The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Rajoy y Ábalos se echan en cara sus respectivos casos de corrupción en la moción de censura

The Objective
Última actualización: 31 May 2018, 11:00 am CEST
Foto: SERGIO PEREZ | Reuters

En medio de la incertidumbre por el resultado de la votación el viernes de la moción de censura presentada por el PSOE contra el Gobierno de Mariano Rajoy, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y Rajoy han centrado sus intervenciones en echarse en cara los respectivos casos de corrupción.

Mientras Ábalos ha basado los argumentos para justificar la moción de censura en la condena del PP en la primera sentencia del caso Gürtel, Mariano Rajoy ha contestado sacando a colación el juicio de los ERE, en el que se sientan en el banquillo de los acusados los expresidente de la Junta de Andalucía, los socialistas Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

Sobre la moción, el dirigente del PP ha acusado a Ábalos de "hacer un cuadro siniestro que no tiene nada que ver con la realidad" y ha calificado de "oportunista"  la moción que responde, ha subrayado, "a un interés personal" de Pedro Sánchez porque "esta moción ha sido impulsiva, ha llegado al asalto, con nocturnidad"; ha reprochado al PSOE también tener demasiada prisa por llegar al poder. Y ha negado que la situación en España sea catastrófica.

Sobre los motivos alegados para presentar la moción "se deben a una interpretación libre, interesada y manipulada de una sentencia judicial", ha replicado Rajoy, quien le ha recordado a Ábalos que la sentencia "no es firme ni unánime" porque tiene un voto particular en lo que afecta al PSOE. "No existe ni una sola línea de la sentencia que condene al Gobierno del PP, no ha condenado a ningún miembro del Gobierno al que ustedes censuran, ni a ninguna persona que pertenezca en estos momentos al PP, ni ha establecido ninguna responsabilidad penal para el PP, sólo una responsabilidad civil por unos hechos ocurridos en dos ayuntamientos hace 15 años".

Rajoy ha acusado al PSOE de mentir, al asegurar que la sentencia acusa al PP de crear un círculo de corrupción. "Y no se debe venir al Congreso a mentir", ha añadido. En su opinión, si "la sentencia es toda la base de su moción, lo mejor que es la retiren". Ha admitido Rajoy que "ha habido personas corruptas" en el PP, pero ha negado que el partido sea corrupto.

En otro momento, ha acusado al  PSOE de no aceptar los resultados electorales en las tres últimas elecciones, ganadas por el PP, y esa es, en opinión de Rajoy, la única motivación para la moción de censura.

Por lo demás, el presidente del Gobierno ha aprovechado para asegurar que gracias a las políticas de su partido, España está mucho mejor que cuando gobernaba el PSOE. Un partido al que ha preguntado si "puede presumir de incorruptos". "Señor Ávalos, ¿tienen algún procesado?, ¿tienen algún condenado? ¿hay alguien de su partido condenado por corrupción? ¿cuando llegue la sentencia de los ERE se van a poner una moción de censura a sí mismos? ¿qué tiene que decirnos usted de la caja B del partido socialista en Valencia?, ¿puede asegurar que usted y todos sus colegas se han presentado a las elecciones sin financiación ilegal?. En definitiva, "¿con qué autoridad moral acuden a esta cámara?.

Preguntas que el diputado socialista no ha contestado en el turno de réplica, limitándose a decir que él no tiene nada que ver con la investigación judicial sobre presuntas irregularidades en el PSPV.

Para Rajoy no se puede presentar una moción de censura alegando casos de corrupción porque "corrupción hay en todas partes, ¡qué le voy a contar que no sepa!".

En su segunda intervención, Rajoy se ha centrado en el Gobierno que pretende formar Sánchez "con el apoyo de los independentistas", recordando a continuación citas de destacados dirigentes socialistas, incluida una de Ávalos criticando a los independentistas catalanes. "Lo único que quiere el señor Sánchez es llegar como sea y con quien sea al Gobierno", ha concluido.

Ábalos y la corrupción del PP

"Un vez conocida la sentencia del caso Gürtel ya no hay suposiciones sino certezas de que la Gürtel era el PP", una "sentencia que condena por primera vez a un partido político por corrupción", ha dicho, tras lo cual ha leído partes de la sentencia. "Se les ha condenado civilmente y no penalmente simplemente por cuándo se produjeron los hechos", ha añadido.

Comienza la moción de censura con la vista puesta en lo que decida el PNV 1

José Luis Ábalos interviene en el Congreso durante la moción de censura. | Foto: Juan Carlos Hidalgo / EFE

Para los socialistas, la sociedad "ha visto cómo desde que gobierna el PP" sólo ha "pedido sacrificios". "Mientras familias sufrían la crisis, otros se hacían millonarios", ha subrayado. "Crearon un verdadero círculo de corrupción". Ábalos ha acusado también al Gobierno del PP de "acusar a los tribunales de prevaricación".

"Si a ustedes no les moviera la risa, si comprendieran la gravedad de la situación yo no estaría aquí defendiendo esta moción", les ha dicho en otro momento, después de reprochar al ministro de Justicia que se riera.

Ábalos ha acusado también a los popular de no ser una fuerza democrática y ha reprochado que tras la sentencia de la Gürtel no hubiera un gesto por parte del Gobierno y de su presidente. "Usted, señor presidente, ha hundido hasta límites insospechados la dignidad de la sede que ocupa. No ha tenido ni la decencia política de dimitir". "Lo que hoy debatimos", ha puntualizado, "es la vigencia de la democracia".

El diputado socialista ha insistido en acusar al Gobierno del PP de haber "engañado" a los ciudadanos, de "echar la culpa a los demás", de actuar con "impunidad", por eso, es responsabilidad del resto de poner fin a esta situación "tan grave de desafección política, de crisis de la democracia, de crisis de confianza",  ha dicho apelando a los grupos parlamentarios que apoyen la moción de censura. "¿Van a colaborar con la impunidad, van a compartir responsabilidades?", les ha preguntado.

"Esta moción de censura" está para "dar respuesta a situaciones graves como la que que estamos viviendo", ha recordado Ábalos,  quien ha justificado la iniciativa "por sentido de Estado".  "Los españoles no podemos tolerar la corrupción y la indecencia como algo normal", "la corrupción no pede ser algo inevitable", los "socialistas pensamos que desalojando a un Gobierno que ampara la corrupción ya habremos hecho algo por el país", ha añadido en otro momento de su intervención.

En su apelación a los demás grupos parlamentarios, Ábalos ha indicado que "se trata de recuperar la dignidad de la democracia". "Esta moción de censura no es por la política del Gobierno o su debilidad, tiene que ver con la dignidad, es por la defensa del Estado de derecho, por eso no puede ser una moción instrumental, es un acto de necesidad porque el Estado tiene que tener un Gobierno con fortaleza y dignidad moral", ha subrayado.

Incertidumbre

El Gobierno en pleno con el presidente, Mariano Rajoy, a la cabeza, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, protagonizan este jueves la cuarta moción de censura que se celebra en España desde el restablecimiento de la democracia en 1976. Pero en el Congreso de los Diputados todas las miradas las acaparan los cinco diputados del Grupo Nacionalista Vasco (PNV), cuya dirección, el Euzkadi Buru Batzar, se reúne en sesión extraordinaria este medio día para decidir si apoya o no la moción en la votación del viernes, ya que el sentido de su voto es determinante para que salga adelante o no la iniciativa de Sánchez.

Si el PNV anuncia su apoyo a la moción, no sólo sería la primera vez que prospera una iniciativa como esta, también sería la primera vez que es investido presidente del Gobierno alguien que no ha ganado las elecciones, y sería, además, el primer inquilino en la Moncloa que no es diputado. Pedro Sánchez renunció a su acta de parlamentario en 2016 en medio de una grave crisis política en el seno del PSOE, con motivo de la investidura de Mariano Rajoy el 29 de octubre de ese año y tras el fracaso de Sánchez de ser investido presidente unos meses antes.

Si el PNV opta por no apoyar la moción de censura que, según la Constitución, debe ser avalada por la mayoría absoluta de la Cámara baja, Mariano Rajoy seguirá siendo presidente.

Sánchez necesita 176 diputados para convertirse en presidente del Gobierno y, por el momento sólo cuenta seguro con 165 votos: 84 del Grupo Socialista, 67 de Unidos Podemos, 9 de ERC, 4 de Compromís y 1 de Nueva Canarias. Los 2 diputados de EH Bildu y los 8 del PDeCAT, aunque no han confirmado su sentido del voto, son más proclives a votar a favor que en contra, lo que daría a Sánchez 175 votos. Por eso, todas las miradas se centran en el PNV y sus cinco diputados.

El dirigente socialista ha llegado poco antes de las 09.00 horas, acompañado por el secretario de organización, José Luis Ábalos, encargado de tomar la palabra en el hemiciclo en primer lugar. Rajoy, por su parte, ha llegado cinco minutos después de las 09.00 horas, que ha sido recibido con aplausos del Grupo Popular.

Ciudadanos ya ha dejado claro que votará no a la moción porque considera que la solución a la actual situación política en el país y al fin de la etapa del PP en el poder, acuciado por los casos de corrupción, no pasa por un Gobierno presidido por Sánchez que, con solo 84 diputados necesita del apoyo de los independentistas y de Podemos para poder gobernar y dar estabilidad al país. Albert Rivera apuesta por unas elecciones anticipadas y así se lo ha solicitado a Rajoy.

Las opciones de Rajoy pasan por permitir que se celebre la moción y correr el riesgo de que prospere, lo que supondría su renuncia automática como presidente del Gobierno, o anunciar su dimisión antes de que se celebre la votación el viernes al medio día, con lo que la moción quedaría suspendida, proponiendo a una persona del PP para ser investida presidente.