Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Ocho trabajadores de 'House of Cards' acusan a Kevin Spacey de abusos sexuales

Foto: Jordan Strauss
Invision/AP

Varios trabajadores y extrabajadores de House of Cards han acusado este jueves al actor Kevin Spacey de agresiones y abusos sexuales durante la producción de la serie, ha informado la cadena CNN.

Ocho personas que han hablado bajo la condición de mantener el anonimato aseguraron haber sido víctimas de acoso o abuso sexual del actor o haber presenciado comportamientos de esa clase por parte de Spacey, quien desde la pasada semana se encuentra en el punto de mira de Hollywood después de que el intérprete Anthony Rapp le acusara de agresión sexual en un episodio que tuvo lugar en 1986.

Un antiguo asistente de producción de House of Cards, serie que ha suspendido indefinidamente el rodaje de su sexta y última temporada tras conocerse la polémica que rodea a su protagonista, dijo que Spacey le agredió sexualmente cuando ambos viajaban en un vehículo, informa EFE.

Spacey conducía cuando introdujo su mano en los pantalones del asistente, quien ha asegurado que fue un gesto no consentido por él. “Me quedé en estado de ‘shock’. Él era un hombre en una posición muy poderosa en la serie y yo era alguien que estaba muy abajo en la cadena alimentaria (del show)”, ha afirmado.

Poco después, y mientras colocaban las pertenencias de Spacey en su tráiler personal, el actor arrinconó al trabajador, bloqueó su paso y le manoseó, según el testimonio.

“Le dije: ‘No creo estar de acuerdo con esto, no estoy cómodo con esto'”, ha recordado el asistente, quien ha asegurado que el actor, “visiblemente agitado”, salió del tráiler, se metió en un coche y abandonó el lugar.

“Era un ambiente muy tóxico para hombres jóvenes que tenían que interactuar con él dentro del equipo, el reparto o los actores extra”, ha apuntado el trabajador.

Otro miembro del equipo de House of Cards, que ha trabajado en todas las temporadas de la serie, ha afirmado que Spacey le tocaba y acosaba de manera constante.

“Venía y masajeaba mis hombros o ponía sus manos alrededor de mí o tocaba mi tripa a veces de manera extraña que, en una conversación cotidiana y normal, no sería apropiada”, ha indicado este empleado.

Un antiguo asistente de cámara ha afirmado haber visto ese tipo de comportamientos por parte de Spacey en espacios abiertos y “donde todo el mundo lo veía”.

“¿Quién va a creer a un trabajador del equipo? Eres despedido”, ha apuntado esta persona acerca de la ley de silencio que imperaba en el set.

Una exasistente de producción ha asegurado que era conocido que Spacey se comportaba de manera inapropiada y ha afirmado haber presenciado cómo el actor, simulando que se trataba de un juego, le daba la mano a los hombres y luego arrastraba el saludo hasta tocarles la entrepierna.

Media Rights Capital, productora de House of Cards, ha dicho estar “profundamente preocupada” tras conocerse las nuevas alegaciones contra Spacey.

Por su parte, la plataforma Netflix, que emite la serie, ha dicho que conocía un incidente que involucraba al actor, y que había sido solucionado “rápidamente”, pero que no tenía constancia de otros episodios del mismo estilo.

Spacey, ganador de dos premios Óscar, ha asegurado a través de su representante que se tomará un tiempo para “buscar evaluación y tratamiento”.

Continúa leyendo: Amazon prepara una precuela de 'El señor de los anillos'

Amazon prepara una precuela de 'El señor de los anillos'

Foto: New Line Cinema

Amazon ha anunciado la adquisición de los derechos para televisión de El señor de los anillos para hacer una serie de varias temporadas. La adaptación explorará historias que precedan a La Comunidad del Anillo, la primera película basada en la literatura fantástica del aclamado J.R.R. Tolkien, tal y como ha indicado el servicio de streaming, que ha añadido además que el negocio incluye una serie adicional en spin-off.

El señor de los anillos es un fenómeno cultural que capturó la imaginación de generaciones de fanáticos a través de los libros y la gran pantalla”, ha dicho Sharon Tal Yguado, jefe de series de los estudios Amazon. Los responsables del patrimonio de Tolkien habían también hablado con Netflix y HBO, según Deadline Hollywood, que sostiene que el negocio con Amazon llega tras un pago anticipado de 200 millones de dólares.

El presupuesto de producción requerirá seguramente otros 100 a 150 millones por temporada, pero el estudio parece no estar dispuesto a escatimar en gastos pues el jefe Jeff Bezos ha pedido a su equipo creativo salir con una serie de fantasía capaz de competir con Juego de Tronos.

La serie de Amazon estará disponible a través de su servicio Prime Video en más de 200 países, y su estreno está previsto para 2020. “Estamos encantados con que Amazon, con su compromiso de largo recorrido con la literatura, sea el hogar de la primera serie de televisión de varias temporadas de El señor de los anillos“, ha manifestado Matt Galsor, representante del patrimonio y fondo de Tolkien.

Continúa leyendo: Tom Sizemore, acusado de agredir sexualmente a una actriz de 11 años

Tom Sizemore, acusado de agredir sexualmente a una actriz de 11 años

Foto: GUS RUELAS
Reuters/File

El actor estadounidense Tom Sizemore ha sido acusado de haber abusado presuntamente de una actriz de 11 años durante el rodaje de una película en el año 2003. La agresión sexual llevó a los responsables del largometraje a expulsarlo temporalmente de la producción. The Hollywood Reporter ha informado este martes de este incidente tras haber hablado con una docena de actores y profesionales involucrados en la producción de dicha película.

La supuesta víctima ha hablado bajo la condición de anonimato, y ha dicho que recientemente había contratado a un abogado para averiguar si era posible emprender acciones legales contra Sizemore, así como contra sus propios padres. Debido a estos sucesos, el actor se ha negado a hacer cualquier tipo de comentario al respecto.

La presunta agresión tuvo lugar durante el último tramo del rodaje del filme Asesinatos natos, en 2005, del director Morgan J. Freeman, en una escena en la que la joven actriz debía sentarse en el regazo de Sizemore y este le restregó o le introdujo un dedo en su vagina.

Tras salir a la luz este nuevo episodio de abuso, Sizemore fue apartado de la producción, pero regresó meses más tarde para volver al rodaje, después de que los padres de la joven decidieran no presentar cargos. 

Tom Sizemore ha sido acusado por agredir sexualmente a una actriz de 11 años 1
Tom Sizemore posa para una marca de alimentación, durante el Sundance Film Festival. |  FOTO: Victoria Will/AP Images

Sizemore tiene un largo historial de problemas con las drogas y con la ley, además de varios arrestos y condenas por violencia machista. Fue condenado también ese mismo 2003 por agredir a su expareja Heidi Fleiss, además de otra acusación en 2009 por haber maltratado a su pareja en ese momento.

El año pasado volvió a ser detenido tras una denuncia por parte de su pareja actual por haberla golpeado en la cabeza.  Por el caso de 2003 fue condenado a cumplir seis meses de cárcel, aunque la pena se pospuso para permitirle participar en un programa de rehabilitación para drogadictos.

Sizemore fue candidato a un Globo de Oro por su trabajo como actor protagonista en la producción televisiva Witness Protection (1999). Alguna de las películas en las que trabajó son Point Break (1991), Salvar al soldado Ryan (1998) y Planeta Rojo (2000).

Tras el escándalo sobre el productor Harvey Weinstein, denunciado por decenas de mujeres en diferentes casos de agresión sexual, Hollywood se encuentra inmerso en una profunda polémica ante la revelación constante de nuevas acusaciones de abuso y acoso sexual, muchas de ellas contra actores como Kevin Spacey, Dustin Hoffman, Louis C.K. y Ed Westwick, así como a cineastas como Brett Ratner y James Toback.

Continúa leyendo: Cientos de personas marchan en Hollywood por la campaña #MeToo contra el abuso sexual

Cientos de personas marchan en Hollywood por la campaña #MeToo contra el abuso sexual

Foto: Damian Dovarganes
AP Images

Cientos de personas se han manifestado este domingo en Hollywood contra el abuso sexual bajo el lema #MeToo, una campaña que emergió después de que el magnate del cine Harvey Weinstein y otros personajes del mundo del cine recibieran varias acusaciones por una conducta inapropiada. Los manifestantes se han concentrado frente al icónico Dolby Theatre de Hollywood, donde se realiza la ceremonia de entrega de premios de la Academia de Cine.

Participantes de la marcha #MeToo en Hollywood, Los Ángeles, contra los recientes casos de abuso sexual en el mundo del cine. FOTO: Damian Dovarganes / AP Images

Los participantes de la marcha llevaban carteles en los que se podía leer, “De la manera en que me visto, no quiere decir que sí!!! #MeToo (Yo también)” o “Unidos para enfrentar al patriarcado”, según ha informado la agencia AFP.

La protesta se ha realizado en el marco de una avalancha de duras revelaciones, por parte de mujeres y hombres, sobre casos de abuso sexual contra numerosos personajes poderosos en el mundo del espectáculo. La campaña #MeToo para denunciar el acoso y el abuso sexual, se inició en Twitter a mediados de octubre, y cuenta con testimonios de mujeres de distintas partes del mundo en donde revelan sus experiencias traumáticas.

Participantes de la marcha #MeToo en Hollywood, Los Ángeles, contra los recientes casos de abuso sexual en el mundo del cine. FOTO: Damian Dovarganes / AP Images

“Estoy realmente feliz de estar aquí, porque fue la industria de Hollywood la que abrió este escándalo” ha expresado Tarana Burke, la co-fundadora de la organización Just Be Inc. (Sé tú misma), al diario The Los Angeles Times. “Es realmente simbólico que se haga esta manifestación, no con estrellas de Hollywood, pero si en Hollywood”, ha añadido Burke.

La semana pasada, el comediante Louis C.K. se convirtió en la última figura de Hollywood en ser acusada de abuso sexual, después del productor Weinstein, el productor-director Brett Ratner, el escritor-director James Toback, el actor Kevin Spacey y el magnate de la música y la TV Benny Medina, una lista que parece no acabar.

Continúa leyendo: La empresa de espías que contrató Weinstein se disculpa y asegura que donará el dinero

La empresa de espías que contrató Weinstein se disculpa y asegura que donará el dinero

Foto: Richard Shotwell
AP

La empresa israelí de inteligencia Black Cube, compuesta por exagentes del Mosad, se ha disculpado por dar servicios al productor de Hollywood, Harvey Weinstein, para parar las denuncias de abusos sexuales en contra de este, y se ha comprometido a donar los honorarios recibidos a organizaciones de mujeres.

“Por supuesto, pedimos disculpas a quien se haya sentido herido por esto”, ha declarado Asher Tishler, miembro de la junta asesora de Black Cube, al Canal 2 de noticias israelí. Además, se ha comprometido a donar a asociaciones que trabajan con mujeres la cantidad que recibieron de Weinstein por los servicios prestados, que según The Times of Israel ascendería a 1,3 millones de dólares.

“Cuando recibimos el trabajo, no sabíamos de qué se trataba. Es un caso que ha herido a mujeres y, de haberlo sabido, obviamente no lo hubiéramos aceptado”, ha agregado ante las preguntas del periodista. Sobre la mediación del exprimer ministro israelí, Ehud Barak, el alto cargo ha dicho que el exmandatario no tuvo nada que ver en el asunto, ya que se limitó a conectar a la empresa con Weinstein, sin saber de qué se le acusaba.

La revista estadounidense The New Yorker fue la primera en desvelar la contratación de abogados, detectives privados y exespías israelíes, para intentar parar las informaciones sobre las acusaciones de abusos sexuales contra el poderoso productor de Hollywood. Entre estos, consta un contrato firmado por el abogado de Weinstein, David Boeis, y la firma de investigadores privados Black Cube para “parar completamente los nuevos artículos negativos” que preparaba The New York Times.

Los investigadores privados se habrían reunido, con identidad falsa, con actrices como Rose McGowan, una de las decenas de mujeres que han denunciado diferentes casos de agresión sexual por parte de Weinstein. El medio desvela que una exespía israelí se hizo pasar primero por Diana Filip, supuestamente defensora de los derechos de la mujer, y posteriormente utilizó el nombre de Anna para ganarse la amistad de las denunciantes y conseguir información de los reportajes que se iban a publicar.

La firma de investigadores Black Cube llegó a utilizar al menos una empresa fantasma radicada en Londres para obtener su información, según The New Yorker.

TOP