Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Trump condena el "mal" del "racismo" tras las críticas por su tibia respuesta al ataque de Charlottesville

Foto: Jonathan Ernst
Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha condenado este lunes el “mal” del racismo y las acciones en Charlottesville por parte de “criminales y matones, incluyendo al KKK [Ku Klux Klan], informan varias agencias. Es la primera vez que Trump señala de manera directa tanto al racismo como a la organización de extrema derecha Ku Klux Klan como causas del atropello masivo perpetrado por un supremacista blanco durante una manifestación en Charlottesville Virginia. Las declaraciones de Trump llegan días después de que empezaran a lloverle críticas, tanto fuera como dentro de Estados Unidos e incluso en las propias filas republicanas, por la tibia respuesta inicial que dio al ataque, consciente de que fueron esos mismos colectivos los que le dieron su apoyo durante las elecciones.

“El racismo es el mal y aquellos que causan violencia en su nombre son criminales y matones, incluyendo al KKK, los neonazis, los supremacistas blancos y otros grupos de odio que son repugnantes para todo a lo que le tenemos cariño como estadounidenses”. Su respuesta inicial al atropello del sábado había sido mucho menos contundentes. “Condenamos de la forma más fuerte posible esta enorme muestra de odio, intolerancia y violencia por parte de muchos frentes, de muchos frentes”, había dicho en un vídeo colgado en su cuenta de Twitter.

El ataque de Charlottesville, en imágenes 3
El personal sanitario traslada a una de las víctimas a la ambulancia. | Foto: Joshua Roberts / Reuters

Trump, que en muchas ocasiones ha criticado a otros líderes políticos por utilizar la palabra yihadismo al referirse a este tipo de atentados, evitó mencionar la palabra racismo en esta ocasión. Las críticas no se hicieron esperar. Una de las primeras fue la de Marco Rubio, senador republicano de Florida y rival de Trump en las primarias del año pasado. “Es muy importante para la nación escuchar al presidente describir los acontecimientos de Charlottesville como lo que son, un ataque terrorista de supremacistas blancos”, tuiteó Rubio. También Cory Gardner, senador republicano de Colorado, criticó a Trump por Twitter: “Señor presidente, debemos llamar al mal por su nombre. Estos eran supremacistas blancos y esto ha sido terrorismo interior”.

También en el Partido Demócrata causaron revuelo las tímidas reacciones del presidente. Brian Schatz, senador de Hawaii consideró por Twitter que “no es mucho pedir tener un presidente que condene de manera explícita a los nazis”. Por su parte, Bernie Sanders, senador de Vermont y candidato a las primarias demócratas en la carrera presidencial del año pasado, también exigió una respuesta más firme por parte de Trump. “No, señor presidente. Esto es un esfuerzo provocador por parte de los neonazis de fomentar el racismo y el odio y de crear violencia. Llámelo por su nombre”, protestó Sanders.

Y las críticas también llegaron del exterior. En Alemania, la canciller, Angela Merkel, había calificado el ataque, que ha dejado al menos tres víctimas mortales, como “violencia racista ultraderechista” y había dicho que “hay que actuar con total contundencia” y “pronunciarse con claridad”. También el ministro germano de Justicia, Heiko Maas, había criticado la “lamentable” y “poco decidida” respuesta de Trump. “El que no muestra una postura clara, tiene que aguantar los reproches de estar incluso alentando a los neonazis”, había dicho.

En Israel, el ministro de Educación y principal socio de la coalición de gobierno israelí, Naftalí Benet, había pedido a Trump una “condena inequívoca” contra el “antisemitismo” de las marchas supremacistas, en las que se mostraron esvásticas del régimen nazi. “Banderas nazis en los EE.UU. La Administración estadounidense debe condenar esto inequívocamente”, había escrito Benet en Twitter.

Continúa leyendo: Muere el fiscal general del Estado, José Manuel Maza

Muere el fiscal general del Estado, José Manuel Maza

Foto: Mariscal
EFE

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha fallecido este sábado en una clínica de Buenos Aires, donde estaba ingresado por un proceso infeccioso. Maza, que tenía 66 años, se hallaba en Argentina porque estaba participando en la Asamblea de Ministerios Públicos Iberoamericanos.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, han confirmado en Twitter el fallecimiento del fiscal general.

Maza nació en Madrid el 23 de octubre de 1951 en Madrid, de familia segoviana, y se licenció en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid en el año 1973. Fue magistrado de lo Penal del Tribunal Supremo desde 2002 hasta 2016 cuando, después de las elecciones generales de junio de ese mismo año, en noviembre fue propuesto como fiscal general, propuesta que acabó confirmándolo por parte del Consejo de Ministros como fiscal general del Estado, sustituyendo a Consuelo Madrigal.

Durante el año que ocupó el cargo de fiscal general, Maza se ha enfrentado a dos frentes de batalla especialmente polémicos. Por un lado, el nombramiento de Manuel Moix como fiscal jefe anticorrupción y su posterior dimisión tras verse involucrado en los Panama Papers. Por otro, la crisis catalana, en la que tuvo un importante papel en la respuesta penal al desafío de los independentistas.

Continúa leyendo: Policías y guardias civiles protestan para equiparar su sueldo con las policías autonómicas

Policías y guardias civiles protestan para equiparar su sueldo con las policías autonómicas

Foto: RRSS

Miles de agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han salido a la calle en Madrid para protestar contra lo que consideran una “discriminación histórica“: la brecha laboral con el resto de policías autonómicas.

La marcha, convocada por Jusapol, la asociación que une a policías y guardias civiles que reivindican justicia Salarial para los Policías, ha reunido a 75.000 agentes, según los convocantes (30.000 según los datos oficiales). Bajo el lema “justicia salarial ya” han pedido la equiparación de sueldos entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el resto de policías autonómicas y locales.

Juan Ignacio Zoido, ministro de Interior, ha declarado en una nota enviada por el Ministerio que “lo que piden nuestros policías y guardias civiles es una causa justa, porque, sencillamente, se lo merecen. Gracias a ellos, España es uno de los países más seguros del mundo”. La nota ha sido enviada coincidiendo con el inicio de la marcha.

Continúa leyendo: Muere Malcolm Young, guitarrista y cofundador de AC/DC

Muere Malcolm Young, guitarrista y cofundador de AC/DC

Foto: AC/DC

Malcolm Young, guitarrista y cofundador del grupo de rock AC/DC, ha fallecido hoy a los 64 años, tras una larga enfermedad, según ha anunciado la banda en su perfil de Facebook.

“Con profunda tristeza AC/DC tiene que anunciar el fallecimiento de Malcolm Young”, que fue junto a su hermano Angus el fundador de AC/DC, señala la nota, que destaca “la enorme dedicación y compromiso” que siempre mostró con el grupo.

Nacido en la ciudad escocesa de Glasgow, Malcolm fundó el grupo de hard rock junto a Angus en Sídney en 1973 y se retiró en 2014 debido a un proceso de demencia, por lo que ingresó en un centro especializado en la ciudad australiana.

Continúa leyendo: Fin de semana decisivo para formar gobierno en Alemania

Fin de semana decisivo para formar gobierno en Alemania

Foto: Axel Schmidt
Reuters

Angela Merkel y su partido conservador han iniciado este sábado un último fin de semana de negociaciones para alcanzar un acuerdo de principios y poder formar un gobierno, lo que evitaría una crisis política en Alemania.

La canciller, que dirige el país desde 2005, ganó las elecciones legislativas de finales de septiembre, pero su resultado decepcionante y el ascenso de la extrema derecha la privaron de una mayoría clara.

Lleva más de un mes negociando una difícil alianza entre su partido -dividido entre el ala moderada y sus miembros más conservadores-, los liberales del FDP -pronegocios y con tendencias euroescépticas- y los ecologistas eurófilos.

La canciller había fijado el jueves por la noche como fecha límite para lograr un acuerdo, pero, ante la falta de avances, los partidos decidieron darse hasta el domingo por la noche para formar una alianza de gobierno.
A la llegada de la sede berlinesa de la CDU, el partido de Merkel donde se llevan a cabo las negociaciones, la mayoría de los líderes políticos se mostraban más bien pesimistas.

“Existe la voluntad de sacar adelante esta labor política, pero no se puede hacer a cualquier precio”, advirtió Alexander Dobrindt, miembro del CSU, partido bávaro aliado de Merkel.

“El domingo a las seis de la tarde, se acabó. Este fin de semana, se tiene que decidir“, aseguró Christian Lindner, el líder del FDP, antes del inicio del encuentro.

“Creo que esta noche, podremos decir si funciona o no. Pero (el domingo) decidiremos”, ha afirmado por su parte Horst Seehofer, jefe del CSU.

‘Prueba’ para Merkel

Merkel afronta su “prueba más difícil”, según el diario Süddeutsche Zeitung. Si su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), no pacta una hoja de ruta con el FDP y los Verdes, es probable que tenga que convocar nuevas elecciones, ya que no tiene otras opciones para formar una coalición mayoritaria en el Parlamento y descartó encabezar un gobierno minoritario.

“La canciller ya ha perdido” con estas conversaciones sin fin, dijo el politólogo alemán Albrecht von Lucke en el canal de televisión n-tv. Y un fracaso de las negociaciones “le causaría un enorme perjuicio”, opinó.

En caso de nuevas elecciones, la dirigente no tiene garantizado conservar el liderazgo de la CDU, dado el creciente descontento entre sus filas desde que en 2015 decidió acoger a más de un millón de migrantes en Alemania.

La convocatoria de otros comicios sería una novedad en la Alemania de después de la Segunda Guerra Mundial. Y, en vista de los sondeos, el partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) podría mejorar sus resultados respecto a septiembre, cuando llegó en tercer lugar con el 12,6% de los votos.

‘Parálisis’ en las negociaciones

Varias cuestiones siguen dividiendo a los conservadores, los liberales y los Verdes, empezando por la inmigración.

La CDU y sus aliados bávaros del CSU quieren limitar el número de demandantes de asilo a 200.000 por año, una petición rechazada por los ecologistas, que reclaman por su parte una vuelta de los reagrupamientos familiares para los refugiados que sólo disponen de un permiso de residencia de un año renovable.

El CSU se opone a esos reagrupamientos, a un año de las próximas elecciones regionales y cuando su dominio electoral absoluto en Baviera está amenazado por AfD.

La política medioambiental es otro escollo en las negociaciones, ya que los Verdes consideran poco ambiciosas las propuestas de los demás.

Y respecto a Europa, los Verdes defienden las propuestas del presidente francés Emmanuel Macron, entre ellas la creación de un presupuesto para la zona euro, una idea inconcebible para los liberales del FDP.

El líder de los socialdemócratas, Martin Schulz, que se negó a repetir la anterior alianza de gobierno con la CDU tras las elecciones de septiembre, vaticinó el viernes que la futura coalición será incapaz de gobernar, debilitará a Alemania en Europa y alimentará la “parálisis” en el seno de la Unión Europea.

TOP