Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Los bebés entienden más palabras de lo que creemos

Foto: Carolyn Thompson
AP Foto

Los bebés de entre seis y nueve meses entienden más palabras de lo que creemos y son capaces de darse cuenta de cuáles tienen alguna relación, como zumo y leche, según un estudio publicado este lunes por la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Esa es la principal conclusión de una investigación que ha analizado la comprensión de los bebés a través de los datos del seguimiento ocular de imágenes, realizada por la profesora de Psicología y Neurociencia de la Universidad de Duke (Estados Unidos) Elika Bergelson y el director del Centro Rochester de Imagen Cerebral de la Universidad de Minesota Richard N. Aslin, informa EFE.

“Aunque no hay muchas señales claras de conocimiento del lenguaje en bebés, el lenguaje definitivamente se está desarrollando con fuerza bajo la superficie”, ha explicado Bergelson.

Tras demostrar en una investigación de 2012 que los bebés de seis meses tienen una comprensión básica de las palabras para los alimentos y las partes del cuerpo, Bergelson y su equipo han utilizado un software de seguimiento ocular para ahondar en la comprensión del lenguaje a esa temprana edad.

De esta forma pudieron comprobar que los bebés entienden cuándo hay una relación entre palabras, como coche y cochecito o zumo y leche, que tienen vínculos semánticos.

Además, el equipo ha descubierto que el conocimiento de las palabras por parte de los bebés está directamente relacionado con la cantidad de tiempo que oyen mencionarlas a las personas de su entorno.

Eso podría ayudar a intervenir lo antes posible en casos de niños con riesgo de retrasos o deficiencias en el lenguaje, precisó la experta.

Para medir la comprensión de palabras, se ha mostrado a los bebés que han participado en la investigación diversas imágenes en una pantalla de ordenador.

Tanto imágenes de objetos relacionados, como un pie y una mano, como otros sin relación, como un pie y un cartón de leche, y, mientras aparecían las imágenes, el cuidador que les acompañaba nombraba uno de cada par de objetos.

Los bebés se pasaban más tiempo mirando el objeto nombrado cuando no tenía ninguna relación con el que completaba el par.

Y miraban indistintamente a los dos objetos cuando estaban relacionados, es decir, sabían que la palabra mencionada correspondía a unos de esos dos objetos porque percibían que estaban relacionados, pero no podían identificar a cuál de ellos se referían.

“Puede que no sepan el significado completo de una palabra, pero parecen reconocer que hay alguna similitud en el significado de esas palabras”, ha resaltado Bergelson.

Una prueba que se ha repetido, con resultados similares, en el hogar de cada bebé, donde se grabó en vídeo cómo interactuaban con sus cuidadores.

El resultado ha sido que la proporción del tiempo que los padres han sobre algo delante del bebé estaba relacionado con la comprensión general de los pequeños.

Es “un primer paso emocionante para identificar cómo los niños pequeños aprenden palabras, cómo se organiza su léxico inicial y cómo el lenguaje que escuchan en el mundo que los rodea les da forma o les influye”, pero es “demasiado pronto” para sacar conclusiones de cómo hay que hablar a los bebés, ha señalado el estudio.

Lo que sí está claro, ha destacado Bergelson, es que cuanto más puedan hablar los padres a su bebés, es mejor para su aprendizaje.

Continúa leyendo: Encontrados productos sospechosos de Lactalis en 22 establecimientos en Francia

Encontrados productos sospechosos de Lactalis en 22 establecimientos en Francia

Foto: EDDY LEMAISTRE
EFE

Las autoridades francesas han encontrado en las últimas dos semanas productos del grupo Lactalis sospechosos de estar contaminados con salmonelosis en 22 establecimientos de Francia, ha informado este viernes el Ministerio de Economía, informa EFE. La venta de estos productos puede constituir un fraude que supone un delito penal, ha señalado el Ministerio de Economía, que en las últimas dos semanas ha llevado a cabo 3.600 controles en todo el país.

Entre los establecimientos que seguían vendiendo los productos contaminados de Lactalis se encuentran dos supermercados, 13 farmacias, una clínica y seis tiendas minoristas.

Los registros se ordenaron después de que se detectara una contaminación de leche infantil que provocó decenas de casos de salmonela en bebés en Francia y al menos un caso en España.

Tras detectar esta contaminación, las autoridades ordenaron retirar varias referencias del fabricante en los establecimientos donde se comercializaban pero, tras comprobar que algunas de ellas seguían en venta, intensificó los controles.

En España, el grupo Lactalis retiró los productos de 37 de sus referencias de las marcas de alimentación infantil Sanutri, Damira y Puleva Bebé. En total, fueron 550.000 unidades procedentes de la planta francesa que fabricó la leche contaminada.

El 12 de enero, el presidente de Lactalis, Emmanuel Besnier, visitó al ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, para rendir cuentas sobre los errores cometidos en la retirada de productos de leche para bebés contaminada por salmonela.

Continúa leyendo: Crean un software que detecta enfermedades a partir del llanto de los bebés

Crean un software que detecta enfermedades a partir del llanto de los bebés

Investigadores mexicanos han desarrollado un software que procesa el llanto de los bebés para poder detectar con hasta un 95% de precisión alguna patología como sordera, asfixia o hiperbilirrubinemia, ha informado el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El programa, desarrollado por investigadores del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), funciona a través de modelos informático inteligentes que analizan el llanto del bebé en los primeros seis meses de vida.

En un principio, los especialistas han trabajado con el llanto de bebés con sordera, del que han extraído características acústicas distintivas, y han entrenado los modelos informáticos con los que se hizo la clasificación de los tipos de llanto, informa EFE.

“Una vez que nuestros modelos estaban entrenados, se les probó con una muestra de bebés desconocidos y así determinaron a qué clase de llanto pertenecía y si existía algún padecimiento, de acuerdo con la clasificación previa que hicimos”, ha explicado el doctor en Ciencias Computacionales, Carlos Alberto Reyes García.

El llanto de los bebés ha sido grabado durante la etapa prelingüística en niños con edades de dos a seis meses.

Estas primeras muestras las han convertido en un espectrograma al que se le detectan características cuantitativas, es decir, valores numéricos.

El experto ha dicho que también se miden aspectos cualitativos en los que se aprecian cambios drásticos en la frecuencia del llanto del bebé, dobles armónicos, vibratos, silencios, concentración de ruido y tipos de melodía.

Con esta combinación de características, el médico puede tener una pauta para saber si existe un indicador anormal en el desarrollo del bebé.

Para el estudio, los expertos toman muestras por segundos o minutos mientras el bebé llora, ya que con solo dos minutos de llanto se obtienen hasta 120 muestras que permiten entrenar los modelos computacionales y así saber si el llanto es por hambre, dolor, asfixia o si presenta sordera o hiperbilirrubinemia.

Continúa leyendo: La Justicia francesa abre una investigación por la leche infantil contaminada con salmonela

La Justicia francesa abre una investigación por la leche infantil contaminada con salmonela

Foto: CHARLES PLATIAU
Reuters/File

La justicia francesa ha abierto una investigación sobre los brotes de salmonela que han aparecido en 35 bebés que han consumido leche infantil de Lactalis. Esto ha obligado al primer grupo lácteo del país a retirar del mercado centenares de lotes, según ha informado este martes el diario Le Point.

Los agentes de la Oficina Central de lucha contra los atentados medioambientales y contra la salud pública (OCLAESP) están tratando de determinar si este caso de contaminación se trata de un delito. La empresa Lactalis en Craon, al oeste de Francia, donde han sido elaborados o transformados los productos sospechosos, esta siendo investigada.

La multinacional trata de confirmar la sospecha de que el brote tiene su origen en la obras a las que fue sometida la planta en el primer semestre del año. Lactalis ha retirado de la venta, tanto en Francia como en el resto de Europa, los lotes de leche infantil que han estado en contacto con esta planta desde el pasado mes de febrero.

De los 35 bebés afectados en Francia, 16 han tenido que ser hospitalizados, pero ninguno de ellos corre peligro. Un padre presentó la primera denuncia a mediados del mes pasado, y posteriormente aparecieron más a través de una asociación de consumidores.

Continúa leyendo: Los anticonceptivos hormonales triplican el riesgo de suicidios

Los anticonceptivos hormonales triplican el riesgo de suicidios

Foto: ERIC GAILLARD
Reuters

Los anticonceptivos son efectivos para prevenir embarazos, aliviar los dolores y controlar los periodos menstruales, pero los cambios hormonales que estos producen pueden tener efectos secundarios psicológicos negativos en las mujeres. Un nuevo estudio publicado en el American Journal of Psychiatry hecho por investigadores de Dinamarca apunta que las mujeres que usan métodos hormonales como las píldoras, el parche, el anillo e el DIU, tienen hasta el triple del riesgo de suicidio que las mujeres que nunca los han usado.

Aunque los análisis también sostienen que el riesgo todavía es extremadamente bajo, los resultados sugieren que es algo que debe ser analizado sobre todo para evitar mayores riesgos de suicidio en aquellas personas que sufren de depresión, acota la revista Time que también ha publicado el informe. Un estudio hecho el año pasado por los mismos investigadores, mostró que los anticonceptivos hormonales aumentaban en 70% el riesgo de depresión, que a su vez está asociado con el suicidio. Por esto, los científicos decidieron profundizar y limitar la investigación a la conexión entre el uso de anticonceptivos y el suicidio.

Se basaron en un censo con la información de todas las mujeres de 15 años o más que vivían en Dinamarca entre 1996 y 2013. Analizaron las prescripciones de anticonceptivos, así como las muertes y las causas de muerte de las mujeres que habían fallecido. Luego, compararon a aquellas que tenían un historial de uso de anticonceptivos con las que no.

Entre las que usaban los métodos hormonales o los habían usado recientemente, los intentos de suicidio eran el doble que los de mujeres que nunca los habían usado. Además, el riesgo fue triple para el suicidio. El parche estaba relacionado con el mayor número de casos, seguido del DIU, el anillo vaginal y por último las píldoras.

TOP