Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Se eleva a 41 el número de muertos por el choque de trenes en Egipto

Foto: Osama Nageb
Reuters

El número de muertos por el choque de trenes ocurrido este viernes a las afueras de la ciudad egipcia de Alejandría ha aumentado a 41, mientras que otras 132 personas siguen hospitalizadas, doce de ellas en estado grave, ha informado esta sábado el Ministerio de Sanidad. La mayoría de las víctimas tiene heridas leves o moderadas y pronóstico estable, pero doce están en cuidados intensivos, ha afirmado el portavoz del Ministerio de Sanidad y Vivienda, Jaled Muyahid, en unas declaraciones al diario oficial Al Ahram.

Otras 47 personas que fueron atendidas en hospitales después del accidente ya han recibido el alta, ha añadido la misma fuente. El accidente se produjo en la zona de Jorshed, cerca de la estación ferroviaria del municipio de Abis, vecino a Alejandría, cuando uno de los convoyes, procedente de El Cairo, golpeó al otro tren, que venía de Port Said (norte) y que estaba parado en la vía.

El Ministerio de Transporte anunció que ya se ha completado el trabajo de liberación de las vías, por lo que se ha restablecido el tráfico ferroviario en Alejandría, la segunda mayor ciudad del país.

Las averías, retrasos y accidentes son frecuentes en la vetusta y mal conservada red ferroviaria de Egipto, aunque este siniestro es el más grave ocurrido en el país desde 2012 y ya está siendo investigado por la fiscalía y por el Gobierno.

El maquinista del tren procedente de El Cairo, que embistió al otro convoy, se entregó a la policía y fue trasladado a comisaría para ser sometido a un interrogatorio.

Continúa leyendo: Detenido un hombre en Vigo por los incendios de Galicia

Detenido un hombre en Vigo por los incendios de Galicia

Foto: MIGUEL VIDAL
Reuters

La Guardia Civil ha detenido a un hombre en Vigo por causar supuestamente un incendio a causa de una imprudencia el pasado domingo en la localidad de Os Blancos, en Ourense, ha informado el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, a través de su cuenta de Twitter. La alerta por la ola de incendios que en los últimos días ha afectado Galicia y ha dejado cuatro muertos ha sido ya desactivada, según informó el Gobierno regional de la Xunta el martes.

El detenido es un hombre de 55 años, con las iniciales MAMN. El incendio comenzó el día 15 de octubre en una finca de su familia en Os blancos, donde una hectárea de monte arbolado resulto afectada y el fuego se quedó a “escasos 300 metros de un núcleo urbano y a 200 metros de una granja”, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

“La detención se ha producido gracias a la colaboración ciudadana”, ha informado la Guardia Civil, añadiendo que el detenido “ya contaba con antecedentes previos por quema de rastrojos”.

Esta detención ha tenido lugar un día después de que la Guardia Civil anunciara el hallazgo de un “potencial artefacto incendiario” en el municipio de Salceda de Caselas, en Pontevedra. Este artefacto estaba formado por seis globos de color blanco y una bengala. Un vecino de la localidad puso en conocimiento de la Guardia Civil la existencia de este artefacto, que encontró el domingo posado sobre unos viñedos próximos a una carretera.

Los agentes investigan su capacidad explosiva y si podría tener relación con los incendios forestales, aunque el lugar donde se encontraba está alejado de las zonas afectadas por el fuego.

La mejora de la situación en Galicia y en Asturias, debido principalmente a la llegada de lluvias, ha permitido el regreso a sus casas de decenas de personas que habían sido desalojadas por el peligro de ser alcanzadas por las llamas. Las autoridades consideran que los fuegos que han arrasado una parte del norte de España.

Continúa leyendo: Más de 30 muertos en un ataque talibán a un cuartel de la Policía en Afganistán

Más de 30 muertos en un ataque talibán a un cuartel de la Policía en Afganistán

Foto: Stringer
Reuters

Al menos 32 personas han muerto este martes y otras 200 han resultado heridas, en su mayoría miembros de las fuerzas de seguridad, en el ataque de los talibanes a una instalación de la Policía en la provincia de Paktia, en el este de Afganistán, según un balance de los servicios de sanidad provinciales. “La mayoría de las víctimas son miembros de las fuerzas de seguridad” ha asegurado a Efe el vicegobernador de Paktia, Abdul Wali Sahi.

El vicegobernador ha añadido que el lugar del ataque se encuentra en estos momentos “en calma”, aunque ha anotado que la operación para despejar el área continúa, por lo que el número de víctimas podría aumentar. “Prosiguen las labores de búsqueda de víctimas entre las ruinas y el edificio”, ha explicado Sahi, que ha revelado que el jefe de la Policía local, Toryalai Abyani, se encuentra “herido grave pero aún está con vida”.

Según el vicegobernador, aún no está claro el número de atacantes y se desconoce si todavía queda alguno oculto en las instalaciones. El Ministerio del Interior afgano había confirmado con anterioridad en un comunicado la muerte de al menos “dos de los atacantes”.

El ataque se ha producido alrededor de las 9:30, hora local, en el cuartel de Gardiz, capital de Paktia, y donde la Policía tiene su sede principal para las provincias de Paktia, Paktika, Khost y Logar. El portavoz del gobernador de Paktia, Abdullah Hasrat, ha indicado a Efe que el ataque ha comenzado cuando un suicida ha detonado los explosivos que llevaba pegados al cuerpo abriendo paso a un vehículo bomba que ha detonado a continuación. “Los dos ataques se han producido contra la primera entrada del cuartel de la Policía”, ha afirmado la fuente.

Este mismo cuartel ya fue objeto de un ataque talibán el pasado mes de junio, cuando 11 personas murieron y 20 resultaron heridas en una acción realizada por un grupo de seis talibanes. En los últimos dos años y medio, el Gobierno afgano ha ido perdiendo terreno ante los talibanes hasta controlar apenas un 57 % del país, según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) del Congreso de Estados Unidos.

Según datos de esa misma fuente, entre enero y noviembre de 2016 al menos 6.785 miembros de las fuerzas de seguridad afganas murieron y otros 11.777 resultaron heridos, en línea con el recrudecimiento del conflicto.

Continúa leyendo: El paso de la tormenta Ofelia por Irlanda deja al menos tres muertos

El paso de la tormenta Ofelia por Irlanda deja al menos tres muertos

Foto: Clodagh Kilcoyne
Reuters

Tres personas han muerto en Irlanda por el paso de la tormenta Ofelia, según indican medios locales. La tormenta más poderosa en pasar por Reino Unido e Irlanda del Norte en los últimos 50 años ha llegado con vientos máximos sostenidos de 105 millas por hora (165 kilómetros por hora), según ha informado el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos.

A pesar de los estragos que ha causado, este ciclón post-tropical ha perdido su intensidad durante estos últimos días, descendiendo de categoría 2 a 1, llegando a las islas europeas en forma de tormenta. En Irlanda, las autoridades han cancelado las clases este lunes a la espera de la entrada del tormenta a la isla.

El portavoz del servicio meteorológico de Irlanda, Met Éireann, ha advertido de la peligrosidad de esta tormenta ya que traerá ráfagas “violentas y destructivas” especialmente en el suroeste y en el sur de la isla por la mañana y en la costa este por la tarde.

Con motivo de su paso, “la intensa lluvia y la tormenta puede traer inundaciones en las costas” y puede conllevar un “riesgo potencial de vidas”. Por otro lado, el servicio meteorológico británico, Met Office, ha dicho que la tormenta azotará las costas del oeste de Escocia, Gales e Inglaterra.

Antes de Ofelia, Frances fue el huracán de categoría 3 más alejado que ha hecho presencia en la cuenca del Atlántico en en 1980. Aunque, por otra parte, algunos expertos comparan esta tormenta con el huracán Debbie, ocurrido en 1961, que mató a 12 personas en Irlanda.

Continúa leyendo: Al menos 43 personas han muerto en Portugal a causa de los incendios

Al menos 43 personas han muerto en Portugal a causa de los incendios

Foto: Miguel Riopa
AFP

Al menos 43 personas han muerto en Portugal y unas 70 han resultado heridas, una decena de las cuales se encuentran en estado grave, por los incendios que desde el domingo devastaron varias regiones del país, según un nuevo balance comunicado el jueves por la Autoridad Nacional de Protección Civil”.

“Podemos confirmar la muerte de 27 personas en los distritos de Coimbra, Castelo Branco, Viseu y Guarda”, situados en el centro y norte de Portugal, había declarado en una conferencia de prensa la portavoz de Defensa Civil, Patricia Gaspar días antes de que aumentaran las víctimas a 43. El domingo había 440 fuegos declarados en Portugal, “el peor día desde principios de año”, ha afirmado Gaspar, según AFP.

El primer ministro, Antonio Costa, ha declarado el “estado de catástrofe” en el país, donde el domingo por la noche 3.700 brigadistas lucharon por apagar los 26 incendios de gran envergadura que estaban activos. El fuego fue atizado por ráfagas de viento de hasta 90 kilómetros por hora originadas en el huracán Ophelia, que avanzaba por el norte de la costa española hacia Irlanda. La región de Galicia también registró diferentes focos de incendio.

El presidente del gobierno regional, Alberto Núñez Feijóo, dijo el domingo que había quince focos de fuego activos en esa región del noroeste de España y que “la situación es crítica” con zonas urbanas amenazadas. Los incendios han movilizado a miles de brigadistas, que actúan apoyados por soldados y por los habitantes de la zona. Según las previsiones meteorológicas, el lunes debían bajar las temperaturas y registrarse lluvias, que podrían ayudar a los brigadistas a controlar el fuego.

El huracán Ophelia, el mayor registrado hasta ahora tan al este sobre el Atlántico, es el primero desde 1939 que avanza tan al norte.

Entre tanto, en España, específicamente en Galicia y Asturias también se han registrado incendios que han causado cuatro muertes. La Xunta de Galicia ha asegurado mantener la vigilancia activa para que las llamas también procedentes de Portugal, que logran cruzar incluso el río Miño, no se extiendan por los montes del norte de España. Cerca de 4.500 bomberos y más de 200 militares tratan de parar las llamas que, a la vez que en Galicia y en Asturias, amenazan a las poblaciones cercanas, informa Efe.

TOP