The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Suiza

La ONU denuncia un clásico ejemplo "de limpieza étnica" en Birmania

The Objective
Foto: Danish Siddiqui | Reuters

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, ha considerado este lunes que el trato que Birmania da a la minoría musulmana rohingya se asemeja a un "ejemplo de libro de limpieza étnica". El Consejo de Derechos Humanos de la ONU creó el 24 de marzo "una misión internacional independiente" para investigar la violencia que habría sido cometida por miembros del ejército contra la minoría musulmana rohingya, pero Birmania no autorizó a los expertos viajar a la zona. La declaración de la ONU se produce apenas un día después de que los combatientes rohingyas hayan declarado una tregua de un mes.

"Dado que Birmania rechazó el acceso de los investigadores de la ONU especializados en derechos humanos, no se puede realizar enteramente la evaluación actual, pero la situación parece ser un ejemplo de libro de limpieza étnica", ha declarado en la apertura de la 36ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra.

Los rohingya, tratados como extranjeros en Birmania, un país en donde más del 90% de la población profesa el budismo, son considerados apátridas a pesar de que algunos estén instalados en ese país desde hace generaciones. Los mortíferos ataques de los rebeldes rohingyas contra puestos policiales a fines de agosto desencadenaron una nueva ola de represión del ejército birmano. "Esta operación es claramente desproporcionada y no toma en cuenta los principios fundamentales del derecho internacional", ha afirmado el Alto Comisionado.

"Recibimos múltiples informes e imágenes satelitales que muestran a las fuerzas de seguridad y a las milicias locales incendiando pueblos rohingyas, así como informaciones coherentes que dan cuenta de ejecuciones extrajudiciales, incluso disparos contra civiles que huyen", ha agregado.

Según las últimas cifras de Naciones Unidas, casi 300.000 personas, la mayoría musulmanes de la minoría rohingya, se han refugiado en la vecina Bangladés.

El Dalai Lama pide una solución pacífica

El Dalai Lama ha urgido a la líder de facto de Birmania, la premio Nobel de la Paz Aung Sang Suu Kyi, a que encuentre una solución pacífica a la crisis en Birmania. "Le pido que intente restaurar relaciones serenas en la población en un espíritu de paz y reconciliación", ha dicho el líder budista, en una carta a Suu Kyi a la que la agencia AFP ha tenido acceso, expresando su preocupación por la violencia que ha obligado a unos 300.000 rohingyas a huir de ese país de mayoría budista.

El líder espiritual de los budistas escribió a la política birmana, que como él es también Premio Nobel de la Paz, poco después de un nuevo estallido de violencia a finales de agosto en el estado de Rakáin, donde los rohinyás, una minoría musulmana apátrida, han vivido décadas de persecución. "Las preguntas que se me hacen sugieren que mucha gente tiene dificultades para reconciliar lo que parece estar ocurriendo a los musulmanes allí con la reputación de Birmania como país budista", escribió.

El Dalai Lama es el último Premio Nobel de la Paz que se expresa contra esta ola de violencia, que según el relator especial de la ONU sobre derechos humanos en Birmania podría haber dejado más de mil muertos, en su mayoría rohingyas.

Otros dos laureados, Malala Yousafzai y Desmond Tutu, se han expresado en los últimos días para pedir a Aung San Suu Kyi que esté a la altura del premio que se le atribuyó en 1991.

Registro de huellas dactilares

Las autoridades bangladesíes comenzarán este lunes a registrar a través de sus huellas dactilares a los casi 300.000 miembros de la minoría musulmana rohingya que han llegado en las últimas dos semanas al país asiático huyendo de la ola de violencia en Birmania.

"Hoy comenzará el registro de rohinyás en veinte puntos del distrito de Cox's Bazar. Tendremos a funcionarios y expertos del Departamento de Pasaportes para tomar sus huellas dactilares", ha asegurado a la agencia Efe Saiful Islam, uno de los funcionarios del Gobierno de Bangladesh que dirigirá los trabajos de identificación de los recién llegados.

Islam indicó que los trabajos de identificación y registro de los rohingyas se prolongarán "hasta que el proceso esté completado" y que hasta Cox's Bazar, donde se hallan varios campos de refugiados permanentes, se desplazarán una decena de funcionarios de otros distritos para acelerar el proceso.