Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Trump despide de manera fulminante a 46 fiscales

Foto: Carlos Barria
Reuters

El gobierno estadounidense de Donald Trump inició este viernes una limpieza en el Departamento de Justicia, al exigir la renuncia de 46 fiscales federales designados durante el mandato de su predecesor Barack Obama.

Los presidentes estadounidenses suelen ordenar a funcionarios de confianza que renuncien cuando asumen el cargo, pero la naturaleza abrupta de la medida sorprendió a algunos, sobre todo teniendo en cuenta que a muchos fiscales se les pidió que se fueran inmediatamente.

El famoso fiscal de Manhattan, Preet Bharara, está entre quienes deben irse, a pesar que él se reunió con Trump antes de que el magnate republicano asumiera el poder y dijo que se le había pedido mantenerse en el cargo.

La portavoz del Departamento de Justicia, Sarah Isgur Flores, dijo que el secretario de Justicia y fiscal general, Jeff Session, había solicitado “a los 46 fiscales federales designados por el presidente (anterior) presentar sus renuncias con el fin de asegurar una transición uniforme”.

Con la decisión de forzar la salida de los últimos cargos de la era Obama en el ministerio público, Trump deja en manos de Sessions la determinación del color político del Departamento de Justicia. Al igual que el presidente, Sessions defiende las deportaciones masivas de inmigrantes indocumentados y ha mostrado su aversión al islam.

Irán sanciona a 15 compañías de Estados Unidos por su apoyo a Israel

Foto: AP
AP Photo

Irán ha anunciado sanciones contra 15 compañías estadounidenses por su apoyo a Israel y a las “acciones terroristas de ese régimen”, según la agencia de prensa oficial Irna. Esta decisión simbólica -las compañías aludidas no tienen negocios en la república persa- llega dos días después de que Estados Unidos sancionara a su vez a 30 compañías e individuos de diez países extranjeros, acusados de haber colaborado con el programa armamentístico de Irán.

De acuerdo con el comunicado, “queda prohibida cualquier transacción con estas compañías, sus bienes serán incautados y sus responsables no podrán obtener visado” de parte de Irán. El anuncio se enmarca en las tensiones crecientes entre Irán y Estados Unidos desde la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, muy crítico con el acuerdo de Irán y las grandes potencias sobre el programa nuclear iraní.

La decisión también es una “reacción” a las sanciones estadounidenses impuestas en febrero tras un test de misiles iraní. Entre las compañías sancionadas se encuentran United Technologies, cuya filial de Defensa habría vendido helicópteros a Israel, IIT Corporation, especializada en componentes industriales, y Bushmaster Firearms International, que fabrica armas de fuego.

Una violación en una escuela de Estados Unidos desata la polémica sobre los migrantes indocumentados

Foto: UESLEI MARCELINO
Reuters

Un caso de violación de una menor cerca de Washington se ha colocado esta semana bajo los focos de manera inusual, al ser los presuntos autores dos adolescentes hispanos que entraron ilegalmente a Estados Unidos. En tiempos normales un asunto así no habría llamado la atención de la prensa nacional, pero ha caído justo cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no deja de denunciar una frontera porosa, que los inmigrantes aumentan la criminalidad y que el gobierno no ha dado prioridad a los estadounidenses.

José Montaño, de 17 años, y Henry Sánchez Millán, de 18, fueron acusados de haber agredido sexualmente a una colegiala de 14 años en los baños de su escuela, durante el horario de clases. Los jóvenes fueron inculpados de violación y encarcelados, a la espera de ser juzgados.

Los hechos ocurrieron el 16 de marzo en una escuela pública de Rockville, en el condado de Montgomery, en el estado de Maryland, cerca de Washington. Una zona muy demócrata en donde el 76% votó por Hillary Clinton.

Algunos datos sobre Sánchez Millán, el mayor de los dos presuntos atacantes, fueron difundidos: originario de Guatemala, el joven cruzó en 2016 el Río Grande, que separa la frontera de México con Texas, donde fue detenido por la patrulla fronteriza. Después de unos días obtuvo la autorización para reunirse con su padre, que residía en Maryland, a la espera de comparecer antes un juez de migración. Dicha audiencia aún no ha sido fijada y se encuentra atascada en los tribunales: más de medio millón de expedientes de inmigración estarían en espera en Estados Unidos, donde viven 11 millones de indocumentados.

Xenofobia y distorsión

De manera inesperada, la violación de Rockville reactivó el debate nacional sobre la inmigración, sazonado con una cantidad de comentarios xenófobos en las redes sociales. ¿Cómo residentes ilegales que no hablan inglés pueden estar en una escuela pública, en contacto con alumnos mucho más jóvenes que ellos?, se preguntaron republicanos electos.

Fox News, la cadena de televisión preferida de los conservadores, dedicó una larga cobertura al asunto y describió la violación con todo detalle, haciendo una relación con las llamadas ciudades “santuario”, cuyas autoridades buscan proteger a los habitantes que carecen de documentos.

El asunto realmente tomó una dimensión nacional el martes, cuando el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, se explayó sobre el crimen calificándolo de “chocante, preocupante, horrible”. “Estas tragedias explican especialmente por qué el presidente considera tan importante la lucha contra la inmigración ilegal“, afirmó.

Rockville debería “revisar su política”, agregó aludiendo a la ley de Maryland según la cual todos los jóvenes de 5 a 21 años tienen derecho a la enseñanza pública, sin importar su estatus ilegal.

El gobierno fue acusado de realizar una maniobra de distorsión política alrededor de José Montaño, que sería originario de El Salvador, y de Henry Sánchez Millán, y según su abogado pueden declararse no culpables.

Donald Trump hace con frecuencia una relación entre la inmigración y el aumento de la criminalidad en Estados Unidos, aunque no hay ningún estudio serio que pruebe este vínculo.

Desde su discurso del 16 de junio de 2015, cuando anunció que se lanzaba a la campaña presidencial, Trump estigmatizó a los “violadores” enviados por México, y reiteró sus ataques contra los inmigrantes latinos, a los que calificó de “bad hombres“.

La polémica se agravó cuando el gobernador republicano de Maryland pidió a las autoridades del condado de Montgomery “cooperar plenamente” con la investigación.

“Totalmente indecente”

Jack Smith, superintendente de las escuelas públicas del condado, estimó “completamente indecente sugerir que nos neguemos a ofrecer educación a un joven de 14, 16 o 18 años como consecuencia del trágico evento” de Rockville.

Defendió asimismo inscribir estudiantes de 17 o 18 años en tercer grado si así lo requiere su nivel de escolarización.

La secretaria de Educación, Betsy DeVos, intentó calmar el asunto trasladándose el jueves a una escuela de Maryland. Controvertida por promover la privatización de la enseñanza, DeVos fue recibida por manifestantes.

En una coincidencia de calendario, la oficina de estadísticas judiciales publicó este jueves un balance del periodo 2013-2014.

“Estas estadísticas revelan claramente que los delitos relacionados con la inmigración a lo largo de la frontera de Estados Unidos con México se llevan gran parte de los recursos de las fuerzas del orden federales y que debemos aplicar las leyes migratorias de forma consistente para prevenir futuros delitos”, comentó Sarah Isgur Flores, portavoz del Departamento de Justicia.

Fracasan las negociaciones para tumbar el Obamacare

Foto: KEVIN LAMARQUE
Reuters

La Cámara de Representantes de Estados Unidos -la Cámara baja del país- ha pospuesto la votación sobre el sistema sanitario de Barack Obama (conocido como Obamacare) después de que el presidente, Donald Trump, no lograra hoy llegar a un acuerdo con el grupo más conservador de la cámara para enmendar el proyecto de ley de reemplazo de la actual normativa sanitaria, informan varios medios.

El Freedom Caucus, un grupo de alrededor de 30 legisladores del ala más conservadora del Partido Republicano, se reunió hoy con el mandatario para lograr limar asperezas sobre el contenido de la ley. Pero,a la salida del encuentro en la Casa Blanca, sus miembros, que piensan votar en bloque, confirmaron que no hay acuerdo, lo que casi garantizaría el tropiezo del plan sanitario de Trump en su primera prueba de fuego en el Legislativo.

“No se acordó nada nuevo”, dijo el representante Paul Gosar, quien aseguró que el grupo “volverá a reunirse y considerará” sus opciones. Por su parte, el presidente del Freedom Caucus, Mark Meadows, declaró a los periodistas en el Capitolio que “no hay suficientes votos” para aprobar el proyecto de ley.

Con los demócratas unidos en el objetivo de impedir la derogación de Obamacare, si al menos 22 republicanos votan en contra del proyecto de ley que apoya Trump asestarán al presidente su primera gran derrota legislativa, y hoy la cifra de detractores superaba la veintena, según los cálculos de medios y fuentes legislativas. En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, insistió hoy en que el número de congresistas a favor de la ley continúa creciendo, y que la reunión de Trump con los miembros del Freedom Caucus fue “un paso positivo” hacia el objetivo de lograr su aprobación.

Spicer sostuvo, además, que nada le lleva a creer que el voto en la Cámara de Representantes se vaya a cancelar y aseguró que el proyecto “se va a aprobar”. Sin embargo, algunos congresistas republicanos apuntaron hoy a esa posibilidad tras diversas reuniones mantenidas en le Capitolio.

La propuesta del liderazgo republicano pretende recortar la expansión del programa de ayuda para las personas con bajos recursos, así como poner fin al mandato individual de adquirir un seguro impuesto por la ley actual. Sin embargo, conserva algunas disposiciones como la cobertura de “beneficios esenciales” o la obligatoriedad de ofrecer seguro a las personas que han sufrido enfermedades en el pasado.

El espionaje hacia Trump pudo ocurrir por accidente

Foto: KEVIN LAMARQUE
Reuters

Las comunicaciones privadas entre Donald Trump y su equipo de transición presidencial pudieron haber sido captadas por funcionarios estadounidenses de inteligencia que monitoreaban otros objetivos y distribuidas de manera indebida entre las agencias de espionaje, dijo el miércoles el presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

Estas declaraciones fueron consideradas como una extraordinaria revelación pública de información que suele ser confidencial, y que causó una rápida protesta por parte de los demócratas.

Los comentarios del representante republicano en el Senado, Devin Nunes, provocaron que el demócrata de mayor rango en la comisión, Adam Schiff, renovara los llamados de su partido para que se realice una investigación independiente a los nexos de la campaña de Trump con Rusia, además de la indagatoria que realiza el panel encabezado por republicanos.

En conferencias consecutivas en el Capitolio y la Casa Blanca, en donde informó en privado al presidente, Nunes dijo que estaba preocupado por el manejo de las comunicaciones por parte de las autoridades en los últimos días del gobierno de Barack Obama.

Dijo que la vigilancia se realizó legalmente y no parece estar relacionada con la actual investigación del FBI sobre los contactos entre allegados de Trump con Rusia, o con la presencia de alguna orden penal. Y las revelaciones, afirmó, no cambian en lo absoluto su evaluación de que fueron falsas las incendiarias declaraciones de Trump de que se intervinieron los teléfonos en la Torre Trump.

Sin embargo, la Casa Blanca aprovechó de inmediato las declaraciones, en lo que pareció ser un despliegue público coordinado.

La representante demócrata de California, Jackie Speier, dijo que la revelación de Nunes podría ser un “arma de distracción masiva” a la luz de las acusaciones de coordinación entre los rusos y el equipo de campaña de Trump durante el periodo electoral de 2016 en contra de la demócrata Hillary Clinton.

“Esto podría ser demasiado teatro”, dijo Speier, quien también forma parte de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

Trump dijo que “de alguna manera” se sentía reivindicado por las revelaciones republicanas. “Agradezco mucho el hecho de que encontraran lo que encontraron”, declaró.

TOP