Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

La Fundación BBVA premia las aportaciones de cuatro matemáticos a la criptografía moderna

Foto: Kin Cheung
AP Photo, File

Los matemáticos Shafi Goldwasser, Silvio Micali, Ronald Rivest y Adi Shamir han sido galardonados con el Premio Fronteras del Conocimiento de la Fundación BBVA en la categoría de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) por sus “contribuciones fundamentales a la criptología moderna, un área con un tremendo impacto en nuestra vida cotidiana”, ha anunciado este martes el jurado.

Sus avanzadas investigaciones “han hecho posible la transmisión segura de información electrónica, en ámbitos que abarcan desde el correo electrónico hasta las transacciones financieras”, añade el jurado en una nota en la que subraya que el trabajo de los cuatro matemáticos también ha sentado las bases de “desarrollos como la firma digital, la tecnología blockchain y las criptomonedas“, como el bitcoin.

Las aportaciones de Goldwasser, Micali, Rivest y Shamir “resultan cruciales en el tejido de nuestra sociedad digital conectada“, añade el jurado en el texto que la Fundación BBVA ha hecho público. Y es que, como menciona el jurado, “cada vez que accedemos a las redes sociales, hacemos compras online, votamos o firmamos electrónicamente recurrimos a la tecnología desarrollada a partir de la investigación” de los cuatro matemáticos galardonados.

En 1978, Adi Shamir y Ronald Rivest crearon junto a Leonard Adleman el algoritmo RSA
(siglas que corresponden a sus apellidos), que fue “el primero de los protocolos seguros que definen la criptografía moderna”, informa la Fundación BBVA. En este sentido, explica que RSA es un sistema de encriptación llamado ‘de clave pública’ porque cada interlocutor tiene dos claves: una pública, que se usa para encriptar el mensaje, y otra que solo conoce el receptor. Llama la atención, en este sentido, cómo el proceso de encriptación está basaddo en un problema matemático “imposible de resolver con los ordenadores actuales –en este caso, la factorización de un número con muchos dígitos–, a menos que se tenga la clave personal”. El uso de RSA sigue estando en la actualidad muy extendido.

Shamir trabaja en el Weizmann Institute, en Israel, mientras que Rivest lo hace en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos. Ambos trabajaron juntos en el MIT, logrando esta importante aportación para la criptografía moderna.” Desde entonces y durante cuarenta años han seguido contribuyendo muy activamente en diferentes aspectos de la criptografía”, explica la Fundación BBVA.

Por su parte, Shafi Goldwasser, que estudiaba en la Universidad de Carnegie Mellon, en Estados Unidos, y Silvio Micali, que estaba en la Universidad La Sapienza, en Roma, coincidieron en 1982 como doctorandos en la Universidad de California en Berkeley, iniciando una “fructífera colaboración que “acabaría sentando las bases teóricas del área”. En concreto, “desarrollaron la demostración matemática de que un método de encriptación es de verdad indescifrable“.

“Durante miles de años las personas han intentado encriptar mensajes, pero eran sistemas seguros solo hasta que un día dejaban de serlo porque alguien descifraba el código. RSA propuso un sistema de encriptación que nadie era capaz de romper, pero que tampoco nadie había demostrado que fuera indescifrable. Para demostrar que algo es seguro necesitas algo más, necesitas garantizar que ningún ataque futuro podría tener éxito. Nuestra contribución ha sido aplicar un método riguroso para asegurar que si alguien quiere entender algo de un mensaje encriptado, tendría que resolver un problema matemático cuya resolución no se ha podido lograr durante siglos”, explicó Micali el lunes en conversación telefónica con los responsables de la Fundación BBVA.

La Fundación BBVA premia las aportaciones de cuatro matemáticos a la criptografía moderna
Ronald Rivest. | Foto: Fundación BBVA

La Fundación BBVA premia las aportaciones de cuatro matemáticos a la criptografía moderna 1
Shafi Goldwasser | Foto: Fundación BBVA

La Fundación BBVA premia las aportaciones de cuatro matemáticos a la criptografía moderna 2
Silvio Micali. | Foto: Fundación BBVA

La Fundación BBVA premia las aportaciones de cuatro matemáticos a la criptografía moderna 3
Adi Shamir | Foto: Fundación BBVA

Continúa leyendo: BBVA premia a la compositora finlandesa Kaija Saariaho por su "extraordinaria" contribución

BBVA premia a la compositora finlandesa Kaija Saariaho por su "extraordinaria" contribución

Foto: Fundación BBVA
Fundación BBVA

La Fundación BBVA ha concedido en premio Fronteras del Conocimiento en la categoría de música contemporánea a la compositora finlandesa Kaija Saariaho por “una contribución a la música contemporánea que es extraordinaria en su individualidad, amplitud y alcance”, ha anunciado la entidad. El jurado destaca que, desde sus primeros trabajos, Saariaho muestra “un entrelazado perfecto entre los mundos de la música acústica y la tecnología”, algo que ella misma –poco después de conocer la noticia del galardón– asegura que le llegó de una manera muy natural: durante sus primeros años de estudio, en la Academia Sibelius de Helsinki, estaba descontenta con la acústica de los lugares a los que acudía a escuchar música en vivo. De ese modo, se comenzó a preguntar si podría modificar características como el volumen de los instrumentos, lo que le llevó a grabarlos, procesarlos y, posteriormente, reproducirlos.

En 1982 se trasladó a París para continuar su formación y eligió para ello el Instituto de Investigación y Coordinación Acústica y Musical (IRCAM por sus siglas en francés), donde conoció a los principales compositores del espectralismo. Sus técnicas de descomposición del sonido dejaron una clara y reconocible impronta en las composiciones de Kaija Saariaho, en forma de arreglos electrónicos y sonidos generados por ordenador. La combinación entre elementos sonoros sintéticos, instrumentación clásica y determinados fenómenos de la naturaleza dieron lugar a algunas de sus primeras obras, como es el caso de Lichtbogen (1986), cuya fuente de inspiración es la aurora boreal. “Sin duda mis orígenes en Finlandia me han hecho muy sensible a la naturaleza -explica- y esto tiene mucho que ver con la acústica: cuando vas a un bosque después de que llueva, la acústica es muy diferente porque las hojas están mojadas, y esto crea muchas reverberaciones, hasta el punto de que el bosque es como una iglesia. Lo mismo ocurre con la nieve, que crea un silencio muy particular. Todas estas experiencias de mi infancia sin duda han inspirado mi música”.

Saariaho también reconoce la influencia de la tecnología y la electrónica en su obra en la medida en que le ha permitido avanzar en la dirección que le interesaba, pero no como el elemento principal: “Mi objetivo -declara- es siempre que no se perciba la frontera del componente electrónico en mi música, sino que sencillamente forme parte de la orquestación y se integre en ella. Cuando hay un sonido que no puedo lograr con los instrumentos naturales, entonces recurro al ordenador para completar mi idea musical con tecnología”.

Según el acta del jurado, la música de Kaija Saariaho tiene “una calidad única que es casi tan visual como sonora”, en la que la imaginación juega un papel primordial. Tal y como ella misma relata, “amo la música desde siempre, desde que tengo memoria. Mi madre me contó que por las noches, cuando me acostaba, empezaba a imaginar que escuchaba música hasta el punto de que no me podía dormir, y por eso yo le pedía que ‘apagara la almohada’. La música siempre ha estado en mi mente y mi imaginación”.

El premio a Saariaho se suma a los galardones otorgados por la Fundación BBVA a Rosemary y Peter GrantJames P. AllisonOmar YaghiWilliam Nordhaus y Shafi Goldwasser, Silvio Micali, Ronald Rivest y Adi Shamir, premios Fronteras del Conocimiento en las categorías de Ecología y Biología de la Conservación, Biomedicina, Ciencias Básicas, Cambio Climático y Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), respectivamente.

Continúa leyendo: 'Get Out' y 'Call Me By Your Name' ganan los premios del Sindicato de Guionistas

'Get Out' y 'Call Me By Your Name' ganan los premios del Sindicato de Guionistas

Foto: Chris Pizzello / Invision
AP

Las películas ‘Get Out’ y ‘Call Me By Your Name’ han sido las triunfadoras de los premios del Sindicato de Guionistas (WGA, por sus siglas en inglés) al llevarse los galardones al mejor guion original y mejor guion adaptado, respectivamente, informa Efe.

El director de origen mejicano Guillermo del Toro estaba nominado por ‘The Shape of Water’, junto a Vanessa Taylor en el apartado de mejor guion original, pero finalmente este reconocimiento fue a parar a Jordan Peele por ‘Get Out’.

'Get Out' y 'Call Me By Your Name' ganan los premios del Sindicato de Guionistas 1
Timothée Chalamet en Call Me By Your Name. | Foto: Sony Pictures Classics

También optaban a esta estatuilla películas como ‘The Big Sick’, ‘I, Tonya’ y ‘Lady Bird’, esta última dirigida por Greta Gerwig y protagonizada por la actriz neoyorquina Saoirse Ronan.

Por su parte, James Ivory, de ‘Call Me By Your Name’, se ha impuesto en la disputa por el premio al mejor guion adaptado a ‘The Disaster Artist’, ‘Logan’, ‘Molly’s Game’ y ‘Mudbound’.

Los premios WGA, que se han celebrado con dos galas simultáneas en Los Ángeles y Nueva York, también han reconocido a ‘The Handmaid’s Tale’ en el apartado de serie dramática y a ‘Veep’, en la categoría de mejor comedia televisiva.

Por otra parte, el guion de ‘Jane’ ha sido el vencedor dentro de todos los documentales propuestos,. Entre ellos se encontraba ‘Genius’, que trata sobre la vida del famoso científico Albert Einsten, interpretado por T.R. Knight.

Continúa leyendo: BBVA premia a los biólogos Rosemary y Peter Grant por su trabajo en defensa de las especies amenazas

BBVA premia a los biólogos Rosemary y Peter Grant por su trabajo en defensa de las especies amenazas

Foto: Fundación BBVA
Fundación BBVA

El Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en la categoría de Ecología y Biología de la Conservación ha sido concedido en su décima edición a los biólogos evolutivos Rosemary y Peter Grant “por sus profundas aportaciones a nuestra comprensión de los mecanismos y procesos que subyacen a la evolución en la naturaleza”, explica el acta. Esta pareja de investigadores ha logrado documentar por primera vez cómo ocurre la evolución en tiempo real, desvelando así mecanismos muy útiles para el desarrollo de estrategias eficaces para la conservación de especies amenazadas.

Su meticuloso trabajo durante cuatro décadas con los mismos pinzones que inspiraron a Charles Darwin en las Islas Galápagos ha demostrado que los cambios evolutivos pueden ocurrir de forma mucho más rápida de lo que se creía. “Gracias a los Grant hoy sabemos que la evolución es un proceso mucho más dinámico de lo que Darwin imaginó inicialmente”, señala el acta.

Su trabajo proporciona “el registro más completo de cómo funciona la evolución en la naturaleza”, y dilucida “los mecanismos por los que se mantiene la diversidad genética y por los que se originan nuevas especies”.

El jurado ha resaltado las implicaciones de los hallazgos de los Grant para la conservación: “Han incorporado una perspectiva evolutiva a la biología de la conservación al reconocer que se pueden producir cambios evolutivos rápidos tras la llegada de especies invasoras (incluyendo a los humanos) o en respuesta a eventos catastróficos”, señala el acta.

Rosemary y Peter Grant llegaron en 1973 a la pequeña isla de Daphne Mayor –el cráter de un volcán extinto al norte de la isla de Santa Cruz, sin apenas sitio para instalar una tienda de campaña –, en el archipiélago de Galápagos, para estudiar cómo emergen las nuevas especies. Sus primeras observaciones con los pinzones resultaron tan fructíferas que decidieron volver varios meses cada año para etiquetar y tomar muestras y datos de los pinzones y su comportamiento –incluidas muestras de sangre, para análisis genéticos–. Han seguido haciéndolo casi hasta ahora –a sus más de ochenta años, volverán a Daphne el próximo mes de marzo–.

Esa labor ha permitido demostrar, con gran cantidad de datos, cómo los cambios en la ecología y el entorno pueden inducir cambios evolutivos, y dar lugar incluso a nuevas especies, en una sola generación. Para Emily Bernhardt, catedrática de Biología en la Universidad de Duke (EEUU) y presidenta del jurado, el trabajo de los Grant “ha conducido a uno de los cambios de paradigma más importantes en la biología evolutiva desde el propio Darwin”.

Continúa leyendo: Jorge Volpi, premio Alfaguara de novela por 'Una novela criminal'

Jorge Volpi, premio Alfaguara de novela por 'Una novela criminal'

Foto: Berenice Bautista
AP

El escritor mexicano Jorge Volpi ha sido galardonado este miércoles con el Premio Alfaguara de novela 2018 por la obra Una novela criminal, un libro “sin ficción” sobre la “búsqueda de la verdad” y con la que espera ayudar a que México “cobre conciencia de la necesidad de transformar” su sistema judicial, informa Efe. Así lo ha expresado Volpi (1968) desde México mediante teleconferencia tras darse a conocer en Madrid que su novela había sido la ganadora de este premio dotado con 175.000 dólares (unos 142.000 euros) y una escultura de Martín Chirino.

Se trata de un libro -presentado por Jorge Volpi bajo el seudónimo G. Fuchs- que el presidente del jurado, Fernando Savater, ha calificado de “un fascinante relato sin ficción” del caso Cassez-Vallarta, que durante años conmocionó a la sociedad mexicana y llegó a generar un incidente diplomático entre Francia y México. Según ha explicado el autor desde la UNAM, se trata del caso criminal de la pareja formada por el mexicano Israel Vallarta y la francesa Florence Cassez, que fueron acusados de secuestro en 2005. “A ella la liberaron hace años, pero él sigue en la cárcel sin sentencia“, ha añadido.

“En el fondo -ha concretado- es una novela sobre la búsqueda de la verdad y sobre si la verdad es posible de ser encontrada detrás de tantas declaraciones, ideas, juicios polémicos y contradictorios”. En este sentido, según sus palabras, para llevar a cabo esta novela donde se mezclan literatura y periodismo para abordar un hecho “absolutamente real” tuvo que recuperar un pasado que creía haber olvidado. “Estudié Derecho -ha dicho- y siempre lo había considerado una especie de error histórico, pero esa vocación jurídica apareció cuando tuve que leer las miles y miles de páginas de los expedientes para entender lo que estaba pasando”.

Pero también tuvo que enfrentarse a “como resolver el darle una forma literaria a lo que parecía un magma de declaraciones contradictorias” con el objetivo de que se entendiera. “Sobre este caso se reveló que la policía había organizado un montaje televisivo para capturarlos y después provocó el enfrentamiento inédito entre los entonces presidentes de México y Francia”, ha recordado sobre este proceso que, según ha destacado, aún mantiene en la cárcel a Israel Vallarta “sin sentencia en primera instancia” desde hace 11 años.

Para Jorge Volpi, Una novela criminal busca también “seguir la estela” de otros libros como A sangre fría o La canción del Verdugo; pero a diferencia de Capote o Mailer, quienes “confiaban en sus sistemas judiciales”, el mexicano ha afirmado que su “gran desafío” ha sido, justamente, que no se podía creer nada del suyo. “El reto es intentar saber si es posible acercarse a la verdad de lo que pasó aquel 9 de enero de 2005 cuando comienza el caso”, ha puntualizado sobre este caso que viene a reactivarse con la publicación de esta novela, en las librerías españolas y latinoamericanas el próximo 15 de marzo.

En este sentido, el mexicano querría que “cada lector haga su propio juicio” a partir de esta novela, que “intenta ser lo más neutra posible”, aun sabiendo que la idea que se tiene del caso en México “es muy negativa”. “Creo que el libro puede contribuir a que cada quien se haga un juicio”, ha agregado. Por eso, tras casi tres años de investigación, de leer las más de 2.000 páginas de expedientes y entrevistar a la mayor parte de protagonistas, Jorge Volpi también pretende que en México, un país “desangrado”, se saquen “conclusiones sobre un sistema de justicia que parece no funcionar”.

El jurado ha estado formado por Savater y los también escritores Mathias Enard y Sergio del Molino, la directora de cine Claudia Llosa, el director de Librerías Gandhi de México, Emilio Achar, y Pilar Reyes (con voz pero sin voto), directora editorial de Alfaguara. A esta edición se han presentado 580 manuscritos, de los que 261 han sido remitidos desde España, 88 desde Argentina, 69 desde Colombia, 62 desde México, 45 desde Estados Unidos, 22 desde Perú, 21 desde Chile y 12 desde Uruguay.

TOP