Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Mensaje de unidad de Rajoy y Hollande frente a los "retos comunes"

Foto: GERARD JULIEN
AFP PHOTO

Los presidentes de España y Francia, Mariano Rajoy y François Hollande, han puesto de manifiesto las buenas relaciones que mantienen ambos países y su compromiso firme de trabajar juntos y con determinación para hacer frente a los “retos comunes”. Así lo han manifestado este lunes al término de su encuentro celebrado en Málaga con motivo de la XXV Cumbre Hispano-Francesa, en un comunicado conjunto.

Mariano Rajoy, en la rueda de prensa posterior, ha destacado la importancia del acuerdo entre España y Francia para impulsar las interconexiones eléctricas y las redes de transporte, así como la cesión a España de la documentación que Francia ha acumulado sobre ETA.
<br
Ambos mandatarios han recalcado los estrechos lazos entre España y Francia. “Somos socios, amigos y vecinos; somos países europeos y mediterráneos, con siglos de historia compartida y un futuro común como protagonistas en el proceso de integración europea”, ha declarado el presidente español. Durante la cumbre, los dos mandatarios han abordado la situación actual y las perspectivas del proyecto europeo. Rajoy se ha referido a Europa como un lugar que, tras las dos Guerras Mundiales, “se ha convertido en un espacio de paz, libertad, democracia y derechos humanos” y como la primera potencia comercial y económica del mundo y el lugar “que mejor atiende a sus ciudadanos”.

Europa, ha indicado, debe seguir centrándose en los asuntos que más importan a los ciudadanos, con la inmigración, la lucha contra el terrorismo, la seguridad exterior y la defensa, así como el crecimiento y la creación de empleo, como prioridades. Respecto a Francia, Rajoy ha subrayado la importancia de la relación con este país, refiriéndose en concreto a la colaboración en la lucha contra el terrorismo y a las relaciones económicas, pues Francia es el primer cliente de las empresas españolas y el segundo emisor de turistas hacia España.

François Hollande, por su parte, se ha felicitado por la convergencia en asuntos políticos entre ambos países y ha aprovechado para invitar a Rajoy a participar en una reunión en Versalles el próximo 6 de marzo, en la que también participarán la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni.

Además del encuentro entre Rajoy y Hollande, se han celebrado siete reuniones sectoriales con ministros del de ambos países, alcanzándose acuerdos bilaterales en diferentes materias.

Rajoy promete a Cataluña 4.200 millones de euros en infraestructuras de aquí a 2020

Foto: ALBERT GEA
Reuters/File

En plena fiebre independentista en Cataluña, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, ha prometido este martes a la región una inversión de 4.200 millones de euros de aquí a 2020. En un acto en Barcelona, el presidente español ha expuesto “un esfuerzo que ascenderá a 4.200 millones de euros en inversiones en infraestructuras, transporte y vivienda entre este año y el 2020, es decir más de mil millones al año”.

El dirigente ha detallado que 1.882 millones de euros de esa suma irán a la red de trenes suburbanos. Dicha red absorberá en total una inversión “de casi 4.000 millones de euros hasta 2025”, según el líder conservador. Rajoy ha viajado a la capital catalana como parte de su “operación diálogo”, con la que quiere hacer frente a las ambiciones independentistas de los dirigentes de esta región.

Precisamente, el presidente regional catalán, el nacionalista Carles Puigdemont, no ha estado en el acto de este martes en Barcelona, ya que se encuentra en Estados Unidos defendiendo sus planes de convocar en septiembre una consulta sobre la independencia de Cataluña, con o sin el acuerdo del gobierno español. Rajoy ha dejado claro que no dará su visto bueno a esa consulta, pero sí ha defendido en Barcelona que con los embates de la crisis económica detrás, ahora se puede dar “un nuevo impulso a la inversión en infraestructuras necesarias”.

Fillon acusa a Hollande de organizar filtraciones a la prensa

Foto: CHARLES PLATIAU
Reuters

El candidato de la derecha en las elecciones presidenciales francesas, François Fillon, imputado por desvío de fondos públicos, ha acusado al presidente socialista François Hollande de estar al frente de un “gabinete negro” para filtrar elementos de investigaciones judiciales a la prensa. “Hace dos meses que la prensa me cubre de fango”, ha señalado Fillon indignado cuando un periodista le preguntó si era “un hombre de dinero” durante el programa ‘L’Emission politique’ en el canal público France 2.

Desde hace dos meses una seguidilla de revelaciones sobre el candidato del partido conservador Los Republicanos ha derribado la imagen de probidad con la que se había impuesto en las primarias de la derecha en noviembre. De esta forma, de estar primero en los sondeos de intención de voto, Fillon pasaría, según las últimas encuestas, a ocupar el tercer lugar el próximo 23 de abril, por lo que quedaría fuera de la segunda vuelta convocada para el 7 de mayo.

“Me ha recordado mucho a Pierre Bérégovoy” -el ex primer ministro socialista del presidente François Mitterrand, que se suicidó en 1993 en medio de un escándalo suscitado por un préstamo que recibió-, ha dicho el candidato conservador. “He entendido por qué se podía llegar a semejante extremo”. Posteriormente acusó a Hollande de dirigir un “gabinete negro” que organizaría filtraciones a la prensa e indicó que el mandatario “hace transmitir todas las escuchas judiciales que le interesan a su oficina, lo cual es totalmente ilegal”. “Yo, esta noche solemnemente, pido que se abra una investigación porque es un escándalo de Estado”, ha añadido.

El presidente François Hollande no esperó al final del programa para condenar “las mentiras de François Fillon” y asegurar que se había “enterado” del caso judicial del candidato conservador “por la prensa”, según un comunicado del Elíseo.

Una persona herida por una carta bomba en la sede del FMI en París

Foto: PHILIPPE WOJAZER
Reuters

Una persona ha resultado herida este jueves al abrir una carta bomba enviada a un alto cargo del Fondo Monetario Internacional (FMI) en París, según ha informado la policía francesa. El presidente de la república, François Hollande, ha condenado la acción a la que se ha referido como “atentado”.

El suceso, que se produjo en el edificio que el FMI comparte con el Banco Mundial en el distrito XVI de la capital, también ha condenado “este acto de violencia” por la presidenta del Fondo Monetario, Christine Lagarde. La persona herida leve, una secretaria de dirección, resultó alcanzada en la cara y en las manos por el explosivo al abrir la carta dirigida el máximo responsable del organismo internacional en la capital francesa, Jeffrey Franks, según informó el prefecto de la policía en París, Michel Cadot, quien ha añadido que la vida de la persona herida no corre peligro, aunque fue trasladada al hospital.

La policía ha acordonado la zona y alrededor de 150 empleados han sido evacuados del edificio, como medida de precaución, según medios franceses. Los investigadores han asegurado a la cadena de televisión BFMTV que el dispositivo era un “gran cilindro negro de unos 30 cm de largo”.

El suceso se produce a seis semanas de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Francia, y después de que el grupo activista griego Conspiración de las Células de Fuego reivindicara la autoría de un paquete bomba enviado al ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, el miércoles y que no llegó a hacer explosión.

Satisfacción entre los líderes europeos por la derrota de la ultraderecha holandesa en las urnas

Foto: Olivier HosletPool
Reuters

Europa respira más tranquila este jueves tras la victoria del partido liberal del primer ministro Frank Rutte en las elecciones de Holanda del miércoles y la consiguiente derrota de la ultraderecha representada por Geert Wilders. Así se desprende de las declaraciones y reacciones realizadas por parte de los principales líderes europeos, que han coincidido en destacar la importancia que tiene para el futuro de la UE que Wilders haya obtenido unos resultados muy por debajo de lo previsto en los sondeos, de cara a las próximas convocatorias electorales en Francia y Alemania, donde el populismo antieuropeísta también está adquiriendo especial relevancia entre los ciudadanos.

Si en la noche del miércoles, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, felicitó al primer ministro de Holanda, Mark Rutte, por un triunfo electoral “contra los extremistas” y a favor de euro, antes de que se hicieran oficiales los datos de las elecciones, este jueves ha sido el presidente francés, el socialista François Hollande, quien ha felicitado a Rutte, por su “clara victoria contra el extremismo”. “Los valores de apertura, de respeto de los demás y de fe en el futuro de Europa son la única respuesta verdadera a las pulsiones nacionalistas y de repliegue que sacuden el mundo”, ha subrayado en un breve comunicado.

El presidente del Gobierno italiano, Paolo Gentiloni, también fue de los primeros en expresar su alegría por los resultados electorales el miércoles. A través de Twitter, se felicitó por la derrota de la derecha antieuropea, al tiempo que hizo un llamamiento para aprovechar lo ocurrido en las elecciones holandesas para alcanzar un compromiso común en torno a la Unión Europea. “No #Nexit. La derecha antiUE ha perdido las elecciones en Holanda. Compromiso común para cambiar y relanzar la Unión”.

Al igual que la canciller alemana Angela Merkel, que telefoneó a Rutte y, además de felicitarle, se ofreció a trabajar con él y el nuevo gobierno que salga de las negociaciones y acuerdos que el primer ministro holandés alcance con otros partidos con representación parlamentaria. Alemania celebra en septiembre elecciones parlamentarias y Merkell espera revalidar la victoria y seguir en el gobierno, aunque las encuestas sitúan a su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), con una ventaja muy ajustada respecto a su principal rival Martin Schulz.

Schulz, miembro del Partido Socialdemócrata, también se felicitó por los resultados holandeses. “Me siento aliviado, pero debemos continuar luchando por una Europa abierta y libre”, escribió en Twitter.

Sin duda, la más concisa fue la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, que ante la victoria de Rutte se limitó a escribir en un breve tuit: “Bien”.

El partido liberal del primer ministro Rutte, el VVD, ha obtenido 33 escaños, ocho menos que en las anteriores elecciones, mientras que el Partido Por la Libertad (PVV) del ultraderechista y antieuropeista Geert Wilders ha logrado 19 escaños, empatado en segunda posición con los democristianos de la CDA y los centristas de D66, según los datos aún provisionales. Si bien es cierto que Wilders ha obtenido más apoyos que en 2012, los resultados han quedado muy por debajo de las expectativas que le daban los sondeos.

TOP