Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Los incendios descontrolados en California dejan al menos 23 muertos

Foto: Eric Risberg
AP Foto

Los bomberos y servicios de emergencia no han logrado controlar los potentes y devastadores incendios del norte de California que han dejado al menos 23 muertos y que se han extendido en las últimas horas hasta arrasar cerca de 69.000 hectáreas, informa Efe.

Los últimos datos facilitados por el Departamento Forestal y de Protección contra Incendios de California han apuntado a la existencia de 22 focos que avanzan principalmente por los condados de Sonoma y Napa, dos zonas ampliamente conocidas en todo el mundo por ser un territorio de viñedos que producen un vino de gran calidad.

El incendio más grande de todos los que están ardiendo en el norte de California es el de Atlas, que en los condados de Napa y Solano ha calcinado más de 17.000 hectáreas y que solo ha sido controlado en un 3%.

También supone una importante amenaza el fuego de Tubbs, que en los condados de Sonoma y Napa ha arrasado hasta el momento más de 11.000 hectáreas y que ha ocasionado al menos la muerte de once personas, lo que por sí solo convierte a este incendio en el sexto más trágico de la historia de California, según las autoridades.

En total, el fuego ha destruido al menos 3.500 edificios, incluyendo estructuras de todo tipo desde viviendas a comercios.

La dispersión y variedad de los incendios activos en el norte de California dificulta el cálculo de evacuados y afectados por los fuegos, pero según Los Ángeles Times, que cita estimaciones oficiales, al menos 50.000 personas continúan desplazadas por la amenaza de las llamas.

Servicios de emergencias locales, estatales y federales trabajan de la mano en las labores de extinción después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprobara el martes la declaración de desastre en California.

Las imágenes de las televisiones locales muestran zonas completamente destruidas por el paso de las llamas, que han dejado barrios enteros calcinados y edificios y vehículos reducidos a cenizas.

Los incendios descontrolados en California han dejado 21 muertos Las llamas han afectado a Santa Rosa. | Foto: Nick Giblin / AP

En una rueda de prensa, el aguacil del condado de Sonoma, Robert Giordano, ha mostrado hoy su preocupación ante las previsiones meteorológicas que apuntan que los vientos aumentarán su velocidad, lo que podría dificultar los esfuerzos de los bomberos por sofocar las llamas.

El oficial ha asegurado también que su prioridad es continuar con las evacuaciones de los residentes afectados: “Este es todavía un suceso muy serio y la seguridad de la vida (de las personas) es lo que importa ahora”, ha dicho.

Giordano ha señalado además que han recibido reportes de 670 personas desaparecidas, de las cuales 110 ya han sido localizadas.

Las autoridades confían en aumentar el número de personas halladas a salvo al incluir los que han sido evacuados recientemente y los que no han informado a sus familiares y amigos de que se encuentran bien.

Los incendios del norte de California comenzaron, por causas que aún se desconocen, el domingo por la noche sobre las 22.00 hora local (06.00 GMT del lunes) y se expandieron con rapidez desde el condado de Napa.

Octubre es tradicionalmente en California un mes de alto riesgo de incendios por los conocidos popularmente como “vientos del diablo”, unas ráfagas de aire que, junto a las altas temperaturas y la sequedad de la maleza tras el verano, favorecen la propagación del fuego.

En un incidente al margen de los fuegos del norte de California, el incendio Canyon 2, que se ha declarado en el condado de Orange a unos 75 kilómetros al sureste de Los Ángeles, ha arrasado más de 3.000 hectáreas desde el lunes, aunque los bomberos han asegurado hoy que se encuentra controlado al 45%.

Continúa leyendo: Mueren dos personas tras un incendio en una vivienda en El Casar

Mueren dos personas tras un incendio en una vivienda en El Casar

Foto: Google Maps

Dos personas han fallecido este domingo en el municipio de El Casar, en Guadalajara, tras originarse un incendio en su vivienda, según ha informado el Consorcio de Bomberos de la Provincia de Guadalajara a través de su cuenta de Twitter.

El aviso se ha registrado minutos antes de las 07:00 horas en una vivienda en la urbanización El Coto. A su llegada, los bomberos han encontrado a un hombre, que ha muerto calcinado, y una mujer que ha muerto por inhalación de humo, según han informado a Europa Press fuentes de la Delegación del Gobierno.

Hasta el lugar de los hechos se ha desplazado también la Guardia Civil, la Policía Local, los bomberos de Azuqueca de Henares, un médico de Urgencias, una UVI y una ambulancia de soporte vital.

La Policía Judicial se encuentra investigando los hechos. Las primeras informaciones apuntan a que el incendio se declaró de forma fortuita debido al fallo de un electrodoméstico.

Continúa leyendo: Un bombero muere en el incendio Thomas en California

Un bombero muere en el incendio Thomas en California

Foto: Mike Blake
Reuters

Un bombero ha muerto intentando apagar el gran incendio Thomas en California, el cuarto más devastador de la historia del Estado más poblado de Estados Unidos. El bombero, un ingeniero originario de San Diego identificado como Cory Iverson, ha muerto en el condado de Ventura, donde las llamas llevan ardiendo desde hace diez días, según la agencia estatal de lucha contra incendios, Calfire.

Me entristece informarles de la muerte de un bombero por causa del incendio Thomas“, ha tuiteado el jefe de Calfire, Ken Pimlott.

El incendio Thomas, que ha arrasado por el momento cerca de 100.000 hectáreas en los condados de Ventura y Santa Bárbara, ha provocado la muerte de una mujer de 70 años, fallecida en un accidente con su vehículo cuando intentaba huir de las llamas.

A su vez, Thomas ha destruido más de 1.000 estructuras, en su mayoría casas individuales, y otras 18.000 están amenazadas. Decenas de miles de personas han tenido que abandonar sus hogares para escapar del fuego y el aire irrespirable.

Para este jueves, el fuego estaba contenido en un 30%, según Calfire, que ha precisado que, por su extensión, es más grande que los territorios de Nueva York y Boston juntos. El más devastador de la historia de California sigue siendo el incendio Cedar, que tuvo lugar en octubre de 2003: que calcinó 110.000 hectáreas y destruyó casi 3.000 estructuras.

Un bombero muere en el incendio 'Thomas' en California
Aviones tratando de extinguir el fuego en California. | Foto: Mike Blake/REUTERS

Este ha sido el año más letal de California en cuanto a incendios forestales. Más de 40 personas han muerto y cerca de 9.000 estructuras quedaron destruidas en octubre, cuando el fuego arrasó los condados productores de vino del norte de San Francisco.

“Lo importante es que estos incendios se convertirán en algo muy frecuente, lo dice la ciencia”, ha alegado el gobernador Jerry Brown durante una cumbre dedicada a acelerar el financiamiento contra el cambio climático, dos años después de haberse firmado el Acuerdo de París.

Continúa leyendo: Los bomberos comienzan a ganar la batalla contra los incendios en California

Los bomberos comienzan a ganar la batalla contra los incendios en California

Foto: Jae C. Hong
AP Foto

Las cuadrillas que luchan contra los incendios forestales que afectan al sur de California desde hace una semana han logrado frenar la propagación del fuego, mientras los residentes evalúan los  catastróficos daños, informa AFP.

El incendio Thomas ha carbonizado casi 95.000 hectáreas y solo ha sido contenido en un 20%, según la agencia estatal Calfire, y en el último día, ha avanzado mil hectáreas.

Cerca de 6.400 bomberos han estado luchando contra las llamas, alimentadas por las condiciones adversas de sequía y fuertes vientos; mientras, las autoridades de salud pública han instado a los ciudadanos a usar máscaras para protegerse de las cenizas y el humo.

Thomas es el quinto incendio más grande en la historia de California, ha informado Eric Boldt, miembro del Servicio Meteorológico Nacional de Los Ángeles. Es el más grande de los seis focos que han estado ardiendo desde el lunes pasado, con los otros contenidos ahora en más del 90%.

Los incendios han forzado la evacuación de cientos de miles de personas.

A pesar de la intensidad de los fuegos, hasta ahora las autoridades ha informado solo de una muerte, una mujer de 70 años que sufrió un accidente de tráfico mientras huía de las llamas.

Este ha sido el año más letal en California para los incendios forestales. Más de 40 personas murieron  en octubre cuando el fuego arrasó los condados productores de vino del norte de San Francisco.

Continúa leyendo: Los vientos en California amainan y dan una tregua a los incendios

Los vientos en California amainan y dan una tregua a los incendios

Foto: Mike Blake
Reuters

Los fuertes vientos que azotan el sur de California y avivan brutales incendios en la zona han comenzado a amainar el sábado, dando un respiro a los habitantes de la zona y a los bomberos que combaten el fuego, informa AFP. Tras cinco días de haber abandonado sus residencias, algunos californianos han podido finalmente regresar a sus hogares para inspeccionar el daño causado por los incendios, que han forzado a cientos de miles de personas a dejar el área y han destruido unas 700 estructuras, incluidas algunas residencias de lujo.

A pesar de la intensidad de los incendios que se propagaron en seis frentes diferentes -desde el norte de Los Angeles hasta la región de San Diego- las autoridades han reportado una víctima mortal. Con ráfagas de hasta 95 kilómetros por hora, los vientos de Santa Ana generaron el viernes un “peligro extremo de incendios”, según advirtieron las autoridades.

“Aún hay toneladas y toneladas de focos calientes”, ha dicho el capitán de los bomberos de California (Cal Fire), Jon Heggie, a una cadena de televisión. A pesar de la disminución de las ráfagas, el servicio meteorológico de Estados Unidos (NWS, por sus siglas en inglés) ha emitido una “alerta roja” hasta el domingo de noche. Los vientos más fuertes se esperan en las montañas de San Diego y sus laderas, con ráfagas de casi 100 kilómetros por hora. “Los vientos disminuirán de forma constante el domingo por la tarde hacia la noche, y las condiciones críticas del fuego disminuirán”, ha indicado el NWS, que no obstante ha advertido de que se espera poca humedad, otro factor fundamental en los incendios. Las autoridades han advertido además de que en varios condados, el humo y las cenizas podrían persistir afectando la calidad del aire.

En la montañosa ciudad de Ojai el índice de calidad del aire se sitúa por encima de 500, un nivel considerado “peligroso”, como consecuencia del incendio Thomas. Desde que estalló en la noche del lunes en el condado de Ventura, a una hora al noroeste de Los Ángeles, Thomas ha arrasado ya unas 60.000 hectáreas, una extensión que triplica el tamaño de la capital estadounidense, Washington DC, pero un portavoz del Departamento de Bomberos de la zona ha dicho que la situación podía mejorar este sábado al haberse “contenido” el avance del fuego el día anterior. En su informe más reciente, Cal Fire ha indicado que Thomas estaba contenido en un 15%.

“Progresos considerables”

El coste material del combate a los incendios se ha disparado a unos 17 millones de dólares, según estimaciones de autoridades de Ventura. El incendio Skirball, que se ha abalanzado sobre el exclusivo barrio de Bel-Air, donde tienen propiedades varias personalidades famosas, ha sido contenido en al menos un 50%.

Los bomberos contuvieron además un 80% del incendio Creek -el mayor y más peligroso de la zona, que se extendió por más de 15.000 hectáreas-, mientras que el Rye estaba controlado en casi un 65%. Cal Fire ha indicado también que “las condiciones favorables han ayudado a que se produjeran progresos considerables” este sábado, pero advirtió de que “los residentes deben permanecer vigilantes, ya que las condiciones pueden cambiar rápidamente”.

Las autoridades de los alrededores de San Diego, donde el incendio Lilac había carbonizado rápidamente más de 4.000 hectáreas desde la mañana del jueves, han emitido un aviso similar, instando a los residentes a permanecer en alerta máxima a pesar de que las condiciones generales han experimentado una mejoría. Cuatro civiles y dos bomberos resultaron heridos en este incendio, que también cobró la vida de más de dos docenas de caballos tras devastar ocho graneros. En Fallbrook, en el norteño condado de San Diego, varias residencias fueron destruidas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha decretado el estado de emergencia en California, lo que autoriza la liberación de fondos federales.

Los incendios de esta semana convirtieron a 2017 en el año en que los incendios forestales más vidas cobraron en la historia de California. Más de 40 personas murieron en octubre, cuando el fuego arrasó condados productores de vino ubicados al norte de San Francisco.

TOP