Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Las principales agencias de Inteligencia desmienten a Trump en el caso de las escuchas

Foto: Drew Angerer
AFP/Getty Images

El presidente Donald Trump, que publicó el pasado día cuatro de marzo unos tuits acusando al expresidente Obama de haber realizado escuchas telefónicas en la Torre Trump, ha perdido el apoyo del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) y el Comité de Inteligencia, que han negado que existiera ningún pinchazo telefónico a Trump. Con todo, la Casa Blanca sigue sin retirar su versión.

El director del FBI, James Comey, ha asegurado este lunes no tener información que apoye las acusaciones del presidente de EE.UU., Donald Trump, contra su predecesor, Barack Obama, sobre un presunto pinchazo telefónico ordenado por el exmandatario en la Torre Trump de Nueva York. “No tengo información que apoye esos tuits”, ha dicho Comey en la primera audiencia pública realizada en el Congreso sobre la injerencia rusa en los comicios estadounidenses de noviembre, en alusión a los mensajes de Trump divulgados hace semanas en la red social Twitter para acusar a Obama de intervenir sus comunicaciones.

“Ningún individuo en Estados Unidos puede ordenar la vigilancia electrónica de nadie, tiene que pasar por un proceso de solicitud”, ha explicado el director del FBI, quien ha agregado que el Departamento de Justicia tampoco tiene constancia de ninguna prueba que pueda respaldar las acusaciones de Trump.

Pese a que Obama ha negado rotundamente las acusaciones a través de un portavoz, Trump se ha mantenido firme y el pasado viernes, durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca junto a la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que ambos tienen “algo en común”: haber sido espiados por orden del expresidente. El comentario de Trump fue una referencia a la revelación en 2013 de que un teléfono móvil de Merkel fue intervenido por la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. (NSA) entre 2002 y 2012, un periodo que incluye parte de la Presidencia de George W. Bush y parte de la de Obama.

Por su parte, el jefe de la NSA, el almirante Mike Rogers, ha negado que se haya pedido a Londres espiar a Trump. En la sesión del Comité, tanto Rogers como Comey han respondido con un “no señor” a las preguntas acerca de si habían detectado algún tipo de fraude electoral en los estados claves de las elecciones. El almirante estadounidense ha desmentido que el servicio de espionaje británico, GHCQ, hubiera pinchado las telecomunicaciones de la Torre Trump. El máximo responsable de la NSA, que se ocupa del espionaje electrónico, ha dicho que las declaraciones de la Casa Blanca de que el GHCQ llevó a cabo esas actividades “claramente frustra a un gran aliado”, en referencia a Gran Bretaña.

El Comité de Inteligencia también niega las escuchas telefónicas

El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Devin Nunes, ha asegurado este lunes que “no hubo escuchas telefónicas en la Torre Trump” durante la campaña electoral de 2016, aunque “pudo haber otros tipos de vigilancia contra el presidente” Donald Trump. En su intervención de apertura en la primera audiencia pública celebrada en el Congreso sobre la presunta injerencia rusa en los comicios presidenciales, Nunes ha negado categóricamente que la torre neoyorquina fuera interceptada telefónicamente, como aseguró el mandatario acusando de ello al expresidente Barack Obama.

Por su parte, el congresista Adam Schiff, el demócrata de más alto rango del Comité, ha afirmado que “los rusos se inmiscuyeron con éxito” en la democracia estadounidense y advirtió que “lo harán de nuevo”. Schiff ha insistido en que Estados Unidos no es la primera democracia “atacada” por Rusia y ha subrayado la necesidad de esclarecer las actividades rusas en el país.

El demócrata ha relatado una por una las relaciones e intercambios que realizaron algunos de los miembros de la campaña del ya presidente Donald Trump y el Gobierno ruso, aunque ha reconocido que las investigaciones aún no han esclarecido si esos encuentros tenían que ver con una acción coordinada para influir en los resultados electorales. Schiff ha citado, además de los ya comprobados vínculos del exasesor de seguridad nacional de Trump, Michael Flynn, que provocaron su renuncia, las reuniones que ocultó al Senado el ahora fiscal general, Jeff Sessions, con el embajador ruso en Washington, o las modificaciones del programa electoral republicano respecto a sus posiciones sobre Ucrania.

“Es posible que todos estos eventos e informaciones estén completamente desvinculados, y no sean más que una desafortunada coincidencia. Es posible. Pero también es posible que no estén desconectadas, y le debemos a nuestro país averiguarlo”, ha afirmado Schiff.

Las conclusiones a las que han llegado los servicios de inteligencia estadounidense es que sí hubo injerencia rusa en las elecciones, a través de ataques informáticos contra el Partido Demócrata y la campaña de su candidata presidencial, Hillary Clinton, y con el objetivo principal de beneficiar a Trump. Lo que sigue siendo una incógnita es si hubo colaboración entre la campaña de Trump y el Kremlin para orquestar esa injerencia.

Continúa leyendo: EE.UU. planea ampliar lista de países incluidos en decreto migratorio de Trump

EE.UU. planea ampliar lista de países incluidos en decreto migratorio de Trump

Foto: BRENDAN SMIALOWSKI
AFP PHOTO

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría decidir incluir a nuevos países en la lista de los que ya son afectados por la prohibición de ingreso a Estados Unidos, como parte de un controvertido decreto antiinmigración que expira el domingo, informa AFP.

Los funcionarios de la Casa Blanca y del departamento de Seguridad Interior han señalado el viernes que identificaron un número de países que no pueden o no quieren someterse a los controles de seguridad exigidos para ingresar a territorio estadounidense.

A comienzos de este año, el mandatario había señalado que necesitaba un período de 90 días de prohibición de ingreso al país de personas provenientes de seis naciones de mayoría musulmana (Siria, Libia, Irán, Sudán, Somalia y Yemen), así como de 120 días de prohibición de ingreso de refugiados de cualquier origen con el fin de definir nuevos filtros de admisión.

Sin identificar a los países implicados ni cuántos serán, los funcionarios han indicado que un nuevo decreto presidencial pondrá en marcha una “gama” de medidas que van desde controles más estrictos -como pedir el acceso a teléfonos celulares o a cuentas en las redes sociales- a una prohibición pura y simple.

“El objetivo no es impedir definitivamente que viajeros de ciertos países vengan a Estados Unidos. El objetivo es proteger a los estadounidenses hasta que los gobiernos extranjeros se plieguen a nuestras demandas y no planteen más riesgos para la seguridad de Estados Unidos”, ha explicado Miles Taylor, asesora del departamento de Seguridad Interior.

Tras cinco meses de contencioso ante los tribunales, una versión corregida de su decreto ha entrado en vigor el 29 de junio. Este domingo expira su vigencia, pero nada se sabe aún acerca de si los 180 millones de habitantes de los seis países implicados seguirán siendo o no “proscritos” en Estados Unidos.

El 10 de octubre, los nueve integrantes de la mayor instancia judicial del país examinarán la más controvertida de las medidas tomadas hasta ahora por el magnate republicano. Una semana atrás, tras el atentado cometido en el metro de Londres, Trump había tuiteado que las restricciones al ingreso al país de inmigrantes “deberían ser más amplias y duras” con el fin de impedir el ingreso de “terroristas extranjeros”.
La Corte Suprema ha limitado en su momento el alcance del decreto presidencial, al fallar que no podía abarcar a quien pudiera justificar “una relación válida con alguna persona o una entidad en Estados Unidos”.

Para los detractores del decreto, lo que hizo Trump fue concretar sus promesas de campaña de cerrar las fronteras del país a los musulmanes, a pesar de que la Constitución estadounidense prohíbe toda discriminación religiosa.

“Me perece que desde el comienzo el motor del gobierno es la voluntad del presidente de prohibir la entrada de la mayor cantidad posible de musulmanes, y que están preparados para hacerlo contra viento y marea”, ha explicado a la AFP Omar Jadwat, abogado de la ACLU, una poderosa organización de defensa de las libertades que se opone a los planes de Trump en este terreno.

Según este jurista, de aquí al domingo puede pasar cualquier cosa, incluso un anuncio de una nueva medida impactante. El departamento de Seguridad Interior ha trasmitido la semana pasada a la Casa Blanca un informe confidencial que preconiza la instauración de nuevos procedimientos de filtro en las fronteras.

“El gobierno tiene muchas opciones, tanto dentro como fuera del decreto, para decidir nuevas prohibiciones”, ha dicho Jadwat.

Las mismas dudas planean sobre la cuestión de los refugiados. El gobierno había establecido que en el año fiscal 2017 recibiría a un máximo de 50.000 personas en esa condición. Para el año fiscal 2018, que se inicia el 1 de octubre, la administración de Donald Trump podría bajar aún más ese tope, a un nivel sin precedentes en las últimas décadas.

Continúa leyendo: El canciller ruso dice que Trump y Kim libran una "pelea de jardín de infantes"

El canciller ruso dice que Trump y Kim libran una "pelea de jardín de infantes"

Foto: Mary Altaffer
AP Foto

El canciller ruso Sergei Lavrov ha descrito la retórica entre los presidentes de Estados Unidos y Corea del Norte como “una pelea de jardín de infantes entre niños” y ha urgido a la calma, reseña AFP. “Tenemos que calmar las cabezas calientes y entender que necesitamos pausas, que necesitamos algunos contactos”, ha dicho el viernes Lavrov en una conferencia de prensa celebrada en la ONU, al margen de la asamblea general anual.

En su primer discurso ante la asamblea general de la ONU el martes, el presidente Donald Trump ha amenazado con “destruir totalmente” a Corea del Norte, y ha catalogado al líder norcoreano Kim Yong-un como un “hombre cohete” que está en una “misión suicida”. Kim ha disparado contra Trump el jueves: lo ha descrito como “mentalmente trastornado” y ha advertido que “pagará caro” por su amenaza.

Lavrov ha dicho que Rusia trabaja con otros países “para alcanzar un acercamiento razonable y no emocional, en vez de la pelea de jardín de infantes entre niños donde nadie puede frenarlos”.

Moscú daría la bienvenida a cualquier intento de mediar en la crisis, ha comentado Lavrov a periodistas, y ha asegurado que ese mediador podría ser una nación europea “neutral”. Suiza se ha ofrecido para la tarea.

Rusia y China impulsan una propuesta conjunta para reanudar un diálogo con Corea del Norte, con un congelamiento de los ensayos misilísticos y nucleares de Pyongyang a cambio de una suspensión de los ejercicios militares de Corea del Sur y Estados Unidos.

Washington ha rechazado no obstante esa propuesta como “insultante” y ha advertido que no ofrecerá incentivos a Pyongyang.

Sin mencionar a Estados Unidos, Lavrov ha dicho que los países que se niegan a dialogar “no están cumpliendo” las obligaciones de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU que llama a una resolución pacífica de la crisis.

En las recientes semanas Corea del Norte ha detonado su sexta bomba nuclear y ha probado misiles intercontinentales, afirmando que precisa defenderse de las hostilidades de Estados Unidos y sus aliados.

Continúa leyendo: Donald Trump llama “loco” a Kim Jong-un en Twitter

Donald Trump llama “loco” a Kim Jong-un en Twitter

Foto: KEVIN LAMARQUE
Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha vuelto a arremeter contra el líder norcoreano, Kim Jong-un, a quien ha calificado de “loco” y de quien dijo que “no le importa matar a su pueblo”.

“Kim Jong-un de Corea del Norte, obviamente es un hombre loco al que no le importa morir de hambre o matar a su pueblo”, ha escrito Trump en su cuenta de Twitter.

El presidente estadounidense, que se ha enzarzado en los últimos días en un cruce de reproches y descalificaciones con el líder norcoreano, ha añadido en su mensaje que Kim “será probado como nunca lo ha sido antes”, en lo que parece una velada amenaza contra su régimen.

Las acusaciones entre ambos líderes se iniciaron el pasado 19 de septiembre en la Asamblea General de la ONU, donde Trump dijo que EEUU tenía “una gran fortaleza y paciencia, pero si nos vemos forzados a defendernos o (defender) a nuestros aliados, no tendremos más remedio que destruir totalmente a Corea del Norte”.

En referencia al líder norcoreano, Trump le llamó “hombre cohete” por su afición a probar misiles y añadió que Kim “está en una misión suicida para él y su régimen”.

Posteriormente, el ministro de Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong Ho, dijo en la sede de la ONU que las amenazas de Trump sonaban como los “ladridos de un perro”.

Continúa leyendo: El huracán María deja a Puerto Rico sin luz

El huracán María deja a Puerto Rico sin luz

Foto: Carlos Garcia Rawlins
Reuters

El huracán María ha pasado por Puerto Rico con vientos de 220 kilómetros por hora, dejando a la isla en absoluta oscuridad.

El director de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD), Abner Gómez, alertó al mediodía que el huracán produjo gran devastación y advirtió que aún el peligro es inminente.

Como ejemplo de ello, Gómez ha informado que 100% de los abonados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) está sin luz, han reseñado medios locales.

El centro del huracán ya salió de Puerto Rico, ha informado el coordinador de avisos del Servicio Nacional de Meteorología (SNM), Ernesto Morales.

María, que tocó tierra a las 6:15 hora local y ha dejado atrás la isla durante el mediodía, ha indicado Morales.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos estimó que minutos antes de salir de Puerto Rico este huracán tenía vientos de 220 kilómetros por hora y se desplazaba rumbo noroeste a una velocidad de19 km/h.

María, de categoría cuatro, ha provocado el desbordamiento de varios ríos de la isla pero se espera que baje paulatinamente la velocidad.

Su paso previo por Dominica causó siete muertos.

TOP