Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Claves de la XII Legislatura: diálogo, sí; frentismo, también

Marta Ruiz-Castillo

Foto: martaruizcastillo

España ha cerrado por fin un periodo de bloqueo político que ha durado diez meses desde las elecciones generales del 20 de diciembre. En ese tiempo, el país ha visto pasar la XI Legislatura, la más corta de la historia reciente con apenas cinco meses de vida; la investidura fallida del entonces secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; unas segundas elecciones en junio; la constitución de la XII Legislatura; otra investidura fallida, esta vez del candidato del PP, Mariano Rajoy; y una tercera investidura que, en segunda votación, ha desbloqueado la situación política con la reelección de Rajoy como presidente del Gobierno en el debate de investidura que concluyó el sábado 29 de octubre. Sólo dos días antes de que expirara el plazo para que el rey disolviera las Cortes y convocara unas terceras elecciones, según el mandato constitucional.
Y ha sido el temor a la repetición de los comicios lo que ha permitido – no sin dejar por el camino demasiadas tensiones, fracturas y amenazas veladas o no tan veladas – que el país deje de estar en funciones. ¿Por cuánto tiempo? Esa es ahora la pregunta del millón porque el Ejecutivo que presidirá Mariano Rajoy no cuenta con una mayoría absoluta y, si ha logrado ser investido presidente es gracias a los pactos firmados con Ciudadanos y con Coalición Canaria, pero también y, sobre todo, a la abstención del PSOE.

Será una legislatura en la que “será necesario” el diálogo constante, negociar y ceder para sacar adelante reformas necesarias, pero la existencia de dos bloques ideológicos diferenciados también augura un tiempo de duros enfrentamientos dialécticos. “No va ser una legislatura fácil”. En esto coinciden todos los representantes de los grupos parlamentarios a los que hemos preguntado. Donde ya no hay tanta coincidencia es respecto a su duración.

Compromisos ineludibles y amenazas veladas

Desde las filas del PP, el guión es el que ha marcado su presidente Mariano Rajoy en su discurso de investidura, y así lo atestiguan los diputados consultados que se remiten a lo expuesto por su líder. “España reclama un Gobierno que sea estable, duradero, sólido y tranquilizador”. Un Gobierno “basado en acuerdos porque así lo exigen los resultados electorales”, pero con matices. Rajoy quiere gobernar y está dispuesto a compartir la responsabilidad de una tarea como es la de dirigir los designios de todo un país. Diálogo y reformas en materia laboral, en educación, en pensiones, en fiscalidad, en derechos sociales. Pero cuidado, porque los populares lo que no están dispuestos es a derogar sus leyes, como su controvertida Lomce conocida como Ley Wert, que ha sacado a la calles en 23 ocasiones a estudiantes, profesores y padres; o la llamada Ley mordaza o la reforma laboral. “Reformarlas, sí; derogarlas, no”, dicen. “No estoy dispuesto a derribar lo construido; se puede mejorar, pero no puedo aceptar su demolición”, ha dicho Rajoy.

Rajoy quiere aprobar los PGE para 2017 y cumplir con Bruselas. /Foto: Andrea Comas / Reuters)
Rajoy quiere aprobar los PGE para 2017 y cumplir con Bruselas. /Foto: Andrea Comas / Reuters)

De sobra es sabido que el PP tampoco está dispuesto a “incumplir los compromisos con la Unión Europea”, ni a negociar “la unidad de España o la igualdad de los españoles” o “quebrar la estabilidad presupuestaria”. Estas materias no entran dentro del paquete de negociaciones del Partido Popular. Los Presupuestos Generales del Estado para 2017 y el cumplimiento de las exigencias de Bruselas que incluyen un ajuste de más de 5.000 millones de euros, son el principal caballo de batalla para Rajoy en esta legislatura. Lo dijo en el debate y lo repiten sus asesores. Más allá de estas premisas, todos aseguran que “estamos abiertos al diálogo”.

Pero del dicho al hecho hay mucho trecho y frente a los partidos de la oposición más a la izquierda, frente a los independentistas catalanes, frente a los nacionalistas vascos e, incluso, frente a los partidos más moderados como PSOE o Ciudadanos, la consigna es amenazar con que viene el lobo. El lobo son unas nuevas elecciones si el Parlamento paraliza o impide sacar adelante las políticas del gobierno de Rajoy. Amenazas veladas o no, lo cierto es que es potestad exclusiva del presidente del gobierno convocar elecciones generales, de acuerdo con la Constitución. “Eso es lo que Ciudadanos y el PSOE le han dado a Rajoy, que amenace con elecciones cuando no logre lo que quiere”, dicen compungidos diputados de partidos de la izquierda como Podemos, Izquierda Unida, Compromís o la antigua Convergencia.

Curar las heridas y hacer oposición

En el PSOE no está el horno para bollos y quizá su mal menor sea lo que ocurra en el Congreso en esta nueva legislatura. Como almas en pena van sus señorías por el Congreso desde que el 1 de octubre saltara por los aires el partido y el Comité Federal se convirtiera en un ring sin cuadrilátero donde las divergencias de estrategia política, de ideas, traspasaron el umbral de lo personal, con insultos, gritos y reproches hasta entonces no escuchados en la sede nacional del PSOE de la madrileña calle Ferraz.

Lo ocurrido tiene que ver con la investidura de Rajoy. El PSOE, que en las urnas ha sido el segundo partido más votado pero con una pérdida de votos histórica en cada convocatoria, no tenía fácil salida. “Estábamos en una encrucijada”, dicen. “Teníamos que elegir entre lo malo y lo peor”. El ‘no’ a Rajoy encabezado por Pedro Sánchez, secretario general hasta ese mismo día 1 en el que presentó su dimisión, y su incapacidad para formar un gobierno con Ciudadanos y Podemos, fue el principio del fin. Desde el llamado ‘aparato’ socialista – entre los que están los presidentes regionales conocidos como ‘barones’ – las voces contrarias a la posición de Iglesias fueron creciendo hasta convertirse en un clamor encabezado por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, amparada nada más y nada menos que por el ex secretario general, Felipe González. La historia es de sobra conocida. Sánchez dimitió y una gestora dirige en estos momento de forma interina el PSOE. El presidente de Asturias, Javier Fernández, está al frente de la misma desde ese aciago día. Un nuevo Comité Federal, menos bronco que el anterior, dejó a los ‘sanchistas’ derrotados al decidirse por votación que el PSOE se abstendría en la investidura de Rajoy. Desde el primer momento hubo quien dijo que no acataría la decisión y que votaría en contra del candidato del PP como así ha ocurrido. En total han sido 15 los diputados díscolos, incluidos los siete diputados del PSC.

Antes de la votación del sábado 29, en conversaciones con diputados de ambas facciones, mientras unos aseguraban que desde la gestora se estaba amenazando a quien osara romper la disciplina de voto – “hay gente a la que le están haciendo llorar”; “he visto cómo se amenazaba con expulsarlos del partido” -, miembros próximos a la gestora negaban este extremo. “Se les está intentando convencer de que acaten lo que se acordó en el principal órgano del partido”, “sólo les recordamos que las decisiones del Comité Federal hay que acatarlas cuando gustan y cuando no”. El propio Fernández declaró públicamente que no le constaban amenazas o presiones de nadie.

Antonio Hernando saluda a un Pedro Sánchez distante. (Foto: Andrea Comas / Reuters)
Antonio Hernando saluda a un Pedro Sánchez distante. (Foto: Andrea Comas / Reuters)

Pero el enfrentamiento ha seguido estando presente. Antonio Hernando, que ha defendido la abstención a Rajoy cuando antes defendía el ‘no’, ha pasado momentos malos y ha agradecido las muestras de apoyo que contrarrestaban los insultos y los duros reproches que ha recibido de compañeros de filas, por no hablar de diputados de otros partidos. “Abstención o elecciones”. La frase de Hernando en el hemiciclo durante el debate de investidura resume perfectamente el doloroso cambio de opinión del partido socialista.

“Ahora tenemos que recomponernos y eso nos va a llevar tiempo. Se han dicho muchas cosas, el partido está roto”, nos comenta una diputada. “Soy de las que se va a abstener por responsabilidad”. “Todo es muy triste”, comenta otra parlamentaria, y eso, antes de que se confirmara la renuncia de Pedro Sánchez a su escaño para seguir dando la batalla en el partido como militante de base y buscando el apoyo de los militantes. Sánchez, que votó ‘no’ a Rajoy en la primera votación como el resto de su grupo, no quiso formar parte de la escenificación de la abstención pero tampoco quiso violar con un ‘no’ la decisión del Comité Federal. Su solución: dejar el escaño. Acierto o no, es algo que se verá con el tiempo.

¿Será larga o no esta legislatura? La pregunta a los socialistas parece no preocuparles mucho. “Será lo que quiera Rajoy”. “Necesitamos tiempo para cerrar las heridas internas pero que no se equivoquen ni el PP ni Podemos, vamos a ser el principal partido de la oposición, como siempre, con propuestas dirigidas a mejorar la vida de los ciudadanos. El PP nos va a tener en frente”, aseguran.

El frentismo como estrategia

La debilidad del PSOE es una baza con la que va a jugar Unidos Podemos y sus confluencias. Se vio en el debate de investidura en el que Pablo Iglesias dedicó más tiempo a criticar al PSOE, tratando de apearlo de la oposición, que a responder a Rajoy. En Podemos hay muchas sensibilidades así que no es fácil obtener una sola opinión sobre cómo será esta nueva legislatura. En una cosa sí coinciden y es en que ellos son la verdadera oposición. El único grupo que es capaz de enfrentarse a la “oligarquía”, a los “poderes fácticos que han colocado de nuevo a Rajoy en el Gobierno a costa de acabar con el PSOE”. Un miembro de la dirección de Podemos asegura que “nosotros estamos aquí para defender a los débiles y lo vamos a hacer aunque a algunos no les guete”. La teoría de la conspiración es algo en lo que este partido y ERC parecen creer a pies juntillas. “La triple alianza y quienes han orquestado este golpe oligárquico del sistema nos tendrán en frente” durante la legislatura. Se sienten perseguidos por esos poderes financieros y empresariales que, según ellos, manejan los hilos del país, los mismos que han “acabado con la carrera política de Pedro Sánchez porque se atrevió a decirles no, a ir en contra de sus intereses”.

Pablo Iglesias pide la palabra para quejarse. (Autor: Sergio Pérez /Reuters)
Pablo Iglesias pide la palabra para quejarse. (Autor: Sergio Pérez /Reuters)

Iglesias y los suyos tienen en ERC, con Joan Tardá y Gabriel Rufián a la cabeza, un buen aliado. Los debates de la nueva legislatura ya sabemos por dónde van a ir después de escuchar, primero a Pablo Iglesias y después de los de Esquerra en el debate de investidura de esta semana. “Nos tenemos que defender del acoso al que estamos siendo sometidos”, dicen en los pasillos diputados de Unidos Podemos y sus confluencias. La prueba de esa persecución, añaden, “es la actitud de la presidenta Ana Pastor en el segundo día del debate cuando el portavoz del PP, Rafael Hernando, nos acusó de estar financiados por dictaduras”. “No sólo no nos dio la palabra para defendernos, sino que se la dio a Hernando para que siguiera lanzando mentiras contra nuestro partido”. Por eso, Podemos presentó una queja en el Registro de la Cámara contra Ana Pastor. “Mucho nos tememos que va a ser así durante la legislatura, pero no vamos a pasar por el aro”. Ya lo dijo Iglesias, para quien esta legislatura es la del “epílogo” del PP.

Vigilantes hasta un límite

“Negociar” y “diálogo”, son las palabras con las que Ciudadanos define lo que va a ser la XII Legislatura. Y es que, aseguran, “somos el partido del diálogo, el partido de centro, el partido moderado que necesita el país”. En España no estamos acostumbrados a que un partido negocie a derecha e izquierda como si todo fuera lo mismo. Y ese estar en misa y repicando ha perjudicado electoralmente a un partido que no quería terceras elecciones por nada del mundo. De 40 diputados en diciembre, C’s bajó a 32. Los sondeos les daban una nueva caída en intención de voto en unas hipotéticas terceras elecciones, así que había que acabar con el bloqueo.

Su líder, Albert Rivera, ha dicho que en esta legislatura su obligación es hacer que Rajoy cumpla las 150 exigencias del compromiso de investidura que hizo pasar a Ciudadanos del ‘no’ a Rajoy a la abstención y de la abstención al ‘sí’, para que los votantes no piensen que se han entregado al PP con los brazos abiertos. Ciudadanos “es la marca blanca del PP, no nos engañemos”, dicen desde la filas de Podemos, Izquierda Unida, ERC, Compromís, y la antigua Convergencia. El partido naranja, por su parte, explica este cambio del ‘no’ al ‘sí’ asegurando que “en política, a veces hay que comerse algún sapo”. Y hacer presidente a Mariano Rajoy es un trago que algunos en las filas del partido naranja aún están intentando digerir. Ciudadanos no se fía del PP pero se trataba de escoger entre “susto o muerte”, llegó a decir su líder, Albert Rivera.

Albert Rivera felicita a Mariano Rajoy por su investidura (Foto: Daniel Ochoa de Olza/Pool)
Albert Rivera felicita a Mariano Rajoy por su investidura (Foto: Daniel Ochoa de Olza/Pool)

La legislatura será todo lo larga que quiera Rajoy. La amenaza de unas elecciones no gusta a nadie, menos al propio PP que si hubiera ido a una tercera convocatoria habría vuelto a ganar, según todos los sondeos. Rajoy va a ser quien maneje los tiempos a su conveniencia y convocará elecciones cuando convenga al PP y pille al resto de los partidos con el pie cambiado. Este es el sentir de los partidos de la oposición que creen que el PP logrará “doblar la mano” de Ciudadanos para que ceda en lo importante: los Presupuestos Generales del Estado, los compromisos con Europa, techo de gasto, déficit, recortes. El propio Rivera, ante la amenaza de Rajoy durante el debate de convocar elecciones si no puede cumplir con su programa económico, ya dijo que “todos tendremos que ceder”. Todos no, aseguran en Podemos. “Nosotros no vamos a ceder a los intereses de los ricos”.

El debate de investidura, aseguraban muchos diputados pero también la mayoría de los periodistas, es la medida de lo que va a ser una difícil legislatura en la que los políticos están obligados a entenderse o no, como diría Rajoy.

5 lugares turísticos donde ser homosexual te puede llevar a la cárcel

María Hernández

Foto: Michael C Corder
AP

Ser homosexual, bisexual o transexual sigue estando mal visto en una gran parte del mundo, y aún hay 72 países donde la identidad de género y la orientación sexual pueden acarrear serias consecuencias, incluyendo penas de cárcel o de muerte.

En Europa esta situación es ya impensable, pero en numerosos países de África, Asia y América la homosexualidad es considerada un crimen. Quienes viven en ellos son los que más sufren las consecuencias de estas leyes, pero también hay turistas que, por un simple beso o por cogerse de la mano, pueden acabar arrestados.

En algunos de estos lugares, como Egipto o Indonesia, pese a que las leyes no prohíben específicamente las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, las autoridades aprovechan cualquier excusa o resquicio legal para practicar detenciones. En estos países se recurre a menudo a la ley Sharia, la base del Derecho Islámico que rige la conducta y hábitos de los musulmanes, para criminalizar a los homosexuales. Entre estos, destacan algunos destinos turísticos como Maldivas o Marruecos, donde cada año acuden numerosos turistas a disfrutar de unas vacaciones, sin pensar en las consecuencias que pueden tener algunos pequeños gestos.

Los hombres y mujeres homosexuales de estos países no solo se enfrentan a los castigos impuestos por la ley, sino que también tienen que vivir con la intolerancia y los prejuicios del resto de la sociedad.

Maldivas

Uno de los destinos románticos por excelencia, las Islas Maldivas, se puede convertir en una verdadera pesadilla si la pareja que quiere disfrutar de sus playas y paisajes no es heterosexual, pues cualquier muestra de afecto hecha en pública puede ser un gran riesgo.

A pesar de las recomendaciones que varias organizaciones internacionales y ONG han hecho al país para que deje de criminalizar al colectivo LGTB, Maldivas sigue condenando la homosexualidad y cualquier muestra de cariño de una pareja de personas del mismo sexo puede costar muy cara.

Las leyes de Maldivas incluyen varias formas de relaciones entre personas del mismo sexo, desde el matrimonio hasta las relaciones sexuales. En todos los casos, acabar en la cárcel es más que probable, con penas que van desde los tres meses hasta los ocho años.

5 lugares turísticos donde ser homosexual te puede llevar a la cárcel 5
Un simple gesto como este le puede costar caro a una pareja homosexual. | Foto: Charles Platiau/Reuters

Desde julio de 2015, cuando entró en vigor el nuevo Código Penal en el país, los actos sexuales consensuales entre personas adultas del mismo sexo ya no están regidos por la ley civil, que los regulaba hasta entonces, sino por las leyes penales.

Además, también están incluidas las sanciones por llevar a cabo estos actos en la ley Sharia, que establece un castigo de nueve meses a un año de destierro o hasta 30 latigazos para los hombres, mientras que la pena para las mujeres es el arresto domiciliario entre nueve meses y un año.

Egipto

En Egipto, las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo no están prohibidas expresamente. Sin embargo, se han documentado numerosos casos en los que se ha utilizado la ley para el combate de la prostitución y contra el libertinaje como pretexto para encarcelar a personas homosexuales.

Por este motivo, los cargos a los que se enfrentan los acusados se refieren normalmente a “actos inmorales” o “actos escandalosos”.

5 lugares turísticos donde ser homosexual te puede llevar a la cárcel 6
Las redadas contra homosexuales son habituales en Egipto. | Foto: Amr Nabil/ AP

En un país tan conservador como Egipto, las redadas contra la comunidad LGTB son habituales. Entre 2013 y 2015 se llevaron a cabo más de 50 en distintos lugares del país, según estimaciones de las asociaciones de Derechos Humanos.

Destaca el caso de un ciudadano libio, deportado de Egipto por mantener relaciones homosexuales, que acaparó la atención internacional. Tras rechazar su recurso ante los tribunales, la Justicia de El Cairo aprobó la decisión del Gobierno de expulsar a todos los homosexuales extranjeros que se encontraran en el país, por considerar que “amenazan la seguridad nacional con su presencia”.

Marruecos

La homosexualidad en Marruecos está incluida en el Código Penal como un delito “contra natura”. “Quien cometiere actos indecentes o contra natura con otra persona de su mismo sexo, será penado con prisión de entre 6 meses y 3 años y una multa de 200 a 1.000 dirhams, salvo que en el caso concurran circunstancias agravantes”, dice el artículo 489 del Código Penal.
Este artículo es el motivo por el que numerosas personas son detenidas y llevadas ante los tribunales cada año.

En 2016, un español llamó la atención de muchos medios de comunicación al ser detenido en un hotel de Marrakech cuando se encontraba con su compañero marroquí en la habitación. Una mujer de la limpieza los delató ante el administrador, quien llamó a la policía que acudió al hotel donde la pareja fue detenida. El español, de 70 años, fue puesto el libertad cuatro días más tarde y se le dio la opción de volver a España cuando lo deseara.

5 lugares turísticos donde ser homosexual te puede llevar a la cárcel 7
Las lesbianas también sufren el rechazo de la sociedad en Marruecos. | Foto: Stringer/Reuters

En el mismo mes, dos chicas menores de edad fueron arrestadas y llevadas a declarar ante el juez después de que un familiar las fotografiara besándose. Finalmente fueron puestas en libertad condicional en lo que fue un caso inédito en un país donde las relaciones entre hombres son castigadas habitualmente, pero rara vez se acusa a mujeres por ser lesbianas.

El Informe de la Homofobia de Estado 2017, de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Transexuales e Intersexuales (ILGA), destaca que “en los últimos tiempos, se han registrado numerosos reportes de detenciones e intimidación policial”. Además, explica que “el Comité de Derechos Humanos manifestó su preocupación por la tipificación como delito de la homosexualidad, sancionada con una pena de cárcel que puede alcanzar tres años y por las detenciones en ese contexto”.

Indonesia

A pesar de que su Código Penal no condena expresamente la homosexualidad, Indonesia es uno de los lugares más señalados por ser peligroso para el colectivo LGTB. Las relaciones entre personas del mismo sexo están criminalizadas en tan solo dos de sus estados, pero existen normativas, como la Regulación Gubernamental sobre Salud Reproductiva, que hacen referencia a la “desviación de la orientación sexual” como una acción sancionable por la ley.

El documento de la ILGA explica que distintos informes publicados entre 2016 y 2017 indican mayores niveles de amenazas contra defensores de derechos humanos LGTB y contra su trabajo, tanto por parte de actores estatales como no estatales.

Los arrestos y los actos de represión contra los homosexuales son habituales en este país, donde se encuentran algunos de los lugares con más turismo gay del continente asiático, como Bali.

5 lugares turísticos donde ser homosexual te puede llevar a la cárcel
141 hombres fueron detenidos en mayo en una redada en una sauna gay. | Foto: Tatan Syuflana /AP

Este mismo mes de mayo tuvo lugar una gran redada en una sauna gay que se saldó con 141 detenidos. Unos días antes, dos hombres fueron condenados a recibir 80 latigazos después de que sus vecinos los grabaran manteniendo relaciones sexuales. Este suceso tuvo lugar en Aceh, un lugar donde se aplica la ley Sharia para defender el Islam.

A pesar de las reiteradas peticiones de organizaciones como Human Rights Watch para que el país respete los derechos humanos y, en concreto, abandone estas prácticas de represión contra el colectivo LGTB, Indonesia sigue protagonizando incidentes de este tipo.

India

Una ley de 1860 criminaliza la homosexualidad en un país que cada vez se vuelve más popular entre los turistas. La cadena perpetua es el máximo castigo para quien tenga relaciones sexuales con alguien de su mismo sexo.

5 lugares turísticos donde ser homosexual te puede llevar a la cárcel 1
Ciudadanos de India se manifiestan por los derechos del colectivo LGTB. | Foto: Altaf Qadri /AP

El artículo 377 del Código Penal de india es el responsable de las sanciones a las personas homosexuales, pues prohíbe las relaciones entre personas del mismo sexo en privado. En 2009, se eliminó esta prohibición, pero la Corte Suprema del país devolvió la constitucionalidad a esta norma en diciembre de 2013.

Este paso atrás en la legislación conmocionó a activistas y defensores de los derechos humanos de todo el mundo. Además, cientos de personas salieron a la calle en varias ciudades del país, especialmente en Bombay, para protestar en contra de esta sentencia.

Las puertas que cruzaremos en la tercera temporada de 'El Ministerio del Tiempo'

Cecilia de la Serna

Foto: RTVE

Serie de aventuras, ciencia ficción, histórica… El Ministerio del Tiempo es muchas cosas pero, sobre todo, es ya todo un referente de la cultura popular en España. La producción de RTVE se convirtió, en su primera temporada, en una serie de culto, y en su segunda entrega afianzó el fervor de los ‘ministéricos‘ para, finalmente, empujar al ente público a renovarla para una tercera temporada. Esta nueva remesa está a punto de llegar a nuestros televisores, y también a nuestros ordenadores, móviles y tabletas. Porque si por algo ha destacado El Ministerio del Tiempo es por haberse convertido en la primera serie española con un amplio seguimiento en diferido y por streaming.

Todo está listo para el estreno de la nueva temporada de El Ministerio del Tiempo. | Foto: RTVE
Todo está listo para el estreno de la nueva temporada de El Ministerio del Tiempo. | Foto: RTVE

El estreno de esta tercera temporada llega con tanta polémica como su renovación. RTVE lleva semanas anunciando la vuelta de El Ministerio del Tiempo, e incluso celebró el pasado 5 de mayo una gran premiere del primer episodio de la temporada en el Liceu de Barcelona. No obstante, se resistió a confirmar una fecha de estreno. Hoy, por fin, lo ha hecho: la tercera entrega de El Ministerio del Tiempo se estrenará en pantalla el jueves 1 de junio. Hasta el propio Javier Olivares, creador de la serie, ha hecho bromas con esta circunstancia.

Para quien no la conozca -algo difícil dada su popularidad, que ha trascendido incluso las fronteras españolas-, esta serie se centra en una institución ficticia y secreta, un Ministerio -como los de Sanidad, Defensa o Interior- que tiene como meta preservar la Historia de España. Para ello, cuenta con diferentes agentes que se visten de distintas épocas y cumplen sus misiones atravesando unas puertas del tiempo. Se enfrentan a numerosos enemigos, algunos del pasado y otros del presente. Este es, grosso modo, el argumento que ha enamorado a millones de espectadores. Aunque hay mucho más, no es cuestión de desvelar las tramas a aquellos que aún no se han aventurado en su visionado.

La tercera temporada llegará con tantas o más aventuras, con tantos o más personajes históricos, con tantas o más emociones que en pasadas entregas. Destaca la incorporación de la actriz Macarena García al reparto, que interpretará a una luchadora de la resistencia durante la Segunda Guerra Mundial, y la del actor Pedro Casablanc, que tendrá el honor -y la enorme responsabilidad- de interpretar a Francisco de Goya.

Las puertas que cruzaremos en la tercera temporada de 'El Ministerio del Tiempo' 1

Las puertas que cruzaremos en la tercera temporada de 'El Ministerio del Tiempo' 2
Macarena García y Pedro Casablanc son algunas de las nuevas incorporaciones de El Ministerio del Tiempo. | Fotos: RTVE

El rodaje de esta tercera entrega ha sido más caro, pero también más viajado, por la aportación de Netflix, que ha comprado sus derechos para ofrecer la serie en streaming a 190 países de todo el mundo una vez termine su emisión en TVE. Esta temporada contará con 13 capítulos en los que los protagonistas volverán a emprender multitud de viajes a través de la historia. Aura Garrido, Nacho Fresneda y Hugo Silva continuarán siendo los actores principales, con la ausencia en esta entrega de Rodolfo Sancho.

De lo poco que han adelantado desde la productora, en sus viajes en el tiempo, la tercera entrega incluirá nuevos personajes y hechos históricos, entre los que destacan los Borgia, Pedro I el Cruel y Enrique de Trastamara, la Inquisición y las Brujas de Zugarramurdi, la gestación del desembarco de Normandía, y la vida de Simón Bolívar en Madrid, entre otros.

La trama del primer episodio, que se emitirá el próximo jueves por La 1, se centra en el director Alfred Hitchcock que, según adelanta la sinopsis oficial, “se verá envuelto en una intriga mucho más grande que la de todas sus películas juntas durante el Festival de San Sebastián de 1958. Pacino, que todavía trabaja para el Ministerio de 1982, pedirá ayuda en secreto a Amelia y Alonso para evitar que el director inglés sea secuestrado durante el estreno mundial de su obra maestra Vértigo. Algo que a priori no atañe a la historia de España, acabaría siendo un desastre económico y social ante la próxima llegada a España de Eisenhower, presidente de los EEUU”. Esta y otras puertas serán las que abriremos con la nueva remesa de aventuras de este ya clásico de la cultura popular y televisiva en España.

Finca de Indecentes, Fulleros y Amorales (FIFA)

Melchor Miralles

Leo en The Objective que el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, antes dedicado a los “sorteos”, sicario de Joseph Blatter, ha admitido que algunos trabajadores involucrados en la construcción del estadio de San Petersburgo para el Mundial de 2018 han sufrido violaciones de derechos humanos. En una carta enviada a los presidentes de cuatro asociaciones nórdicas, ha reconocido que algunos empleados norcoreanos, cuyas condiciones de trabajo son “habitualmente horribles”, han sido empleados en la construcción del Zenit Arena.

Los trabajadores, tratados como esclavos, vivían hacinados en contenedores abarrotados, y se conoce al menos un caso de uno de ellos que murió de un ataque al corazón sin recibir ninguna asistencia. La FIFA dice “estar al tanto” de que la ONU ha denunciado las condiciones de trabajo de muchos hombres en Corea del Norte en China, Rusia y Oriente Medio, “similares a la esclavitud, pues son enviados por el régimen totalitario a cambio de una miserable comisión”, y añade que lo “condena” y que “ha tratado con el contratista general y con la compañía” que construyó el estadio los “asuntos encontrados”. O sea, y esto lo digo yo, que no efectuó ninguna comprobación previa para evitarlo, y que, denunciado el caso por la prensa noruega, se ha limitado a lamentarlo y “tratarlo” con los responsables. Una conducta no sé si penalmente, pero sí moralmente cómplice, repugnante, una más de la FIFA y sus mandamases, desde hace años una banda de delincuentes corruptos hasta las cachas que van cayendo poco a poco ahora por una investigación puesta en marcha por el FBI.

Podríamos cambiarle el nombre y denominar a este gang “Finca de Indecentes, fulleros y amorales”, porque desde su fundación, es protagonista de uno de los mayores escándalos de corrupción jamás conocidos, sus dirigentes, una manada de corruptos insuperables, la gestionan como una finca, carecen de la más mínima y exigible decencia, son fulleros, porque han robado tanto y con tanto descaro que se les ha pillado hace tiempo, aunque hasta hace poco los tribunales les han dejado irse de rositas con la complicidad de los Gobiernos, y son amorales, porque además de robar, han tolerado en muchos países casos como este de San Petersburgo, y han sido cómplices de dictaduras horribles como la argentina de Videla, Massera y compañía. Un asco de FIFA, una organización que debiera desaparecer, pero que ahí sigue, moviendo los hijos del fútbol, que ya no es un deporte, sino un negocio multimillonario del que se benefician unos pocos aprovechando la fuerza de los miles de millones de seguidores que tienen en todo el mundo los clubes y las selecciones. Un asco de organización. Una banda, esta FIFA.

7 películas sobre vampiros que no deberías perderte

Redacción TO

Foto: Recorded Picture Company

Es cierto que la tradición vampírica no nació con Bram Stoker, pero es innegable que fue él quien la puso en el mapa internacional. Con la publicación de la novela epistolar Drácula, un día como hoy de 1897, ha extendido en el imaginario colectivo el mito del ser que vive en las sombras, siempre sediento de sangre humana, vulnerable a los símbolos sagrados y a las estacas bien dirigidas.

Desde entonces, ha dado lugar a numerosas ficciones. En el cine, sin ir más lejos, se ha convertido en una de las temáticas habituales en el género de terror y, en los últimos años, incluso en el de la comedia. Caso aparte –y todavía por descifrar– es la saga de Crepúsculo.

Esta lista reúne con precisión la evolución de la figura de los vampiros en los últimos años del siglo XX y en nuestro días, más de un siglo después de que viera la luz la novela que escribió el autor irlandés.

Déjame entrar (Tomas Alfredson, 2008)

Esta película de violencia y romance es una historia que encoge el alma sobre la soledad, el descubrimiento y las nuevas oportunidades. Una gran ficción de vampiros en los tiempos de Crepúsculo.

Sólo los amantes sobreviven (Jim Jarmusch, 2013)

¿Y si el amor fuera para siempre? La vida eterna es el castigo de dos vampiros que se aman profundamente y a lo largo de los siglos, con todas las asperezas, con todas sus etapas y sus crisis. Pero esta película versa también sobre la caída del sueño americano y las adicciones, dos temas que el autor de la obra conoce bien. Puro existencialismo.

Entrevista con el vampiro (Neil Jordan, 1994)

Esta es un clásico del cine. De alguna forma es la historia que todo cronista desearía narrar por inverosímil y fantástica. La adaptación de la novela de Anne Rice marcó un antes y después en la década de los 90 y relata las memorias de un hombre que escogió ser vampiro a cambio de la vida eterna. Una decisión que ha pesado siempre sobre él.

Abierto hasta el amanecer (Robert Rodriguez, 1996)

Otra obra maestra. Una película con un trasfondo emocional bien distinto a las anteriores. En esta película escrita por Quentin Tarantino dos forajidos huyen de sus crímenes en Estados Unidos y cruzan la frontera con México. Allí, en un bar de carretera, deciden hacer una parada que les dará más sorpresas de las imaginadas. El bar está poblado de vampiros

Lo que hacemos en las sombras (Taika Waititi, Jemaine Clement, 2014)

Una comedia sobre ser vampiro en los tiempos modernos. Un grupo de amigos en Nueva Zelanda que comparte penurias y anhelos de otros tiempos mientras se adaptan a la vida en sociedad en el siglo XXI. Como decíamos, hay relatos vampíricos que trascienden el terror.

The Addiction (Abel Ferrara, 1995)

En esta película la sangre humana es una metáfora. El cineasta italiano, con algunos momentos de pretenciosidad, desvela la caída al abismo de las drogas y la violencia de una joven estudiante de Filosofía tras ser mordida por una vampiresa.

Drácula (Francis Ford Coppola, 1992)

Una pieza colosal de uno de los cineastas más virtuosos de todos los tiempos. Coppola quiso rendir homenaje a la novela de Bram Stoker con una versión algo edulcorada de su novela, pero sin duda magistral. La historia de amor inquietante entre el conde Drácula y Mina Murray, que le recuerda a su amada, muerta cuatro siglos atrás, se concentra en una sola frase: “He atravesado océanos de tiempo para encontrarte”.

TOP