Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

'Terapia de conversión': una de las formas más crudas de homofobia

Verónica F. Reguillo

Foto: Dmitry Lovetsky
AP Foto

João y Bruno estaban a punto de mudarse a su nueva casa en un barrio de Curitiba, en Brasil, cuando se encontraron con un mensaje por parte de algunos de los que iban a ser sus nuevos vecinos. Hace alrededor de un mes, un panfleto con la fotografía de la pareja fue distribuido por todo el vecindario.

“Pronto la calle será más ‘alegre’. Todos los días por la mañana o al final de la tarde tendrás una visión que influirá al vecindario. A ti, a tus hijos, a tus nietos, a tus amigos”, dice el texto. “Si así están en público, imagínate lo que hacen cuando están solos, o con amigos cercanos, o con personas próximas a ti”.

Este panfleto fue el que la pareja encontró alrededor de todo el vecindario. | Imagen: O Tempo (medio de comunicación en Brasil)
Este panfleto fue el que la pareja encontró alrededor de todo el vecindario. | Imagen: O Tempo (medio de comunicación en Brasil)

Hace una semana este caso de homofobia saltó a todos los medios brasileños y se hizo viral en las redes. La pareja fue a la policía para denunciar la situación. “Lo que he aprendido de esta lección es que el que fue el peor día de mi vida se transformó en el mejor, cuando la gente muestra que nos preocupamos unos por otros”, ha afirmado a los medios João, tras recibir infinitas muestras de apoyo en las redes y en el propio vecindario.

La pareja se ha encontrado también con miles de muestras de apoyo. | Imagen: Facebook de João
La pareja se ha encontrado también con miles de muestras de apoyo. | Imagen: Facebook de João

Es solo uno de los muchos casos de discriminación que se dan día tras día contra parejas del mismo sexo. Por tanto, sí, la homofobia existe y todavía hay 72 países donde se penaliza el amor y ocho en los que se aplica la pena de muerte a las personas homosexuales, según el informe que acaba de hacer público la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales (ILGA).

Cada 17 de mayo se celebra el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia conmemorando el aniversario de la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales de la Organización Mundial de la Salud (OMS). A pesar de no ser considerada como una enfermedad, las llamadas ‘terapias de curación’ siguen siendo legales en la mayor parte del mundo: solo tres países (Brasil, Ecuador y Malta) prohiben por ley este tipo de tratamientos. “La ley maltesa establece un estándar altísimo sobre cómo legislar este tipo de prácticas que son pseudoterapias”, afirma Lucas Ramón Mendos, uno de los coautores del informe sobre ‘Homofobia de Estado’ publicado por ILGA. “No solamente prohíbe las ‘terapias de conversión’ por parte de profesionales, sino que prohíbe también aquellas que son administradas por quienes no tienen un título profesional, como grupos religiosos, por ejemplo. Y las prohíbe para niños, pero también para adultos”, nos cuenta. Generalmente, este tipo de terapias solo se suelen prohibir en el caso de menores.

“Estas terapias se siguen dando en muchos países, incluido España”

Sin embargo, en España no hay legislación a nivel nacional, aunque sí hay comunidades autónomas como Madrid, Cataluña o Extremadura con leyes que ilegalizan dichos ‘tratamientos’. “Desde luego es una gran laguna en la legislación la falta de regulación en este sentido. Por un lado se reconoce y se protege la libre expresión de la identidad sexual, pero se sigue permitiendo que se apliquen tratamientos ineficaces, fraudulentos y generadores de un gran sufrimiento en la población sobre la que se aplican”, afirma Rosa María Redondo, vicesecretaria del Consejo General de la Psicología de España.

Rosa María Redondo asegura que desde el Consejo “consideran inadmisibles que los y las profesionales de la salud mental indiquen, insten o hagan creer a sus usuarios que es posible modificar su orientación sexual y puedan llegar a convertirse en heterosexuales mediante algún tipo de intervención terapéutica”, y añade en The Objective que “las llamadas ‘terapias de conversión’ no tienen ningún apoyo científico, mas bien al contrario”.

'Terapia de conversión': una de las formas más crudas de homofobia
Mapa incluido en el informe ‘Homofobia de Estado 2017’ de la ILGA. | Imagen: ILGA
s servicios se ofrecen ahora desde una sede en Toledo para que no se puedan denunciar. Es por esto por lo que necesitamos una ley estatal que prohíba en todas las comunidades autónomas este tipo de fraude que hace realmente un gran daño”.

Métodos basados en la repetición, “en darse con una gomita cada vez que tienes un pensamiento con una persona, para ellos, equivocada” y unas ciertas fórmulas psicológicas que lo “que hacen es un gran daño a la larga a las personas porque nadie va a dejar nunca de ser homosexual o ser heterosexual con una terapia de curación o algo por el estilo”, afirma Rubén López.

Solo hay tres países que prohíben las 'terapias de curación'. | Foto: FELGTB
Solo hay tres países que prohíben las terapias de ‘curación’. | Foto: FELGTB

Este tipo de terapias se aplican, generalmente, a personas que padecen una homofobia interiorizada y que se ven forzadas por su entorno a buscar “soluciones milagrosas, soluciones del todo ineficaces que propician la aparición de trastornos de ansiedad, depresión e incluso pueden abocar al suicidio”, asegura la psicóloga Rosa María Redondo.

El activista por los derechos de las personas homosexuales, Lucas Ramón Mendos, conoce muy de cerca estos ‘tratamientos antigais’. Hace 10 años, cuando tenía 23, contó a su núcleo familiar que era homosexual. El siguiente paso fue visitar a un psicólogo que le dijo que su caso era “reversible” y que se podía “curar”. “Uno en esos momentos cae en dudas y se cuestiona sobre eso que le están preguntado. Hay muchas personas que esta situación que yo viví a los 23 años, la viven a los 12, 15, 18 años y son momentos en la vida en las que se tienen menos herramientas”. Mendos hace hincapié también en que es muy difícil “poder identificar quiénes son aquellas personas que en la privacidad de su consulta ofrecen este tipo de ‘terapias'”.

Pero este activista no solamente visitó a un psicólogo, sino que tuvo una reunión con un sacerdote debido a la gran tradición católica de su familia: “Usó un lenguaje sumamente confuso que ponía en un manto de crítica, de misterio y obviamente de reprobación muy fuerte hacia mi orientación sexual. Si yo hubiera estado, como sí lo estuve durante mi adolescencia, más involucrado con la labor pastoral y la iglesia, hubiera caído en las redes de estos argumentos sumamente falaces. La única suerte que tuve es que esto a mí me ocurrió en un momento de la vida en el que tenía algún elemento de juicio crítico”.

Las 'terapias de curación' y la lucha contra la homofobia
En Rusia, muchas personas se manifiestan por el derecho de las personas homosexuales. | Foto: Dmitry Lovetsky / AP Photo

Cuando hablamos del informe de ILGA con Lucas Ramón Mendos, este nos cuenta e incide en que aún queda mucho por hacer en la lucha contra la homofobia. Uno de los grandes desafíos ante el que nos encontramos, dice, es lograr más sensibilización e implementar más políticas educativas para erradicar estereotipos. Mendos analiza la situación de Rusia, donde no hay una ley que penalice la homosexualidad pero sí “existe una ley que prohíbe la promoción de valores que atentan contra lo que ellos consideran como el cuidado de los niños, y que se conoce como ley de Propaganda”, afirma el abogado, quien añade además que “es una de las que más daño está provocando porque restringe la libertad de expresión, afecta a que se pueda debatir y a que se puedan impartir políticas educativas”.

Dicha sensibilización y educación ayudaría, incide Lucas Ramón Mendos, a evitar escenas tan dramáticas como la construcción, en Chechenia, de campos de concentración para personas homosexuales.

La historia en imágenes de la lucha LGTB tras el franquismo

Jorge Raya Pons

Foto: FELGTB

Los años oscuros no quedan tan lejos. En marzo de 1976, el valenciano Antonio Ruiz, de 18 años, fue detenido y encarcelado durante 94 días después de que un juez aplicara contra él la Ley de Peligrosidad Social. Se trataba de una legislación aprobada en 1970 por las Cortes franquistas para castigar aquellas conductas que se consideraban antisociales, y ser homosexual era una de ellas. Esta ley, que vino a sustituir la famosa Ley de Vagos y Maleantes ­–puesta en vigor en 1933 y reformada en 1954 para incluir a los homosexuales, igualándolos, por ejemplo, a los pederastas– contemplaba penas como el internamiento en prisión –unos 5.000 en ocho años– o el sometimiento a terapias de conversión, las cuales, para sorpresa general, siguen existiendo.

La historia en imágenes de la lucha LGTB tras el franquismo 4
Una máquina de electroshock empleada en los años 60. | Fuente: FELGTB

Antonio Ruiz es un símbolo de la persecución contra los homosexuales que se desató durante el franquismo y que dio sus últimos coletazos en los primeros años de la democracia; la ley sufrió varias reformas en los años siguientes –eliminando los artículos relativos a los actos de homosexualidad en 1979– y fue abolida definitivamente en 1995. En 2009, Antonio fue el primer indemnizado en España por haber entrado en prisión por ser homosexual. Le compensaron con 4.000 euros.

Tras salir de los tribunales, celebró enérgicamente la resolución del Gobierno español, entonces presidido por Rodríguez Zapatero. “Por fin somos ciudadanos de primera”, dijo. “España se ha convertido en el primer Estado del mundo que reconoce la represión a la que se vieron sometidos los homosexuales y les indemniza. Hemos empezado a recuperar la memoria histórica”. Queda para las próximas generaciones su ficha policial de 1976; en ella se puede leer con claridad que el motivo de su detención fue su condición sexual. No han pasado más que cuatro décadas desde entonces.

La historia en imágenes de la lucha LGTB tras el franquismo 1
Ficha policial de Antonio Ruiz, detenido por ser homosexual en 1976. | Fuente: FELGTB

Este viraje tan extraordinario que ha vivido España en menos de medio siglo solo se comprende desde la lucha que ejercieron activistas como Armand de Fluviá o Francesc Francino, quienes decidieron enfrentarse a la Ley de Peligrosidad Social aun a riesgo de sufrir la represión de la dictadura. “En aquella época, los gais éramos un peligro social, unos corruptores de menores, unos enfermos mentales, los peores pecadores y la escoria de la sociedad”, recuerda Armand, a sus 85 años, quien más adelante se convertiría en la primer homosexual en manifestarlo públicamente en televisión: fue en 1978, en el programa Vosté pregunta.

“Yo fundé el movimiento gay en 1970 con el MELH (Movimiento Español de Liberación Homosexual). Lo hacíamos todo en la clandestinidad, incluso un fanzine que enviábamos desde París. Lo hacía con mi amigo Francesc (Francino), que murió hace muchos años por el sida. El primer número salió en 1972 y se llamaba Aghoix, sacamos 18 números. Pasábamos la frontera con mucho pánico, con miedo a que nos viera la Policía o la Guardia Civil. Lo hacíamos de uno en uno y por la noche. Este fue el juego sagrado que se mantuvo hasta que Franco murió. Entonces ya salimos con una cosa más potente que es el FAGC (Frente de Liberación Gai de Cataluña)”.

Durante el franquismo apenas eran “unos 20” quienes luchaban desde la clandestinidad; en cuanto se fundó el FAGC, sostiene Armand, llegaron a ser cerca de 500.

La historia en imágenes de la lucha LGTB tras el franquismo 2
Un manifestante durante la primera marcha del Orgullo celebrada en Madrid, en 1978. | Fuente: FELGTB

Un nuevo país

El emerger del FAGC en la sociedad española fue decisivo; no se puede comprender la lucha LGTB en España sin atender a sus logros. El FAGC fue el punto de partida de todo un movimiento que había guardado silencio por demasiado tiempo y que fue una inspiración para otros territorios que encontraron en Cataluña un ejemplo. Sus principales exigencias fueron la abolición de la Ley de Peligrosidad y la legalización de las organizaciones activistas; la propia FAGC fue inscrita y legalizada en 1980.

La historia en imágenes de la lucha LGTB tras el franquismo 3
Durante el primer Orgullo celebrado en Madrid se reclamó la abolición de la Ley de Peligrosidad Social.

“Todos los partidos y sindicatos que salieron de la clandestinidad como nosotros nos apoyaron”, relata Armand. “Se fueron formando grupos en distintos sitios de España y empezó la lucha. Yo recuerdo que en 1976 vino a visitarme el iniciador del movimiento gay en Euskadi para ver cómo lo habíamos hecho aquí, en Cataluña. Luego vinieron desde Sevilla. Recuerdo que en 1977 publicamos el manifiesto del FAGC; aquello sirvió para el resto de grupos que fueron formándose en España”.

El resultado de este ímpetu se hizo visible en Barcelona con la primera marcha LGTB permitida por las autoridades en España; fue el 26 de junio de 1977 y recorrió las Ramblas al grito de “¡Amnistía!”. De acuerdo con las crónicas de la época, se congregaron en la emblemática vía cerca de 4.000 personas. La primera celebración del Orgullo en Madrid se convocó un año después.

La historia en imágenes de la lucha LGTB tras el franquismo 5
Dos hombres en el Orgullo madrileño de 1978. | Fuente: FELGTB
La historia en imágenes de la lucha LGTB tras el franquismo 6
El movimiento feminista tuvo protagonismo en el primer Orgullo de Madrid. | Fuente: FELGTB

“Del 75 al 80 fue un quinquenio de maravilla”, dice Armand, con entusiasmo. “Muerto Franco, se acabó la rabia. Tras tantos años de dictadura se levantó esa losa que había, la gente perdió el miedo. Todo era fantástico”.

Desde entonces las marchas se han sucedido en todo el país, especialmente en las grandes ciudades, y el fortalecimiento del movimiento desde los años 90 ha permitido dar voz también a los transexuales y a las lesbianas, que comenzaron a agruparse en colectivos feministas para reivindicar que se les diera la misma visibilidad que a los hombres homosexuales.

La historia en imágenes de la lucha LGTB tras el franquismo 7
Una niña, con la bandera del Orgullo pintada. | Fuente: FELGTB

La evolución de las reivindicaciones

La historia reciente del movimiento homosexual, tal y como se puede descubrir en la exposición Subversivas: 40 años de activismo LGTB en España –organizada por la Federación Española de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales–, es la muestra tangible de la evolución de la sociedad española desde la Transición hasta hoy, con todas sus etapas.

La historia en imágenes de la lucha LGTB tras el franquismo 8
Los activistas se movilizaron para concienciar a las autoridades sobre la gravedad del sida, que afectaba con dureza a la comunidad gay. | Fuente: FELGTB

Desde la lucha por la concienciación contra el sida, la principal preocupación de los colectivos LGTB en los 80, hasta la Ley de Matrimonio Homosexual (2005) o la Ley de Identidad de Género (2007), que permitió a cualquier persona a cambiar su nombre y sexo en el registro  sin necesidad de pasar por una operación.

La historia en imágenes de la lucha LGTB tras el franquismo 9
Pedro Zerolo, uno de los grandes activistas LGTB contemporáneos, junto a Toni Poveda y Bibiana Aído en 2008. | Fuente: FELGTB

Es una realidad que la transformación del país ha sido absoluta; en cuatro décadas, España se ha convertido en un referente mundial en la defensa de los derechos de la comunidad LGTB. Tanto es así que este año es Madrid la ciudad que acoge la fiesta internacional del Orgullo; durante dos semanas se espera recibir hasta tres millones de personas en la ciudad.

“Hemos alcanzado lo que muchos otros no han logrado”, sentencia Armand. “Realmente, ahora no tenemos ninguna discriminación. La lucha de los colectivos es ahora contra la homofobia. Tenemos leyes para ello y contemplan sanciones. Es cierto que hay gente medio loca que nos odia, pero no creo que sean demasiados”.

La historia en imágenes de la lucha LGTB tras el franquismo 13
Celebración del Europride en Madrid en 2007. | Fuente: FELGTB

La historia en imágenes de la lucha LGTB tras el franquismo 10
Foto de la manifestación del Orgullo en 2009. | Fuente: FELGTB

En cualquier caso, el activista barcelonés sostiene que todavía quedan algunas victorias pendientes: “Ahora hay que incidir en la enseñanza y en los medios de comunicación. Lo que tenemos que conseguir es que se hable desde la guardería hasta la universidad, que la televisión vaya dando ejemplos positivos desde la homosexualidad. Y detalles como el alquiler de vientres, algo que aquí en España todavía no se permite, pero que parece que está al caer”.

#MarkYourPride: la iniciativa viral para protestar por los derechos LGTB en Rusia

Redacción TO

Foto: Ben Nelms
Reuters

Ser gay, lesbiana, transexual, bisexual o intersexual en Rusia no es un trago fácil. Allí, tanto la ley sobre propaganda gay como la homofobia que impera en la sociedad rusa les complican las cosas a los que viven la vida con una sexualidad o identidad de género no normativas. La indignación de la comunidad internacional por esta situación es de carácter general. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos acaba de poner en evidencia el carácter homófobo de la “ley sobre propaganda gay” rusa. Ahora tú también puedes poner tu granito de arena.

Si vas a acudir este año al gran evento mundial del Orgullo Gay en Madrid, o a cualquier otra fiesta LGTB alrededor del planeta, tienes una forma muy sencilla de dar visibilidad a los derechos de la comunidad LGTB en el país, de dar voz a los silenciados. Con esta meta ha nacido #MarkYourPride, una iniciativa de la Federación Estatal LGTB (FELGTB) que se propone llenar de banderas arcoiris la plaza Roja de Moscú.

Es tan sencillo como hacer una foto de tu celebración del Orgullo, con mucho color y llena de amor, subirla a Instagram y geolocalizarla en Red Square, Moscow, o lo que es lo mismo, en la Plaza Roja de Moscú. Una forma ingeniosa y fácil de que el mundo le diga a Putin que está al lado de los perseguidos por su condición sexual o identidad de género.

Planes para disfrutar al máximo la semana del Orgullo Gay

Redacción TO

Foto: Ayuntamiento de Madrid
Ayuntamiento de Madrid

Uno de los eventos más esperados de la capital madrileña ya está aquí. Del 23 de junio al 2 de julio se celebra el WorldPride, la gran fiesta mundial del Orgullo LGTB, en la que Madrid se convierte la capital del color y la cultura, en un marco reivindicativo, espectacular y diverso del colectivo gay. Para no perderse las numerosas actividades previstas durante la semana, nada mejor que una guía con las principales ofertas.

Actos públicos

Worldpride Parade / Manifestación

La manifestación, el acto central del Worldpride, contará con los colectivos y asociaciones de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales que recorrerán todo el Paseo del Prado desde Atocha a la Plaza de Colón para reivindicar los derechos LGTB. Música, bailes y los colores distintivos del Orgullo Gay acompañarán la marcha harán acto de presencia durante toda la marcha a la que asistirán alrededor de dos millones de personas, según estimaciones de los organizadores.

  • Cuándo: 1 de julio de 2017 1
  • Hora: 18:30
  • Dónde: Atocha

Planes para el Día del Orgullo Gay 1 Pancartas en la manifestación del Orgullo. | Foto: Ayuntamiento de Madrid

Madrid Summit: Conferencia Internacional de Derechos Humanos

Durante dos días se celebrarán ponencias y charlas para abordar todo tipo de cuestiones relacionadas con la comunidad LGTB, la igualdad de género y la representación de identidades en la sociedad. Entre los conferenciantes se espera la presencia de  directores de cine, expertos en inclusividad gay en entornos homofóbos o catedráticos en Humanidades y antropólogos que acercarán al público la realidad de la cultura del odio, la frivolización o el bullying en un mundo hostil.

  • Cuándo: Del 26 al 28 de junio
  • Horario: 8:00h – 19:00
  • Dónde: Campus de Cantoblanco, Universidad Autónoma de Madrid
  • Precio: 10 euros entrada de un día. 20 euros entrada tres días.

Diálogos sobre la masculinidad femenina

El debate que tendrá lugar dentro del programa de Centros Culturales de Madrid tiene como objetivo dar visibilidad a la mujer y sus diferentes formas de expresar su identidad. La discriminación por el comportamiento masculino que manifiestan algunas mujeres ha supuesto su exclusión automática e incluso les ha valido denominaciones peyorativas de una sociedad que espera que las mujeres guarden siempre un aspecto asociado al estereotipo tradicional femenino.

  • Cuándo: 6 de julio
  • Hora: 19:00
  • Dónde: Centro Cultural Julio Cortázar (Moncloa-Aravaca)
  • Precio: Gratis

Planes para el Día del Orgullo Gay Puerta de Alcalá en el Worldpride | Foto: Bruno Domingo / Reuters

Exposiciones

¿Archivo queer? Imaginarios de acción y placer. Madrid 1989-1999

Tras el rápido proceso de institucionalización que siguió a la transición a la democracia a finales de los 70 y comienzos de los 80, hacia el final de esta década comenzaron a aparecer nuevas identidades políticas. Eran tiempos de crisis económica, de la aparición del sida, de agresiones y de homofobia institucionalizada. La exposición es una recopilación de los mejores documentales, talleres y proyecciones sobre el cambio de paradigma de la escena queer de Madrid.

  • Cuándo: 27 de mayo – 24 septiembre
  • Horas: Martes a sábados de 10:00-20:00, domingos 10:00-14:00
  • Dónde: Centro Cultural Conde Duque. C/Conde Duque, 9. Sala Bóvedas
  • Precio: Gratis

Exposición TRANS. Diversidad de identidades.

De la mano del Festival LaCulta, el Museo de América ofrece, en colaboración con la Federación Estatal LGTB, el programa TRANS en el que a través de cuatro exposiciones, tres de ellas proyectos fotográficos, se pone de relieve la diversidad sexual y los roles de género durante diferentes épocas históricas. En especial, se hace hincapié en las características comunes de todos los grupos humanos; hay también cuentacuentos y mesas redondas.

  • Cuándo: 17 de mayo – 24 de septiembre
  • Hora: Martes a domingo 10:00 – 20:00
  • Dónde: Museo de Ámerica

Gay Iconics

David Bowie, Jean Cocteau, Tino Casal, Marlene Dietrich, Frida Kahlo, Sara Montiel, Tilda Swinton y Oscar Wilde han sido personas que muestran una singularidad y una visión del mundo versatilidad y rebelde en cuanto a géneros. A través de su mirada y su contribución, la exposición recorre la batalla constante contra quienes quieren imponer un orden. Una especie de homenaje que reivindica la modernidad, el placer y el conocimiento de unos personajes inconformistas.

  • Cuándo: 26 de junio -26 de julio.
  • Hora: Martes a domingo 10:00 – 20:00
  • Dónde: UGT. C/ Hortaleza, 88
  • Precio: Gratis

Teatro

Los amores oscuros

Relato contado y cantado de la relación de Federico García Lorca con su último amor, Juan Ramírez de Lucas. Obra basada en la novela homónima de Manuel Francisco Reina y protagonizada por Clara Montes y Antonio Campos. El universo musical de Lorca, con las canciones populares que grabó con La Argentinita, más varios poemas del granadino a los que pone música la cantaora.

    • Cuándo: 28 de junio al 2 de julio, 20:00
    • Dónde: Teatro Español C/Príncipe, 25
    • Precio: De 7 a 22 euros

Cinco Mujeres que comen tortilla

Cunado el “leitmotiv” de una obra es “Ni carne, ni hombres, ni de broma me los nombres”, la diversión está asegurada. A eso se le añade un almuerzo anual de tortilla de patatas y una bomba atómica y ya tienes el mix perfecto. Para pasar un buen rato en compañía de cinco estupendas actrices basta con ir con la mente abierta y muchas ganas de reír.

    • Cuándo: 26 de junio – 28 de junio a las 20:00
    • Dónde:Teatro La Latina
    • Precio: 20 euros

Microteatro por el Worldpride

Obras de 15 minutos para 15 espectadores en salas de menos de 15 m2. El espacio de Microteatro dedicará durante el Orgullo una programación especial de 13 obras cortas que tendrán como objetivo acércanos historias valientes sobre la vida, la muerte, la exclusión social o la incomprensión. Entre las obras encontraremos de todo, desde ‘La follada que te debía’ de Andrés Alemán hasta ‘Contactos’ de Héctyor Monsalve, cuya historia girará en torno al mundo de las aplicaciones como tinder o grinder.

  • Cuándo: A partir del 27 de junio.
  • Hora: Martes-Viernes desde las 20:30 y fines de semana desde las 19:30
  • Dónde: C/Loreto y Chicote, 9
  • Precio: Unos 4,50 euros

Cine

Ciclo de cine LGTBI en Tetuán

Si te perdiste alguno de los clásicos de la cultura cinematográfica gay más representativa de estos años, el Centro Cultural de Tetuán trae alguno de los títulos más premiados. Milk, La Vida de Adele, Carol o Tengo una Familia son las películas que se emitirán durante la semana.

    • Cuándo: 30 de junio – 8 de julio
    • Dónde: Centro Sociocultural Tetuán
    • Precio: Gratis. Recoger entradas con antelación.

Madrid Fashion Film Festival

Si te interesa la industria de la moda, MFFF recopila algunos de los mejores trabajos audiovisuales de jóvenes directores. La creatividad y la pluralidad de los contenidos son los aspectos que más influyen en esta selección.

  • Cuándo: 28 de junio – 30 de junio
  • Dónde: El Paracaidista. Calle de la Palma, 10.
  • Precio: Gratis.

Planes para el Día del Orgullo Gay 2

Ciclo Documentales: Sesiones #VICELGTB

El festival de tendencias urbanas Mulafest trae consigo un ciclo de documentales comprometidos con las personas y su larga travesía en compañía de la incomprensión social. Entre los documentales se incluyen títulos como Living Through Gay Conversion Therapy, que recoge las vivencias de varios homosexuales en terapia para convertirse en heterosexuales o Young and Gay in Putin’s Russia, que relata la marginación y el estigma que supone la homosexualidad en Rusia.

  • Cuándo: 30 de junio al 1 de julio
  • Dónde: Estación Campo de las Naciones
  • Precio: Entradas anticipadas, 15 euros. En taquillas, 20 euros. Abono de tres días: 40/45 euros

Planes con niños

Chueca Kids and Family Pride

Deportes y juegos en el parque: un programa completo de deportes y juegos para toda la familia. Kideoo y Nelfa ofrecen un programa completo de actividades dirigidas a todas las familias y especialmente a los jóvenes y niños. Conciertos y talleres de tecnología, arquitectura con piezas Lego, arte, pintura facial, breakdance…

  • Cuándo: 28 de junio al 2 de julio
  • Hora: 12:00 a 22:00
  • Dónde: Puente del Rey
  • Precio: Gratis

Planes para el Día del Orgullo Gay 3 Mercadillo Family Pride.| Foto: Ayuntamiento de Madrid

Juegos del Orgullo

Un evento deportivo abierto a todos, que se celebra en el marco del Orgullo LGBT Mundial 2017. GMadrid Sports plantea este torneo como una plataforma para fomentar la visibilidad del colectivo LGBT, levantar la voz en contra de la LGBTfobia y denunciar cualquier acto violento contra el colectivo.

  • Cuándo: 28 de junio al 2 de julio
  • Hora: 20:00
  • Dónde: Varios puntos dependiendo del deporte
  • Precio: Apuntarse del 23 al 25 de junio

La palabra 'queer', del insulto a la bandera

Cecilia de la Serna

Foto: Adnan Abidi
Reuters

Marica, sarasa, bollera, tortillera, bujarra, trucha… un sinfín de términos que se utilizaban de manera despectiva -y hoy aún algunos los siguen utilizando- y que más tarde fueron adoptados por el propio colectivo LGTBIQ. Esta es una forma ya clásica de romper con los insultos y la homofobia transformando palabras despectivas e hirientes en banderas propias del movimiento. Ahora muchos hispanohablantes se preguntan por la ‘Q’ de la LGTBIQ, que se refiere al término anglosajón queer.

Queer es fundamentalmente raro o excéntrico. Al menos ese es su significado original que, con el tiempo, ha ido mutando hasta convertirse en el término que hoy manejamos. Aunque no se conoce con seguridad el origen exacto de la palabra, no se empezó a utilizar para referirse despectivamente a una persona homosexual hasta finales del siglo XVIII y principios del XIX. El escritor escocés Walter Scott describió en 1826 en su novela Woodstock a un personaje cuyo aspecto era “what is vulgarly called queer” (“lo que vulgarmente se llama raro”), refiriéndose a un hombre con aspecto femenino. Otra referencia del uso de este término se remonta a 1894, cuando un noble escocés llamado John Douglas, que no estaba demasiado contento al descubrir que su hijo tenía una relación íntima con el escritor Oscar Wilde, llamó a hombres como Wilde “snob queers” y el escritor fue finalmente procesado por sodomía.

La palabra ’queer’, del insulto a la bandera 1
Una mujer porta una pancarta que reza “queer, musulmana y orgullosa” en el desfile del Orgullo Gay en Toronto, Canadá. | Foto: Mark Blinch / Reuters

En el ensayo Queer: historia de una palabra, la filósofa española Paul B. Preciado señala que “desde su aparición en el siglo XVIII en lengua inglesa, queer servía para referirse al tramposo, al ladrón, al borracho y a la oveja negra, pero también a todo aquel que no pudiera ser inmediatamente reconocido como hombre o mujer”. Era, en definitiva, una manera de calificar despectivamente a los hombres afeminados y a las mujeres masculinas. Asimismo servía para referirse a las personas trans.

Desde aquella época, en la que la forma de describir a un hombre homosexual nunca era positiva, hasta los años 90, queer fue un insulto más de tantos hacia este colectivo. No obstante, en la última década del siglo XX algo cambió. De hecho lo hizo un poco antes, como bien apunta Paul B. Preciado en su libro. Fueron los 80, con la crisis del sida, los que propiciaron que “un conjunto de microgrupos decidiera apropiarse de la injuria queer para hacer de ella un lugar de acción política”, afirma Preciado.

La teoría queer cuestiona lo que se encasilla en una categoría

A partir de los 90, lo queer se fue expandiendo hasta convertirse en una teoría. Esta corriente representa a las sexualidades que traspasan las fronteras de lo aceptado socialmente: la vida heterosexual, mo­nógama y entre personas de la misma edad y clase social, entre otros condicionantes. Todo lo que está fuera de la norma social es lo que engloba la teoría queer. Así, una pareja heterosexual e interracial, por ejemplo, podría considerarse queer.

La palabra ’queer’, del insulto a la bandera 2
La teoría queer rechaza lo socialmente establecido. | Foto: Andrew Kelly / Reuters

Además, grosso modo, aparte de retar la heterosexualidad “obligatoria” (también llamada “heteronormatividad”), la teoría queer rechaza clasificar a las personas por su orientación sexual o identidad de género. Teniendo en cuenta que la teoría queer cuestiona lo que se encasilla en una categoría, para muchos resulta contradictorio hablar de personas LGTBIQ. Ser queer, al final, es estar en contra de definiciones, vivir en una fluidez constante y cuestionar siempre lo socialmente establecido, incluidas las etiquetas “lesbiana”, “gay”, “bisexual”, “trans” e “intersexual”.

TOP