Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Japón permitirá la abdicación de Akihito, pero no la sucesión al trono de las mujeres

Foto: Pool new
Reuters

El gobierno japonés ha dado su aprobación para que se presente en el Parlamento el Proyecto de Ley que permitirá al emperador Akihito abdicar del trono. Esta medida, la primera en 200 años, legislará la ascendencia al trono de su hijo, Naruhito, pero mantendrá la prohibición de las mujeres a acceder al trono.

La propuesta llega después de que el emperador compareciera ante la nación el pasado agosto y comentara en su discurso que estaba reflexionando sobre su futuro papel y responsabilidades como emperador de Japón debido a su delicada salud. Akihito, que ha sufrido una operación de corazón y ha sido tratado de cáncer de próstata, lleva en el trono desde 1989, después del fallecimiento de su padre.

El discurso televisivo fue muy sutil porque el emperador no puede ser explícito sobre sus deseos al tener completamente prohibido comentar sobre cuestiones de política japonesa. Sin embargo, la aprobación del Proyecto de Ley parece segura, ya que el gobierno ha marcado el mes de diciembre de 2018 como la fecha definitiva de la abdicación.

La ley vigente establece que una vez Akihito abdique, su hijo, el príncipe Naruhito, tomará posesión inmediata del trono, pero ni él, ni sus nietos podrán abdicar bajo esa misma ley. La casa real japonesa no siempre ha seguido reglas tan estrictas. De hecho, 11 emperadores abdicaron y ocho mujeres ocuparon el trono antes del periodo de modernización que introdujo el emperador Meiji en 1886.

Después de la restauración de la dinastía Meiji, el emperador pasó a ser una especie de Dios y, por lo tanto, las mujeres no podían ascender al trono. En 1947, después de la derrota japonesa en la Segunda Guerra Mundial, el gobierno recortó el poder del emperador en la política y se estableció que aquellas mujeres de la Casa Real que contrajeran matrimonio con plebeyos no podría continuar formando parte de la misma

Las ascensión de las mujeres al trono ya ha sido motivo de debate con anterioridad. En 2006, el gobierno nipón reconoció que la continuidad de la casa real estaba en peligro, ya que Akihito no tenía ningún nieto varón. Finalmente, el asunto se pospuso cuando en 2016 nació el príncipe Hisahito. Sin embargo, la familia real continúa reduciéndose. La nieta mayor del emperador, la princesa Mako, de 25 años, se acaba de prometer con un abogado y, por lo tanto,  deberá renunciar a su estatus real, recortando aún más las posibilidades de descendencia masculina.

Desaparece un niño en Japón que fue abandonado en una montaña habitada por osos como castigo

Foto: RRSS

Yamato Tanooka, un niño de siete años de edad, ha desaparecido tras haber sido intencionalmente abandonado por sus padres en medio de la nada. Concretamente, en una montaña en la isla de Hokkaidō, la segunda más grande de Japón. Más de 150 agentes buscan al menor, según afirma la policía.

Los progenitores informaron en un primer momento de la desaparición diciendo que el niño se había perdido en el transcurso de una excursión familiar, pero más tarde admitieron las reales circunstancias de la desaparición. “Los padres dejaron al niño abandonado en las montañas como castigo”, ha afirmado el portavoz de la policía japonesa. “Según nos han dicho, regresaron al lugar inmediatamente pero el niño ya no estaba allí”, ha añadido. El padre del menor ha afirmado en un canal de televisión nipón que no le importaba admitir la verdad mientras siga la búsqueda.

La misteriosa clausura de los hikikomori

Redacción TO

Foto: Un Investigador

Los hikikomori se refugian en la realidad virtual para huir de la presión social nipona (Kim Kyung Hoon/REUTERS)

Internet llegó a nuestras vidas con la firme intención de quedarse en ellas. Pero en algunos casosse ha apropiado de la vida de quienes se han dejado seducir por los encantos del cibermundo. Es la alternativa en la que han caído los hikikomori. Jóvenes japoneses asfixiados socialmente, por no cumplir con lo que una sociedad estricta espera de ellos. Su frustración les encierra en una habitación durante largas temporadas. En ocasiones pueden permanecer recluidos varios años. Allí, entre cuatro paredes, su único contacto con la realidad es, precisamente, con la realidad virtual: redes sociales, juegos online… Su otro mundo se vuelve su único mundo.

Un trastorno social

El término hikikomori es traducido al español como “apartado de la sociedad”. No podría describir mejor lo que representa.Las personas que padecen este trastorno buscan, como sea, desaparecer del entorno social. Se niegan a empatizar con el mundo exterior, al que temen. Tampoco se relacionan con su familia ni con sus amigos. Su respuesta es la reclusión. Apartados, buscan refugio en realidades alternativas; entre las más comunes, las ofrecidas por Internet: juegos online y redes sociales.

Una definición con la que también coincide el gobierno japonés. Su acepción de hikikomori es: “el/la que sin participar en la sociedad, se retira en su casa durante seis meses o más. Se distingue de una enfermedad mental, como la esquizofrenia”. Establece al mismo tiempo una diferencia con el fenómeno “futoko”, que se basa en el rechazo a asistir al colegio entre los menores de 18 años. Considera que el factor de aislamiento en los hikikomori va mucho más allá del simple rechazo al colegio.

Según estimación del psiquiatra Tamaki Saito, quien acuñó el término, 500.000 japoneses -la mayoría hijos únicos- de entre14 y 20 sufrían este trastorno a finales de los noventa. Es decir, uno de cada diez jóvenes nipones. Pero el fenómeno que en aquel momento no fue tenido en cuenta, no hacía entonces más que echar raíces.Así, en 2010 el número de personas afectadasascendía a 700.000 casos. No obstante, el hecho de que los enfermos y las familias traten de ocultar su problema hace prever que el número de hikikomoris ronde el millón. Podría haber en estos momentos un millón de jóvenes japoneses aislados completamente del mundo, en clausuralas 24 horas del día, sin salir de los pocos metros de su habitación.

No son enfermos mentales

Según explica el psicólogo Javier Miravalles, no resulta descabellado asociar a los enfermos de hikikomori con trastornos como la fobia social, la agorafobia o la esquizofrenia. No obstante, intervienen toda una serie de factores de índole social y cultural que tampoco deben obviarse. Por lo tanto, no se trata estrictamente de un trastorno mental. Es más, de acuerdo con un estudio conjunto publicado por la “International Journal of Social Psychiatry”,estos trastornos son efectos secundarios de un hikikomori. Es, en definitiva, una consecuencia de su aislamiento. Ello explica que muchos hikikomori adopten comportamientos compulsivos como, por ejemplo, lavarse las manos constantemente o acumular la basura que hayan tocado o producido.

El origen delmisterioso comportamiento de un hikikomori está en la sociedad, en los valores que promueve la cultura nipona:máxima competitividad. Los jóvenes que se recluyen lo hacen acosados por las elevadas expectativas puestas en ellos. No lograr el éxito acaba siendo su condena. Pasan a ser la oveja negra del grupo, de la mayoría válida donde se sienten útiles; pero también de la familia. Por eso, los hikikomori se excluyen cuando no logran prosperar en el colegio, en el trabajo, o su propia casa al mismo ritmo que exige la sociedad.

Así, por ejemplo, en el ámbito educativo la presión es excesiva. Obtener las mejores notas en el colegio y el instituto es una prioridad. De ello depende el acceso a una universidad adecuada que es, en definitiva, la garantía de una exitosa carrera. Esta es la doctrina que les inculcan desde niños. La única vía para alcanzar un sueño personal que es, al mismo tiempo, la forma de servir al país. Ser competitivos es su máxima, tanto en casa como en las aulas.

Pueden dejar de ser hikikomoris

Los testimonios de las familias permiten establecer un patrón de comportamiento entre los hikikomoris. Un claro ejemplo es Shun Kobayashi. Relató su caso a la BBC. No quería estudiar. “No me gustaba estudiar. Perdí la oportunidad de entrar en una buena universidad. Era realmente importante para asegurar un buen trabajo en un buena compañía”, explica. Fue el detonante a su encierro, a su conversión en hikikomori. “Dejé de ir a clase. Me quedaba en mi habitación. Allí, jugaba a videojuegos, leía Manga… Fue lo que sucedió conmigo”, concluye.

En líneas generales, los hikikomori optan por dormir durante el día para evitar coincidir con sus padres en casa. Es durante la noche cuando arranca su particular jornada, cuando comienzan a funcionar todos los aparatos de la casa en el interior de su habitación.

La situación de exclusión de los hikikomori se puede revertir. Todo pasa por una reinserción social progresiva que les lleve a abandonar el enclaustramiento. En cualquier caso, es necesaria la ayuda de un psicólogo. No hay que obviar que afecta tanto al hikikomori como a la familia, que se ven abrumados ante el problema. Por eso, ambos forman parte de la solución.

Kazuhiko Saito, director del Departamento de Psiquiatría de Chiba’s Kohnodai Hospital, asegura que el primer paso es “reorganizar” la relación del paciente con sus padres, que comience a esteblecerse la comunicación entre los miembros de la familia. Ganada su confianza, el hikikomori puede inciar un tratamiento en una clínica o insertarse en una terapia de grupo junto a otros pacientes.

En algunas ciudades, existe una red de hikikomoris que lograron vencer el trastorno. Ellos conocen la realidad mejor que nadie y son de gran ayuda para quienes inentan dejar atrás las cuatro paredes de una habitación y ese adictivo mundo virtual.

Tailandia pide la extradición de los críticos con la monarquía

Foto: DAMIR SAGOLJ

El Gobierno militar de Tailandia ha solicitado a siete países que colaboren con la extradición de 19 fugitivos tailandeses buscados por haber ofendido a la monarquía. Desde la muerte del rey Bhumibol el pasado día 13, la censura va en aumento. No cesa la clausura de páginas web por presuntos contenidos que ofenden el monarca y que, esgrimen las autoridades, son perjudiciales para la seguridad nacional de Tailandia.

El ministro de Justicia, el general Paiboon Kumchaya, ha declarado que ha firmado unas cartas dirigidas a Australia, Camboya, Estados Unidos, Francia, Japón, Nueva Zelanda y Reino Unido, en las que les pide su colaboración y que extraditen a ciudadanos tailandeses que habrían infringido la ley de lesa majestad, según asegura el diario Khaosod. Esta ley contempla penas de cárcel de hasta 15 años para los autores de opiniones o mensajes sobre la Casa Real considerados ofensivos. Un hombre fue condenado a 30 años, por acumulación de cargos, en agosto del 2015, y una mujer a 28 años, por haber publicado en Facebook varios mensajes considerados insultantes para la familia real. Por otro lado, la Comisión Nacional de Radiodifusión y Telecomunicaciones (NBTC, en sus siglas en inglés) ha pedido a las delegaciones nacionales de Facebook, YouTube, Twitter y Line que bloqueen más de un centenar de páginas web por ofensas a la monarquía.

Mujeres y arte: 7 nombres que desafiaron a la Historia

Cecilia de la Serna

Foto: RUBEN SPRICH
Reuters

Como ya relatamos en este espacio, las mujeres lo han tenido realmente difícil para obtener el reconocimiento del mundo del Arte, tan machista o más que otros sectores de la sociedad. Si bien las artistas han logrado ir haciéndose un hueco en las últimas décadas, aún nos preguntamos si es necesario que una mujer esté desnuda (en un cuadro) para entrar en un museo. Antes de que llegaran las Guerrilla Girls y otros movimientos más recientes como el de Girls in museums, muchas mujeres desafiaron a sus contemporáneos y a la Historia del Arte de la forma más consecuente: creando. Muchas de ellas quedaron relegadas a ser “la mujer de” o “la musa de”, obviando el valor de su trabajo.

Aprovechando la iniciativa #5WomenArtists, a través de la cual varios museos y entidades artísticas retan al público a nombrar a cinco mujeres artistas con motivo del Día Internacional de la Mujer, podemos observar que no todo el mundo es capaz de hacer tal selección. Por ello vamos más allá y presentamos siete nombres femeninos -algunos más célebres que otros- que desafiaron a la Historia desde diferentes disciplinas, desde la pintura a la escultura, pasando por la ilustración.

1. Frida Kahlo (1907-1954)

El nombre de Frida Kahlo es, seguramente, el que más suene al común de los mortales. Su vida estuvo marcada por el infortunio de contraer una poliomielitis de niña, y después por un grave accidente que sufrió durante su juventud, accidente que la mantuvo postrada en cama durante largos periodos. No obstante, nada de aquello la separó de su capacidad creativa e inspiradora. La pintora mexicana combinó en su obra, de carácter muy personal, los estilos surrealista, naïf y folclórico.

Mujeres y arte: 7 nombres que desafiaron a la Historia 1
Perro Itzcuintli conmigo, una de las obras más emblemáticas de Frida Kahlo. | Foto: Stefano Rellandini / Reuters

Su vida personal se ha estudiado con lupa, casi con cierto voyeurismo. Su matrimonio con Diego Rivera marcó ciertamente la obra de Frida Kahlo, y su bisexualidad sigue planeando por su vida y obra. Sin embargo, el arte de Frida Kahlo va mucho más allá de su vivencias personales. Aunque su trabajo fue admirado en vida por varios artistas contemporáneos a su época, no fue hasta después de su muerte cuando sus piezas lograron una mayor trascendencia. La mexicana ha extendido su figura de artista hasta convertirse en icono del siglo XX.

2. Georgia O’Keeffe (1887-1986)

Sería muy difícil comprender el Arte Contemporáneo del siglo XX sin la influencia de Georgia O’Keeffe, que fue la gran pionera en el campo de las artes visuales. Sus obras más conocidas son las pinturas de flores a gran escala, como Black Iris, y sus series de cuadros, como Jack-in-a-Pulpit.

Mujeres y arte: 7 nombres que desafiaron a la Historia 2
Black Iris, de Georgia O’Keeffe. | Foto: Alfred Stieglitz Collection, 1969

Como detrás de cada gran mujer hay un gran hombre, la obra de O’Keeffe no se entendería sin la presencia del fotógrafo y galerista Alfred Stieglitz, que con buen ojo supo ver en ella una de las máximas representantes del Arte Moderno. A diferencia de Frida Kahlo, Georgia O’Keeffe sí que conoció en vida las mieles del éxito. De hecho, en sus últimos días pudo recibir numerosos galardones y asistir a importantes exposiciones y retrospectivas en su honor.

3. Louise Bourgeois (1911-2010)

La influencia de Louise Bourgeois en el Arte Contemporáneo a nivel global es innegable. Su obra trasciende las fronteras y los estilos artísticos: toca movimientos como el Surrealismo, el Posminimalismo y el Expresionismo Abstracto. Sus famosas esculturas de araña -un homenaje a su madre tejedora- son hoy un emblema del Arte.

Mujeres y arte: 7 nombres que desafiaron a la Historia 3
La escultura Maman, de Louise Bourgeois, expuesta en el Museo Picasso de Málaga. | Foto: Jon Nazca / Reuters

Una de estas esculturas llegó a subastarse por 10,7 millones de dólares, convirtiéndose en una de las artistas féminas más cotizadas del mercado. Reconocida como la precursora del Arte Confesional, cuatro de sus trabajos están catalogados como sugestivos de la figura humana, expresando temas como la traición, la ansiedad y la soledad. Sus trabajos eran puramente autobiográficos y estaban inspirados en su trauma de la infancia causado por el descubrimiento del affaire entre su padre y su niñera.

4. Yayoi Kusama (1929)

Yayoi Kusama es probablemente una de las artistas vivas más influyentes del mundo del Arte, llevando la voz cantante en el avant-garde. Tras estudiar Nihonga (pinturas de estilo japonés) en su país natal, se interesó por los movimientos occidentales, lo que la llevó a mudarse a Nueva York. Al principio se adhirió al Expresionismo Abstracto, para más tarde pasarse al Arte Pop. Sus obras está basadas en el arte conceptual y están fuertemente influenciadas por el feminismo. Además se ha adentrado en otras disciplinas artísticas como la literatura.

Mujeres y arte: 7 nombres que desafiaron a la Historia 4
Infinity Mirrored Room, por Yayoi Kusama. | Foto: Caren Firouz / Reuters

Las obras de Yayoi Kusama se encuentran entre las más cotizadas a escala mundial. En 2008, la casa de apuestas Christie’s vendió una obra de la artista japonesa por 5,1 millones de dólares, un récord para una mujer artista viva. Por otro lado, se han expuesto grandes retrospectivas de su obra en lugares de relevancia como el MoMA de Nueva York, el Museo Whitney de Arte Estadounidense y la Tate Modern de Londres.

5. Camille Claudel (1864-1943)

La historia de Camille Claudel está tintada de locura, una locura muy lúcida. Su visión artística era genial, muy adelantada para su época (empezó a esculpir a muy temprana edad, en la segunda mitad del siglo XIX). Como en la gran mayoría de casos de artistas féminas, se habla de Camille Claudel como la musa de su compañero –en este caso Auguste Rodin-, con el que mantuvo una relación amorosa durante unos años. Sin embargo, su obra cobra importancia por sí misma. Durante casi una década, Rodin y Camille trabajaron codo con codo, influyéndose e inspirándose el uno a la otra, y creando algunos de sus mejores trabajos: Fugit Amor, en el caso de Rodin; Sakountala, en el de Camille.

Mujeres y arte: 7 nombres que desafiaron a la Historia 5
Sakountala, de Camille Claudel. | Foto: Sotheby’s

Tras su ruptura con el famoso escultor galo, Claudel no se quedó sin inspiración, sino todo lo contrario. A pesar de entrar en una espiral de locura tras este proceso traumático, entre 1899 y 1905 surgieron algunas de sus mejores obras, como El Vals, El Pensamiento, La Ola o El Abandono. Su influencia en la escultura del siglo XX es innegable, aunque su nombre no resuene tanto como el del que fue su compañero.

6. Berthe Morisot (1841-1895)

Berthe Morisot es otra artista francesa, en este caso figura relevante del Impresionismo, cuyo enlace sentimental suele citarse. En su caso, se trata de Eugène Manet, hermano de Édouard Manet. La figura de Berthe Morisot, junto a las de otras maestras del Impresionismo, quedó ensombrecida por el conjunto del movimiento, mayoritariamente masculino.

Mujeres y arte: 7 nombres que desafiaron a la Historia 6
Pastora desnuda tumbada, una pintura de Berthe Morisot. | Foto: Museo Thyssen

Siguiendo la estela de otras grandes artistas de su tiempo, como Mary Cassatt o Marie Bracquemond, Berthe Morisot llenó sus lienzos de escenas cotidianas con gran dulzura y delicadeza. Tras su desaparición, sus cuadros siguen teniendo un lugar destacado en el mundo del Arte, de hecho sus pinturas pueden alcanzar cifras de más de 4 millones de dólares en el mercado actual.

7. Beatrix Potter (1866-1943)

Beatrix Potter creció en el seno de una familia acomodada en la Inglaterra Victoriana. Aunque siempre ha sido más reconocida por sus obras literarias -especialmente infantiles-, su incursión en el mundo de la ilustración -una disciplina artística que a menudo queda relegada a un segundo plano- no es en absoluto desdeñable. Potter logró unir su talento con el dibujo a su extraordinaria capacidad de observación de la naturaleza y de contar historias. Como resultado nació Peter Rabbit, un personaje de cuentos ya legendario.

Mujeres y arte: 7 nombres que desafiaron a la Historia 7
Peter Rabbit, el personaje más célebre de Beatrix Potter | Foto: Frederick Warne & Co.

En 1902 publica su primer cuento ilustrado y tal fue su éxito que durante la siguiente década no dejó de publicar nuevas historias. Tras el fallecimiento de su marido, Beatrix compró la granja Top Hill en Escocia, de donde saca la inspiración necesaria para seguir creando sus historias, escritas e ilustradas.

TOP