Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Obama reduce la pena a Chelsea Manning, que será liberada en mayo

Foto: ELIJAH NOUVELAGE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este martes la conmutación de la pena a la ex soldado Chelsea Manning, quien en 2010 filtró un número récord de documentos secretos a WikiLeaks mientras era analista de inteligencia militar. Había sido condenada a 35 años de prisión, pero será liberada el próximo 17 de mayo tras siete años privada de libertad. La noticia de la Casa Blanca se produce días después de que WikiLeaks anunciara que su fundador Julian Assange aceptaba ser extraditado a EEUU a cambio de que Obama indultara a Manning.

Manning se llamaba Bradley antes de comenzar un tratamiento de cambio de sexo para ser mujer mientras cumplía la sentencia en la cárcel militar de Kansas, donde intentó suicidarse en dos ocasiones. La liberación de Manning fue anunciada a tres días de que Obama abandone la Presidencia en una lista de 209 conmutaciones y 64 perdones, que incluyen también al general James Cartwright, acusado de mentir al FBI sobre filtraciones de información del acuerdo nuclear con Irán, y Óscar López Rivera, independentista puertorriqueño que ha pasado 35 años tras las rejas acusado de sedición.

“El presidente cree en las segundas oportunidades”, aseguró hoy una fuente de la Casa Blanca, que recordó que Obama tiene el récord histórico de conmutaciones (1.385) y perdones (212) de condenados que en muchos casos lo eran a cadena perpetua.

Cuando comenzaron a conocerse las filtraciones de Wikileaks, el Gobierno estadounidense aseguró que la información ponía en peligro la vida de confidentes, agentes de inteligencia y suponía un gran golpe para la capacidad de Washington de realizar su diplomacia. Fuentes del Ejecutivo estadounidense recordaron ayer que el impacto de las filtraciones fue “muy grave y negativo para nuestra seguridad nacional”, pero Manning mostró “remordimiento y reconoció su responsabilidad”, algo que parece haber sido esencial para conmutar la mayor parte de su condena.

Continúa leyendo: May promete sanciones contra los abusos de los empresarios

May promete sanciones contra los abusos de los empresarios

Foto: Hannah Mckay
Reuters

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha prometido nuevas reglas contra los dirigentes de empresas que se “llenaban los bolsillos” en detrimento de sus empleados, en una tribuna publicada el domingo, unas días después de la quiebra del grupo de construcción Carillion, que ha ocasionado una crisis en el país. “En primavera, estableceremos nuevas reglas rigurosas para los dirigentes que intentan llenarse los bolsillos poniendo en peligro las jubilaciones de sus trabajadores – un abuso inaceptable al que pondremos fin”, ha escrito la primera ministra en el diario británico The Observer.

“Con demasiada frecuencia, hemos visto a altos dirigentes acumular grandes primas por colocar el beneficio a corto plazo antes del éxito a largo plazo. Nuestras mejores empresas saben que no es una forma responsable de gestionar una empresa y los que lo hacen serán obligados a explicarse”, ha continuado Theresa May.

Estas declaraciones han llegado después de la revelación el lunes de la rotunda caída del grupo Carillion, que suscita preocupación sobre el futuro de sus 43.000 empleados en el mundo, de los cuales cerca de 20.000 están en Reino Unido, así como sobre la viabilidad de los proyectos en los que participaba el grupo. Carillion, cuya sede está en Wolverhampton, en el centro de Inglaterra, se ha hundido bajo una deuda de 1.500 millones de libras (1.700 millones de euros) y su situación financiera se ha deteriorado brutalmente estos últimos meses, debido a obras aplazadas, dificultades en la ejecución de contratos y retrasos en los pagos.

El Estado también tiene un papel que desempeñar cuando las cosas salen mal y las compañías quiebran, como Carillion la semana pasada”, ha escrito la primera ministra, que declara en cambio que no rescatará la empresa firmando “un cheque en blanco” y que “serán los accionistas de Carillion y no los contribuyentes los que paguen”.

Continúa leyendo: Al menos seis muertos por la represión de las protestas en la República Democrática del Congo

Al menos seis muertos por la represión de las protestas en la República Democrática del Congo

Foto: JOHN WESSELS
AFP

Al menos seis personas han muerto y 49 han resultado heridas este domingo en República Democrática del Congo en la dispersión de las marchas contra la continuidad en el poder del presidente, Joseph Kabila, ha indicado la ONU, citada por AFP, en tanto las autoridades locales reconocían la muerte de dos personas. Todas las muertes se han registrado en la capital, Kinshasa, mientras que en todo el país ha habido heridos y detenidos en las protestas, ha informado la Misión de Naciones Unidas en el Congo (Monusco).

Además de las víctimas mortales y de las personas heridas, más de un centenar han sido detenidas durante estas “marchas pacíficas” organizadas por un colectivo católico tras las misas del domingo, según un balance provisional de la Monusco. Nueve policías han resultado heridos, entre ellos “dos gravemente”, según un balance de la policía congoleña. Las fuerzas del orden han utilizado gases lacrimógenos y también balas reales, según la misión de la ONU -que había anunciado el envío de observadores sobre el terreno- y testigos, incluidos los periodistas de AFP.

El país se encuentra desde hace meses en una situación de tensión. Las autoridades congoleñas habían vuelto a prohibir las marchas convocadas por el colectivo, que ya había organizado una iniciativa similar el 31 de diciembre para exigir al presidente Kabila que declarase públicamente que no se presentará a un tercer mandato, algo que está prohibido por la Constitución del país. Su segundo y último mandato terminó el 20 de diciembre de 2016, y las próximas elecciones presidenciales están previstas para el 23 de diciembre de este año.

La represión del 31 de diciembre había dejado seis muertos, cinco de ellos en Kinshasa, según la ONU y la nunciatura apostólica. Las autoridades del país, por su parte, negaron estos fallecimientos.

Desde Lima, donde se encontraba de visita, el papa Francisco ha exhortado este domingo a las autoridades de la República Democrática del Congo a “evitar toda forma de violencia”. Ante las “noticias muy preocupantes” procedentes de la República Democrática del Congo, el papa ha hecho una llamada a las “autoridades del país africano, responsables y todos” para que “pongan su máximo empeño y esfuerzo para (…) buscar soluciones a favor del bien común”. “Recemos por el Congo”, ha pedido el papa desde la catedral de Lima, ante una multitud congregada en la Plaza de Armas para asistir al Ángelus, durante su visita a Perú, que concluye este domingo.

La Monusco, que tiene como mandato la protección de civiles, recuerda que “el derecho a manifestar pacíficamente está inscrito en la Constitución y está protegido por los compromisos internacionales de la RDC [República Democrática del Congo]”.

Continúa leyendo: Los socialdemócratas alemanes abren la puerta a una nueva gran coalición con Merkel

Los socialdemócratas alemanes abren la puerta a una nueva gran coalición con Merkel

Foto: Thilo Schmuelgen
Reuters

El Partido Socialdemócrata (SPD) alemán ha dado este domingo luz verde a la apertura de negociaciones formales para una nueva gran coalición de Gobierno con el bloque conservador de la canciller, Angela Merkel, informa Efe. El congreso federal del SPD, celebrado en Bonn, se ha pronunciado por mayoría a favor de la línea de su líder, Martin Schulz, que pedía el sí al preacuerdo para formar un Gobierno estable, mientras que las Juventudes del partido y otras corrientes internas abogaban por ir a la oposición. La votación, a mano alzada, ha arrojado 362 votos a favor frente a 279 en contra, lo que significa que ha ganado el sí por un 56%.

Schulz había lanzado un dramático llamamiento a sus más de 600 delegados a favor del sí al preacuerdo alcanzado con la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel y su hermanada Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera, para poder trabajar “por el bien de Alemania y Europa”. “Ha llegado el momento de la verdad”, apeló de nuevo, tras un intenso debate que puso de relieve el alcance de las voces contrarias y los múltiples recelos de buena parte del partido a la que sería la tercera alianza de Gobierno con Merkel, quien gobernó ya con esa fórmula en su primera y tercera legislatura.

Consciente de las críticas internas, que echaban de menos un “sello socialdemócrata” al preacuerdo consensuado, Schulz se ha comprometido a trabajar por “mejorar” lo pactado, con el objetivo de lograr una sanidad pública más igualitaria y levantar las restricciones al reagrupamiento familiar. Estas eran algunas de las propuestas esenciales con que el SPD abrió la ronda de sondeo, que finalmente no han quedado contempladas en el preacuerdo, mientras que el bloque conservador sí logró imponer sus líneas en política migratoria. El líder socialdemócrata ha avanzado, asimismo, su intención de “revisar” lo alcanzado a mitad de legislatura, si finalmente gobiernan con Merkel.

A la línea del jefe del partido y el resto de la cúpula se oponían sus Juventudes, los “Jusos”, cuyo líder, Kevin Kühnert, ha insistido ante los delegados que rechazar el preacuerdo no significaba “sentenciar” el fin de su formación. Algunos miembros de los “Jusos” habían recibido a los delegados del SPD, ante el centro de congresos de Bonn, con pancartas contra una gran coalición, que creen que hundirá aún más al partido, que en las elecciones del 24 de septiembre obtuvieron su mínimo histórico (un 20,5%).

Tras el voto del congreso, se espera que las negociaciones formales de coalición empiecen la próxima semana, a punto de cumplirse cuatro meses después de la celebración de las elecciones generales. De fructificar un pacto de Gobierno, éste deberá ser sometido a consulta de los 440.000 militantes socialdemócratas.

Continúa leyendo: El piloto Óscar Pérez, enterrado en contra de la voluntad familiar

El piloto Óscar Pérez, enterrado en contra de la voluntad familiar

Foto: Marco Bello
Reuters

El expolicía Óscar Pérez, muerto durante un operativo para su captura, ha sido enterrado en Caracas este domingo contra la voluntad de la familia, han informado la esposa del sublevado piloto y la ONG de derechos humanos Foro Penal. “Decidieron arbitrariamente realizar el entierro controlado sin permitir velarlo y mucho menos permitir trasladarlo con su familia”, ha denunciado, citada por AFP, Dana Vivas, viuda de Pérez, abatido el pasado lunes.

Vivas reside en México junto con los tres hijos del exagente que se alzó contra el gobierno de Nicolás Maduro entre protestas opositoras que dejaron 125 muertos entre abril y julio del año pasado. “Lo quiero conmigo para enterrarlo donde yo quiera”, había dicho en la víspera Aminta Pérez, su madre, quien también vive en ese país.

La entrada del Cementerio del Este, mayor camposanto de la capital venezolana, ha amanecido con fuerte custodia militar. Algunos familiares de Óscar Pérez -cuya madre, esposa e hijos están fuera del país- se quedaron fuera del cementerio sin poder asistir al entierro, al no permitirles las fuerzas del orden el acceso. Según Alfredo Romero, el director de Foro Penal, solo a dos familiares se les permitió el paso.

“Estuvieron su tía y su prima. El cementerio lo cerraron durante todo el proceso y lo abrieron después de que ya estaba cerrada la tumba”, ha dicho a Efe la diputada opositora Delsa Solórzano, que ha recordado que el Gobierno ha repetido el mismo protocolo con los cuerpos de las otras seis personas abatidas del grupo de Pérez. La prima del piloto de la Policía científica Francis Pérez ha declarado poco después de la sepultura a medios locales: “Se burlaron de nosotros”.

Las familias de Óscar Pérez y de los otros seis rebeldes llevaban toda la semana acudiendo a la morgue a reclamar que se les entreguen los cuerpos. Los restos de Abraham Agostini y José Díaz Pimentel fueron sepultados el sábado en el mismo cementerio del Este de Caracas en el que reposa Pérez, en un entierro que las familias no habían autorizado y con la única presencia permitida de sus parientes más próximos.

Lo mismo ocurrió con los cadáveres de las otras cuatro personas muertas -el periodista Daniel Soto, los militares hermanos Abraham y Jairo Lugo y la novia de este último, la enfermera Lisbeth Ramírez-, que fueron trasladados a sus estados de origen en avión militar para ser allí sepultado en un cementerio con fuerte presencia militar. Los parientes de Ramírez esperaron durante horas en un cementerio para descubrir finalmente que el cuerpo de la enfermera de 30 años había llegado a otro camposanto, en el que fue enterrada de noche.

Seis de los siete muertos fallecieron por disparos en la cabeza, según actas de defunción publicadas por la prensa, y organizaciones de derechos humanos alertan de posibles “ejecuciones extrajudiciales”. El Gobierno sostiene que militares y policías respondieron a fuego enemigo.

Óscar Pérez fue acusado de “terrorismo” y declarado como “el criminal más buscado” de Venezuela tras atacar el 27 de junio del año pasado con granadas y armas de fuego edificios gubernamentales, sin dejar víctimas, desde un helicóptero. El 18 de diciembre su grupo amordazó a militares de la Guardia Nacional en un cuartel y robó fusiles y municiones.

TOP