Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Muere un destacado líder religioso de EI en un bombardeo sobre Mosul

Foto: AHMAD AL-RUBAYE
AFP

El muftí o encargado de emitir edictos religiosos del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el norte de Irak murió en un bombardeo sobre el oeste de la ciudad de Mosul, informó este viernes a Efe una fuente militar.

El comandante de las operaciones militares en la provincia de Nínive -cuya capital es Mosul-, general Nayem al Yaburi, confirmó la muerte de Abdulá al Badrani, apodado Abu Ayub al Atar, junto a otros cuatro miembros del EI.

Al Badrani era el muftí legal del EI en el ‘estado de Nínive’, según la división administrativa que la organización terrorista aplica en los territorios que domina en Irak y en Siria.

Al Yaburi detalló que el muftí falleció en un ataque aéreo contra una sede del EI en el centro de Mosul, en la que se encontraba Al Atar junto a sus ayudantes.

De esta forma, el EI ha perdido al “más poderoso ideólogo y criminal”, que emitía ‘fetuas’ o edictos religiosos que los combatientes yihadistas adoptaban como normas en la batalla.

El pasado 10 de octubre, las fuerzas iraquíes ya habían anunciado la muerte de Al Atar en el este de Mosul, pero el muftí apareció poco después en una mezquita de la zona vieja de Mosul, desde la que llamó a luchar contra las tropas iraquíes y estadounidenses.

Asimismo, había emitido una ‘fetua’ que autoriza el asesinato de los civiles que abandonen las tierras del autoproclamado “califato” y aquellos presentes en áreas fuera del control del EI.

Las fuerzas iraquíes están desarrollando una amplia ofensiva sobre la parte oeste de Mosul, donde el EI aún controla algunos barrios, entre ellos el casco antiguo, en los que se atrincheran combatientes y algunos líderes destacados.

Continúa leyendo: Unos 400 yihadistas se rinden en la ciudad siria de Al Raqa

Unos 400 yihadistas se rinden en la ciudad siria de Al Raqa

Foto: BULENT KILIC
AFP PHOTO

Unos 400 integrantes del grupo Estado Islámico se han rendido en las últimas semanas ante las fuerzas lideradas por Estados Unidos en la ciudad de Al Raqa, hasta ahora el principal enclave de los yihadistas en Siria, ha informado este martes un portavoz militar estadounidense.

El coronel Ryan Dillon, portavoz de la coalición estadounidense que ayuda en el entrenamiento y equipamiento de las fuerzas locales en Siria e Irak, ha dicho que el grueso de esos yihadistas se había rendido en la última semana, en los momentos finales de las operaciones para tomar el control de la ciudad, informa AFP.

Los combatientes se han entregado a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), una alianza de kurdos y árabes apoyada por Washington. “En los últimos días, unos 350 combatientes se rindieron ante las FDS en Al Raqa, con varios extranjeros confirmados en custodia”, ha dicho Dillon a periodistas en una videollamada desde Bagdad.

Al Raqa, que fue la “capital” del grupo yihadista Estado Islámico en Siria, ha caído completamente este martes en manos de las FDS tras varios meses de combates.

La presencia militar estadounidense se prevé que se extienda en Al Raqa. Dillon ha dicho que queda mucho trabajo que hacer en la ciudad. “Debemos retirar los restos de todos los explosivos que quedaron en Raqa a lo largo de esta batalla”, ha dicho, al señalar que un comandante de la fuerza de seguridad de Raqa y dos colegas murieron el lunes al activar una bomba en una caminata por la ciudad.

La coalición estadounidense sigue presente en el norte de Irak, particularmente en la región de Anbar, donde aviones aliados han realizado más de 30 ataques en la última semana contra las posiciones del Estado Islámico. El Estado Islámico aún controla dos ciudades en esta área cerca de la frontera siria: Al Qaim y Rawa.

Los 3.000 civiles que quedaban en la ciudad, que antes del estallido del conflicto en Siria en marzo de 2011 tenía unos 220.000 habitantes, fueron evacuados el pasado fin de semana junto a 275 miembros del EI sirios y sus familias, informa EFE.

Según datos del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, al menos 3.273 personas han muerto en la urbe desde el comienzo de la ofensiva de las FSD en junio. De esas víctimas, al menos 1.287 eran civiles, de los que 1.130 han fallecido por los bombardeos de la coalición, mientras que 157 perdieron la vida por la explosión de minas colocadas por los yihadistas.

Continúa leyendo: El Estado Islámico pierde Al Raqa, su último bastión

El Estado Islámico pierde Al Raqa, su último bastión

Foto: ERIK DE CASTRO
Reuters

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por milicias kurdas, han anunciado que controlan totalmente la ciudad de Al Raqa, pero no han confirmado el fin de la presencia del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el territorio.

Por su parte, el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH) ha afirmado que la batalla de Al Raqa ha llegado su fin este martes y que ha causado, en más de cuatro meses de combates, 3.250 muertos, entre ellos, 1.130 civiles.

El OSDH ha especificado que los combates y los bombardeos aéreos que devastaron la excapital del grupo yihadista en Siria causaron la muerte, desde el 5 de junio, a “1.130 civiles, entre ellos 270 niños, y 2.120 combatientes” del EI y de las fuerzas apoyadas por Estados Unidos, ha indicado esta oenegé.

“La operación militar ha acabado en Al Raqa, pero ahora llevamos a cabo una operación de limpieza para terminar con las células durmientes del Estado Islámico que hay en la localidad”, ha dicho a Efe por teléfono el portavoz de las FSD, general Talal Salu.

Las fuerzas gubernamentales sirias controlan ya el 92,3 % de la ciudad siria de Deir al Zur, que en el pasado fue uno de los feudos principales de grupo terrorista EI en este país, junto a la urbe de Al Raqa, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Continúa leyendo: Más de 30 muertos en un ataque talibán a un cuartel de la Policía en Afganistán

Más de 30 muertos en un ataque talibán a un cuartel de la Policía en Afganistán

Foto: Stringer
Reuters

Al menos 32 personas han muerto este martes y otras 200 han resultado heridas, en su mayoría miembros de las fuerzas de seguridad, en el ataque de los talibanes a una instalación de la Policía en la provincia de Paktia, en el este de Afganistán, según un balance de los servicios de sanidad provinciales. “La mayoría de las víctimas son miembros de las fuerzas de seguridad” ha asegurado a Efe el vicegobernador de Paktia, Abdul Wali Sahi.

El vicegobernador ha añadido que el lugar del ataque se encuentra en estos momentos “en calma”, aunque ha anotado que la operación para despejar el área continúa, por lo que el número de víctimas podría aumentar. “Prosiguen las labores de búsqueda de víctimas entre las ruinas y el edificio”, ha explicado Sahi, que ha revelado que el jefe de la Policía local, Toryalai Abyani, se encuentra “herido grave pero aún está con vida”.

Según el vicegobernador, aún no está claro el número de atacantes y se desconoce si todavía queda alguno oculto en las instalaciones. El Ministerio del Interior afgano había confirmado con anterioridad en un comunicado la muerte de al menos “dos de los atacantes”.

El ataque se ha producido alrededor de las 9:30, hora local, en el cuartel de Gardiz, capital de Paktia, y donde la Policía tiene su sede principal para las provincias de Paktia, Paktika, Khost y Logar. El portavoz del gobernador de Paktia, Abdullah Hasrat, ha indicado a Efe que el ataque ha comenzado cuando un suicida ha detonado los explosivos que llevaba pegados al cuerpo abriendo paso a un vehículo bomba que ha detonado a continuación. “Los dos ataques se han producido contra la primera entrada del cuartel de la Policía”, ha afirmado la fuente.

Este mismo cuartel ya fue objeto de un ataque talibán el pasado mes de junio, cuando 11 personas murieron y 20 resultaron heridas en una acción realizada por un grupo de seis talibanes. En los últimos dos años y medio, el Gobierno afgano ha ido perdiendo terreno ante los talibanes hasta controlar apenas un 57 % del país, según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) del Congreso de Estados Unidos.

Según datos de esa misma fuente, entre enero y noviembre de 2016 al menos 6.785 miembros de las fuerzas de seguridad afganas murieron y otros 11.777 resultaron heridos, en línea con el recrudecimiento del conflicto.

Continúa leyendo: Las fuerzas iraquíes retoman dos campos de petróleo controlados por los kurdos

Las fuerzas iraquíes retoman dos campos de petróleo controlados por los kurdos

Foto: Alaa Al-Marjani
Reuters

Las tropas iraquíes y las milicias progubernamentales Multitud Popular han recuperado este martes dos importantes campos de petróleo situados al noroeste de la ciudad de Kirkuk, al norte de Irak, después de que las tropas kurdas se retiraran, informa EFE.

Las milicias de Multitud popular, chiíes y apoyadas por Irán, aseguran en un comunicado que se han retomado los campos de petróleo de Bay Hassan y Avana, situados en la zona de Dibis, en el marco de la operación lanzada este lunes por el primer ministro iraquí, Haidar al Abadi.

Los campos estaban ocupados por unidades kurdas después de que expulsaran al grupo yihadista Estado Islámico de la ciudad y eran uno de los principales objetivos de la campaña militar lanzada por el Gobierno.

Las fuerzas iraquíes, con el apoyo de las milicias chíies, se han ido haciendo con el control de varias zonas de la provincia de Kirkuk, que se había convertido en el principal centro de las tensiones entre la capital del Kurdistán, Erbil, y Bagdad.

Además, las fuerzas iraquíes han recuperado este martes el control de la ciudad de Sinjar, un bastión de la minoría yazidí perseguida por el Estado Islámico en el noroeste de Irak, tras la retirada pacífica de los kurdos.

“El ejército iraquí y el Hashd al Shaabi entraron en Sinjar tras la retirada sin violencia de los peshmergas”, ha dicho en un comunicado Hashd, una alianza de unidades paramilitares que lucha contra el Estado Islámico.

Estos anuncios llegan el mismo día en que Alemania ha suspendido su misión de adiestramiento de las fuerzas armadas del Kurdistán iraquí, los peshmergas, ante la escalada del conflicto en el norte de Irak y los enfrentamientos entre las tropas iraquíes y kurdas, según informa EFE. La misión queda congelada mientras sigan los enfrentamientos en la provincia de Kirkuk.

TOP