Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Una guerrilla birmana captura a 260 trabajadores de un hotel para que trabajen para ella

Foto: Stringer China
Reuters/File

La guerrilla Ejército de la Alianza Democrática Nacional de Myanmar (Birmania) asaltó un hotel del norte del país la semana pasada y se llevó a 260 trabajadores del establecimiento para que trabajasen para ellos. Los hechos no se han dado a conocer hasta hoy, a través de la prensa local. Los nuevos “reclutas”, 150 mujeres y 110 hombres, fueron transportados al cuartel general de este grupo que opera en la región de Kokang, en el estado Shan (noreste), para recibir formación militar, según fuentes militares citadas por el diario estatal The Global New Light of Myanmar.

Los 45 rebeldes que asaltaron el hotel situado en Laukkaing (también Laukkai), la capital de Kokang, se llevaron además dinero y numerosos vehículos, después de asesinar a uno de los trabajadores del establecimiento que se negó a colaborar. El Ejército birmano y este grupo armado fundado en 1989 y que lucha por la independencia de Kokang con una fuerza de alrededor de 2.000 combatientes han mantenido 48 enfrentamientos que han causado “docenas” de muertos en las filas gubernamentales entre el 6 y el 12 de marzo, según la misma fuente.

Cerca de 140.000 personas, la mayoría de la minoría musulmana rohinyá, han sido desplazadas en Birmania desde septiembre por culpa de los conflictos armados que afectan a varias zonas del oeste y noreste del país, según datos de Naciones Unidas. Los enfrentamientos en los estados Shan y Kachin, cerca de la frontera china, han causado entre noviembre y diciembre unos 150 muertos entre rebeldes, fuerzas de seguridad y civiles. Siete guerrillas se han desmarcado del plan de paz que impulsa la nobel de la paz Aung San Suu Kyi, la jefa de facto del Gobierno birmano.

Una mayor autonomía es la reivindicación principal de casi todas las minorías étnicas de Birmania, incluidos chin, kachín, karen, kokang, kayah, mon, rakáin, shan y wa, y que juntas representan más del 30 por ciento de los 48 millones de habitantes del país. Birmania ha estado gobernada por generales desde 1962 hasta el año 2011, cuando empezó una transición tutelada por los militares que desembocó en las elecciones de 2015, que ganó el movimiento democrático de Suu Kyi y le permitió formar gobierno el 30 de marzo del año siguiente.

Temer retira las tropas de Brasilia en medio de fuertes críticas

Foto: PAULO WHITAKER
Reuters

El presidente brasileño, Michel Temer, retiró este jueves de las calles de Brasilia las tropas del Ejército que había movilizado ante una masiva protesta que demandó su renuncia, pero la presión por su salida aumenta y aviva una incierta crisis.

La protesta que este miércoles llevó a las calles de Brasilia a unas 50.000 personas (150.000, según la organización) acabó con graves disturbios y un ministerio parcialmente incendiado, tras lo cual Temer ordenó a las Fuerzas Armadas que se ocuparan de mantener el orden y la seguridad en la capital.

Temer, que lucha desde hace una semana por su supervivencia política, acorralado por acusaciones de corrupción, se vio obligado a recular esta mañana en medio del aluvión de críticas en un país que vivió bajo dictadura militar entre 1964 y 1985.

Un total de 1.500 militares fueron desplegados la tarde del miércoles frente a los ministerios, que quedaron con sus fachadas parcialmente destrozadas y parte de su mobiliario quemado por los ataques de jóvenes encapuchados durante la masiva manifestación para exigir la salida de presidente.

En medio de una lluvia de gases lacrimógenos y duros choques entre policías y activistas, el gobierno obligó a evacuar a su personal y llamó a las tropas.

“No teníamos otra alternativa para impedir víctimas entre servidores y el destrozo del patrimonio público. Fue para cesar aquel proceso de barbarie”, dijo el ministro de Defensa, Raul Jungmann, al levantar la orden esta mañana considerando que “la ley y el orden” habían sido restablecidos.

Pequeños grupos de soldados con armas largas y escudos estaban distribuidos hasta las 14H00 GMT a lo largo de la avenida de los ministerios, reguardando las entradas a los edificios.

“Siento que esto no se justificaba, la policía podía hacer ese trabajo. Esta medida demuestra solo que el gobierno está agonizando, fue algo desesperado”, dijo a la AFP Renata Maia, una trabajadora del ministerio de Ciencia y Tecnología, mientras desayunaba con un colega al lado de los cristales rotos del edificio.

“Llegaron muy tarde. Tenían que estar aquí ayer y no hoy”, consideraba Jonathan Figuereido, del ministerio de Desarrollo Social.

La jornada de protestas, que según las autoridades congregó a 45.000 personas, se saldó con 49 heridos, uno de ellos por arma de fuego, siete detenidos, así como con daños en ocho ministerios y en la icónica Catedral de Oscar Niemeyer.

La salida de Temer

Mientras Temer es asediado por la justicia, el Congreso ya debate a puertas cerradas una eventual sucesión.

El mandatario dijo que no renunciará y, como respuesta, recibió la presentación de 16 peticiones de impeachment ante la Cámara de Diputados.

Acusándolo de un crimen de responsabilidad (que atañe solo a funcionarios públicos), este jueves presentó el suyo la Orden de Abogados de Brasil (OAB), una entidad que jugó un papel clave en el juicio que hace un año destituyó a Dilma Rousseff y puso fin a un ciclo de 13 años de la izquierda en el poder.

“Estamos nuevamente, en un brevísimo espacio de tiempo, pidiendo el impeachment de un presidente de la República, pero de forma absolutamente independiente”, dijo el presidente de la OAB, Claudio Lamachia.

Pero muchos en el Parlamento apuestan a una salida institucional a través del Tribunal Supremo Electoral, que a partir del 6 de junio examinará una denuncia para anular el resultado de las elecciones de 2014, en las que fue reelegida la fórmula Rousseff-Temer.

Irónicamente, esa acusación por abusos cometidos en la campaña llegó de la mano de su actual mayor aliado, el PSDB, que fue derrotado ajustadamente en esos comicios.

Pero fuentes en el Palacio presidencial de Planalto dijeron este jueves a la AFP que Temer se mantiene “firme y maniobrando para tratar de aplacar la crisis” y sus aliados creen que el juicio en el TSE no será tan rápido como muchos esperan.

En caso de vacío en la Presidencia durante la segunda mitad de un mandato, la Constitución determina que el Congreso debe elegir un nombre para completarlo. Sin embargo, a muchos en Brasil no les gusta que la decisión sea tomada por un Congreso desprestigiado, donde decenas de legisladores están investigados por su posible participación en una red de sobornos en Petrobras.

Las elecciones directas que reclama la izquierda y la multitud en las calles sólo podrían celebrarse en caso de que se hiciera una enmienda constitucional.

La economía, a un año del impeachment

Sea como fuere, Brasil se encuentra nuevamente en zona de turbulencia apenas un año después del impeachment de Rousseff.

Temer tomó su relevo para completar el mandato hasta finales de 2018 buscando aplicar un programa de severos ajustes para sacar al gigante latinoamericano de la peor recesión de su historia.

En momentos en que la economía comenzó a dar las primeras señales de recuperación, pese a tener un desempleo récord y un enorme déficit fiscal, los escándalos de corrupción volvieron a golpear, esta vez sobre la figura presidencial.

La gota que desbordó el vaso cayó la semana pasada con la divulgación de una grabación de Temer en la que parece avalar el pago de un soborno a un exdiputado preso.

El Supremo Tribunal Federal abrió una investigación sobre el caso y la Fiscalía General acusa a Temer de obstrucción a la justicia, en una trama donde ve corrupción y organización criminal.

Temer despliega a las Fuerzas Armadas para “recuperar el orden” en las calles de Brasil

Foto: UESLEI MARCELINO
Reuters

El Gobierno brasileño ha asegurado este miércoles que el decreto del presidente Michel Temer que autoriza la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles del Distrito Federal será revocado cuando se haya restablecido el “orden”, tras los graves incidentes ocurridos el mismo día.

El presidente de la República, tras confirmarse la insuficiencia de los medios policiales solicitados por el presidente de la Cámara de Diputados, ha decidido emplear, con base en el artículo 142 de la Constitución Federal, efectivos de las Fuerzas Armadas”, ha asegurado en un comunicado la Secretaría de Comunicación Social.

Según la nota, la presencia de los militares en las calles del Distrito Federal “garantizar la integridad física de las personas, proporcionar la evacuación segura de los edificios de la avenida de los ministerios y proteger el patrimonio público, tal como ha ocurrido anteriormente en varios estados brasileños. Restableciéndose el orden, el documento será revocado”, concluye la nota.

Según ha explicado en una rueda de prensa el ministro de Defensa, Raul Jungmann, Temer ha autorizado la presencia de las Fuerzas Armadas en las calles de la capital Brasilia hasta el próximo 31 de mayo tras las violentas protestas de este miércoles para pedir la renuncia del mandatario, que han dejado un saldo de al menos 49 heridos y 7 detenidos.

Tras ello, 1.300 militares del Ejército y 200 fusileros navales se han desplegado por las calles del Distrito Federal.

De acuerdo a la Policía Militar, en la manifestación han participado entre 35.000 y 40.000 personas que marcharon pacíficamente hasta la sede del Congreso, donde comenzaron unos serios incidentes que luego se expandieron a lo largo de los dos kilómetros de la avenida en la que se concentran los edificios de los ministerios del Gobierno.

En medio de los desórdenes, el Ministerio de Agricultura ha llegado a ser atacado con bombas molotov que han provocado un incendio en una de sus entradas y ha sido sofocado finalmente por los bomberos, que actuaron inmediatamente pese a que los enfrentamientos proseguían.

También han sido atacados los ministerios de Hacienda, Cultura, Turismo y Energía y Minas, y a lo largo de la avenida muchos de los manifestantes le prendieron fuego a contenedores de basura y otros objetos.

Temer está bajo fuego cruzado desde la semana pasada por unas confesiones de directivos del grupo JBS que lo implican directamente en hechos de presunta corrupción, por los que la Corte Suprema ha decidido iniciar una investigación.

El mandatario, que en los últimos días ha perdido el apoyo de diversos sectores de su propia base parlamentaria, se encontraba al momento de los disturbios en el Palacio presidencial de Planalto, donde ha recibido a legisladores de distintos partidos.

El presidente de Sudán del Sur anuncia un alto el fuego unilateral

Foto: Stringer
Reuters

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, ha anunciado este lunes un alto el fuego unilateral en el conflicto que, desde 2013, le enfrenta a la oposición armada liderada por el exvicepresidente Riek Machar.

Declaro un alto el fuego unilateral desde hoy, así como ordeno a la comandancia del Ejército Popular que aplique esta decisión. Todos nosotros sabemos que el alto el fuego unilateral no obliga a la otra parte a respetarlo, por lo que tenemos derecho a defendernos si la otra facción nos ataca”, ha declarado Kiir en un discurso ante un comité de diálogo nacional instaurado en Yuba, en el que participan representantes del gobierno y de la oposición.

Machar, sin embargo, no forma parte de este comité, ya que Kiir considera que su presencia “causará problemas”. No obstante, ha afirmado que el exvicepresidente podrá enviar delegados en su nombre. Además, ha pedido a los servicios de seguridad que no detengan a ningún opositor que quiera participar en el proceso de diálogo en Yuba, al que ha llamado a sumarse a “cualquier persona”.

Además de el alto el fuego anunciado durante este diálogo nacional, el presidente ha ordenado la liberación de todos los presos políticos.

A la sesión del comité han asistido el presidente de Uganda, Yoweri Museveni, y representantes de la Unión Africana y de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo de África Oriental.

Sudán del Sur se independizó de Sudán en julio de 2011 y, dos años más tarde comenzó el conflicto entre las fuerzas de Kiir, de etnia dinka, y las de Machar, de la tribu nuer. Aunque en agosto de 2015 firmaron un acuerdo de paz, en julio de 2016 volvieron a estallar los enfrentamientos, que han causado miles de muertos y desplazamientos, además de provocar una dramática hambruna.

Un ataque del Daesh contra posiciones del ejército sirio deja más de 60 muertos, incluidos 15 civiles

Foto: SANA
Handout via Reuters

Al menos 67 personas han muerto este jueves, entre ellas 15 civiles, en un ataque del grupo terrorista Daesh contra posiciones de las fuerzas gubernamentales sirias en la provincia central de Hama, informa el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). Entre los civiles fallecidos hay cuatro mujeres y cinco niños. En un primer momento el balance era de 46 personas muertas.

Además de los civiles y los miembros del ejército, 15 yihadistas han perdido la vida durante la acción en la que el autoproclamado Estado Islámico (EI) ha conquistado posiciones de sus oponentes en las zonas de Al Mabuya y Aqareb al Safia, en el noreste de Hama, según fuentes próximas a este grupo extremista. La ofensiva de los radicales comenzó al amanecer sobre esas dos poblaciones, situadas a 15 kilómetros de la ciudad de Al Salamiya.

Los yihadistas se han hecho con el control de Al Mabuya y Aqareb al Safia, ambas de mayoría alauí, una de las ramas del islam que profesa el presidente sirio, Bashar Al Assad, ha informado la agencia de noticias Amaq, vinculada al EI, a través de Telegram. Sin embargo, esta información no ha sido confirmada por ninguna otra fuente.

SANA, la agencia de noticias oficial siria, había asegurado previamente que unidades del ejército, apoyadas por las Fuerzas de Defensa Nacional – las milicias progubernamentales- repelieron un ataque de los yihadistas contra Aqareb al Safia. Según la fuente citada por SANA, los extremistas intentaron infiltrarse en la localidad por el sur sin lograrlo.

Esta ofensiva del EI coincide con un ataque de las fuerzas gubernamentales sirias contra los radicales en la vecina provincia de Alepo, informa EFE

TOP