Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Ni tan iguales: las claves que diferencian a Podemos de Syriza

Anna Carolina Maier

Foto: Anna Carolina Maier

Nos espera un año muy difícil, vamos a tener que trabajar partido a partido, con un contexto distinto al griego. Nadie va a hacer los deberes por nosotros”, expresó Pablo Iglesias, secretario general del partido Podemos, cuando la agrupación izquierdista Syriza ganó las elecciones parlamentarias griegas. Iglesias advirtió en ese momento que no se deben hacer paralelismos porque la victoria en Grecia no garantiza el triunfo de Podemos en las próximas citas electorales españolas.

A pesar de ello, la prensa internacional y española han seguido emparentando a Podemos con Syriza debido a que mantienen un discurso político similar (contra el establishment) y en virtud del apoyo abierto que el propio Iglesias extendióal actual primer ministro griego, Alexis Tsipras,durante la campaña electoral en Atenas.

Aunque incluso los adversarios españoles y griegos de ambas agrupaciones han querido vincularlas, los expertos advierten que hay divergencias importantes que dificultan que ambos casos sean asimilables.

Los condicionamientos del contexto

“Las profundas diferencias que hay entre Syriza y Podemos, más que en el contenido de los partidos, están en el contexto de los países donde hacen vida”, asegura Antonio Roldán Monés, analista sobre temas europeos de Eurasia Group.

El experto destaca que ambos partidos se enfrentan a realidades económicas distintas. Mientras Grecia está en la quiebra económica, en un programa de rescate de la troika, tiene una deuda pública de 176%, una situación social al borde del límite, un desempleo juvenil de 60% y más de 3,7 millones de personas por debajo del umbral de la pobreza; España presenta una trayectoria económica más positiva y no depende de la troika.

En su última revisión sobre las Perspectivas de Crecimiento Mundial (WEO, por sus siglas en inglés), el Fondo Monetario Internacional prevé que el país registre este año su mayor expansión económica desde 2007. Se espera que el producto interior bruto crezca 2%.

Lejos de Bruselas, ¿cerca de la gente?

Más allá de la situación económica, las actitudes de los ciudadanos hacia la Unión Europea también van a condicionar el comportamiento que puede mostrar Syriza, mientras gobierne, y Podemos, en caso de llegar al poder.

Aunque las dos formaciones son eurocríticas, 45% de los griegos se sienten ciudadanos de la Unión Europea, mientras que en España esa cifra asciende a 71%, según el más reciente Eurobarómetro. El mayor desapego de los griegos hacia las instituciones europeas le permitirá a Syriza confrontar a la UE con mayor facilidad, a diferencia de Podemos.

“Los griegos creen que en gran parte la situación económica-social deprimida de su país se debe a las recetas impuestas por Europa (austeridad, reformas, memorándums) y han votado a Syriza, para que confronte las recetas impuestas por la troika. Esa actitud es una manera de mantenerse fiel a sus electores”, manifiesta Roldán.

Tsipras, contrario a la política de austeridad, asegura que quiere mantener a Grecia dentro del euro pero insiste en reestructurar la deuda pública griega, para mitigar los problemas económicos de su país.

En España, donde la situación económica no es tan mala y donde los ciudadanos tienen una mayor identificación con la Unión Europea, Podemos recurre a un discurso más moderado, para apelar también a los votantes de centro que no esperan soluciones radicales.

Trayectorias desiguales

El origen de los partidos y la experiencia política de sus líderes son otros aspectos diferenciadores entre Podemos y Syriza.

La formación griega, a diferencia de Podemos, no es un partido nuevo. Se formó en 2004, pero tiene “raíces en la historia y tradiciones de la izquierda griega que renueva cambia y se actualiza”, según Luis Ramiro, de la Universidad de Leicester.

Syriza es el resultado de una alianza entre las fuerzas políticas de la izquierda alternativa, eurocomunistas ecologistas, ecosocialistas y grupos de izquierda radical que monopolizó la izquierda de su país.

El Movimiento Socialista Panhelénico (tradicional de izquierda), más conocido como PASOK, ha caído fuertemente (obtuvo 4,68% en las últimas elecciones), por lo que tienen menos competencia que Podemos que se enfrenta al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que aún conserva amplias cuotas de poder.

Syriza “ha pasado por muchos momentos de aprendizaje político, desde la oposición minoritaria a la alternativa política. Madurando su programa. Practicándolo en los municipios y regiones, en la oposición y en el poder”, señala el analista Manel García Biel.

La carrera política del líder de Syriza y actual primer ministro, Alexis Tsipras, empezó en 2006 cuando fue nombrado candidato de su partido a la alcaldía de Atenas y consiguió el 10,6 % de los votos, un resultado inesperado que le propulsó, a inicios de 2008, a la presidencia de Synaspismós, principal componente de su unidad.

En 10 años, Syriza ha tenido resultados electorales que han venido fluctuando alrededor del 3-6% hasta llegar en la actualidad a ser la opción favorita del pueblo griego.

Podemos, en cambio, es un partido que se formó en 2014 y que nació en una universidad (La Complutense de Madrid). Sus principales dirigentes no son políticos de carrera aunque tienen estudios en Ciencias Políticas, pero no tienen mayor experiencia como responsables de la gestión de los asuntos públicos desde ayuntamientos o comunidades autónomas. No han sido ministros ni parlamentarios. Su única participación electoral ocurrió en las elecciones europeas en mayo de 2014, logrando 5 escaños (de 54) con 7,98 % de los votos, lo que lo convirtió en el cuarto partido más votado de España.

Entre la izquierda y la ambigüedad

Tsipras habla orgullosamente el lenguaje de la izquierda mientras que Pablo Iglesias es más ambiguo en su argumento al definir su partido como “un eje que no es de derecha-izquierda, sino democracia-dictadura”.

En términos de comunicación, el líder de Podemos usa los medios de comunicación como no lo ha hecho Tsipras, ha dirigido los programas La Tuerka y Fort Apache y ha acudido de forma regular a los debates de tertulias que se emiten en varias cadenas de televisión.

Reformas institucionales

La postura de ambos partidos ante el marco constitucional vigente en sus respectivos países marca una diferencia relevante. Podemos hace una apuesta fuerte por la reforma constitucional. Aboga por una enmienda a la totalidad. “Queremos ir a un proyecto constituyente que escriba una nueva constitución”, explica Juan Carlos Monedero, secretario del programa del partido y del Proceso Constituyente, en una consulta para este trabajo.

El partido español propone así una iniciativa legislativa popular (500.000 firmas) que podría promover esta reforma constitucional. Monedero señaló que Podemos todavía elaborando su propuesta programática en todos los ámbitos y que estas ideas para la reforma constitucional, aunque ya están apuntadas, deben ser sometidas a deliberación.

Syriza, por su parte, propone reformas constitucionales claves pero no ha planteado reescribir la Constitución. Sí buscará, en cambio, someter “a referéndum vinculante los tratados europeos y otros acuerdos de importancia”, “cambiar la ley electoral para que la representación parlamentaria sea verdaderamente proporcional” y hacer reformas para garantizar una separación entre Iglesia y Estado.

Disposición a pactar

Cuando el líder de Syriza, Alexis Tsipras, alcanzó un acuerdo con el pequeño partido de derecha Griegos Independientes (Anel), Panos Kamenos, para formar un nuevo gobierno de coalición en Grecia, quedó claro que su actitud ante uniones y pactos es flexible. Roldán señala que esto se debe a que, a diferencia de lo que ocurre en España, en Grecia esos partidos tan distintos comparten un enemigo en común: Alemania.

“En cambio, Podemos puede pactar con los socialistas para tener un partido de izquierda moderada pero no va a pactar con la derecha”, afirma el analista. Iglesias ha ido marcando sus propios límites al comprometerse públicamente al decir: “Prometo que jamás abrazaré a Mas y a Rajoy”, como aseveró ante más de 3.000 personas en Barcelona, en diciembre de 2014.

Anna Carolina Maier

Continúa leyendo: Aguantocracia

Aguantocracia

Guillermo Garabito

Foto: Manu Fernandez
AP

Los enemigos de Mariano Rajoy, que no han sido siempre los de España, terminan cayendo uno tras de otro como los frailecillos de los documentales de La 2. Los enemigos de Rajoy fueron amigos en el PP antes de que el presidente se revelara inmortal. Todos caen menos Mariano. El marianismo equivale a una doctrina, una escuela de fijeza. La escuela de Moncloa marca una era y Arriola quedará retratado como alguno de los personajes secundarios del cuadro entre picassiano y olvidado. El marianismo es una forma de ser español, como el ‘cojonudismo’ intuido por Unamuno o el ‘cipotudismo’ que recopila Jorge Bustos ahora.

Mariano Rajoy, como el español a lo largo de la historia, sólo sabe resistir ante la adversidad. Únicamente sabe estar contra viento y marea en los momentos álgidos y ha condensado y refinado esa cualidad inherente del españolito histórico. Porque lo de este país casi siempre han sido victorias por desgaste, largas y al final: como en el Mundial de Sudáfrica.

Aguantar es español, pero el ‘marianismo’ bebe de muchas otras culturas y tradiciones. De la árabe y la paciencia de sentarse a esperar a ver pasar el cadáver del enemigo. Aunque es probablemente que indagando descubrieran que los árabes copiaron el proverbio a un señor de Pontevedra. El ‘marianismo’ es la resistencia pasiva de Gandhi pero a la española y sin huelgas de hambre.

Más ahora, que entre los independentistas hay discordia Y los independentistas huyen o mienten o reniegan. “Si utilizas al enemigo para derrotar al enemigo…” La huida nada menos que a Suiza de Anna Gabriel es cuanto menos irónica. A base de aguantar, Mariano Rajoy ha conseguido que Anna Gabriel se peine. Sólo ha tenido que perseguirla la justicia para cambiar el ‘look’.

“La mejor victoria es vencer sin combatir.” Para algo se inventó la democracia. Y el 155. Puigdemont sigue en Bruselas, Junqueras y compaña en Estremera y poco a poco van desertando de obra y cuerpo presente los llamados por la justicia. Aunque Rajoy probablemente no haya leído ‘El arte de la guerra’. Mariano Rajoy es el último de Filipinas, un soldado de los Tercios españoles. O quizá únicamente sea un señor de Galicia con paciencia y mucho tiempo que perder.

Continúa leyendo: 5 poemas cantados para recordar a Antonio Machado

5 poemas cantados para recordar a Antonio Machado

Rodrigo Isasi Arce

El 22 de febrero de 1939 nos abandonaba para siempre uno de los los mayores poetas de España y el representante más joven de la Generación del 98, Antonio Machado. “Nunca perseguí la gloria ni dejar en la memoria de los hombres mi canción”, reza uno de sus poemas más conocidos, ‘Cantares’, pero la verdad es que Machado sí dejó en la memoria sus versos, su canción. Nos dejó una larga lista de obras de incalculable valor literario, como ‘Soledades’ (1907), ‘Campos de Castilla’ (1912), ‘La Lola se va a los puertos’ (1930) o ‘Las adelfas’ (1928), entre muchas otras.

Machado murió en el exilio, en Francia, como tantos otros de su generación, al verse inmersa España en uno de los períodos más negros de su historia, la Guerra Civil entre republicanos y sublevados. Cuentan que pocos días después de su muerte, su hermano José Machado encontró en el bolsillo del gabán un trozo de papel que decía “estos días azules y este sol de la infancia”, los últimos versos del poeta sevillano. El fascismo echó a Machado de España, pero lo que no pudo impedir es que su legado fuese eterno; tanto es así, que varios cantantes decidieron poner voz a sus poemas.

Sin duda, Joan Manuel Serrat es el cantautor español que más poemas de Antonio Machado ha versionado -le dedicó un disco entero- pero no ha sido el único. Desde The Objective, te ofrecemos cinco poemas para recordar a este gran poeta andaluz que han sido cantados por grandes referentes del panorama musical español.

Cantares-Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina

“Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre el mar. Nunca perseguí la gloria, ni dejar en la memoria de los hombres mi canción; yo amo los mundos sutiles, ingrávidos y gentiles, como pompas de jabón. Me gusta verlos pintarse de sol y grana, volar bajo el cielo azul, temblar súbitamente y quebrarse…”

La saeta-Camarón de la Isla

“¡Oh, la saeta, el cantar al Cristo de los gitanos, siempre con sangre en las manos, siempre por desenclavar! ¡Cantar del pueblo andaluz, que todas las primaveras anda pidiendo escaleras para subir a la cruz! ¡Cantar de la tierra mía, que echa flores al Jesús de la agonía, y es la fe de mis mayores! ¡Oh, no eres tú mi cantar! ¡No puedo cantar, ni quiero a ese Jesús del madero, sino al que anduvo en el mar!”

Inventario galante-Paco Ibáñez

“Tus ojos me recuerdan las noches de verano negras noches sin luna, orilla al mar salado, y el chispear de estrellas del cielo negro y bajo. Tus ojos me recuerdan las noches de verano. Y tu morena carne, los trigos requemados, y el suspirar de fuego de los maduros campos…”

Sobre el olivar-Enrique Montoya

“Campo, campo, campo Entre los olivos Los cortijos blancos Por un ventanal Entra la lechuza En la catedral San Cistrobalón La quiso espantar Al ver que bebía Del velón de aceite De Santa María La Virgen habló Dejalá que beba San Cristobalón. Campo, campo, campo Entre los olivos Los cortijos blancos Por un ventanal Entra la lechuza En la catedral A Santa María Un ramito verde, Volando, traía”.

Españolito-Joan Manuel Serrat

“Ya hay un español que quiere vivir y a vivir empieza, entre una España que muere y otra España que bosteza. Españolito que vienes al mundo te guarde Dios. una de las dos Españas ha de helarte el corazón”.

Continúa leyendo: Ana Villanueva, la emprendedora que consigue lo imposible: vender tu casa en menos de una semana

Ana Villanueva, la emprendedora que consigue lo imposible: vender tu casa en menos de una semana

Bea Guillén Torres

España, ese país al que el estallido de la burbuja inmobiliaria sumió en una crisis de la que todavía trata de salir, tiene uno de los mercados inmobiliarios más opacos de Europa. Y esa es una de las razones por las que la emprendedora Ana Villanueva ha decidido intervenir en Madrid con su startup: Tiko. Se trata de una de las primeras empresas de proptech de compra y venta de propiedades en España. Para los que anden perdidos, el proptech  es una de las tendencias tecnológicas que más ha despuntado estos últimos dos años y que promete romper su techo en el 2018. Consiste en llevar la tecnología al sector inmobiliario (al property en su término en inglés). Es lo que el fintech al sector de las finanzas o el insuretech al de los seguros. El mercado inmobiliario ha tenido muy poca evolución digital, por lo que el objetivo de las compañías proptech es hacerlo más eficiente y transparente con tecnología.

¿Qué le lleva a una emprendedora de 35 años a meterse en ese laberinto que ha sido siempre el mercado inmobiliario en España? Pues justo eso: el laberinto. “A mí me atrae el problema que estamos resolviendo: que es muy difícil vender tu casa. Si quieres vender tu casa no existe una forma rápida y fácil de hacerlo. Es un problema muy real con el que mucha gente se siente muy identificada”.

Este no es el primer proyecto de Villanueva que después de seis años en consultoría, de montar una startup de crowdfunding de música en EEUU avalada por un ex CEO de la Warner Bross, y de pasar varios años de experiencia en Job&Talent en México, volvió a España para revolucionar un sector.

Mucha gente me pregunta: ¿pero cómo lo vas a conseguir tú?“. Con dos ingredientes clave: ahorrando costes con la tecnología y convirtiéndose en los compradores finales de las viviendas. El proceso es muy sencillo: un usuario entra en la web de Tiko e inicia una solicitud online de venta de su casa. Después responde un cuestionario telefónico con los datos básicos de la vivienda (dirección, habitaciones, metros, ascensor…). La startup hace una valoración y hace una oferta al vendedor. Todo sin ver la casa. Si este acepta, entonces los técnicos van a hacer la inspección y a comprobar que los datos son reales. Si es así, se compra la vivienda. Así, de fácil.

Ana Villanueva, la emprendedora que hace posible con Tiko que vendas tu casa en tres días 1
La página web de Tiko, una de las primeras empresas de proptech de España. | Foto: Tiko

“Este sistema nos permite no tener que ir a ver la vivienda de gente que no esté de acuerdo en venderla por ese precio. Es un filtro muy fuerte, y un sistema más ágil y eficiente. Pero no compramos sin ver. Si no se corresponde: ajustamos precio o decimos retirar la oferta”, explica Villanueva.

De esta forma, la tecnología acorta los tiempos del proceso y la decisión de ser compradores finales, dinamita el modelo tradicional de intermediarios. “Podemos comprar una casa en pocos días, porque lo hacemos nosotros mismos, no tenemos que encontrar a otro que luego nos los compre. Asumimos ese riesgo”. Para poder empezar, Tiko consiguió una financiación de 35 millones de euros en el que hay fondos de importantes inversores como Rocket Internet y Cabiedes, y financiación bancaria.

Tiko puede hacer hacer la valoración de la casa sin verla porque cuenta con un sistema de control de inmuebles y conoce precios de cierre de viviendas similares en la misma zona. Villanueva asegura que, a pesar de hacerlo tan rápido y fácil, compra a un precio competitivo. “Nuestro modelo de negocio se basa en volumen y agilidad, es decir, no nos llevamos márgenes grandes, pero actuamos sobre un volumen considerable de inmuebles“.

600 transacciones en un año

Su objetivo es que Tiko realice, en cada ciudad que abren, el 1% de las transacciones inmobiliarias de tres a cinco años. En España, han desembarcado en Madrid porque es el mercado más atractivo. “Hay 60.000 transacciones inmobiliarias al año. Pretendemos hacer 600 en este tiempo. Es un volumen considerable, pero las vamos a realizar a lo largo del año”. Una de las peculiaridades del modelo es que Tiko no es competencia de las agencias puesto que también les compra a ella inmuebles directamente.

Pero con una condición muy clara: al mes y medio de haber comprado una casa, la venden. “No queremos acumular un stock de viviendas, todo lo contrario. Entre la compra y la venta de la vivienda, no transcurren más de 90 días. La compramos, la reformamos y la vendemos inmediatamente, no esperamos a que suban los precios. La venta nos permite refinanciarnos, por lo que no necesitamos levantar capital cada vez”.

¿Y el riesgo? “Al mantener la casa durante un período muy corto de tiempo, somos menos sensibles a posibles bajadas de precio. Es un riesgo muy bajo. Si analizamos el sector los últimos 50 años y miramos ciudades europeas de más de un millón de habitantes —que es donde nos movemos—no ha habido bajadas de precio de más del 7% en un período de tres meses. Desde fuera puede parecer muy alto y obvio que hay un riesgo porque estamos comprando una casa sin tener un comprador. Pero no hay riesgo de que caiga el precio realmente“.

¿Pero no da miedo comprar una casa que no sabes cuándo ni si vas a poder vendérsela? “No es algo que nos preocupe. Lo que asusta es tener una casa sin vender un año y eso suele ocurrir porque la vivienda no tiene bien ajustado el precio. Nosotros tenemos un precio muy competitivo y más considerando que renovamos la casa antes de venderla. La tenemos puesta en los principales portales inmobiliarios. Por ejemplo, Idealista es fundamental para dar salida a nuestras viviendas. Además, tenemos muy medido el control de visitas y muy buenas fotos. No es algo complicado”.

Puede parecer imposible pero ya está funcionando. En Estambul, bajo el nombre de Evtiko y con un equipo de 20 personas, llevan ya más de un año funcionando y reciben al día 100 usuarios que solicitan una oferta por la casa. “Como allí tenemos un volumen muy alto de viviendas interesadas, ponemos más restricciones en cuanto a superficie de la casa y valores de la vivienda antes de hacer oferta. De esos 100 al día, se le hace una oferta al 15%. Y un 10% la acepta”. La startup decidió comenzar en la urbe turca porque es la ciudad europea con mayor número de transacciones inmobiliarias: 240.000 al año, cuatro veces Madrid. “Es una ciudad con un potencial brutal”. Y además, Sina Afra, su principal socio y promotor de la idea, es turco. Afra fue elegido por Forbes como una de las 100 personas más influyentes del mundo, lo que ayudó a Tiko a levantar los 35 millones de euros de capital que necesitaban.

Sina Afra y Ana Villanueva, socios principales de Tiko. | Foto: Tiko

Después de Madrid, que es su segunda ciudad, Tiko plantea abrir este año en Milán. “No tenemos una visión de país sino de ciudades atractivas”. Para elegirlas se basan en que tenga un alto número de transacciones inmobiliarias, que los costes de transacción sean bajos y que el sector inmobiliario de la ciudad necesite una revulsivo.

La idea se origina en Estados Unidos, casi como siempre. En EEUU fueron pioneros en crear este modelo súper ágil de compra venta de vivienda. Luego se ha exportado a distintos países. Somos los primeros que estamos en varios países de Europa. Otros players están haciendo este modelo en Londres y hay varias empresas que solo están en un solo país. Nuestra ambición es conquistar Europa“.

Continúa leyendo: Valientes guerreros

Valientes guerreros

Pilar Cernuda

Foto: Virginia Mayo
AP

Da gusto con algunos líderes independentistas: en cuanto vienen mal dadas, toman las de Villadiego y se marchan al extranjero para escapar de la acción de la Justicia, sin tener en consideración que, con su huida, dejan a su guardia pretoriana bajo las patas de los caballos. Con los jefes fugados en paraísos seguros –o aparentemente seguros-, sus colaboradores han recibido en su trasero las patadas judiciales que debían propinarse a los huidos, de manera que han acabado en prisión preventiva, con fianzas de cinco o seis cifras, los pasaportes retirados y comparecencias periódicas ante el juez para demostrar que seguían en España. Algunos de ellos incluso han tenido que sufrir la humillación de retractarse públicamente de sus ideas para sortear la cárcel, un oprobio que les perseguirá de por vida.

Sin embargo, esos líderes de Junts y -y ahora de la CUP- que distribuyen vídeos paseando por amplias avenidas en Bélgica o en Suiza, mientras sus compañeros no tienen más recurso que el rancho y el monótono recorrido por el patio, siguen contando con el respaldo de un porcentaje alto de independentistas. Incomprensible, aunque siempre es difícil interpretar las actitudes de los fanáticos, sean de derechas o de izquierdas. O independentistas, como es el caso. Cualquier persona con dos dedos de frente consideraría cobardes a los fugados, pero los fundamentalistas del independentismo siguen viendo como héroes a los huidos, e incluso dan por buena esa patraña en la que hacen paralelismo entre su actitud y la de Mandela o Gandhi.

Allá los independentistas con su estrategia, sus luchas por el liderazgo, su empecinamiento en separarse de España y sus pintorescas ideas para investir como presidente de la Generalitat a Puigdemont. Con su pan se lo coman. Lo que no es de recibo es que después de cien días desde la Gran Escapada, continúen presentando a figuras del independentismo como valientes guerreros dispuestos a jugarse la vida por sus ideas. De eso nada. Ni valientes ni guerreros: simplemente, hombres y mujeres de medio pelo que salen corriendo en cuanto hay peligro, dejando atrás en difícil situación a sus más próximos colaboradores.

TOP