Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Mensaje de unidad de Rajoy y Hollande frente a los "retos comunes"

Foto: GERARD JULIEN
AFP PHOTO

Los presidentes de España y Francia, Mariano Rajoy y François Hollande, han puesto de manifiesto las buenas relaciones que mantienen ambos países y su compromiso firme de trabajar juntos y con determinación para hacer frente a los “retos comunes”. Así lo han manifestado este lunes al término de su encuentro celebrado en Málaga con motivo de la XXV Cumbre Hispano-Francesa, en un comunicado conjunto.

Mariano Rajoy, en la rueda de prensa posterior, ha destacado la importancia del acuerdo entre España y Francia para impulsar las interconexiones eléctricas y las redes de transporte, así como la cesión a España de la documentación que Francia ha acumulado sobre ETA.
<br
Ambos mandatarios han recalcado los estrechos lazos entre España y Francia. “Somos socios, amigos y vecinos; somos países europeos y mediterráneos, con siglos de historia compartida y un futuro común como protagonistas en el proceso de integración europea”, ha declarado el presidente español. Durante la cumbre, los dos mandatarios han abordado la situación actual y las perspectivas del proyecto europeo. Rajoy se ha referido a Europa como un lugar que, tras las dos Guerras Mundiales, “se ha convertido en un espacio de paz, libertad, democracia y derechos humanos” y como la primera potencia comercial y económica del mundo y el lugar “que mejor atiende a sus ciudadanos”.

Europa, ha indicado, debe seguir centrándose en los asuntos que más importan a los ciudadanos, con la inmigración, la lucha contra el terrorismo, la seguridad exterior y la defensa, así como el crecimiento y la creación de empleo, como prioridades. Respecto a Francia, Rajoy ha subrayado la importancia de la relación con este país, refiriéndose en concreto a la colaboración en la lucha contra el terrorismo y a las relaciones económicas, pues Francia es el primer cliente de las empresas españolas y el segundo emisor de turistas hacia España.

François Hollande, por su parte, se ha felicitado por la convergencia en asuntos políticos entre ambos países y ha aprovechado para invitar a Rajoy a participar en una reunión en Versalles el próximo 6 de marzo, en la que también participarán la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni.

Además del encuentro entre Rajoy y Hollande, se han celebrado siete reuniones sectoriales con ministros del de ambos países, alcanzándose acuerdos bilaterales en diferentes materias.

Iglesias tiende la mano al PSOE para echar al PP en la moción de censura

Foto: Sergio Barrenechea
EFE

Tres horas y media después de arrancar el debate de la moción de censura contra el presidente del Gobierno, ha tomado la palabra el líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, que ha constatado en el inicio de su discurso que la iniciativa que lidera no saldrá adelante, ha apelado desde un principio al PSOE y a un entendimiento futuro: “Ojalá nos pongamos de acuerdo para sacar al PP del Gobierno más temprano que tarde”, y ha vinculado al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, con la corrupción.

Iglesias ha señalado que las bases del PSOE “han dado una lección democrática al establishment de este país”, en referencia a las recientes primarias que han devuelto a Pedro Sánchez a la Secretaría General del partido. “Señores del PSOE, está moción servirá para que el Gobierno rinda cuentas por la corrupción“, ha asegurado el líder de Podemos. “Está en su mano que sirva para sacarles del Gobierno”.

Iglesias, que previsiblemente tendrá unos ochenta votos de los 350 diputados del Congreso, dijo que Mariano Rajoy pasará “a la historia como el presidente de la corrupción”, el argumento con el que su grupo ha presentado la moción. “Se han rebasado todos los límites posibles en corrupción” ha dicho Iglesias, y ha añadido que “España no puede permitirse más que las instituciones estén copadas por corruptos, motivo por el que esta moción es una oportunidad de hacer algo por el bien de España: echarles y sacar al PP de las instituciones”.

En su discurso ha repasado la historia de España desde finales del siglo XIX para afirmar que el PP es heredero de un modelo de gobierno basado en “exigir a los ciudadanos lo que perdonan a los amigos” y en favorecer a las elites económicas y sociales.

Asimismo, Iglesias ha propuesto 11 medidas urgentes para combatir la corrupción, entre ellas una nueva Ley de financiación de partidos que limite al endeudamiento bancario, reforzar la independencia del Poder Judicial, acabar con el secreto bancario, la creación de una Unidad para recuperar el dinero defraudado por la corrupción y reformar el Código Penal para que recoja el delito de enriquecimiento ilícito.

“Los ciudadanos no se merecen desayunar cada día con un nuevo caso de corrupción. No es normal que el partido del Gobierno tenga más personas investigadas por corrupción que las que caben en el Congreso”, ha remarcado.

Rajoy responde a Iglesias

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy,  no ha cambiado el tono jocoso e irónico a la hora de responder al secretario general del Podemos, Pablo Iglesias, y ha asegurado que el líder de Podemos no puede gobernar. “Su concepción de la política como espectáculo le incapacita para ser gobernante”, ha dicho.

“Usted no es fiable, no inspira confianza. No puedo entender España ni su forma de ver el futuro de los españoles”, ha insistido el líder del PP, que no ha dudado en atacar al partido de Iglesias asegurando que “ustedes solo quieren revertir todas las reformas que han llevado al crecimiento económico más vigoroso y al crecimiento del empleo más alto de la eurozona. Solo serviría para volver a las andadas y poner en peligro al Estado del Bienestar”.

Rajoy ha acusado a Iglesias de “esconderse tras eufemismos” para simplificar el derecho de autodeterminación. “Lo que se quiere decidir es que una parte de España se separe del resto”, ha reiterado Rajoy, que ha incluido que “la Constitución no es intocable, incluso un proceso constituyente” como solución.

Reacciones del PSOE

Los socialistas no se creen la oferta de entendimiento de Podemos para acabar con el Gobierno de Mariano Rajoy. No confían en esa voluntad de acuerdo, de la que el líder del partido morado, Pablo Iglesias, ha hecho gala en su discurso en la defensa de su moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy. “Una cosa son las palabras y otra los hechos”, sostienen fuentes socialistas, que hacen hincapié en que Iglesias “no altera sus vetos de hace un año”.

El PSOE asegura que el Gobierno es censurable pero que esta moción no sirve: “Esta moción de censura no nos lleva a cambiar el Gobierno y eso lo sabe muy bien Pablo Iglesias y Podemos. Ni nos ha llamado”. Por eso, los socialistas se abstendrán. “La verdad es que tanto los apoyos que tiene y cómo se ha instrumentalizado la moción son muy escasos para dar esa imagen de alternativa”, ha señalado el portavoz del Grupo Socialista, José Luis Ábalos, en los pasillos del Hemiciclo, porque a la tribuna es previsible que no suba hasta este miércoles.

Reacciones de Ciudadanos

Al tertuliano y diputado de Ciudadanos Juan Carlos Girauta le han parecido insuficientes las medidas contra la corrupción propuestas por Iglesias y ha puesto un tuit en el que compara esas 11 medidas de Podemos con un folio en blanco.

Girauta, en los pasillos del Hemiciclo, ha declarado que “la señora Montero ha cumplido su papel, analizar la situación, pero el señor Iglesias, del que esperábamos poco, ha estado por debajo de las expectativas”. “El presidente del Gobierno sale beneficiado de este tipo de enfrentamientos, cuando se polariza”. Ya que tanto Rajoy como los representantes de Podemos pueden alargar sus discursos tanto como deseen, el diputado de Ciudadanos ha afirmado que ambas partes “se reotroalimentan y se benefician mutuamente, creando la apariencia de que solo hay dos opciones”.

Aunque las intervenciones de los demás grupos parlamentarios tienen los tiempos tasados, el portavoz de Ciudadanos ha indicado que el presidente de su partido, Albert Rivera, defenderá sus propuestas como una alternativa alejada tanto de Podemos como del PP e intentará “concentrar los mensajes”, algo que cree que “se va a agradecer mucho”.

Podemos centra en la corrupción del PP su moción de censura contra Rajoy

Foto: Ballesteros
EFE

La portavoz de Podemos, Irene Montero, ha empezado fuerte su discurso en el Congreso en la moción de censura presentada por Unidos Podemos contra Mariano Rajoy y lo ha centrado en la corrupción del PP. Montero, con un tono duro y contundente, ha acusado a Rajoy de mirar para otro lado y de tener un proyecto servil con las élite económicas: “España está harta de que ustedes les roben”, ha asegurado. Después de su discurso, que se ha prolongado por más de dos horas, Rajoy ha intervenido y ha contestado a las acusaciones de Montero asegurando que “la señora firmante a la que hemos intentado entender no tiene razón ni en la forma ni el fondo”.

Montero no ha dudado en mencionar todos los escándalos de corrupción en los que están inmersos los miembros del PP y de asegurar que “la corrupción tiene sede y es Génova 13”.

“Este país ya no tiene miedo y ya no acepta sus mentiras, cuando en un país gobierna un partido que se dedica a delinquir. Lo que debe hacer un patriota es trabajar para echarles a ustedes”, ha continuado la portavoz del partido morado. Durante su comparecencia la presidenta del congreso ha tenido que mandar silencio a sus señorías en reiteradas ocasiones.

“La corrupción es una forma de Gobierno que exige de la existencia de la trama. La corrupción es evitable, con políticas económicas, sociales y de regeneración, mediante la garantía de los derechos y la dedicación al bien común y no una profesión, como decía su amigo Zaplana, una profesión para forrarse”, ha remarcado. “Devuelvan lo robado, hasta el último céntimo, señorías. Lo mejor que podrían hacer por España, además de dejar paso, es reponer lo robado a la Hacienda pública y pedir perdón”.

En la moción de censura presentada por Unidos Podemos contra el Gobierno conservador de Mariano Rajoy, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, defiende su programa, con la certeza de que su iniciativa no saldrá adelante. La Constitución española indica que la moción de censura al Gobierno debe contar con un programa alternativo que sea aprobado por mayoría absoluta, 176 de los 350 diputados.

Por tanto, Unidos Podemos, con 67 escaños, tendría que tener el apoyo imprescindible de los socialistas, primer grupo de la oposición con 84 diputados, pero éstos se abstendrán en la votación.

La moción de censura no es un mecanismo habitual en la política española, ya que desde la restauración de la democracia hace cuarenta años, solo se ha ejercido en dos ocasiones anteriores y nunca ha prosperado. La última tuvo lugar hace treinta años, cuando el líder de la entonces Alianza Popular, censuró al gobierno socialista de Felipe González. Siete años antes, en 1980, González presentó también una moción de censura al Gobierno centrista de Adolfo Suárez.

Concluido el debate, que podría prolongarse hasta mañana miércoles, dependiendo del tiempo que empleen los proponentes y de si toma la palabra el Gobierno, se desarrollará la votación, pública y por llamamiento, como ocurre con las sesiones de investidura. Si Podemos ganara la votación, que no está previsto, el Gobierno de Rajoy debería presentar su dimisión.

Rajoy responde a Montero

“Quiero agradecer las fraternales palabras de Montero hacia mi persona y hacia mi gobierno”. Así ha comenzado su intervención el presidente de España, Mariano Rajoy, que ha asegurado que “la moderación, la templanza con la que Montero se ha conducido a los parlamentarios pasará a los anales del parlamento español”.

Rajoy no ha dudado en tachar de calumnias y mentiras las afirmaciones de Montero, y ha afirmado que “en el PP ha habido corruptos, sí, pero el PP, que tiene 800.000 militantes, no es un partido corrupto y por eso los españoles nos dan su confianza”.

“La corrupción no se va a acabar ni presentando mociones de censura ni arrojando piedras contra el PP”, ha afirmado el jefe del Ejecutivo, para quien lo más tranquilizador de todas las acusaciones de Podemos “es que son falsas”.

Pablo Iglesias defiende su programa

Tres horas y media después de arrancar el debate ha tomado la palabra el candidato de la moción de censura contra el presidente del Gobierno. El líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias que ha asegurado que “los ciudadanos no se merecen desayunar cada día con un nuevo caso de corrupción. No es normal que el partido del Gobierno tenga más personas investigadas por corrupción que las que caben en el Congreso”.

Iglesias, que ha constatado en el inicio de su discurso que la iniciativa que lidera no saldrá adelante, ha apelado desde un principio al PSOE y a un entendimiento futuro: “Ojalá nos pongamos de acuerdo para sacar al PP del Gobierno más temprano que tarde”.

Además de ello, el líder de Podemos ha querido dedicar un amplio discurso a la corrupción. “La precariedad y la corrupción son incompatibles con la democracia. Es por eso que presentamos esta moción de censura”, ha dicho.

Kuczynski pide actuar en Venezuela para evitar "un mar de sangre"

Foto: Ballesteros
EFE

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, se ha mostrado este lunes partidario de que la comunidad internacional actúe para evitar que la crisis política y social de Venezuela desemboque en “un mar de sangre”. En Madrid,
tras reunirse con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en el primer acto de su visita oficial a España, Kuczynski ha participado en la inauguración del foro “El Perú del futuro”, organizado por el Grupo Prisa y donde ha explicado la situación de su país y donde ha sido preguntado por la situación en Venezuela.

En Venezuela no hay democracia. Hubo una elección, pero ahora una buena parte de la población no se siente representada. ¿Cómo resolvemos eso? Puede ser visto como una interferencia, pero es para preservar la democracia”, ha dicho el mandatario peruano, un firme crítico del gobierno de Nicolás Maduro a quien acusa de no respetar la democracia, lo que le ha valido roces diplomáticos con Caracas.

Se trataría de “que no haya presos políticos y que se deje entrar ayuda humanitaria porque hay problemas inmensos” de abastecimiento, ha afirmado Kuczynski. Si no se actúa el riesgo es que la violencia degenere y haya “un mar de sangre, que haya gente que escape hacia Colombia, otros que se vayan en bote, como los emigrantes en el Mediterráneo”. “Tenemos que evitar eso y buscar una solución“, ha subrayado el presidente peruano, partidario de implicar a gobiernos vecinos para favorecer un “arbitraje” que favorezca el diálogo y la conciliación en Venezuela.

Venezuela se encuentra sumida en una grave crisis económica, con escasez de alimentos y alta inflación, y política, agravada por manifestaciones opositoras diarias convocadas desde el 1 de abril, con saldo hasta ahora de 66 muertos y más de un millar de heridos.

El viaje del mandatario, que en julio cumple su primer año de gobierno, se inscribe en la búsqueda de inversión por parte de su ejecutivo, frente a “una etapa de cierto agotamiento” de la economía peruana, dijo Kuczynski en el foro en Madrid.

España detenta el 20% del stock de inversión extranjera (unos 5.000 millones de dólares) en Perú, sobre todo en los sectores de energía, hidrocarburos, finanzas y telecomunicaciones, según cifras oficiales españolas. En cuanto al comercio bilateral, España tuvo en 2016 un déficit de 857 millones de euros, con exportaciones por unos 593 millones de euros e importaciones desde el país sudamericano de 1.450 millones de euros.

Cambio social para que el Estado esté presente en todo Perú

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, ha abogado también por llevar a cabo en su país un cambio social que favorezca el crecimiento económico y permita superar deficiencias en servicios básicos, porque, ha manifestado, “el Estado no está presente” en todo Perú.

El mandatario ha asegurado que a diferencia de hace quince o veinte años, ahora Perú tiene recursos económicos para construir obras de infraestructuras, por lo que hace falta “organización social”, y ha reconocido que la electrificación no llega a todo el país, un tercio de la población carece de agua potable y en educación y sanidad también hay carencias.

La renta media por persona en Perú se sitúa ahora en torno a los 8.000 o 10.000 dólares, cinco veces por debajo de la media europea, según el presidente peruano, para quien “si bien los ingresos están bien todavía hay mucha pobreza en zonas de la sierra, la Amazonía y barrios de las grandes ciudades”.

Kuczynski estuvo la semana pasada en París, donde acudió a la sede de la OCDE, organización en la que Perú quiere entrar, aunque ha reconocido: “todavía estamos atrás en servicios básicos”.

Otro problema que ha reconocido es la existencia de casos de corrupción, que han afectado a varias empresas y también a cargos públicos. “La lucha contra la corrupción es costosa pero fundamental”, ha subrayado el presidente, quien ha asegurado que la relación con el partido de Fujimori, principal rival en las presidenciales de 2016, “no es una canción de amor, pero funciona” en el diálogo político y parlamentario.

España y Portugal buscan vías de cooperación entre ambos países en la cumbre hispanolusa

Foto: Miguel Riopa
AFP

España y Portugal celebran su XXIX Cumbre bilateral, una cita anual entre ambos países, en un momento en el que las relaciones entre los países y personales entre sus dos presidentes son muy satisfactorias, a pesar de la diferencia ideológica entre ambos gobiernos. Lo hacen, por primera vez en la historia, en una cumbre que tiene lugar en ambos países: en la ciudad española de Salamanca y en Vila Real, un municipio luso.

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y su homólogo portugués, Antonio Costa, han iniciado hoy la cita a bordo de un barco que realiza una travesía por el Duero durante la que han analizado las relaciones entre ambos países y otras cuestiones de política internacional. Rajoy ha publicado una foto del recibimiento a Costa en su cuenta de Twitter junto a un comentario en el que considera la cumbre “una magnífica oportunidad para potenciar aún más unas relaciones excelentes” y destaca la “gran sintonía” bilateral.

Las cumbres ibéricas se celebran habitualmente cada año organizadas de forma alterna por cada país, pero ésta se ha demorado (la última fue en la localidad pontevedresa de Baiona en junio de 2015) debido al periodo durante el que Rajoy estuvo en funciones. Portugal es quien organiza la cita de este año, pero el Gobierno de Costa decidió que se iniciara en la parte española y con un trayecto por el Duero para evidenciar la necesidad de la cooperación transfronteriza entre ambos países.

A las 21:15 ha comenzado la cena oficial de la Cumbre y, paralelamente, se vienen celebrando encuentros empresariales organizados por la CEOE española y la CIP, su equivalente portugués. Hay 2.200 empresas españolas y 400 portuguesas que realizan actividad a ambos lados de la frontera y el intercambio comercial entre ambas naciones alcanzó en 2016 los 28.797 millones de euros, el máximo histórico.

Tras la rueda de prensa con la que concluirá la cita bilateral a medio día del martes, Rajoy volará inmediatamente a Madrid para estar presente en el Congreso por la tarde, cuando está prevista la votación de los Presupuestos Generales del Estado.

TOP