Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Trump autoriza a la CIA a usar drones para atacar a terroristas

Foto: Larry Downing
Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, autorizó a la CIA (Agencia Central de Inteligencia) a utilizar sus drones para atacar presuntos terroristas, un papel que antes tenía asignado exclusivamente el Pentágono, informó este lunes The Wall Street Journal.

El diario, que cita fuentes oficiales no identificadas, indica que esa decisión, de carácter secreto, representa un cambio respecto al esquema planteado por la anterior Administración de Barack Obama, que había limitado el papel de la CIA.

El periódico recuerda que, con el esquema anterior, los drones de la CIA se usaban para labores de reconocimiento y captura de información con el fin de localizar personas sospechosas de terrorismo, y después el ataque lo realizaban los militares.

Ese “enfoque híbrido”, según el Journal, se utilizó por ejemplo para el ataque que terminó con la vida del líder talibán Ajtar Mansur en mayo de 2016 en Pakistán.

Las fuentes dijeron que la primera vez que la CIA usó esa prerrogativa fue a fines de febrero pasado en un ataque en el norte de Siria que terminó con la vida del dirigente de Al Qaeda Abu al Jair al Masri, yerno de Osama bin Laden.

Al Qaeda había confirmado el 2 de marzo la muerte de Al Masri, por la acción de un avión no tripulado, pero es la primera vez que, según el Journal, se sabe que fue un dron de la CIA el encargado de lanzar el ataque.

Según el periódico, la nueva orden se aplica específicamente para las operaciones de la CIA en Siria, pero eventualmente podría ampliarse a otros escenarios de la lucha contra el yihadismo, como Yemen, Libia, Somalia o cualquier otro lugar.

Las fuentes señalaron al Journal que las órdenes a la CIA fueron dadas por Trump no mucho después de la reunión que tuvo con responsables de esa agencia de inteligencia en su cuartel general el 21 de enero, un día después de que llegara a la Casa Blanca.

Continúa leyendo: El Obamacare se mantiene gracias al rechazo de una senadora republicana

El Obamacare se mantiene gracias al rechazo de una senadora republicana

Foto: Jacquelyn Martin
AP Foto

El último intento del presidente Donald Trump de derogar y sustituir el plan de salud de su antecesor Barack Obama ha fallado el lunes después de que una tercera senadora republicana se pronunciara en contra, informa AFP.

“Simplemente esta no es la manera en que deberíamos abordar una materia tan importante y complicada, que tendría que ser tratada de manera cuidadosa y justa para todos los estadounidenses”, dijo la senadora Susan Collins en un comunicado, donde ha anunciado su oposición a la ley que buscaba reemplazar el programa de salud Obamacare.

Collins se une así a los senadores John McCain y Randy Paul, republicanos que también se han opuesto a este proyecto de ley, que los líderes del partido esperaban aprobar antes del 30 de septiembre (cuando finaliza el año fiscal), pues así el mismo podía ser aprobado por mayoría simple.

Los republicanos tienen 52 de los 100 senadores, por lo que solo pueden tener dos desertores. En julio una versión previa de este proyecto de ley había fracasado, lo que ha provocado la furia de Trump, quien había prometido la derogación del Obamacare.

El golpe de gracia ha sido dado por la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), que este lunes ha hecho público un alarmante análisis de la llamada ley Graham-Cassidy.

De acuerdo a los economistas del CBO, “millones” de personas adicionales quedarían sin cobertura médica con esta reforma. Debido a la apresurada redacción del texto, los expertos no han tenido tiempo de hacer un análisis detenido. En versiones previas de esta ley, entre 16 y 32 millones habrían “perdido” su cobertura para el año 2026.

El plan republicano consistía en transferir a los estados una parte del presupuesto federal de la salud, al tiempo que reducía los créditos y permitía a las autoridades locales eliminar las regulaciones existentes en el mercado de los seguros privados.

Un grupo de doctores, grupos de enfermos, compañías de seguros y de representantes demócratas electos por voto popular se han movilizado para que fallara este último intento.

El lunes una audiencia en el parlamento ha sido interrumpida por docenas de manifestantes en sillas de ruedas que han debido ser sacadas del lugar por la policía. “Maten a la reforma, no a nosotros”, han dicho en coro.

Continúa leyendo: Seúl urge "evitar una mayor escalada" con Pyongyang

Seúl urge "evitar una mayor escalada" con Pyongyang

Foto: MOHD RASFAN
AP PHOTO/ POOL

Corea del Sur ha urgido el lunes a Estados Unidos a “evitar una mayor escalada de las tensiones” con Corea del Norte, después de que Pyongyang acusara al presidente estadounidense Donald Trump de “declarar la guerra” a ese país, informa AFP.

“Es muy probable que Corea del Norte haga otras provocaciones. Es imprescindible que nosotros, Corea y Estados Unidos, juntos, manejemos la situación (…) para evitar una mayor escalada de las tensiones o cualquier tipo de choques militares accidentales que pueden salirse rápidamente de control”, ha dicho el lunes la ministra de Exteriores surcoreana, Kang Kyung-wha, en un discurso en Washington.

“Es imprescindible que nosotros, Corea y Estados Unidos, juntos, manejemos la situación (…) para evitar una mayor escalada de las tensiones o cualquier tipo de choques militares accidentales que pueden salirse rápidamente de control“, ha añadido.

Al hablar en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, la canciller surcoreana ha subrayado: “No puede haber una nueva guerra”. Según ha manifestado, el régimen comunista norcoreano, liderado por Kim Jong-Un, parece haber hecho progresos “más rápidos de lo esperado” en el desarrollo de armas nucleares.

“Pyongyang se está acercando rápidamente a su objetivo declarado de tener misiles balísticos nucleares capaces de alcanzar Estados Unidos”, ha advertido.

Según Kang, Corea del Norte “debe cambiar de actitud”, “y el primer paso sería cesar las provocaciones”.

Para esto, la jefa de la diplomacia la “máxima presión” y fuertes sanciones como “herramienta diplomática” para convencer a Pyongyang de volver a la mesa de negociaciones para una “desnuclearización total, verificable e irreversible” de la Península de Corea.

Continúa leyendo: El fútbol americano se rebela contra Donald Trump

El fútbol americano se rebela contra Donald Trump

Foto: Jeffrey T. Barnes
AP Foto

Donald Trump seguramente no se imaginaba en lo que se metía cuando hace unos días planteó que los propietarios de los equipos de fútbol americano debían “echar a ese hijo de…” que se arrodillaba durante el himno de Estados Unidos.

El comentario había sido aplaudido por los asistentes a un acto del presidente en Huntsville, Alabama, pero ha calado hondo en el deporte más popular de Estados Unidos, en el que la mayoría de los jugadores son negros y muchos vienen de barrios pobres y peligrosos, donde han sido criados por madres solteras a las que veneran. “Soy hijo de una reina”, ha declarado visiblemente emocionado el lineman defensivo de los Falcons, Grady Jarrett.

“No hay hijos de… en esta liga”, dijo el técnico de los Lions Jim Caldwell el domingo, cuando al menos 200 jugadores de la NFL (la liga del fútbol profesional americano) se arrodillaron, se sentaron o rezaron durante el himno nacional, para protestar por los comentarios de Trump. Tres equipos directamente esperaron a que hubiese terminado el himno para salir al terreno de juego.

La protesta había comenzado el año pasado con el jugador del equipo 49ers de San Francisco, Colin Kaepernick, y la semana pasada había contado con apenas seis adeptos. Pero los comentarios de Trump han generado furibundas reacciones en el mundo del deporte y sobre todo en la NFL.

Trump ha insinuado que la NFL se estaba reblandeciendo por prohibir los golpes fuertes. Ha retirado la invitación a la Casa Blanca a los Warriors de Golden State, campeones de la NBA, después de que el astro del quinteto, Stephen Curry, y otros jugadores dijeron no estar seguros de ir, en desacuerdo con algunas actitudes del mandatario.

Jugadores, propietarios de equipos y comisionados pasados y presentes han criticado duramente a Trump por sus comentarios, pero las reacciones más airadas han venido de jugadores que se han sentido ofendidos porque han insultado a sus madres.

“Esto es una tragedia, que tengamos que seguir teniendo estas discusiones”, ha declarado el jugador novato de los Browns, DeShone Kizer, tras la derrota 31-28 ante los Colts de Indianápolis. “Sé bien que no soy ningún hijo de… y pienso seguir haciendo todo lo que esté a mi alcance para promover la igualdad que necesita este país”.

Después de haber propuesto que los jugadores de la NFL que se han plegado a la protesta del himno deben ser despedidos, Trump escribió el domingo en un tuit que la liga debería obligar a todo el mundo pararse cuando se ejecuta el himno y que los aficionados deberían darle la espalda a todo el que no lo hace.

“Me asombra que, con todo lo que pasa en el mundo, eso sea lo que le preocupa. Eres el líder del mundo libre y te pones a hablar de esto”, ha comentado el jugador de los Delfines, Michael Thomas. “Como hombre, como padre, como afroamericano, como parte de la NFL y como uno de esos ‘hijos de…’, lo tomo como algo personal”.

Los receptores de los Buccaneers, Mike Evans y DeSean Jackson, que se han arrodillado durante el partido con los Vikings, han dicho que los comentarios de Trump eran particularmente problemáticos en el contexto de los que hizo hace poco en relación con unas protestas de supremacistas blancos en Charlottesville, Virginia.

“¿Por qué hace hincapié en los deportistas?”
, ha preguntado Evans. “No lo veo tuitear sobre todas las otras cosas que pasan, sobre los neonazis, sobre la situación en Charlottesville. No lo veo hablando mucho de eso. Pero tiene el tiempo y la osadía de cuestionar a los Warriors, a Stephen Curry, a todos nosotros en la NFL que nos arrodillamos en señal de protesta. ¿Tienen tiempo para eso? Algo no funciona”.

“Y nos dice hijos de… eso fue muy ofensivo”.

“Es una total falta de respeto”, ha agregado Jackson. “Para mí, mi madre es una reina. No somos hijos de…”.

El jugador de los Bills, Lorenzo Alexander, ha dicho que permanecerá de pie durante el himno la semana que viene, pero que se ha sumado a la protesta del domingo a pesar de que apoya a los militares y se considera un patriota que quiere a su país.

Ha explicado que simplemente quería solidarizarse con sus colegas, “sobre todo tras los comentarios de nuestro presidente sobre nuestros jugadores y sobre sus madres. Y si comparas eso con la forma en que trató de presentar a los nazis y al KKK como buena gente, tenía que arrodillarme”.

Otro jugador, Brandon Marshall, quien distribuye abrigos en el invierno en Denver junto con su madre como parte de sus obras de beneficencia, ha afirmado que los Broncos se reunieron el sábado por la noche para hablar del tema.

“Se comentó que a los (supremacistas blancos) de Charlottesville les dijo que eran buena gente y a nosotros nos dijo que éramos unos hijos de…”, ha contado Marshall, ex compañero de equipo de Kaepernick en la universidad. El jugador está actualmente sin equipo.

El domingo, algunos jugadores de los Dolphins han lucido camisetas con leyendas de apoyo a Kaepernick e incluso propietarios y dirigentes de la liga apoyaron a los jugadores.

“Para mí, decirles hijos de… a unos jugadores es ofensivo y vergonzoso”, ha afirmado el lunes el comisionado de la NFL Paul Tagliabue. “Los jugadores tienen derecho a expresarse. Y nosotros tenemos derecho a apoyarlos o no. Pero no tenemos derecho a callar a nadie”.

Continúa leyendo: El hermano de Pablo Escobar demanda a Netflix 1.000 millones de dólares

El hermano de Pablo Escobar demanda a Netflix 1.000 millones de dólares

Foto: Netflix

Roberto de Jesús Escobar Gaviria, hermano mayor del narcotraficante Pablo Escobar, ha exigido a Netflix un pago de 1.000 millones de dólares al considerarse el dueño de los derechos de imagen de su hermano, ex líder del Cártel de Medellín. Lo ha hecho al más puro estilo “plata o plomo”.

El hermano del narco, que fue contable del cartel de Medellín bajo el apodo de ‘jefe de los sicarios’ por dirigir durante dos años una unidad de asesinos, ha llegado a amenazar a Netflix con “cerrar su pequeño show si no recibe 1.000 millones de dólares en concepto de derechos de imagen a causa de la serie Narcos. “Yo no juego con esta gente de Silicon Valley. Ellos tienen sus teléfonos y sus productos bonitos, pero no saben de la vida y nunca se atreverían a sobrevivir en la selva de Medellín o Colombia. Yo he hecho eso. Sus madres deberían haberlos dejado en el vientre. Eso es lo que le decimos a gente como esta si viene a Colombia”, ha añadido.

Por otro lado, ha precisado que no quiere que Netflix u otras productoras graben películas en Medellín o Colombia sobre su hermano sin su autorización. “Es muy peligroso, especialmente sin nuestro permiso. Este es mi país“, ha espetado.

El colombiano también se ha referido a la reciente muerte de un productor de la serie que buscaba localizaciones para el rodaje de la tercera temporada en México. “Necesitas eliminar todas las amenazas. Si no tienes inteligencia, debes usar armas. En este caso, Netflix debió poner sicarios a su gente como seguridad“, ha llegado a recomendar.

TOP