Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Un antiguo socio de Iglesias le acusa de fundar Podemos con dinero de Venezuela e Irán

Foto: David Mercado
Reuters

Enrique Riobóo, propietario del ‘Canal 33’, donde se emitía el programa televisivo ‘La Tuerka’ de Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, ha acusado este lunes en el Senado al secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, de fundar el partido gracias a importantes sumas de dinero que le llegaron a través de Venezuela e Irán.

Riobóo ha remarcado que Iglesias y Monedero acudieron a la campaña de las elecciones europeas de 2014 “con los bolsillos dopados de dinero de Venezuela y de los iraníes“. Las declaraciones se han producido en el marco de una sesión dedicada a Podemos en la comisión de investigación del Senado sobre la financiación de los partidos.

“Creo que los cinco europarlamentarios no serían posibles sin el dinero personal recibido del extranjero por Monedero e Iglesias”, ha señalado Rioboo, que además ha señalado que durante su relación laboral con Iglesias y Monedero nunca le llegaron a explicar la contrapartida a esa financiación extranjera. “¿Para qué esos dos regímenes financian a dos profesores universitarios? Esa es la pregunta que nunca han querido contestar”, ha sentenciado.

Riobóo ha explicado que durante 2012 Monedero realizó varios viajes a Venezuela para obtener financiación con el fin de realizar “comunicación política en España”, pero que tras la muerte de Hugo Chavez, las relaciones con su sucesor, Nicolás Maduro, se enfriaron las financiaciones.

El cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero ha asegurado que la comisión del Senado que investiga la financiación de los partidos políticos con “un único partido” le “recuerda a las Cortes franquistas”. Así lo ha dicho a la prensa antes de comparecer ante la comisión.

Durante casi una hora, Monedero ha respondido a las cuestiones que le planteaba el portavoz del PP, Luis Aznar. Monedero ha recordado que los tribunales han archivado todas las denuncias contra Podemos por financiación irregular, y ha acusado al PP de ser “un partido que ha metido mucho miedo en España“.

Por su parte, el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha recordado tras la reunión del Comité de Dirección de su partido que “Iglesias cobraba y pagaba en B”.

Continúa leyendo: Los liberales rompen las negociaciones para formar una coalición con Merkel

Los liberales rompen las negociaciones para formar una coalición con Merkel

Foto: HANNIBAL HANSCHKE
Reuters

Las negociaciones de la canciller alemana, Angela Merkel, con el partido liberal y con los verdes para formar un nuevo gobierno en Alemania tras las elecciones legislativas han fracasado este domingo tras la retirada de los liberales después de más de un mes de conversaciones.

“Es preferible no gobernar que gobernar mal”, dijo a la prensa el presidente de los liberales del FDP, Christian Linder, según informa AFP. Considera que no hay “bastantes posiciones comunes ni confianza mutua” para poder formar un gobierno de coalición.

Las conversaciones buscaban llegar a un acuerdo previo que permitiera formar un gobierno de coalición a la Unión Cristianodemócrata (CDU), la Unión Cristianosocial (CSU), el partido liberal FDP y los Verdes.

Por su parte, Merkel ha lamentado el fracaso de las negociaciones y se ha comprometido a seguir actuando “con responsabilidad”. “Asumiremos la responsabilidad por nuestro país también en horas difíciles y seguiremos negociando con mucha responsabilidad porque la gente en Alemania mayoritariamente deseaba hoy que nos encontráramos”, ha dicho.

Los liberales dieron por concluidas las negociaciones poco antes de la media noche debido a que no había acuerdo en temas como las políticas de inmigración o de protección del medioambiente.

Merkel está convencida de que se podría haber llegado a algún acuerdo con los liberales y los verdes para resolver sus diferencias en cuanto a las políticas de inmigración. Además, considera que se había avanzado mucho respecto a otros temas como la política medioambiental o el crecimiento económico.

Tras las elecciones del 24 de septiembre, esta alianza era la única manera para Merkel de obtener la mayoría absoluta en el parlamento después de que el Partido Socialdemócrata (SPD) rechazara volver a formar una coalición con su partido. Por tanto, el fracaso de estas conversaciones puede llevar a convocar nuevas elecciones a principios de 2018.

Continúa leyendo: Adjudicada por 500.000 euros una hoja de oro de la corona de Napoleón

Adjudicada por 500.000 euros una hoja de oro de la corona de Napoleón

Foto: PHILIPPE WOJAZER
Reuters

Una hoja de laurel de oro procedente de la corona que llevó Napoleón en su entronización como emperador en 1804 fue adjudicada este domingo por 500.000 euros en Fontainebleau, en las afueras de París, informó la casa de subastas Osenat.

La hoja, de 9,2 centímetros de largo y apenas 10 gramos de peso, nunca fue llevada por el mandatario, porque, a petición suya, se retiró de esa corona de estilo romano en una de las pruebas previas a la ceremonia.

“Su majestad me ha felicitado, pero el peso de los laureles le molestaba un poco”, habría dicho posteriormente el orfebre, Martin Guillaume Biennais.

Biennais tenía seis hijas y les dio una a cada una: “Guardadlas y que vuestros hijos las guarden después de vosotras”, les señaló al ofrecérselas como regalo. Las otras cinco, no obstante, no han sido conservadas.

Cuando el rey Luis XVIII recuperó el trono ordenó en 1819 destruir la corona, que fue fundida y convertida en un lingote de oro, por lo que la casa Osenat destaca que esta hoja forma parte de la historia de Francia.

La otra única hoja superviviente de esa joya, que se conserva en el museo de Fontainebleau, fue una que Napoleón le regaló al pintor Jean-Baptiste Isabey. Cuando el artista le colocó la corona para hacerle un retrato, se desprendió una de las hojas y el soberano decidió regalársela como recuerdo de su “torpeza”, informa EFE.

Continúa leyendo: Mugabe se niega a dimitir y pide que Zimbabue vuelva a la normalidad

Mugabe se niega a dimitir y pide que Zimbabue vuelva a la normalidad

Foto: Stringer
Reuters/File

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, no ha dimitido este domingo como se esperaba, y durante un mensaje televisado al país ha insistido en “la necesidad de llevar a cabo acciones para devolver” al país “a la normalidad”. El anuncio se produce apenas unas horas después de que su partido, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANUPF), haya decidido expulsarlo como líder de la formación y de que el vacío lo haya ocupado, de manera provisional, el exvicepresidente y antiguo ‘número dos’ de la formación, Emmerson Mnangagwa. El partido también ha expulsado de sus filas a la primera dama, Grace Mugabe.

Mugabe, acompañado por los altos mandos del Ejército, ha reclamado que el país no se “deje llevar por la amargura” y ha asegurado que “tiene en cuenta” todas las quejas formuladas por diferentes estratos de la sociedad y por su propio partido, que hoy lo destituyó como número uno y lo emplazó hasta mañana a mediodía para dimitir.

El Comité Central de la ZANU-PF había decidido este domingo dar un ultimátum al presidente del país,  para que dimitiera antes de mañana o le sometería a una moción de censura en el Parlamento.

Desde el alzamiento militar del martes, Mugabe ha estado bajo arresto domiciliario y se ha reunido en dos ocasiones con los militares para negociar una salida que finalmente no se ha producido. A este respecto, el presidente ha indicado que el alzamiento militar “nunca ha representado una amenaza contra nuestro orden constitucional ni contra mi autoridad como jefe de Estado, ni siquiera como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas”.

Mugabe, de 93 años, ha recomendado que se resuelvan los conflictos generacionales en el seno de la formación gobernante, la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANU-PF) uniendo a los miembros más veteranos, que a su vez deben aceptar nuevas reglas.

Aunque las calles de las principales ciudades del país se han llenado de gente pidiendo la salida del poder de Mugabe que ejerce desde 1980, el gobernante les ha instado a “resolver nuestras diferencia con dignidad y disciplina” al considerar que los zimbabuenses son “un pueblo predispuesto a la paz”, informa EFE.

También ha reconocido que la economía nacional “está pasando por un bache” desde la hiperinflación de 2008 que provocó que Zimbabue perdiera su propia moneda, y anunció que inauguraba “una nueva de cultura de paz” con el “compromiso de darle la vuelta” a esta situación. Sin embargo, ha culpado del mal momento económico a las rencillas internas en el seno del partido y del Gobierno: “Los dardos públicos entre altos funcionarios” han suscitado unas críticas “de las que no se puede escapar”.

Asimismo, ha reconocido el papel de los veteranos de guerra, que también le han retirado su apoyo pese a estar considerados entre sus tradicionales apoyos, y ha indicado que “deben volver a tomar un papel central” en el país.

Continúa leyendo: El partido de Mugabe le da un ultimátum para que dimita o hará una moción de censura

El partido de Mugabe le da un ultimátum para que dimita o hará una moción de censura

Foto: PHILIMON BULAWAYO
Reuters

El Comité Central de la Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (ZANUPF), ha decidido este domingo  dar un ultimátum al presidente del país, Robert Mugabepara que dimita antes de mañana o le someterá a una moción de censura en el Parlamento. Previamente el partido había informado de su expulsión como líder de la formación y de que el vacío lo ocupaba, de manera provisional, el exvicepresidente y antiguo ‘número dos’ de la formación, Emmerson Mnangagwa. El ZANU-PF se ha reunido en su sede para tomar la decisión mientras los militares mantienen el control de Zimbabue, y a la espera de que Mugabe se reúna por segunda vez con los mandos del Ejército para negociar su salida.

La ZANU-PF acaba así con el liderazgo de su cofundador, que ha gobernado el país durante los últimos 37 años.

La sección juvenil del ZANU-PF ya había reclamado a primera hora de este domingo la dimisión del veterano mandatario, de 93 años, y la expulsión de la formación de la primera dama, Grace Mugabe. Los veteranos de la guerra de independencia de Zimbabue también pidieron este domingo la dimisión de Mugabe. “Debería renunciar (…) Si no lo hace, ejército debe terminar hoy  con él”, dijo el jefe de la poderosa asociación de  veteranos de guerra, Chris Mutsvangwa.

Antes de que los soldados detuvieran a su líder, Kudzai Chipanga, las juventudes de la ZANU-PF fueron uno de los principales apoyos de las ambiciones de Grace Mugabe de suceder a su marido en el poder, que desencadenaron la intervención militar del martes tras la destitución del vicepresidente Emmerson Mnangagwa.

Mugabe, expulsado del partido del Gobierno de Zimbabue
Delegados del ZANU-PF celebran la decisión del comité de expulsar a Mugabe como líder del partido. | Foto: Philimon Bulawayo/Reuters

De hecho, Chipanga, que aseguró que no permitiría “interferencias militares” un día antes del levantamiento, aunque se disculpó públicamente cuando los militares ya controlaban de facto el país, es uno de los seis miembros que este domingo las juventudes han decidido expulsar.

A este respecto, el portavoz de la organización juvenil, Yeukai Simbanegavi, también ha reclamado que se anulen todas las expulsiones llevadas a cabo desde 2014. Asimismo, los jóvenes de la ZANU-PF pidieron la vuelta de Mnangagwa y su restitución en los cargos de vicepresidente del país y “número dos” del partido, y celebraron la entrada en escena del Ejército para “erradicar a los criminales” del entorno de Mugabe, explicación a la que se aferran los militares para evitar hablar de golpe de Estado.

Por último, las juventudes solicitaron “medidas disciplinarias severas” contra los ministros afines a las ambiciones de poder de Grace Mugabe, entre los que se encuentran los titulares de Educación, de Finanzas y de Gobierno Local, Desarrollo Rural y Vivienda, detenidos por los militares en los últimos días.

La sección juvenil de la ZANU-PF es la última organización que da la espalda a Mugabe -en el poder desde 1980- y a la primera dama, uniéndose hoy a los comités provinciales, los veteranos de guerra e incluso a algunos ministros del actual Gobierno.

TOP