The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Turull y Romeva defienden que la declaración de independencia fue "política"

The Objective
Última actualización: 19 Feb 2019, 7:45 pm CEST
Foto: Tribunal Supremo | EFE

La segunda semana del juicio del procés ha comenzado con la primera sesión este martes a las 10:00 horas con la declaración del exconseller de Presidencia Jordi Turull, quien ha defendido que el Govern "buscó una una salida política y pacífica al movimiento independentista". A su declaración ha seguido la del exconseller de Acción Exterior Raül Romeva, que también ha calificado la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) de "política".

A diferencia del exvicepresident de la Generalitat Oriol Junqueras, Turull ha aceptado contestar a todas las partes, incluida la Fiscalía, con excepción de la acusación popular que ejerce Vox. El que fuera uno de los hombres fuertes del Govern de Puigdemont, en prisión preventiva desde el pasado mes de marzo junto a otros ocho políticos independentistas, se enfrenta a una petición fiscal de 16 años de cárcel por rebelión agravada con malversación, mientras que la Abogacía del Estado rebaja el delito a sedición y malversación, y solicita 11 años y medio de cárcel.

Turull ha reconocido ser miembro de Ómnium Cultural y se ha defendido ante las preguntas del fiscal Jaime Moreno: "No me consta que ser socio sea un delito", además de haber hecho un repaso a todas las organizaciones a las que pertenece, entre ellas Cáritas, RAC o Intermón Oxfam, entre otras. También ha señalado que en el camino a la independencia había miles de asociaciones, no solo Ómnium Cultural y la ANC. "La estrategia de intentar conseguir un referéndum incluía a más de 4.000 asociaciones. Estaba Omnium y ANC, pero 3.998 más".

Turull: "El movimiento independentista en Cataluña va de abajo hacia arriba"

"La gente en Cataluña, sea de lo que sea, tiene criterio. El movimiento independentista en Cataluña va de abajo hacia arriba", ha defendido Turull, que también ha reconocido que la hoja de ruta del 30 de marzo estaba firmada por Junqueras, Forcadell, Rull, Ómnium y ANC, y ha pedido al juez Marchena poder declarar sin que el fiscal le interrumpa constantemente, algo a lo que el juez ha accedido pero le ha pedido que "no formule juicios de valor" sobre el papel de la Fiscalía.

No obstante, Turull ha negado conocer el documento EnfoCATs, hallado en la casa de Josep Maria Jové, número dos de Junqueras cuando sucedieron los hechos, y ha insistido en que ya existía una "determinación ciudadana" previa hacia la independencia y que el Govern tuvo que darle una "salida política". En este sentido ha asegurado que en el camino hacia la declaración de independencia nunca se buscó aumentar la conflictividad de la calle. "Siempre hemos buscado el diálogo, el acuerdo, la negociación".

Turull, del PDeCAT, responde este martes sobre el papel clave en el procés que le atribuye la Fiscalía como titular de la Consellería de Presidencia, desde la que se organizó la publicidad del 1-O y la logística de la votación a través del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información, que dependía de su departamento.

La semana pasada ya declararon Oriol Junqueras y el exconseller de Interior Joaquim Forn. En esta cuarta jornada del juicio también ha testificado el exconseller de Exteriores Raül Romeva, que afronta la misma pena que Turull y comparte defensa con Oriol Junqueras. El Ministerio Público le atribuye el liderazgo de la campaña exterior del Govern para legitimar el procés internacionalmente, mediante el Diplocat –que la Fiscalía considera un lobby para difundir el mensaje independentista en el extranjero– y las delegaciones catalanas en el exterior.

Jordi Turull abre en el Supremo la segunda semana del juicio del Procés

Un momento del juicio del procés. | Foto: J.J. Guillén | Efe

Romeva, que ha cerrado este martes los interrogatorios del juicio del procés, igual que Turull, ha asegurado que la DUI fue "una declaración política" que daba al Govern "un mandato político" que debía gestionar desde "una negociación multilateral", un término al que también hizo referencia Junqueras. Así es "como entendíamos entonces y entendemos hoy que debe afrontarse el conflicto", ha afirmado Romeva.

Romeva:  "Les pido humildemente que no asuman esta responsabilidad y que devuelvan esta carpeta a la política"

El exconseller ha culpado al Gobierno central de haber pasado a los tribunales la "responsabilidad de dar respuesta a una cuestión que les atañe a ellos". "Les pido humildemente que no asuman esta responsabilidad y que devuelvan esta carpeta a la política", ha pedido ante el Tribunal Supremo.

Sobre la violencia en el proceso independentista en Cataluña, Romeva, que solo ha aceptado responder a las preguntas de su defensa tras declararse un "preso político", también ha negado, como el resto de interrogados, que haya existido. Ha defendido que el Govern no hizo "nunca jamás" una incitación a la violencia. "Rotundamente no".

"Ante la represión, no violencia", ese era el "mandato cívico, político e institucional" que, según Romeva, la Generalitat predicó ante la ciudadanía, no solo por convicción ideológica, sino porque "es mucho mas probable conseguir el objetivo legítimo" que se plantearon "utilizando mecanismos no violentos".

Además, Romeva ha lamentado que algunos políticos que defienden los principios europeos de libertad e igualdad están en el banquillo, mientras que los que "amenazan" esos valores se sientan en las acusaciones, y considera que esto "debería incomodar a los demócratas".

El siguiente interrogatorio previsto es el de Josep Rull, exconseller de Territorio al que la Fiscalía pide 16 años de cárcel por alentar a los ciudadanos a votar el 1-O e impedir que un barco que llevaba a Cataluña a policías destinados a evitar el referéndum pudiera atracar en el puerto de Palamós, Girona.

Rull, como Turull y también el diputado de JxCAT y expresidente de la ANC Jordi Sànchez tienen de abogado a Jordi Pina, por lo que, en una estrategia de defensa compartida, los tres tienen previsto contestar al interrogatorio de la Fiscalía.

Testigos 

El Tribunal Supremo ha citado al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy para que declare como testigo el próximo martes día 26 en el juicio del procés a partir de las 16.00 horas. Ese día declararán también el expresident de la Generalitat Artur Mas y el presidente del Parlament, Roger Torrent.

También ha sido citado la excoordinadora general del PDeCAT Marta Pascal, al diputado de ERC en el Congreso, Joan Tardá, y el exportavoz de En Comu Podem Xavier Doménech.

Para el miércoles 27 está previsto que declaren como testigos la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Saénz de Santamaría, el ex exministro de Hacienda Cristóbal Montoro y el extitular de Intertior Juan Ignacio Zoido.