupuestos, que “estaban ya prácticamente acordados a finales de septiembre”.

“A partir de ello y a partir de una normalización política en Cataluña los Presupuestos podrán salir adelante“, ha explicado. A su vez, el ministro de Hacienda ha alegado que esta propuesta tendrá apoyo político.

La formación naranja exige para apoyar las cuentas de 2018 una partida presupuestaria de 1.500 millones anuales hasta 2020, destinada a la equiparación salarial de los efectivos de ambos cuerpos, así como la dimisión de la senadora del PP Pilar Barreiro, imputada en la trama Púnica, informa Efe.

TOP