Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Miles de personas se manifiestan contra el racismo en Boston, una semana después de Charlottesville

Foto: Spencer Platt
AFP

Alrededor de 40.000 manifestantes marcharon el sábado en Boston (Estados Unidos) para denunciar el racismo y a la extrema derecha, una semana después de las concentraciones de supremacistas blancos en Charlottesville, según informa AFP. “Hoy Boston representaba la paz y el amor, no el fanatismo y el odio. Debemos trabajar para unir a la gente, no para separarla”, dijo el alcalde de la ciudad, Marty Walsh, en su cuenta de Twitter.

“No hay lugar para el odio” o “Váyanse, nazis” eran algunos de los lemas que se leían en las pancartas de estos manifestantes. El objetivo de esta marcha antirracista era contrarrestar una congregación cercana convocada oficialmente en favor de la “libertad de expresión”, pero que aglutinaba a militantes de extrema derecha. Aunque se temía que se produjeran enfrentamientos entre unos y otros, finalmente las manifestaciones han resultado pacíficas, informa Efe.

La policía de Boston había desplegado un fuerte dispositivo para separar a los dos bandos, pero no ocurrieron incidentes importantes a excepción de algún enfrentamiento aislado y gritos entre los manifestantes, según recoge esta agencia. La policía de Boston realizó 27 arrestos, dijo a AFP el comisionado William Evans, quien afirmó que no había ningún herido “grave”.

Solo unas decenas de personas se congregaron en la manifestación por la libertad de expresión, según imágenes de la concentración, que terminó una media hora antes de lo previsto.

Estas concentraciones llegan en medio de un clima de alta tensión en Estados Unidos, tras la violencia de las protestas racistas del fin de semana anterior en Charlottesville, que se saldó con la muerte de tres personas y 19 heridos. Además, se ha unido la polémica posterior por los derribamientos de monumentos de confederados, percibidos por muchas personas como símbolos racistas y defendidos por otros grupos, entre los que se encuentra el presidente Donald Trump.

Trump vuelve al centro de la polémica



Las declaraciones del mandatario han vuelto a estar en el centro de la polémica también este sábado. Trump, duramente criticado por “culpar a ambos lados” de la violencia ocurrida en Charlottesville, dijo en un primer momento en su cuenta de Twitter que parecía haber “muchos agitadores antipoliciales” en Boston.

Sin embargo, después el mandatario reflexionó sobre las protestas: “Nuestro gran país ha estado dividido por décadas. A veces se necesita protestar para sanar, y sanaremos, y ¡seremos más fuertes que nunca!”. Y, finalmente, alabó las manifestaciones pacíficas: “Quiero aplaudir a los muchos manifestantes en Boston que están hablando en contra de la intolerancia y el odio. ¡Nuestro país pronto se unirá como uno!”, concluyó.

Su hija Ivanka Trump, quien es judía, se sumó a la celebración. “Fue hermoso ver a miles de personas en todo EEUU reunirse para denunciar la intolerancia, el racismo y el antisemitismo. Debemos mantenernos juntos, unidos como estadounidenses”.

También se realizaron manifestaciones en otras ciudades como Dallas y Atlanta, donde miles de personas participaron de la movilización.

Continúa leyendo: Los Turpin, que encadenaron a sus 13 hijos, acusados de tortura

Los Turpin, que encadenaron a sus 13 hijos, acusados de tortura

Foto: Damian Dovarganes
AP Foto

Los padres de 13 hermanos que presuntamente han estado en cautiverio en su casa en el sur de California, han sido encausados el jueves por haber cometido tortura y maltrato durante años que han dejado a sus hijos desnutridos, demasiado pequeños y con discapacidades cognitivas.

“Maltrato físico y emocional severo”, ha dicho Mike Hestrin, fiscal de distrito del condado de Riverside, mientras presentaba los cargos contra David Allen Turpin, de 57 años, y Louise Anna Turpin, de 49 años. “Esta es una conducta depravada”, ha dicho el funcionario citado por AP.

Al ser presentados ante los juzgados de lo Penal de Riverside, Califonia, han comparecido David y Louise Turpin, los padres sobre los que pesan un total de 38 cargos por tortura y maltratos. La pareja se ha declarado no culpable de todos los cargos.

Los fiscales han imputado a la pareja 12 cargos por tortura, siete por maltrato de adultos dependientes, seis de maltrato infantil y 12 por privación ilegal de la libertad. Además, David Turpin lo encausaron de un cargo de acto lascivo con un menor de 14 años.

Las edades las víctimas van de los 2 a los 29 años. Los cargos involucran actos en el condado de Riverside que datan de 2010.

En los cargos de tortura y privación ilegítima de la libertad no se ha incluido al menor de 2 años, ha explicado Hestrin.

El fiscal de distrito ha dicho que la pareja encadenaba a sus hijos como castigo.

Una de las hijas, de 17 años, que ha logrado salir por una ventana el domingo y ha llamado al número de emergencias con un celular, había tramado su escape por dos años, ha comentado el fiscal. Otro de los hermanos ha escapado con ella pero ha regresado por miedo.

Hestrin ha dicho que las 13 víctimas padecían una desnutrición severa y como consecuencia tenían discapacidades cognitivas y falta de conocimientos básicos. Ha informado que la víctima de 29 años pesaba 37 kilogramos (82 libras).

A las víctimas no se les permitía ducharse más de una vez al año, ha agregado Hestrin.

En una entrevista, los abuelos de los niños han dicho que la familia de su hijo se veía feliz y sana la última vez que los visitaron en California hace seis años.

“Eran como cualquier familia común y corriente”, ha dicho Betty Turpin, de 81 años, la madre de David Turpin. “Y sus relaciones eran tan buenas. Esos chicos eran asombrosos. Se trataban de ‘cariñito’ entre ellos”.

Continúa leyendo: WhatsApp Business, la versión de la App para empresas, ya está disponible

WhatsApp Business, la versión de la App para empresas, ya está disponible

Foto: Jamie Street
Unplash

WhatsApp, propiedad de Facebook desde 2014, quiere encontrar en las empresas una nueva forma de rentabilidad. Para ello, la aplicación de mensajería ha puesto en marcha WhatsApp Business  una App gratuita de Android  con la que las empresas y negocios pueden interactuar con sus clientes de una forma sencilla, utilizando las herramientas para automatizar, organizar y responder rápidamente a los mensajes.

“Creamos WhatsApp para usuarios individuales y ahora queremos mejorar también la experiencia para empresas”, asegura la compañía. WhatsApp Business está disponible desde este jueves y se puede descargar de forma gratuita desde Google Play en Indonesia, Italia, México, Reino Unido y Estados Unidos. En las próximas semanas, la compañía lanzará la aplicación en el resto del mundo.

“Con nuestra nueva aplicación será más fácil que las empresas se pongan en contacto con sus clientes, y sea más conveniente para nuestros 1.300 millones de usuarios enviar mensajes a las empresas y negocios que sean importantes para ellos”. Así es como funciona la App:

Perfil de empresa: proporciona a los clientes información útil como descripción de la empresa, correo electrónico, dirección y página web.

Herramientas de mensajería: permiten responder de una forma más rápida a las preguntas más frecuentes, ofrecen mensajes de bienvenida a los clientes y mensajes de ausencia cuando el usuario está ocupado.

Estadísticas: la App ofrece información sobre el número de mensajes leídos, y permite de esta manera ver qué es lo que funciona.

WhatsApp Web:  permite enviar y recibir mensajes con WhatsApp Business desde el ordenador..

Tipo de cuenta: la App distingue entre cuentas de de usuarios y cuentas de empresa. Con el paso del tiempo, algunas empresas tendrán cuentas confirmadas (cuando se confirme que el número de teléfono de su cuenta coincide con el número de teléfono de su empresa).

Los usuarios podrán seguir utilizando WhatsApp como siempre lo han hecho, no necesitarán descargar una aplicación nueva, y también podrán controlar los mensajes que reciben, con la opción de bloquear cualquier número, incluyendo empresas, o reportarlo como spam.

Continúa leyendo: Woody Allen acusa a su hija adoptiva de aprovecharse del movimiento 'Time's Up'

Woody Allen acusa a su hija adoptiva de aprovecharse del movimiento 'Time's Up'

Foto: ERIC GAILLARD
Reuters

Woody Allen ha lanzado un fuerte ataque en contra de su hija adoptiva, Dylan Farrow, y en contra de la madre de esta, Mia Farrow. El director ha acusado a la familia Farrow de “aprovecharse cínicamente” del movimiento anti-acoso lanzado por actrices de Hollywood llamado Time’s Up para relanzar “acusaciones desacreditadas”.

El comunicado, con el nuevo desmentido del realizador cinematográfico, fue enviado a la AFP por su agente en el momento en el que la cadena CBS emitía una entrevista a Dylan Farrow en la que la joven, de 32 años, volvía a insistir en sus acusaciones, que se remontan a 1992.

Farrow, ha hablado por primera vez en la televisión sobre el presunto abuso sexual por parte de su padre cuando ella tenía apenas 7 años. En un avance de la entrevista, que será emitida este viernes en el programa ‘CBS This morning’, la mujer, que ahora tiene 32 años, ha dicho que considera importante que “la gente se dé cuenta de que una sola víctima, un acusador, importa y es suficiente para cambiar las cosas”. 

“Yo quiero enseñar mi rostro y contar mi historia. Quiero alzar mi voz. Yo amaba a mi padre, lo respeté. Era mi héroe y eso no quita lo que hizo. Pero eso lo hace más doloroso aún”, ha sostenido.

A la pregunta de “¿Qué pasó ese día?”, por parte de la periodista Gayle King, ha respondido: “Fui llevada por mi padre a un pequeño ático, en la casa de campo de mi madre en Connecticut. Él me dijo que me acostara sobre mi estómago para jugar con el tren de juguete de mi hermano. Y él se sentó detrás de mí, por la puerta. Y mientras yo jugaba, fui sexualmente abusada. A los 7 años hubiese dicho que tocó mis partes privadas, cosa que hice. A los 32, digo que tocó mis labios y mi vulva”.

En respuesta, Allen emitió una larga declaración: “Cuando este reclamo se realizó hace más de 25 años, (los investigadores) descubrieron que era probable que su madre enojada hubiese entrenado a una niña vulnerable para contar la historia durante una ruptura contenciosa. Parece que funcionó, y, lamentablemente, estoy seguro de que Dylan realmente cree en lo que dice”.

El comunicado añade que “a pesar de que la familia Farrow está usando cínicamente la oportunidad brindada por el movimiento Time’s Up para repetir esta acusación desacreditada, no es más cierta hoy de lo que fue en el pasado. Nunca molesté a mi hija, tal y como lo demostraron todas las investigaciones pasadas”.

Allen, de 82 años, se enfrenta a nuevas acusaciones de abuso sexual y de poder mientras se prepara para el lanzamiento de su última película ‘A Rainy Day in New York’. Varios actores del film, como el franco-estadounidense Timothée Chalamethan, han decidido donar sus sueldos en rechazo a las denuncias en contra del director. Casi cuatro años después de que publicara una carta pública en ‘The New York Times’ en la que relataba los abusos sufridos por parte de su padre, Farrow se ha unido al movimiento Time’s Up que busca sacar a la luz los casos de abuso sexual a todas las mujeres trabajadoras de Estados Unidos.

En los últimos días, la joven se ha mostrado también muy activa en su cuenta de Twitter, desde la que ha mostrado su apoyo a las mujeres que han denunciado casos de acoso y también a su hermano y periodista Ronan Farrow, uno de los que ha destapado el escándalo de Harvey Weinstein con investigaciones para ‘The New Yorker’.

Continúa leyendo: Tillerson revela cómo lidia con los tuits intempestivos de Trump

Tillerson revela cómo lidia con los tuits intempestivos de Trump

Foto: Jonathan Ernst
Reuters/Archivo

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, ha confesado que ha tenido que aprender a manejar los tuits no deseados de un “campeón mundial” de la disciplina, refiriéndose al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, informa AFP.

“A su jefe le encantan las redes sociales, ¿cómo maneja esa presión constante?“, ha preguntado a Tillerson la exjefa de la diplomacia estadounidense Condoleezza Rice, durante una conferencia en Stanford, California. “Él es un campeón mundial de las redes sociales, ¡yo no!“, ha alegado Tillerson. “No tengo una cuenta en redes sociales, nunca he tenido una y no quiero tener ninguna“, ha agregado.

Tillerson ha tenido que explicar cómo sigue las declaraciones de su presidente a través de la famosa red social. “Mi equipo tiene que imprimirme los tuits y traérmelos”, ha admitido, asegurando que el mandatario republicano nunca le advierte de lo que escribirá por adelantado.

Pasan “entre cinco minutos y una hora” entre la publicación del tuit en cuestión y el momento en el que “alguien viene a decirme ‘oye, el presidente ha tuiteado esto’: ya tengo las primeras reacciones y eso me permite comenzar a pensar en cómo manejarlo”, ha contado.

Para el secretario de Estado, Twitter puede ser “una gran herramienta cuando se usa bien” y le permite al mandatario “eludir los medios tradicionales de comunicación” para llegar directamente “a los estadounidenses, pero también a nuestros amigos y aliados o a nuestros oponentes de todo el mundo”.

Los comentarios de Trump en Twitter suelen generar polémica y algunos de ellos tienen un carácter agresivo hacia otros países o comunidades. Un ejemplo concreto es el tuit en el que el presidente estadounidense llamó “loco” al líder norcoreano, Kim Jong-un en septiembre del año pasado. En otro de sus tuits, Trump arremetió contra los inmigrantes mexicanos, al alegar que son ellos quienes traen al país “drogas y asesinatos” y “se quedan con el dinero”.

Hay muchos que quieren que el mandatario republicano deje de tuitear. A principios de este mes, el grupo activista Resistencia SF convocó una manifestación ante la sede de Twitter, en San Francisco, reclamando el cierre de la cuenta de Trump.

TOP