Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Miles de kurdos protestan contra el presidente turco en Alemania

Foto: RALPH ORLOWSKI
Reuters

Cerca de 9.000 seguidores kurdos se han manifestado este sábado en la ciudad alemana de contra el presidente turco Tayyip Erdogan y el referéndum previsto para abril que le dará nuevos poderes. Gritos de “Erdogan terrorista” y “libertad para Ocalan” – en alusión al líder del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Abdullah Ocalan, que se encuentra en prisión – en medio de numerosas banderas con la cara de Ocalan.

La Unión Europea y Estados Unidos consideran al PKK como grupo terrorista y está prohibido en Alemania.

Varios cientos de policías fueron desplegados para preservar la seguridad durante la manifestación que, según las autoridades, transcurrió sin incidentes. Los manifestantes dijeron que si Erdogan gana el referéndum las cosas irán a peor para los kurdos.

En Alemania viven en torno a 1,4 millones de turcos con derecho a votar en el referéndum del 16 de abril. Erdogan busca obtener el apoyo entre los turcos que residen fuera del país en dicha consulta.

Las relaciones diplomáticas entre los gobiernos de Ankara y Berlín se han visto afectadas por la detención de un periodista turco-alemán en Turquía y por la prohibición para que ministros turcos celebren actos de campaña a favor del referéndum territorio alemán, lo que ha sido calificado como una actitud “fascista”. Dicha tensión se ha extendido también a otros países como Holanda, donde también ha sido vetada la presencia de miembros del Gobierno turco para realizar mítines.

Puigdemont lleva a Estados Unidos su propuesta de referéndum independentista catalán

Foto: HANDOUT
Generalitat Catalana

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, ha dado a conocer sus demandas soberanistas en Estados Unidos. En una conferencia ofrecida este lunes en la Universidad de Harvard, Massachusetts, ha alabado las instituciones americanas por “respetar la democracia y la voluntad de sus ciudadanos” adaptando la Constitución” a éstos, lo que ha permitido “abolir la esclavitud, que hombres y mujeres puedan votar y que desaparezca la segregación”. Algo que, según el dirigente catalán, no ocurre en el caso del “estado español al que exigimos que tenga la misma actitud con el proceso catalán”. “El Gobierno español tiene que escuchar a su gente y respetar sus derechos civiles”, ha añadido.

El presidente ha defendido que “en democracia, la absoluta prioridad ha de ser atender y proteger a los ciudadanos que la hacen posible”. “Sin la voluntad democrática de los ciudadanos del ‘Nosotros, el pueblo’, no hay legalidad posible y, cuando una cuestión política se lleva a los tribunales, la democracia y la libertad quedan difuminadas”, ha denunciado. En este sentido se ha referido a los recursos del Gobierno central contra las medidas adoptadas por el gobierno autonómico para celebrar un referéndum independentista en Cataluña, y a la inhabilitación de dirigentes de PdeCAT, partido al que pertenece Puigdemont, como Artur Mas o Francesc Homs, por parte de los tribunales españoles por “desobedecer al Tribunal Constitucional” y organizar la consulta del 9N.

Puigdemont ha vuelto a defender el referéndum como “el mecanismo más claro, fuerte e internacionalmente aceptable” que ha de ser la “culminación de un proceso pacífico y democrático de base”. El presidente ha asegurado que “Cataluña va a votar este año” y que su intención es “hacer el referéndum de acuerdo con el gobierno de España”, de ahí que haya insistido en su “voluntad de diálogo“. En todo caso, ha añadido desafiante, que si el gobierno español continúa con su actitud de rechazo, “Cataluña celebrará igualmente el referéndum“.

Sobre el Tribunal Constitucional, al que ha acusado de “tribunal politizado“, ha denunciado que “es el mismo que apoya una Constitución que autoriza al ejército a actuar con sus propios ciudadanos, algo que sólo se recoge en otra Constitución en Europa: Turquía”.

Un centenar de países inician conversaciones para prohibir las armas nucleares

Foto: Ministerio de Defensa
AP

Un importante grupo de países han comenzado a negociar este lunes amparados por Naciones Unidas un tratado internacional para prohibir las armas nucleares, un proceso que no incluye a las potencias atómicas, que consideran la iniciativa poco realista e inoportuna.

Frustrados por la falta de avances en la no proliferación de este tipo de armas durante las últimas décadas, una mayoría de países considera que ha llegado el momento de crear un “instrumento jurídicamente vinculante para prohibir las armas nucleares, que lleve hacia su total eliminación”.

La ambiciosa meta se basa en los logros obtenidos con acuerdos internacionales sobre otros tipos de armamento, como las armas químicas, las bombas de racimo o las minas antipersona.

Para muchos, avanzar en el desarme nuclear es hoy más urgente que nunca, como muestran las amenazas atómicas de Corea del Norte y las inversiones multimillonarias que varias potencias están haciendo para modernizar su arsenal.

El responsable de Desarme de Naciones Unidas, Kim Won-soo, expresó el apoyo de la organización a las negociaciones de este nuevo tratado, y defendió la importancia de “inspirar” y “movilizar” al mundo para avanzar hacia el fin de las armas atómicas tras años de estancamiento.

Las armas nucleares, a pesar de ser las más devastadoras de todas, aún no han sido prohibidas. El proceso que hoy se inicia tiene claro su camino: vamos a llenar el vacío legal existente y a dotar al derecho internacional de un capítulo que debió haber sido escrito hace tiempo”, explicó  por su parte el canciller de Costa Rica, Manuel González, en la apertura de las discusiones .

En la sesión inaugural, los países participantes recibieron el respaldo de organizaciones como la Cruz Roja y de personalidades como el papa Francisco, que en un mensaje leído por un representante de el Vaticano defendió que buscar la eliminación de las armas nucleares es un “imperativo moral y humanitario”.

Al margen de las negociaciones se mantienen, sin embargo, las potencias nucleares y un buen número de sus aliados, lo que plantea un interrogante sobre la efectividad que puede tener el esfuerzo.

“Como madre, como hija, nada me gustaría más que un mundo sin armas nucleares, pero tenemos que ser realistas. ¿Alguien cree que Corea del Norte va a aceptar una prohibición de las armas nucleares?”, dijo a los periodistas la embajadora estadounidense, Nikki Haley.

EEUU, insistió, sigue creyendo en la no proliferación, pero considera necesario disponer de armas atómicas para su defensa y la de sus socios.

La representante estadounidense convocó a los medios para expresar públicamente su postura al inicio de las discusiones y habló junto a sus homólogos de Francia y el Reino Unido, flanqueada por representantes de otros aliados. Estos países consideran que negociar una prohibición inmediata de las armas nucleares va contra el enfoque progresivo del Tratado de No Proliferación Nuclear, bajo el que las potencias están comprometidas a reducir sus arsenales.

Exceptuando a Holanda, los países de la OTAN, incluida España, han decidido no participar en las negociaciones.

Tampoco lo hacen China y Rusia -que junto a EEUU, Francia y el Reino Unido son miembros permanentes del Consejo de Seguridad y tienen arsenales atómicos- ni otros países nucleares como India, Pakistán, Israel y Corea del Norte.

Pese a ello, los defensores de la iniciativa insisten en que el tratado tendrá un gran impacto a medio plazo, incluso si al principio solo es firmado por un grupo reducido de países.

La esperanza de su organización y de otros activistas es que algo parecido a las convenciones como las de Ginebra -que fueron negociadas únicamente por una decena de países y hoy son prácticamente universales-, pueda ocurrir en el caso de las armas nucleares durante los próximos años.

El yerno de Trump dirigirá un oficina relacionada con el mundo empresarial en la Casa Blanca

Foto: Pablo Martinez Monsivais
AP Photo

Jared Kushner, yerno y asesor del presidente de EEUU, Donald Trump, dirigirá una nueva oficina dentro de la Casa Blanca cuya tarea será aplicar ideas del mundo empresarial al funcionamiento del Gobierno federal, según adelantó este lunes el portavoz del mandatario, Sean Spicer.

Según Spicer, el objetivo es aplicar “la mentalidad del presidente”, un magnate inmobiliario, “a un gran número de operaciones y servicios gubernamentales” para “mejorar la calidad de vida de todos los estadounidenses”.

La nueva oficina se centrará concretamente “en la tecnología y los datos, escuchando a los líderes de la industria”, comentó Spicer.

La noticia de la creación de esa nueva oficina dentro de la Casa Blanca fue adelantada por el diario The Washington Post, que precisó que ya se han producido contactos para que gigantes del mundo tecnológico como Tim Cook (Apple) o Bill Gates (Microsoft) asesoren a Kushner en esta iniciativa.

El Gobierno debería funcionar como una gran compañía estadounidense. Nuestra esperanza es que podamos lograr éxitos y rendimientos para nuestros clientes, que son los ciudadanos”, explicó Kushner, de 36 años, al Post.

Kushner, también marido de Ivanka Trump, la hija mayor del mandatario, ha aconsejado al presidente en numerosos temas domésticos y de política exterior como las relaciones con México y con los países de Oriente Medio.

El anuncio del nuevo papel que asumirá Kushner dentro de la Casa Blanca coincide con el de que decidió testificar “voluntariamente” ante el Comité de Inteligencia del Senado sobre sus contactos con representantes funcionarios rusos en las elecciones presidenciales del pasado noviembre en las que Trump se impuso a su rival demócrata, Hillary Clinton.

Según reiteró Spicer, los contactos de Kushner con representantes rusos se debían a que él era el enlace oficial con gobiernos extranjeros durante la etapa de transición y en los inicios del mandato de Trump.

El Senado interrogará al yerno de Trump por el escándalo de espionaje ruso

Foto: JIM BOURG
Reuters

Jared Kushner, yerno del presidente Donald Trump y uno de sus principales asesores, comparecerá ante un comité del Senado en el marco de la investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones estadounidenses.

Según informa The New York Times, que cita fuentes del Gobierno y del Congreso, el pasado diciembre Kushner mantuvo una primera reunión en la Torre Trump con el embajador ruso, Sergey I. Kislyak, y con Sergey Gorkov, director de un banco ruso de propiedad estatal y considerado “uno de los grandes espías rusos” por varios medios estadounidenses. El Vnesheconombank (VEB),  banco propiedad del Estado ruso ha sido acusado de actuar como tapadera de los dos principales servicios de espionaje y se encontraba entre los fueron sancionados por la administración de Barack Obama en el 2014 tras la anexión de Crimea por parte de  Rusia.

El diario neoyorquino asegura que el Comité de Inteligencia del Senado está investigando esos contactos como parte de las pesquisas de las autoridades sobre las interferencias rusas en las elecciones del 8 de noviembre pasado, con la consulta al yerno de Trump, intentarán dilucidar si la reunión con el banquero ruso buscaba asegurar financiación para las reformas de un edificio en Manhattan, propiedad del grupo inmobiliario de la familiar Kushner.

El Congreso estadounidense mantiene abierta la investigación para esclarecer los posibles vínculos entre el entorno de Trump y el Kremlin, que han enturbiado los dos primeros meses de mandato del magnate neoyorquino.

TOP