Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Muere un destacado líder religioso de EI en un bombardeo sobre Mosul

Foto: AHMAD AL-RUBAYE
AFP

El muftí o encargado de emitir edictos religiosos del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el norte de Irak murió en un bombardeo sobre el oeste de la ciudad de Mosul, informó este viernes a Efe una fuente militar.

El comandante de las operaciones militares en la provincia de Nínive -cuya capital es Mosul-, general Nayem al Yaburi, confirmó la muerte de Abdulá al Badrani, apodado Abu Ayub al Atar, junto a otros cuatro miembros del EI.

Al Badrani era el muftí legal del EI en el ‘estado de Nínive’, según la división administrativa que la organización terrorista aplica en los territorios que domina en Irak y en Siria.

Al Yaburi detalló que el muftí falleció en un ataque aéreo contra una sede del EI en el centro de Mosul, en la que se encontraba Al Atar junto a sus ayudantes.

De esta forma, el EI ha perdido al “más poderoso ideólogo y criminal”, que emitía ‘fetuas’ o edictos religiosos que los combatientes yihadistas adoptaban como normas en la batalla.

El pasado 10 de octubre, las fuerzas iraquíes ya habían anunciado la muerte de Al Atar en el este de Mosul, pero el muftí apareció poco después en una mezquita de la zona vieja de Mosul, desde la que llamó a luchar contra las tropas iraquíes y estadounidenses.

Asimismo, había emitido una ‘fetua’ que autoriza el asesinato de los civiles que abandonen las tierras del autoproclamado “califato” y aquellos presentes en áreas fuera del control del EI.

Las fuerzas iraquíes están desarrollando una amplia ofensiva sobre la parte oeste de Mosul, donde el EI aún controla algunos barrios, entre ellos el casco antiguo, en los que se atrincheran combatientes y algunos líderes destacados.

Continúa leyendo: Desmantelada en Rusia una célula del Estado Islámico que preparaba atentados

Desmantelada en Rusia una célula del Estado Islámico que preparaba atentados

Foto: ALEXANDER DEMIANCHUK
Reuters

Los servicios de seguridad rusos (FSB) han anunciado este viernes el desmantelamiento de una célula del grupo yihadista Estado Islámico que preparaba atentados en San Petersburgo.

“El FSB ha puesto fin en San Petersburgo a las actividades ilegales de una célula clandestina de miembros del Estado Islámico que se disponía a cometer atentados el 16 de diciembre“, han indicado los servicios de seguridad en un comunicado citado por la agencia pública RIA Novosti. El grupo planificaba un “atentado suicida” y “matanzas y explosiones en lugares muy transitados” de la antigua capital imperial rusa, según el texto.

En total, siete miembros de la célula fueron detenidos durante una operación de las fuerzas de seguridad entre el miércoles y el jueves, según la misma fuente. La policía se incautó entonces de “una gran cantidad de explosivos destinados a fabricar dispositivos artesanales, armas automáticas y municiones, así como libros de contenido extremista”, ha añadido el comunicado.

El anuncio llega después de que el jefe de los servicios secretos, Alexandre Bortnikov, indicara el martes que temía la llegada a territorio ruso de yihadistas procedentes de Siria, donde el grupo yihadista ha perdido sus posiciones, en gran parte gracias al apoyo militar de Rusia al régimen de Damasco.

El FSB anunció el martes la detención de tres presuntos miembros del Estado Islámico originarios de Asia central, acusados de preparar atentados suicida en Moscú para las fiestas de fin de año, y durante la campaña para la elección presidencial, que se celebrará en marzo.

Según el FSB, casi 2.900 yihadistas rusos, la mayoría originarios de las inestables repúblicas musulmanas del Cáucaso, fueron a Irak y Siria a combatir. A ellos se suman varios miles de combatientes procedentes de países de Asia central.

Rusia ha sido objeto de varios atentados este año, entre ellos uno en abril en el metro de San Petersburgo, que dejó 14 muertos.

Continúa leyendo: El Ejército de EEUU se prepara para la llegada de cibersoldados al campo de batalla

El Ejército de EEUU se prepara para la llegada de cibersoldados al campo de batalla

Foto: John Partipilo
AP Images / Archivo

El Ejército de Estados Unidos se está preparando para desplegar equipos de cibersoldados sobre el campo de batalla, han indicado los responsables del Cybercom, el comando militar estadounidense especializado en guerra informática. A pesar de que el objetivo del Ejército es atacar y destruir al enemigo, la idea es utilizar medios no letales para “influir, crear confusión y tomar el control” de la batalla, tal y como ha explicado el coronel Robert Ryan, comandante de una brigada de combate con base en Hawái, quien ha trabajado con algunos de los cibersoldados del Ejército norteamericano.

Estos nuevos tipos de soldados estuvieron integrados durante seis meses en unidades de infantería, y con ellos elaboraron programas informáticos que se ajustaban a las necesidades de cada unidad, que posteriormente fueron probados durante ejercicios adaptados, según ha explicado el coronel William Hartman, que forma parte del Cybercom por el Ejército. Dichos ejercicios, que tienen lugar en el principal centro de entrenamiento del Ejército en el sur de California, comenzaron hace cerca de tres años, ha añadido.

Los cibersoldados son “capaces de asumir el control de la maniobra del equipo combatiente de la brigada con el objetivo de penetrar en las infraestructuras del centro de entrenamiento, para después actuar para que el adversario no pueda utilizar más internet”, ha revelado el coronel Hartman, que no ha querido entrar en detalles de lo que podían hacer este nuevo tipo de soldados de infantería, ni ha precisado si ya habían sido desplegados en algún conflicto.

En el mes de mayo, durante una audiencia en el Congreso, responsables del Pentágono explicaron que los equipos del Cybercom habían sido puestos en batalla por primera vez frente al grupo Estado Islámico (EI) en Siria. Los cibersoldados fueron capaces, entre otras cosas, de ubicar “implantes” en las redes del EI para tener vigiladas las comunicaciones de los yihadistas y en algunos casos fueron capaces incluso de imitar o modificar mensajes de los líderes para dirigir a los combatientes hacia lugares que fueran inmediatamente bombardeados.

Continúa leyendo: La Policía de Bangladesh descarta que el atacante de Nueva York tuviera vínculos con radicales

La Policía de Bangladesh descarta que el atacante de Nueva York tuviera vínculos con radicales

Foto: BRENDAN MCDERMID
Reuters/File

El joven de origen bangladeshí Akayed Ullah, el autor del atentado el lunes en la estación de autobuses principal de Nueva York que causó cinco heridos, no se encuentra vinculado a grupos radicales en el país asiático, aunque si estaba influenciado por un líder islamista local, ha informado este miércoles la policía de Bangladesh.

“Hemos recopilado información acerca de con quién se reunió aquí. No hemos encontrado conexión con ningún grupo radical conocido, pero continuamos con la investigación”, ha afirmado en una rueda de prensa el jefe del departamento antiterrorista de la Policía de la capital, Monirul Islam.

El joven de 27 años “solía hablar a su mujer de la literatura de Jashimuddin Rahmani”, que era el jefe y líder espiritual del grupo islamista radical bangladeshí Ansarullah Bangla Team (ABT), sentenciado a cinco años de prisión en 2015 por el asesinato de un bloguero laico, según ha desvelado el jefe de Policía.

El oficial ha apuntado también que Akayed Ullah carecía de antecedentes penales en Bangladesh. El supuesto terrorista, que emigró a Estados Unidos en 2011 junto a toda su familia, visitó el país asiático en septiembre y estuvo “principalmente en Dacca” pasando tiempo con su mujer y su bebé de seis meses, tal y como ha explicado Islam.

Ullah, que se encuentra entre los heridos en la explosión, detonó el lunes un artefacto casero en un túnel que conecta la terminal de autobuses del Puerto de Nueva York con el metro suburbano de la plaza Times Square. Ullah se había radicalizado debido a los mensajes divulgados en internet por el grupo terrorista Estado Islámico (EI), según el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos. La Casa Blanca ha llegado a la conclusión de que el joven pudo entrar en el país en febrero de 2011 gracias a un visado de reagrupación familiar.

Bangladesh, que es un país de mayoría musulmana, se considera moderado, aunque las alarmas del radicalismo se han disparado desde 2013 tras una serie de atentados que han causado más de 70 muertos. Fundamentalmente los fallecidos han sido blogueros, intelectuales, extranjeros y miembros de minorías religiosas.

El más impactante de todos esos crímenes fue el asesinato de 22 personas, en su mayoría extranjeros, en el asalto a un restaurante de la acomodada zona diplomática de Dacca en junio del año pasado, perpetrado por grupo que se declaró leal al Estado Islámico, aunque las autoridades de este país los consideran un grupo radical local, ha informado la agencia EFE.

Continúa leyendo: Putin ordena la retirada de una gran parte de las tropas rusas en Siria

Putin ordena la retirada de una gran parte de las tropas rusas en Siria

Foto: Sputnik
Reuters

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha ordenado este lunes la retirada de una parte significativa de las tropas rusas desplegadas en Siria. El anuncio ha tenido lugar durante una visita sorpresa a Siria, días después de que Moscú proclamara la “liberación total” del territorio sirio que controlaba el Estado Islámico.

Putin ha afirmado, sin embargo, que Rusia mantendrá una presencia en este país golpeado por la guerra desde hace seis años. Ha explicado que la base de Hmeimim, donde están concentrados los efectivos militares rusos, así como la base naval de Tartus, seguirán siendo operativas. El presidente ruso no ha especificado el número de soldados que permanecerán en Siria.

“En casi dos años, las Fuerzas Armadas rusas, en colaboración con el ejército sirio, han derrotado en gran parte a los terroristas internacionales. Por tanto, he tomado la decisión de hacer volver a Rusia a una parte significativa del contingente militar presente en Siria”, ha dicho Putin, según ha recogido la agencia Interfax.

“Si los terroristas levantan de nuevo la cabeza, los golpearemos con una fuerza nunca vista”, ha añadido, asegurando que “Siria ha quedado preservada como Estado soberano e independiente”.

El presidente ruso ha agradecido durante un discurso en la base rusa la labor de los soldados rusos que se encontraban en Siria. “Regresan victoriosos a sus hogares, con sus padres, esposas, hijos y amigos. La patria los está esperando, amigos. ¡Vayan con dios! Gracias por su servicio”, ha dicho.

Por su parte, el presidente sirio, Bashar al Asad, ha agradecido “la participación eficaz de los rusos en la guerra contra el terrorismo”, según una declaración divulgada por los medios de comunicación oficiales. “Los sirios no olvidarán jamás lo que han hecho los militares rusos. Su sangre se ha mezclado con la sangre de los mártires del ejército sirio”, ha declarado.

La intervención militar rusa en Siria fue lanzada en 2015 y cambió el rumbo de la guerra. Entre 4.000 y 5.000 efectivos han desplegados en los últimos dos años y oficialmente 40 efectivos rusos han muerto en desde el inicio de la operación, en septiembre de 2015.

TOP