Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

¿Qué pasa en Venezuela?

Anna Carolina Maier

Foto: Anna Carolina Maier

En un Farmatodo, una de las cadenas más importantes de farmacias, ubicado en el barrio llamado Santa Eduvigis, los ansiosos ciudadanos comienzan a hacer la fila de espera a las 3:00 de la mañana aunque el local abre a las 7:00.

Otras personas que no pueden dedicar tantas horas del día a la ardua tarea de hacer estas filas, acuden a los llamados “bachaqueros”, revendedores de los productos que han surgido como consecuencia de la crisis. Los precios a los que hacen sus ofertas son exorbitantes.

Mientras tanto, la inflación cabalga a ritmo acelerado. El director de la firma de asesoría económica Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, dijo que la subyacente, aquella que mide la evolución de los precios de los productos menos volátiles o no regulados, se ubicó en 940% anualizada al cierre de junio.

La inflación condena a su vez al salario. Por su parte, el director de la firma de consultoría económica Econométrica, Henkel García, indicó, luego de que Maduro aumentara en un 50% el sueldo mínimo, para quedar en 22 mil 576 bolívares, que con este incremento se agrega un ingrediente más “para caer en una hiperinflación clásica”. Aseguró que en tan solo un mes y medio todo el poder de compra ocasional que produzca este aumento (tercero en lo que va de año) será devorado por la inflación.

Desde el Gobierno, la explicación ante la crisis es la misma desde que Nicolás Maduro asumió la presidencia en abril de 2013: se debe a la “guerra económica”.

Pero entre excusas, el mandatario no parece tener claro cómo resolver la crisis económica. Para muestra, ha cambiado en tan solo ocho meses a tres ministros del área. Luis Salas, sociólogo, quien duró 40 días en el cargo, fue sustituido por Miguel Pérez Abad, empresario que promovió más relaciones con el sector privado y se mostró a favor de una unificación cambiaria; y este último por Carlos Faría, formado en la Unión Soviética, hijo de un fallecido fundador y conductor durante décadas del Partido Comunista de Venezuela (PCV), Jesús Faría.

Baja en popularidad

Desde inicios de este año, un equipo de la ONG Médicos Sin Fronteras proveniente de España, llegó a Venezuela por primera vez para dictar cursos para líderes comunitarios y especialistas que acompañan a las víctimas de violencia urbana. Consideran que Venezuela está tan complicada como los Territorios Palestinos Ocupados y Yemen, de acuerdo con la página 162 del Informe de Misiones MSF-E 2015. De entrada la organización no aspira reducir la violencia criminal en el país que en el año 2015 se cobró 28.000 vidas según ONGs defensoras de derechos humanos, sino que se concentra en atenuar las secuelas que la violencia está dejando en la psiquis de los venezolanos.

La crisis económica y social ha resultado en que el apoyo al chavismo haya caído de manera drástica. Según la última encuesta de la firma Datanálisis realizada por la consultora entre el 13 y el 21 de julio, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cuenta con el 75,6% de desaprobación. Es la cifra más baja que ha obtenido el chavismo en sus 17 años de gobierno. “Chávez en el año 1998 ganó con 56% de los votos válidos”, especificó por su parte el politólogo Edgar Gutiérrez, presidente de la encuestadora Venebarómetro.

Luis Salamanca, también analista político y docente de postgrado en la Universidad Central de Venezuela (UCV), expresó que este declive ha sido muy claro a partir de los años 2013 y 2014, tras la muerte del presidente Hugo Chávez. “Desde 2014, Maduro entró en una caída de la cual no se ha podido recuperar. Ha seguido cayendo y eso se expresó muy claramente en la elección del 2015 de las parlamentarias” en la que el chavismo perdió por dos millones de votos.

Personas esperan para despedir a Hugo Chávez. (Agencia: AP).

Salamanca considera que el oficialismo no solo se siente débil sino que está débil. “No ha hecho más que perder terreno, tanto nacional como internacionalmente”. Adjudica esta dificultad, tanto a la crisis económica y social como a una pérdida de identidad entre los chavistas, tras la muerte de su líder.

“Chávez no construyó nada sólido. La identidad que construyó era personalista y mediática. Era en torno a su persona y a través de los medios. No era una labor de las bases sociales hacia el poder, sino de arriba hacia abajo. Además era mediática. Era una identidad que se construía viendo la televisión. Además, lo que había podido construir Chávez en materia de identidad, prácticamente no existe. Maduro lo destruyó”, acotó.

El analista considera que lo que existe hoy en día entre los seguidores del Gobierno es una conexión utilitaria con el Estado. “Es un apoyo a cambio de que me des beneficios”, como mantener algunos de los que quedan de las misiones sociales impulsadas desde el Gobierno.

Por su parte, Gutiérrez señaló que el chavismo se siente débil, pero en la dimensión electoral. “Institucionalmente se sabe aún fuerte o con importante capacidad de maniobra. Sabe que si tuviera alguna opción electoral no solo hubiese hecho elecciones, sino que las hubiese adelantado”.

Una nueva mayoría

Así como la popularidad del Jefe de Estado en julio resultó la más baja en su historia, el mismo estudio arroja cifras jamás vistas en el terreno de la oposición.

El análisis coloca al presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, un conocido político opositor de 72 años de edad, como el de mayor aprobación entre los ciudadanos con un 53,1%. Está por encima de los jóvenes dirigentes opositores Leopoldo López (48,9% de popularidad) y Henrique Capriles (47,3%), actual gobernador de Estado Miranda, quienes también suman simpatizantes.

Henry Ramos Allup (Autora: Andrea Hernández).

“La oposición ha tenido en estos 17 años una trayectoria bastante accidentada hasta el año 2010, pero se ha fortalecido”, dijo Salamanca.

El estudioso expuso el recorrido de la alianza opositora. Tras la victoria de Chávez, los partidos contrarios al gobierno tuvieron que dejar de trabajar por sí solos para intentar vencer al titán que era el chavismo. En 2010, la oposición logró proponer un candidato unitario para la elección presidencial y obtuvo el mejor resultado en todos los años que llevaba el país bajo el mando del chavismo. Para 2012, la alianza que ahora se llama Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sigue avanzando en esa posición unitaria y tiene un candidato único, al cual se podía elegir o a través de tarjetas electorales particulares (del partido opositor que fuese), como en la de la MUD.

Continúa explicando que en 2013 se dio la vuelta más significativa a todo el trabajo unitario con la postulación de un candidato único que aparecía en una única tarjeta.

“Ahí (su candidato) Henrique Capriles casi le gana a Maduro. De hecho, de no ser por los aliados del chavismo, tanto Chávez en 2012 como Maduro en 2013, hubieran podido perder ante Capriles. El Partido Socialista Unido de Venezuela (oficialista-PSUV) no tenía los votos suficientes. En 2015 está la apoteosis que es el mejor resultado que ha tenido la oposición en las parlamentarias de diciembre, que obedece a que la MUD trabajó conscientemente para darle a los venezolanos inconformes, tanto chavistas como opositores, una plataforma en la que se pudieran expresar”.

Poderes Públicos en sintonía con Maduro

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD), alianza de partidos opositores, obtuvo la mayoría calificada de la Asamblea Nacional el 6 de diciembre de 2015 en las elecciones de diputados. Era el segundo comicio que la oposición ganaba en 17 años y el que le quitaba el dominio que mantuvo el oficialismo al Parlamento durante toda su gestión.

Victoria de la MUD en 2015 en Elecciones Parlamentarias (Autora: Andrea Hernández).

Pocos días después, el 30 de diciembre de ese mismo año, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), publicó una sentencia que suspendía a tres de los 112 diputados de oposición electos como representación de los pueblos indígenas. Esta suspensión le quitaba la mayoría calificada para darle una simple, con menos capacidad de maniobra.

Esta fue la primera de las 18 sentencias que ha emitido el Poder Judicial en contra del Poder Legislativo en lo que va de año. Así ha frenado 7 de 8 leyes que el nuevo Parlamento ha sancionado en su primer semestre de gestión.

A las 18 sentencias emitidas para limitar las atribuciones de la Asamblea, se le suma que el Judicial, uno de los dos Poderes Públicos que el presidente Maduro mantiene en sintonía, reiterara recientemente a través de un tribunal de apelaciones la condena a casi 14 años de prisión para el dirigente opositor Leopoldo López.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), árbitro electoral, es otro Poder que, según la oposición, actúa bajo las directrices del Gobierno. Un ejemplo es que no ha emitido información acerca de las elecciones de gobernadores que deben, por Ley, hacerse este año y ha ralentizado el proceso para que la oposición active un referendo revocatorio contra Nicolás Maduro.

El revocatorio, la opción de la oposición

El revocatorio es el mecanismo constitucional que la oposición intenta utilizar para finalizar con el mandato de Maduro este año. El tiempo apremia para la Mesa de la Unidad debido a que el 10 de enero se inicia el cuarto año del período presidencial, y según lo establece la Carta Magna, el “vacío de poder” que surgiría como producto de un revocatorio, a partir de allí, debería ser llenado por el vicepresidente de la República, que en este caso es Aristóbulo Istúriz. De modo que el chavismo no estaría del todo derrotado.

Entre fuertes presiones por parte de la oposición, el Poder Electoral presentó el 9 de agosto, un cronograma para realizar el referendo, pero si usa los plazos máximos, cosa que suele hacer y a lo que la MUD cataloga como “operación morrocoy”, el revocatorio se realizaría a finales de febrero o principios de marzo del 2017.

La oposición ha reaccionado ante la lentitud ejecutoria del Poder Electoral convocando a una marcha nacional de protesta sobre Caracas para el primero de septiembre, exigiendo una fecha de recolección de firmas que posibilite el referendo este mismo año así como las elecciones de gobernadores.

Fuertes presiones de la oposición para el Revocatorio ante el CNE.

Salamanca considera que la MUD ha fallado en la estrategia al negarse a un revocatorio el próximo año. “Me parece lamentable de la estrategia de la oposición que no valore la posibilidad de un referendo revocatorio para el año 2017. Eso los ata de manos. Considero que deben tener una estrategia integrada 2016-2017 e incluso 2018, porque la del chavismo era clara: impedir el revocatorio este año, cosa que están a punto de lograr. Pocos me acompañan en esta idea de que ‘vamos por el revocatorio en 2016, pero si no lo logramos, revocamos a Maduro en 2017’ ”.

También sostuvo que aunque en 2017 no se revoque al chavismo del todo, que el sucesor de Chávez sea revocado, aún ese año, supondría para el oficialismo un alto coste político. Añadió que la oposición corre el riesgo de perderlo si la desesperanza de la gente al no logarlo este año les desanima a votar.

“La idea es convertir a Maduro en el símbolo del derrumbe político del chavismo. El chavismo queda herido de muerte, además hay que recordar que el juego político seguirá en 2017”.

Diálogo “sin condiciones”

Entre tanto, el Presidente llamó a la oposición a un diálogo “sin condiciones” que no ha avanzado más allá de las gestiones preparatorias hechas por los representantes de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero (España), Martín Torrijos (Panamá) y Leonel Fernández (República Dominicana).

Entre las exigencias hechas por la oposición para llegar a una posible mesa de acuerdos con el Ejecutivo, está que este año se haga el revocatorio y se libere a López, concesiones que el madurismo no quiere dar.

“Unión cívico-militar”

Las más recientes movidas sobre el tablero político de Maduro muestran una suerte de atrincheramiento frente a la erosión que le causa el descontento popular.

Maduro trabaja cada vez más de la mano de la Fuerza Armada. El 12 de julio, el mandatario designó al ministro para la Defensa, general Vladimir Padrino López, como jefe de un nuevo plan contra la escasez de alimentos y medicinas.

“Todo el mando del abastecimiento en el país estará en mis manos y en las de Padrino”, anunció subrayando que los demás ministros quedarán subordinados a lo que llamó este “comando presidencial” de “unión cívico-militar”. De este modo, el general se convirtió en una especie de segundo vicepresidente.

Además, Maduro designó al general Néstor Luis Reverol Torres, ex jefe de la Guardia Nacional (una rama de la Fuerza Armada) como ministro de Interior, Justicia y Paz, dos días después de que una Corte Federal en Nueva York lo acusara de narcotráfico. Este ascenso va en línea con la actitud desafiante del chavismo frente al sistema de justicia de Estados Unidos.

Debilidad internacional

El desafío internacional también se hizo notar cuando Venezuela retó al Mercado Común del Sur (Mercosur), donde solía tener más aliados que contrincantes, izando ante la cancillería venezolana la bandera del organismo luego de autoimponerse la presidencia. Esto ha sido mal visto, sobre todo en antiguos aliados como fueron Argentina, Brasil y Paraguay.

Izada de la bandera del Mercosur en la Cancillería. (Agencia: AVN).

Otro revés que ha sufrido Maduro en el ámbito internacional se ha dado en el seno de la Organización de Estados Americanos (OEA), donde el secretario general Luis Almagro ha denunciado una ruptura en el hilo constitucional de Venezuela y ha promovido la petición de los opositores venezolanos de que se aplique la tutela de la Carta Democrática Interamericana.

Además, quince países de la organización han pedido que los pasos para el referendo revocatorio contra Maduro se den de manera “clara, concreta y sin demora”.

¿Juego trancado?

La imagen del juego trancado es una imagen del dominó. Cuando un jugador agota todas las fichas de un mismo valor por ambos lados y ambas cabezas del juego, entonces ya no puede jugar más nadie. Significa que ya no puede jugarse ese juego, y hay que barajar de nuevo para empezar otra partida.

“Yo creo que esto no está pasando en Venezuela. Lo que está pasando, es que el juego está empantanado”, comenta Salamanca. Esto se debe a que el chavismo lo ha metido en una zona de la manipulación institucional, sin respetar los lapsos de la convocatoria del referéndum así como la Constitución. “El juego no está trancado de todo, sino que está frenado pero los frenos se pueden sacar y sobre todo, el juego se puede continuar bajo otras condiciones”, expresó el analista.

Gutiérrez no coincide con Salamanca pues considera que el juego está trancado desde hace rato, por el inmenso control institucional del chavismo. “Con un mínimo de contrapesos, ya en Venezuela hubiesen ocurrido cosas que pondrían al cambio político más cercano. Sin embargo, con el férreo manejo de la cúpula castrense y el Tribunal Supremo de Justicia; podemos esperar que siga trancado por más tiempo”, concluyó.

Continúa leyendo: Transparencia y control en las ONG´s

Transparencia y control en las ONG´s

Melchor Miralles

Foto: Andres Martinez Casares
Reuters

Tras Oxfam le toca ahora a Médicos Sin Fronteras, que reconoce ahora que prefirió actuar ella misma antes que le sacaran el escándalo a la luz y que expulsó a una veintena de trabajadores en 2017 por varios casos de abuso sexual, seis de ellos en MSF España. Estos dos asuntos han puesto en el escaparate un asunto del que se viene hablando hace tiempo y que conocemos todos los que hemos viajado a países necesitados de ayuda. Del mismo modo que he visto con mis ojos y grabado con mis cámaras el formidable trabajo de tantos cooperantes que desinteresadamente entregan su vida para salvar la de otros o para aliviar en parte su sufrimiento en docenas de países de los cinco continentes, también he conocido casos como los que ahora se denuncian. Leo que estos días en España se están dando de baja miles de socios de estas ONG, y me alarma todo, porque su trabajo es necesario, incluso imprescindible, para muchos seres humanos que viven desatendidos en sus países devastados.

Estos comportamientos son inaceptables en cualquiera, pero más aún en quienes forman parte de organizaciones que tienen como estandarte principios éticos de solidaridad y ayuda humanitaria. A partir de ahora, las ONG van a tener que hacer un esfuerzo extra de transparencia para recuperar una credibilidad ante los ciudadanos que sería injusto que perdieran por dos casos entre centenares. Proliferan las ONG. Las hay de todos los tamaños, ideologías y dedicaciones.

La mayoría de ellas no son puramente ONG´s, porque reciben cuantiosas ayudas gubernamentales sin las que no podrían sobrevivir, lo cual ya lastra su identidad de inicio. La mayoría de ellas, también, realizan un trabajo ímprobo que agradecen miles de seres humanos de todo el planeta que padecen situaciones irreversibles e insoportables que les llevan a morir la vida y que sin esa ayuda estarían abandonados a su suerte maldita. No sería justo que tres decenas de indeseables reventaran el trabajo de miles de seres humanos maravillosos que se entregan a los demás a cambio de nada. Pero, la verdad, esperaba que, como ha hecho MSF, fueran las propias organizaciones las que hubieran dispuesto de mecanismos de control primero para evitar que sucedieran estos hechos asquerosos y, en caso de no poder evitar que sucedieran, poder ser ellas mismos quienes lo detectaran, denunciaran y sancionaran. Y, estando las cosas como están, han de estar en disposición de garantizar que no van a volver a suceder hechos de esta gravedad. Para ello han de extremar el cuidado en la selección de su personal, y, una vez consumado este, los controles del trabajo sobre el terreno, donde disponen de manga ancha para manejar el presupuesto y para actuar sin que exista una supervisión de su conducta. Intuyo, además, que ha existido miedo en algunos compañeros a denunciar los hechos. Como espero de algunas organizaciones, como por ejemplo Naciones Unidas, una investigación a fondo, porque a ellos también les ha salpicado el asunto, y hay antecedentes, lo cual es más grave por tratarse de la ONU, donde han fallado a veces también las personas y los controles, como sabemos cualquiera de los que hemos visto actuar a las tropas internacionales, sobre todo en África.

Los hechos son graves, y no sería justo que llevara a generar una sospecha generalizada, pero al no ser un caso aislado, es necesario extremar los controles porque la gravedad es insuperable, como el daño que hacen a tantos como entregan su vida a la ayuda y la solidaridad con los más necesitados del planeta, que cada día son más.

Continúa leyendo: ¿Cuál de estas imágenes debería ganar el World Press Photo 2018?

¿Cuál de estas imágenes debería ganar el World Press Photo 2018?

Bea Guillén Torres

El 3 de mayo de 2017, el fotógrafo venezolano Ronaldo Schemidt captó una de las imágenes más icónicas de la violencia policial en Venezuela. Era José Víctor Salazar Balza, de 28 años, envuelto en llamas. Ahora esa fotografía ha sido elegida por el World Press Photo de 2018 como una de las imágenes del año, junto a otras cinco. La ganadora se conocerá el 12 de abril en una ceremonia en Amsterdam. Schemidt es uno de los nominados al premio principal que incluye, además del prestigioso reconocimiento, 10.000 euros y un equipo de material fotográfico.

En esta edición se han presentado más de 73.000 imágenes de fotógrafos de 125 países. Para elegir a las seis imágenes finalistas, el jurado ha valorado que traten acontecimientos de actualidad y que supongan una nueva forma de contar historias. “Con una foto World Press Photo tienes que sentir un puñetazo en tu estómago“, dijo Thomas Borberg, miembro del jurado y jefe de fotografía del periódico danés Politiken.

Eso es lo que ocurre con la imagen de Schemidt, fotógrafo de AFP. “Es una imagen simbólica. El hombre en llamas lleva una máscara en la cara. No se representa a sí mismo. Representa cómo está quemándose Venezuela“, consideraron los miembros del jurado. La fotografía muestra a un protestante contra Maduro, después de incendiar una moto abandonada de la Guardia Nacional, atrapado por el fuego de la explosión del vehículo.

El fotógrafo Ronaldo Schemidt cubriendo las protestas de Caracas. | Foto: CRISTIAN HERNANDEZ / AFP

“Yo estaba muy, muy cerca y de espaldas. Solo sentí la explosión, el calor en mi espalda. Reaccioné volteándome rápidamente. Tenía mi cámara colgada en el hombro derecho, la levanté y disparé y no paré de disparar en la bola de fuego. En ese momento no sabía qué estaba sucediendo realmente. Todo se desarrolló en pocos segundos, no más de cinco. Cuando revisé mi cámara, sentí impresión cuando vi las fotos, por el muchacho, por el accidente, por el nivel de violencia al que había escalado el conflicto”, cuenta Schemidt a The Objective.

“El muchacho fue rápidamente ayudado por sus compañeros y luego por los paramédicos, que lo enviaron a un hospital”, recuerda Schemidt. Se recuperó físicamente de las quemaduras, después de una intensa rehabilitación, pero en un país desabastecido de medicamentos aún sufre las dificultades de la recuperación.

El fotógrafo venezolano recuerda esta imagen como una de las más duras que ha tomado. “Otras coberturas también me han marcado, como el incendio de una guardería en México, donde murieron más de 50 niños quemados”, cuenta. Respecto al debate sobre la responsabilidad de los fotógrafos cuando presencian este tipo de escenas, Schemidt tiene clara su posición: “Creo que la verdadera ayuda es hacer nuestro trabajo, estar presentes y hacer fotos de las historias que aquejan a las sociedades, darles visibilidad. Gracias a muchas fotos fuertes, terribles, que la gente preferiría no ver, se han denunciado tragedias, se han cambiado historias“.

Las otras imágenes que compiten por el World Press Photo son:

Boko Haram les ató bombas suicidas. De alguna manera estas adolescentes sobrevivieron”, así tituló el fotógrafo freelance Adam Ferguson esta imagen. Vemos unas cortinas azules, veladas por la luz de fuera. Vemos unas paredes y en el centro de ellas, ella. Aisha, una niña de 14 años fue secuestrada por Boko Haram y asignada, obligada, forzada a una misión suicida. No vemos sus ojos, ni su rostro. Pero sabemos su historia. De alguna manera consiguió escapar y pedir ayuda. Nunca detonó las bombas. “Se nota que el fotógrafo tuvo una gran conexión con la niña. Es como una Mona Lisa”, dijo el jurado para elegir como candidata. “No hay sangre, no hay violencia, no hay fuego, pero no lo necesita para transmitir el mensaje”.

En una Europa conmocionada por los continuos ataques yihadistas, el puente de Westminster en Londres se convirtió el 22 de marzo en un nuevo escenario del pánico. A las 14:40 horas, un vehículo irrumpió en la acera que une el palacio de Westminster y el Big Ben con el otro lado del Tamésis. Una de las zona más concurridas y turísticas de Londres. Khalid Masood atropelló a decenas de personas y después estrelló su coche contra las vallas que rodean el palacio de Westminster. Esta fotografía de Toby Melville para Reuters es una de las imágenes que inmortalizó el caos. Una mujer socorre a otra, mientras los heridos y los muertos siguen en las aceras. En el ataque fallecieron seis personas: cuatro peatones, un guardia que vigilaba el palacio y el propio Masood. “Es la fotografía de noticias perfecta, es capaz de contar al mundo lo que está ocurriendo en ese momento. Describe el terrorismo, el miedo, la confusión, pero también las relaciones humanas. Los ojos de la víctima miran directamente a la cámara, te miran a ti como observador, te confronta con la persona que fue atacada directamente. Ella te está mirando a ti”, consideró el jurado para elegirla.

El drama, la tristeza, la decepción humana. Eso es lo que representa “la crisis de los rohingya”, inmortalizada por Patrick Brown. Los cuerpos sin vida de niños refugiados que se ahogaron cuando trataban de escapar de la limpieza étnica, las violaciones, las torturas, la destrucción que el ejército birmano estaba —y está— ejerciendo sobre esta minoría musulmana. Se ahogaron donde se han ahogado miles de ellos. En la playa de Inani, cerca de Cox’s Bazar, ya en Bangladesh. Cruzan con barcas tan precarias que solo esa noche, explica Brown, de las 100 personas que iban en la embarcación sobrevivieron 17. La imagen fue tomada en septiembre de 2017 y utilizada por Unicef para tratar de concienciar sobre la catástrofe. “Esta foto es capaz de contar lo que supone la muerte de niños. Es algo muy difícil de conseguir. Y él lo hizo”, consideró el jurado.

Estas dos fotografías candidatas pertenecen al mismo fotógrafo: Ivor Prickett. Ambas pertenecen a la batalla de Mosul. Están tomadas con unos meses de diferencia. La primera es en marzo. Muestra a dos filas de civiles, divididos por sexos. “Muestra a los que no tienen voz. A veces, nosotros somos su voz y tenemos que hacer nuestro trabajo. El mundo se está cayendo y ahí está esa niña que tiene, esperas, toda la vida delante de ella. Tú te sientes vinculado con esa niña pequeña. Eso es lo que la hace poderosa“, concluyó el jurado.

La siguiente fotografía es todavía más poderosa: un grupo de soldados iraquíes rescata a un niño entro los escombros de una zona tomada por el ISIS. “Es una historia sobre la vida, sobre la muerte, sobre el dolor. El soldado que lo rescató fue el mismo que luego lo adoptó. Puedes ver la esperanza. Esta foto tiene que afectarte”, dijeron los miembros del jurado.

La foto ganadora del año pasado la captó Burhan Ozbilici, fotógrafo turco que captó el momento después de que el embajador ruso Andrey Karlov fuera asesinado en una galería de arte en Ankara (Turquía), el 19 de diciembre de 2016. Karlov fue asesinado por un oficial de la policía turca fuera de servicio, Mevlüt Mert Altıntas, que gritó justo en el que Ozbilici disparó su cámara: “Allahu akbar. No olvides a Aleppo. No te olvides de Siria”. 

¿Cuál de estas imágenes debería ganar el World Press Photo 2018? 6

Además de la fotografía del año, hay ocho categorías más: gente, naturaleza, proyectos a largo plazo, noticias generales, medio ambiente (incluida este año), asuntos contemporáneos, deportes y cobertura de deportes. Y hay seis fotografías —excepto en proyectos largos que hay únicamente tres—nominadas por cada categoría. De los 42 fotógrafos nominados, 15 han ganado ya premios anteriores de World Press Photo. Estas son algunas de las fotografías nominadas:

Musulmanes rohingya huyen de las limpiezas étnicas del ejército birmano. Imagen nominada en la categoría de Noticias Generales. | Foto: Kevin Frayer/World Press Photo 2010/Getty Images

Un joven rinoceronte blanco, drogado y con los ojos vendados, a punto de ser liberado en el delta del Okavango, Botswana, después de su traslado desde Sudáfrica para protegerse de los cazadores furtivos. Imagen nominada en la categoría de Medio Ambiente. | Foto: Neil Aldridge/Wild Press Photo

Un hombre lleva basura sobre sus hombros en Lados Nigeria. Imagen nominada en la categoría de medio ambiente. | Foto: Kadir van Lohuizen/World Press Photo 2018

La práctica del planchado de mamas para niñas en Camerún se lleva a cabo con la creencia de que esto retrasará la madurez y ayudará a prevenir las violaciones. Imagen nominada en la categoría de asuntos contemporáneos. | Foto: Heba Khamis/World Press Photo

Preparan a una cría de elefante huérfana y abandonada para rehabilitarla y devolverla a la naturaleza, en el santuario de elefantes Reteti. Nominada en la categoría de Naturaleza. | Foto: Ami Vitale/World Press Photo

El jurado está formado por nueve mujeres y ocho hombres, pero los seis finalistas para ganar el premios a la imagen del año son todos hombres. Durante el proceso de elección de las fotos finalistas, los jueces en ningún momento conocen quienes son los autores. Aun así, Magdalena Herrera, la presidenta del jurado, asegura que no hubiera supuesto ninguna diferencia: “No podemos elegir según si es una mujer o hombre, elegimos porque es una imagen potente y emocionante”.

“Me hubiera gustado que hubiera más mujeres en las categorías de noticias, porque siempre es importante tener diferentes puntos de vista en las coberturas”, dijo Herrera a The New York Times. Solo el 16% de las personas que se presentaron al premio fueron por mujeres. “Me decepcionó que fueran solo hubiera un 1% más de mujeres solicitantes que el año anterior, porque tratamos este tema como una prioridad y nos asociamos con organizaciones de mujeres fotógrafas y periodistas”, dijo Lars Boering, director general de World Press Photo Foundation.

Continúa leyendo: La diálisis en Venezuela: un corredor de la muerte

La diálisis en Venezuela: un corredor de la muerte

Anna Carolina Maier

Foto: Daniel Hernández
El Estímulo

Las cuentas de Twitter del Ministerio de Salud de Venezuela y del ministro de esa cartera, Luis López, parecen las oficiales de la tierra de Narnia. Lo que allí se muestra es un país muy distinto a la Venezuela que hoy padecen sus ciudadanos.

Mientras en los tuits, el Ejecutivo se ufana de repartir medicinas y garantizar la salud a través del número 0800SALUDYA, la vida de 16.000 pacientes renales está en riesgo por la escasez de insumos para diálisis -procedimiento que se utiliza para extraer las toxinas y el exceso de agua de la sangre y del que dependen para sobrevivir-.

Durante la última semana han muerto cuatro personas a la espera del tratamiento en las unidades para diálisis paralizadas que se han convertido en una especie de corredor de la muerte.

Francisco Valencia, director de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y a la Vida (CODEVIDA), ha expresado a The Objective que el año pasado advirtió de que los centros de atención estaban teniendo serias dificultades debido a la intermitencia en el suministro de insumos. De hecho, muchos ya habían reducido las terapias de las cuatro horas correspondientes a dos, pero hace una semana la crisis se complicó.

32 de los 129 ambulatorios de hemodiálisis distribuidos en todo el país dejaron de prestar el servicio el viernes debido a la falta de filtros para las máquinas, sin los cuales no hay diálisis. Los demás funcionan con serias dificultades.

“Desde CODEVIDA alertamos de que se habían agotado todos los insumos a nivel nacional lo que pone en riesgo la vida de 16.000 personas que necesitan del tratamiento de diálisis”, ha expresado Valencia. Por esta razón, se están registrando numerosas protestas en el país.

La diálisis en Venezuela: un corredor de la muerte
Unos pacientes protestan ante un centro de salud por la falta de insumos. | Foto: Andrés Gerlotti / El Estímulo

“Hay pacientes que llevan más de seis días sin hacerse el tratamiento a pesar de que es interdiario. En la última semana ya hemos registrado cuatro fallecidos aunque quizá haya más”, ha añadido. La situación de los pacientes es un verdadero drama. Muchos saben que sus vidas dependen del proceso como es el caso del señor Luis González quien no ha logrado contener sus lágrimas ante la cámara de este reportero.

CODEVIDA afirma que la situación es “catastrófica” y prevé que empeore ya que la respuesta oficial no llega a ser ni una tirita que alivie el problema. El ministro de Salud, Luis López, escribió en su cuenta de Twitter este lunes: “Gobierno Bolivariano envía 15.096 dializadores (filtros) a las unidades de hemodiálisis en todo el país”. El asunto es que los 16.000 pacientes necesitan cada uno tres terapias a la semana y en cada una se usa un filtro. Un paciente que prefirió mantener el anonimato dijo a The Objective que, ante la situación de desesperación, la enfermera le propuso lavar el filtro, a pesar del riesgo que esto significa.

Tanto las unidades de diálisis hospitalarias como extrahospitalarias son subsidiadas por el Gobierno que a través del Seguro Social (SS) debería aportar la maquinaria e insumos necesarios. Según los encargados de los centros de salud, cada tratamiento cuesta unos 15 millones de bolívares (484 euros a cambio oficial) y el SS está pagando tan solo 40.000 bolívares por paciente.

Para tener una idea del valor de esos 15 millones en el país latinoamericano, se traduce en el sueldo durante todo un año de un tercio de los trabajadores formales. También es lo que cuesta un neumático, si se llega a conseguir pues estos también escasean.

Los encargados de las unidades que imparten el tratamiento también han denunciado que hasta el año 2016 esa entidad abastecía para un mes de tratamiento, pero desde el último semestre del año pasado solo llegaban dializadores para el trabajo de una semana.

La diálisis en Venezuela: un corredor de la muerte 2
Centro de hemodiálisis Riverside en Chacao. | Foto: El Estímulo y The Objective

Francisco Valencia explica que esta situación crítica es una lupa que permite observar tan solo una pequeña porción del grave problema sanitario en Venezuela. Afirma que en general en el país 300.000 personas con problemas crónicos de salud están en riesgo por la crisis de salud que el Gobierno insiste en negar.

El ministro de Salud, Luis López, aseguró a principios de diciembre del 2017 que no permitiría el ingreso de ayuda humanitaria. “Aquí nadie se arrodilla ante el imperio y mucho menos va a permitir que esta derecha imponga una supuesta ayuda humanitaria cuando nuestro pueblo está siendo atendido por el presidente Nicolás Maduro”, dijo López en Caracas a través del canal estatal VTV pero la ayuda resulta necesaria.

Para colmo, el número 0800SALUDYA a través del cual el Gobierno reparte a cuenta gotas algunas medicinas básicas y que es protagonista del Twitter oficial del Ministerio de Salud, es discriminatorio. La comunicación es realmente difícil y si te atienden, te piden el carnet de la patria -tarjeta de identificación impartida por el Gobierno-. Se trata de un DNI electrónico que regula la adquisición de alimentos y artículos de primera necesidad aunque poco sirve ante la falta de todo y, según la oposición, es utilizado como un mecanismo de control social.

CODEVIDA presentó una propuesta en el intento de mesa de negociación entre el Gobierno y la oposición que se lleva a cabo en República Dominicana para activar un mecanismo de cooperación internacional a través de la Organización Panamericana de la Salud o de la Organización Mundial para la Salud con los fondos de emergencia. “A través de los países amigos en Venezuela se podrían traer medicamentos al al país de forma inmediata. Y pueden llegar insumos hospitalarios para los 70 hospitales de mayor población que atienden al 80% de la población como un alivio a la situación”. El Ejecutivo se niega y de su disposición a resolver la crisis que continúa cobrando vidas.

Continúa leyendo: El quinto mandamiento

El quinto mandamiento

José Carlos Rodríguez

Foto: Alessandro Bianchi
Reuters

No sé si Francisco es capaz de realizar milagros, pero sí ha logrado obrar maravillas, como tenernos a los agnósticos rezando por su conversión. El Vicario de Cristo es un hombre muy mundano. Está apegado a esta tierra como el catoblepas; con un ojo mirando al frente y otro al suelo. Aquí abajo se manifiesta sobre las cuestiones que nos interesan a los pecadores. Cristina Kirchner buena, Mauricio Macri malo. Nicolás Maduro bueno, Sebastián Piñera malo. En este sentido, el de la comunicación, es un hombre eminentemente moderno. Contemporáneo. Digital. Atrás quedan las tortuosas sutilidades del escolasticismo. El pensamiento hashtag es lo que se lleva. Manes tuitero.

Los cascotes del materialismo forman parte de su dialéctica. El evangelio de Francisco es el nuevo Libro verde de Gadafi, el nuevo Libro rojo de Mao. Francisco es el nuevo líder moral de los no alineados. Y así aprendemos que el hombre ya no es el guardián de la Tierra, como ha defendido la Iglesia hasta Benedicto XVI, sino su devorador malvado e inconsciente. Y la libertad humana ya no está cerca de la verdad. La verdad de la doctrina social de Francisco es que la libertad de producir e intercambiar el fruto de ese esfuerzo es el camino hacia el mal.

Ahora sabemos que de las interioridades de la conciencia de Francisco sale el juicio moral según el cual los terroristas de Sendero Luminoso son mejores que las “monjas chismosas”. Será una broma. Cabe pensar que lo es. Cabe pensar que no lo es. Y que en su escalafón moral las bombas que sueltan las monjas cotillas son comparables a las del grupo terrorista, con sus 70.000 muertos.

El escándalo y el oxímoron han formado parte del mensaje cristiano desde su mismo profeta. Pero dejan de hacer gracia cuando la chanza se refiere al quinto mandamiento.

TOP