The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Trump amenaza con declarar una emergencia nacional para financiar el muro

The Objective
Última actualización: 5 Ene 2019, 8:40 am CEST
Foto: JIM YOUNG | Reuters

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha amenazado con declarar una emergencia nacional para ordenar la construcción de un muro fronterizo con México sin la necesidad de la aprobación de fondos por parte del Congreso. "Lo puedo hacer si quiero", dijo este viernes tras asegurar que está "preparado" para que la parálisis presupuestaria que mantiene al Gobierno cerrado y que se extiende desde el 22 de diciembre dure más de un año, tras una reunión con los líderes demócratas del Congreso para intentar forjar un acuerdo.

"Podemos declarar una emergencia nacional y construirlo muy rápidamente. No lo he hecho, pero quizás lo haga. Pero si podemos hacerlo a través de una negociación, lo vamos a intentar", argumentó Trump, que durante su intervención sopesó la idea de construir una "poderosa estructura de metal" como alternativa a un muro de hormigón, aunque no dio más detalles al respecto.

"Hemos explicado que lo que necesitamos son 5.600 millones de dólares. Estamos hablando de seguridad nacional, no es un juego. No vamos a abrir el Gobierno hasta que este problema esté resuelto", remarcó

Con la inauguración del nuevo Congreso este jueves, Estados Unidos ha entrado en un nuevo ciclo electoral, en el que los republicanos siguen dominando el Senado pero los demócratas han recuperado la Cámara de Representantes, con Nancy Pelosi como la principal portavoz de la oposición.

La Administración está parcialmente cerrada desde el pasado 22 de diciembre debido a que la negociación entre republicanos y demócratas en el Congreso se bloqueó por la exigencia de Trump de que el proyecto de presupuestos incluya una partida de más de 5.000 millones de dólares para financiar el muro fronterizo.

La actitud inamovible de Trump respecto a la construcción del muro, que fue una de sus promesas electorales estrella, y la negativa continua por parte de los demócratas para pactar sobre esta cuestión, ha llevado al Gobierno a estar parcialmente cerrado 14 días.

Las negociaciones sobre la parálisis del gobierno, un elemento de presión potente en la política estadounidense, también son una batalla por la comunicación, en la cual cada partido intenta responsabilizar al otro del cierre, que afecta a cerca de 800.000 funcionarios, que se ven obligados a estar en licencia sin sueldo.