The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Nueva York recibe a Donald Trump con protestas

Redaccion The Objective
Última actualización: 15 Ago 2017, 4:14 am CEST
Foto: Peter Foley | EFE

Centenares de personas se han congregado a la espera de la llegada del presidente estadounidense, Donald Trump, a su hogar en Nueva York, en la primera visita oficial a su casa desde que juró el cargo el pasado enero.

Los manifestantes se agrupan desde el lunes en las zonas que la policía delimitó frente a la Torre Trump en Manhattan y se colocaron en calles cercanas a la Quinta Avenida, horas antes de la llegada del mandatario. Lo mismo hizo una multitud mucho menor de partidarios del presidente.

Algunos de los manifestantes llevaban carteles con mensajes en los que se leía “juicio político” y “la Casa Blanca no es hogar de la supremacía blanca”, además de que entonaban consignas como “no es mi presidente” y “amor, no odio, esa es la grandeza de Estados Unidos”, citó AP.

Las protestas tenían lugar en torno a la torre Trump, en la que el presidente vivió hasta su llegada a la Casa Blanca.

Camiones de limpieza y barreras han sido colocadas por la policía, que con armas largas resguarda el edificio, junto a agentes del servicio secreto.

Pese a que la llegada del mandatario no está prevista hasta la noche, los manifestantes, de diversos orígenes y edades, comenzaron a congregarse con varias horas de antelación.

Como parte de las medidas de seguridad, varias calles alrededor del edificio fueron cerradas al tránsito, provocando una gran congestión y retrasos en la zona.

Además, la policía ha dicho que se inspeccionarán todos los autobuses que pasen por la Quinta Avenida, donde se ubica la Torre Trump, en Midtown Manhattan.

La protesta contra la visita del presidente estaba prevista desde la pasada semana en repudio por diversas medidas de su Gobierno, a la que se ha sumado los violentos incidentes de racismo en Virginia, que costaron la vida a una persona y dejaron una veintena de heridos.

Inicialmente Trump culpó a “muchos bandos” por la violencia del fin de semana. El lunes dijo que “el racismo es un flagelo” y describió a los miembros del Ku Klux Klan, a los neonazis y a los nacionalistas blancos que participaron en la refriega como “criminales y matones”.

Se espera que este martes haya más protestas por la visita de Trump, que sostendrá varias reuniones en la ciudad donde nació.