Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

La ONU denuncia la política "inhumana" de la UE en su cooperación con Libia

Foto: Darko Bandic
AP Foto

El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, ha denunciado el martes las “condiciones horribles” en los centros de detención de inmigrantes y refugiados en Libia y ha calificado de “inhumana” la cooperación de la Unión Europea (UE) con la Guardia Costera de ese país.

“El sufrimiento de los inmigrantes detenidos en Libia es una atrocidad para la conciencia humana”, ha afirmado Zeid en un comunicado en el que se ha referido a la asistencia de la UE a la Guardia Costera para interceptar en el Mediterráneo y devolver a Libia a los inmigrantes y refugiados, donde, según la ONU y varias ONG, son retenidos en condiciones inhumanas.

A juicio del alto comisionado, “lo que ya era una situación nefasta ahora se ha vuelto catastrófica”.

Ha indicado que la UE e Italia dan apoyo a la Guardia Costera para interceptar barcos de inmigrantes, incluso en aguas internacionales, “pese a las preocupaciones expresadas por grupos de derechos humanos acerca de que esta medida condenaría a más refugiados a detenciones arbitrarias e indefinidas y les expondría a la tortura, la violación, el trabajo forzoso, la explotación y la extorsión”.

Zeid ha señalado que, según el Departamento libio de Lucha contra la Inmigración Ilegal, 19.900 personas estaban detenidas en centros bajo su control a principios de noviembre, frente a las 7.000 registradas a mediados de septiembre, cuando han sido arrestados “miles de inmigrantes” tras enfrentamientos armados en la ciudad costera de Sabratha, un “centro para el tráfico humano”.

“El sistema de detención de inmigrantes en Libia está roto más allá de cualquier solución”, ha sostenido Zeid, quien ha subrayado que solo alternativas a la retención pueden “salvar la vida de inmigrantes y (salvaguardar) su seguridad física, preservar su dignidad y protegerles de más atrocidades”, informa EFE.

En opinión del alto comisionado, la comunidad internacional no puede cerrar sus ojos ante los “horrores inimaginables” que experimentan los inmigrantes en Libia y no puede pretender que la situación se resuelva con sólo mejorar las condiciones de detención.

“La mayor intervención de la UE y de sus Estados miembros no ha hecho nada hasta ahora para reducir el nivel de abusos sufridos por los inmigrantes”, ha insistido.

De acuerdo con Zeid, “nuestro monitoreo muestra un rápido deterioro de la situación en Libia”.

Más de 4.000 migrantes rescatados en el Mediterráneo Central en 24 horas
La ONU acusa a la UE. | Foto: Stefano Rellandini / Reuters archivo

Naciones Unidas tiene conocimiento de la situación, dado que entre el 1 y el 6 de noviembre, observadores de derechos humanos de la ONU han visitado cuatro centros de detención de migrantes en Trípoli, donde han entrevistado a personas que huyeron de conflictos, de la persecución y de la pobreza extrema en África y Asia.

Los observadores “estaban en shock” por los “miles de hombres, mujeres y niños flacos y traumatizados, hacinados, encerrados en hangares y sin acceso a las necesidades más básicas y privados de su dignidad humana”, ha puntualizado Zeid.

El alto comisionado ha urgido a Libia a dar pasos concretos para frenar las violaciones de derechos humanos en los centros, despedir a los responsables e investigar y procesar a los autores de estos hechos.

Continúa leyendo: Mugabe se niega a dimitir y pide que Zimbabue vuelva a la normalidad

Mugabe se niega a dimitir y pide que Zimbabue vuelva a la normalidad

Foto: Stringer
Reuters/File

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, no ha dimitido este domingo como se esperaba, y durante un mensaje televisado al país ha insistido en “la necesidad de llevar a cabo acciones para devolver” al país “a la normalidad”. El anuncio se produce apenas unas horas después de que su partido, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANUPF), haya decidido expulsarlo como líder de la formación y de que el vacío lo haya ocupado, de manera provisional, el exvicepresidente y antiguo ‘número dos’ de la formación, Emmerson Mnangagwa. El partido también ha expulsado de sus filas a la primera dama, Grace Mugabe.

Mugabe, acompañado por los altos mandos del Ejército, ha reclamado que el país no se “deje llevar por la amargura” y ha asegurado que “tiene en cuenta” todas las quejas formuladas por diferentes estratos de la sociedad y por su propio partido, que hoy lo destituyó como número uno y lo emplazó hasta mañana a mediodía para dimitir.

El Comité Central de la ZANU-PF había decidido este domingo dar un ultimátum al presidente del país,  para que dimitiera antes de mañana o le sometería a una moción de censura en el Parlamento.

Desde el alzamiento militar del martes, Mugabe ha estado bajo arresto domiciliario y se ha reunido en dos ocasiones con los militares para negociar una salida que finalmente no se ha producido. A este respecto, el presidente ha indicado que el alzamiento militar “nunca ha representado una amenaza contra nuestro orden constitucional ni contra mi autoridad como jefe de Estado, ni siquiera como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas”.

Mugabe, de 93 años, ha recomendado que se resuelvan los conflictos generacionales en el seno de la formación gobernante, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF) uniendo a los miembros más veteranos, que a su vez deben aceptar nuevas reglas.

Aunque las calles de las principales ciudades del país se han llenado de gente pidiendo la salida del poder de Mugabe que ejerce desde 1980, el gobernante les ha instado a “resolver nuestras diferencia con dignidad y disciplina” al considerar que los zimbabuenses son “un pueblo predispuesto a la paz”, informa EFE.

También ha reconocido que la economía nacional “está pasando por un bache” desde la hiperinflación de 2008 que provocó que Zimbabue perdiera su propia moneda, y anunció que inauguraba “una nueva de cultura de paz” con el “compromiso de darle la vuelta” a esta situación. Sin embargo, ha culpado del mal momento económico a las rencillas internas en el seno del partido y del Gobierno: “Los dardos públicos entre altos funcionarios” han suscitado unas críticas “de las que no se puede escapar”.

Asimismo, ha reconocido el papel de los veteranos de guerra, que también le han retirado su apoyo pese a estar considerados entre sus tradicionales apoyos, y ha indicado que “deben volver a tomar un papel central” en el país.

Continúa leyendo: El partido de Mugabe le da un ultimátum para que dimita o hará una moción de censura

El partido de Mugabe le da un ultimátum para que dimita o hará una moción de censura

Foto: PHILIMON BULAWAYO
Reuters

El Comité Central de la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANUPF), ha decidido este domingo  dar un ultimátum al presidente del país, Robert Mugabepara que dimita antes de mañana o le someterá a una moción de censura en el Parlamento. Previamente el partido había informado de su expulsión como líder de la formación y de que el vacío lo ocupaba, de manera provisional, el exvicepresidente y antiguo ‘número dos’ de la formación, Emmerson Mnangagwa. El ZANU-PF se ha reunido en su sede para tomar la decisión mientras los militares mantienen el control de Zimbabue, y a la espera de que Mugabe se reúna por segunda vez con los mandos del Ejército para negociar su salida.

La ZANU-PF acaba así con el liderazgo de su cofundador, que ha gobernado el país durante los últimos 37 años.

La sección juvenil del ZANU-PF ya había reclamado a primera hora de este domingo la dimisión del veterano mandatario, de 93 años, y la expulsión de la formación de la primera dama, Grace Mugabe. Los veteranos de la guerra de independencia de Zimbabue también pidieron este domingo la dimisión de Mugabe. “Debería renunciar (…) Si no lo hace, ejército debe terminar hoy  con él”, dijo el jefe de la poderosa asociación de  veteranos de guerra, Chris Mutsvangwa.

Antes de que los soldados detuvieran a su líder, Kudzai Chipanga, las juventudes de la ZANU-PF fueron uno de los principales apoyos de las ambiciones de Grace Mugabe de suceder a su marido en el poder, que desencadenaron la intervención militar del martes tras la destitución del vicepresidente Emmerson Mnangagwa.

Mugabe, expulsado del partido del Gobierno de Zimbabue
Delegados del ZANU-PF celebran la decisión del comité de expulsar a Mugabe como líder del partido. | Foto: Philimon Bulawayo/Reuters

De hecho, Chipanga, que aseguró que no permitiría “interferencias militares” un día antes del levantamiento, aunque se disculpó públicamente cuando los militares ya controlaban de facto el país, es uno de los seis miembros que este domingo las juventudes han decidido expulsar.

A este respecto, el portavoz de la organización juvenil, Yeukai Simbanegavi, también ha reclamado que se anulen todas las expulsiones llevadas a cabo desde 2014. Asimismo, los jóvenes de la ZANU-PF pidieron la vuelta de Mnangagwa y su restitución en los cargos de vicepresidente del país y “número dos” del partido, y celebraron la entrada en escena del Ejército para “erradicar a los criminales” del entorno de Mugabe, explicación a la que se aferran los militares para evitar hablar de golpe de Estado.

Por último, las juventudes solicitaron “medidas disciplinarias severas” contra los ministros afines a las ambiciones de poder de Grace Mugabe, entre los que se encuentran los titulares de Educación, de Finanzas y de Gobierno Local, Desarrollo Rural y Vivienda, detenidos por los militares en los últimos días.

La sección juvenil de la ZANU-PF es la última organización que da la espalda a Mugabe -en el poder desde 1980- y a la primera dama, uniéndose hoy a los comités provinciales, los veteranos de guerra e incluso a algunos ministros del actual Gobierno.

Continúa leyendo: Fin de semana decisivo para formar gobierno en Alemania

Fin de semana decisivo para formar gobierno en Alemania

Foto: Axel Schmidt
Reuters

Angela Merkel y su partido conservador han iniciado este sábado un último fin de semana de negociaciones para alcanzar un acuerdo de principios y poder formar un gobierno, lo que evitaría una crisis política en Alemania.

La canciller, que dirige el país desde 2005, ganó las elecciones legislativas de finales de septiembre, pero su resultado decepcionante y el ascenso de la extrema derecha la privaron de una mayoría clara.

Lleva más de un mes negociando una difícil alianza entre su partido -dividido entre el ala moderada y sus miembros más conservadores-, los liberales del FDP -pronegocios y con tendencias euroescépticas- y los ecologistas eurófilos.

La canciller había fijado el jueves por la noche como fecha límite para lograr un acuerdo, pero, ante la falta de avances, los partidos decidieron darse hasta el domingo por la noche para formar una alianza de gobierno.
A la llegada de la sede berlinesa de la CDU, el partido de Merkel donde se llevan a cabo las negociaciones, la mayoría de los líderes políticos se mostraban más bien pesimistas.

“Existe la voluntad de sacar adelante esta labor política, pero no se puede hacer a cualquier precio”, advirtió Alexander Dobrindt, miembro del CSU, partido bávaro aliado de Merkel.

“El domingo a las seis de la tarde, se acabó. Este fin de semana, se tiene que decidir“, aseguró Christian Lindner, el líder del FDP, antes del inicio del encuentro.

“Creo que esta noche, podremos decir si funciona o no. Pero (el domingo) decidiremos”, ha afirmado por su parte Horst Seehofer, jefe del CSU.

‘Prueba’ para Merkel

Merkel afronta su “prueba más difícil”, según el diario Süddeutsche Zeitung. Si su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), no pacta una hoja de ruta con el FDP y los Verdes, es probable que tenga que convocar nuevas elecciones, ya que no tiene otras opciones para formar una coalición mayoritaria en el Parlamento y descartó encabezar un gobierno minoritario.

“La canciller ya ha perdido” con estas conversaciones sin fin, dijo el politólogo alemán Albrecht von Lucke en el canal de televisión n-tv. Y un fracaso de las negociaciones “le causaría un enorme perjuicio”, opinó.

En caso de nuevas elecciones, la dirigente no tiene garantizado conservar el liderazgo de la CDU, dado el creciente descontento entre sus filas desde que en 2015 decidió acoger a más de un millón de migrantes en Alemania.

La convocatoria de otros comicios sería una novedad en la Alemania de después de la Segunda Guerra Mundial. Y, en vista de los sondeos, el partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) podría mejorar sus resultados respecto a septiembre, cuando llegó en tercer lugar con el 12,6% de los votos.

‘Parálisis’ en las negociaciones

Varias cuestiones siguen dividiendo a los conservadores, los liberales y los Verdes, empezando por la inmigración.

La CDU y sus aliados bávaros del CSU quieren limitar el número de demandantes de asilo a 200.000 por año, una petición rechazada por los ecologistas, que reclaman por su parte una vuelta de los reagrupamientos familiares para los refugiados que sólo disponen de un permiso de residencia de un año renovable.

El CSU se opone a esos reagrupamientos, a un año de las próximas elecciones regionales y cuando su dominio electoral absoluto en Baviera está amenazado por AfD.

La política medioambiental es otro escollo en las negociaciones, ya que los Verdes consideran poco ambiciosas las propuestas de los demás.

Y respecto a Europa, los Verdes defienden las propuestas del presidente francés Emmanuel Macron, entre ellas la creación de un presupuesto para la zona euro, una idea inconcebible para los liberales del FDP.

El líder de los socialdemócratas, Martin Schulz, que se negó a repetir la anterior alianza de gobierno con la CDU tras las elecciones de septiembre, vaticinó el viernes que la futura coalición será incapaz de gobernar, debilitará a Alemania en Europa y alimentará la “parálisis” en el seno de la Unión Europea.

Continúa leyendo: Maduro pide a España que no "devuelvan" al opositor Antonio Ledezma

Maduro pide a España que no "devuelvan" al opositor Antonio Ledezma

Foto: Ricardo Mazalan
AP Foto

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha pedido este viernes a las autoridades españolas que no “devuelvan” al alcalde opositor Antonio Ledezma, quien ha burlado el arresto domiciliario que cumplía desde 2015 para huir a Madrid.

“Hoy (viernes) se nos escapó Antonio Ledezma, el ‘vampiro’ volando libre por el mundo, se fue protegido a España a vivir la gran vida, a ir a tomar vino a la Gran Vía. Que no nos lo devuelvan”, ha expresado Maduro durante un acto en Caracas.

El mandatario venezolano no ha dado detalles sobre la fuga. Ledezma ha escapado hacia Colombia, desde donde ha partido a España en un vuelo de la aerolínea Avianca, confirmaron sus familiares a la AFP. Se espera su llegada a Madrid este sábado.

De 62 años y uno de los opositores encarcelados más emblemáticos de su país junto con Leopoldo López, en arresto domiciliario, el alcalde de Caracas ha asegurado que pudo fugarse con ayuda de militares venezolanos en una “travesía peliculesca” en la que cruzó “29 puestos” de control.

En la fronteriza ciudad colombiana de Cúcuta, adonde ha llegado vía terrestre, Ledezma dijo que ha huido porque militares y miembros de la inteligencia venezolana le han informado de un supuesto “plan” del gobierno en su contra, sin ahondar en la denuncia.

Acusado de formar parte de una supuesta conspiración contra Maduro, Ledezma había sido detenido el 19 de febrero de 2015.

Dos meses después había recibido casa por cárcel debido a motivos de salud, aunque en agosto pasado había sido llevado a la prisión militar de Ramo Verde, en las afueras de Caracas, después de que el Tribunal Supremo de Justicia le revocara la prisión domiciliaria, acusándolo de planear fugarse. Volvió a su domicilio unos días más tarde.
Maduro ha fustigado al gobierno de Colombia tras la fuga de Ledezma, al señalar que desde ese país solo “llegan conspiraciones”.

TOP