Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

La ONU denuncia un clásico ejemplo "de limpieza étnica" en Birmania

Foto: Danish Siddiqui
Reuters

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, ha considerado este lunes que el trato que Birmania da a la minoría musulmana rohingya se asemeja a un “ejemplo de libro de limpieza étnica”. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU creó el 24 de marzo “una misión internacional independiente” para investigar la violencia que habría sido cometida por miembros del ejército contra la minoría musulmana rohingya, pero Birmania no autorizó a los expertos viajar a la zona. La declaración de la ONU se produce apenas un día después de que los combatientes rohingyas hayan declarado una tregua de un mes.

“Dado que Birmania rechazó el acceso de los investigadores de la ONU especializados en derechos humanos, no se puede realizar enteramente la evaluación actual, pero la situación parece ser un ejemplo de libro de limpieza étnica”, ha declarado en la apertura de la 36ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

Los rohingya, tratados como extranjeros en Birmania, un país en donde más del 90% de la población profesa el budismo, son considerados apátridas a pesar de que algunos estén instalados en ese país desde hace generaciones. Los mortíferos ataques de los rebeldes rohingyas contra puestos policiales a fines de agosto desencadenaron una nueva ola de represión del ejército birmano. “Esta operación es claramente desproporcionada y no toma en cuenta los principios fundamentales del derecho internacional”, ha afirmado el Alto Comisionado.

“Recibimos múltiples informes e imágenes satelitales que muestran a las fuerzas de seguridad y a las milicias locales incendiando pueblos rohingyas, así como informaciones coherentes que dan cuenta de ejecuciones extrajudiciales, incluso disparos contra civiles que huyen”, ha agregado.

Según las últimas cifras de Naciones Unidas, casi 300.000 personas, la mayoría musulmanes de la minoría rohingya, se han refugiado en la vecina Bangladés.

El Dalai Lama pide una solución pacífica

El Dalai Lama ha urgido a la líder de facto de Birmania, la premio Nobel de la Paz Aung Sang Suu Kyi, a que encuentre una solución pacífica a la crisis en Birmania. “Le pido que intente restaurar relaciones serenas en la población en un espíritu de paz y reconciliación”, ha dicho el líder budista, en una carta a Suu Kyi a la que la agencia AFP ha tenido acceso, expresando su preocupación por la violencia que ha obligado a unos 300.000 rohingyas a huir de ese país de mayoría budista.

El líder espiritual de los budistas escribió a la política birmana, que como él es también Premio Nobel de la Paz, poco después de un nuevo estallido de violencia a finales de agosto en el estado de Rakáin, donde los rohinyás, una minoría musulmana apátrida, han vivido décadas de persecución. “Las preguntas que se me hacen sugieren que mucha gente tiene dificultades para reconciliar lo que parece estar ocurriendo a los musulmanes allí con la reputación de Birmania como país budista”, escribió.

El Dalai Lama es el último Premio Nobel de la Paz que se expresa contra esta ola de violencia, que según el relator especial de la ONU sobre derechos humanos en Birmania podría haber dejado más de mil muertos, en su mayoría rohingyas.

Otros dos laureados, Malala Yousafzai y Desmond Tutu, se han expresado en los últimos días para pedir a Aung San Suu Kyi que esté a la altura del premio que se le atribuyó en 1991.

Registro de huellas dactilares

Las autoridades bangladesíes comenzarán este lunes a registrar a través de sus huellas dactilares a los casi 300.000 miembros de la minoría musulmana rohingya que han llegado en las últimas dos semanas al país asiático huyendo de la ola de violencia en Birmania.

“Hoy comenzará el registro de rohinyás en veinte puntos del distrito de Cox’s Bazar. Tendremos a funcionarios y expertos del Departamento de Pasaportes para tomar sus huellas dactilares”, ha asegurado a la agencia Efe Saiful Islam, uno de los funcionarios del Gobierno de Bangladesh que dirigirá los trabajos de identificación de los recién llegados.

Islam indicó que los trabajos de identificación y registro de los rohingyas se prolongarán “hasta que el proceso esté completado” y que hasta Cox’s Bazar, donde se hallan varios campos de refugiados permanentes, se desplazarán una decena de funcionarios de otros distritos para acelerar el proceso.

Continúa leyendo: La inmigración centra la cumbre franco-británica de May y Macron

La inmigración centra la cumbre franco-británica de May y Macron

Foto: LUDOVIC MARIN
AFP

La primera ministra británica Theresa May y el presidente francés Emmanuel Macron han inaugurado este jueves una cumbre franco-británica en la que han firmado un nuevo tratado bilateral para controlar la inmigración en su frontera común, el primero desde la decisión británica de abandonar la Unión Europea.

Ambos países renovaron su compromiso de mantener en Francia los controles fronterizos británicos para quienes quieren ir al Reino Unido, en virtud del anterior acuerdo, de 2004, y decidieron “medidas adicionales beneficiosas para ambos países”, según ha expresado May en la conferencia de prensa conjunta en la Real Academia Militar de Sandhurst, 50 km al sudoeste de Londres.

Se trata de la primera cumbre tras la decisión británica de abandonar la UE, en el referéndum de junio de 2016, y se observa como un termómetro de lo que serán las relaciones entre ambas naciones tras el Brexit.

Por su parte, Macron ha dicho que la salida británica de la UE, que se espera en marzo de 2019, no debe impactar en una relación “anclada en vínculos humanos muy fuertes”, citando por ejemplo el centenario, en 2018, del fin de la I Guerra Mundial, en que ambos países fueron aliados.

El nuevo acuerdo migratorio bilateral, al que Macron se refirió como el Tratado de Sandhurst, pretende “reforzar la gestión conjunta de nuestra frontera común con un trato mejor para los menores no acompañados solicitantes de asilo”, según el comunicado publicado al final de la reunión.

Asimismo, en virtud del mismo, Londres pagará 50 millones de euros más para reforzar las medidas de seguridad en Calais, en el puerto del norte de Francia, donde convergen miles y miles de inmigrantes irregulares y refugiados -entre ellos muchos menores solos-, sirios, afganos, y eritreos, mayoritariamente, que anhelan cruzar el canal de la Mancha y dar el salto al Reino Unido.

“El aumento de las inversiones que hemos acordado hoy hará las fronteras británicas más seguras”, ha estimado May, aludiendo a un dinero que servirá para instalar o reforzar vallas, cámaras de seguridad y otra tecnología.

Macron ha señalado que la mejora de la frontera aliviará la situación en la ciudad portuaria del norte: “lo que la gente de Calais ha estado viviendo no es satisfactorio”.

Continúa leyendo: Jueves, 18 de enero | El día en foco

Jueves, 18 de enero | El día en foco

Estas son las cinco noticias más importantes del día. El despliegue policial en Cataluña con motivo del referéndum ilegal del 1 de octubre costó 87 millones de euros, entre alojamiento, manutención y dietas.

El nuevo president del Parlament, el independentista Roger Torrent, ya ha iniciado la ronda de contactos para proponer un candidato a la presidencia de la Generalitat.

Al menos 52 personas han muerto tras incendiarse el autobús en el que viajaban por Kazajistán. Solo ha habido cinco supervivientes.

Brigitte Bardot ha asegurado que las denuncias de acoso sexual de algunas actrices son “hipócritasridículas y sin interés y ha criticado a aquellas que “van provocando para conseguir un papel”.

La última campaña de la Junta de Andalucía lucha contra el acoso en la calle y los piropos indeseados, y lo hace comparando a los acosadores con una ‘fauna callejera’.

Continúa leyendo: Muere un bebé durante un rescate de emigrantes en el Mediterráneo

Muere un bebé durante un rescate de emigrantes en el Mediterráneo

Foto: Hani Amara
Reuters

Un bebé eritreo de tres meses ha muerto a bordo del barco humanitario que lo rescató en el Mediterráneo, debido a los problemas de evacuación por el mal tiempo y la falta de embarcaciones de socorro, según han informado este jueves varias ONG. Las operaciones de rescate se han complicado en los últimos días y los barcos humanitarios de Proactiva Open Arms y Sea-Watch no dan abasto debido al elevado número de personas y a las condiciones del mar, azotado por olas particularmente altas.

Cerca de 1.600 emigrantes han sido rescatados desde el martes frente a las costas de Libia, entre ellos numerosas mujeres y niños. Se teme que se reinicie el flujo de indocumentados que se lanzan al mar en pleno invierno. “Esta es una de las situaciones más difíciles que hemos tenido que enfrentar hasta ahora”, ha reconocido Laura Lanuza, portavoz de la ONG española Proactiva Open Arms.

El martes, una mujer con un bebé recién nacido tuvo que ser evacuada en helicóptero y, durante la difícil operación de salvamento, el médico no detectó que entre los 28 bebés a bordo se encontraba un eritreo de tres meses desnutrido y con fiebre alta, el cual murió algunas horas después. De momento se desconocen las razones por lo que los guardacostas italianos no pudieron realizar la evacuación que le hubiera podido salvar la vida. Otro bebé y un joven fueron hallados muertos el martes en la patera sobrecargada con 400 personas rescatada por Proactiva, según informa AFP.

“Los barcos de rescate operan al límite de su capacidad, inclusive buques de carga se están desviando para ayudar”, ha contado Klaus Merkle, coordinador de rescates del buque Acuario, fletado por las organizaciones humanitarias Mediterráneo SOS y Médicos Sin Fronteras. Este jueves el buque ha desembarcado en Catania, Sicilia, a unos 500 inmigrantes rescatados el martes. “La situación es cada vez más peligrosa, es probable que continúe el flujo de personas que quieren emigrar en los próximos días”, ha explicado Klaus.

Continúa leyendo: En las iglesias francesas ya se pueden hacer ofrendas con tarjeta de crédito

En las iglesias francesas ya se pueden hacer ofrendas con tarjeta de crédito

Foto: MICHEL EULER
AP

Una parroquia en Francia ha encontrado la solución para aquellos que no tienen cambio en las misas, ha desarrollado una aplicación para teléfonos móviles e incluso un “ofrendero conectado”. Desde el próximo domingo, cinco de estos nuevos “ofrenderos” pasarán entre los feligreses de la iglesia de San Francisco de Molitor, en el oeste de la capital francesa, ha anunciado en un comunicado la diócesis de París.

El objeto tiene un “diseño tradicional”, se trata de una cesta que “permite a cada uno conservar las costumbres”, ha señalado el arzobispado. El recipiente tiene incorporada una terminal que permitirá al feligrés ofrendar con su tarjeta de débito dos, tres, cinco o diez euros utilizando el modo sin contacto. “Es simple”, ha señalado la diócesis, “todas las generaciones utilizan cada vez menos billetes y monedas”.

Las ofrendas son una fuente indispensable de ingresos para la Iglesia, la segunda: 23% de los más de 600 millones de euros recolectados por las diócesis en Francia en 2016. Esta cantidad cubre el funcionamiento corriente de las parroquias, como calefacción, alumbrado, etc.

En París, un feligrés ofrenda en promedio unos 100 euros por año. Desde octubre de 2016, ocho parroquias permiten hacerlo a través de una aplicación para teléfono móvil bautizada “La ofrenda”. A partir del domingo, ocho iglesias más adoptarán el método. Esta aplicación está presente en una treintena de diócesis y alcanza a más de 5.000 iglesias reagrupadas en unas 450 parroquias, según la empresa que ha desarrollado la aplicación, Obole Digitale.

“Aumentamos los recursos de las parroquias con ofrendas entre dos y cinco veces superiores”, ha señalado Stanislas Billot de Lochner, cofundador de la empresa. Los donadores conectados via la aplicación encuentran en la entrada de la iglesia un papel para meter dentro de la canasta para “rematerializar” su donación. “Ello permite quitar la frustración de un feligrés que podría decirse: ofrendé pero la gente me mira de manera rara diciéndose ‘no donó'”, ha explicado Billot de Lochner. Informa Afp.

TOP