Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Claves de la XII Legislatura: diálogo, sí; frentismo, también

Marta Ruiz-Castillo

Foto: martaruizcastillo

España ha cerrado por fin un periodo de bloqueo político que ha durado diez meses desde las elecciones generales del 20 de diciembre. En ese tiempo, el país ha visto pasar la XI Legislatura, la más corta de la historia reciente con apenas cinco meses de vida; la investidura fallida del entonces secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; unas segundas elecciones en junio; la constitución de la XII Legislatura; otra investidura fallida, esta vez del candidato del PP, Mariano Rajoy; y una tercera investidura que, en segunda votación, ha desbloqueado la situación política con la reelección de Rajoy como presidente del Gobierno en el debate de investidura que concluyó el sábado 29 de octubre. Sólo dos días antes de que expirara el plazo para que el rey disolviera las Cortes y convocara unas terceras elecciones, según el mandato constitucional.
Y ha sido el temor a la repetición de los comicios lo que ha permitido – no sin dejar por el camino demasiadas tensiones, fracturas y amenazas veladas o no tan veladas – que el país deje de estar en funciones. ¿Por cuánto tiempo? Esa es ahora la pregunta del millón porque el Ejecutivo que presidirá Mariano Rajoy no cuenta con una mayoría absoluta y, si ha logrado ser investido presidente es gracias a los pactos firmados con Ciudadanos y con Coalición Canaria, pero también y, sobre todo, a la abstención del PSOE.

Será una legislatura en la que “será necesario” el diálogo constante, negociar y ceder para sacar adelante reformas necesarias, pero la existencia de dos bloques ideológicos diferenciados también augura un tiempo de duros enfrentamientos dialécticos. “No va ser una legislatura fácil”. En esto coinciden todos los representantes de los grupos parlamentarios a los que hemos preguntado. Donde ya no hay tanta coincidencia es respecto a su duración.

Compromisos ineludibles y amenazas veladas

Desde las filas del PP, el guión es el que ha marcado su presidente Mariano Rajoy en su discurso de investidura, y así lo atestiguan los diputados consultados que se remiten a lo expuesto por su líder. “España reclama un Gobierno que sea estable, duradero, sólido y tranquilizador”. Un Gobierno “basado en acuerdos porque así lo exigen los resultados electorales”, pero con matices. Rajoy quiere gobernar y está dispuesto a compartir la responsabilidad de una tarea como es la de dirigir los designios de todo un país. Diálogo y reformas en materia laboral, en educación, en pensiones, en fiscalidad, en derechos sociales. Pero cuidado, porque los populares lo que no están dispuestos es a derogar sus leyes, como su controvertida Lomce conocida como Ley Wert, que ha sacado a la calles en 23 ocasiones a estudiantes, profesores y padres; o la llamada Ley mordaza o la reforma laboral. “Reformarlas, sí; derogarlas, no”, dicen. “No estoy dispuesto a derribar lo construido; se puede mejorar, pero no puedo aceptar su demolición”, ha dicho Rajoy.

Rajoy quiere aprobar los PGE para 2017 y cumplir con Bruselas. /Foto: Andrea Comas / Reuters)
Rajoy quiere aprobar los PGE para 2017 y cumplir con Bruselas. /Foto: Andrea Comas / Reuters)

De sobra es sabido que el PP tampoco está dispuesto a “incumplir los compromisos con la Unión Europea”, ni a negociar “la unidad de España o la igualdad de los españoles” o “quebrar la estabilidad presupuestaria”. Estas materias no entran dentro del paquete de negociaciones del Partido Popular. Los Presupuestos Generales del Estado para 2017 y el cumplimiento de las exigencias de Bruselas que incluyen un ajuste de más de 5.000 millones de euros, son el principal caballo de batalla para Rajoy en esta legislatura. Lo dijo en el debate y lo repiten sus asesores. Más allá de estas premisas, todos aseguran que “estamos abiertos al diálogo”.

Pero del dicho al hecho hay mucho trecho y frente a los partidos de la oposición más a la izquierda, frente a los independentistas catalanes, frente a los nacionalistas vascos e, incluso, frente a los partidos más moderados como PSOE o Ciudadanos, la consigna es amenazar con que viene el lobo. El lobo son unas nuevas elecciones si el Parlamento paraliza o impide sacar adelante las políticas del gobierno de Rajoy. Amenazas veladas o no, lo cierto es que es potestad exclusiva del presidente del gobierno convocar elecciones generales, de acuerdo con la Constitución. “Eso es lo que Ciudadanos y el PSOE le han dado a Rajoy, que amenace con elecciones cuando no logre lo que quiere”, dicen compungidos diputados de partidos de la izquierda como Podemos, Izquierda Unida, Compromís o la antigua Convergencia.

Curar las heridas y hacer oposición

En el PSOE no está el horno para bollos y quizá su mal menor sea lo que ocurra en el Congreso en esta nueva legislatura. Como almas en pena van sus señorías por el Congreso desde que el 1 de octubre saltara por los aires el partido y el Comité Federal se convirtiera en un ring sin cuadrilátero donde las divergencias de estrategia política, de ideas, traspasaron el umbral de lo personal, con insultos, gritos y reproches hasta entonces no escuchados en la sede nacional del PSOE de la madrileña calle Ferraz.

Lo ocurrido tiene que ver con la investidura de Rajoy. El PSOE, que en las urnas ha sido el segundo partido más votado pero con una pérdida de votos histórica en cada convocatoria, no tenía fácil salida. “Estábamos en una encrucijada”, dicen. “Teníamos que elegir entre lo malo y lo peor”. El ‘no’ a Rajoy encabezado por Pedro Sánchez, secretario general hasta ese mismo día 1 en el que presentó su dimisión, y su incapacidad para formar un gobierno con Ciudadanos y Podemos, fue el principio del fin. Desde el llamado ‘aparato’ socialista – entre los que están los presidentes regionales conocidos como ‘barones’ – las voces contrarias a la posición de Iglesias fueron creciendo hasta convertirse en un clamor encabezado por la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, amparada nada más y nada menos que por el ex secretario general, Felipe González. La historia es de sobra conocida. Sánchez dimitió y una gestora dirige en estos momento de forma interina el PSOE. El presidente de Asturias, Javier Fernández, está al frente de la misma desde ese aciago día. Un nuevo Comité Federal, menos bronco que el anterior, dejó a los ‘sanchistas’ derrotados al decidirse por votación que el PSOE se abstendría en la investidura de Rajoy. Desde el primer momento hubo quien dijo que no acataría la decisión y que votaría en contra del candidato del PP como así ha ocurrido. En total han sido 15 los diputados díscolos, incluidos los siete diputados del PSC.

Antes de la votación del sábado 29, en conversaciones con diputados de ambas facciones, mientras unos aseguraban que desde la gestora se estaba amenazando a quien osara romper la disciplina de voto – “hay gente a la que le están haciendo llorar”; “he visto cómo se amenazaba con expulsarlos del partido” -, miembros próximos a la gestora negaban este extremo. “Se les está intentando convencer de que acaten lo que se acordó en el principal órgano del partido”, “sólo les recordamos que las decisiones del Comité Federal hay que acatarlas cuando gustan y cuando no”. El propio Fernández declaró públicamente que no le constaban amenazas o presiones de nadie.

Antonio Hernando saluda a un Pedro Sánchez distante. (Foto: Andrea Comas / Reuters)
Antonio Hernando saluda a un Pedro Sánchez distante. (Foto: Andrea Comas / Reuters)

Pero el enfrentamiento ha seguido estando presente. Antonio Hernando, que ha defendido la abstención a Rajoy cuando antes defendía el ‘no’, ha pasado momentos malos y ha agradecido las muestras de apoyo que contrarrestaban los insultos y los duros reproches que ha recibido de compañeros de filas, por no hablar de diputados de otros partidos. “Abstención o elecciones”. La frase de Hernando en el hemiciclo durante el debate de investidura resume perfectamente el doloroso cambio de opinión del partido socialista.

“Ahora tenemos que recomponernos y eso nos va a llevar tiempo. Se han dicho muchas cosas, el partido está roto”, nos comenta una diputada. “Soy de las que se va a abstener por responsabilidad”. “Todo es muy triste”, comenta otra parlamentaria, y eso, antes de que se confirmara la renuncia de Pedro Sánchez a su escaño para seguir dando la batalla en el partido como militante de base y buscando el apoyo de los militantes. Sánchez, que votó ‘no’ a Rajoy en la primera votación como el resto de su grupo, no quiso formar parte de la escenificación de la abstención pero tampoco quiso violar con un ‘no’ la decisión del Comité Federal. Su solución: dejar el escaño. Acierto o no, es algo que se verá con el tiempo.

¿Será larga o no esta legislatura? La pregunta a los socialistas parece no preocuparles mucho. “Será lo que quiera Rajoy”. “Necesitamos tiempo para cerrar las heridas internas pero que no se equivoquen ni el PP ni Podemos, vamos a ser el principal partido de la oposición, como siempre, con propuestas dirigidas a mejorar la vida de los ciudadanos. El PP nos va a tener en frente”, aseguran.

El frentismo como estrategia

La debilidad del PSOE es una baza con la que va a jugar Unidos Podemos y sus confluencias. Se vio en el debate de investidura en el que Pablo Iglesias dedicó más tiempo a criticar al PSOE, tratando de apearlo de la oposición, que a responder a Rajoy. En Podemos hay muchas sensibilidades así que no es fácil obtener una sola opinión sobre cómo será esta nueva legislatura. En una cosa sí coinciden y es en que ellos son la verdadera oposición. El único grupo que es capaz de enfrentarse a la “oligarquía”, a los “poderes fácticos que han colocado de nuevo a Rajoy en el Gobierno a costa de acabar con el PSOE”. Un miembro de la dirección de Podemos asegura que “nosotros estamos aquí para defender a los débiles y lo vamos a hacer aunque a algunos no les guete”. La teoría de la conspiración es algo en lo que este partido y ERC parecen creer a pies juntillas. “La triple alianza y quienes han orquestado este golpe oligárquico del sistema nos tendrán en frente” durante la legislatura. Se sienten perseguidos por esos poderes financieros y empresariales que, según ellos, manejan los hilos del país, los mismos que han “acabado con la carrera política de Pedro Sánchez porque se atrevió a decirles no, a ir en contra de sus intereses”.

Pablo Iglesias pide la palabra para quejarse. (Autor: Sergio Pérez /Reuters)
Pablo Iglesias pide la palabra para quejarse. (Autor: Sergio Pérez /Reuters)

Iglesias y los suyos tienen en ERC, con Joan Tardá y Gabriel Rufián a la cabeza, un buen aliado. Los debates de la nueva legislatura ya sabemos por dónde van a ir después de escuchar, primero a Pablo Iglesias y después de los de Esquerra en el debate de investidura de esta semana. “Nos tenemos que defender del acoso al que estamos siendo sometidos”, dicen en los pasillos diputados de Unidos Podemos y sus confluencias. La prueba de esa persecución, añaden, “es la actitud de la presidenta Ana Pastor en el segundo día del debate cuando el portavoz del PP, Rafael Hernando, nos acusó de estar financiados por dictaduras”. “No sólo no nos dio la palabra para defendernos, sino que se la dio a Hernando para que siguiera lanzando mentiras contra nuestro partido”. Por eso, Podemos presentó una queja en el Registro de la Cámara contra Ana Pastor. “Mucho nos tememos que va a ser así durante la legislatura, pero no vamos a pasar por el aro”. Ya lo dijo Iglesias, para quien esta legislatura es la del “epílogo” del PP.

Vigilantes hasta un límite

“Negociar” y “diálogo”, son las palabras con las que Ciudadanos define lo que va a ser la XII Legislatura. Y es que, aseguran, “somos el partido del diálogo, el partido de centro, el partido moderado que necesita el país”. En España no estamos acostumbrados a que un partido negocie a derecha e izquierda como si todo fuera lo mismo. Y ese estar en misa y repicando ha perjudicado electoralmente a un partido que no quería terceras elecciones por nada del mundo. De 40 diputados en diciembre, C’s bajó a 32. Los sondeos les daban una nueva caída en intención de voto en unas hipotéticas terceras elecciones, así que había que acabar con el bloqueo.

Su líder, Albert Rivera, ha dicho que en esta legislatura su obligación es hacer que Rajoy cumpla las 150 exigencias del compromiso de investidura que hizo pasar a Ciudadanos del ‘no’ a Rajoy a la abstención y de la abstención al ‘sí’, para que los votantes no piensen que se han entregado al PP con los brazos abiertos. Ciudadanos “es la marca blanca del PP, no nos engañemos”, dicen desde la filas de Podemos, Izquierda Unida, ERC, Compromís, y la antigua Convergencia. El partido naranja, por su parte, explica este cambio del ‘no’ al ‘sí’ asegurando que “en política, a veces hay que comerse algún sapo”. Y hacer presidente a Mariano Rajoy es un trago que algunos en las filas del partido naranja aún están intentando digerir. Ciudadanos no se fía del PP pero se trataba de escoger entre “susto o muerte”, llegó a decir su líder, Albert Rivera.

Albert Rivera felicita a Mariano Rajoy por su investidura (Foto: Daniel Ochoa de Olza/Pool)
Albert Rivera felicita a Mariano Rajoy por su investidura (Foto: Daniel Ochoa de Olza/Pool)

La legislatura será todo lo larga que quiera Rajoy. La amenaza de unas elecciones no gusta a nadie, menos al propio PP que si hubiera ido a una tercera convocatoria habría vuelto a ganar, según todos los sondeos. Rajoy va a ser quien maneje los tiempos a su conveniencia y convocará elecciones cuando convenga al PP y pille al resto de los partidos con el pie cambiado. Este es el sentir de los partidos de la oposición que creen que el PP logrará “doblar la mano” de Ciudadanos para que ceda en lo importante: los Presupuestos Generales del Estado, los compromisos con Europa, techo de gasto, déficit, recortes. El propio Rivera, ante la amenaza de Rajoy durante el debate de convocar elecciones si no puede cumplir con su programa económico, ya dijo que “todos tendremos que ceder”. Todos no, aseguran en Podemos. “Nosotros no vamos a ceder a los intereses de los ricos”.

El debate de investidura, aseguraban muchos diputados pero también la mayoría de los periodistas, es la medida de lo que va a ser una difícil legislatura en la que los políticos están obligados a entenderse o no, como diría Rajoy.

Continua leyendo: La aplicación más popular del mundo no es la que te imaginas

La aplicación más popular del mundo no es la que te imaginas

Redacción TO

Foto: Oliur Rahman
Unsplash

El trono de la aplicación más popular tiene nuevo rey. Sarahah lleva ocho días, y subiendo, por encima de Instagram, YouTube, Snapchat y Facebook. ¿Sarah… qué? Sarahah, que significa honestidad y franqueza en árabe, es una aplicación para enviar mensajes privados y anónimos a otros usuarios. La idea no es nueva. Antes estuvieron Whisper, Yik Yak o Secret. Ninguna de ellas duró mucho, pero tampoco tuvieron un ascenso tan viral. El 8 de julio entró por primera vez en el top de las 1.500 aplicaciones de la App Store, según datos de Sensor Tower. A los cuatro días estaba en el puesto 104. Y cinco días después, ¡sorpresa!, la aplicación más popular del momento en iTunes. Es el pigmeo que ha vencido a los gigantes.

Porque detrás de Sarahah no hay grandes compañías valoradas en millones de euros. No están Zuckerberg ni Spiegel. Está Zain al-Abidin Tawfiq, un joven desarrollador de Arabia Saudí, que se le ocurrió la idea hace menos de un año para empresas de su país. Hoy tiene más de 14 millones de usuarios registrados de todo el mundo.

Su descripción es sencilla: “Sarahah te permite recibir constructivas y anónimas críticas 🙂“. En el concepto idílico de su creador, esta app ayuda a sus usuarios a “descubrir sus fortalezas y sus áreas de mejor recibiendo feedback honesto por parte de sus empleados y de sus amigos de una manera privada”.

Comentarios anónimos a los jefes

La historia comienza en Dhahran, una ciudad al este de Arabia Saudí considerada el centro administrativo del petróleo. Allí vivía Tawfiq, quien con un grado en Ciencias de la Computación trabajaba a tiempo completo como analista de sistemas en una compañía de petróleo. El objetivo era crear una herramienta que pudiera ayudar a los empleados a realizar comentarios sin filtrar a los empresarios. Así nació Sarahah, una manera de comunicarse de manera sincera con los jefes.

El joven pronto se dio cuenta de que este tipo de servicios podría ser útil también fuera del entorno laboral. Así, en noviembre de 2016 lanzó la página web y empezó a compartirlo con su grupo de amigos. Sin embargo, apenas llegó a 100 mensajes al final de año, según contó Tawfiq a Mashable. Ese fracaso le hizo cambiar de estrategia. Empezó a utilizar a algunos de sus amigos influencers, los grandes prescriptores de contenidos para millenials.

De 70 usuarios pasó a 1.000 en solo unos días. A partir de ahí, la aplicación se extendió por todo Oriente Medio: Túnez, Líbano, Egipto… En este último, por ejemplo, es la página 104 más vista del país según los ránkings que realiza Alexa. Después del éxito en esta región, Tawfiq decidió crear la aplicación. La lanzó finalmente en junio y en inglés —hasta el momento solo estaba en árabe—.

La aplicación más popular del mundo no es la que te imaginas 1
Capturas de pantalla de la bienvenida a la ‘app’ Sarahah.

Seguramente el final de esta historia no sería el mismo si no hubiera aparecido Snapchat. La red social de mensajería instantánea incorporó en su última actualización la posibilidad de conectar el perfil en Snap con el de Sarahah. Tres días después empezó el meteórico ascenso. Millones de adolescentes deseosos de saber qué pensaban sus amigos y conocidos sobre ellos.

“Una aplicación que ‘crea’ suicidas”

El aspecto de la app es muy sencillo. Varios apartados: búsquedas, novedades, perfil y mensajes. En este último se almacenan los recibidos, favoritos y enviados. Para enviar un mensaje a otro usuario este debe estar también dentro de la aplicación. Es imposible saber quién te envía los mensajes y tampoco es posible contestar a los que recibes. En cambio, sí puedes marcar como favoritos aquellos que te gusten más. Otra prueba de la inocencia idílica que su creador espera de la aplicación. Sarahah ya está recibiendo miles de críticas por ser una plataforma que hace muy fácil el acoso y muy difícil su investigación, ya que todo es anónimo.

“Deja un mensaje constructivo”, es toda la precaución que Sarahah propone antes de enviar un mensaje. Una frase que no parece suficiente a la vista de algunos de los comentarios que tiene Sarahah en iTunes. “Mi hijo se creó una cuenta y a las 24 horas alguien ya le había enviado un horrible comentario racista diciendo incluso que debería ser linchado”, contó un usuario. “Este sitio es el caldo de cultivo perfecto para el odio”, añadió. Otros comentarios no se quedan atrás: “No recomiendo este sitio a menos que quieras ser acosado” o “Padres, no permitáis que vuestros hijos se descarguen esta app. Es una app que crea suicidas”.

El fundador ha respondido a las críticas en Twitter:

Además, Tawfiq explicó que estaba intentando acabar con esa versión de la aplicación, una faceta que experimentan todas las redes sociales, mediante el bloqueo de ciertas palabras ofensivas y permitiendo bloquear a la gente, según recogió Mashable. Medidas cuestionables puesto que se pueden crear tantas cuentas de Sarahah como se quiera, no es necesario ni validar el email, y es imposible vetar todas las formas que los humanos tenemos para ser ofensivos contra otros. “De verdad estoy haciendo todo lo que puedo para crear un ambiente positivo”, dijo el joven a este medio. De momento, sigue sin ser suficiente.

Continua leyendo: Tratamientos estéticos, un alza entre los hombres millennials

Tratamientos estéticos, un alza entre los hombres millennials

Lidia Ramírez

Foto: The Objective

Son pocos los hombres que se atreven a reconocerlo, pero las estadísticas no mienten y aseguran que la demanda de tratamientos de belleza y de cirugías estéticas masculinas ha aumentado un 30 % en 2016 respecto al año anterior. Así también nos lo confirma la doctora Gloria Santomauro, experta en medicina estética y directora del Centro Médico GS, quien afirma que cada vez con más frecuencia los hombres acuden a su consulta para someterse a algún tratamiento.

Hombres de entre 45 y 60 años es el perfil del cliente más habitual de Santomauro, sin embargo, la doctora destaca la asidua asistencia a su consulta de chicos jóvenes que quieren realizarse algún “retoquito”. “A partir de los 20 años ya empiezan a venir”, apunta. “En general son chicos que se cuidan mucho y van al gimnasio”, informa la experta, que señala que cuando más suelen acudir a su clínica es después del verano para realizarse algún tratamiento para el cuidado de la piel después de todo el verano expuestos al sol “y de marcha”.

Tratamientos estéticos, un alza entre los hombres millennials 2
Tres de cada diez clientes de Santomauro son hombres. | Foto: The Objective

Tratamientos más demandados

Los procedimientos no quirúrgicos se han vuelto muy atractivos para el público joven, ya que estos no requieren de periodos post-operatorios extensos. Una de las principales características de la generación millennials es el gusto por la inmediatez y su alta exposición en redes sociales. “Tratamientos con ácido hialurónico, bótox o mesoterapia facial o corporal, con la que se obtiene una piel hidratada, nutrida, luminosa y con mejor textura son los procedimientos más recurridos”. Estos últimos suelen tener un coste de 240 euros, 80 euros la sesión (la doctora aconseja un mínimo de tres sesiones al año, una cada 20 días). Además, entre los tratamientos más recurridos, Santomauro también destaca el aumento de labios. “A pesar de que se piensa que es algo de mujeres, cada vez son más los chicos que se someten a un tratamiento de aumento de labios con ácido hialurónico”. Esto suele tener un coste de 150 euros.

En cuanto a las razones por las cuales se someten a algunos ‘retoquitos’, Santomauro hace referencia a la mejora del autoestima sin olvidar la salud, sobre todo en aquellos tratamientos que tienen como objetivo el adelgazamiento, o las rinoplastias terapéuticas motivadas por alguna afección respiratoria.

Pasados los 40…

Como destaca Gloria Santomauro, “después de los cuarenta, lo que más les preocupa a los hombres son las arrugas, la calvicie y los excesos de grasa en el cuello o abdomen”. El injerto de pelo, bien de modo tradicional o mediante la técnica FUE (pelo por pelo) y el bótox, adaptado a cada tipo de arruga, son los tratamientos estrella masculinos, subraya la doctora. Sin embargo, no hay que olvidar que todas estas intervenciones son “adictivas”. Así nos lo asegura Germán, un cliente de Santomauro que al año asegura gastarse unos 1.500 euros en retoques estéticos. “Ya he perdido la cuenta de cuantos retoques me he hecho”, nos cuenta el cliente antes de someterse a un tratamiento de bótox, su preferido junto a los hilos tensores. “Lo hago porque me gusta y los resultados son evidentes e inmediatos”.

Tratamientos estéticos, un alza entre los hombres millennials 3
German, cliente de Gloria Santomauro, sometiéndose a un tratamiento de bótox. | Foto: Lidia Ramírez / The Objective

Las ojeras también son una de las principales preocupaciones de los hombres pasados los cuarenta; para corregirlas, la experta propone dos tipos de tratamientos: mesoterapia para aclarar y ácido hialurónico para rellenar. Los hilos tensores para cara y cuello, que rellenan las arrugas más finas y mejoran la calidad y el aspecto de la piel, además del plasma rico en plaquetas, que contribuye a regenerar la piel, se suman a otros más atrevidos. La bioplastia, que remodela el rostro creando ángulo, o la mentoplastia, también llamada cirugía del mentón, completan este decálogo de tratamientos que muy pocos hombres se atreven a confesar. Y es que según asegura la directora de Centro Médico GS: “Aún seguimos todos con la fantasía de la genética perfecta y con el cuento de que estamos así de guapos y perfectos por dormir la siesta y beber agua natural”, concluye.

Continua leyendo: Mariano Rajoy, testigo de excepción

Mariano Rajoy, testigo de excepción

Marta Ruiz-Castillo

Foto: SUSANA VERA
Reuters/Archivo

“Con absoluta normalidad” afronta el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, su declaración como testigo este miércoles en la vista oral del juicio del ‘caso Gürtel’. Así lo aseguró en abril a preguntas de los periodistas.

“Llevo diciendo durante mucho tiempo que cumplir la ley y hacer caso a las resoluciones de los tribunales es algo obligado para todos, me he referido también a los gobernantes y en mi caso también; es mi obligación e iré encantado a responder a lo que tengan a bien preguntar y aclarar lo que quieran aclarar. Este es un acto de pura normalidad”.

“Normalidad”, “tranquilidad” y “colaboración con la Justicia”, son las consignas dadas en el PP y en el Gobierno para hablar sobre la presencia de Rajoy en la Audiencia Nacional, según se desprende de las declaraciones de altos cargos del partido y del ejecutivo en las horas previas a la comparecencia del presidente en el juicio de la Gürtel. Empezando por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que el lunes recordó que “cualquier español sabe que colaborar con la justicia es una labor de todos y a la que todos debemos acceder con la mejor disposición. Y con esa mejor disposición es con la que irá el presidente del Gobierno, a colaborar con la justicia en lo que el tribunal estime oportuno”.

La comparcencia del presidente del Gobierno ante el tribunal que juzga posibles implicaciones del PP en la trama Gürtel ha provocado una gran expectación con 321 periodistas de 83 medios nacionales e internacionales acreditados. Será la imagen del día dentro y fuera de España y ante la avalancha de medios, la Audiencia Nacional ha tomado medidas excepcionales, según informa en una nota.

Por el tribunal han pasado ya como testigos buena parte de la antigua cúpula del PP como Ángel Acebes o Javier Arenas, entre otros. Todos dijeron desconocer las actividades de Francisco Correa, considerado líder de la trama de corrupción, en el partido y negaron haber recibido dinero de éste.

Mariano Rajoy, testigo de excepción 1
Ángel Acebes, ex secretario general del PP, tras declarar en el juicio Gürtel en junio | Foto: Susana Vera / Reuters

No está previsto que Rajoy se siente frente al tribunal como el resto de los encausados o testigos, sino a un lado de la sala. Y eso que la Audiencia se refiere a él en uno de los autos como “el ciudadano Mariano Rajoy”, así que se desconoce el lugar desde el que responderá a las preguntas que le formulen. Más allá de dónde se siente, el ciudadano Rajoy está obligado a decir la verdad como testigo si no quiere incurrir en un delito de falso testimonio tipificado en el artículo 458 del Código Penal.

Los autos de la Audiencia

“La Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha citado a Mariano Rajoy para que declare como testigo el próximo 26 de julio a las 9:30 horas en la vista oral del ‘caso Gürtel'”, según un auto de mayo en el que se establece que el presidente del Gobierno “deberá comparecer físicamente en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares”.

El tribunal señala que “la importancia de su declaración, en cuanto a los conocimientos que el testigo pueda tener datos que pueda aportar, hacen que la inmediación y la contradicción demanden como opción preferente su presencia física ante la Sala”.

La resolución se aprobó con el voto particular del presidente del tribunal, Ángel Hurtado, que considera que debería haberse acordado que la declaración de Rajoy como testigo se realizara por videoconferencia, tal y como había pedido el propio presidente del Gobierno.

Antes de este auto hubo otros. El 4 de febrero de 2016, la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional dictó uno en relación con el juicio de la pieza “Época I” del ‘caso Gürtel’ por el que el tribunal rechazaba “la declaración como testigo del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y acuerda la de la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, entre otras”.

En su resolución los magistrados admitieron toda la prueba solicitada por la Fiscalía, la Abogacía del Estado, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de Madrid, así como de la Asociación de Abogados Demócratas por Europa ADADE, salvo la solicitud de esta organización que actúa como acusación particular para que testificara Mariano Rajoy, por no haber aportado razones suficientes para que prestara declaración, “sin perjuicio de que, en otro momento, se pueda acordar por la Sala que testifique de considerarlo necesario, a la vista del desarrollo del juicio oral”.

El 24 de abril de este año, la Sección Segunda de la Sala de lo Penal cambia de opinión y notifica en un auto los motivos por los que llama a declarar como testigo al presidente del Gobierno. No por su calidad de jefe del Ejecutivo, dice, sino por los cargos “que ocupaba y actividad que en función de ellos debía desarrollar en el Partido Popular, en el periodo temporal abarcado en el enjuiciamiento de la presente Pieza Separada de las DP 275/08 – EPOCA I: 1999-2005”. El auto incluyó un voto particular del presidente del tribunal, el magistrado Ángel Hurtado, contrario a la práctica de esta prueba testifical.

Los jueces consideran que “la situación en la que se encuentra el tribunal es muy diferente a la de antes del inicio de las sesiones del juicio”. Rajoy planteó que testificar físicamente supondría un gasto extra y propuso declarar a través de videoconferencia. La Audiencia, en su auto del 30 de mayo, considera que “las razones dadas ni son consistentes ni tampoco son razones que impidan al testigo acudir ante el tribunal”.

“El Tribunal no acierta a entender en qué consiste ese despliegue importante de recursos”

“El tribunal no acierta a entender en qué consiste ese despliegue” importante de recursos públicos por el hecho de que “el testigo tenga que desplazarse 18 kilómetros”, como “tampoco comprende” que se aleguen cuestiones de seguridad dado que en el lugar donde se celebra el juicio hay unas medidas de seguridad “con mayores garantías que las que puedan ofrecer otras sedes empresariales o institucionales de la Comunidad de Madrid”.

“En tres oportunidades dijeron que no tenía que ir como testigo, ahora dicen que sí; no dije nada en las otras oportunidades y ahora tampoco”, comentó Rajoy a los periodistas a finales de abril cuando fue preguntado por la decisión final de la Audiencia de hacerle acudir a testificar.

…y nada más que la verdad

“Poco podrá aportar por su desconocimiento de los hechos”. Quien así se habla sobre lo que va a decir Rajoy en su declaración es el vicesecretario de organización del PP, Fernando Fernández Maíllo. Y es que el caso que se juzga en la Audiencia es una de las muchas piezas separadas del caso Gürtel. Se trata de la conocida como Primera Época, y más concretamente la que se refiere a la supuesta financiación irregular en las campañas electorales en 2003 de los ayuntamientos madrileños de Majadahonda y Pozuelo, gobernados por el PP.

“Rajoy no sabe ni podía saber nada de los manejos en Pozuelo y Majadahonda de la red controlada por Francisco Correa”, aseguró Fernández Maíllo el lunes en rueda de prensa en la sede del PP. Rajoy dejó de ser vicesecretario general del partido en septiembre de 2003, cuando José María Aznar le cedió el testigo como líder del PP.

Fernández Maíllo recordó el lunes que fue precisamente en el momento en el que Mariano Rajoy llegó a la presidencia del PP cuando la dirección del partido suspendió los contratos con la empresa de Francisco Correa. Algo que el propio Correa y que el extesorero del PP, Luis Bárcenas, también encausado en el caso Gürtel, corroboraron en sus respectivas declaraciones en el juicio oral.

Mariano Rajoy, testigo de excepción 2
Rajoy se reunió con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, el 6 de julio. Foto: Juan Medina / Reuters

Rajoy, por su calidad de testigo, está obligado a decir la verdad y Pedro Sánchez se ha encargado de recordárselo desde que se supo que iba a comparecer ante el tribunal; la última vez, el pasado sábado durante un acto de partido en el que el secretario general del PSOE instó al presidente del gobierno a que, cuando comparezca ante la Audiencia Nacional “diga la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad”.

Para el PSOE, la comparecencia de Rajoy ante un tribunal, aunque sea como testigo, “no es una buena imagen para España, ni para la credibilidad democrática de nuestro país”. “Un presidente en activo jamás había comparecido en ninguna circunstancia ante la Audiencia Nacional”, destacó este lunes el secretario de Organización de los socialistas, José Luis Ábalos en rueda de prensa, en la que insistió en que Rajoy “no es que pasara por allí”, sino que la Audiencia Nacional entiende que su testimonio “es relevante para el esclarecimiento de los hechos que se están juzgando”.

Felipe González y el caso Marey

La imagen de todo un presidente del gobierno en activo declarando como testigo en un juicio por corrupción no tiene precedentes en España. En otros países, sí. Pero en España, es la primera vez. De ahí la expectación creada en medios nacionales internacionales. De ahí las medidas de seguridad extremas que se han organizado en el entorno a las instalaciones de San Fernando de Henares donde la Audiencia celebra el eterno juicio de la Gürtel.

Antes que Rajoy, sin embargo hubo un caso similar. Felipe González también tuvo que pasar por el mal trago de acudir, en este caso ante el Tribunal Supremo, para declarar como testigo en el juicio por el secuestro de Segundo Marey, la primera acción de los GAL en 1983 en el marco de la guerra sucia contra ETA.

En 1998 Felipe González ya no era presidente del Gobierno pero el tribunal lo llamó a declarar en medio de una gran polémica y expectación por el secuestro de Marey, un ciudadano francés confundido con un etarra, cometido en 1983 cuando era presidente del Gobierno. Por este suceso fueron encarcelados el ex ministro del Interior, José Barrionuevo, el ex secretario de Estado de Seguridad, Rafael Vera, y otros ex altos cargos del ministerio en septiembre de ese mismo año 98.

Mariano Rajoy, testigo de excepción 3
Felipe González sale de testificar ante el Supremo por el caso Marey el 23 de junio de 1998. Foto: Sergio Pérez / Reuters

También Adolfo Suárez, primer presidente del Gobierno de la democracia tras 40 años de dictadura compareció como testigo en el juicio del caso Banesto, cuando hacía años que había dejado La Moncloa. La diferencia es que Suárez pidió comparecer como testigo, mientras que González y Rajoy fueron obligados.

Continua leyendo: Zinteta, la artista que devuelve las estrías a la belleza

Zinteta, la artista que devuelve las estrías a la belleza

Redacción TO

Foto: @ZINTETA
Instagram

La artista e ilustradora española Cinta Tort Cartró, nacida en Barcelona en 1995, ejemplifica el espíritu emprendedor y autodidacta de su generación, la Generación Z. Gracias a sus creaciones, algunas controvertidas pero sin duda certeras, ha logrado protagonizar artículos de importantes publicaciones extranjeras como The Daily Dot o Huffington Post, por citar algunas.

Obsérvalas, léelas, descúbrelas y ámalas. Estrías 💛💚❤️💜💙 Des de bien pequeñitxs nos hacen odiar todo aquello que tenemos en nuestro cuerpo e intentan constantemente que eliminemos todo aquello que para ellos no es normal: las manchas, las pecas, los pelos, y un sinfín de cosas más, y… las estrías. Las estrías son aquellas marcas que muchxs de nosotrxs tenemos en la piel. Me pasé años odiándolas e intentando encontrar una manera de eliminarlas, hasta que me dí cuenta que si no las aceptaba no me estaba aceptando a mi misma. Hace unos pocos años que he empezado a trabajar el amor propio y a aceptar y ver todo lo que hay en mi cuerpo. Aceptar todo esto es aceptar tus raíces, tu historia, todo lo que hay en él y, al fin y al cabo, aceptarte a ti misma. Las estrías son parte de nuestra esencia, nuestros momentos, de nuestras vidas, de nuestras historias y de nosotrxs. Son tan bellas que no se como a veces consiguen que las odiemos. Observarlas es terapéutico. No dejas que se metan con todo lo que tienes y todo lo que eres. Quererse es un acto revolucionario.

Una publicación compartida de ¿ Cinta Tort Cartró (@zinteta) el

M'agrada quan ens abracem 💜 #abrazos

Una publicación compartida de ¿ Cinta Tort Cartró (@zinteta) el

#manchoynomedoyasco (Més respecte, si us plau)

Una publicación compartida de ¿ Cinta Tort Cartró (@zinteta) el

#estrías 💜💖❤💛💚💙 Cada unx de nosotrxs es diferente y, a la vez, cada cuerpo es de una forma u otra y tiene su propia esencia y energía. Hay muchos tipos de cuerpos, igual que hay muchos tipos de estrías. De eso me dí sobre todo cuenta el día que hice estas producciones. Pintando a Yacine, a Mònica y a Roser observé detalladamente su piel, la delicadeza que había en ella y, a la vez, la belleza y la esencia que estas escondían. Hay personas con más o menos estrías, con estrías muy gruesas, menos, o más o menos marcadas, y en esto, en la diversidad, hay la riqueza. Las estrías de Yacine me llamaron mucho la atención, pequeñitas, poco palpables a primera vista y verticales, era la aventura de descifrar todo lo que ellas escondían. Todos los cuerpos tienen (más o menos) manchas, pelos, pecas, estrías, curvas, rectas, heridas, arrugas… y todos son igual de válidos. Ya es hora de que empezemos a amar el nuestro porque, al fin y al cabo, esta es nuestra herramienta de comunicación con el mundo. Y si no nos gusta la herramienta que utilizamos para ello, dificilmente podremos sentirnos libres. Una vez más: quererse es un acto revolucionario. 💜

Una publicación compartida de ¿ Cinta Tort Cartró (@zinteta) el

La propuesta que ofrece Zinteta en la red, y que le ha labrado una importante base de 30.000 seguidores que suma y sigue, es arriesgada a la par que reivindicativa. Según sus propias palabras, este proyecto creativo feminista nació porque “sometida a situaciones machistas” vio que “una buena manera de poder luchar contra ellas era visibilizándolas a través del arte”. Muchas de esas situaciones son los propios cánones de belleza que imponen industrias como la de la moda, en la que elementos naturales del cuerpo de cualquier mujer, como las propias estrías, se esconden ante la mirada de millones de personas. Esas estrías Zinteta las pinta de colores para devolverlas a la belleza, para hacerlas visibles e incluso destacarlas. Además, también visibiliza otras ‘vergüenzas’ para que no sean tales, como la menstruación. Lo hace a través de “Mancho y no me doy asco”, uno de sus más recientes proyectos artísticas.

#manchoynomedoyasco

Una publicación compartida de ¿ Cinta Tort Cartró (@zinteta) el

#manchoynomedoyasco Hola a todxs. Gracias. Estos dos últimos días han pasado cosas muy "heavys". Antes de ayer me hicieron una entrevista desde Nueva York y ayer me encontré con un artículo en la red sobre mi trabajo, aluciné. Pero hoy… esta mañana, me he encontrado con un artículo sobre mi trabajo en la edición digital de Metro Newspaper (UK). Y lo más gracioso es que me ha dado por buscar mi nombre (Cinta Tort Cartró) en google y me he encontrado con mogollón de artículos que hacían referencia a mis producciones, artículos en mogollón de idiomas… lo estoy flipando y creo que no voy a ser consciente de ello durante unos días. Espero que llegue a muchas personas y que puedan reflexionar sobre toda la lucha que hay en esto. Estoy muy feliz, la verdad que estoy muy en shock y no se muy bien que decir. Un gracias queda pequeño. Un gràcies es queda molt petit💜🌱

Una publicación compartida de ¿ Cinta Tort Cartró (@zinteta) el

💗 #manchoynomedoyasco

Una publicación compartida de ¿ Cinta Tort Cartró (@zinteta) el

Part II. Emoción a flor de piel. Estoy en shock. GRACIAS. THANK YOU 💜🌱

Una publicación compartida de ¿ Cinta Tort Cartró (@zinteta) el

Sus piezas e ilustraciones abarcan la exploración de la mujer, la identidad sexual y el género desde un punto estéticamente llamativo. Quédate con su nombre, porque esta jovencísima ilustradora dará mucho que hablar.

More about International day against homophobia, transphobia and biphobia #IDAHOT

Una publicación compartida de ¿ Cinta Tort Cartró (@zinteta) el

Faltan abrazos. Prints disponibles.

Una publicación compartida de ¿ Cinta Tort Cartró (@zinteta) el

TOP