Hola, ¿qué estás buscando?

de resultados

No se ha encontrado ningún resultado

Ver más

Un anuncio de Audi en China compara a las mujeres con coches de segunda mano

Foto: Zheyang SooHoo
Reuters/File

El nuevo anuncio que el fabricante alemán de automóviles Audi ha lanzado en China, donde compara a las mujeres con coches de segunda mano que han de revisarse minuciosamente, está generando una gran polémica en las redes sociales del país. En la imagen publicitaria se ve en pleno altar y frente a un sacerdote, a una suegra con cara de reprobación que se dirige a una novia con velo, le tira de la nariz, inspecciona detrás de sus orejas y le mira los dientes como si fuera un caballo para finalmente dar su aprobación ante la pareja, que suspira aliviada, informa EFE.

El ofensivo anuncio se ha transmitido a través de internet y en varias salas de cine y arranca con la irrupción de la suegra, mientras los novios dicen sus votos en el altar, para inspeccionar la “mercancía”: la mujer que su hijo ha elegido para casarse.

Tras el aprobado inicial que hace a todos respirar tranquilos, los ojos de la suegra se ensanchan de sorpresa mientras se enfoca a los pechos de la novia. La imagen se corta y aparece un Audi rojo con una voz que dice una certera pero desafortunada frase: “una decisión importante debe hacerse con cuidado”. Y, a continuación, aparece la dirección de la página web de ventas de coches de segunda mano de la compañía alemana.

Como era de esperar, el promocional ha sido fuertemente criticado en el país asiático y calificado por algunos internautas como “repugnante” y “basura machista”, mientras que otros han animado al boicot a la compañía y le han exigido que pida disculpas.

Según publica el diario independiente South China Morning Post, un portavoz de Audi ha explicado que el asunto está siendo investigado y que el marketing de la compañía en China es responsabilidad de su socio local.

Continúa leyendo: La Audiencia Nacional da luz verde a la extradición de 121 chinos acusados de estafa a compatriotas

La Audiencia Nacional da luz verde a la extradición de 121 chinos acusados de estafa a compatriotas

Foto: JASON LEE
Reuters

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha concedido la extradición a China de 121 ciudadanos chinos detenidos en 2016 en la ‘Operación Wall‘ por estafar a compatriotas a los que llamaban por Internet desde España y, mediante, engaños, les sustraían sus depósitos bancarios.

El auto afecta a 121 de las 269 personas que fueron detenidas en la citada operación policial y establece que procede las entregas reclamadas por China porque se cumplen los requisitos del Tratado de Extradición, de “doble incriminación y mínimo punitivo”, así como los requisitos documentales exigidos, según el escrito hecho público por la Audiencia.

Los hechos se remontan a diciembre de 2016, cuando la Interpol informó a la Audiencia Nacional de la presencia en España de ciudadanos chinos reclamados por las autoridades de su país, por formar parte de una organización criminal dedicada a estafar desde España a compatriotas residente en China mediante llamadas telefónicas en las que les aseguraban que estaban implicados en varios delitos y les pedían dinero a cambio de arreglar su situación.

En la vista de extradición, el abogado de los 121 chinos ha solicitado que se paralizaran las extradiciones alegando, por un lado, que sus clientes tienen nacionalidad taiwanesa y, por otro, que China no respetará sus derechos ni celebrará un proceso con todas las garantías. La Sala ha rechazado todos los argumentos de la defensa y ha recordado que Taiwán es parte de China.

En relación con la falta de garantías en China, la Sala se basa en la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y del Tribunal Constitucional para concluir que es preciso aportar motivos precisos y concretos que acrediten las posibles vulneraciones.

El auto de la Sala no es firme porque se puede presentar un recurso de súplica ante el Pleno de la misma Sala.

Continúa leyendo: Putin y Trump hablan por teléfono sobre el programa nuclear de Corea del Norte

Putin y Trump hablan por teléfono sobre el programa nuclear de Corea del Norte

Foto: Alexei Nikolsky
Sputnik via AP

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha hablado por teléfono con su homólogo estadounidense, Donald Trump, sobre el programa nuclear de Corea del Norte, ha anunciado el Kremlin el viernes.

Los dos dirigentes han abordado “la situación en varias zonas de crisis, centrándose en una solución para el problema nuclear en la península coreana“, ha explicado el gobierno ruso en un comunicado citado por AFP.

Durante su rueda de prensa de final de año, Putin ha celebrado “la toma de consciencia” de Estados Unidos sobre el tema norcoreano. Esta semana el Kremlin ha aplaudido el cambio de tono “constructivo” de Estados Unidos respecto a Corea del Norte, después de que Washington se mostrara dispuesto a entablar conversaciones sin condiciones previas con Pyongyang.

Estados Unidos se ha mostrado dispuesto a iniciar conversaciones con Corea del Norte “sin condiciones previas”, aunque sigue determinado a obtener de cualquier manera, incluida la opción militar, que el régimen norcoreano renuncie al arma nuclear.

Con este anuncio, comunicado el martes por el jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, Washington parece flexibilizar su posición ante Pyongyang después de que el presidente Donald Trump amenazara en los últimos meses con “destruir totalmente” Corea del Norte en caso de ataque del régimen de Kim Jong-Un.

Rusia, al igual que China, aboga por dialogar con Corea del Norte siguiendo una hoja de ruta definida por ambas potencias.

Continúa leyendo: China recopila datos biológicos de todos los residentes de entre 12 a 65 años en Xinjiang

China recopila datos biológicos de todos los residentes de entre 12 a 65 años en Xinjiang

Foto: Bobby Yip
Reuters/Archivo

Las autoridades chinas están recopilando datos biológicos como ADN, el iris de los ojos, muestras de sangre o huellas digitales a millones de personas que residen en la región china de Xinjiang, al noroeste del país, lo que supone una “grave” violación del derecho internacional, según ha denunciado Human Rights Watch (HRW).

Este programa gubernamental se presenta bajo un mecanismo de salud gratuito, pero los ciudadanos no son informados sobre la intención de recolectar, almacenar y usar estos datos tan personales, ha alertado HRW en un comunicado.

En concreto, se han realizado un escáner de iris, muestras de ADN y pruebas de sangre a todos los residentes de entre 12 y 65 años de Xinjiang, hogar de 10 millones de uigures y otras minorías étnicas predominantemente musulmanas.

Esta recopilación “obligatoria y desproporcionada” de datos biométricos confidenciales plantea “serias” preocupaciones sobre los derechos humanos, ya que los datos podrían ser utilizados para la vigilancia de personas por etnia, religión u opinión. Todo esto “tiene un potencial particularmente abusivo, y apenas parece justificable como medida de seguridad”, ha aseverado la directora de HRW en China, Sophie Richardson.

Por otra parte, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lu Kang, ha tildado estas las acusaciones de “irresponsables” y ha pedido que “no se tomen en serio” las observaciones realizadas por la organización para los derechos humanos. “El pueblo de Xinjiang tiene una vida feliz y armoniosa, y eso es un hecho. Tal vez algunas personas fuera de China se niegan a reconocerlo“, ha respondido Lu a la prensa.

Esta medida no es la única que se aplica a la población de Xinjiang. Las autoridades regionales han impuesto restricciones generalizadas sobre los derechos humanos, incluida la libertad de religión, y desde 2016, han impuesto restricciones a los viajes al extranjero.

Aunque la recopilación de ADN por las autoridades se justifica como una herramienta de investigación, este programa recaba información de todas las personas, independientemente de su relación con alguna investigación criminal. Por eso, HRW ha denunciado que la coacción a personas para que aporten muestras de sangre sin consentimiento o justificación “puede violar la privacidad y a la dignidad”.

China recopila datos biológicos a todos los residentes de entre 12 a 65 años en Xinjiang 1
Ciudadanos uigures en la región de Xingjiang. | Foto: Thomas Peter/REUTERS

Las autoridades chinas pretenden mejorar, así, la toma de decisiones científicas que ayuden a promover la reducción de la pobreza y la “estabilidad social”, por ejemplo, a través de la detección de enfermedades graves.

Un ciudadano uigur, del oeste de Xinjiang, ha contado a HRW que su comité vecinal “había exigido que los habitantes de su barrio participaran en los exámenes físicos“. A su vez, ha explicado que negarse a realizar dichas pruebas se considera como un signo de “deslealtad política”.

En relación a estas medidas tomadas por el gobierno de Xi Jinping, HRW ha alertado de los esfuerzos de las autoridades para implantar nuevos sistemas tecnológicos para la vigilancia masiva, incluido el uso de las bases de datos o la biometría en todo el país asiático.

“Las autoridades chinas parecen pensar que pueden lograr ‘la estabilidad social‘ al colocar a la gente bajo el microscopio, pero estos programas abusivos tienen más probabilidades de empeorar la hostilidad hacia el Gobierno“, ha afirmado Richardson.

Continúa leyendo: Estados Unidos, Japón y la UE se alían contra China para combatir el comercio desleal

Estados Unidos, Japón y la UE se alían contra China para combatir el comercio desleal

Foto: Marcos Brindicci
Reuters

Estados Unidos, Japón y la Unión Europea han anunciado este martes una alianza para combatir, en la cumbre de la Organización Mundial de Comercio (OMC) celebrada en Buenos Aires, el comercio desleal. Aunque no han mencionado expresamente a ningún país, las tres potencias han explicado en un comunicado conjunto que lucharán contra las prácticas económicas, industriales, tecnológicas y comerciales que aplica China con el fin de ganar competitividad.

En una inusual muestra de cooperación internacional económica de Estados Unidos, su representante comercial, Robert Lighthizer, pactó con la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, y con el ministro de Economía de Japón, Hiroshige Seko“fortalecer” el compromiso por un comercio mundial “parejo”.

Washington quiere castigar a China por subsidios a su producción, incluida la de acero y aluminio, y por no respetar los derechos de propiedad intelectual. “Estuvimos acercándonos a China para decirles que realmente deben empezar a respetar las reglas de juego“, ha dicho Malmström a la prensa.

Esta declaración rechaza la excesiva actividad de sectores industriales clave que, además, consideran exacerbada por acciones “distorsivas” de los gobiernos. Entre esas acciones, se mencionaron el financiación gubernamental de la expansión de la capacidad productiva, subsidios en grandes mercados, empresas estatales y forzosas transferencias de tecnologías exigidas a las empresas que se instalan en esos países.

Varios ministros y técnicos están discutiendo normas y eventuales acuerdos sobre diversas áreas, entre ellas servicios, subsidios a la pesca, comercio electrónico, normas para pequeñas y medianas empresas y facilitación de inversiones. Sin embargo, los miembros de las delegaciones coinciden en que los avances serán modestos.

La fractura entre los países en la OMC es evidente. “Hay diferencias fundamentales entre los miembros de la OMC“, ha declarado el canciller de Chile, Heraldo Muñoz. Por otra parte, ha aprovechado para quejarse de que, por los reglamentos de la entidad, cinco de los seis países más ricos de mundo reciben determinadas ventajas que no reciben algunas economías en desarrollo. Aunque no las mencionó, sus palabras fueron dirigidas hacia China e India.

Finalmente, numerosos expertos y gobernantes han admitido que sin el apoyo de la mayor economía mundial, Estados Unidos, resulta difícil sacar a la OMC de su letargo.

TOP