Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Más de 15.400 muertos en bombardeos en Siria desde que Moscú comenzó su intervención

Foto: Aris Messinis
AFP

Al menos 15.409 personas han muerto, entre ellas 6.486 civiles, en bombardeos de la aviación de Rusia, desde el inicio de su intervención militar en Siria el 30 de septiembre de 2015, según el recuento publicado por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

De los civiles fallecidos, 3.917 son hombres, 1.595 son menores de 18 años y 974 son mujeres, detalla la ONG.

Tan sólo durante el mes pasado, desde el pasado 30 de noviembre hasta el día de hoy, han muerto 259 civiles, entre ellos 74 niños, en ataques rusos en territorio sirio.

El documento también dice que en los pasados 27 meses, han fallecido 4.726 militantes del grupo terrorista Estado Islámico (EI) y 4.197 combatientes de otras facciones armadas islámicas y rebeldes, entre las que figura el Organismo de Liberación del Levante, la exfilial de Al Qaeda en Siria.

El Observatorio ha recordado que Rusia ha empleado en sus bombardeos aéreos bombas de racimo cargadas con una sustancia denominada termita, compuesta de polvo de aluminio y óxido de hierro, que causa quemaduras porque su combustión dura alrededor de tres segundos tras ser lanzada.

Este tipo de bombas, que pesan alrededor de 500 kilos, están compuestas de entre 50 y 110 proyectiles, los cuales están cargados con termita y tienen un alcance de entre 20 y 30 metros, según la ONG.

Por otra parte, el Observatorio destaca que gracias al apoyo aéreo de Rusia, las fuerzas gubernamentales han conseguido avanzar notablemente en los pasados meses y actualmente controlan 103.218 kilómetros cuadrados del territorio del país, lo que equivale al 55,8 % de su superficie.

La ONG con sede en Londres denuncia que los civiles son los que están pagando el precio de la guerra y son las víctimas de “la lucha contra el EI y las organizaciones terroristas” que desempeña Rusia en suelo sirio.

Continúa leyendo: Unos hombres armados atacan el hotel Intercontinental en Kabul

Unos hombres armados atacan el hotel Intercontinental en Kabul

Foto: MOHAMMAD ISMAIL
Reuters

Cuatro hombres armados han ingresado al hotel Intercontinental de Kabul y han empezado a disparar contra los clientes, informa una fuente de la agencia afgana de espionaje. “Están disparando contra los clientes”, dijo una fuente a la AFP.

El portavoz del ministerio del Interior, Nayib Danish, ha confirmado el ataque sin dar más detalles. El suceso comenzó con una explosión y un corte de electricidad, según un trabajador de los servicios de lucha contra el terrorismo. El comando abrió fuego en el cuarto piso del hotel antes de atrincherarse en la segunda planta, según otra fuente de seguridad.

“Puedo escuchar disparos en el primer piso, pero no veo dónde están. Estamos escondidos en nuestras habitaciones. Hagan que los servicios de rescate lleguen pronto”, ha contado un cliente del establecimiento bajo condición de anonimato.

Un periodista de la AFP presente no muy lejos de allí, ha dicho que los principales ejes que conducen al establecimiento, situado en una colina del oeste de Kabul, estaban cerrados a la circulación. El hotel Intercontinental de Kabul ya fue objetivo de un ataque reivindicado por los talibanes en junio de 2011, que dejó 21 muertos.

Desde entonces, el hotel estaba bajo fuerte vigilancia, con accesos reservados. En la mañana del sábado se había celebrado una conferencia sobre la presencia y las inversiones chinas en Afganistán, informa Afp.

Según el medio local Tolo News, los clientes y el equipo de trabajo del hotel han sido resguardados en una zona segura aunque todavía las fuerzas de seguridad están intentando sacar a tres de los cuatro atacantes. Uno fue abatido.

Continúa leyendo: La Marcha de las Mujeres toma las calles del mundo este fin de semana

La Marcha de las Mujeres toma las calles del mundo este fin de semana

Foto: Stephanie Keith
Reuters

La Marcha de las Mujeres tomará las calles del mundo durante el fin de semana bajo el eslogan ‘Poder a las urnas’ que busca concienciar a la población de que es necesario elegir al frente de los distintos gobiernos un mayor número de defensores de los derechos de las mujeres. Con motivo del aniversario de la primera manifestación bajo ese nombre que se dio el 21 de enero en 2017 y que reunió a casi 5 millones de ciudadanas en todo el mundo un día después de que Donald Trump asumiera la presidencia de Estados Unidos, decenas de organizaciones civiles han convocado para el fin de semana protestas en distintas ciudades del planeta, cuando también se cumple un año de la investidura del magnate como cabeza de la Casa Blanca.

Aunque unas de las manifestaciones son este sábado, como algunas convocadas en Oklahoma, Texas, y en España en Sevilla, se espera que el domingo sea el día de mayor movimiento. En España, las principales marchas que se realizarán en Madrid y Barcelona, tomarán lugar el domingo. 

En 2017 los asistentes destacaron el rechazo a los comentarios misóginos del recién electo presidente de EEUU. En esta ocasión, el movimiento parece haber cobrado aún más fuerza con las corrientes que buscar reivindicar a la mujer y decir que “el tiempo se acabó” (Time’s Up)- como reza la campaña liderada por actrices de Hollywood– para el abuso sexual y de poder de parte de los hombres.

Además del movimiento anti-acoso sexual #MeToo que llevó a las mujeres que denunciaron los abusos por parte de sus jefes y de diversos individuos de poder -como el productor Harvey Weinstein– a convertirse en Personaje del año 2017 de la revista Time, cada día se extiende más el coraje por parte del género femenino para alzar la voz y dejar atrás la desigualdad en diversas áreas como el trabajo.

Este sábado, justamente se dio a conocer un nuevo informe de la Organización de Naciones Unidas que sostiene que en el mundo las mujeres ganan de media un 23% menos que los hombres, una situación que para la entidad constituye “el mayor robo de la historia”. En conjunto, la estimación de la organización es que por cada dólar que gana un hombre, de media una mujer gana 77 centavos.

En España las mujeres han hecho convocatorias de la Women’s March en varias ciudades. Las principales manifestaciones se realizarán en Madrid y Barcelona el domingo a partir de las 16:30.

La Marcha de las Mujeres toma las calles del mundo

Específicamente, Madrid acogerá una concentración a partir de las 16.30 horas en la Plaza Isabel II, próxima a la estación de metro de Ópera, donde activistas “contarán sus historias y debatirán sobre cómo afrontar el año 2018” bajo el lema ‘Look Back, March Forward’ (‘Mirando hacia atrás, avanzando hacia adelante’), de acuerdo a la convocatoria de Madrid Resistance en Facebook.

Por su parte, Barcelona celebrará el primer aniversario de la Marcha de las Mujeres con una “fiesta de baile” en la plaça de la Virreina, situada en el distrito de Gràcia, también el 21, desde las 16.00 a las 20.00 horas. Al evento acudirán “bandas, bailarines, activistas y DJ locales, principalmente mujeres”, apunta Women’s March Barcelona.

También otras ciudades, como Sevilla, se han unido al evento. En este lugar se ha convocado para el sábado en el monumento a Colón.

Continúa leyendo: A un año de su investidura, Trump presencia el cierre de su Administración

A un año de su investidura, Trump presencia el cierre de su Administración

Foto: Carlos Barria
Reuters

El 38% de empleados públicos -desde agentes de parques hasta expertos de agencias reguladoras- se quedarán por tiempo indeterminado en sus casas debido a que este sábado, al cumplirse un año de su investidura, el presidente Donald Trump presencia el cierre de su Administración, pese a tener el control del Congreso. La falta de acuerdo en el Senado se ha visto forzada por la negativa de los demócratas a aprobar unos presupuestos que condicionan a la regularización de unos 800.000 jóvenes indocumentados, conocidos como ‘dreamers’ (soñadores).

El Senado estadounidense tenía hasta la medianoche del viernes para alcanzar un acuerdo que impidiera el ‘shutdown’, el cierre de las agencias federales por no disponer de un presupuesto. “Él ha sido el culpable de que no haya acuerdo; no su partido”, ha dicho el líder demócrata, Chuck Schumer. Las negociaciones se volverán a darse este sábado.

Trump tenía previsto viajar a Florida para celebrar el aniversario de llegada al poder con una gran fiesta en su mansión Mar-a-Lago de Palm Beach, pero tuvo que cancelar el vuelo y quedarse en Washington ante la posibilidad de un inminente cierre de Gobierno que finalmente se materializó. Se trata del primer cierre del Ejecutivo desde octubre de 2013, cuando el entonces presidente Barack Obama afrontó 16 días de parálisis por el bloqueo que ejercieron los republicanos. Durante el cierre de octubre de ese año, casi 800.000 empleados públicos fueron orientados a permanecer en casa, y este año la medida podría afectar a unas 850.000 personas.

Pero aunque las oficinas públicas deberán permanecer cerradas, servicios vitales seguirán funcionando, como la policía, los agentes aduaneros, el banco central o las Fuerzas Armadas. También en 1994 y 1995 los Gobiernos de turno sufrieron otros shut down’.

El Gobierno de Trump aseguró este viernes que, en esta ocasión, tratará de minimizar el impacto en el pueblo estadounidense, evitando por ejemplo el cierre de los parques nacionales. Sin embargo, la Casa Blanca ya ha anunciado que prescindirá de más de un millar de sus 1.715 trabajadores y el jefe del Pentágono, James Mattis, ha dicho que algunas operaciones militares de inteligencia quedan suspendidas a la espera de fondos.

La propuesta que tumbó el Senado este viernes por la noche dotaba de financiación al Gobierno solo hasta el 16 de febrero, prolongando así el plazo de negociación entre demócratas y republicanos para unos presupuestos definitivos. Más allá de la presión de los demócratas al Gobierno de Trump, el meollo de la cuestión del actual cierre está en el futuro de los cerca de 800.000 ‘dreamers’. El estatus legal con el que Obama dotó a estos jóvenes expira el próximo 5 de marzo, fecha a partir de la cual podrán ser deportados después de que Trump acabase con el programa que les protege (DACA), señala Efe.

Los demócratas condicionaban su apoyo a las cuentas a que Trump y los republicanos accedieran a regularizarlos, pero estos no han dado su brazo a torcer. Una vez consumado el cierre, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que advirtió a los demócratas de que “no negociará” el estatus de los “soñadores” para lograr nuevos fondos y que no se sentará a hablar de la reforma migratoria hasta que desbloqueen la situación.

Continúa leyendo: La brecha salarial entre hombres y mujeres: un "robo" del 23%

La brecha salarial entre hombres y mujeres: un "robo" del 23%

Foto: LUCY NICHOLSON
Reuters

En el mundo las mujeres ganan de media un 23% menos que los hombres, una situación que para las Naciones Unidas constituye “el mayor robo de la historia”.

El problema, según los datos recopilados por la organización, no distingue de fronteras, sectores, edades ni cualificaciones. “No hay un solo país, ni un solo sector en el que las mujeres ganen los mismos salarios que los hombres”, explica a Efe la asesora de ONU Mujeres Anuradha Seth.

Según esta agencia, la brecha salarial no se puede explicar por una o dos causas, sino por la acumulación de numerosos factores que incluyen la minusvaloración del trabajo de la mujer, sus tareas sin remuneración en el hogar, su menor participación en el mercado laboral, el tipo de puestos que asumen y la discriminación. Así, las mujeres ganan menos en general porque trabajan menos horas remuneradas, porque lo hacen en sectores peor pagados o porque están menos representadas en los escalafones más altos de las empresas.  Pero también, simplemente, porque de media reciben sueldos inferiores a los de sus compañeros varones por hacer exactamente el mismo trabajo, según los datos que maneja la ONU.

En conjunto, la estimación de la organización es que por cada dólar que gana un hombre, de media una mujer gana 77 centavos.

Las diferencias entre países, sin embargo, son importantes. Entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en la que participan muchas de las economías más avanzadas, hay países con una diferencia menor al 5 por ciento como Costa Rica o Luxemburgo y otros con hasta el 36 por ciento, como Corea del Sur.

Las comparaciones son complicadas, dado que los números varían en función de la fuente y de la metodología.

En España, por ejemplo, la brecha es del 11,5% según los datos de 2014 que usa la OCDE y del 24% a tenor de las cifras de un informe publicado hace un año por el sindicato UGT.

Según los cálculos más recientes de la OCDE, numerosos países ricos tienen una brecha salarial superior, por ejemplo Japón (25,7%), EEUU (18,9), el Reino Unido (17,1) o Alemania (15,7).

La diferencia de salarios entre hombres y mujeres se agrava en general con la edad, especialmente cuando las mujeres tienen hijos.

Las últimas estimaciones apuntan a que con cada nacimiento, la mujer pierde de media un 4% de su salario con respecto a un hombre, mientras que para el padre los ingresos aumentan alrededor de un 6%.

Ello demuestra, según explica Seth, que una buena parte del problema es el trabajo familiar no remunerado que las mujeres siguen llevando a cabo de forma desproporcionada.

En África Subsahariana y Asia Meridional, como ejemplo, la brecha salarial de género es de un 31% y un 35%, respectivamente, para las mujeres con hijos, en comparación con el 4% y el 14% de las mujeres que no los tienen. Pese a la incorporación de la mujer al mercado laboral durante las últimas décadas, el número de mujeres activas sigue siendo muy inferior al de hombres y, además, en muchos casos la mujer dedica menos horas a su empleo.

Según datos de 2015 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), un 76,1 de los hombres en edad de trabajar forman parte de la población activa, mientras que el porcentaje es del 49,6 % en el caso de las mujeres.

De cara al futuro, la ONU advierte de que al ritmo actual se necesitarán más de 70 años para acabar con la brecha salarial por motivo de género, por lo que ve necesarias nuevas medidas específicas para atacar el problema.

TOP