Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Uhuru Kenyatta, reelegido presidente de Kenia pese al rechazo de la oposición

Foto: Thomas Mukoya
Reuters

El presidente keniano, Uhuru Kenyatta, ha sido reelegido para un segundo mandato de cinco años al obtener el 54,27% de los votos en los comicios celebrados el martes. La oposición, liderada por el veterano político Raila Odinga, no reconoce los resultados y denuncia un fraude masivo en el proceso.

En un mensaje a la nación, Kenyatta tendió la mano a Odinga y a la oposición: “Debemos trabajar juntos, debemos hacer equipo, crecer juntos, hacer crecer juntos a este país”, expresó.

El presidente reelecto también lanzó un mensaje de paz, en un intento para bajar las tensiones, marcadas por protestas de calle que ha sido duramente reprimidas por las fuerzas de seguridad. “No hay ninguna necesidad de violencia”, dijo.

Después de que se anunciaran los resultados electorales, estallaron los disturbios en Kibera, un feudo de la oposición en Nairobi, donde se produjeron escenas de saqueo según un periodista de la AFP. En la localidad de Kisumu (oeste), la policía efectuó disparos para intentar dispersar a los manifestantes.

Al mismo tiempo, en las ciudades de Nakuru, Eldoret y Nyeri, miles de personas cantaban y bailaban en las calles para festejar la victoria de Kenyatta.

Diez años después de los peores altercados violentos poselectorales registrados en el país, que dejaron 1.100 muertos, la victoria de Kenyatta hace temer un fuerte resentimiento en el bando de los partidarios de Odinga y posibles disturbios.

En este contexto tenso, las próximas declaraciones de Raila Odinga serán determinantes, mientras que sus simpatizantes ya protagonizaron enfrentamientos esporádicos el miércoles contra la policía, fuertemente armada.

Poco antes de que Kenyatta fuera proclamado vencedor, James Orengo, uno de los principales líderes de la oposición, calificó las elecciones de “payasada” y “desastre”, tras haber acusado a la Comisión Electoral de no haber escuchado sus quejas sobre el proceso de recuento.

– Pirateo informático –

Los resultados provisionales publicados desde el martes por la noche por la Comisión Electoral daban a Kenyatta una holgada ventaja, con más del 50% de los votos, aunque la IEBC necesitó tres días para compilar y verificar los resultados definitivos.

Tres días en los que la oposición denunció un pirateo informático -negado por la IEBC-, afirmando que había habido colegios electorales ilegales y exigiendo que Raila Odinga fuese declarado ganador.

Sin embargo, la oposición adoptó un tono conciliador el viernes por la tarde después de que la comunidad internacional emitiese varios llamados a la calma y a la prudencia, y aseguró que aceptaría los resultados siempre y cuando pudiera tener acceso a los datos de los servidores informáticos de la IEBC.

La óptima celebración de las elecciones, el martes, fue elogiada por la comunidad internacional.

Pero al día siguiente de los comicios, los enfrentamientos entre los partidarios de la oposición y los policías estallaron en Kisumu y en varios suburbios de Nairobi, bastiones de la oposición donde suelen producirse este tipo de altercados poselectorales.

Al menos seis personas perdieron la vida ese día, en el suburbio de Mathare y en el ataque a un colegio electoral en el este del país.

– Rivalidad dinástica –

Las acusaciones de fraude han agravado además una rivalidad dinástica de medio siglo entre las familias Kenyatta y Odinga.

Estas elecciones fueron declaradas como el enfrentamiento final entre dos hombres, cuyos padres, Jomo Kenyatta y Jeramogi Odinga, fueron aliados en la lucha por la independencia, pero más tarde se convirtieron en férreos rivales dando paso a décadas de rencor político.

Odinga libraba además la que es seguramente su última gran batalla política, tras haberse presentado en cuatro ocasiones a las presidenciales, y haber rechazado tanto en 2007 como en 2013 los resultados.

En 2007, ya rechazó la reelección de Mwai Kibaki en unos comicios empañados por numerosos fraudes, según los observadores. En 2013, tampoco aceptó su derrota y recurrió a la justicia, en vano.

Odinga, miembro de la comunidad luo, del oeste del país, se presentaba de nuevo como el garante de una repartición igualitaria de la riqueza de la economía más dinámica de África del Este.

Por su parte, Kenyatta, procedente de la élite económica kikuyu, la etnia más numerosa de Kenia, defendió el desarrollo económico del país y la nueva línea ferroviaria entre Nairobi y Mombasa.

Continúa leyendo: Las protestas postelectorales en Kenia dejan al menos 24 muertos

Las protestas postelectorales en Kenia dejan al menos 24 muertos

Foto: Thomas Mukoya
Reuters

Al menos 24 personas han muerto por disparos de la policía en las protestas postelectorales que se registran desde anoche en diferente zonas de Kenia. Así lo ha confirmado la organización humanitaria Comisión Nacional para los Derechos Humanos de Kenia (KNCHR). Entre las víctimas mortales hay dos  menores. En un principio, el balance era de cuatro personas muertas, pero según ha ido avanzando la jornada la cifra ha ido creciendo y no se descarta que en las próximas horas el número de muertos ascienda notablemente. Las protestas en contra de la reelección del presidente Uhuru Kenyatta continúan este sábado en Kenia tras una noche de violentos enfrentamientos entre manifestantes y la Policía, que ha disparado contra ellos munición real y gases lacrimógenos.

Del total de víctimas, 17 han muerto en suburbios de Nairobi, que desde anoche viven una gran tensión por enfrentamientos entre la Policía y seguidores de la oposición, que no acepta la victoria electoral del presidente.

Las protestas continúan en estos momentos en diferentes puntos del país. En Kisumu la Policía ha cortado el acceso al centro de la ciudad y en el suburbio de Kibera, en la capital, las fuerzas de seguridad lanzan gases lacrimógenos contra manifestantes y periodistas, a quienes impiden acercarse a las protestas.

Las protestas postelectorales en Kenia dejan al menos dos muertos 2
Partidarios del líder opositor Raila Odinga, lanzan piedras en Mathare, Nairobi | Foto: Thomas Mukoya / Reuters

La situación es especialmente tensa en Kibera, donde un periodista de la televisión local KTN fue arrestado esta mañana tras informar de que la policía lanza gases lacrimógenos contra los medios para que no accedan a los puntos de protestas. Médicos sin Fronteras ha informado a través de su cuenta de Twitter que han atendido a 19 heridos desde la pasada noche en el barrio de Mathare.

La noche ha sido especialmente tensa en las localidades de Kisumu, Migori y Siaya, y también en diferentes suburbios de la capital como Kibera, Mathare, Kawangware y Dandora, Luckysummer y Babadogo, según han relatado a EFE varios testigos. Desde el mismo instante del anuncio de la victoria electoral de Kenyatta, que se produjo podo después de las 22.00 hora local (19.00 GMT), los incidentes han sido constantes.

En contraste con esta situación, miles de personas celebraban la victoria de Kenyatta en Nakuru, Eldoret, Nyeri, y en diferentes zonas de Nairobi.

Human Rights Watch ha exigido este sábado a las fuerzas de seguridad de Kenia “moderación” ante las protestas. “Es importante que las fuerzas de seguridad trabajen para apaciguar, no para aumentar la violencia”, ha afirmado el investigador de esta organización, Otsieno Namwaya.

Las protestas postelectorales en Kenia dejan al menos cuatro muertos
Partidarios del líder opositor Raila Odinga, lanzan gas en Mathare, Nairobi | Foto: Thomas Mukoya / Reuters

Continúa leyendo: Al menos dos muertos en las protestas postelectorales en Kenia

Al menos dos muertos en las protestas postelectorales en Kenia

Foto: CARL DE SOUZA
AFP

Al menos dos manifestantes han muerto tras recibir disparos policiales este miércoles en Nairobi, Kenia, en el marco de las protestas desatadas tras las denuncias opositoras sobre fraude en las elecciones del martes, informan fuentes policiales citadas por AFP. Los fallecidos “integraban un grupo de manifestantes y la policía fue enviada para restaurar el orden. Nos informan de que muchos eran ladrones que aprovechaban la situación (…) dos de ellos fueron abatidos”, ha dicho a AFP una fuente que ha requerido el anonimato.

Otro responsable policial, también bajo condición de anonimato, ha confirmado la información. “Hemos visto otra víctima en Mathare después que una persona hubiera sido abatida. Ahora hay dos (personas) que murieron en este enfrentamiento”, ha dicho. Un fotógrafo de la agencia ha visto un cadáver con un impacto de bala en la cabeza. Varios testigos interrogados por la agencia en el lugar de los hechos han confirmado que el joven había sido abatido por la policía.

Un vehículo policial llegó al lugar para retirar el cadáver, lo que ha motivado reacciones de cólera entre la multitud. La policía ha empleado gases lacrimógenos y un comandante de policía ha disparado al aire, según el citado fotógrafo.

Este incidentes es el más grave de la jornada, marcada por enfrentamientos puntuales en varios bastiones del candidato opositor, Raila Odinga, quien rechaza los resultados provisionales de la elección presidencial de la víspera, según los cuales resultó vencedor el mandatario saliente, Uhuru Kenyatta.

Continúa leyendo: La oposición rechaza los resultados parciales de las elecciones en Kenia

La oposición rechaza los resultados parciales de las elecciones en Kenia

Foto: Siegfried Modola
Reuters

El presidente saliente Uhuru Kenyatta encabeza con amplia ventaja las elecciones en Kenia frente a su rival opositor Raila Odinga según resultados parciales. No obstante, la oposición ha rechazado estos números.

Sobre 9,8 millones de votos contabilizados por la Comisión Electoral (IEBC) -es decir la mitad de los 19,6 millones de electores habilitados- el presidente Kenyatta, en el poder desde 2013, recibió 55,21% de los votos contra 44% para Odinga, imponiéndose por una ventaja de 1,1 millones de sufragios.

El senador James Orengo de la opositora Super Alianza Nacional ha dicho que los resultados anunciados carecen de validez por no estar respaldados por los documentos correspondientes de la Comisión Electoral.

Minutos más tarde, el propio Raila Odinga denunció ante la prensa los “resultados ficticios” anunciados por la Comisión Electoral.

“El sistema ha fracasado. Rechazamos los resultados que se han publicado hasta el momento”, agregó.

Para ganar en primera vuelta, un candidato debe obtener la mayoría absoluta y más de 25% de los votos en al menos 24 de los 47 condados del país.

Continúa leyendo: Conservacionistas monitorizan a los elefantes para asegurar los 'corredores' en Kenia

Conservacionistas monitorizan a los elefantes para asegurar los 'corredores' en Kenia

Foto: Thomas Mukoya

Científicos en Kenia están utilizando, como parte del programa de conservación de los elefantes, radio collares para hacer un seguimiento de los ‘corredores’ que utilizan entre los parques nacionales y que ha permitido duplicar el número de ejemplares en los últimos 35 años. “El propósito de estos collares es aportar información de sus movimientos a través de los parques”, explica Steve Jumbe, jefe de programas para la conservación en África Oriental del Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW, por sus siglas en inglés) a la agencia Reuters, en declaraciones a Reuters. “Esos movimientos definirán los corredores más críticos y las áreas de dispersión que utilizan los elefantes, así podemos asegurar esa áreas”.

“Los conservacionistas usaron una combinación de helicópteros, coches todo terrenos y a los los miembros mayores de la tribu de los Masai, para llevar a los elefantes a través de la sabana. En total se han colocado 14 collares a otros tantos elefantes en los últimos días. El Servicio Vida Salvaje de Kenia informa de que el número de elefantes se había reducido desde 32.000 hasta los 16.000 en 1989, año en el que los organismos conservacionistas mundiales prohibieron la venta de marfil procedente de elefantes de África. El Servicio para la Vida Salvaje de Kenya se fundó un año después. Pero los elefantes siguen estando amenazados por la caza furtiva y la pérdida de su hábitat.

TOP