Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

La oposición lanza su mayor desafío a Maduro con una consulta al margen del Gobierno

Foto: PILAR OLIVARES
Reuters

La oposición venezolana lanza este domingo su mayor desafío al Gobierno de Nicolás Maduro con la convocatoria de una consulta calificada de ilegal desde el oficialismo en la que espera que el pueblo se pronuncie masivamente contra el proceso constituyente impulsado por el chavismo. Convocada por la oposición con el aval del Parlamento, que ha invocado el derecho constitucional a la desobediencia cuando el Gobierno atropella la democracia, el plebiscito tiene el respaldo de importantes actores del tejido económico, cultural y civil del país.

Las reacciones que ha suscitado muestran con claridad la ruptura completa entre los poderes públicos, y de algunos de estos con buena parte de la sociedad en Venezuela. El referendo -que pregunta también a los venezolanos si quieren la convocatoria de elecciones y pide a los militares que defiendan la Constitución vigente– ha sido denunciado ante el Tribunal Supremo por el diputado oficialista Pedro Carreño, que pide que sea declarado nulo y lo tacha de “plan golpista”.

Pero poco importa a quienes apoyan la consulta lo que diga el Supremo, un tribunal acusado de servir al Gobierno de Maduro cuya legitimidad no reconocen ni el Parlamento ni la fiscal general, Luisa Ortega, que también se ha rebelado contra un Gobierno al que recrimina convertir al país en un “estado policial” y practicar “terrorismo de Estado”.

A pesar de que la jornada transcurra con relativa normalidad -especialmente teniendo en cuenta la tensa situación del país-, según acaba de informar el jefe de campaña, Carlos Ocariz, un tiroteo provocado por un grupo paramilitar ha terminado con una persona muertas y cuatro heridos graves en un centro de votación en Catia, un barrio popular al oeste Caracas.

En el centro de votación, la Iglesia del Carmen de Catia, se encuentran retenidos los votantes ante la presencia de paramilitares armados. Según informan algunos medios locales, el periodista Luis Olavarrieta habría sido secuestrado por estos colectivos violentos.

Según el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa de Venezuela, el periodista ha sido encontrado poco después golpeado, y sin su teléfono móvil.

Por ahora, la consulta parece tener un éxito notable, a veces incluso sobresaliente. El primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara, ha asegurado que por el momento las expectativas de participación en el plebiscito convocado por la oposición en contra de la Constituyente de Nicolás Maduro están siendo superadas. De hecho, según informan medios locales, el material electoral de la consulta comienza a agotarse en varios centros.

'El pueblo decide' es el lema más escuchado hoy en Venezuela. | Foto: Reuters
‘El pueblo decide’ es el lema más escuchado hoy en Venezuela. | Foto: Reuters

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, ha hecho un llamamiento a la ciudadanía de no obstaculizar las calles para permitir que la jornada se cumpla con normalidad.

A pesar de anunciar que no podría votar por el arresto domiciliario bajo el que se encuentra, Leopoldo López ha anunciado a través de sus redes sociales que finalmente vota “‘sí tres veces”.

Papeletas quemadas

Sin embargo, y para tranquilizar a quienes temen posibles castigos -a través del sistema de distribución estatal de alimentos o a los empleados en empresas públicas-, los impulsores del plebiscito se han comprometido a quemar las papeletas y las listas de participación para que no lleguen a manos del Gobierno.

En estas circunstancias, la mayor inquietud apuntada por opositores y críticos de Maduro viene de los llamados “colectivos”, grupos civiles de chavistas armados que algunos consideran “paramilitares” del Gobierno y han asaltado el Parlamento e intimidado a manifestantes antichavistas en los últimos meses.

La oposición lanza su mayor desafío a Maduro con una consulta al margen del Gobierno 1
La consulta forma parte de las continuas protestas en Venezuela. | Foto: Carlos Garcia Rawlings / Reuters

Gran parte de la sociedad venezolana celebra esta consulta. | Foto: Reuters
Gran parte de la sociedad venezolana celebra esta consulta. | Foto: Reuters

Su posible presencia en las calles preocupa sobre todo en las zonas tradicionalmente chavistas, en las que el oficialismo niega el menor malestar con el Gobierno y donde la oposición tiene su principal reto cerca de dos años después de la mayoría absoluta las legislativas de diciembre de 2015, las últimas celebradas en la nación caribeña.

Problemas para votar en Barcelona

La crisis que vive el país latinoamericano ha provocado una gran ola de emigración de ciudadanos venezolanos que desde el extranjero han querido votar en la consulta de la oposición.

En España, destaca la polémica vivida en Barcelona, donde el Ayuntamiento de Ada Colau ha impedido colocar en un centro cívico las urnas, según argumenta el consistorio por no haber tramitado los permisos. Por ello, la votación se ha trasladado a la calle, que ha sido cortada al tráfico por la Policía Urbana.

Hasta ahora, y en todo el territorio español, más de 10.000 personas han depositado ya su voto. En Madrid también se han instalado urnas para el plebiscito en la Puerta del Sol y en Colón. Hasta las 20:00 horas los mayores de edad podrán acudir a votar.

Importantes apoyos en la sociedad venezolana

Al llamamiento opositor a acudir a las urnas y votar ‘sí’ a las tres preguntas se han sumado importantes sectores de la sociedad civil como la influyente Federación de Cámaras de Comercio (Fedecámaras), sindicatos no oficialistas, organizaciones estudiantiles y algunas de las universidades más prestigiosas del país.

Uno de los más sólidos apoyos viene de la Iglesia venezolana, que ha cedido sus instalaciones para la votación y ha reconocido la legitimidad de este referendo contra una Constituyente cuya apuesta por el “Estado comunal” es vista por los obispos como una vía a la “constitucionalización de una dictadura comunista” en Venezuela.

La jornada ha teñido de los colores de la bandera venezolana muchas ciudades. | Foto: Reuters
La jornada ha teñido de los colores de la bandera venezolana muchas ciudades. | Foto: Reuters

La consulta cuenta con el dinamismo que le dan los miles de ciudadanos volcados en las labores organización como voluntarios, quienes han puesto a disposición del referendo mesas, sillas, comercios y automóviles para desplazar votantes. Sin embargo, debido al corto tiempo en que se convocó, y al no estar auspiciada por el Poder Electoral, carece de algunos mecanismos de control y no puede asegurar que los ciudadanos no voten más de una vez por persona en todos los centros del país o del extranjero, donde tienen permitido expresarse sin importar dónde están inscritos como votantes.

Fuera del país millones de venezolanos han salido a votar. | Foto: Reuters
Fuera del país millones de venezolanos han salido a votar. | Foto: Reuters

Los líderes de la coalición opositora han apelado a la conciencia de los venezolanos que vayan a pronunciarse para que no depositen más de una papeleta.

Para contrarrestar estas informalidades propias de la naturaleza misma de una consulta organizada contra el Poder Electoral y el Gobierno, los convocantes han encargado a cinco rectores universitarios del país que actúen como garantes, y miles de voluntarios harán de interventores siguiendo el proceso en las mesas. A este mayor rigor pretende contribuir también la presencia como observadores, a invitación cursada por el Parlamento, de diputados y expresidentes de otros países, como el mexicano Vicente Fox y el colombiano Andrés Pastrana.

Consiga la oposición o no movilizar a una parte importante de los venezolanos contra la consulta, la mayor cuestión vendrá el lunes: cómo hacer valer unos votos que no están reconocidos por los poderes llamados a hacerlos efectivos.

Continúa leyendo: Muere el fiscal general del Estado, José Manuel Maza

Muere el fiscal general del Estado, José Manuel Maza

Foto: Mariscal
EFE

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha fallecido este sábado en una clínica de Buenos Aires, donde estaba ingresado por un proceso infeccioso. Maza, que tenía 66 años, se hallaba en Argentina porque estaba participando en la Asamblea de Ministerios Públicos Iberoamericanos.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, han confirmado en Twitter el fallecimiento del fiscal general.

Maza nació en Madrid el 23 de octubre de 1951, de familia segoviana, y se licenció en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid en el año 1973. Fue magistrado de lo Penal del Tribunal Supremo desde 2002 hasta 2016 cuando, después de las elecciones generales de junio de ese mismo año, en noviembre fue propuesto como fiscal general, propuesta que acabó confirmándolo por parte del Consejo de Ministros como fiscal general del Estado, sustituyendo a Consuelo Madrigal.

Durante el año que ocupó el cargo de fiscal general, Maza se ha enfrentado a dos frentes de batalla especialmente polémicos. Por un lado, el nombramiento de Manuel Moix como fiscal jefe anticorrupción y su posterior dimisión tras verse involucrado en los Panama Papers. Por otro, la crisis catalana, en la que tuvo un importante papel en la respuesta penal al desafío de los independentistas.

Continúa leyendo: Policías y guardias civiles protestan para equiparar su sueldo con las policías autonómicas

Policías y guardias civiles protestan para equiparar su sueldo con las policías autonómicas

Foto: RRSS

Miles de agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han salido a la calle en Madrid para protestar contra lo que consideran una “discriminación histórica“: la brecha laboral con el resto de policías autonómicas.

La marcha, convocada por Jusapol, la asociación que une a policías y guardias civiles que reivindican justicia Salarial para los Policías, ha reunido a 75.000 agentes, según los convocantes (30.000 según los datos oficiales). Bajo el lema “justicia salarial ya” han pedido la equiparación de sueldos entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el resto de policías autonómicas y locales.

Juan Ignacio Zoido, ministro de Interior, ha declarado en una nota enviada por el Ministerio que “lo que piden nuestros policías y guardias civiles es una causa justa, porque, sencillamente, se lo merecen. Gracias a ellos, España es uno de los países más seguros del mundo”. La nota ha sido enviada coincidiendo con el inicio de la marcha.

Continúa leyendo: Muere Malcolm Young, guitarrista y cofundador de AC/DC

Muere Malcolm Young, guitarrista y cofundador de AC/DC

Foto: AC/DC

Malcolm Young, guitarrista y cofundador del grupo de rock AC/DC, ha fallecido hoy a los 64 años, tras una larga enfermedad, según ha anunciado la banda en su perfil de Facebook.

“Con profunda tristeza AC/DC tiene que anunciar el fallecimiento de Malcolm Young”, que fue junto a su hermano Angus el fundador de AC/DC, señala la nota, que destaca “la enorme dedicación y compromiso” que siempre mostró con el grupo.

Nacido en la ciudad escocesa de Glasgow, Malcolm fundó el grupo de hard rock junto a Angus en Sídney en 1973 y se retiró en 2014 debido a un proceso de demencia, por lo que ingresó en un centro especializado en la ciudad australiana.

Continúa leyendo: Fin de semana decisivo para formar gobierno en Alemania

Fin de semana decisivo para formar gobierno en Alemania

Foto: Axel Schmidt
Reuters

Angela Merkel y su partido conservador han iniciado este sábado un último fin de semana de negociaciones para alcanzar un acuerdo de principios y poder formar un gobierno, lo que evitaría una crisis política en Alemania.

La canciller, que dirige el país desde 2005, ganó las elecciones legislativas de finales de septiembre, pero su resultado decepcionante y el ascenso de la extrema derecha la privaron de una mayoría clara.

Lleva más de un mes negociando una difícil alianza entre su partido -dividido entre el ala moderada y sus miembros más conservadores-, los liberales del FDP -pronegocios y con tendencias euroescépticas- y los ecologistas eurófilos.

La canciller había fijado el jueves por la noche como fecha límite para lograr un acuerdo, pero, ante la falta de avances, los partidos decidieron darse hasta el domingo por la noche para formar una alianza de gobierno.
A la llegada de la sede berlinesa de la CDU, el partido de Merkel donde se llevan a cabo las negociaciones, la mayoría de los líderes políticos se mostraban más bien pesimistas.

“Existe la voluntad de sacar adelante esta labor política, pero no se puede hacer a cualquier precio”, advirtió Alexander Dobrindt, miembro del CSU, partido bávaro aliado de Merkel.

“El domingo a las seis de la tarde, se acabó. Este fin de semana, se tiene que decidir“, aseguró Christian Lindner, el líder del FDP, antes del inicio del encuentro.

“Creo que esta noche, podremos decir si funciona o no. Pero (el domingo) decidiremos”, ha afirmado por su parte Horst Seehofer, jefe del CSU.

‘Prueba’ para Merkel

Merkel afronta su “prueba más difícil”, según el diario Süddeutsche Zeitung. Si su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), no pacta una hoja de ruta con el FDP y los Verdes, es probable que tenga que convocar nuevas elecciones, ya que no tiene otras opciones para formar una coalición mayoritaria en el Parlamento y descartó encabezar un gobierno minoritario.

“La canciller ya ha perdido” con estas conversaciones sin fin, dijo el politólogo alemán Albrecht von Lucke en el canal de televisión n-tv. Y un fracaso de las negociaciones “le causaría un enorme perjuicio”, opinó.

En caso de nuevas elecciones, la dirigente no tiene garantizado conservar el liderazgo de la CDU, dado el creciente descontento entre sus filas desde que en 2015 decidió acoger a más de un millón de migrantes en Alemania.

La convocatoria de otros comicios sería una novedad en la Alemania de después de la Segunda Guerra Mundial. Y, en vista de los sondeos, el partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) podría mejorar sus resultados respecto a septiembre, cuando llegó en tercer lugar con el 12,6% de los votos.

‘Parálisis’ en las negociaciones

Varias cuestiones siguen dividiendo a los conservadores, los liberales y los Verdes, empezando por la inmigración.

La CDU y sus aliados bávaros del CSU quieren limitar el número de demandantes de asilo a 200.000 por año, una petición rechazada por los ecologistas, que reclaman por su parte una vuelta de los reagrupamientos familiares para los refugiados que sólo disponen de un permiso de residencia de un año renovable.

El CSU se opone a esos reagrupamientos, a un año de las próximas elecciones regionales y cuando su dominio electoral absoluto en Baviera está amenazado por AfD.

La política medioambiental es otro escollo en las negociaciones, ya que los Verdes consideran poco ambiciosas las propuestas de los demás.

Y respecto a Europa, los Verdes defienden las propuestas del presidente francés Emmanuel Macron, entre ellas la creación de un presupuesto para la zona euro, una idea inconcebible para los liberales del FDP.

El líder de los socialdemócratas, Martin Schulz, que se negó a repetir la anterior alianza de gobierno con la CDU tras las elecciones de septiembre, vaticinó el viernes que la futura coalición será incapaz de gobernar, debilitará a Alemania en Europa y alimentará la “parálisis” en el seno de la Unión Europea.

TOP