Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

'Terapia de conversión': una de las formas más crudas de homofobia

Verónica F. Reguillo

Foto: Dmitry Lovetsky
AP Foto

João y Bruno estaban a punto de mudarse a su nueva casa en un barrio de Curitiba, en Brasil, cuando se encontraron con un mensaje por parte de algunos de los que iban a ser sus nuevos vecinos. Hace alrededor de un mes, un panfleto con la fotografía de la pareja fue distribuido por todo el vecindario.

“Pronto la calle será más ‘alegre’. Todos los días por la mañana o al final de la tarde tendrás una visión que influirá al vecindario. A ti, a tus hijos, a tus nietos, a tus amigos”, dice el texto. “Si así están en público, imagínate lo que hacen cuando están solos, o con amigos cercanos, o con personas próximas a ti”.

Este panfleto fue el que la pareja encontró alrededor de todo el vecindario. | Imagen: O Tempo (medio de comunicación en Brasil)
Este panfleto fue el que la pareja encontró alrededor de todo el vecindario. | Imagen: O Tempo (medio de comunicación en Brasil)

Hace una semana este caso de homofobia saltó a todos los medios brasileños y se hizo viral en las redes. La pareja fue a la policía para denunciar la situación. “Lo que he aprendido de esta lección es que el que fue el peor día de mi vida se transformó en el mejor, cuando la gente muestra que nos preocupamos unos por otros”, ha afirmado a los medios João, tras recibir infinitas muestras de apoyo en las redes y en el propio vecindario.

La pareja se ha encontrado también con miles de muestras de apoyo. | Imagen: Facebook de João
La pareja se ha encontrado también con miles de muestras de apoyo. | Imagen: Facebook de João

Es solo uno de los muchos casos de discriminación que se dan día tras día contra parejas del mismo sexo. Por tanto, sí, la homofobia existe y todavía hay 72 países donde se penaliza el amor y ocho en los que se aplica la pena de muerte a las personas homosexuales, según el informe que acaba de hacer público la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersexuales (ILGA).

Cada 17 de mayo se celebra el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia conmemorando el aniversario de la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales de la Organización Mundial de la Salud (OMS). A pesar de no ser considerada como una enfermedad, las llamadas ‘terapias de curación’ siguen siendo legales en la mayor parte del mundo: solo tres países (Brasil, Ecuador y Malta) prohiben por ley este tipo de tratamientos. “La ley maltesa establece un estándar altísimo sobre cómo legislar este tipo de prácticas que son pseudoterapias”, afirma Lucas Ramón Mendos, uno de los coautores del informe sobre ‘Homofobia de Estado’ publicado por ILGA. “No solamente prohíbe las ‘terapias de conversión’ por parte de profesionales, sino que prohíbe también aquellas que son administradas por quienes no tienen un título profesional, como grupos religiosos, por ejemplo. Y las prohíbe para niños, pero también para adultos”, nos cuenta. Generalmente, este tipo de terapias solo se suelen prohibir en el caso de menores.

“Estas terapias se siguen dando en muchos países, incluido España”

Sin embargo, en España no hay legislación a nivel nacional, aunque sí hay comunidades autónomas como Madrid, Cataluña o Extremadura con leyes que ilegalizan dichos ‘tratamientos’. “Desde luego es una gran laguna en la legislación la falta de regulación en este sentido. Por un lado se reconoce y se protege la libre expresión de la identidad sexual, pero se sigue permitiendo que se apliquen tratamientos ineficaces, fraudulentos y generadores de un gran sufrimiento en la población sobre la que se aplican”, afirma Rosa María Redondo, vicesecretaria del Consejo General de la Psicología de España.

Rosa María Redondo asegura que desde el Consejo “consideran inadmisibles que los y las profesionales de la salud mental indiquen, insten o hagan creer a sus usuarios que es posible modificar su orientación sexual y puedan llegar a convertirse en heterosexuales mediante algún tipo de intervención terapéutica”, y añade en The Objective que “las llamadas ‘terapias de conversión’ no tienen ningún apoyo científico, mas bien al contrario”.

'Terapia de conversión': una de las formas más crudas de homofobia
Mapa incluido en el informe ‘Homofobia de Estado 2017’ de la ILGA. | Imagen: ILGA
s servicios se ofrecen ahora desde una sede en Toledo para que no se puedan denunciar. Es por esto por lo que necesitamos una ley estatal que prohíba en todas las comunidades autónomas este tipo de fraude que hace realmente un gran daño”.

Métodos basados en la repetición, “en darse con una gomita cada vez que tienes un pensamiento con una persona, para ellos, equivocada” y unas ciertas fórmulas psicológicas que lo “que hacen es un gran daño a la larga a las personas porque nadie va a dejar nunca de ser homosexual o ser heterosexual con una terapia de curación o algo por el estilo”, afirma Rubén López.

Solo hay tres países que prohíben las 'terapias de curación'. | Foto: FELGTB
Solo hay tres países que prohíben las terapias de ‘curación’. | Foto: FELGTB

Este tipo de terapias se aplican, generalmente, a personas que padecen una homofobia interiorizada y que se ven forzadas por su entorno a buscar “soluciones milagrosas, soluciones del todo ineficaces que propician la aparición de trastornos de ansiedad, depresión e incluso pueden abocar al suicidio”, asegura la psicóloga Rosa María Redondo.

El activista por los derechos de las personas homosexuales, Lucas Ramón Mendos, conoce muy de cerca estos ‘tratamientos antigais’. Hace 10 años, cuando tenía 23, contó a su núcleo familiar que era homosexual. El siguiente paso fue visitar a un psicólogo que le dijo que su caso era “reversible” y que se podía “curar”. “Uno en esos momentos cae en dudas y se cuestiona sobre eso que le están preguntado. Hay muchas personas que esta situación que yo viví a los 23 años, la viven a los 12, 15, 18 años y son momentos en la vida en las que se tienen menos herramientas”. Mendos hace hincapié también en que es muy difícil “poder identificar quiénes son aquellas personas que en la privacidad de su consulta ofrecen este tipo de ‘terapias'”.

Pero este activista no solamente visitó a un psicólogo, sino que tuvo una reunión con un sacerdote debido a la gran tradición católica de su familia: “Usó un lenguaje sumamente confuso que ponía en un manto de crítica, de misterio y obviamente de reprobación muy fuerte hacia mi orientación sexual. Si yo hubiera estado, como sí lo estuve durante mi adolescencia, más involucrado con la labor pastoral y la iglesia, hubiera caído en las redes de estos argumentos sumamente falaces. La única suerte que tuve es que esto a mí me ocurrió en un momento de la vida en el que tenía algún elemento de juicio crítico”.

Las 'terapias de curación' y la lucha contra la homofobia
En Rusia, muchas personas se manifiestan por el derecho de las personas homosexuales. | Foto: Dmitry Lovetsky / AP Photo

Cuando hablamos del informe de ILGA con Lucas Ramón Mendos, este nos cuenta e incide en que aún queda mucho por hacer en la lucha contra la homofobia. Uno de los grandes desafíos ante el que nos encontramos, dice, es lograr más sensibilización e implementar más políticas educativas para erradicar estereotipos. Mendos analiza la situación de Rusia, donde no hay una ley que penalice la homosexualidad pero sí “existe una ley que prohíbe la promoción de valores que atentan contra lo que ellos consideran como el cuidado de los niños, y que se conoce como ley de Propaganda”, afirma el abogado, quien añade además que “es una de las que más daño está provocando porque restringe la libertad de expresión, afecta a que se pueda debatir y a que se puedan impartir políticas educativas”.

Dicha sensibilización y educación ayudaría, incide Lucas Ramón Mendos, a evitar escenas tan dramáticas como la construcción, en Chechenia, de campos de concentración para personas homosexuales.

Continúa leyendo: Fichados

Fichados

José María Albert de Paco

Foto: Vincent West
Reuters

Están Jordi Cañas, Miquel Iceta, Loquillo, Federico Jiménez Losantos, Albert Rivera, Alfonso Guerra, Antonio Muñoz Molina, Xavier García Albiol, Carles Francino, Miquel Roca, Rosa Díez, Toni Cantó, Pedrojota Ramírez y, cómo no, Albert Boadella. Todos ellos han hecho méritos (bien que unos más que otros) para figurar en el apartado ‘Banalización del nazismo’ de la Base de Datos de la Catalanofobia del diario Vilaweb, que registra, con un alarde taxonómico propio de la entomología, lo que sus hacedores consideran manifestaciones de odio a Cataluña.

Según recoge la página de inicio, “el proyecto responde a una doble finalidad: reparar la memoria histórica de todos los damnificados por [dicha] lacra y servir como herramienta de búsqueda a los investigadores”, sin renunciar a convertirse “en una fuente útil de conocimiento para el público en general”. El de ‘Banalización del nazismo’ es sólo uno de los criterios de ordenación de la BDD Catalanofobia de Vilaweb, que incluye otras veinte categorías, delimitadas en función de los “elementos discursivos”. Así, en ‘Catalanismo y enfermedad mental’ aparecen señalados Carina Mejías (que habló en cierta ocasión de la esquizofrenia del proceso), Ramón de España (autor de El manicomio catalán y El derecho a delirar), la asociación Libres e Iguales (por referirse al proceso el proceso de paranoico), Aleix Vidal-Quadras (“La independencia es un delirio”) y, nuevamente, Albert Boadella.

De la otra tipología por que se rige el archivo, y que toma en consideración los casos, se siguen las secciones ‘Casos de discriminación lingüística’, ‘Casos de discurso del odio’ (donde, entre otros, figura Arcadi Espada -cuyo protagonismo, a decir verdad, ha sido injustamente soslayado-), ‘Casos de hostilidades contra personas o entidades’ y ‘Otros casos’.

Operativa desde septiembre de 2016 (sólo Europa Press dio la noticia), la BBD de Vilaweb también dedica un apunte a Antonio Machado a cuenta de su “españoles incompletos”. Aunque, dada la profusión de especificaciones de carácter policial (fecha, localización, datos de la víctima, datos del autor,…), tal vez antecedente o ficha sean más precisos que apunte.

Continúa leyendo: La red responde a la decisión de Trump de vetar a los trans del Ejército

La red responde a la decisión de Trump de vetar a los trans del Ejército

Redacción TO

Foto: Mike Blake
Reuters

Donald Trump ha anunciado inesperadamente y a través de su cuenta personal de Twitter que el Ejército de Estados Unidos ya no aceptará a personas transgénero. En tres tuits, Trump ha explicado que los “tremendos costes médicos” y los “trastornos que los transgénero pueden crear en el ejército” han sido los puntos que han derivado en esta decisión. El presidente ha justificado que los militares “deben estar concentrados en la decisiva y aplastante victoria”, por lo que “no pueden cargar” con los gastos que los tratamientos médicos podrían generar. El revuelo en la red ha sido comparable a sus vetos a musulmanes de hace unos meses.

Chelsea Manning ha sido, como era de esperar, una de las personalidades en contestar al veto del presidente. Manning, exsoldado estadounidense que filtró unos documentos clasificados a WikiLeaks, y que en 2013 reveló su identidad como mujer transgénero, ha dudado del argumento económico que Trump ha esgrimido en sus serie de tuits.

Pero no ha sido la única, y es que la red ha ardido en cuestión de minutos gracias a esta decisión tránsfoba. Algunos con humor, otros más en serio, pero una amplia mayoría se ha posicionado totalmente en contra de esta controvertida medida “ahorradora”.

“Todo americano patriótico que esté capacitado para servir en nuestro ejército debe ser capaz de servir.”

“Después de consultar con cualquier persona que piensa, los chicos con peluquines malos no podrán fingir ser presidentes. Gracias.”

“Este es Freddie Mercury vestido de Superman y si estuviera vivo te daría una patada en el culo.”

“Eres increíble. Tomar decisiones políticas importantes en Twitter. También va en contra de los valores estadounidenses. Igualdad para todos. Los militares están de acuerdo.”

“¿Sabes lo que es una persona transgénero?”

“¿Interrupción tremenda? ¿Cuántas personas en las fuerzas armadas están pidiendo cambiar de sexo? ¿Precisamente?”

“‘Gays Por Trump’ ¿Dónde estáis? ¡Mirad a quién apoyasteis!”

“Eres una desgracia para esta presidencia. Lo digo con gratitud y respeto por los veteranos transgénero que he tenido el honor de conocer.”

“Esta es la realidad: los estadounidenses transgénero ya están sirviendo de uniforme, con honor y eficacia.”

“Crecí en un ejército con personas LGTB sirviendo en la sombra. No podemos dejar que Donald Trump retrase el reloj para nuestros soldados valientes y trans.

La gente está calificando esto de promesa rota, pero creo que es probable que Donald Trump no tenga ni idea de lo que significa el “T” en LGTB.

Continúa leyendo: 6 vídeos para entender por qué necesitamos feminismo

6 vídeos para entender por qué necesitamos feminismo

Clara Paolini

Foto: Barbara Kruger

¿Es posible entender por qué es necesario el feminismo y pasar un buen rato al mismo tiempo? En The Objective pensamos que sí, y tenemos vídeos para demostrarlo.

Menospreciado, mercantilizado, cuestionado y, sobre todo, malinterpretado; el feminismo es más necesario que nunca pero, por increíble que parezca, tenemos que seguir explicando el porqué. Mujeres y hombres de todo el mundo no conocen la correcta acepción de este concepto básico en pro de la igualdad, y aunque los esfuerzos se multiplican, los resultados siguen dejando bastante que desear.

La pesada lacra de la educación sexista parece imborrable, la brecha salarial se legitima bajo engañosas explicaciones y el machismo inunda los titulares de medios generalistas. Por si fuera poco, la cosificación sexual es el pan de cada día y mientras la violencia de género se cobra vidas día sí día también, millones de mujeres y niñas en todo el mundo sufren aberrantes discriminaciones por el simple hecho de haber nacido hembras. No es fácil englobar en pocas líneas las líneas las múltiples facetas y diferentes aproximaciones de la lucha feminista, pero basta con echar un vistazo alrededor para encontrar la certeza: si queremos un mundo más justo, lo necesitamos.

Como decía Lea Vélez, “quien no crea en la igualdad de la mujer, no es machista, es mala persona”, así que seamos buenos; echemos un vistazo a algunos vídeos sobre los que merece la pena reflexionar.

100 frases que hicieron viral un trabajo de instituto

 “Qué graciosos son los niños levantando las faldas”, “si te ven jugar con los chicos te van a llamar marimacho”, “así vestida pareces una mojigata/ así vestida pareces una puta”, “vosotras la tenéis más fácil, enseñáis una teta y está todo hecho”. Son típicos tópicos que dan una contundente respuesta a por qué el feminismo es necesario.

La estudiante de 17 años Alicia Rodenas, del IES Diego Siloé de Albacete, decidió ponerse delante de la cámara para reproducir un texto publicado en Facebook. Eran 100 frases redactadas por la madrileña Ro de la Torre, una de las fundadoras de la página feminista ‘Locas del Coño’.

El corto se hizo viral en pocos días, creando un aluvión de comentarios ofensivos hacia su creadora. Quien accede al vídeo ahora puede leer: “Los comentarios en este vídeo han sido desactivados debido a la proliferación de insultos y vejaciones. El SMF y el IES Diego de Siloé defienden y abogan por la libertad de expresión y opinión. Por ello agradecen tanto los comentarios favorables como los críticos, pero no consideran que este sea el foro apropiado para verter exabruptos despreciativos hacia estudiantes de su comunidad”. Este es el mundo en el que vivimos.

Feministas con niqab

 Tras un reportaje publicado por Human Rights Watch sobre las leyes de guarda masculina en Arabia Saudí, el pasado otoño se lanzó una petición para denunciar este opresivo sistema y colectivos de activistas empezaron a buscar formas creativas para exigir la por ahora inexistente igualdad de género del país. Entre las propuestas destaca el videoclip de Majed Al-Esa.

“Hwages” muestra a tres atrevidas mujeres árabes vistiendo niqabs y deportivas realizando actividades tan comunes como jugar al baloncesto, conducir o visitar un bar, que en Arabia Saudí son consideradas ilegales sin la supervisión de algún hombre. La letra de la canción tampoco tiene desperdicio: según se explica en International Business Times, el himno pop incluye frases como “Si tan sólo Dios nos librara de los hombres”. Como colofón, Donald Trump, ejerciendo su indiscutible papel al frente de la “Casa de Hombres”.

Si lo vemos ridículo en ellos, ¿por qué para ellas es normal?

 “Cosas de chicos” es divertido y crítico a partes iguales. En este corto feminista, dirigido por la gallega Aldara Filgueiras, los hombres se ponen en las piel de las mujeres para representar discriminaciones cotidianas y ejemplos de sexismo profundamente arraigados en el contexto laboral.

Según comenta la directora: “Si resulta ridículo en ellos, ¿por qué no en ellas? (…) Cambiamos la perspectiva de género para visibilizar el ridículo de lo que está pasando y también para incluir a los hombres en la denuncia”.

Piropos de obreros en un mundo ideal

Si hay un gremio conocido por su histórico “talento” para el piropo machista es sin duda el de la construcción. En lugar de ofensivos silbidos hacia el “ganado” femenino, “ingeniosas” ideas sobre lo que harían con el cuerpo que pasa por la acera o los gritos declamando su repentina excitación sexual,  ¿no sería maravilloso desde los andamios llegaran frases respetuosas y agradables alejadas del sexismo?

“El lugar de una mujer es donde ella elija”, “me gustaría enseñarte el respeto que mereces”, “ese color te sienta muy bien, que tengas un día productivo” son algunas de las perlas que sueltan estos albañiles, rompiendo con todos los estereotipos de su profesión. Se supone que es lo que dirían en realidad los obreros de la construcción si fueran ellos mismos. En un mundo perfecto, claro.

10 horas en la calle, 100 piropos incómodos

Una mujer en vaqueros y camiseta negra camina silenciosamente por Manhattan durante 10 horas. Una cámara oculta graba sus movimientos y las desagradables vivencias a las que se ve sometida: Más de 100 hombres la increpan, algunos llegando a rozar el acoso. Este vídeo-documental que ya supera los 44 millones de reproducciones en YouTube es una campaña de concienciación de la plataforma Hollaback!, una red cuyo objetivo es visibilizar y concienciar sobre el acoso callejero hacia las mujetes en las grandes ciudades.

De la malinterpretación a la absurdidad

 Y para terminar, el mayor motivo por el que necesitamos feminismo: las mujeres que no lo entienden. Los ejemplos son muchos y basta echar un vistazo a la página Women Against Feminism para percatarse de las dimensiones de la malinterpretación.

La protagonista del vídeo, Lauren Southern, política libertaria canadiense, explica: “No creo en el feminismo porque creo en la igualdad”. ¿Adivinas qué palabra, por encima de cualquier otra, abandera el movimiento feminista? Sí, es justamente igualdad, lo que demuestra que la absurdidad humana no tiene límites.

Continúa leyendo: 'The L Word', la serie lésbica por antonomasia, volverá a nuestras pantallas

'The L Word', la serie lésbica por antonomasia, volverá a nuestras pantallas

Cecilia de la Serna

Foto: Showtime

Era un secreto a voces, a la par que una amplia demanda por parte del público. Desde que The L Word dejara la parrilla en 2009, la representación más queer de las mujeres en televisión estaba algo huérfana. A pesar de que grandes fenómenos como Orange Is The New Black aliviaran ese abandono, nada ni nadie podía reemplazar a las chicas de The L Word.

Ocho años después del final de la sexta temporada de esta serie de Showtime, la productora parece estar lista para revisitar The L Word. Lo hará en forma de secuela, incluyendo algunos de sus personajes más icónicos, y añadiendo nuevas caras y tramas. Algunos de los personajes de la serie que volveremos a encontrar serán Bette (Jennifer Beals), Shane (Katherine Moennig) o Alice (Leisha Hailey), entre otros.

En las últimas semanas los rumores se han disparado irremediablemente por los distintos movimientos de las creadoras y protagonistas de la serie en las redes. Por un lado, su directora, Ilene Chaiken, publicaba este misterioso tuit mencionando a la serie y a algunas de las actrices principales.

El mensaje provocó todo tipo de especulaciones en torno a una posible vuelta de esta ya mítica serie para el colectivo LGTB+ -especialmente para las lesbianas-. El interés mayúsculo que despertó un posible regreso ha terminado de convencer a la productora, que acaba de confirmar la vuelta de la serie. Algunas de sus actrices ya han celebrado la buena nueva en las redes.

It’s on. Think more rebel yell than reboot. 😉 #TheLWord @ilenechaiken @leisha_h @kateomoennig @showtime

Una publicación compartida de Jennifer Beals (@thejenniferbeals) el

Ilene Chaiken seguirá involucrada en este nuevo proyecto, aunque no al frente como en las entregas originales por razones de contrato con la serie Empire, donde trabaja como productora ejecutiva.

The L Word supuso, en su día, un gran hito inesperado para la representación de mujeres lesbianas, bisexuales y transexuales en la televisión norteamericana. Mientras que otras series como Queer as Folk ya llevaban un amplio recorrido dando voz a los hombres LGTB+, no existía ninguna historia seriada en torno a las vidas, amores, desamores y descubrimientos de las mujeres queer. Con ella crecieron, entre 2004 y 2009, millones de adolescentes que vieron su realidad reflejada en la pantalla. En varias ocasiones, sus creadoras han puesto de manifiesto su decepción al ver que ninguna otra historia llenaba ese hueco una vez desaparecida The L Word. Por ello, han decidido ellas mismas volver a llenarlo con una secuela cuyo estreno se prevé para 2018.

TOP